Sócrates. Platón. Aristóteles

Filósofos griegos. Filosofía helenista. Razón, bien y virtud socráticos. Relativismo moral. Verdad y bien platónicos. Ética y Política aristotélica

  • Enviado por: Inmaculada Morgaz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 32 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

INDICE:

  • Introducción pág 2-3

  • Sócrates: pág 4-8

  • Biografía.

  • La razón, el bien y la virtud, elementos de la educación.

  • La comunicación docente: El diálogo.

  • Crítica al ralativismo moral, una mirada a los sofistas.

    • Platón: pág 8-14

  • Biografía.

  • La verdad y el bien como objetivos de la educación.

  • "La Republica", obra fundamental de la educación.

    • Aristóteles: pág 15-21

  • Biografía.

  • Fundamentos y elementos de la educación.

  • El bien, la felicidad y la virtud.

  • Etica y política.

    • Conclusiones: pag 22

    • Vigencia: pag 22-24

    • Apendice: pag 24-31

    • Bibliografía: pag 32

  • Introducción:

  • La educación ha tenido siempre gran importancia y ha interesado a las inteligencias más selectas de todas las épocas.

    La educación presenta una característica especial destacada: la tradición de su pasado y la proyecta en el presente.

    Debemos, así, proceder a un estudio histórico, descriptivo y explicativo de la educación: la autentica historia, está basada en la tradición que se deriva de la primitiva Grecia, como actividad de pesquisa, investigación y de análisis científico.

    En el ámbito educativo se plantean muchas cuestiones que dificultan el pensamiento y obstaculizan la acción; entre todas, la educación como actividad de conservación, y como actividad de creación por otra. Ambos aspectos de la educación forman parte de un mismo proceso de transmisión y de reconstrucción crítica de la cultura.

    Hubo un gran periodo de tiempo donde la religión se hizo de la educación y a partir del momento en que el Estado empieza a intervenir en la educación, se incrementan de modo considerable las controversias y los conflictos en torno a la naturaleza, la finalidad y las prácticas de la misma.

    La única generación verdaderamente aceptable es la época contemporánea, según la cual existe una creencia muy común- implícita y explícita- en el sentido de la educación, que puede y debe extenderse en toda medida de lo posible, aún cuando no esté comúnmente del todo claro por qué ni cómo puede y debe efectuarse esta extensión.

    Destacamos tres características importantes: La búsqueda de una racionalidad ideológica adecuada; La búsqueda de un sistema adecuado de instituciones y procesos; y La búsqueda de una pedagogía adecuada, es decir, de un método viable de enseñanza y aprendizaje.

    La educación comporta, en efecto, este proceso cultural de transmisión de las técnicas de control del medio ambiente. El proceso de educación cobró este cariz social e intelectual, para transmitirse progresivamente en el transcurso de la historia de forma simbólica. Centrándonos en la educación griega, hay que nombrar Esparta como estaba dividida, la organización política de su Estado, la división de las clases sociales, del gobierno, etc...

    También debemos nombrar como ciudad importante en la educación a Atenas, donde su expansión ávica y las instituciones democráticas ejercieron su atracción sobre estudiosos e intelectuales. La nueva estructura socio-política de carácter democrático, así como la pujante economía marítimo-comercial, hicieron posible un aumento de tiempo libre de los ciudadanos. Ello provocó a su vez la expansión de nuevos estudiosos, y el desarrollo de nuevos tipos de saber.

    Debemos señalar el concepto de educación: "Paideia". En sus comienzos, la paideia siguió estando subordinada a las necesidades prácticas, y concretamente a aquellas que garantizaban la primacía del Estado como canal más adecuado para la promoción humana. El Estado era la institución por antonomasia, la que confería su identidad al individuo; el Estado vería siempre en primer lugar y el individuo lo seguía.

    En Atenas los grandes discursos se pronunciaban en el seno de las asambleas, donde se hacía la política y se tomaban las decisiones. Se comenzó a crear un sistema que educará a los jóvenes, y que proporcionará al mismo tiempo estudios superiores, fue entonces cuando apareció una nueva ocupación o profesión: la del " profesor" de enseñanza superior. Estos nuevos maestros eran los sofistas, que no constituían un grupo único; partían unas perspectivas educativas muy distintas, y enseñaban disciplinas muy diversas.

    Todo esto fueron antecedentes para nuestros autores a desarrollar en este trabajo; Sócrates, Platón y Aristóteles.

  • Sócrates:

  • 2.1 Biografía:

    Nació hacia el 470 a.c. y murió en el 399 a.c. Era ateniense, pertenecía a una familia de clase media, de padre escultor y madre comadrona.

    No dejó testimonios escritos, porque decía que un libro es algo muerto que en caso de duda no puede resolvértela. Por eso para reconstruir su pensamiento hay que recurrir a otras fuentes, como su más fiel discípulo Platón, Jenofonte, Aristófanes, Tebas y de Flionte, Crítias...

    Según Platón Sócrates era un hombre con proximidad, consagrado al saber de la humana perfección, sin otro afán que el de velar por la justicia de los atenienses y recordarles el cuidado de sus almas, que te lleva a obedecer a Dios ante que a los hombres. Cumplidor de las leyes, hasta el punto que podríamos decir que murió debido a esto, y además maestro de la juventud.

    El Sócrates que nos presenta Jenofonte está desprovisto de la fina ironía que nos presentaba Platón, un hombre bondadoso, piadoso y anecdótico, para quien la virtud no podía menos que coincidir con la belleza y la felicidad y, en última instancia, con la utilidad. Aristófanes nos presenta la pintoresca caricatura de Sócrates convertido en un personaje que corrompía a la juventud, esto hace de él un desaprensivo manipulador de vidas jóvenes, seductor, charlatán, contradiciendo a los anteriores autores. En su obra: "Apología de Sócrates" aparece un Sócrates revolucionario y corrosivo, que se ríe de todos y de todo.

    De uno o de tres matrimonios, tuvo tres hijos (Lamprocles, Sofonisco y Menexenas). Salió cuatro veces de su ciudad natal Atenas: durante los años 432-429 para el asedio de Potidea, en 424 para la batalla de Delio, en 422 para la expedición de Anfípolis y, en una fecha desconocida, para consultar el oráculo de Delfos. Los rasgos más evocados de su personalidad son la paciencia, la fealdad y el demonio que, según él, le inspiraba a veces.

    "Conócete a ti mismo" frase inscrita en el frontón del templo de Delfos y que Sócrates adoptó como su lema. También se especula en torno a la especulación que propuso de esta formula: "Sólo sé que no sé nada". Según León Brunschving todo lo referente a Sócrtes es verdaderamente Socrático, puesto que de él ciertamente no se sabe nada.

    Para Sócrates su misión consistía en sembrar la duda, haciéndoles preguntas a los que se creían sabios, para que se dieran cuenta de su error. Por lo que fue condenado por corromper a la juventud, por impiedad y por creer en más dioses y no en los de la ciudad de Atenas.

    Platón en su "Apología" nos narra los últimos momentos de su vida. Durante el primer juicio sostiene en su defensa no haber perseguido otro fin que la mejora de los ciudadanos en sabiduría y virtud. Fue considerado culpable y propone una multa alternativa a la pena de muerte, pero en el segundo juicio celebrado un mes más tarde es condenado a muerte.

    Pudo huir pero no lo hizo, la razón que aporta es que él había proclamado siempre el cumplimiento de las leyes por lo que no iba a traicionar su ideología nunca. Murió rodeado de sus amigos envenenado por cicuta.

    2.2 La razón, el bien y la virtud, elementos de la educación:

    A primera vista, Sócrates habla de todo, como si sus lecciones fueran estudiadas o preparadas, pero en verdad él tan sólo salía a la calle y conversaba cordialmente con todos, la conversación era espontánea y cualquiera de ellos podían sacar a relucir un tema y Sócrates lo debatía.

    Sócrates dejo a un lado el tema de la naturaleza, ya que según él sobre ello no conocía la solución a los problemas. Se centro únicamente en el tema de la humanidad y todo lo relacionado con ello, ya que estaba lleno de inquietudes y sugestiones. Para concienciar a todos de su ignorancia, Sócrates utilizaba la ironía, preguntándoles la definición de algo como la justicia, la piedad... algo que se sabía cuando no se preguntaba pero al preguntarlo no se sabía expresar, por lo cual dejaba sin respuesta a todos esas personas que eran consideradas sabias. Tras haber conseguido lo primero actuaba como una comadrona ayundandoles a dar a luz ese conocimiento que llevamos dentro, utilizaba la mayéutica que consistía en hacer preguntas de tal forma que el otro llegue a descubrir esa verdad por si mismo mediante la razón natural.

