Anatomía patológica y citología


Anatomía Patológica macroscópica de la piel


ANATOMÍA PATOLÓGICA MACROSCÓPICA DE LA PIEL

  • Estructura de la piel

Está formada por tres capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis:

  • Epidermis: es la más externa, formada por tejido epitelial y carece de vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas.

Está más engrosada en las manos y en las palmas de los pies.

  • Estrato córneo o calloso: las células epiteliales ascienden a la superficie empujadas por otras nuevas, que se forman en capas inferiores. A medida que ascienden van llenando todo el citoplasma hasta transformar las células y desprenderlas en forma de escamas.

  • Estrato basal o germinativo: en él se forman las células nuevas, que se van aplanando a medida que se acercan a la superficie, donde sustituirán a las células descamadas.

A este nivel se localizan los melanocitos, células que producen melanina.

  • Dermis: es una capa gruesa de tejido conjuntivo. Contiene vasos sanguíneos y linfáticos, terminaciones nerviosas, glándulas sebáceas y sudoríparas, y folículos pilosos.

  • Dermis papilar: presenta unos salientes, o papilas, que se corresponden con los de la epidermis. Tienen una disposición característica en cada persona.

  • Dermis reticular: más profunda que la anterior, contiene densas redes de colágeno.

  • Hipodermis: llamada también tejido celular subcutáneo, es la parte más profunda de la piel. Está formada por tejido conjuntivo adiposo, atravesado por bandas de colágeno y elementos vasculonerviosos cutáneos.

  • Lesiones fundamentales de la piel

Se clasifican en primarias, que son iniciales y características de la enfermedad, y secundarias, modificaciones de las primarias.

  • Lesiones primarias

  • Origen vascular:

    • Mácula eritematosa: mancha de color rojo ocasionada por una congestión local de los vasos de la dermis.

    • Mácula purpúrea: mancha debida a pequeñas hemorragias en la dermis, si estas manchas son puntiformes se denominan petequias, si son algo más extensas y de tamaño irregular se denominan equimosis y si son alargadas víbices.

    • Telangiestasias: finas arborizaciones vasculares visibles a través de la epidermis provocadas por dilataciones capilares denominadas “arañas vasculares”.

  • Origen en variación del pigmento melánico:

    • Hiperpigmentaciones: se produce por depósito excesivo de melanina. En este grupo se incluyen las pecas y los lunares planos.

    • Hipopigmentaciones: disminución de la melanina, como consecuencia se producen máculas blancas. Es característica del vitíligo.

  • Lesiones sólidas:

    • Pápula: lesión circunscrita y elevada sobre la superficie cutánea, de color variable y diámetro inferior a 1 cm.

    • Roncha o habón: lesión firme y ligeramente protuberante, de forma y tamaño variables, rodeada por edema y, a menudo, pruriginosa.

    • Nódulo: lesión protuberante y sólida de 1 a 2 cm de diámetro. Afecta a la dermis e hipodermis.

    • Tumor: masa sólida, no inflamatoria y protuberante. Tiene tendencia al crecimiento y es mayor que el nódulo.

  • Lesiones de contenido líquido:

    • Vesícula: es una elevación de la epidermis, de pared delgada, que contiene líquido trasparente, seroso o hemorrágico.

    • Ampolla: lesión semejante a la vesícula, pero de mayor tamaño (diámetro mayor de 0,5 cm).

    • Pústula: es semejante a la vesícula pero de color pardusco o amarillento. Se diferencia de ella por su contenido, que en la pústula es purulento.

    • Lesiones secundarias

    • Escama: fragmento de la epidermis que se desprende de la dermis en pequeñas láminas blanquecinas o grisáceas.

    • Costra: condensación solidificada a partir de suero, sangre o pus en la superficie de la piel. Es de consistencia, tamaño y color variables.

    • Fisura: hendidura lineal o grieta de la epidermis y de la dermis.

    • Erosión o excoriación: pérdida de sustancia que afecta a la epidermis, y cura sin dejar cicatriz. Se produce frecuentemente por el rascado.

    • Cicatriz: neoformación de tejido que repara una pérdida de sustancia.

    • Úlcera: excavación de la piel debida a la pérdida de sustancia por destrucción de la epidermis y de la dermis.

