Prevención penal

Derecho Penal nicaragüense. Criminología. Crimen. Delito. Efecto intimidatorio e integrador

  • Enviado por: Happygirl
  • Idioma: castellano
  • País: Nicaragua Nicaragua
  • 28 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCION

La historia demuestra que la necesidad de seguridad ha sido siempre uno de los principales resortes de la vida social organizada y garantizarla, un aspecto esencial de la legitimación del poder ejercido en cualquier comunidad por sus gobernantes.

Ante la realidad del crimen, la solución utilizada más frecuentemente ha sido el recurso a la via represiva, oficialmente representada por el sistema penal. Sin embargo, desde la aparición a finales del siglo XVIII, de las escuelas de Derecho Penal, se ha considerado que la prevención del delito podía constituir un objetivo importante de dicho sistema, ya por el poder general de intimidación general que la amenaza de una pena debe ejercer sobre los ciudadanos, ya mediante la aplicación de métodos orientados a la rehabilitación de los infractores condenados.

Se ha podido observar en casi todos los países durante las dos últimas décadas un incremento considerable de la criminalidad y la aparición y desarrollo de un nuevo fenómeno: el sentimiento de inseguridad de los ciudadanos. Así mismo un retorno a políticas criminales centradas en la represión, pudiendo mencionarse como indicadores de este cambio las reformas legales orientadas al incremento de la severidad de las penas y la reducción de la edad para poder ser penalmente responsables, una mayor presencia policial y un recurso cada vez más frecuente a la pena privativa de libertad.

La concepción y aplicación de los diversos modelos de prevención tienen su origen en los hechos delictivos y en el sentimiento de inseguridad que dichos actos generan, así como las diferencias del sistema penal, en principio previsto para enfrentarlos.

  • Concepto de Prevención:

  • En materia criminológica, prevenir es el conocer con anticipación la probabilidad de una conducta criminal disponiendo los medios necesarios para evitarla.

    Prevención, nos dice el profesor Ceccaldi, es la política de conjunto que tiende a suprimir o al menos a reducir los factores de delincuencia o inadaptación social; obstaculizando la comisión de los delitos mediante instrumentos penales y no penal, neutralizando las causas no se atacan las raíces del problema sino su síntoma o manifestaciones.

    La prevención de los delitos es más propicia cuando se combaten las causas estructurales que generan la inseguridad, a través de programas sociales, de tal manera que son fomentados aquellos valores cívicos, morales y culturales que promueven el respeto a la legalidad y la predisposición a la convivencia social ordenada y armónica.

    Prevenir es más que disuadir, más que obstaculizar la comisión de los delitos, intimidando al infractor potencial indeciso. Prevenir significa intervenir en la etiología del fenómeno criminal, neutralizando sus causas. Contra motivando al delincuente quedan intactas, no se atacan las raíces del problema si no sus síntomas o manifestaciones. Lo que no basta.

    En síntesis La Prevención de los delitos constituye una estrategia de Control Social de entidad criminológica destinada a reducir la delincuencia mediante la eliminación de sus determinantes causales y condicionantes en los niveles macrosocial (societal general) y microsocial (comunitario) e individual.

    II. Modos principales de la Prevención.

    2.1 Prevención Penal:

    Se fundamenta en la intimidación, en el desistimiento por medio de la amenaza penal; Su finalidad es atribuida a la ley para contener con su amenaza los impulsos delictivos.

    Existen dos modelos de prevención penal del delito:

    2.1.1 MODELO CLASICO:

    Se enmarca en que la eficacia del Derecho Penal radica en la capacidad disuasoria del castigo, capacidad disuasoria directamente proporcional a la gravedad de la sanción.

    Este Modelo explica el aumento o disminución de la criminalidad a través de una ecuación lineal: + Penas = - Delitos

    - Penas = + Delitos

    2.1.2 MODELO NEOCLASICO:

    El efecto disuasorio preventivo aparece mas asociado al funcionamiento efectivo del Sistema Legal que a rigor de las penas.