    El logos Socrático, el concepto que él descubría y buscaba a la vez, era únicamente el logos del bien, norma ideal de conducta humana. En primer lugar Sócrates orienta el tratamiento de los distintos modos de conducta hacia la virtud, que según él estaba formadas por un conjunto de ellas, pero estas por si solas sólo son aspectos o facetas de la virtud general. Por eso una persona considerada valiente no puede ser intemperante, porque si es así sólo será una supuesta valentía, puesto que teme a sus pasiones. Desde este momento surge un nuevo norte en la formación del ser humano: El bien, como meta de toda conducta humana.

    El Problema del bien (verdad) es el problema de la moral y la política, según Sócrates, para que el hombre descubra el bien moral y político hay que utilizar el procedimiento del diálogo ya que un libro es algo muerto.

    La ética socrática tiene una dimensión política proyectada no sólo en lo colectivo sino también en lo individual. Piensa que los seres humanos llevamos una luz natural y por ella podemos alcanzar la verdad, ya que el bien de la ciudad es el buen cazador y la virtud de cada uno de sus miembros. Según Sócrates hacemos cosas malas sólo por ignorancia.

    La vida en común no exige un criterio particular de lo bueno y de lo justo, diferente para cada cual. El logro del pensamiento socrático es que es común a todos los que lo buscan. El principio fundamental del pensamiento socrático es: la identidad entre el saber y la virtud, para Sócrates quien sabe o conoce el bien es virtuoso, quien peca se equivoca y no sólo es un error moral sino intelectual. No es posible así que un hombre iluminado por la verdad, el alma llena de grandes ideas y afectos, y por tanto llena de amor y virtuosidad, sea un degenerado.

  • La comunicación docente: El diálogo.

  • La humilde confesión de ignorancia con que inicia casi todas las conversaciones no debe conducirnos a un error, esto hace que el individuo al darse cuenta de que no sabe nada, se motive y encuentre la verdad.

    En la obra "El sofista" de Platón, se contraponen expresamente la antigua manera de enseñar y ésta de Sócrates, más nueva y eficaz, obtenida mas maduras reflexiones. Parte de la idea de que TODA IGNORANCIA ES INVOLUNTARIA, pues quien se cree sabio, se creerá en posesión de la verdad y jamás querrá aprender. El objetivo del diálogo es la reducción máxima hasta llegar a la definición y sus principales fases son la exhortación y la indagación.

  • Exhortación - Sócrates hace rápidas exclamaciones, destinadas a sacar al hombre de su cotidiana vulgaridad e introducirle en el mundo de la verdad, mediante figuras enigmáticas o paradójicas del maestro.

  • Indagación - Tiene a su vez una primera parte que consiste en obtener las primeras soluciones al problema propuesto, comparar estas soluciones con las que individuo tenía antes y demostrar que son contradictorias. A esta primera parte de la indagación el lenguaje socrático-platónico la denomina purificación o purgación.

  • La segunda parte debe dedicarse a la construcción, pero tanto Platón como jenofonte cuando hablan de dicha parte dejan inconclusa esta etapa. Según Sócrates la verdad la llevamos dentro, aunque no nos demos cuenta, y él mediante el diálogo hace que vuelva del olvido y hallemos y lleguemos a descubrirla.

    No hay que confundir nunca educación con urbanidad ni mucho menos con instrucción. El conocimiento forma parte de la educación ya que es una gravación consciente e intencionada de los agentes que entran en el proceso, la educación no puede ser ejercida a la fuerza, el que educa no puede obligar al que este siendo educado.

    2.4 Crítica al relativismo social: Una mirada a los sofistas.

    Sócrates siempre pensó que los sofistas, no eran filósofos sino timadores que insistían en la falta de unanimidad de los hombres respecto de qué es lo justo y lo injusto, lo bueno y lo malo, lo loable y lo reprimible. El relativismo, actitud general de los sofistas, quedaba así consagrado respecto de los conceptos morales. A Sócrates no le satisfacía este relativismo. En efecto, pensaba Sócrates, si cada uno entiende por "justo" y por "bueno" una cosa distinta, la comunicación y la posibilidad de entendimiento entre los hombres resultará imposible ¿Cómo decidir en una asamblea si una ley es justa o no, cuando cada uno entiende algo distinto por "justo"? . La tarea más urgente es la de restaurar el valor del lenguaje como vehículo de significaciones objetivas y válidas para toda la comunidad humana. Para ello se hace necesario tratar de definir con rigor los conceptos morales (justicia, bien,...), esto es a lo que Sócrates dedicó afanosamente su vida.

  • PLATÓN:

  • 3.1 Biografía:

    Nació en Atenas, en el 427 a. C. en el seno de la más alta aristocracia. Critias uno de "los treinta" fue su tío materno, tuvo dos hermanos, (Adimanto y Glauco) una hermana, (Potoné cuyo hijo Espeusipo sustituyó a Platón en la dirección de la Academia) y posteriormente un hermanastro, todos estos personajes aparecen en sus diálogos.

    Platón, junto Aristóteles, son los pensadores más importantes de la Grecia clásica. En el 407 conoce a Sócrates, que tenía entonces sesenta y tres años. Las relaciones entre ambos duraron ocho años, hasta que, en el año 399, Atenas condenó a Sócrates a beber cicuta. Según el Fedón, Platón, enfermo, no pudo asistir a los últimos momentos de la vida de aquél. La muerte de Sócrates hizo que Platón comprendiera que sólo cesarían las calamidades humanas cuando los gobernantes sean educados como filósofos o éstos se conviertan en gobernantes. Apoyados en la Carta VII, pueden situarse sin dificultad sus primeros viajes: Megara, donde fue acogido por Euclides el Socrático y su grupo, Egipto, fue allí, se dice, como negociante de un cargamento de aceite, después tres grandes aventuras le sucedieron en Siracusa: La primera- fue invitado por Dionisio el viejo, en la corte del tirano sucedió algún conflicto del que no se sabe nada pero se puede imaginar, el final de este suceso convirtió a Platón en un esclavo que gracias a la ayuda de un joven ateniense que le reconoció le rescato y lo llevo a Atenas. Por estas fechas situamos la fundación de su escuela llamada "La Academia", primera escuela filosófica. Murió Dionisio el viejo y su hijo Dionisio el joven llamó a Platón para que de nuevo regresara a Siracusa, algunos dicen que la República acababa de escribirse y Platón pensó que era el momento de hacerla, en parte, realidad. Esto hizo que uno y otro fueran acusados de querer ejercer el poder por la propia cuenta. Pero en el año 361 Dionisio lo llamó de nuevo y volvió a marchar a Siracusa, donde pasaron desavenencias y fue retenido por un tiempo.

    <<Murió escribiendo>> dice Cicerón, para referirse a la actividad especulativa, que no descaeció siquiera en los últimos años de su vida. La muerte ocurrió en 347 a. C. y fue enterrado en el jardín de La Academia, donde más tarde dice Pausanias haber visitado su sepultura.

    Sus Diálogos (nombre que alude al género literario prácticamente exclusivo de sus escritos) suelen ser ordenados cronológicamente en cuatro grandes grupos. El primero, el de los diálogos socráticos, se centra en el proceso y la muerte del maestro (Apología de Sócrates y Critón) y en el método mayéutico (Hipias menor, Cármides, Laques, Lisis, Eutifrón y Menéxeno). En el segundo grupo, el de los diálogos de transición: aquellos entre los años 388-367, destacan Gorgias (Retórica), Henexeno, Menón (Plan de estudio de la Academia), Eutidemo, Cratilo. El Tercer grupo es el de madurez (literariamente, los más conseguidos), se tratan los grandes temas platónicos: la teoría de las ideas, la inmortalidad del alma, el amor ideal, la ciudad perfecta (El banquete, Fedón, La república y Fedro). El cuarto grupo es el de la vejez, o de los diálogos dialécticos, en los que el autor expone su cosmología (Timeo) o somete a revisión su teoría de las ideas (Teeteto, Parménides, El sofista, El político y Filebo) o su doctrina política (Las leyes, obra inacabada); también inacabado es el Critias. Trece Cartas (alguna de dudosa autenticidad) cierran el conjunto, aportando datos (sobre todo la Carta VII) de gran interés biográfico. Sócrates en la mayoría de sus obras es protagonista principal, pone en boca de éste sus propias teorías, de ahí que muchas veces no se sepa dónde acaba el pensamiento de uno y empieza él del otro. Pero a medida que avanza su vida Sócrates va desapareciendo en sus obras, hasta llegar a su última etapa en la que ni siquiera es nombrado. La forma de diálogo que Platón dio a sus escritos reflejan las conversaciones que su maestro mantenía en las plazas, además también esta ligada con el método pedagógico que Platón presenta como herencia filosófica de Sócrates, el "Mayeuta", arte de pensar entre dos, que en Platón recibe el nombre de Dialectica. El diálogo en Platón es una especie de conversación sin maestro, el sabio no existe aquí, y sólo se hace profesión de ignorancia, reconocimiento que constituye el momento inaugural de la filosofía en tanto que ella es amor, por lo tanto deseo, por eso falta saber.

