Liberalismo

Movimientos ideológicos contemporáneos. Revolución industrial. Industrialización. Individualismo. Capital y trabajo

  • Enviado por: Wigglemy
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

Índice

El Liberalismo Europeo

Introducción p.3

El Panorama p.3

El Siglo XVII p.5

El Siglo de las luces p.. 6

Conclusiones p.7

La Revolución Industrial

Introducción p. 8

Las Formas Primitivas de la Industria p.9

Las Innovaciones Técnicas p.10

Capital y Trabajo p. 11

Individualismo p. 11

Conclusiones p. 12

Bibliografía:

H.J. Laski, El Liberalismo Europeo,

Fondo de Cultura Económica, México, 1988

T.S. Ashton, La Revolución Industrial

Fondo de Cultura Económica, México, 1987

El Liberalismo Europeo

Introducción

El liberalismo es la doctrina por excelencia en el mundo occidental y es el producto del ascenso de la burguesía. A partir de la Reforma y hasta la Revolución francesa que cambiaron las tendencias de los tiempos de los feudos. Las bases jurídicas y la iglesia tuvieron grandes cambios, especialmente la iglesia, pues la ciencia empezó a reemplazar a la religión y el individualismo creció. Éstas corrientes ideológicas están ligadas a la economía, la posesión de tierras y las contradicciones políticas; también hubo participación de algunos pensadores que ayudaron a consolidar las nuevas directrices. Entre algunas de las cosas que propone es la igualdad, los derechos de propiedad, y manejar al gobierno dentro de los marcos.

El panorama

En el periodo de la Reforma a la Revolución francesa se estableció una nueva clase social, y echó abajo que hacían que el privilegio fuera una función del estado. El poder concreto de la soberanía sustituyó al imperio medieval. Los banqueros, comerciantes, industriales, sustituyeron al terrateniente, eclesiástico y guerrero como tipos de influencia nacional predominante; y la ciudad reemplaza al campo; la ciencia reemplaza a la religión y se vuelve factor de la mentalidad humana. Los conceptos de iniciativa social y control social abrieron paso a los conceptos de iniciativa individual y control individual. Las condiciones materiales nuevas dieron fomentaron las nuevas relaciones sociales. De acuerdo con éstas nace la nueva filosofía: El Liberalismo.

Nació de cómo enemigo del privilegio a las clases sociales, se relaciona directamente con la libertad. Desde sus comienzos lucha con la política, y poner a la autoridad dentro de los marcos constitucionales y hacer un sistema adecuado de los derechos. Al poner en práctica dichos derechos, el liberalismo los pone más en defensa de la propiedad. Intentó respetar los dictados de conciencia y a obligar a los gobiernos a proceder conforme a preceptos y no a caprichos.

El Liberalismo ha sido hostil a las pretensiones de la iglesia y a mirarla como otra asociación de la sociedad. Ha sido favorable al gobierno representativo, ha sido conveniente al gobierno representativo y a sostenido al principio de las autonomías nacionales. Apoya a los grupos minoritarios y a la libre asociación.

Es una doctrina un modo de ver las cosas, es escéptico, y negativo ante la acción social. Siempre quiere establecer una antitesis entre libertad e igualdad. Aunque el liberalismo, aunque deseaba tener un carácter universal, siempre se reflejó en instituciones de beneficios estrechos o limitados. Lo que produjo al liberalismo fue una nueva sociedad económica hacia el fin de la Edad Media. Fue modelado por las necesidades de la sociedad nueva. El individuo a quien el liberalismo trata de proteger, es aquel que es siempre libre para comprar su libertad; pero ha sido siempre una minoría de humanidad el número de los que tienen los recursos para hacer esta compra. La idea de liberalismo está históricamente trabada, y esto de modo ineludible con la posesión de la propiedad. Los fines a los que sirve son siempre los fines de los hombres que se encuentran en esa posición. El liberalismo hizo posibles muchas relaciones productivas que mejoraron el nivel general de las condiciones materiales, el progreso científico se debe al clima mental creado por él, y al final de cuentas, el advenimiento de la clase media al poder haber sido una de las revoluciones más benéficas de la historia. Se pagó por ella, pues significó el sacrificio de ciertos principios medievales, cuya restauración sería una gran ganancia.

