Locke

Filosofía empírica. Soberanía del pueblo. Ley natural. Justicia. División de poderes. Búsqueda de placer. Liberalismo. Capitalismo

  • Enviado por: Sil
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

LOCKE

  • Parte de un supuesto estado de naturaleza, en el que los hombres viven, anterior al orden jurídico, civil y Estatal.

  • Funda el estado de naturaleza a partir de individuos iguales y libres, portadores de derechos.

  • Hay en el hombre una tendencia natural a obtener el bienestar propio y la conservación de la vida. El principio vital que los hombres persiguen es la búsqueda de placer.

  • Aunque este estado natural sea un estado libertad, no lo es por licencia. Esto es posible porque el estado natural tiene una ley natural por la que se gobierna (la razón) y esa ley obliga a todos. El que el hombre escuchando a su razón acaten la ley natural, se funda en que son obra de Dios y propiedad de Dios.

  • Existe una armonía natural entre los hombres, por la cual cada uno colabora con el bien de todos.

  • Puesto que la razón coincide con la ley natural, hay una comprensión de la conexión racional de las normas del derecho natural, las promesas entre los hombres en estado de naturaleza tiene fuerza de obligación porque la honradez y el cumplimiento de la palabra dada son condiciones que corresponden a los hombres y no como miembros de la sociedad.

  • Para Locke la justicia es natural y no artificial.

  • Por esta ley natural, presente clara y distintamente en todos los hombres, el interés en la propia conservación y en el acrecentamiento del bienestar se focaliza en el trabajo y no en la agresión.

  • En el estado natural el hombre adquiere propiedad, mediante su trabajo extrae los frutos de la naturaleza para su uso individual; el trabajo confiere legalidad a la propiedad: la trasforma en propiedad privada. El trabajo no es sólo el origen de la propiedad privada sino también lo que establece en todas las cosas la diferencia de valor.

  • El derecho natural al trabajo individual que es fuente de valor y legaliza la apropiación, puede afirmarlo cada uno frente a los otros, pues encuentra un freno en la propia fuerza física o en las habilidades. El término habilidad en Locke es ambiguo, en el se incluyen la calculabilidad en la acumulación de dinero y el apropiarse de los frutos del trabajo del criado, que engrosan la propiedad del amo.

  • El trabajo no es sólo el que cada uno realiza personalmente, el trabajo del otro, en tanto mercancía que se vende por un salario pertenece a quien lo ha comprada y sus frutos pasan a engrosar la propiedad del adquiriente. Esto pertenece al estado naturaleza, que es racional y regido por la ley natural impuesta por Dios a los hombres.

  • El orden capitalista será para Locke, un orden natural, racional y justificado por un mandamiento divino.

  • El Pasaje al Estado Civil

  • El fundamento de la sociedad civil, surge de la inseguridad respecto de que todos escuchen a su razón: de ahí la exigencia de un juez super-partes.

  • El objetivo último por el cual los individuos instituyen el estado civil, es la necesidad de garantía jurídica, que proteja las propiedades ampliadas y a la posesión de capital.

  • El motivo de necesidad de autoridad estatal surge con un modo de producción determinado por el mercado, y donde el individuo reclama una garantía para acumular sin límite, con lo que el Estado natural se torna insostenible.

  • El deseo de una inacabable acumulación de propiedad , no requiere un poder absoluto. La armonía natural lo torna superfluo.

  • El pacto de asociación que funda la sociedad civil y crea el Estado, supone una transferencia de los derechos naturales mínima. El único derecho al que el hombre no renuncia, es al de hacer justicia por sí mismo, pero conserva todos los demás.

  • En oposición a la concepción absolutista del poder se Hobbes, los derechos no quedan suspendidos, sino estatalmente sancionados; y ante la ley todos deben someterse. Esto significa que soberana es la ley.

  • Las leyes civiles sólo son justas en la medida en que, en tanto fundadas en la razón, respeten los derechos individuales. El derecho a la vida, a la libertad personal y a la propiedad son derechos irrenunciables.

  • Como teórico e una monarquía constitucional, Locke propone la división del poder: Legislativo, crearía las leyes; Ejecutivo, las aplicaría y; Federativo, se ocuparía de las relaciones internacionales. La supremacía la tendría el poder Legislativo.

  • El peor de los males es el despotismo en el que se reúnen el poder legislativo y el poder ejecutivo sin participación de nadie, en estos casos, no existe sociedad política, sino un estado naturaleza menoscabado y la autoridad se torna ilegitima, con lo que el derecho de resistencia está justificado para doblegar tan inmenso poder.

  • El liberalismo es consustancial al individualismo moderno, la función de las leyes es asegurar la esfera en la cual cada uno pude conducirse como quiera. La separación de los poderes garantiza la libertad porque delimita de antemano la esfera de acción de cada uno de ellos, haciendo que se limiten recíprocamente.