    3.2 La verdad y el bien como objetivos de la educación:

    En el transcurso de sus años de madurez Platón siguió elaborando sus doctrinas y corrigiendo las dificultades con que habían tropezados sus teorías. Al mismo tiempo muestra indicios de una filosofía más madura. De entre sus ya mencionadas obras destacamos, llegando a este momento, cinco de ellas: Parménides que trata sobre la teoría de las formas, Teeteto que trata acerca de la teoría platónica de la naturaleza del conocimiento, Sofista que nos cuenta algunas cuestiones de lógica y de taxonomía, además Las Leyes (obra inacabado) que recoge la reelaboración de las ideas propuestas en La República, y por último, pero sin menospreciarlo, El Timeo que es una prolongación de la República, considerado clave del platonismo.

    - El Timeo, en él Platón nos cuenta la creación del universo y del hombre. En la creación del universo nos presenta dos etapas: la primera, concepción de su alma, que es la fuente del movimiento físico incluidas las órbitas de los astros y de los planetas. La segunda, realización de la forma física del universo; la finalidad de la creación se consume con la fusión de ambos aspectos en uno. La figura perfecta propuesta por Platón es el circulo, porque todos sus vértices están a la misma distancia del centro. El hombre es también parte de la creación divina; posee una naturaleza dual, (dualismo platónico) formado por cuerpo y alma. Según Platón el alma ha convivido arriba con los dioses y ha aprendido todo el verdadero conocimiento. Posteriormente el alma se encarna en el cuerpo del hombre y éste mediante la ayuda de objetos e imágenes recuerda aquello que el alma aprendió con los dioses (REMINISCENCIA). Platón representa la búsqueda humana del conocimiento como preocupación central de la vida misma; la clave del pensamiento platónico la constituyen, pues, esta noción del conocimiento como meta de un proceso llamado "PAIDEIA", que sería el proceso de educación. El perfeccionamiento del hombre se le presenta a Platón como un proceso de purificación del alma. El delito del cuerpo es perturbar la claridad del conocimiento. Oscurece la función cognoscitiva, enturbiándola con las pasiones. La unión del cuerpo con el alma hace que ésta se degrade, ya que se une a algo irracional, cuyos dos estigmas esenciales, materialidad y mutabilidad, lo hacen sin remedio impensable, absurdo, opaco.

    Sin embargo, Platón cuando expone su plan de educación cuenta siempre con la base natural del sujeto: las sucesivas elecciones para los diversos grados de educación se hacen en función de las aptitudes y de la conducta.

    Según Platón hay dos mundos (inteligible y sensible) y por tanto habrá dos tipos de conocimientos: cuando el alma mira las cosas, su devenir, obtiene un conocimiento cambiante y mutable (dóxa, opinión o conocimiento sensible) y cuando mira las ideas, consigue un conocimiento eterno e inmutable (noús, inteligencia).

    El conocimiento sensible se divide en dos niveles: Conjetura, que es el conocimiento de las sombras e imágenes de las cosas, y Creencia, que es el conocimiento de las cosas sensibles del mundo físico.

    El conocimiento inteligible o superior (ciencia) se compone, por su parte, de pensamiento discursivo e inteligencia. El pensamiento discursivo estudia los objetos matemáticos y se apoya en supuesto (hipótesis) sensibles, es decir, es un conocimiento de esencias matemáticas (idea de triángulo, idea de impar, par...), pero se sirve de la ayuda de los sentidos (imágenes, figuras). Extrae conclusiones a partir de supuestos, pero estos supuestos no han sido demostrados.

    La inteligencia o Dialéctica es el grado superior de conocimiento: es el conocimiento que no se detiene hasta llegar a la idea del bien, que no es otra cosa que el principio de todos los principios. Se denomina dialéctica especialmente a la etapa final, la meta o fin, de este viaje del alma.

    El hombre para Platón como ser participa tanto del mundo sensible domo del inteligible. Del mundo sensible participa mediante su cuerpo, sus sentidos, sus pasiones..., del mundo inteligible a través de su razón, su alma (parte espiritual dotada de libertad).

    En el hombre debe haber un equilibrio, una armonía, este equilibrio lo identifica con el bien y la justicia. Tanto el bien y la justicia universal como personal no se contraponen porque siguen la misma línea. Esta armonía debe ser guiada por la parte espiritual. (Mito del auriga)

    Otro aspecto importante en Platón es la Sociabilidad: para Sócrates el hombre es un ser sociable y gira su pertenencia hacia la polis. Platón toma la misma idea pero tomando una concepción recíproca, la sociedad tiene que estar hecha para el hombre y tiene que realizarse de tal manera que favorezca el desarrollo del hombre.

  • La República, obra fundamental de la educación:

  • Esta es una de las obras principales de Platón. Se nos presenta en 10 libros en la que Platón se propone un estudio de lo que es justo e injusto. Su objetivo es demostrar la necesidad moral, para el Estado y el individuo, de regir su conducta según la justicia. Todo esto lo representa bajo la figura de Sócrates, el cual, establece un diálogo con otros seis personajes para intentar resolver las cuestiones que se plantean. Sócrates siempre defiende que la justicia y el estado justo consiste en que cada uno ocupe su lugar y su función dentro del Estado, sin inmizcuirse en los quehaceres de los demás.

    En el libro VI Platón empieza a definirnos que es lo bello en sí, lo bueno en sí, dándole el valor que esto representa como idea simple y única. También nos hace una división de los objetos: Visibles (captados por los sentidos) e Inteligibles. Cuando Platón nos habla del bien como una idea perfecta, sólo cuando llegamos a ella somos realmente inteligentes, a partir de ahí deriva el significado de inteligible, aquello que se conoce por la inteligencia pero no se ve, como son las ideas o idea del bien. También nos habla de dos mundos, ya mencionados en otro apartado, el mundo inteligible y el mundo sensible, los cuales nos lleva a dos conocimientos muy distintos: conocimiento de las sombras e imágenes (conoc. Sensible) y el conocimiento de las ideas y la Idea del bien (conoc. Inteligible, Dialéctica). En el libro VII Platón representa la teoría del conocimiento a través del "Mito de la caverna", en la cual nos describe los distintos grados, no sólo del conocer sino su equivalencia con los grados de ser.

    Grados del ser

    Grados del conocer

    Mundo inteligible

    (ESENCIAS)

    Ideas

    e idea de Bien

    Inteligencia

    noús

    Conocimiento

    inteligible

    CIENCIA

    (epísteme)

    Objetos matemáticos

    (apoyo en hipótesis)

    Pensamiento discursivo

    dianoia

    Mundo

    sensible

    (DEVENIR)

    Objetos sensibles

    del mundo físico

    Creencia

    eikasía

    Conocimiento

    sensible

    OPINIÓN

    (dóxa)

    Sombras e imágenes

    de los objetos físicos

    Conjetura

    pístis

    En la República, Platón habla de la dialéctica como una ciencia espiritual, que se eleva mediante la razón hasta la esencia de las cosas, llegando al conocimiento inteligible.

    En el libro VIII nos habla del Estado perfecto, según él, viene representado por la Aristocracia. En este estado todo debe ser común; mujeres, hijos, educación, ejercicios propios de la paz y la guerra, etc. y deben mandar los viejos sobre los jóvenes, es decir, aquellos que conozcan el significado de las ideas de justicia, templanza, valor..., los filósofos.