El liberalismo surgió como una nueva ideología destinada a colmar las necesidades de un mundo nuevo. La esencia de este mundo nuevo, es la redefinición de las relaciones de producción entre los hombres, pues descubrieron que para explotar en toda su plenitud aquellas no podían usar ni las instituciones ni las ideas que habían heredado. El principio de la utilidad no se determina ya con frecuencia al bien social, sino que su significado radica ahora en el deseo de satisfacer una apetencia individual, dándose por aceptado que mientras mayores riquezas posee el individuo, mayor es su poder para asegurarse esa satisfacción. En cuanto este sesgo mental comienza a dominar los ánimos, desata de suyo, una fuerza revolucionaria: reemplaza, en efecto, la idea medieval predominante por la idea moderna de la producción ilimitada, y ésta, a su vez, implica la creación de una sociedad dinámica y antitradicionalista. El afán del capitalismo, era establecer derecho a la riqueza con el mínimo de interferencia. El valor no es la función de la demanda, los salarios que pagaba no se medían por la exigencia del obrero. Este tipo de sociedad tiende a contrariar toda autoridad, pues ésta es conservadora por naturaleza y temerosa del desorden que arrastran los experimentos incesantes. El espíritu capitalista triunfó porque porque dentro de los límites del antiguo régimen las potencialidades de la producción podían ser explotadas. Los hombres con tecnología nueva, adelantaban camino hacia un volumen de riqueza inalcanzable para la sociedad antigua. Las atracciones de esta riqueza despertaban apetitos que aquella sociedad era incapaz de satisfacer. En consecuencia, los hombres pusieron en tela de juicio la legitimidad de aquella contextura. Su afán es establecer el derecho a la riqueza con el mínimo de interferencia.

La idea de logro de la riqueza como fin social básico se ha convertido en la piedra angular de la actividad política.

La nueva teología, cuyo resultado principal como criterio primario del derecho a creer, es la sustitución de la autoridad por la razón. La bibliolatría de Martín Lutero era inevitablemente antiautoritaria por la sencilla razón de que no tenía criterio, salvo la penetración individual, al que acudir para dar valor a sus propios puntos de vista.

La teología medieval era una metafísica y una cosmología; con su derrota se hizo esencial una nueva interpretación del mundo.

El Siglo XVII

El siglo XVII ha sido llamado el siglo del genio. Newton, Descartes, Hobbes, Locke, Pascal, Sydenham, y Bayle desarrollaron las mejores percepciones de sus predecesores, lo que quizá diferencia a este siglo del anterior no es tanto el carácter, de su actitud como la escala e intensidad con que la hace avanzar.

En Inglaterra es en donde se ve más claramente el triunfo, en lo moral, la victoria es para el utilitarismo; en religión, para la tolerancia, para el gobierno constitucional, en la política. En el campo económico, el Estado se convierten asistente del comercio; sus guerras son por nuevos mercados, esto es por lo que lleva indirectamente a la dominación económica. La posibilidad de riqueza se ha movido del campo a la ciudad. Inglaterra se ha convertido en el triunfo de la virtud burguesa.

El pensamiento político inglés, pasa por fases distintas, los límites del poder monárquico, fue su tema principal desde la ascensión de Jacobo I hasta el desencadenamiento de la Guerra Civil, por lo cual resultó imposible una transacción pacífica entre las opiniones opuestas, por consecuencia, de 1642 a 1660, presenciamos una lucha revolucionaria, en la cual, se derrota en el campo de batalla a la causa realista; pero en su curso surgieron banderías muy diferentes de las que pensaron sus promotores, como siempre ocurre en toda revolución, pues mientras que los parlamentarios luchaban contra la corona con objeto de hacer de la legislatura el centro efectivo del poder de hacer leyes, los sufrimientos del ejército, su sentido de la alta misión que había realizado, condujeron a muchos de sus miembros a buscar la transformación de una revolución política en una revolución social, los disidentes fracasaron; para conseguir su propósito, no tenían ni el número ni la organización necesarios.

El pensamiento filosófico de éste siglo, afirma que la mente humana se había libertado en gran parte de la dependencia de la autoridad teológica. Toda la fuerza de la nueva filosofía es de liberación.

