Torres gemelas

Arquitectura contemporánea. Siglo XX. Historia. Estructura. Empresas. Derrumbe. Planteamientos arquitectónicos en el futuro

  • Enviado por: Francisco Javier
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 26 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


LAS TORRES GEMELAS (ARQUITECTOS Y CIENTÍFICOS)

ÍNDICE:

I. HISTORIA Y ESTRUCTURA DE LAS TORRES GEMELAS.

II. IMPACTO Y DERRUMBE DE LAS TORRES GEMELAS.

  • PLANTEAMIENTOS ARQUITECTÓNICOS EN UN FUTURO EN EL LUGAR DE LA CATÁSTROFE.

  • OPINIÓN DE LOS MIEMBROS DEL GRUPO ACERCA DE EL CONFLICTO.

  • GLOSARIO DE TÉRMINOS.

  • BIBLIOGRAFÍA

  • I. HISTORIA Y ESTRUCTURA DE LAS TORRES GEMELAS.

    HISTORIA: las Torres Gemelas fueron levantadas en 1966 en un predio de 6.5 hectáreas en las costas de Hudson. En 1973 el edificio fue inaugurado oficialmente, pero su construcción terminó en 1975.

    los neoyorquinos nunca llamaron al New York World Trade Center por este nombre. Siempre fueron las Twins towers, las Torres Gemelas. La buena arquitectura nunca pertenece en exclusiva a sus dueños. Es de todos, y la opinión pública bautiza siempre a aquellos edificios que asume como propios, aquellos cuyo valor simbólico intuye. Y como casi siempre, aquel bautismo popular acertó de pleno en su definición del edificio, que perdió su record mundial de altura en 1974, destronado por las Sears Tower de Chicago.

    Las Torres Gemelas figuraban en cuarto lugar en el “ranking” de edificios más altos del mundo. Por encima de ellas se encuentran las Torres Petronas (Malasia) que tiene 452 metros de altura y fueron diseñadas por el arquitecto argentino Cesar Pelli en 1996 e inauguradas dos años después. El segundo edificio más alto del mundo eran las torres de Sears, en Chicago, con 443 metros. Desde la parte más alta de este conglomerado de acero y cristal (las torre Sears), se puede ver en días de gran visibilidad hasta una distancia de 80 kilómetros a la redonda, que abarca parte de los estados de Michigan, Indiana, Illinois y Wisconsin.

    El tercer puesto de edificios más altos del mundo lo ocupaba la torre Mao Builiding, en China.

    Y las Torres Gemelas figuran en el cuarto puesto con 417 metros de altura (aunque una de las torres mide 415 metros).

    'Torres gemelas'

    El arquitecto japonés, Minoru Yamasaki y Emery Roth fueron los artífices del diseño y de la construcción de las Torres Gemelas, que con 110 pisos de altura cada una, eran las más altas de la ciudad.


    Comparativa de la dimensión de las Torres Gemelas (Matías Cortina)

    Segundo atentado en las Torres Gemelas
    El atentado sufrido hoy en el que se desplomaron ambas torres es el segundo que ha afectado el complejo. En 26 de febrero de 1993, se produjo el primer atentado provocado por una camioneta cargada de explosivos, que causó un enorme agujero de más de 18 metros cuadrados de ancho en el subterráneo y que afectó a cinco pisos del edificio.

    Considerado el peor ataque hasta aquel momento en EEUU,que causó la muerte a seis personas y dejó heridos a más de mil, la autoría fue reclamada por activistas islámicos. Como cerebro del atentando se condenó a 240 años de prisión a Ramzi Ahmed Yousef, detenido en Pakistán en 1995 y juzgado tres años después, así como a otros colaboradores. Durante el juicio se estipuló que Yousef, de 29 años, planeó la explosión como protesta contra las relaciones entre EEUU e Israel.

    Las Torres Gemelas, consideradas una brillante obra de ingeniería pasaron a manos privados el pasado 25 de julio, cuando el gobierno municipal las vendió por más de tres mil millones de dólares.

    El contrato de privatización del World Trade Center, patrimonio público gestionado por las autoridades portuarias de Nueva York y Nueva Jersey, era para sólo 99 años. A pesar del acuerdo, las autoridades continuaban siendo propietarias de las torres, que medían 415 metros (una era 350 milímetros más alta que la otra) y aún gestionaban algunos departamentos de todo el complejo.

    El contrato de privatización fue considerado el mayor en la historia de bienes raíces de la ciudad. En aquel momento, los expertos calcularon que el precio del espacio en las torres se multiplicaría por dos en muy poco tiempo, lo que hubiera sido el negocio del siglo de las dos gigantes inmobiliarias Silverstein Properties Inc. y de Westfield America, que consiguieron el contrato.

    40.000 empleados en el WTC
    En la actualidad, 40 mil personas estaban empleadas por el World Trade Center, que era visitado por 150.000 personas diariamente y en donde más de 430 compañías de 28 países diferentes tenían sus oficinas, entre ellos corporaciones bancarias, empresas de seguro, de transporte, importación y exportación, así como otras.

    Aunque la cifra oficial valoró las torres en 3.200 millones de dólares, su valor real era incalculable. Las torres gemelas ocupaban 16 acres de terreno y el ancho de las ventanas de ambos edificios era de 22 pulgadas.

    La razón para ello, según su arquitecto Minoru Yamsaki era que "si la anchura de las ventanas era menor a los hombros de una persona, se reducía la sensación vértigo".