    El orden de las distintas clases sociales dentro de este Estado la realiza la educación (en la música y en la gimnasia con un acuerdo armonioso). Los jóvenes que den fruto a esta educación, formarán el ejercito del Estado, y el resto la formarán la clase de los mercenarios y artesanos. Están también los jefes o magistrados soberanos, a quienes obedecerán los jóvenes y deberán hacer todo lo ventajoso para el Estado. Los mal constituidos deberán dejarse que se mueran o condenarlos a no tener educación. Para acostumbrarlos a las distinciones de clases, desde muy pequeños, se les enseña la fábula que dice: Dios que es el que los ha formado ha puesto oro en los jefes, plata en los guerreros y hierro y metal en los labradores y artesanos. Naturalmente los hijos deben parecerse y perpetuar el oficio de sus padres, pero esto no le impide que a través de la educación, vayan subiendo o bajando de clase social.

    En este Estado cada uno realiza una función con determinación a su clase social, sin inmizcuirse en la de los demás. Platón le da una gran importancia a los guerreros y magistrados porque son los encargados de llevar al Estado en su buen camino; uno en defensa y lucha, para lo que necesitan una educación especial; y otros en guiar al Estado, aunque no forman las leyes, hacia el camino del Bien, por eso necesitan cualidades y una educación especial, dialéctica. Los magistrados serán los únicos que puedan enseñar al enemigo o al ciudadano para Bien del Estado.

    ¿Qué lugar ocupa la educación en este Estado? ¿Qué objetivos persigue?. La educación ocupa un lugar importante ya que Platón a partir de ella quiere formar a hombres perfectos que sean capaces de gobernar el tipo de Estado que él propone, también a partir de ella forma las clases sociales.

    Toma gran parte en la justicia de un Estado porque cada uno se dedica, según la educación recibida, a su oficio por decirlo de alguna manera: el zapatero habrá recibido una educación de zapatero... y traza una educación especial para los guerreros, que es desde donde partirán hacia el hombre perfecto. El guerrero basará principalmente su educación en la música y en la gimnasia. La música es la parte principal de la educación, ya que con ella se llega a la armonía de las partes del alma y porque un joven educado en la música advertirá más las imperfecciones de la naturaleza y el arte. La música irá a parar hacia el amor, a lo bello. Después serán formados en la gimnasia, ya que hay que indicarle al alma como debe de construir al cuerpo, aunque tanto ésta como la música sean creadas para formar el alma y perfeccionar en ella la sabiduría y el valor, no se puede educar al hombre en una sola de ellas porque saldrán hombres con mucha rudeza o afeminados.

    La educación además, para Platón, es importante porque según él, el hombre que gobierne este Estado perfecto debe ser un filósofo, es decir, que conozca la idea del bien; y éste necesita una educación especial (Dialéctica).

    El filósofo se diferencia de los demás porque las cosas pequeñas no tienen cabida en su alma; no le teme a la muerte; su alma tendrá equidad y dulzura y están dotados de una excelente memoria. Éstos trabajan sobre la esencia misma de la justicia, la belleza, la templanza y todas las demás virtudes, pero no hacen las leyes. Esta educación posee unas reglas: 1)Estar callado delante de los ancianos, 2)Levantarse cuando estos se presentan, 3)Cederles siempre el puesto de honor, 4)Respetar a los padres y 5)Conservar el modo de vestir, de cortarse el pelo, de calzarse y todo lo relativo al cuidado del cuerpo. Todas estas reglas son resultados de la educación.

    Platón nos propone como método de educación el método dialéctico, mencionado ya varias veces, él dice que es el único que, dejando a un lado las hipótesis, saca poco a poco el ojo del alma del cieno que está sumido, y se eleva a lo más alto con auxilio y por el ministerio de las artes como la geometría, astronomía, aritmética, música, gimnasia,... ha distinguido estas muchas veces con el nombre de ciencias. Este método es para él por el único que puede llegarse con regularidad a descubrirse cada cosa. Además es preciso que el hombre tenga memoria y voluntad, que ame el trabajo en toda su especie y sin distinción. Desde la edad más tierna es preciso destinarles al estudio de estas ciencias como preparación a la dialéctica. Hay que instruir a los niños en el juego, conociendo así mejor las disposiciones de cada uno. También es preciso llevar a los niños a la guerra a caballo, hacer que presencien el combate, y hasta aproximarlos a la pelea cuando en ella no haya gran peligro y procurar en cierta manera que les guste la sangre. Pondremos a un lado los mejores en valor, paciencia y honor desde la edad de 2 ó 3 años para sí llegados los 20 años se consiguiera distinciones honrosas. Después, a los que hayan mostrado más constancia y firmeza, en el estudio de las ciencias y en el trabajo y demás pruebas, cuando lleguen a los 30 años se les concederán mayores honores y se dedicarán a la dialéctica. En la dedicación de la dialéctica estarán 5 años y durante este tiempo observaremos su evolución. Al terminar esta fase final ya serán jefes y hombres y mujeres perfectos.

  • ARISTÓTELES:

  • 4.1 Biografía:

    Nació hacía el año 384 a. c., en la ciudad griega de Estagira, península de Calcidia. Era hijo de un gran médico, de ahí su conocimiento sobre las medicinas. A los dieciocho años entró en la academia platónica y permaneció en ella entre 17-20 años. Durante estas dos décadas Platón se ausentó, aunque no se conoce verdaderamente el motivo. Hubo especulaciones sobre si Aristóteles enseñó retórica en la academia, en competencia con la escuela de Isócrates. Esto explicaría la supuesta ausencia de Platón, cuya oposición a la retórica era radical. Desde edad muy temprana se relacionó con las artes médicas y los métodos en la academia de Platón. Alguna relación existió entre ambos porque hay referencias sobre la admiración de Platón por la progresiva independencia intelectual de Aristóteles.

    En el 347 a. c. muere Platón, haciéndose cargo de la academia su sobrino Espeusito. Aristóteles desengañado marcha a Lesbos y en Mitilene prosigue sus estudios de zoología y biología, innovándose ahora hacía la disección y la zoología marítima. Por el contrario se piensa que abandonó Atenas en el 349 a. c., dos años antes de la muerte de Platón, al producirse una revuelta contra las ciudades griegas de la península de Calcidia, por parte del rey Filipo de Macedonia. Esto explicaría que a la muerte de Platón, Aristóteles no ocupara su lugar. Tras la muerte de Filipo y la dominación de Macedonia sobre Atenas, Aristóteles vuelve y funda " El Liceo", esta vez con la protección de Carlos Magno. Su escuela adoptó el modelo polimatemático, es decir, enseñaban todos los campos del saber. La finalidad de esta escuela era la búsqueda del principio fundamental. Las clases eran más experimentales y menos formales. No se han conservado manuscritos originales lo que nos han llegados son manuscritos y apuntes de sus discípulos. A su muerte en 322 a. c., sólo tuvieron acceso a sus escritos sus alumnos, por eso se explica la poca influencia que tuvo Aristóteles sobre sus predecesores. Toda su obra ha llegado en un esquema lógico dividido en cuatro categorías (método, física, metafísica, artes), llevando un sello de estilo pedagógico, con citas de autores anteriores, análisis de argumento, crítica de sus errores y presentación de una nueva teoría basada en la consideración de fallos anteriores. Tan importantes fueron sus críticas y citas de predecesores que son la base de la buena parte de nuestro actual conocimiento de los primeros filósofos.

    Con su muerte y la de Alejandro Magno comienza la decadencia del mundo griego. Se quería volver a la democracia antigua.

  • Fundamentos y elementos de la educación.

  • La educación se fundamenta en la teoría del movimiento, tiene dos partes: una que cambia, la forma, y otra que permanece, la materia. La educación es una modificación de categoría accidental, es decir, no altera la esencia del ser humano, pero afecta a facultades humanas como la inteligencia y la voluntad. Los caracteres de la educación son la dinamicidad y la transcendencia. El concepto de educación se esclarece a la luz del principio general según el cuál todo acto se identifica con la perfección de la potencia respectiva. El perfeccionamiento de la educación tiene dos grandes direcciones; en orden a la inteligencia y en orden a la voluntad, es decir, los aspectos fundamentales son la formación (moral, Areté) y el cultivo de la inteligencia (instrucción, cultura).