Es peso verdadero del siglo en la especulación es hacer del universo un modelo de leyes cuyo propósito y términos tienen que ser trazados de nuevo.

Este siglo es por excelencia la edad del entusiasmo bíblico, en particular en Inglaterra.

La ruina de la persecución religiosa, fue su costo, la tolerancia llegó porque la intolerancia impedía el acceso a la riqueza.

Al periodo entre la Reforma y la Revolución francesa se le llama mercantilismo, y no existió una apreciación general del liberalismo en el campo económico hasta la última parte del siglo XVIII. “La economía política considerada como una rama de la ciencia de un estadista o legislador” dijo Adam Smith.

Hubo falta de liberalismo económico en el siglo XVII, pero al aparecer, nació un gobierno constitucional. La burguesía tuvo sus intereses en la religión, luego en la cultura y al último el Estado. La libertad no fue el fin universal, sino que era medio de disfrutar la riqueza. El desarrollo del liberalismo se ve cuando los políticos inician su obra analítica.

Davenant dijo “por naturaleza el comercio es libre, encuentra su propio curso; y todas las leyes para darle reglas y direcciones y limitarlo y circunscribirlo, pueden servir los fines privados de los particulares, pero rara vez son ventajosos para el público.” En 1641, Robinsón ya creía en la necesidad de limitar las exportaciones. Child dijo otra cosa: “Los que pagan mejor precio por algo, nunca dejarán de tenerlo.” De ahí viene la consecuencia de que una política de prohibiciones era fatal para su propio objetivo.

La filosofía liberal emergió, el estado se funda sólo y no se desafía con seriedad al racionalismo en ciencia y filosofía. La seguridad está por encima de todo, y los que la tienen se abren su propio camino. Por otro lado, el interés del pueblo es el del negociante, los poderosos, disponen de todo. Está revolución, no fue un ataque contra el monarca, sino contra los reyes que detenían al comercio.

El siglo de las luces

Francia es donde se crea el liberalismo. En Inglaterra, ya se podía venir una evolución liberal.

La Revolución francesa no fue inesperada, los momentos ya eran peligrosos y la población lo percibía. No fue tanto un ataque a la monarquía, pues hasta Robes Pierre era monárquico, a la que realmente se le atacó, fue a la Iglesia, y fue sometida a las críticas más fuertes.

Se le considera la época de la razón, y los filósofos usaron de arma la crítica, casi todo se volvió arma, la academia, el teatro, la novela, los salones, los periodistas, cronistas y hasta informes policíacos.

Voltaire y todos los demás filósofos, fueron sumamente importantes, las clases sociales tomaron de ellos todo lo que necesitaban. La Enciclopedia, se puede apreciar el desarrollo del comercio y la ciencia.

Se habla mucho en este tiempo de que el precio entre comprador y vendedor, o el salario de los trabajadores, era cosa de ellos y nadie más podía ponerle precio.

En Inglaterra, el principal personaje de la filosofía política es Edmund Burke, pues fue él quien dio a la metafísica de la teoría de Locke sobre el estado el contenido sólido que ha poseído hasta nuestros días. Este hombre era sumamente generoso y compasivo.

Volviendo a la Revolución francesa, el problema del poder de la propiedad en el Estado, no entró en especulación hasta que empezó.

La política era asunto secundario para Voltaire. Los cambios que él recomendó eran incitados. No estaba interesado en la formación de una ideología, sin embargo, sí lo estaba en el logro de los progresos.

Conclusiones

El liberalismo fue una corriente intelectual que propone la libertad del hombre en todas las situaciones históricas, pero también propone la no-intervención estatal en la economía. El liberalismo tuvo lugar lo largo del s. XVIII.

El gran expositor de la escuela clásica fue el economista escocés Adam Smith. La función del Estado quedará claramente delimitada. Éste debe cumplir la misión de vigilar que esa libertad se desarrolle sin trabas; se convierte en árbitro de la vida económica y en guardián del orden natural.

Éste libro no narra en sí como fue el liberalismo, sino, que por épocas, va diciendo como fue cambiando el pensamiento, y cómo evolucionó.

Realmente el liberalismo es muchas cosas, tanto ideología, como doctrina, como movimiento y hasta evolución de la sociedad.

Realmente no fue en contra de la monarquía, atacó más a la iglesia, y fomentó la Revolución francesa.