    Los ascensores alcanzaban una velocidad de 8,2 metros por segundo y la antena de televisión que ondeaba en una de las torres tenía una altura de 109 metros. Debido a las dimensiones enormes de las torres, era necesario un código postal único para cubrir todas sus plantas, que era el 10048 y más de 10 camiones de correo descargaban cada día en el World Trade Center.

    Por último añadir unos datos significativos y anecdóticos de las Torres Gemelas:

    • Los 104 ascensores transportados diariamente alrededor de 80.000 personas hacia las incontables oficinas.

    • El metro cuadrado tenía un precio de 3544 dólares(unas 700.000 pesetas

    • El banco de inversión Morgan Stanley Dean Witter tenía 3500 empleados en 25 pisos del World Trade Center. Era el arredantario más grande del complejo.

    • El 7 de agosto de 1.974, el equilibrista francés Philippe Petit pasó caminado desde una torre a la otra usando un cable tensado. Un año después, un desempleado se lanzó en paracaídas en medio de un singular acto de protesta. En 1977, un escalador demoró tres horas para subir uno de sus muros.

    • Minoru Yamasaki, uno de los arquitectos del World Trade Center, sufría vértigo y nunca quiso ver su obra desde el último piso. Además tampoco ha visto el derrumbe de las torres porque murió en 1986.

    • Muchos neoyorquinos y no neoyorquinos tomaban las Torre Gemelas como referencia para saber en que lugar de la ciudad se encontraba para evitar perderse en una de las ciudades más grandes del mundo.

    ESTRUCTURA: el proyecto, de Minoru Yamasaki y Emery Roth, plateaba por primera vez un rascacielos como una dualidad, primando así la coexistencia sobre la prepotencia. Era el dolmen, la puerta contra el bosque de menhires de Manhattan. Las torres transmitían así su mensaje de hermandad también captado por la intuición popular.

    En realidad, el conjunto estaba formado por siete edificios, dos de los cuales destacaban en altura y los otros cinco eran de cinco plantas, que definían una plaza, y que protegían del helado viento neoyorquino. Su altura era de 417 y 415 metros y una anchura de 63,5 metros.

    El conjunto albergaba unos 4000 metros cuadrados por planta, dedicados a oficinas, salas de exposición y de actos, restaurantes y un hotel de 250 habitaciones, así como locales técnicos y de servicio y circulación. Su sistema de ascensores ( más de 100 en total), que fue desarrollado por la empresa de ascensores Otis, lo dividía en tres sectores, con ascensores exprés que depositaban al viajero en las plantas 41 y 74, donde una segunda red de correo alcanzaban los demás pisos. Esto permitía recorrer la altura total del edificio más rápido y con menos paradas. También existía un ascensor que recorría desde la primera planta hasta la 104 el edificio sin realizar ninguna parada.

    La sectorización de los ascensores era también aplicable a nivel de instalaciones y de escaleras de emergencia, lo cual permitía una evacuación ordenada y limitar los daños en el caso de un incendio dentro de lo previsible.

    La pregunta que todos nos hacemos ante este despliegue arquitectónico es evidente: ¿por qué un edificio de esta envergadura se desmoronó ante los ojos del mundo, como un castillo de naipes? ¿ estaba a caso mal proyectado o mal construido? La respuesta es no. Sólo el despacho neoyorquino de Emery Roth & Sons había construido 60 rascacielos en Manhattan desde 1950, y Yamasaki había realizado otros edificios en altura con un claro sentido estructural.

    Analicemos con detenimiento el problema. Un rascacielos es un voladizo, empotrado en tierra, que debe soportar y transmitir al terreno las cargas verticales producto de la gravedad ( el peso del edificio y sus usuarios) y los empujes horizontales del viento y eventualmente de los seísmos.

    La estructura de ambas torres respondían al tipo tube in tube, con el que se han construido más del 90% de los edificios de altura de las tres últimas décadas. Este sistema organiza el núcleo central del conjunto de ascensores y escaleras como una rígida columna vertebral resistente ( tubo interior), encargada de soportar la mayor parte de las cargas verticales, y establece la fachada como una malla metálica estructural ( tubo exterior), aprovechando la anchura del edificio como brazo de palanca para compensar las tensiones y las deformaciones originadas por el fuerte viento reinante a una altura de 400 metros. Algunas veces se llegaban a alcanzar los 200 kilómetros por hora. La Torres Gemelas asumía oscilaciones superiores a los 4 metros en su planta 110. Pero el colosal impacto de un Boeing lanzado a más de 300 kilómetros por hora, rompió la continuidad de la malla del tubo exterior, dejando sólo al núcleo central, igualmente debilitado por la explosión posterior. Dicho núcleo central era un cuadrado de columnas de acero bastante juntas y recubiertas por cemento( refuerzo de concreto). Yamasaki decidió colocar en esta parte los elementos comunes o de servicio del edificio; escaleras, ascensores, cableado de luz, teléfonos.

    Sesenta pilares de acero, separadas un metro, recorren cada una de las fachadas de las torres de arriba abajo. Una malla de 48 pilares, también de acero y separados un metro, conformaban el núcleo central del edificio.

    Las Torres Gemelas con las ventanas de cristal y los pilares metálicos formaban una fina urdimbre que ofrecían una imagen de solidez al ser observada desde un entorno próximo.

    El atentado terrorista contra las Torres Gemelas puede provocar aún más problemas. La nube de polvo que la mañana del martes cubrió de gris la gran manzana es más peligrosa de lo que parecía en un principio. Expectantes ante lo que su mente se negaba a aceptar, los neoyorquinos no calibran el peligro que conlleva respirar esa negra sombra que cubre la isla de Manhattan. El motivo: los edificios estaban construidas de amianto.