    + y mejores policías

    + y mejores jueces

    + y mejores cárceles

    2.2. Prevención Social:

    Trata de detectar y eliminar si es posible, los factores criminogenos en la vida; se trata en una forma no penal la predelincuencia.

    La prevención social debe fundamentarse en una ética comunicativa, en la búsqueda de un diálogo que pueda conducir al acuerdo, respetando el pluralismo, superando el conflicto entre individuos y grupos particulares, aun cuando se reconozca las especificidades de los mismos y se profundice en los casos de forma concreta y determinante (según las posibilidades reales).

    III. Objetivos de Prevención

    Según Pizzotti Méndez:

  • La evaluación de las investigaciones criminológicas para establecer un plano de depuración social con el fin de disminuir la incidencia delictiva.

  • La formación de personal adecuado para aplicar las medidas inherentes a la prevención y para la aplicación de medidas de cuidado criminal.

  • La elaboración de proyectos de ley, de reglamentos, normas y procedimientos relacionados con la política anti-delictiva.

  • El estudio y la coordinación de todo lo que se refiera a asistencia oficial a eventos nacionales e internacionales relacionados con la prevención del delito.

  • La aplicación de medidas de defensa social.

  • IV. Planificación de la Prevención.

    Según Peña Núñez:

    Este plan se basa en cinco pasos consecutivos.

    • Actividades Previas

    • Fijar Objetivos

    • Establecer el personal técnico que se encargará de realizar y dirigir el planeamiento

    • Información. Despertar el interés y buscar la participación de la opinión publica.

      • Elaborar el proyecto del plan

      • Determinar las necesidades de asistencia

      • Evaluar la capacidad asistencial

      • Determinar las causas principales a las que el déficit puede atribuirse

      • Formación del proyecto del plan.

        • Consulta y adopción del plan

        • Ejecución del plan con objetivo a tres plazos: Largo, Mediano y Corto. Esta es la Fase de los Centros Pilotos de demostración y experimentación.

        • Evaluación, replaneamiento y adopción del plan definitivo. La única forma de hacer un plan de éstos es:

        • Conocimiento integral del problema

        • La Formación de Comisiones intersecretariales

        • Participación de la comunidad, principalmente:

          • Participación de las Familias ( Sociedades de padres )

          • Participación de las Organizaciones Privadas que en cualquier forma tienen contacto con los jóvenes.

          • Participación de las Escuelas, Talleres, Sindicatos, etc.

          • V. Teoría Retribucionista.

            Para esta Teoría la pena es una respuesta retributiva al mal cometido por el delincuente, pero la falta de utilidad social de esta teoría condujo a su fracaso; dando nacimiento a la Teoría Relativa o de la prevención.

            VI. Teoría Relativa o de la Prevención.

            Esta teoría tiene dos corrientes:

            6.1 - Prevención General.

            6.2 - Prevención Especial.

            6.1 - PREVENCIÓN GENERAL:

            Esta teoría concibe la pena como medio de prevenir los delitos en sociedad.

            El derecho puede tener 2 efectos en la sociedad:

          • Un efecto intimidatorio: prevención general negativa.

          • Un efecto integrador: prevención general positiva.

          • El mecanismo disuasorio basado en el miedo al castigo se estructura como la punta de lanza que provoca la privación de delinquir en los sujetos potencialmente comisores. Por tal razón en el enfoque preventivo general la pena posee la finalidad externa de intimidar a la generalidad poblacional para evitar la comisión de delitos, desde esta óptica la pena y el Derecho Penal sirven al Control Social a través de la advertencia destinada a que los miembros de la sociedad se abstengan de violar la Ley Penal; la prevención general funciona como una especie de “castigo en cabeza ajena”

            El concepto moderno de prevención general ha sido introducido por Feurbach con su teoría de la “coacción sicológica”; con esta teoría se trata de inhibir determinadas conductas consideradas delictivas, la pena opera como coacción sicológica en el momento abstracto de la incriminación legal. Apunta la evitacion de los delitos mediante la producción de efectos sobre la sociedad.

