Objetividad; Humberto Maturana

Teorías sociales. Paréntesis. Existencia de Dios. Sacerdotes. Enfoques: científico y religioso

  • Enviado por: Funkcisco
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


INTRODUCCION

Objetividad y (“Objetividad”). Enfoque de Humberto Maturana.

Para comenzar a profundizar en el pensamiento de Maturana, sobre la objetividad creemos necesario dar a conocer ideas que él asume como relevantes.

En primer lugar, él establece que hay una fenomenología de la percepción que se basa en conocer el fenómeno de las cosas tal como son, libres de prejuicios, todo esto a través de lo biológico. Él establece que sin cuerpo biológico no hay percepción. También es necesario determinar que dice que la percepción genera o conlleva al conocimiento que coordinado con el lenguaje permite dar una explicación derivada de una experiencia. Maturana destaca que en términos del conocimientos, explicación y experiencia son dos cosas distintas; pero que el ser humano comúnmente las usa juntas casi como lo mismo, por ser mas practico en la vida que lleva.

También creemos que otra idea importantisima de lo que establece Maturana es que el conocimiento se logra a través de la reflexión que provoca la incertidumbre, no en la creencia de algo absoluto paralelo a la verdad, que provocaría la certidumbre por lo tanto no conocer; desde el momento que algo se cree conocido se deja de conocer.

OBJETIVIDAD SIN ( ).

La objetividad sin paréntesis se basa en la existencia de una realidad independiente del observador, por lo tanto para generar conocimiento el observador necesita apegarse a esta realidad para lograr la explicación objetiva apegada a al verdad, por lo tanto el conocimiento generado por una explicación es validado por la “realidad” tal como es, es decir, una explicación que se da para validar el conocimiento esta sujeta a esa realidad que existe y que es independiente del observador será valido y objetivo ese conocimiento generado.

De lo anterior se pueden desprender otros conceptos que se derivan de la objetividad sin paréntesis como la existencia de una verdad que lleva a la aparición de relaciones autoritarias por parte de las personas que tienen acceso a esa realidad objetiva, por lo tanto son dueños de esa verdad y con esto ejercen autoridad sobre otros, debido que el acceso a la realidad les permite obtener y ejercer poder.

En la objetividad sin paréntesis al existir una verdad se excluye otras realidades, percibiéndolas como erradas y por lo tanto refutándolas, esto mismo lleva a dejar a un lado otros conocimientos que se generan, los cuales no son validados por esa realidad independiente. Al excluir otras realidades, supuestamente erradas, aparece la idea de que el cuerpo limita el conocimiento de la realidad, tomando lo que esta afuera de la realidad absoluta como una ilusión.

Un ejemplo de objetividad sin paréntesis seria la creencia en Dios.

En determinada situación nosotros vamos a conversar con un sacerdote, y le presentamos la idea de que Dios no existe; entonces él refuta nuestro conocimiento y excluye nuestra realidad tildándola de errada, debido a que él tiene acceso a una realidad independiente a él que determina su conocimiento como valido, y este conocimiento establece que Dios existe por lo tanto la creencia en otra cosa es una ilusión.

La realidad del sacerdote es la “verdad”, su conocimiento y explicación de este están validados por la realidad a la que el sacerdote puede llegar en forma privilegiada; tomando su enfoque desde la religión un carácter autoritario en donde se obtiene poder al ser dueño de la verdad validada por su conocimiento y explicación objetiva desde su visión como sacerdote.

OBJETIVIDAD CON ( )

La objetividad con paréntesis se basa en la creencia de que no existe una realidad independiente del observador, sino que esta realidad posee muchas interpretaciones validadas por las experiencias asociadas con la explicación a través del lenguaje. Es así como se genera el conocimiento, a través de una reformulación aceptable de una experiencia, dando una explicación que permite el dominio explicativo que cada persona posee.

La objetividad con paréntesis determina que las explicaciones no provienen de lo externo, sino de la explicación y/o interpretación de nuestras experiencias, que nos hacen poseer criterios de validez para convalidar nuestras explicaciones. De lo anterior se puede desprender que enfocando, desde la perspectiva de la objetividad con paréntesis, no existe una verdad absoluta, sino tantas verdades como sujetos y dominios explicativos existan. En este enfoque no existen los errores ni la exclusión de ninguna realidad; hay una aceptación constante y mutua entre las distintas interpretaciones que puedan existir, se acepta que la realidad se desprenda del camino explicativo que adoptemos, además del dominio emocional en el cual nos encontramos al momento de explicar. No hay autoritarismo, se acepta al otro y se hace crea un estado de ánimo para reflexionar.

El tipo de realidad que vivimos, como dominio de proposiciones explicativas, refleja en cada momento el fluir de nuestras relaciones interpersonales y el tipo de coordinaciones que esperamos que ocurran en ellas. En esta objetividad se acepta el lenguaje tanto como instrumento de pregunta como fenómeno de explicar.

Desde esta mirada, el cuerpo cumple una función importante; es el que posibilita, no limita, así como lo propone la objetividad sin paréntesis; el hombre es un “sistema viviente, sus habilidades cognitivas como observador son fenómenos biológicos, ya que son alterados cuando su biología es alterada, y desaparece con él o ella en el momento de su muerte”. (Maturana, 1997).

Con el mismo ejemplo descrito en la objetividad sin paréntesis enfocado desde la perspectiva de la objetividad con paréntesis de Maturana.

El sacerdote, en determinada situación, discute con nosotros (que supuestamente somos científicos) sobre la existencia de Dios. En esta oportunidad el sacerdote continúa sosteniendo que Dios existe, pero la validez de su explicación está basada en la experiencia que conlleva a tener fe en la existencia de Dios, es decir, su explicación viene determinada por su dominio explicativo, además de dominio emocional.

Para nosotros, supuestos científicos, la existencia de Dios no es tal, debido a que no hemos podido, con el método científico (que sería nuestro dominio explicativo), comprobar empíricamente que Dios existe.

En las posturas anteriores, no hay exclusión de parte de ninguna para con la otra, no existe una validación de cierta realidad dada por la propia realidad. Las explicaciones están validadas por los dominios explicativos y emocionales de cada uno de los enfoques (científico y religioso). Ninguna de las dos realidades son absolutas o se rigen por la verdad total, sino se basan en sus propias experiencias para dar sus explicaciones. No hay de ninguna manera autoritarismo, sino que hay una aceptación de la realidad de otros, hay tolerancia reciproca.

UNIVERSIDAD DE LAS AMERICAS

PSICOLOGIA