          Este material es, en principio, inocuo. Sin embargo, la inhalación de sus fibras puede provocar una dolencia pulmonar que se manifiesta a través de la falta de aliento y la tos: la asbestosis. La reacción corporal ante esas partículas de metal conlleva una inflamación adicional y una destrucción celular. Finalmente, se desarrolla un tejido cicatrizado en los alvéolos que impide la circulación normal de oxígeno y dióxido de carbono. Además, potencia los efectos cancerígenos de sustancias como el tabaco.

          Los casos más graves de esta enfermedad surgen tras un contacto prolongado con las fibras de asbesto, como en una mina o en unos astilleros —un ejemplo son los que integran el grupo Izar—. Sin embargo, las imágenes retransmitidas por todas las televisiones de

    Nueva York sepultada en algodón gris muestran el riesgo de que la población de la gran manzana y sus alrededores puedan contraer esta dolencia de carácter progresiva ante la imposibilidad de respirar el material.

          Éste es uno de los motivos por los que las autoridades norteamericanas han acordonado 20 manzanas alrededor del World Trade Center. Evitar otros posibles atentados, atender a los heridos, rescatar a las vítimas aún con vida son sus prioridades, pero tomar las precauciones para que los ciudadanos no contraigan asbestosis también.

    EMPRESAS QUE RESIDÍAN EN LAS TORRES:Torre Norte:

    • Autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey ( gobierno) ocupaba las plantas 3, 14, 19, 24, 28, 31.

    • Empire Health Choice ( seguros ) ocupaba las plantas 17, 19, 20, 23, 24,27-31.

    • Lehman Brothers ( inversión ) ocupaba las plantas 38-40.

    • AT&T ( telecomunicaciones ) ocupaba la planta 51

    • Brown & Wood ( abogados ) ocupaba las plantas 54, 56-59.

    • Marsh USA Agencies ( seguros ) ocupaba las plantas 93-100.

    • Cantor Securities ( inversión ) ocupaba las plantas 101-105.

    Imagen de Manhattan después del derrumbe Gráfico de las Torres Gemelas

    • Channel Four ( NBC ) ( televisión ) ocupaba la planta 104.

    • Restaurante en la planta 107.

    • CNN televisión ocupaba la planta 110.

    Torre Sur:

    • Deutsche Bank ( banca ) estaba en la planta baja.

    • Versión Communic. ( telecomunicaciones ) ocupaba las plantas 9-12.

    • Bank of America ( banca ) ocupaba las plantas, 9, 11, y 81.

    • Sun Microsystems ( tecnología ) ocupaba las plantas 25 y 26.

    • Bolsa de Nueva York ( bolsa ) ocupaba las plantas 28 y 30.

    • Commernzbank ( banca ) ocupaba la planta 32.

    • ABM Ambro ( banca ) ocupaba la planta 35.

    • Siemens ( telecomunicaciones ) ocupaba la planta 37.

    • Fondo de Bomberos ( seguros ) ocupaba la planta 48.

    • Morgan Stanley ( inversión) ocupaba las plantas 43-46, 59-74.

    • Down Jones & Co ( editores ) ocupaba las plantas 57 y 58.

    • Departamento de Finanzas y hacienda de Nueva York (gobierno ) ocupaba las plantas 86 y 87.

    • Fiduciary Trust Co. ( banca ) ocupaba las plantas 90, y 94-97.

    • AON ( seguros ) ocupaba las plantas 92, 99 y 100.

    • Fiji Bank ( banca) ocupaba la planta 104.

    • El mirador estaba en la planta 110.

    II. IMPACTO Y DERRUMBE DE LAS TORRES GEMELAS.

    IMPACTO: el primer impacto se produjo a las 8.45h hora local de Nueva York. Fue un Boeing 767 de American Airlines con 81 pasajeros y 11 tripulantes.

    El segundo impacto fue producido por un avión de las mismas características de United Airlines con 56 pasajeros y 9 tripulantes.

    • El primer impacto se produce a la altura del piso 80, en la torre norte, produciendo una repercusión en la escala Ritcher de 0'9, y a su vez este impacto provoca un incendio. El avión pesaba 179 toneladas de las cuales 90 eran litros keroseno (combustible) y ,poseía una envergadura de 48.5 metros ( la torre tenía una anchura de 63,5 metros) y una altura de 15,8 metros, en el momento del impacto el avión llevaba una velocidad de 400 kilómetros por hora. El avión choca justo en el medio de un piso entrando en picada y diagonalmente, para afectar a varias plantas de una sola vez ( en concreto fueron 4 plantas las que fueron afectadas directamente por el fuerte impacto del avión contra la torre).

    'Torres gemelas'

    La torre norte después del primer impacto

    • El segundo impacto tuvo lugar a la altura del piso 60, de la torre sur ,produciendo una repercusión en la escala Ritcher de 0,7, también ocasionó un incendio que se propago hasta la azotea. Indicar que el avión se tiró de lado y corto el edificio por la mitad.

    • 'Torres gemelas'

      Segundos antes del impacto del segundo avión. Esta era la imagen de las Torres Gemelas

      después de los dos impactos.

      'Torres gemelas'

      *Los atentados terroristas estaban estudiados con mucha precisión, para hacer el mayor daño posible a las estructuras de las dos torres. Además lo hicieron de forma que los aviones quedarán dentro de las torres y explotarán ahí, causando mucho más daño que si hubieran caído en el exterior del edificio o hubieran impactado con las esquinas de las torres( Sterhr).

      Los incendios provocados por la explosión del combustible (keroseno) hizo que la temperatura se elevara drásticamente, hasta alcanzar los 800 grados centígrados. Dicha temperatura, repercutió en la estructura de acero del edificio ocasionando una pérdida de resistencia a medida que la temperatura ascendía.