            Dichos efectos pueden ser alcanzados, según la variante de la teoría que se tome, a través de la intimidación sicológica (prevención general negativa), o a través del reforzamiento de la norma perturbadora (prevención general positiva).

            El medio por el cual se aspira a lograr esos efectos es la pena, entendida ésta como la expresión de indignación y rechazo por parte de la autoridad de aplicación o, mejor dicho, por parte de aquellos a quienes esa autoridad representa: la sociedad.

            6.1.1 Prevención General Negativa. Efecto intimidatorio.

            Concibe a la sociedad como un cúmulo de delincuentes y la pena como una amenaza para los ciudadanos; es por eso que se dice que la pena tiene una función intimidadora ante la sociedad, ya que previene el actuar de los ciudadanos.

            El fin de la pena es la prevención mediante la intimidación de la sociedad para que no se cometan delitos. Este fin justifica la existencia de la pena y del derecho penal.

            El derecho es un sistema normativo porque establece sanciones para el caso de que incumpla el mandato contenido en la norma. La normatividad del derecho deriva de que a la norma de conducta se le agrega una sanción para el caso de su incumplimiento de modo que la normatividad del derecho derivaría de la sanción prevista.

            6.1.2 Prevención General Positiva. Efecto integrador.

            La prevención general positiva persigue la integración de los individuos al sistema social, mediante el desarrollo de una fuerte convicción que tiende a reforzar e integrar la conciencia colectiva, funcionando el Derecho Penal y la pena como un aleccionador social que reafirma los valores sociales generales, evitándose así la comisión de nuevos ilícitos penales. A la prevención general positiva se le critica su carencia de verificabilidad empírica por utilizar elementos psicologizantes imposibles de constatar y señalándose además un acercamiento a las posiciones retribucionistas que consideran que la pena solo sirve para afianzar al Derecho

            De formulación más reciente, tiene sus orígenes ideológicos en los estudios sociológicos de DURKHEIM, PARSONS y posteriormente LUHMAN y HABERMAS, si bien, en el ámbito penal sus antecedentes pueden encontrarse en WELZEL, KOHLRAUSCH o MAYER. En su más reciente formulación, parte de la consideración del Derecho penal como medio de control social, donde la finalidad de la pena sería la autoconfirmación normativa. La pena actuaría estigmatizando al delincuente e integrando a los ciudadanos fieles al derecho en la vigencia de la norma.

            6.2. PREVENCION ESPECIAL:

            La prevención especial como función se enfoca sobre el autor del delito, bien puede ser neutralizándolo, intimidándolo o resocializándolo con el fin de que se reintegre a su medio social con una conducta normal, alejada de la comisión de delitos. El fin neutralizador y de aislamiento del delincuente corresponde a la prevención especial negativa; la intimidación del individuo pretende usar la pena con el objetivo de actuar coactivamente sobre el comisor para evitar su reincidencia y la prevención especial positiva se centra en la resocialización del individuo como fin de la pena que implica su rehabilitación y reinserción social.

            Tiende a prevenir los delitos de una determinada persona, esta prevención opera en el momento de ejecución de la pena. El fundamento de la pena es evitar que el delincuente vuelva a delinquir en el futuro.

            Las principales tendencias en la Prevención Especial son:

            6.2.1 La escuela Positiva en Italia.

            6.2.2 La escuela de Von Liszt en Alemania.

            6.2.1 La Escuela Positiva en Italia:

            En Italia, ha cambiado la imagen promovida en el Derecho Penal y Criminología porque ha puesto en el centro de atención al delincuente. Sus principales representantes Lombroso, Ferri y Garofalo han hecho un estudio completo del delito como un hecho natural y social y han concluido que el delincuente es como un enfermo y un inadaptado social que no tiene libre arbitrio, porque el delincuente no tiene responsabilidad, la pena es ineficaz; razón por la que ella debe ser recambiada con las medidas de seguridad.