    • Patologías más frecuentes

    Algunas de las enfermedades más frecuentes, clasificadas por su etiología, o por las estructuras que se afectan son:

  • Infecciones de la piel

  • Foliculitis: infección bacteriana causada por Staphylococcus aureus, donde los folículos pilosos de la barba y de las piernas se ven afectados. Se manifiesta por la aparición de una pápula o nódulo alrededor del folículo.

  • Forúnculo: infección bacteriana aguda de uno o más folículos pilosos. Aparece preferentemente en zonas sometidas a presión, fricción o sudoración (glúteos). Se manifiesta por la aparición de un nódulo inicial que se transforma en pústula con exudado purulento.

  • Herpes simple: infección producida por virus que se localiza en los labios y la boca. Se caracteriza por la aparición de eritema y vesículas que se acompañan de escozor y sensación de quemazón. Se manifiesta por la producción de vesículas sobre una base eritematosa, de forma aislada o en grupos.

  • Herpes zóster: se cree que aparece por activación del virus de la varicela en situaciones de inmunodepresión, lo que hace que este virus se desplace por los nervios periféricos de la piel dando lugar a eritema, dolor muy intenso en el recorrido del nervio y exantema.

  • Candidiasis mucocutánea: infección producida por Candida albicans. Según donde se localiza la infección, existen diferentes formas clínicas.

  • Otros trastornos de distinta etiología

  • Dermatitis por contacto: reacción inflamatoria de la piel frente a irritantes. Se manifiesta en las zonas en que el agente contacta con la piel. Inicialmente aparece un eritema acompañado de prurito o quemazón y, posteriormente, edema, pápulas y vesículas. Con la evolución aparecen costras y descamación.

  • Psoriasis: enfermedad de etiología desconocida, de curso crónico y recidivante. En ella influyen factores desencadenantes como cambios hormonales, cambios estacionales, infecciones, etc., y se agrava con el estrés. Las lesiones aparecen en cuero cabelludo, codos y rodillas. Tienen aspecto de placas rojizas, cubiertas de escamas.

  • Acné vulgar: aparece en la pubertad, y puede mantenerse con recidivas hasta los 30 años aproximadamente. En su etiología se combinan factores genéticos, hormonales y bacterianos. Se localiza en zonas ricas en glándulas sebáceas como la cara, el pecho y la espalda. Cursa con una erupción cutánea polimorfa, caracterizada por la presencia de comedores abiertos (puntos negros), comedores cerrados (puntos blancos), pápulas, pústulas, nódulos, quistes y cicatrices.

  • Tumores cutáneos: se forman por el crecimiento anormal de los componentes estructurales de la piel. En cuanto a su pronóstico pueden ser benignos o malignos:

    • Benignos:

    • Verrugas: tumores epiteliales causados por un virus. Se dan con mayor frecuencia en los niños. Suelen aparecer alrededor de las uñas de los pies y manos, en codos, rodillas, cara, cuero cabelludo y planta de pie.

    • Angiomas: se originan por hiperplasia de los vasos sanguíneos o linfáticos. Suelen ser congénitos. Se les conoce vulgarmente como “antojos” y se manifiestan por manchas rojo-vinosas o azuladas.

    • Nevus pigmentados o lunares: son máculas, pápulas o nódulos pigmentados, compuestos por cúmulos de melanocitos.

    • Malignos:

    • Carcinoma de células basales o epitelioma vasocelular, carcinoma de células escamosas o espinocelular y melanoma: aparece en formas y tamaños diferentes y es variable su poder invasor y la capacidad de producir metástasis. El pronóstico empeora a medida que progresa la lesión en profundidad y extensión.

    • Melanoma maligno: es un tumor invasivo de los melanocitos. Parece que deriva de los nevos. La mayoría de los casos aparecen en adultos de aproximadamente 30 años de edad y buena complexión física, siendo más comunes en mujeres, en las que suele mostrarse en el tercio inferior de la pierna. Suelen presentar hiperpigmentación intensa con crecimiento rápido y ulceración, con infiltración de tejidos adyacentes y metástasis a otros tejidos a distancia.

    • Enfermedad de Paget del pezón: cursa con alteraciones eritematosas no específicas unilaterales en la areola y el pezón y que se extienden a la piel circundante. La causa es un adenocarcinoma de los conductos galactóforos.




    Descargar
    Enviado por:Miguel Ángel
    Idioma: castellano
    País: España

    Rincón del meme
    Te va interesar