      Es sabido que la estructura de acero pierde resistencia a medida que se eleva la temperatura, y ésta ante el fuego se mide por el tiempo que son capaces de mantener su capacidad de soportar las cargas mientras están sometidas a la acción calorífica. Este hecho acortó el tiempo que tardan los elementos metálicos-no combustibles- en calentarse.

      DERRUMBE: cuando la estructura de acero que fue dañada por el impacto perdió su capacidad de resistencia, esta se desplomó sobre las plantas inferiores que no soportaron el impacto dinámico de la masa desplomada, produciéndose una sucesión de colapsos encadenados en cada una de las plantas situadas por debajo del incendio. Esta sucesión de colapsos presentó cierta similitud con las voladuras controladas, cuyo propósito que los escombros caigan sobre el mismo solar que ocupa el edificio, como ocurrió en derrumbamiento de las torres gemelas. Pero en este caso fue sólo la fuerza de la gravedad la que ayudó a los materiales de construcción a encontrar el camino más corto.

      Toda esta sucesión fue debido a las uniones elásticas de los forjados con las fachadas, diseñadas para absorber los golpes de viento racheado.

      La torre (torre sur) que recibió el segundo impacto, se derrumbo en 59 minutos, produciendo una repercusión sismo gráfica en la escala Ritcher de 2,3.

      La torre (torre norte) que recibió el primer impacto, se derrumbo en 1 hora 43 minutos, produciendo una repercusión de 2,1 en la escala Ritcher.

      'Torres gemelas'
      Momento en el que la torre sur empezó a derrumbarse.

      'Torres gemelas'

      'Torres gemelas'

      Imagen de Manhattan en el momento del derrumbe.


      Las dos mediciones sismo gráficas que se detectaron en el derrumbamiento de las torres gemelas, sería igual que un terremoto de poca importancia, ni tan si quiera lo percibiríamos. Digamos que esta cifra es la misma que las que producen las placas litosféricas durante su rozamiento.

      Aún así, la caída de las torres gemelas es el seísmo más alto producido por el derrumbe de un edificio.

      Por último, añadir que la bomba atómica de Hiroshima marcó en la escala Ritcher 5.

      'Torres gemelas'

      Los escombros de las torres después del derrumbe.

      CONCLUSIONES:

      • El depósito de los aviones estaba casi al completo por que iban a recorrer el país de costa a costa

      • El hecho de que se hundieran en primer lugar la torre que había recibido el segundo impacto, se debe a que el incendio se había producido en una parte más baja del edificio, en la que los pilares sometidos a la acción del fuego soportaban un peso mucho mayor y cedieron antes.

      • No debemos pensar que los edificios se han hundido por el impacto de los aviones. Por el contrario, ambos edificios han resistido admirablemente la carga dinámica de los aviones que iban volando a gran velocidad. Las Torres resistieron muchos minutos tras el choque con su estructura dañada de manera muy importante sin deformarse ni perder el equilibrio.

      • Según un grupo de ingenieros civiles la solidez de los edificios, que soportaron el fuerte impacto de los aviones, salvó miles de vida, al permanecer en equilibrio durante mucho tiempo (más de una hora). Sin embargo, reconocieron que el colapso de las torres fue inevitable.

      • Hay ingenieros que se han sorprendido de la resistencia de las estructuras de concreto y acero de la Torres Gemelas.

      • Nada está diseñado para aguantar estás temperaturas (según el gerente de construcción del World Trade Center).

      • No se puede proyectar un edificio para que aguante el impacto de un avión de 180 toneladas en las que 90 son de combustible. Tendríamos que hacer bunkers. Sólo la cúpula de un centro nuclear hubiera podido resistir los demoledores impactos de los Boeing convertidos en misiles. ( arquitecto Del Pozo)

      III. PLANTEAMIENTOS ARQUITECTÓNICOS EN UN FUTURO EN EL LUGAR DE LA CATÁSTROFE.

      ¿Se deben reconstruir las Torres Gemelas?

      Por Fernando Chueca Goitia, de la Real Academia de la Historia (30-9-2001)

      EVIDENTEMENTE, el espeluznante suceso que ha conmovido al mundo, la destrucción ab irato de las famosas Torres Gemelas, se presta a muchas consideraciones, y una de ellas, a mi entender, es la que presenta el interrogante que constituye el título de este artículo. ¿Se deben o no se deben reconstruir estas orgullosas torres, ejemplo de la arquitectura moderna más audaz y atrevida? Para mí, sinceramente, no deben volver a levantarse sobre el suelo que las sustentaba y que hoy debe convertirse en una especie de suelo sacro.

      Cavilando sobre esta circunstancia, diremos que las Torres Gemelas eran un símbolo del poder económico de los Estados Unidos y este orgulloso símbolo ha sufrido una condena fatal sobre la que debemos meditar. A mi entender hay que sustituir un símbolo por otro. Un nuevo símbolo que manifieste el poder de los Estados Unidos como guardián de la paz en el mundo y como garantía de la lucha contra la violencia y el terrorismo.

      Y en medio de estas cavilaciones, yo pienso en el ejemplo de Roma, de la Roma de los césares, que era un equivalente, en los primeros siglos de nuestra era, de lo que son hoy los Estados Unidos. Los emperadores romanos cifraron su poderío en magníficas arquitecturas como templos, circos, coliseos, termas, etcétera, etcétera, pero sobre todo, dieron un valor sustancial al espacio no construido, sino al espacio vacío, lo cual supone una dádiva más excelsa y generosa.

