Roma: Ingeniería romana

Industriales. Ciencia. Obras. Herramientas

  • Enviado por: Rulosknot
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Solucionario del Álgebra de Baldor
Solucionario del Álgebra de Baldor
Por fin encuentras el solucionario de los problemas de Algebra de Baldor en video!!. Tareasplus te ofrece este...
Ver más información

Cálculo Julioprofe
Cálculo Julioprofe
Tutoriales paso a paso de cálculo diferencial e integral producidos por el ingeniero colombiano Julio Alberto Ríos...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCION

Que podríamos definir como Ciencia, que podríamos decir de la Ingeniería en Roma o mas aun de su Arquitectura y que podríamos hablar del desarrollo de todos estos tópicos en el transcurso espacial del Imperio Romano. Todo esto, lo veremos a continuación, en el presente trabajo, y así podremos conocer, aunque resumidamente, algunos detalles, quizá, no conocidos de este bien ponderado nombre que es Roma.

Aunque todos ya hemos escuchado en reiteradas ocasiones relatos, historias, o incluso hemos visto en la televisión, documentales o películas en donde se menciona el tema; en este caso nosotros basándonos en diversas y vastas bibliografías, mostraremos temas quizá no muy hablados como por ejemplo el insignificante desarrollo de los romanos en la ciencia comparados con otras civilizaciones semejantes, la perfección alcanzada en la mayoría de sus obras de ingeniería y su colosal arquitectura.

INTRODUCCION

El hecho de que no existe una concepción universalmente admitida acerca de la índole y la extensión de la ciencia, obliga a que toda historia de la ciencia, por sucinta que sea, fije previamente el concepto de ciencia que en ella ha de imperar, concepto que, a su vez, dependerá de la concepción que se tenga del proceso cognoscitivo y acerca del conocimiento en particular.

En este breve trabajo, en el que esbozaremos el desarrollo de la ciencia en el Imperio Romano, adoptaremos para este termino una concepción muy amplia que podemos resumir diciendo que, para nosotros, “LA CIENCIA ES EL VEHICULO HUMANO QUE, A TRAVES DEL PROCESO DEL SABER, CONDUCE AL CONOCIMIENTO”

ROMA Y LA DECADENCIA DE LA CIENCIA ANTIGUA

Al igual que los griegos, los romanos accedieron a la civilización directamente de la barbarie durante la edad de hierro. Sin embargo, no abandonaron las tradiciones de la edad de bronce tan plenamente como los griegos. Cuando los romanos expulsaron a los tarquinos en el año 510 a. C., adoptaron los sistemas astrológicos y de adivinación mediante los hígados que los etruscos habían traído consigo de sus lugares de origen en Asia Menor. Por otro lado, los romanos no desarrollaron una civilización de ciudades-estado costeras como los griegos. Roma constituía una comunidad guerrero-agricola al modo de Esparta, el menos intelectual de los estados griegos. Los senadores de Roma tenían prohibido el comercio, mientras que sus comerciantes se sometían a los valores de la sociedad, aspirando a convertirse en propietarios de tierras de cultivo. Por consiguiente los romanos carecían de perspectiva cuantitativa y espacial del mercader y viajero, lo que los hizo muy poco duchos en las ciencias matemáticas.

Una vez que la civilización romana alcanza su plena madurez, Ciceron 106-43 a. C., observó que los “matemáticos griegos destacan en el terreno de la geometría pura, mientras que nosotros nos limitamos a contar y a medir”.