Algunos de los personajes, pensadores, filósofos, de mayor importancia, fueron: Voltaire, Robes Pierre, les philosophes, Gourney; quien fue el que dijo: “dejad haced, dejad pasad”, Burke, entre otros.

Algo muy importante que pasó, fue la ciencia reemplazando a la religión y además el desarrollo del individualismo.

Otra cosa fue que durante este movimiento o un poco antes o poco después, se dieron las independencias de las colonias que habían hecho los europeos aquí, en América.

Por otro lado, el comercio, fue muy importante en esa época, ya que, una mayoría de población lo era.

Algo muy importante, es que el liberalismo nace de la burguesía, esa clase social, que es dueña de las fuentes de trabajo.

La Revolución Industrial

Introducción

El lapso entre Jorge II y Guillermo IV, cambió el aspecto de Inglaterra. Superficies como campos abiertos, fueron cercadas, las aldeas se convirtieron en ciudades, y los cañones de las chimeneas, se elevaron más alto que las torres, se hicieron caminos más amplios, y en el Norte se colocaron vías para los nuevos locomotoras y paquebotes de vapor comenzaron a funcionar en estrechos y estuarios.

El número de la población aumentó mucho, y se incrementó el número de niños y jóvenes.

El trabajo se fue especializando más, y más altos de niveles de comodidad se ofrecieron a los capaces de trasladarse a los centros.

Se explotaron nuevas fuentes de materia prima, se abrieron nuevos mercados, y se inventaron nuevas formas de comercio, y también apareció el sistema bancario.

Monopolios fueron arrollados, y se derogaron los impedimentos legislativos sobre la libre empresa.

El estado vino a desempeñar un papel menos activo, y el individuo y la libre asociación, lo incrementaron.

Los cambios no sólo fueron industriales, sino también sociales e intelectuales.

El sistema de relación humana llamado capitalismo, se origino antes de 1760, y alcanzó su pleno desarrollo después de 1830.

El dato más notable, es el incremento de la población, en Inglaterra y Gales, eran alrededor de cinco millones y medio en 1700, y de seis millones y medio en 1750.

El primer censo, que se realizó, en 1801determinó que eran en total nueve millones, y para 1831, eran catorce millones.

En la segunda mitad del siglo XVIII, la población había aumentado en un 40% y en primeras décadas del siglo XIX, en más de un 50%.

En Inglaterra eran once millones en 1801, y dieciséis millones y medio en 1831.

La estabilidad, el aumento de trabajo, la ignorancia, y la baja de la tasa de mortalidad, fue lo que hizo que la población aumentara tanto.

La coyuntura de mayores ofertas de tierra, de capital, y de trabajo, hicieron posible la expansión industrial. El vapor y carbón, fueron la fuerza que se necesitó para la manufactura.

La baja tasa de interés, aumento de precios y la gran expectativa de beneficios, proporcionaron l indispensable incentivo.

Las Formas Primitivas de la Industria

Durante el siglo XVIII, la mayoría de los habitantes de Inglaterra se ganaban la vida con la agricultura, diferenciando de una zona a otra.

Por otro lado, la industria textil, ha sido uno de los primeros frutos de la economía campesina, en Inglaterra, la lana de ovejas, era una actividad económica secundaria comparada con la agricultura, pues era muy importante el número de trabajadores empleados y grande el comercio que desarrolló.

La importancia de esa industria para el estado, se nota por la larga serie de disposiciones dictadas con el objeto de impedir o la exportación de lana cruda, o la emigración de trabajadores especializados o la importación de productos que pudieran competir con las lanas inglesas dentro del mercado nacional. Se exhortó a los habitantes a vestirse con telas inglesas y hasta los muertos debían de sepultarse con lana.

Las demás industrias, como la textil, estaban conectadas con la agricultura. Esto concuerda con la carbonífera, pues los terratenientes controlaban la explotación de las vetas subterráneas, procurándose rentas y privilegios. La explotación del carbón estaba organizada dentro de lineamientos más rurales que urbanos; por consiguiente, hacía uso de gran número de caballos para extracción y transporte del mineral, y a fin de mantenerlos, la mayor parte de los propietarios, de las minas, labraban haciendas en las que cultivaban avena y otros forrajes. Las minas, propiamente, estaban cerca de la superficie; los mineros podían abandonarlas para trabajar como labradores, durante los meses de cosecha, y en cuanto a métodos de contratación, y relaciones entre patrono y obrero, seguían líneas muy semejantes a las de los trabajadores agrícolas.