      Y así surgieron los famosos foros romanos, el espacio urbano más significativo de toda ciudad latina, que a su vez, es la faz visible de la ciudad. El espacio sagrado que significa su poderío y símbolo. El foro es el área donde han tenido lugar los hechos de carácter público más significativos y notables y, por este hecho, revisten un carácter sagrado. Por dramático, por execrable, por luctuoso que sea, el hecho de la condenación de las Torres Gemelas es uno de los fastos históricos más notables que jalonarán la historia de Nueva York y que hay que conmemorar, sin duda, pero variando el sentido de la simbología que las Torres Gemelas representaban. Al símbolo de la audacia constructiva, del empeño titánico de la construcción en altura, debemos oponer el símbolo amplio, generoso y abierto del espacio vacío, es decir, oponer a la orgullosa torre el amplio y dilatado foro.

      La situación del foro tiene siempre un carácter presidencial. El foro preside la ciudad, bien por estar en su centro, bien por estar en un lugar histórico y la verdad es que el centro de Nueva York, del Nueva York antiguo, primera colonia holandesa, y el Nueva York bursátil de Wall Street, es por sí mismo un lugar presidencial de la antigua y moderna ciudad de Nueva York.

      El espacio sobre el que se levantan las Torres Gemelas debe ser ya para siempre un espacio sagrado, un espacio no edificado, el verdadero foro simbólico de la civilización estadounidense, con vistas al futuro. Allí no se debe ya nunca construir, sino organizar un espacio simbólico en donde los únicos habitantes sean las estatuas conmemorativas y en cuyo centro se levante un gran monumento en forma de columna u obelisco conmemorativo, pero en ningún caso un edificio habitable.

      Creo que esto sería el mejor reto que podría ofrecerse a los arquitectos de los Estados Unidos, o incluso, del mundo entero, como homenaje a una civilización cambiante.

      Una oferta así anunciada por el presidente de los Estados Unidos podría tener un impacto enormemente sugestivo en todo el mundo y podría representar otro aspecto más atractivo, conciliador y humano de lo que inevitablemente representa la lucha o la guerra sui generis contra el terrorismo.

      Si, por un lado, tendríamos el anverso cruel y peligroso de una guerra no buscada, por otro podríamos ofrecer un símbolo de paz y de concordia. La Downtown, el llamado distrito de Wall Street (la calle del Muro), fue y sigue siendo el punto del mayor interés focal de la ciudad de Nueva York.

      Si llamo histórica a la pequeña parte de Wall Street, no quiero decir que ésta conserve el carácter y el aroma antiguos de un barrio arqueológico o restaurado. Ya sabemos que la transformación ha sido completa desde la vieja New Amsterdam, con sus casas de ladrillo y hasta sus canales para parecerse más a su homónima (Broad Street fue un canal con plácidas barcazas y dos calzadas a los lados, como los holandeses). Una ciudad histórica no es sólo una ciudad museo, inmovilizada; es una ciudad que crece y se transforma por un interno determinismo histórico, no de una manera artificial y violenta. La prueba más evidente del carácter histórico de esta parte de Manhattan es que se cumple la ley de persistencia del plano, y que con todas las transformaciones habidas desde el tiempo de los holandeses, el trazado de las calles apenas se ha modificado desde aquellos tiempos remotos.

      Hablando de la belleza de este peregrino lugar, nos satisface ver corroborada nuestra primera impresión por el juicio de un testigo particularmente interesante. No se puede tildar a Le Corbusier de conservador, de apegado a lo viejo, ni de nostálgico costumbrista. Sin embargo, en este hombre revolucionario y demoledor se denuncia muy a menudo una viva sensibilidad poética, y no podía por menos de sentirse hondamente impresionado por Wall Street.

      Triste historia la de las Torres Gemelas del arquitecto japonés Yamasaki, pero historia, al fin y al cabo, y por lo tanto, hay que conmemorarla, pero en ningún caso volviendo a caer en el mismo pecado, es decir, reconstruirlas de nuevo. La mejor conmemoración es despejar el terreno para dar paso al nuevo Foro de la Paz y la Concordia.

      El debate sobre la reconstrucción del nivel cero ocupa a expertos y ciudadanos desde que el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, subido en los restos del World Trade Center, afirmó que el skyline de la ciudad volvería a ser el de antes.

      Dos arquitectos, John Bennett y Gustavo Bonevardi, y dos artistas, Julian laVerdiere y Paul Myoda, se enteraron por Internet de que trabajaban en una idea similar: llenar de luz el vacío dejado por el atentado. Los cuatro han unido sus esfuerzos y presentan Towers of light, una recreación virtual de las Torres Gemelas con dos haces de luz blanca, proyectados desde el Lower Manhattan y visibles a 50 kilómetros a la redonda.

      El proyecto tendría carácter temporal y no interferiría las obras de limpieza y reconstrucción: los generadores láser se colocarían en la orilla del río, lejos de la zona afectada.

      El proyecto está avalado por Creative Time, una productora artística sobre temas sociales, y por la organización sin ánimo de lucro Municipal Art Society. "Towers of light podría empezar en unas semanas y mantenerse activo durante dos meses. Es muy importante subrayar su carácter temporal. No queremos que se convierta en una imposición para la ciudad ni en una atracción turística. Hay que pensarlo como unas velas en memoria de los que perdieron la vida, como una acción artística inmediata para alentar la esperanza. No se trata de un recuerdo, sino de un grito", afirma Bennett.

      Julian laVerdiere y Paul Myoda están especialmente involucrados en la idea: participaban en el programa para artistas World Views del WTC.