            6.2.2 La Escuela de Von Lizt, en Alemania:

            La finalidad de la pena es actuar sobre el individuo delincuente para que en el futuro no cometa delitos. Históricamente responde también a la ideología ilustrada y liberal. Fue defendida fervientemente por VON LISZT y escandalizó al mundo su aplicación rigurosa realizada por el régimen nazi. La atribución de una finalidad preventivo-especial en España cuenta con una larga tradición que se remonta a los autores más significados de la escolástica, sigue con la original obra de DORADO MONTERO y finalmente, la orientación germánica de VON LISZT fue recogida por la ley de vagos y maleantes de JIMÉNEZ DE ASÚA. Posteriormente, las tesis preventivas especiales han sido retomadas por la Defensa Social y la Nueva Defensa Social en su versión moderna de MARC ANCEL.

            La escuela de Von Liszt estableció que la finalidad de la pena debe investigarse en función de las distintas categorías de delincuentes y no de manera uniforme para cualquier autor.

            VII. - Valoración Crítica a la Prevención General.

            No se puede tomar a la sociedad en general como delincuentes porque no todos lo son ni tampoco tomar la pena como una amenaza ya que es una sanción que se le impone a aquellos individuos que transgreden la norma.

            Si bien es cierto que la pena opera para confirmar la seriedad del delito, no es sano decir que ella es una amenaza sino mas bien un castigo. Esta corriente afirma que cuanto mas grave sea el delito mas grave será el efecto intimante y; mientras mas grave sea el delito mas grave será la pena.

            El delincuente no mide sus actos, en cuanto se detiene a pensar el tipo de pena que se le podrá implementar por la comisión de determinado delito.

            Esta Prevención es incompatible con la dignidad de la persona ya que no es ético castigar a una persona por lo que puedan hacer los demás y poner de ejemplo a un delincuente para evitar seguir sus mismo pasos; ya que la persona no es un medio para lograr un fin sino que cada persona es un fin en si misma.

            No se ha podido demostrar que la existencia de la pena actúe coaccionando a la sociedad y reprimiendo de forma efectiva la comisión de delitos. Por el contrario, surte mejores efectos preventivos generales que la imposición de la pena, el correcto y rápido funcionamiento de los aparatos policiales y judiciales, las medidas sociales de integración y prevención, por tanto, si es empíricamente indemostrable que la pena prevenga delitos de forma efectiva e inmensamente mayoritaria, no se puede recurrir a la finalidad preventiva general basado en la intimidación para fundamentar el Derecho Penal.

            VIII. - Valoración Crítica a la Prevención Especial

            Esta teoría conduce al terror estatal; porque esté en la búsqueda de la obtención de su fin que es prevenir el delito, se manifiesta como ente inspirador de miedo y amenazador mediante la pena, estigmatizando al delincuente y no resocializandole, convirtiéndole en un ciudadano rechazado y no integrado a la sociedad como pretende dicha teoría. Es el aparato estatal el que pretende prevenir la actividad delictiva utilizando la pena como medio, pero esto no es así, ya que la pena solamente castiga y no previene.

            En el contexto de nuestra legislación no se lleva acabo la Prevención Especial, ya que la pena no puede evitar que un delincuente vuelva a delinquir mucho menos que se pueda prevenir la comisión de determinado delito, esto solamente se puede realizar si el delincuente esta convencido que la pena aplicada por el delito cometido haya sido meritoria y justa .

            En Nicaragua no existen Centros en los que un delincuente luego de cumplir con su condena de la comisión de un delito pueda ser resocializado o reivindicado a la sociedad; al contrario el autor del delito es rechazado y marginado por dicha sociedad, lo que a veces conlleva a que el delincuente reincida en la comisión del delito al sentirse rechazado y marginado. En este contexto la prevención especial es inoperante pues la pena no previene la comisión del delito, ni el delincuente es resocializado.

            Al individuo se le debe brindar la oportunidad de corregirse, de alejarse del vicio, de las influencias negativas para que vuelva a formar parte de la sociedad y no ser una parte destructiva de ella.