El agua era un problema difícil de resolver. En las minas del norte, se acostumbraba cubrir la base del tajo con pieles de borrego a las que se superponía la llamada tubería de madera, con lo que era posible trabajar el corte, impidiendo que las fuentes anegaran la mina.

En 1708, un herrero llamado Thomas Newcomen inventó una maquinaria automática.

Una gran pértiga, centrada en un eje elevado por medio por medio de mampostería, tenía la libertad para balancearse verticalmente; uno de los extremos de la pértiga estaba conectado a un pistón; el cual, por medio de vapor, transmitía sus movimientos a la pértiga. Esta máquina, se empleo para el desagüe.

La industria era más rural que urbana, siglos atrás personas habían emigrado ciudad al campo, también la industria era migratoria, pues los empresarios cambian de lugar.

La industria de 1700 a 1760, seguía los modelos construidos por economistas un siglo después.

Casi todos los trabajadores eran libres para determinar sus horas de trabajo, el absentismo en las minas fue tan frecuente como hoy en día.

La mayor parte de los obreros lo trabajaban por su cuenta. La costumbre era cubrirles una suma mínima, con objeto de satisfacer sus necesidades semanal o quincenalmente, y el sueldo de sus ingresos al cabo de periodos de seis a doce meses.

Las Innovaciones Técnicas

En 1760, empezaron a conocerse los nuevos instrumentos para facilitar el trabajo.

Surgían de diversas innovaciones reales, en la agricultura, transportes, industria, comercio, y finanzas, en forma tan repentina que es difícil encontrar un paralelo en cualquier otro lugar o tiempo.

Este periodo fue propicio para la invención y la expansión; el aliciente lo proporcionó una baja tasa del interés, y coincidió con loa expansión de los mercados internos y externo.

En la agricultura, el cercamiento continuó rápidamente, se extendió de donde eran pocos, a donde eran muchos, y como había oposición, se procedió por medio de decretos y no de convenios.

La aldea a campo abierto no permanecía estancada, en algunos lugares se introdujeron nuevas rotaciones de cultivos, por ejemplo, el trébol, pero hay una ley expedida en 1773 que autorizaba a los labradores, a fin de secundar tales medidas a elegir algunas autoridades locales, nunca se aplicó.

En 1776 apareció el primer número de la revista de los agricultores y en 1806 el del periódico de los agricultores. Algunos tratados sobre métodos agrícolas, y las publicaciones ayudaron a romper el aislamiento y escasa visión de conjunto que predominaba en la vida rural.

Como la agricultura, la minería del carbón ofrecía poco campo para utilizar maquinaria, o bien llevar a efecto súbitos cambios en la técnica de producción. El progreso se realizó por partes.

En la industria del hierro, los altos hornos, alimentados con coque habían crecido en número y tamaño.

El carbón vegetal todavía era importante para hacer varillas, pero el combustible mineral se usaba aún más.

La introducción al mercado de la máquina giratoria fue un hecho histórico.

En la manufactura de los textiles, la transformación fue más rápida, el único problema era la escasez de hilaza.

Por 1780, las demandas de muselina creció tanto, que los tejedores alcanzaron gran

prosperidad.

Los tejidos se ejecutaban por empresarios independientes, especializados en esta rama de la industria, después de 1820, tomó fuerza la tendencia que hacía a los hilanderos, anexar tejidos a sus molinos.

En la industria del algodón se mostraron aplicables a la manufactura de otros textiles, pero los métodos técnicos eran más lentos en las lanas y en los estambres.

Capital y Trabajo

La Revolución industrial también fue asunto de economía. Fueron cambios de volumen y en la distribución de la riqueza, a la vez que en métodos por los cuales dicha riqueza se dirigió a fines específicos.

Primero muchas de las unidades industriales se componían de pequeñas empresas familiares, o de consorcios. El capital invertido no era más que que el de un fabricante casero o un jornalero.

En tanto aumentaban las perspectivas de beneficios, se amplió el campo de la industria, la gente empezó a prestar dinero sobre industrias de las que tenía poco conocimiento.