    Para Aristóteles el aprendizaje es adquisición y un proceso de inteligencia creciente que proviene de la reminiscencia. El hombre nace con riqueza originaria que son semillas del pensamiento contemplativo (nous), especulativo (dianoia) que tiende a actualizarse y con un lenguaje que parte de conocimientos sensoriales. Así el saber es una cualidad del sujeto y un acto del mismo.

    Los elementos de la educación en formas generales son tres:

  • Naturaleza: desde su retórica podemos conocer el pensamiento y los cuadros descriptivos de la edad juvenil, la madurez, de Aristóteles. En ella encontramos temas como las pasiones, hábitos y experiencias. Los jóvenes son de carácter concupiscente y hacen lo que desean. Todo lo hacen con exceso y las injusticias las cometen por insolencia no maldad (DICHO DE QUILAN). Los ancianos son inocentes, porque suelen ser engañados y desconfían de todos, son egoístas, mezquinos y cobardes. No obran según sus pasiones sino en su provecho. La edad madura son, ni demasiado generosos, ni demasiados desconfiados, sino temperantes con valor y valientes con templanza. Son los moderados y adecuados en lo que hacen. Este estudio permite prever un concepto de formación donde los factores no racionales queden suficientemente ponderados. Así el hombre es su ser cargado de deseos e impulsos que muestran el comportamiento individual o en grupo.

  • El Hábito: el hombre ha de ser educado con la mayor armonía posible entre hábito y razón. El cuerpo es anterior en la generación al alma, al igual que la parte irracional es anterior a la dotada de razón. El cuidado del cuerpo también es anterior al del alma, luego la educación de los deseos que está ordenada a la inteligencia. El papel de la educación es fijar los impulsos y el papel del ejercicio es el hábito, así el hábito implica el ejercicio y ésta actúa sobre el impulso. No todo hábito es virtuoso ya que hay que ajustarlos y regularlos a normas. El ejercicio de la educación no es adquirir hábitos cualquiera sino virtudes, que perfeccionen al ser humano. El ejercicio del hombre es ser virtuoso, esto corresponde a toda la teoría pedagógica de Aristóteles. La razón son los impulsos que surgen de forma inconsciente y dirigiéndose a lo moralmente bello, después la razón da su consentimiento y criterio, consumado el acto. Por el contrario si la moral parte de la razón, los impulsos no siguen el acto, sino se oponen. Los movimientos dirigidos a la virtud son mejor punto de apoyo que la razón, ya que para adquirir el hábito virtuoso hay que obrar conforme a la virtud.

  • Razón: es el conocimiento, siendo razón e inteligencia el fin de la naturaleza. Es también una norma de conducta. El logos es el descubrimiento de la rectitud correspondiente a les costumbre, es el poder ético de la razón, una sabiduría práctica que se traduce por prudencia. Aristóteles divide la sabiduría teórica de la práctica, lo que implica la separación de la metafísica y ética. La ética: virtudes morales. Las virtudes no están reguladas por normas universales. La virtud es un estado de carácter que tiene que ver con la elección, que reside en el término medio determinado por nosotros desde la sabiduría práctica. Es decir disponen de medios para alcanzar el fin determinada por la voluntad moral.

  • La educación es el camino a la verdad y la comprensión de la realidad, es el aprendizaje que suministra la información al conocimiento, habiendo tres grados de conocimiento: Percepción sensorial, común a hombres y animales; Memoria, común entre hombres y animales superiores, es la permanencia de impresiones, que vienen del conocimiento y la experiencia, pero este saber queda retenido en la opinión y razonamiento sin llegar a la ciencia que confirma los conocimientos con demostraciones. Así la enseñanza es la exigencia del conocimiento perfecto, la representación de la sabiduría, que nos ayuda a conocer el qué y él por qué. Imitación, el mundo es concebido como una imitación, la materialidad del mundo al ser objeto del conocimiento vuelve a ser imitada por la concepción sensible o intelectual. Siendo el conocimiento una imitación, el que aprende o conoce es un artista. Así, dice Aristóteles, la imitación cubre el campo del conocimiento y el aprendizaje.

  • El bien, la felicidad y la virtud.

    • Bien: El bien y el mal existen independientemente del hombre, es decir, existe dios y el diablo y son los que encaminan al hombre al bien o al mal. Para Aristóteles el hombre es el resultado de sus acciones, así es malo o bueno y esta acción busca la felicidad.

    Aristóteles comienza planteándose un problema en el que se adivinan las discusiones que tenían lugar en el seno de la Academia. Puesto que la moral es el arte de vivir bien ¿qué es lo bueno para el hombre? ¿Cuál es el bien supremo al que debe aspirar en sus acciones? Ya desde el comienzo de la Ética a Nicómaco marca una diferencia fundamental con el platonismo: no considera las acciones humanas en cuanto buenas en sí mismas sino en cuanto coinciden con el bien del hombre. Claro que lo bueno y lo malo del comportamiento humano será diferente según el carácter y la naturaleza de cada persona. Por eso la característica general del comportamiento no es que busque el bien sino que el bien se constituye en la finalidad del comportamiento. Por ello será buena toda acción que conduzca al fin del hombre, y toda acción que desvíe o se oponga al fin del hombre será mala. Nadie tiende al mal, toda acción humana está orientada a la consecución de algún bien, al cual van unidos placer y la felicidad. A la hora de preguntar por el bien supremo, estamos hablando de la felicidad.

    • Felicidad: es algo concreto, tiene una entidad, no es una cosa abstracta, etérea; es el bien concreto al que tiende el hombre en sus actividades concretas; el bien no es una actividad, el bien es dinámico. La dificultad está en determinar en qué consiste ese bien y esa felicidad:

    A)La felicidad es autosuficiente: si no se basta a sí misma no sería felicidad. Tiene que ser buscada por sí misma, y nunca como medio para otra cosa. Se trata del Bien, del Fin Supremo.

    B)La felicidad consiste en realizar la tarea propia del hombre: todo ser busca el bien en conformidad con su naturaleza, y para Aristóteles el fin del hombre no es algo que a él se le antoje como un capricho sino que es algo que está determinado por su naturaleza y consiste precisamente en el cumplimiento más perfecto posible de las exigencias de su naturaleza.

    C)Aristóteles descarta una serie de bienes, que son falsas interpretaciones de la felicidad, (placer, honor, riquezas, etc.) porque no cumplen la condición de autosuficiencia que ha de tener el bien supremo, es decir, la Felicidad. Entonces, hay que buscar un criterio que sitúe aquel bien o conjuntos de bienes que llamamos felicidad, y que hace por sí mismo deseable la vida.

    C.1)este criterio no puede fundamentarse en nada exterior al hombre porque el hombre lo podría perder; Tiene que salir de él, de su interior, de sus actividades; hay que buscar algo que en su actividad le haga feliz al hombre.

    D)Cada ser es feliz si realiza la actividad que le es propia y natural; Como, por ejemplo, el pájaro es feliz si puede volar, el pez en el agua si puede nadar, el ser de la piedra si es impenetrable, duro; Y la pregunta: ¿cuál es la actividad propia del hombre? Lo primero de todo es vivir, pero ésto es común a los animales y a las plantas; lo segundo es sentir, y éso es sólo común a los animales, y lo tercero, lo que es propio del hombre es pensar, RAZONAR. Así, el hombre sólo será feliz cuando realice la actividad intelectual; la vida del hombre será plenamente feliz cuando viva conforme a la razón.

    • Virtud: vivir conforme a la virtud significa que la razón, la actividad racional, es la que dirige y regula todos los actos del Hombre, toda la conducta humana; en ésto consiste la vida virtuosa.

    A)La virtud procede del hábito: ninguna virtud moral se origina en nosotros por naturaleza, no es innata ni espontánea sino que requiere esfuerzo de la voluntad; el hábito engendra la costumbre, es decir, el modo de ser de una persona, que se expresa por sus acciones.

    B)La virtud es esa fuerza, poder, capacidad, para buscar el bien, la propia plenitud humana, su propia perfección en todos los terrenos, no sólo en el moral. Es el cultivo de todas las cualidades personales; por tanto es huida de la mediocridad.

    C)La virtud es un hábito voluntario y libre, que implica deliberación y elección; Aristóteles no comparte el intelectualismo moral de Sócrates, que identifica la virtud con el saber y la ignorancia con el vicio. No basta saber el bien para practicarlo ni basta conocer el mal para dejarlo de hacer.