            IX. - Valoración Práctica a la Prevención General y la Prevención Especial


            GRAFICO 1

            GRAFICO 2

            GRAFICO 3

            GRAFICO 4

            GRAFICA 5

            GRAFICA 6

            GRAFICO 7

            GRAFICO 8


            X. MEDIDAS DE PREVENCION DEL DELITO.

            Algunas medidas para prevenir el delito:

            En el núcleo familiar:

            • Platica y comparte medidas de seguridad con tus familiares.

            • Enseñar a los menores a identificar una emergencia y cómo deben actuar, a qué personas acudir, qué números de teléfonos marcar y que datos deben proporcionar. Es conveniente tener un directorio de cuerpos de seguridad cercano a su teléfono.

            • Instruir a los niños para que conozcan su dirección, teléfono y los nombres de sus padres y familiares más cercanos, en caso de ser muy pequeños, procura colocarle esos datos en sus datos en su ropa, pulsera o cadena.

            • Asegurar que los niños jueguen bajo la vigilancia de una persona mayor.

            • Es importante que en tu familia todos estén enterados del lugar en que encuentra cada uno de sus integrantes.

            • Si algún desconocido solicita usar teléfono, no le permitas el acceso a tu domicilió y en dado caso, ofrécete a realizar la llamada y transmitir el mensaje.

            • Nunca dejes a tus hijos dentro de tu automóvil, aunque sea solo por un momento.

            Para el cuido de tu casa.

            • Cambiar las chapas y cerraduras de las puertas de acceso a tu casa, cuando algún miembro de la familia o persona de servicio, haya extraviado las llaves.

            • De ocupar los servicios de alguna persona, contratar aquella con buenas referencias, verificándolas.

            • En lugar de esconder las llaves de entrada de tu casa bajo tapete o en alguna maceta, encárgala con un vecino de confianza o un familiar.

            • Mantén cerradas las puertas durante el día, aun cuando estés en el interior; por la noche, cierre persianas y cortinas.

            • Si alguien llama a tu puerta, antes de abrir, solicita que se identifiquen a tu entera satisfacción. No abras cuando respondan ¡soy yo!

            • Evitar proporcionar tus datos y los de tu familia a persona extrañas, ya sea en tu domicilio o por teléfono y enseña a los niños a hacer lo mismo.

            • Procura que en una tarjeta junto a tu teléfono, estén anotados los números de los diferentes servicios de emergencia y policía, así como de tus vecinos y familiares.

            • Asegúrate de cerrar bien tu casa, aun cuando salgas por un momento.

            • Varía tus rutinas diarias; utiliza diferentes caminos para retirarte o llegar a tu casa.

            • Evitar dar llaves de tu domicilio.

            • Platica con tus vecinos a fin de establecer medidas de protección comunitaria en caso de emergencia.

            • Evitar colocar escaleras, macetas u objetos diversos que faciliten el acceso a tu casa por medio de bardas o azotea.

            • Si al llegar a tu casa observas que esta es vigilada por personas sospechosas, no entres y en caso necesario, solicita el apoyo de la policía.

            • Mantén iluminado el exterior de tu domicilio y junto con tus vecinos, organízate para tener alumbrada tu calle y áreas comunes, a fin de que cuando transites por estas, observes con toda claridad, a cualquier persona que se acerque.

            • Al llegar a tu casa, lleva las llaves en la mano y utiliza el menor tiempo posible para entrar.

            • No dejes las llaves pegada en la puerta, tampoco las ocultes fuera de la casa. Procura que cada miembro de la familia cuente con su juego de llaves.

            • No dejes mensajes en la puerta, que indiquen tu ausencia.

            • Se cauteloso con los vendedores a domicilio o visitantes inesperados. Cerciorarte de que verdaderamente representen a la empresa que mencionan.

            • Cuando organices reuniones o fiestas, no dejes dinero u objetos de valor a la vista.

            • Si cuentas con un arma en tu casa para protección, procura que no este al alcance de los niños.