El pago de salarios a intervalos más o menos regulares, implicó para el empresario el deber no sólo de procurarse fondos, sino de que éstos fueran tales que pudiesen ser aceptados por el obrero.

Para 1830, Inglaterra poseía un gran número obreros asalariados.

Individualismo

El instrumento más característico en cuanto a propósitos sociales, no fue ni el individuo, ni el estado, sino el club.

Los hombres de la época crecían dentro de una atmósfera institucional que se iniciaba en las populacheras asociaciones de taberna hasta llegar a las peñas literarias.

En la industria del hierro, los metales provenían de fuentes abundantes y dispersas, y no era posible a los mineros controlar el mercado.

La situación dentro de la cual se encontraban los trabajadores domésticos, no hacía fácil la combinación.

Con el transcurso del tiempo, los trabajadores ya organizados, empezaron a hablar en tono más alto, y a partir de 1760, las regiones carboníferas, los puertos y los poblados textiles, fueron testigos de escenas violentas.

Si la Revolución Industrial no fue capaz de llevar sus frutos a toda la gente, se debió a los defectos de la administración y al proceso económico.

Conclusiones

La Revolución industrial fue una serie de transformaciones económicas y sociales ocurridas en países europeos a partir del s. XVIII. Estas transformaciones fueron revolucionarias en el sentido de que la nueva situación a que dieron lugar no fue continuación de la anterior, sino que cambió profundamente el panorama económico, político, social y espiritual.

Entre las trasformaciones que produjo la Revolución industrial están:

- El paso del trabajo en casa a la fábrica.

- El empleo de sistemas mecánicos movidos por un agente motor no animal.

-Cambios en la distribución de las distintas actividades económicas y redistribución geográfica de las mismas.

-Nuevos y revolucionarios sistemas de transporte (ferrocarril y navegación a vapor).

-Aparición del proletariado y la burguesía industriales.

-Migraciones del campo a las ciudades.

-Aplicación amplia y sistemática de la ciencia y los conocimientos empíricos al proceso de producción.

-Especialización en la producción de bienes para los mercados nacionales e internacionales más que para los familiares o locales, etc.

La Revolución industrial empezó en Inglaterra, año 1760, pero, pudo ser en 1780.

Los avances tecnológicos permitieron un aumento revolucionario de la producción,

y estimularon la expansión continuada de la industria.

Un factor importante fue la gran diferencia entre precios y salarios, que al proporcionar beneficios muy considerables a los empresarios habría permitido nuevas inversiones, estimulando así la actividad industrial.

El gran crecimiento demográfico durante la segunda mitad del s. XVIII habría proporcionado mano de obra barata y un mayor mercado potencial.

Algo muy importante fué el aumento de productividad del trabajo agrícola: los progresos en la agricultura y los posteriores en las industrias textiles fueron el impulso del crecimiento de la siderurgia, al crear una demanda de productos metalúrgicos.

Otra cosa fue la gran cantidad de capital circulante; otra causa pudo ser la disponibilidad de una oferta de mano de obra abundante y barata en un mercado libre, disolución previa de los modos de producción típicos de la sociedad feudal, existencia previa de mercados, redes de tráfico y vías de comunicación, progresos anteriores en la agricultura y la técnica, etc…

Al go sumamente importante fue la industria textil, pues antes de la Revolución industrial la agricultura británica había evolucionado, aumentando la producción y la productividad en forma tal que estaba preparada para alimentar a una población cada vez mayor, gran parte de la cual podría abandonar las actividades agrícolas por las industriales y de servicios, la competencia que representaban los textiles de la India para la industria lanera, estimuló la manufactura.

La lentitud de los sistemas tradicionales los hacía insuficientes para atender la demanda de los tejedores. Los progresos en la hilatura fueron por 1822, al conseguir un telar, el mecánico..

Los progresos de la industria algodonera y la creciente demanda de productos siderúrgicos obligaron a buscar una máquina de vapor capaz de producir un movimiento circular, máquina que después de muchos intentos fue puesta a punto por James Watt en 1785.

Por otra lado, el gran aumento del consumo de carbón exigió la búsqueda de un sistema de transporte rápido y económico: el ferrocarril, y más tarde la navegación a vapor.

15