    D)La virtud consiste en el término medio entre dos extremos. No se trata de la media matemática, pues en la Ética no puede exigirse la misma exactitud que en otras ciencias. La virtud es esa capacidad racional de saber escoger. Aristóteles no la sitúa en el ámbito individual y personal de la conciencia de cada uno, sino que la sitúa en el conjunto del Universo.

    E)Clasificación de las virtudes: dos tipos de virtudes en el ser humano, las virtudes intelectuales (dianoéticas) que perfeccionan el conocimiento; y las virtudes morales (éticas) que perfeccionan el carácter, el modo de ser y comportarse.

    Entre las virtudes intelectuales Aristóteles le atribuye una gran importancia para la vida práctica: La prudencia, consiste en la capacidad para determinar lo adecuado en el ámbito de la vida práctica y La justicia que es la virtud que regula las relaciones interpersonales imponiendo un trato equitativo, de modo que cada cual se le dé lo que corresponde.

  • Ética y política:

  • Aristóteles, a diferencia de su maestro Platón, tiene una concepción monista del hombre: para él el hombre es una única sustancia compuesta por dos elementos que están indisolublemente unidos; cuarpo-materia y alma-forma. La unión del cuerpo y el alma no es accidental, como decía Platón, sino sustancial, cuerpo y alma forman una única realidad en los seres que existen en la naturaleza, y esta realidad no se puede separar. Si el alma es la forma y la forma es lo que define a un ser, y lo que diferencia a los seres vivos de los que no lo son, es la vida, así podemos decir que el alma y la vida son la misma cosa. Para Aristóteles el alma es el alimento vital para la vida. Aristóteles define al alma como entelequia primera de un cuerpo organizado según su naturaleza. Entelequia (acto) es un ideal que nos mueve a la consecución de un fin, por tanto el alma movería a todos los demás miembros del cuerpo a la consecución de unos fines, utilizándolos como meros instrumentos a su servicio. Aristóteles nos habla de tres clases de almas:

  • Alma vegetativa: es la propia de los vegetales, de las plantas. Tiene unas funciones muy elementales: alimentación, crecimiento y muerte. Esta es corruptible, desaparece con el cuerpo.

  • Alma sensitiva: es la propia de los animales, tiene algunas funciones más que la anterior y a su vez engloba a esas funciones. Esta clase de alma la transmiten los padres y es corruptible, desaparece con el cuerpo. Sus funciones específicas son el conocimiento sensitivo y la función apetitiva.

  • Alma racional: es exclusivamente humana. Esta engloba las funciones de las dos anteriores y tiene unas propias: la del conocimiento intelectivo, tendencias libres y voluntarias. Este es el único tipo de alma incorruptible, lo único que cesan en ella son las funciones meramente vegetativas y sensitivas, porque al no estar unida a un cuerpo esas funciones no pueden manifestarse.

  • La ética de Aristóteles es Eudemonista, igual que la platónica, porque considera que el bien supremo del hombre es la felicidad, (ver punto 4.3).

    Ética y política son para Aristóteles aspectos inseparables de una misma realidad. La máxima contribución de Aristóteles al pensamiento político ha consistido en su insistencia en que la naturaleza humana es esencialmente social. Para este personaje la sociabilidad del hombre es un rasgo esencial de la naturaleza humana, el hombre es un animal político, ciudadano de la polis, en la cual y a través de la cual adquiere sentido su vida. Lo que justifica moralmente una forma de organización política es que sirva al "bien común". Aristóteles estudia con detalle las pros y los contras de la diversidad de regímenes políticos que observa en la realidad y sus correspondientes deformaciones; así establece tres formas distintas de gobierno y otras tres formas de degeneración de los mismos:

    · Monarquía Tiranía (gobierno de uno solo)

    · Aristocracia Oligarquía (gobierno de un grupo: los mejores.)

    · República Democracia (gobierno del pueblo)

    Para Aristóteles Democracia es entendida como para nosotros hoy en día la Demagogia. Él defiende como la forma más correcta de gobierno una amplia clase media como factor de equilibrio y estabilidad, necesario para la supervivencia de un régimen y su preferencia por una forma de organización política (mezcla de "aristocracia" temperada por controles democráticos) en el que los derechos políticos pertenecen a las capas de población libres, de situación económica.

    La educación para Aristóteles, como Platón, tiene una gran importancia y también la considera como tarea propia del Estado. Esta es ante todo una educación moral, tanto más que el ciudadano nunca tendrá que ganarse la vida trabajando como agricultor o como artesano, sino que será formado para ser, lo primero, un buen soldado, y después un buen gobernante. El ciudadano no es educado para servir al Estado, sino que hay una acción recíproca: el individuo logra alcanzar el desarrollo y la perfección que le son propios mediante los actos en su vida concreta, que es una vida en la Sociedad (Estado); y la sociedad alcanza su fin propio por la perfección de los miembros que la componen.

    En el Estado propuesto por Aristóteles, los labradores y los artesanos son necesarios, pero ellos no gozan de los derechos de los ciudadanos. Sólo la tercera clase, la de los guerreros, serán ciudadanos en el pleno sentido. Estos serán guerreros en su juventud, gobernantes en su edad madura, y sacerdotes en la ancianidad. Cada ciudadano poseerá un lote de tierra próximo a la ciudad y otro cerca de la frontera, de modo que todos tengan interés por defender al Estado. Esta tierra será trabajada por los considerados no-ciudadanos (obreros).

    5 Conclusiones:

    Tras haber realizado este trabajo, hemos adquirido un conocimiento más amplio sobre el tema. Algunas de las componentes del grupo de trabajo, no habían tratado estos personajes anteriormente, pero el esfuerzo del grupo en global han dado lugar a que no nos haya sido muy difícil realizarlo. Durante la realización del trabajo, muchas de las ideas expuestas por los autores eran aceptadas por nosotras, aunque también tendríamos que destacar aspectos con lo que no estamos de acuerdo. Un ejemplo de ello sería el Estado propuesto por Platón, donde se afirma que un individuo no puede pasar de una clase social a otra. Vemos que dicha idea no está patente en la actualidad, y damos gracias a ello.

    O quizás también habría q destacar la firmeza que mantuvo en todo momento de su juicio, Sócrates. Fue condenado a tomar cicuta (veneno mortal) y el que siempre respetó, proclamó y defendió la justicia, prefirió morir.

    El único motivo o problema que nos acarrea la realización del trabajo, y el cual es obvio, es el tiempo que nos quita para estudiar. Aunque nos ha venido una época de huelgas y paros, que nos han facilitado mucho.

    El material sobre este tema es muy amplio y variado, hemos revisado muchos libros y artículos en internet referidos a estos autores y a sus ideas.

    • Vigencias:

    Mientras que Platón afirma que nuestra alma preexistió al cuerpo en el mundo de las Ideas, de donde obtuvo el conocimiento. El alma no se deja obnubilar por el cuerpo y sus pasiones. Habló de la divinidad e inmortalidad del alma, así como de que el cuerpo es origen de todos los males. Por el contrario Aristóteles afirma que el alma no es algo que se une accidentalmente al cuerpo. El alma es la forma real del cuerpo, con el que constituye la unidad de un cuerpo animado. El alma es el principio activo y la materia es el pasivo. Distinguió entre tres almas, nutritiva (plantas); sensitiva (animales) y racional (hombre). El alma como el cuerpo es mortal, menos el alma racional.

    Sócrates defendió que la vida buena, el bien, consistía en el saber. Sostuvo una posición que ha sido conocida históricamente como intelectualismo moral, que basta conocimiento para asegurar la buena acción, y que nos conduce a la felicidad. Por el contrario el mal que procede de la ignorancia produce infelicidad y sólo puede curarse mediante la educación. De esta forma Aristóteles quiso corregir a Sócrates y sostuvo que la felicidad es una actividad del alma que se alcanza con la práctica de las virtudes. Ser virtuoso es ser excelente en algo. Como la felicidad ha de ser algo consciente, la práctica de la virtud en que aquella se basa ha de ser un hábito, una manera habitual de vivir.

    Sócrates trató de indagar la cualidad que hace al hombre un ser singular. Fue el descubridor de la interioridad del ser humano, de la conciencia, haciendo de la reflexión y de la razón el verdadero centro de la vida humana. Así continuó Platón en la línea de su maestro, estableciendo una nítida separación entre alma y cuerpo (dualismo), lo esencial en él es el alma, que es inmortal, sede de la razón y el conocimiento verdadero. La razón debe gobernar los impulsos.