            En la escuela.

            • Evita la compañía de personas que te induzcan conductas que vayan contra tus principios y de las costumbres de la sociedad.

            • Combate la comisión de conductas antisociales, repórtalas con discreción a las autoridades escolares.

            • Evita llevar dinero y objeto de valor o llamativos.

            • Procura ir acompañado, cuando te encuentres o dirijas a instalaciones escolares solas o alejadas.

            • Denuncia cualquier intento de abuso sexual del que seas objeto ya sea por compañeros o maestros.

            • Los padres de familia deberán fomentar con sus hijos, el hábito de la comunicación, para que en todo momento, estén enterados de las actividades que utilizan los hijos y con que tipo de personas se frecuentan dentro y fuera de la escuela.

            • No compres, ni transportes armas u objetos que puedan dañar físicamente a una persona, dentro o fuera del centro escolar.

            En la calle y transporte publico.

            • Evita usar joyas, adornos o relojes llamativos; aun los objetos de poco valor pueden resultar atractivos para los delincuentes.

            • Camina por calles iluminadas y en lo posible, evita el paso por calles oscuras, lotes baldíos, parques sin alumbrado, zonas en construcción o excavación.

            • Durante el día, evita transitar por zonas poco concurridas y de noche trata de ir acompañado. Escoge las rutas más transitadas e iluminadas.

            • Camina con seguridad y siempre alerta.

            • Evita hablar con desconocidos y aléjate de ellos, sobre todo si están en grupo.

            • Lleva solo el dinero indispensable para cubrir tus necesidades.

            • Evita contar dinero en la vía pública.

            • Evita realizar cobros o pagos frente a extraños.

            • Evita portar cheques o recibos en blancos o al portador.

            • En unidades de transporte colectivo, asegura tu cartera en el bolsillo con botón o cierre. En el caso de las mujeres, es recomendable que las cosas de manos no sean voluminosas.

            • Evitar viajar en unidades donde veas personas sospechosas; si platicas con desconocidos durante el trayecto, procura no revelarle detalles como nombre, dirección y teléfono.

            • Cuando viajes en transporte público, ubícate en aquellos sitios con más iluminación y cerca de las puertas.

            • Observa discretamente alrededor para comprobar que nadie te siga al bajar del camión o salir del metro principalmente por la noche.

            • Organízate con tus vecinos para que cuando sea posible, viajen juntos en el trayecto al lugar de trabajo o escuela.

            • Al abordar un taxi, verifica que este colocada a la vista, la identificación del conductor, además de poner atención el taxímetro, las placas y numero económico del mismo. Nunca subas a un taxi cuando el chofer vaya acompañado.

            • Al llegar en taxi a tu destino, solicita al conductor que espere a que entres.

            En bancos o centro comerciales.

            • Cuando no vayas a utilizar tarjetas de crédito o debito, evita cargar con ellas.

            • Si acudes a una institución bancaria o cajero Automático, procura ir acompañado.

            • Cuando vayas a un cajero automático, verifica que no se encuentren personas sospechosas dentro o fuera del mismo.

            • Evita que personas desconocidas te asesoren al utilizar un cajero.

            • Nunca cuentes dinero cuando salgas del banco o cajero, si lo haces en el interior, procura hacerlo con discreción.

            • Nunca tomes un taxi que se encuentres estacionado frente al banco o cajero.

            • Cuando vayas de compras, hazlo de manera programada y lleva únicamente el dinero necesario.

            • Nunca pierdas de vista a tus hijos, dentro de un centro comercial. Además enséñales a que no hablen ni acudan al llamado de una persona extraña.

            • Al salir de un centro comercial y antes de guardar tus compras, cerciórate de que no haya nadie cerca de tu automóvil.

            En el automóvil.

            • Mantén separadas las llaves de tu vehiculo de las de tu domicilio y conserva los duplicados en lugares seguros.

            • Instala una alarma y actívala cada vez que dejes tu vehiculo estacionado, incluso en aquellos sitios que te parezcan seguros.