      En los últimos seis meses ambos compartían un taller en el piso 91 de la torre norte, donde desarrollaban una escultura bioluminescente, usando la luz emitida por un organismo unicelular como el plancton, que debía instalarse en la antena de radio de la torre. "Después del accidente, reenfocamos el proyecto con la idea de los miembros mutilados que provocan una sensación de presencia a quienes los perdieron. Al principio pensamos que la luz debía tener un carácter espectral, pero ahora creemos que debe ser sólida como una declaración de principios".

      Cinco destacados arquitectos españoles opinan sobre qué se puede hacer donde antes estuvo el World Trade Center. ¿Reconstruir las Torres Gemelas, construir unos edificios diferentes pero que también puedan llegar a ser un símbolo de Nueva York o erigir un monumento con zonas verdes en honor a las víctimas de la barbarie del 11 de septiembre?

      Esas son las tres posibilidades que se barajan en EEUU para cuando el World Trade Center deje de ser un amasijo de escombros. Las tres, de una manera u otra, aseguran querer homenajear a los muertos y heridos por el atentado.

      MIGUEL FISAC

      Autor de la iglesia de Alcobendas (Madrid)

      Miguel Fisac no quiere saber nada de nuevos edificios en el lugar de las torres abatidas. «Deberían hacer un jardín como recuerdo» para las víctimas. Y para que nadie dude de su claridad de ideas, el arquitecto añade cómo debería ser: «Un jardín de árboles verdes, gigantes, como las secuoyas que tienen allí». Pero sabe que su idea tiene pocas posibilidades de prosperar: «Terminarán por hacer el mayor negocio», que significa construir unas de esas «inmorales torres de anuncio» y el complejo de edificios circundante.

      La calificación de inmorales a los rascacielos la otorga no sólo porque sobrepasen «la escala humana» sino por el peligro que entrañan en catástrofes como la del pasado 11 de septiembre. Y añade: «Las escalas de los bomberos no llegan más allá del piso octavo de un edificio».

      MIGUEL ORIOL

      Autor de Torre Europa (Madrid)

      El arquitecto Miguel Oriol tiene una opinión rotunda sobre el asunto: «La silueta de las Torres Gemelas sobre la isla de Manhattan es un patrimonio visual de la Humanidad». Por lo tanto, si éste «es herido, debe ser repuesto», afirma. Los edificios destruidos significaban, además, «el orgullo de un país expresado a través de la arquitectura», por lo que esos símbolos deben volver a recobrar todo su sentido. Aunque más importante, reflexiona a continuación, sería «recomponer esa belleza con una emoción aún mayor».

      Para ello, Oriol propone enviar «una inmensa inversión a Afganistán» que desarrolle el país y sirva para que «se cure el odio con una concordia que emocione al mundo». Esta sería, según él, la mejor forma de recuperar las torres y homenajear a las incontables víctimas del atentado.

      RICARDO BOFILL

      Autor de Les Halles (París)

      «Una imprudencia temeraria y una falta de rigor intelectual». Así califica Ricardo Bofill manifestarse, en estos momentos, sobre la polémica abierta en EEUU. Pero acepta explicar cómo cree él que van a ser las cosas. «El sistema urbanístico de Nueva York es muy diferente y mucho más complejo que el español», lo que obliga a mirar el asunto desde un enfoque distinto.

      Además, hay que tener en cuenta que los rascacielos descomunales «se hacen cada vez menos», entre otros motivos, porque requieren «organismos tremendamente complejos para un correcto funcionamiento».

      A pesar de ello, Bofill piensa que se acabarán levantando nuevos edificios por «pragmatismo y la mentalidad protestante» de «jamás tirar el dinero». Así, «recuperarán el skyline» neoyorquino, para el que «construirán otra cosa y de otra manera». ¿Y el homenaje a las víctimas? «Harán un memorial simbólico que sirva como lugar de recogimiento».

      JAVIER CARVAJAL

      Autor de la Torre de Valencia (Madrid)

      Carvajal, uno de los pocos arquitectos españoles autor de edificios altos, encuentra «muchas dificultades» para pronunciarse, pero, al final, lo hace de forma clara: «Lo lógico es hacer un parque», dice.

      La idea del arquitecto -que se ha puesto en contacto con la Embajada de EEUU en Madrid para conseguir, sin éxito, planos de las Torres Gemelas y así estudiar con detalle el lugar- se asienta en la necesidad de rendir un homenaje a las víctimas del atentado y, también, en la de hacer más habitable la zona donde se encontraban las Torres.

      «Manhattan es una zona muy congestionada, absurda, tremebunda», que requiere espacios libres. Pero no cree que un parque acabe floreciendo en medio de los imponentes edificios de la isla neoyorquina. «No querrán ni oír hablar de hacer un jardín» en memoria de las víctimas, asegura antes de concluir con una sugerencia: «Que hagan un concurso internacional».

      RICARDO AROCA

      Autor del Mercado Puerta de Toledo (Madrid)

      Según Ricardo Aroca, más importante que la resolución final será «el proceso de decisión que se siga» para levantar nuevos edificios o erigir un memorial. «La decisión la tomarán por consenso», afirma, convencido de que los estadounidenses seguirán ese «proceso de una manera muy abierta» y con participación de muchos sectores de la ciudad. «Estados Unidos tiene la virtud de analizar las cosas a fondo antes de tomar una decisión».

      Aroca cree que las posibilidades que se barajan tienen todas argumentos a favor, pero destaca uno que, para españoles que sólo conocen Nueva York de oídas o por las pantallas de cine y televisión, puede llamar la atención: «Aquello estaba muy bien comunicado, había dos líneas de metro y una estación de tren debajo» que permitían un fácil acceso a todos los trabajadores de las torres. Por eso cree que «habrá una gran presión para reconstruir el símbolo de la ciudad».