    Pero en cambio Aristóteles hizo notar que si bien es capacidad racional la que distingue y singulariza al ser humano, es necesario reparar en que dicha capacidad es la misma que hace posible el lenguaje y la comunicación, y que es ésta la característica que diferencia a la comunidad humana de cualquier otra asociación de seres vivos. Aristóteles manifiesta que es el contacto con otros seres humanos lo que nos hace propiamente humanos, que el hombre que no vive en sociedad, que no necesita de nadie es "una bestia o un Dios". De ahí que ser humano y vivir en sociedad estén en Aristóteles intrínsecamente vinculados. Tanto el hombre como el mundo son considerados como seres creados por Dios. El mundo ha sido creado para el hombre y éste ha sido creado a imagen y semejanza de su creador. El ser humano es, un ser más, pero por haber sido hecho a imagen y semejanza de Dios y por tener un alma inmortal y libre para hacer el bien o el mal, tiene un valor y una dignidad que le hacen superior a todo lo demás.

    A pesar de los años, todavía en nuestros días se siguen manteniendo algunas de las principales ideas que estos autores expusieron en su época. Por ejemplo de Sócrates, pensamos que el dialogo aún sigue siendo la forma más rentable de aprehender, ya que como decía él un libro es algo muerto, y en caso de una duda es imposible resolverla. Sin embargo de forma oral las dudas se resuelven fácilmente. Además el dialogo nos sirve para comunicarnos, a través de preguntas y exposiciones obtenemos de individuo la respuestas y conclusiones que deseamos.

    También hoy todavía muchas religiones siguen la idea dualista de Platón, el alma cobra la mayor importancia. Incluso de Aristóteles, las religiones, por ejemplo el cristianismo, se apoyan en que sólo aquel que mediante el hábito de hechos buenos, virtuosos según Aristóteles, consiga ser un buen cristiano será llamado por Dios a su reino. En el cristianismo es existente la reencarnación del alma en otro cuerpo, como la reminiscencia de Platón.

    Como futuras pedagogas también apoyamos el Lema socrático "sólo se que no sé nada". En la vida no sólo hay que saber sino darte cuenta en realidad de lo que sabes, para así realizarte como ser humano. Creemos que esto puede ser un buen comienzo para motivarte a conocer más y así integrarse en la sociedad. Aquellos que creen saberlo todo están en un escalón más bajo del que sabe poco pero comprende y se da cuenta de ese poco que sabe.

    • Apéndice:

    Sócrates:

    Nació en Atenas en el seno de una familia humilde. No dejó testimonios escritos, así que todo lo que sabemos de él es a través de su discípulo Platón, y otros autores como Jenofontes, Crítias, etc.

    Sus lecciones eran improvisadas, ocasionales. Sócrates siempre buscó el logos del bien ya que ésta era la meta de toda conducta humana. La doctrina principal que mantenía era que el saber es igual a la virtud. Como virtud mantenía que era la capacidad del hombre para hacer el bien y actuar justamente. Por lo tanto si el saber era hacer el bien, Sócrates decía que la ignorancia era semejante de maldad. A esto se le denominó intelectualismo moral, que fue dividido en dos ámbitos: teórico y práctico (encaminados a la acción). Dentro del ámbito práctico se encuentra lo productivo-técnico ( que pretende explicar la teoría del saber moral) y el regulador de la conducta humana: moral y política. Así que el intelectualismo moral afirma que el saber lleva a obrar bien y éste a su vez a conseguir la felicidad, poniendo en práctica los conocimientos que ya se poseen.

    Pero si Sócrates es recordado por algo es por su método. El método socrático se basaba en el diálogo o conversación directa. Éste servía para enseñar al hombre a poner en práctica sus conocimientos que ya posee, es decir, a ser virtuoso.

    El método consta de dos fases: la ironía y la mauyectica. La primera sería el reconocimiento de la propia ignorancia donde el maestro utiliza preguntas hábiles hasta que el individuo se da cuenta de que no tiene razón. La segunda fase consiste en sacar a la luz los conocimientos innatos que poseemos almacenados en el alma, que son extraídos hacía el exterior a través de las preguntas habilidosas del maestro.

    Aristóteles:

    Nació en Estagira, Grecia. Su relación con relación con Platón fue directa ya que fue su alumno, aunque no compartió todos sus ideales. Sintió siempre una gran admiración por su maestro, en distintos sentidos. Enseñó el arte de la retórica en su escuela, El liceo, ya que en La Academia no se lo permitió Platón. A la muerte de éste no fue su sucesor, y ésta pudo ser una de las causas de su marcha a Atenas.

    Cuando volvió fundó su escuela, El Liceo, donde se enseñó todos los campos del saber, buscó el principio fundamental... En cuanto a la educación mantuvo que sus dos características principales eran la dinamicidad y la transcendencia. Se fundamenta en la teoría del movimiento y la divide así en dos forma y materia. Según él la educación se dirige en dos direcciones: hacía la inteligencia y hacía la voluntad. Los elementos de educación son: Naturaleza = el hombre es un ser cargado de deseos, impulsos y malas pasiones. El Hábito = el cuerpo es anterior al alma, luego la educación de los deseos, pasiones está ordenada a la inteligencia. Razón = es el conocimiento supremo, la inteligencia como fin de la naturaleza. La educación es el camino a la verdad y la comprensión de la realidad, es el aprendizaje que suministra al conocimiento.

    Aristóteles trata por separado tres conceptos: bien, virtud y felicidad, que se relacionan directamente. El bien y el mal existen independientemente del hombre, pero el hombre debe encaminar su vida hacía el bien. El bien supremo que todo hombre debe y quiere alcanzar es la felicidad. Está se consigue por medio de la virtud, pero no por una virtud aislada sino por el hábito de ser un hombre virtuoso siempre. La virtud vive conforme a la razón, por ello es propio de los hombres.

    Platón:

    Filósofo griego. De familia noble y tras dedicarse sin éxito a los círculos militares y poéticos, siguió la enseñanza de Sócrates, a cuya muerte (399) viajó a Egipto y al Sur de Italia, conociendo el pitagorismo y entablando amistad, en Sicilia, con Dión, sobrino de Dionisio, tirano de Siracusa. De regreso, fundó en Atenas la Academia (387). Volvería (367) a Siracusa, intentando en vano que el nuevo tirano aplicara en la ciudad su modelo político. Al morir, sería sustituido en la Academia por su sobrino Espeusipo. Es el primer pensador griego cuya obra se ha conservado íntegramente, y Aristóteles ha transmitido incluso fragmentos de su enseñanza oral en la Academia, al parecer discordante con sus escritos. Sus Diálogos suelen ser ordenados cronológicamente en tres grandes grupos. El primero, el de los diálogos socráticos, se centra en el proceso y la muerte del maestro y en el método mayéutico. En el segundo grupo, el de los diálogos de madurez (literariamente, los más conseguidos), se tratan los grandes temas platónicos: la teoría de las ideas, la inmortalidad del alma, el amor ideal, la ciudad perfecta. El tercer grupo es el de la vejez, o de los diálogos dialécticos, en los que el autor expone su cosmología (Timeo) o somete a revisión su teoría de las ideas o su doctrina política; también inacabado es el Critias. El pensamiento de Platón surge en una época de crisis política de Atenas (tras la guerra del Peloponeso y la derrota frente a Esparta)Platón busca una respuesta a tales problemas. Sale en defensa de la memoria de Sócrates, elabora la teoría de las ideas, establece la justicia «en sí» como fundamento del orden sociopolítico, eleva el eros a categoría ideal, presenta la figura del filósofo como modelo del ser humano y el único capaz de regir la polis, y se afana por hallar un prototipo de la misma.

    Divide al mundo en dos: el mundo inteligible o mundo de las ideas- verdadero mundo para Platón-; el mundo sensible o mundo de las cosas corpóreas que no son reales para Platón.

    La educación es la tarea más importante del Estado, por ese motivo tanto los hombres como las mujeres deben educarse en la gimnasia y la música, actividades del cuerpo y alma. Los hombres guerreros se educarían en las matemáticas, parte fundamental de Platón, paso desde lo sensible hasta lo inteligible. Por último los gobernantes terminaran su estudio en la dialéctica, primero la teoría, que enseña a utilizar la razón sin el mundo sensible. Y luego la práctica, donde toda la teoría se lleva a la práctica.

    ESQUEMA:

    *SÓCRATES:

    • El conocimiento del pensamiento socrático:

    Tres modos de verlo:

    • La razón, el saber y la virtud:

    -Sus lecciones parecen estar preparadas; son imprevistas, ocasionales.