            • Antes de abordar tú vehiculo, asegúrate que no haya nadie en el interior. En caso de detectar la presencia de alguna persona extraña, busca de inmediato el apoyo de la policía.

            • Cuando conduzcas, asegúrate de llevar todas las puertas del vehiculo cerradas, con seguro puesto y las ventanillas con mínimo de apertura.

            • Circula por calles y avenidas iluminadas.

            • Evita ofrecer y dar aventones a personas desconocidas.

            • Cuando un semáforo señale el alto, mantén preparado el vehiculo para arrancar.

            • Conserva tu vehiculo en las mejores condiciones mecánicas posibles. Si algún otro conductor te informa de algún desperfecto que no hayas notado, busca llegar a una gasolinera o lugar seguro, a fin de verificar la descompostura e iniciar a reparación que se requiera.

            • Cuando te estaciones, eliges lugares iluminados, así sean en la calle o algún estacionamiento publico.

            • Al guardar tu vehiculo en un estacionamiento publico, no dejes el boleto de ingreso en el interior del carro.

            • Adquiere un seguro contra robo o accidentes.

            En tu trabajo o negocio.

            • Al abrir o cerrar tu negocio, procura estar acompañado y verificar que no haya persona extraña merodeando.

            • Realiza el pago de la nomina en horario distintos y si es posible, en días diferentes. Mientras cumplas con las obligaciones que señalan laborales, no tienen que anunciar con anticipación que día vas a pagar.

            • Buscar formas diferentes de efectuar los pagos sustituyendo el efectivo, como por ejemplo transferencia bancaria, poniéndote de acuerdo empleados.

            • Evitar rutinas en la realización de depósitos al banco y procura ir acompañado.

            • No instales anuncios u objetos que obstruyan la visibilidad hacia la calle.

            • Cierra tu negocio cuando en sus alrededores haya una manifestación o reunión masiva.

            XI. CONCLUSION.

            En Nicaragua la Prevención General y la Prevención Especial son inoperantes, a como se demuestra en los gráficos plasmados en nuestro trabajo por el aumento de la actividad delincuencial incrementada cada año, dicho aumento se debe a que no existe un plan bien definido de prevención; la actividad en lo general es puramente represiva, ya que se espera a que el individuo cometa el delito para castigarlo, es decir, que se ataca el hecho delictuoso no las causas que los producen o los factores que los favorecen.

            Para llevar a cabo medidas de prevención se necesita preparación de personal. Un obstáculo para llevar acabo la prevención en Nicaragua es la falta de financiamiento del Gobierno a proyectos que trabajan la prevención del delito, ya que el gobierno dirige a fortalecer los sistemas de justicia penal y no a la prevención del delito.

            En nuestro país, se han infundido diversos programas de prevención con el fin de combatir la delincuencia en la sociedad, pero hasta la fecha no se ha logrado evitar el mal logrado por el sujeto comisor, debido a la falta de voluntad del sujeto a si como la falta de recursos económicos.

            El sector privado y público y principalmente el gobierno deben encargar de darle la importancia y a la vez buscar una solución a los conflictos internos que existen en el país como es la delincuencia desde el punto de vista del delito y la reintegración del individuo a la sociedad como una manera de aceptación y de apoyo en el futuro y no discriminarnos para así llegar a tener una disminución de actos delictivos.

            BIBLIOGRAFIA.

            • Acciones Preventivas de la Policía Nacional para la niñez y la adolescencia, Managua - nicaragua. 2001.

            • Anuario estadístico de la Policía Nacional, primera edición 2005, Managua - nicaragua.

            • Boletín de actividad policial, Managua - Nicaragua 2005-2005.

            • Osorio, Manuel Diccionario de Ciencias Jurídica, 30ª edición, Buenos Aires - 2004.

            • Rodríguez, Manzanera Luís. Criminología Editorial Porrúa¨ 1998.

            • www.realidadjuridicavabe.mx/realidad/contenido-lafunción.htm·3.