      Más allá de la posibilidad de reconstruir las Torres Gemelas, los arquitectos británicos se cuestionan cómo afectará su desplome a la práctica de la profesión en el futuro.

      El arquitecto Norman Foster llegó a Nueva York la noche anterior al ataque para discutir los detalles de la Hearst Tower, un rascacielos que tiene previsto levantar en Manhattan. A pesar de que prefiere no hacer un pronóstico sobre la hipotética recuperación de las torres, Foster está convencido de que se seguirá construyendo hacia arriba. Y cada vez más alto. «¿Qué otra cosa podemos hacer sino construir en vertical? ¿Acaso dejamos de navegar porque un barco se hunda?»

      El autor del nuevo Parlamento alemán propuso recientemente la construcción de una torre de 762 metros de altura (347 más que las Torres Gemelas) que albergaría a una población de 55.000 personas.

      Si bien el hundimiento del World Trade Center planteará numerosos retos a los profesionales de la construcción, la catástrofe no abrirá una nueva era en la arquitectura. Ni las ciudades dejarán de crecer hacia el cielo.

      «Nada podía prepararnos para tal grado de devastación, pero ¿qué vamos a hacer? ¿Construir rascasuelos en vez de rascacielos? Un terrorista podría estrellarse con un super-Jumbo de nueva generación en una gran extensión suburbana y matar a miles de personas», señala Foster, para quien «los rascacielos son tan reales como el propio urbanismo» y no van a desaparecer.

      «No hay modo de que la sociedad, y mucho menos los arquitectos, puedan diseñar algo que soporte el nivel de atrocidad que vimos», declaraba al diario The Guardian.

      Su análisis es compartido por sus colegas Richard Rogers y Frank Duffy. «Por supuesto que no es el fin de los rascacielos. No se puede diseñar un edificio indestructible y, mucho menos, una ciudad indestructible», asegura Duffy.

      IV. OPINIÓN PERSONAL:

      FRANCISCO JAVIER MARTÍNEZ NIETO DICE: “ yo para explicar este delicado conflicto voy a basarme en una premisa “ ningún objetivo de cualquier grupo del mundo se debe conseguir o intentar conseguir a través de la violencia”.

      Remontándonos a la historia podemos entender - pero no compartir- lo que aconteció aquel 11 de Septiembre de infausto recuerdo para toda la sociedad mundial ( incluido un buen porcentaje de musulmanes).

      Después de la Segunda Guerra Mundial los judíos fueron expulsados de Europa, entonces la ONU los ubicó en Palestina ( país musulmán). Más tarde los judíos formaron su propio estado, que se llamó Israel. A partir de ahí es cuando empiezan los verdaderos problemas de judíos con musulmanes, ya que los palestinos reclamaban el 50% de territorio que les había arrebatado los judíos. Nos preguntaremos ¿ qué tiene que ver entonces EE.UU. en este conflicto? Los EE.UU. se alía con Israel por que les interesa el pueblo judío ya que estos son unos especialistas en asuntos económicos como las empresas, la bolsa, etcétera. Entonces, todos los pueblos musulmanes se organizan para empezar una Guerra Santa ( Yihad) contra EE.UU. ( que es la potencia número uno del mundo) y los que le apoyan. Como consecuencia de todo lo que he explicado se produjo ese ataque suicida ante los EE.UU. .

      Ese ataque provocó como algunos saben, y digo algunos por que en muchos países árabes aún no saben que ocurrió allí el 11 de Septiembre debido a las malas comunicaciones que existe en estos países, una catástrofe asombrosa que dejó conmocionada los EE.UU. y gran parte de la sociedad mundial. Esto en mi opinión no debió suceder ya que se empleó métodos violentos que provocaron miles de muertos y millones de familias rotas.

      Como consecuencia de este ataque de fanatismo y fobia hacia el pueblo estadounidense, el gobierno americano empezó a preparar un ataque brutal que aún perdura ( hoy día 29 de Septiembre) y quién sabe como va a terminar. Esta actitud que ha tomado el gobierno americano ha sido cuanto menos igual de desacertada que la que tomaron los Talibanes. Quizás peor porque están engañando o por lo menos intentan engañarnos a la población mundial diciendo que sólo están bombardeando territorio de los radicales islámicos, cosa que es incierta ya que todos los días en los canales árabes salen las imágenes de civiles muertos que son tan civiles como los que murieron en Los EE.UU. y que merecen el mismo respeto que cualquier estadounidense, o es que los estadounidenses son los más buenos y los más bondadosos del mundo. A mi me gustaría que la gente fuera a Afganistán por ejemplo y ver las condiciones en las que están esos países por culpa de sus dirigentes, del fanatismo islámico, del analfabetismo y, como no, por culpa de los países desarrollados ( que son desarrollados en tecnología, armas y dinero, porque en desarrollo humanitario escasean y mucho).

      Así que vamos a dejarnos de que si los árabes son muy malos y los estadounidenses muy buenos, y saquemos como conclusión que tanto una parte de los árabes y otra parte de los estadounidenses que apoya la violencia para buscar o conseguir un fin son igual de malas personas, sin distinción de raza.

      Por último mi utopía sería que en el mundo exterminarán las armas, y que la única manera de defender lo nuestro fuera la palabra, el diálogo, la diplomacia para que reinara en este una paz mundial. Y también que todos los países desarrollados ayudarán de manera enorme a salir del subdesarrollo a esos países que tan atrasados están para que en la humanidad no hubiera ni países desarrollados ni subdesarrollados, es decir, que todo estuviera en equilibrio y armonía.