    -Su gran preocupación es la humanidad: *el mezclarse con ella.

    *interesarse por aquello que es

    considerado importante para

    la humanidad.

    -El logos socrático

    es el logos del bien:

    -La entrada de la

    razón en la

    conducta humana:

    • La comunicación docente: el diálogo.

    • Comienza con una humilde confesión de ignorancia, ya que no es más sabio

    aquel que se cree saberlo todo, sino aquel que no lo cree.

    • Debe saberse de antemano cual es el resultado al que se desea llegar

    -DEFINICIÓN-OBJETO FINAL

    • Fases:

    • la verdad no se entrega por medio de hermosos discursos. La llevamos dentro como oscurecida por el olvido, y es el maestro el que se encarga de que el alumno llegue a descubrirla.

    *ARISTÓTELES:

    • Nació en Estagira (Grecia).

    • Relación con Platón:

    • Fundación de El Liceo:

    • Educación:

    Elementos de la educación:

    • Naturaleza: el hombre: un ser cargado de deseos, impulsos y malas pasiones.

    • Jóvenes: hacen lo que desean pero cometen muchas injusticias, por ignorancia no-maldad. No-control de sus pasiones, deseos...

    • Ancianos: egoístas, mezquinos, cobardes... no obran según las pasiones sino en su provecho.

    • Edad madura: ni demasiados generosos ni confiados. Son moderados y adecuados. Controlan sus pasiones, deseos...

    • Hábito: el cuerpo es anterior al alma, luego la educación de los deseos está ordenada a la inteligencia.

    Capacidades de hombre: Innata El Naturaleza

    Ejercidas hombre se Aprendizaje

    Adquiridas forma por Ejercicio.

    Pedagogía de Aristóteles: Ejercicio de educación es adquirir virtudes para llegar al bien supremo (FELICIDAD).

    • Razón: -es el conocimiento-inteligencia como fin de la naturaleza.

    -La educación es el camino a la verdad y la comprensión de la realidad, es el aprendizaje que suministra la información al conocimiento.

    *PLATÓN:

    • Vida y obras de Platón:

    • Pertenece a la aristocracia

    • Poder educativo de Sócrates, mucha influencia, cambios a partir de su muerte.

    • Viajes: 388 convencer a Dionisio de su programa político- expulsado

    22 años + tarde convencer al hijo de Dionisio- Fracasa.

    5 años + tarde consigue su programa- Dion.

    • Obras: 4 periodos

    • La verdad y el bien como objetivos de la educación:

    - Timeo (clave platonismo) Examen del universo: se crea en dos partes; Alma fuerza física del movimiento

    Cuerpo materia del universo.

    - Lo mismo ocurre con el hombre: Alma

    Cuerpo

    - PAIDEIA = Educación en Grecia : Platón es el único que propone una auténtica teoría.

    - Perfeccionamiento del hombre = purificación del alma = conocimiento.

    - Dos mundos: sensible e inteligible.

    • "La República", obra fundamental:

    - Compuesta por diez libros, estudio de lo justo e injusto.

    - Libro VI: definición de lo bello en sí, lo bueno en sí.

    Mito de la caverna = Dos mundos: Dos conocimientos

    Artesanos

    - Libro VIII: Estado perfecto = tres clases Guerreros

    Gobernantes

    *Cada clase realiza una función sin inmiscuirse en la de los demás.

    - La educación ocupa un papel importante en el estado. Toma gran parte en la justicia. La música y la gimnasia son primordiales en la educación tanto de los hombres como de las mujeres.

    *El método utilizado por Platón es la dialéctica, cuando consigan llegar a la fase final ya serán hombres y mujeres perfectos.

    • Bibliografía:

    BOWEN, J. (1992): Historia de la Educación occidental. Tomos I y II. Barcelona: Herder.

    DURKHEIM, E. (1982): Historia de la educación y de las doctrinas pedagógicas. Madrid : La piqueta.

    ESCOLANO BENITO, A. (1984): Historia de la educación. Salamanca: Anaya.

    GALINO CARRILLO, Mª A. (1968): Historia de la educación. Edades antigua y media. Madrid: Gredos.

    MARROU, H. (1988): Historia de la educación en la antigüedad. Madrid: Akal.

    REDONDO, E. Y LASPALAS, J. (1997): Historia de la educación. Edades antigua y media. Madrid : U.N.E.D.

    www.uned.es

    www.zubiri.org/socratesysabiduria,htm

    www.cervantesvirtual.com (La ética de Aristóteles)

    http://www.filosofia.net/materiales/tem/aristote.htm

    http://www.educacao.pro.br/espanol/platon_filosofia_educacion.htm

    http://www.ulsa.edu.mx/publicaciones/onteanqui/b11/edugriega.html(educación- Griega)

    http://www.filosofia.net/materiales/tem/presocra.htm

    22

    31

    PROBLEMA DEL HOMBRE

    MORAL

    VERDAD = BIEN

    POLÍTICA

    PROCEDIMIENTO DIÁLOGO

    • Exhortación: son rápidas exclamaciones, destinadas a sacar al hombre de su cotidiana vulgaridad e introducirlo en el mundo real, no sólo a través de la palabra sino también a través de la figura del maestro.

    • Indagación: 1º obtener del interlocutor las primeras soluciones al problema propuesto, compararlas y ver que son contradictorias con respecto a los mismos objetos =PURIFICACIÓN O PURGACIÓN.

    2º debe dedicarse a la construcción, aunque a veces

    esta etapa se queda inconclusa.

    • PRINCIPIO FUNDAMENTAL: SABER = VIRTUD

    • El saber se apoya en el elemento intelectual, hasta hacerle alcanzar las zonas más profundas del alma.

    • Este saber es el que nace de la meditación.

    • Quien conoce todas las virtudes en todo su esplendor y atractivo será virtuoso.

    • Virtud = Hábitos racionales

    • Junto al verdadero conocimiento del bien, que sirve de meta a la voluntad, trabajan los apetitos que inclinan al hombre hacia la consecución de bienes aparentes.

    • Lo que buscaba era el logos del bien = norma ideal de conducta humana.

    • Fue dado a percibir un concepto puro, perfecto, absoluto de virtud.

    • Sólo una virtud general, de la que forman parte todas las demás, pero no puede faltar ninguna.

    • EL BIEN = META DE TODA CONDUCTA HUMANA.

    • La política ve al hombre vinculado en la polis, es decir, que trata tanto lo social como lo individual.

    • Platón: *Describe un Sócrates consagrado a :

    • Humana perfección.

    • Valor para la justicia de los atenienses.

    • Cuidado de sus almas.

    *Sócrates consagrado a las leyes

    *Maestro de la juventud

    * Toma a Sócrates como uno de los personajes de

    sus libros.

    • Jenofonte: Nos presenta al un Sócrates bondadoso, moralizante, ejemplar, anecdótico, para quien virtud es igual a belleza.

    • Aristófanes: Nos lo presenta como un sofista peligroso, corruptor de la juventud, manipulador de vidas juveniles.

    VIRTUD = SABER = HACER EL BIEN = FELICIDAD

    TEÓRICO

    INTELECTUALISMO

    MORAL PRÁCTICO

    PRODUCTIVO-TÉCNICO REGULADOR de la conducta

    Humana moral y política.

    - fue alumno, pero no compartió todos sus ideales

    • Enseñó retórica en su escuela.

    • Sentía admiración por su maestro.

    • Tras la muerte de Platón, no dirige la academia.

    • Modelo polimatemático: Se enseña todos los campos del saber.

    • Busca el principio fundamental.

    • Clases más experimentales y menos formales.

    • Tras la muerte de Platón, no dirige la academia.

    • No se conservan sus obras originales.

    - Características: Dinamicidad y transcendencia.

    • Se fundamenta en la teoría del movimiento: dos partes, forma (cambia) y materia (permanece).

    • Dos direcciones: hacía la inteligencia y hacía la voluntad.

    • Aprendizaje: adquisición y proceso de intelig-creciente

    • Proviene de la reminiscencia. El hombre nace con la cualidad de ser racional.

    • Periodo Socrático

    • Periodo transición

    • Epoca de madurez

    • Epoca de viajes

    Parte inmaterial, racional, inmortal.

    Guía del cuerpo hacía el bien supremo.

    Parte irracional, cárcel del alma.