Los romanos no contribuyeron en gran cosa a la ciencia; su contribución se hace en otra área, en el dominio de la organización, como la formación de un servicio medico público, la construcción de carreteras y acueductos, la introducción al calendario juliano y la promulgación del derecho romano que regulaba sus organizaciones. Desde muy pronto, los romanos estuvieron en contacto con los griegos de Silicia y del sur de Italia, y dado que sojuzgaron las dinastías que habían surgido del imperio de Alejandro Magno en el siglo segundo antes de Cristo, se dieron cada vez mas cuenta de la superioridad de la cultura griega. Algunos de ellos, como Caton el Censor, 234-149 a. C., y Varron, 117-27 a. C., reaccionaron en contra del saber griego; pero la mayoría de los romanos trataron de asimilar el saber de los griegos, sobre en el siglo I a. C. Caton el Censor escribió una obra de medicina y agricultura para demostrar que los romanos eran superiores a los griegos. Su medicina consistía en su mayor parte en formulas mágicas y hierbas medicinales. Pensaba que Roma “ disfrutaba de buena salud sin necesidad de médicos”. Varron trato de hacer lo propio en un campo más amplio que se ocupaba de las nueve “artes liberales”, la gramática, la dialéctica, retórica, geometría, aritmética, astronomía, música, medicina y la arquitectura. Las dos ultimas fueron eliminadas por Casiodoro, 490-585, dejando las siete artes liberales estudiadas durante la Edad Media.

A lo largo del proceso de asimilación, la filosofía estoica de los griegos alcanza u8na gran importancia entre los romanos, ya que presentaba las creencias tradicionales que habían heredado de los etruscos, aunque en forma mas sofisticada.

Los romanos no lograron asimilar el grado limitado de unidad que los griegos habían logrado entre teoría y experimentación en la ciencia. Así, por ejemplo, nunca arraigo en roma la practica griega de la disección en la enseñanza de la medicina. Adoptaron el contenido de la ciencia griega pero no su método, por lo que sus obras tendían a ser totalmente filosóficas, como la de Lucrecio, “De la naturaleza de las cosas”, o en gran medida empírica, como la “Historia natural” de Plinio.

Los romanos no absorbieron todos los contenidos de la ciencia griega, pues las matemáticas en concreto les atraían muy poco. Los romanos no tuvieron matemáticos o astrónomos notables, presentando solo un geógrafo importante, Pompeyo Mela, 43 d. C. quien se entrega a los espectros cualitativos de la geografía de Eratostenes, evitando las matemáticas y las mediciones.

Los romanos asimilaron con mas fortuna a medicina, tal vez por razones de orden practico. El primer maestro notable fue el griego Asclepiades de Bitinia, muerto 40 a. C., que estableció una escuela de medicina en Roma. Uno de sus discípulos, Celso, escribió una obra importante “ De la medicina”, en torno al año 30 d. C., un tratado que constituía una buena compilación de fuentes griegas. Por la época de las invasiones barbaras, la medicina romana presentaba una notable decadencia. Fue entonces, escribía Vesalioen 1543,

“ Cuando los doctores mas de moda, primero en Italia, a imitación de los antiguos romanos, despreciando las labores manuales, empezaron a delegar en esclavos las labores practicas que consideraban adecuadas a sus pacientes, limitándose simplemente a estar sobre ellos como arquitectos. Luego, cuando todos los demás que practiban el verdadero arte de curar abandonaron progresivamente los desagradables deberes de su profesión, sin rebajar por ello ninguna de sus pretensiones monetarias u honoríficas, rápidamente se quedaron por debajo del nivel de los antiguos doctores. Dejaron a los enfermeros los métodos de cocinar y todo lo concerniente a la preparación de la alimentación de los enfermos; dejaron en manos de los boticarios la composición de las drogas, y en las de los barberos las operaciones manuales”.

En cuanto a las ciencias naturales en el sentido de ciencias de la fauna, flora y gea no progresaron mayormente después de Aristóteles y de Teofrasto. Entre los romanos encontramos tres autores cuyos escritos se relacionan en mayor o menor medida con esas ciencias. Son Lucrecio, Seneca y Plinio. Pero ninguno de estos escritos es muy profundo y se evocan mas a la critica y la filosofía.

Con los romanos, que sobresalen técnicamente por sus grandes obras viales e hidráulicas, encontramos los primeros escritos sobre construcciones civiles y de agrimensura. Así Frontinus escribe sobre los acueductos, mientras que la arquitectura, en sentido amplio, encuentra su gran expositor, aunque mediocre científico, en Vitruvio. Por su parte de los trabajos topográficos se ocupan variados autores e, incidentalmente, los que se ocuparon de agricultura, otra de las ramas técnicas en la que sobresalieron los romanos.

