Televisión: El verdadero aporte

Periodismo. Comunicación. Paradigma Social. Lenguaje oral. Información

  • Enviado por: Makitalinda
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

No es difícil recordar que desde mis primeros años de vida, es decir desde que tengo uso de razón, que la televisión es un electrodoméstico mas en mi casa. Siempre ha estado allí como algo necesario en nuestras vidas, y lo peor es que cada vez se hace más necesario, llegando incluso a recaudar mas de un aparato por hogar.

Hay personas, estudiosos y entendidos en la materia que han criticado mucho el papel cada vez mas importante que ha adquirido la televisión. Pero por otra parte hay también gente que ha alabado las increíbles facultades que esta posee y lo que se podría lograr más adelante con el uso de mayor tecnología.

Pero, ¿es tan perjudicial el uso de la televisión o es más bien algo que beneficia a la sociedad actual? o más bien ¿aporta algo provecho en nuestras vidas el consumo de la programación que entrega la televisión?. Las opiniones como ya sabemos son bien variadas pero ambas con justificaciones que valen la pena conocer.

Siguiendo la línea del texto “La Televisión Pública en América Latina”, nos damos cuenta que el autor ha querido rescatar la parte positiva o más bien uno de los cuantos aportes que tendría la televisión, además de analizar la “condición semióticas particular de la TV para explorar las nuevas potencialidades y también las limitaciones que emanan intrínsicamente desde el mismo lenguaje televisivo en su relación con un televidente situado en una condición específica de recepción, como es el hogar”.

Para este autor el lenguaje oral cumple un papel muy importante en el genero audiovisual, sobre todo en la televisión por el tipo de programas que ésta muestra, ya que involucran no sólo imágenes que se relacionan más con el espectáculo visual, con la comunicación gestual de los seres vivientes sino que también reúne varios géneros como son la narrativa, la publicidad, el informativo, etc. Por tanto la palabra y la comunicación no verbal son claves en este mensaje. Más que el lenguaje escrito que es más bien analítico, abstracto, racional, etc., en cambio el lenguaje oral, y principalmente el que se muestra en televisión afecta más a las emociones del televidente, a la afectividad propia de los seres humanos, esto porque el lenguaje oral ayuda para captar el significado de la imagen, en este caso el lenguaje escrito puede ayudar pero en menos grado que el oral. “La palabra analiza el mundo referencial, abstrae y generaliza, desconcretiza y toma distancia, opera con una lógica de secuencia lineal, asocia en la longitud diacrónica del discurso; el lenguaje audiovisual asocia sincrónicamente entre varios códigos”.

Como se ha mencionado el lenguaje oral es importante para entender el significado de las imágenes, pero además existen otros factores que ayudan a complementar el mensaje, estos son los personajes que participan en televisión al ser vistos por el espectador se crea una relación más directa entre el público u el animador o actor, además hoy día existe una gama de programas que son interactivos y donde los televidentes pueden hacerse participes del show mediante llamados telefónicos. La música también es un recurso importante para la mejor captación de las imágenes ya que ayudan a acentuar las emociones que se quieren destacar en una imagen.

La oralidad, dentro de los géneros en que trabaja, permite acentuar las emociones de la audiencia, como ocurre en los relatos de fútbol y otros deportes, donde el relator no se limita a narrar lo obvio sino que más bien sirve para darle énfasis a la imagen.

En este contexto “lo oral ha encontrado más que nunca su plena justificación”, esto se explica por la diferencia que existe entre lo oral primario, que sólo existía en culturas primitivas donde la escritura no se conocía, y lo oral secundario propio de nuestros días y que se ha masificado con el uso de la radio y la televisión, es por eso que se señala que ahora lo oral ha encontrado su justificación puesto que el mensaje llega cada vez a más personas, a un público mayor de lo que fue posible antes de los modernos desarrollos electrónicos.

Por otra parte una de las funciones principales de la televisión es más entretener que educar. Esto se explica ya que la televisión esta más relacionada con la cultura popular que con la cultura escrita o intelectual. El modelo televisivo se basó en los gustos populares pre-televisivos, que estaban más asociados a la diversión, las fiestas religiosas con las leyendas épicas, etc, es decir más relacionada con lo oral primario, pero una vez que se crea la imprenta esta cultura popular se separa de aquella racional y comienza a repensarse el sentido de la entretención.

Entonces podemos darnos cuentas que la televisión también puede tener varios puntos a su favor que no la hacen tan despreciables, más bien las críticas van por el lado de su contenido, pero de todas maneras aquí se ha dado un fenómeno bastante híbrido, ya que por una parte ayuda a la globalización y la integración de otras cultural a través de la televisión satelital y por cable, la que muchas veces ha sido criticada por involucrar a las culturas nacionales haciéndolas perder su verdadera identidad. Pero al parecer esto tampoco es tan así ya que como señala el autor de “La Televisión pública en América Latina” hemos sido testigos de un proceso más bien local, es decir una vuelta a nuestras raíces, como un claro ejemplo de esto se señala las teleseries brasileras que explotan toda su geografía y tradición y también lo que se ha estado haciendo en estos últimos años en nuestro país.

Es por eso que el autor de esta obra se refiere a la capacidad lúdica que tiene la televisión puesto que no cumple otra función más que entretener a los espectadores y permitirles abrirse al plano emocional y afectivo. Pero no sólo se remite a eso sino que también acompañada de un lenguaje oral y audiovisual los que ayudan a narrar historias, mostrar publicidad y a veces informar.

Con esto nos damos cuenta que, por una parte la televisión nos ayuda en un sentido emocional pero para nada en un sentido de aprendizaje donde el lenguaje lecto-escrito nunca podrá ser superado, y esto está más que claro, es cosa de revisar la historia de la humanidad para darnos cuenta que con la invención de la imprenta y la masificación de los textos escritos la razón y el intelecto han avanzado de manera considerable mejorando la especie humana.

Sin duda no podemos dejar de desmerecer algunos aspectos positivos de la televisión pero en ningún caso son comparables con lo escrito.

Es por eso que para finalizar este ensayo podemos concluir que en parte la televisión ayuda par la distracción y para la emotividad de los seres humanos, así como también para ampliar su mundo audiovisual y oral pero tampoco podemos dejar de mencionar que en nada aporta para la educación de la población puesto que no está orientada a este aspecto, con la seriedad que debiera tener, ya que más bien los programas están orientados a temas de conversación y concurso. Por lo tanto no podemos discriminarla pero tampoco alabar el escaso aporte cultural que ésta realiza.

Universidad Diego Portales

Facultad de Ciencias de la Comunicación e Información

Escuela de Periodismo

Comunicación y Paradigma Social

Macarena Nannucci.

EL VERDADERO APORTE DE LA TELEVISIÓN

“La televisión Pública en América Latina”, Capítulo Tercero, pag. 113.

“La televisión Pública en América Latina”, Capítulo Tercero, pag. 127.

Ong, Walter; “Lo Oral, lo Escrito y los Medios de Comunicación Modernos”, capítulo VII, pag. 96