      VICTOR PASCUAL LUQUE DICE: “ el atentado a las Torres Gemelas fue inesperado desde todos los puntos de vista. No olvidarnos que en el Pentágono también hubo, y que otro avión se estrelló.

      ¿ por qué ocurrió esto? Es la pregunta que se harán y se estarán haciendo millones de personas. Mi respuesta a esto es el fanatismo religioso de unos cuantos a la cabeza de Ben Laden, este loco, aunque es licenciado en Ciencias Económicas con matrícula de honor, es el causante de toda esta catástrofe. Su interpretación del Islam y sus escrituras sagradas, es totalmente errónea, y al ser un hombre con mucho poder de convicción gracias a las creencias de sus palabras por sus seguidores. Esto hace que personas como los kamikazes entreguen su vida por Alá y por encontrar el paraíso.

      También Estados Unidos tiene mucho que ver, como dijo Sadan Hussein, le han pagado con la misma moneda. Lo que Estados Unidos y sus dirigentes hacen por el mundo y su prepotencia ante algunos países, hace que ocurra hechos tan catastróficos e inhumanos.

      Las víctimas, sólo son víctimas, ¿ qué pudieron hacer? Les tocó a ellos. es una pena todo lo que dejan atrás; esposas, hijos, madres, hermanos, etc..., el tiempo los ayudará a vivir con esto.

      Van a seguir muriendo personas, en Afganistán, tan inocentes como los de EE.UU., esperemos que termine todo pronto, y el mundo se acerqué a una armonía que nunca, en mi opinión, tendrá.

      Por último decir que “ningún fin justifica los medios” y que Ben Laden y sus seguidores sufran lo mismo que estas miles de personas han sufrido y sufrirán.”

      JUAN JOSÉ BELTRÁN SANZ DICE: “ la población estadounidense quizás sea la población más patriota y fiel a su tierra, sin llegar al fanatismo, por supuesto. Pero el tras el grave atentado del 11 de Septiembre la moral de la población a caído estrepitosamente, este hecho era de esperar después de haberse producido un atentado contra el punto financiero mundial y contra el país más seguro del mundo, el suyo. La vulnerabilidad puesta en evidencia ha despertado igualmente el ansia de poder por medio del patriotismo desmesurado en el que se encuentra, algo a admirar por los demás países, especialmente por el nuestro.

      Esta ansia de recuperar el poder perdido nos hace plantear una pregunta, ¿ volverán a reconstruir las Torres Gemelas o algo parecido?.

      Desde mi punto de vista el derrumbamiento del símbolo del poder mundial ha sido un golpe de efecto muy duro pero también creo que construyendo otras Torres no se volvería a recuperar el poder, además pienso que no deben recuperar poder sino consolidar su dañada moral, es decir lo ideal sería suplantar el símbolo de poder por el de paz, cosa que la población agradecería.

      Quizás el volver a levantar otras “ Torres Gemelas” sea un signo de recuperación, de seguir mostrando quienes son los más grandes y esto es precisamente lo que no deben hacer ya que eso es lo que les ha llevado a la situación actual, el afán de poder.

      La moral perdida hay que recuperarla, y que mejor forma de recuperarla desde abajo, desde los cimientos y no desde las alturas.

      El World Trade Center debe ser una zona de recuerdo, de tranquilidad y de paz, cambiar el poder por la paz y más ahora que todos nos hemos dado cuenta de lo que es vivir en guerra.

      ¿ Por qué, quién no ha sentido miedo desde ese terrible atentado?

      Así que construyan un parque, que sea el parque más querido y admirado, de recuerdo y admiración por las víctimas, en definitiva una zona tranquila y signo de paz”

      V. GLOSARIO DE TÉRMINOS:

      • Acero: hay varios tipos de acero, el de las Torres gemelas era de baja aleación ultraresistente y era una aleación entre carbono y hierro ( fundamentalmente hierro). El punto de fusión ronda los 700º centígrados. Los edificios estos se construyeron con aceros de baja aleación porque las vigas son más delgadas y no disminuye su resistencia y por tanto se dispone de mayor espacio en el edificio.

      • Amianto: forma fibrosa de varios minerales y silicatos hidratados de magnesio. El amianto se utiliza mucho para fabricar productos ignífugos, ropa de bomberos, tuberías de agua caliente, productos aislantes, etcétera... El amianto puede provocar una dolencia pulmonar que se manifiesta a través de la falta de aliento y de tos. Además potencia los efectos cancerígenos.

      • Refuerzo de concreto: cuadrado de columnas de hacer bastante juntas que estaban recubiertas por cemento. Estos refuerzos estaban colocados en el núcleo central de las Torres Gemelas.

      • Tube in tube: sistema que organiza el núcleo central del conjunto de ascensores y escaleras como una rígida columna vertebral resistente ( tubo interior), encargada de soportar la mayor parte de las cargas verticales, y establece la fachada como una malla metálica estructural ( tubo exterior), aprovechando la anchura del edificio como brazo de palanca para compensar las tensiones y las deformaciones originadas por el fuerte viento reinante a una altura de 400 metros.

      • Yihad: es la Guerra Santa de los musulmanes y tiene como objetivo defender a cualquier país musulmán que este siendo atacado por otro país no musulmán.

      VI. BIBLIOGRAFÍA

      La información que hemos manejado ha sido sustraída de los siguientes periódicos digitales:

      • El País,

      • El Mundo,

      • ABC.

      También de portales de internet como

      • Terra

      • BBC ( versión española ).

      • Buscador Google de Eresmas

    Vídeos relacionados