INGENIERIA ROMANA

La ingeniería romana fue cambiando sus métodos poco a poco, una vez que daban con una buena técnica, no buscaban inmediatamente otro método mas sencillo o mas barato para reemplazarlo.

¿QUIÉNES ERAN?

A deferencia de hoy en día, el cual los ingenieros se dividen en dos partes (civiles y ejecución) y poseen varias especialidades (eléctrica, ambiental, etc), en ese tiempo se encargaban tanto en la planificación de la obra como de la maquinaria, o sea era una sola persona para toda la obra.

Ellos solo comenzaron a existir desde el año 31 a.c., y solo el ejercito el cual hacia proyectos de ingeniera, para beneficios militares. Ellos fueron los primeros en desarrollar la ingeniería, y a contar desde el siglo II d.c. el ejercito poseía los mejores ingenieros del imperio.

Luego la mayoría de las obras civiles pasaron a manos de la aristocracia y el senado, apoyados y respaldados por el pueblo romano.

Mas tarde, en el año 20 d.c., llego el emperador Augusto el cual se proclamo “Curator Viarum” (director de calzadas), el cual paso a tener poder para realizar obras civiles. Este a su vez elegía hombres con elevada capacidad para realizar trabajos civiles.

OBRAS MÁS COMUNES

  • Los acueductos. Uno de los logros mas perfectos de los romanos. Se vieron obligados a construir uno a finales del siglo IV a.c., ya que necesitaban urgente un suministro de agua, aparte de el que ya poseían que era el río Tiber, y en el año 312 a.c. comenzaron a construir el primer acueducto, el Aqua Appia.

Descripción. Lo primero para iniciar su construcción era encontrar una fuente de donde se tomaría una fuente de donde se tomaría el agua, luego ingeniar una forma de captación de del agua, la que generalmente era una desviación del río.

Este acueducto no era un puente que llevaba agua, sino un canal que transportaba

Estos se hacían de dos tipos:

-tubos de cerámica, cuando la presión era mayor.

-tubos de plomo, cuando la presión era menor.

Roma: Ingeniería romana

Las estructuras del acueducto en si eran de una piedra llamada “Specus”, aunque habían algunos de roca sólida y hormigón.

  • Las calzadas. El máximo construido fueron 90.000 km las cuales mejoraron la comunicación del ejercito, gobierno, comercio y la población en general.

La mas famosa fue la primera llamada “Via Appia” (312 a.c.) que iba desde Roma hacia Capua.

Estructura. Las primeras calzadas eran como murallas tumbadas sobre el suelo, posteriormente existieron mucha diversidad de calzadas.

Según el ingeniero militar romano la calzada ideal tenia que estar compuesta por:

-Statumen

-Rudo

-Núcleo

-Pavimento

Roma: Ingeniería romana

  • Los puentes. Al igual que los acueductos y las calzadas, los romanos no fueron los primeros en construir los puentes, pero si casi alcanzaron la perfección con el puente de arco.

Para formar un puente de arco se necesitan 4 requisitos:

-Contrafuertes o estribos a los lados.

-El centrado exacto.

-Perfecto ajuste de dovelan.

-Cimiento sólido.

Roma: Ingeniería romana

Los primeros puentes de piedra se construyeron se construyeron con enormes bloque, tallados con toda exactitud y unidos sin argamasa.

HERRAMIENTAS

-Piedra. Material de construcción mas importante de los romanos. La cual se usaba para construir canales, murallas, puentes, bóvedas, etc.

-Argamasa. Esta se comenzó a usar desde el siglo II a.c. y era un material el cual los romanos ponían en capas entre las rocas y piedras de sus construcciones.

Ellos creían que era un tipo de arena, pero en realidad era una ceniza procedente de erupciones volcánicas.

-Hormigón. Este producto se descubrió y se fue desarrollando poco a poco, ya que nace de la aleación entre una masa central de escombros con argamasa.

Descubrieron que mientras mejor sea la calidad de la argamasa mejor es la calidad del hormigón.

-Las tejas y ladrillos. Existían en las zonas donde había arcilla y el sol calentaba demasiado. Descubrieron que al calentar en hornos los ladrillos duraban mucho mas.

Las tejas las usaban como adornos para la fachada del hormigón y como refuerzo de la construcción.