La ciudad antigua; Fustell de Coulanges

Derecho Romano. Familia. Matrimonio. Emancipación. Parentesco. Propiedad en Roma

  • Enviado por: Silvia Herrera
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 39 páginas
publicidad
publicidad

Silvia Herrera Salas

Derecho Romano I

Resumen de "La ciudad antigua"

Libro Primero

Creencias sobre el alma y la muerte

Gracias a los pensamientos y a las costumbres que se conocen a cerca de Grecia y Roma en sus últimos tiempos, podemos conocer las idea que tenía el hombre en un principio acerca del alma y de la muerte.

Ellos creían que después de esta vida existía una segunda debajo de la tierra, creían que el cuerpo y el alma seguían unidas en aquella otra vida, por lo cual enterraban a los muertos con ciertas pertenencias, ropas, animales, y hasta personas esclavas que creían podían necesitar en esa vida, porque les había sido de utilidad en ésta.

Debido a ciertas creencias, surgió la necesidad de dar sepultura y oraciones a los muertos, ya que creían que si un alma no tenía sepultura se convertiría en un alma errante y molestaría a los vivos por medio de apariciones, por lo que debían rendir ciertos ritos en los que daban ofrenda y depositaban comida, leche, vino, perfumes, etcétera, en honor al muerto y si alguien probaba de los alimentos que se les llevaba se creía que estaba condenado al hambre perpetua.

El culto de los muertos

Debido a las creencias se establecieron reglas de conducta, los griegos debían satisfacer la necesidad de comer y beber de los muertos por lo que fue una obligación que proporcionaran alimentos y bebidas, así como cumplir con ciertas fórmulas u oraciones que expresaban buenaventura a los muertos.

Se creía también, que una persona al estar muerta se convertía en un Dios, por lo que además de brindar el sraddha, que eran alimentos, debían a ofrecer sacrificios y libaciones, decían también, que a pesar de que una persona hubiese sido mala en vida, al morir se convertía en un dios bueno, pero cargando con todo lo malo que había hecho, en ese otro mundo, y si se descuidaba el sepulcro y los ritos de algún muerto, su alma se convertiría en una sombra errante.

Las almas errantes, decían, andaban en busca de un sepulcro para obtener la tranquilidad de los atributos divinos, de otra manera atormentarían a los vivos.

Los familiares pedían bondad y dones materiales a los muertos. Gracias a estas creencias, la muerte significó su primer misterio.

Fuego sagrado

Los griegos y los romanos debían tener en su casa un altar para los muertos en el que hubiera una llama de fuego que permaneciera prendida día y noche y si se llegase a consumir sería una casa en desgracia. El fuego más allá del significado físico, tenía un significado espiritual, ya que creían que la llama comía y bebía de las ofrendas que se le otorgaban, porque siempre que depositaban vinos, sangre, u otros alimentos, la llama se hacía más grande mostrando su presencia divina.

El fuego se tenía que mantener prendido con la leña de ciertas maderas, y se respetaba tanto como a un dios puesto que no podían hacer cosas ilícitas enfrente de éste, como la unión de los sexos.

Se llegó a ejemplifica a "Vesta", como le llamaban al fuego, con una figura de mujer, puesto que la palabra Vesta tenía origen del género femenino.

Al fuego se le pedían favores divinos y era costumbre rendirle culto siempre al principio y al final de cada comida.

Había un día especial en el que los familiares podían apagar el fuego, pero debían encender la llama inmediatamente con ramas y leña nueva de los árboles de los que está permitido.

Se cree que en un principio los griegos, indios y romanos vivían juntos en Asia central, de ahí que al separarse dichos pueblos, siguieran teniendo las mismas costumbres y creencias religiosas en cuanto al fuego.

Religión doméstica

Aquellas religiones primitivas ofrecían adoración a dioses específicos que podían haber pertenecido a su familia y era tradición que los hijos rindieran culto a sus padres después de muertos por medio del fuego en el altar, y ofreciendo comida fúnebres y oraciones.

No estaba permitido que ningún extraño por más amigo de la familia que fuese, estuviera presente durante las comidas, ya que cada una de ellas representaba una costumbre religiosa imposible de ofender. Se decía que si alguien no dejaba hijos, no podría descansar en paz puesto que no tendría quien le rindiera honores, y se convertiría en una alma o sombra errante.

En los cultos que se les ofrecía no había un rito específico que debía seguirse, cada familia tenía su propia forma de adorar a sus dioses, pero sin dejar que la llama se apagara.

Las creencias iban pasando de generación en generación, pero sólo de varón en varón, puesto que se decía que al darle el padre la vida a su hijo, le daba también, la creencia, el culto, y el derecho a mantener el lugar con su fuego sagrado; Las mujeres sólo podían participar en el culto al estar con su padre o su marido.

Poco a poco se obtuvieron resultados graves para el derecho privado y constitución de la familia.

Silvia Herrera Salas

Derecho Romano

Resumen del Libro segundo

De “la ciudad antigua”

Libro II.

Capítulo primero

la familia

la religión fue lo que constituyo la antigua familia, cada casa tenía un

altar en el que la familia se reunía cada mañana y cada noche para invocar las primeras y las últimas oraciones.

la familia se reunía enfrente del fuego en cada comida y tenían fuera de la casa un sepulcro del que estaban enterrados los muertos de la familia, juntos, sin haberse ido separados por la muerte.

La figura paterna representaba la autoridad y una especie de institución primordial, así como la superioridad sobre la mujer y los hijos, y por lo que el afecto y el nacimiento no era el fundamento de la familia.

capítulo segundo

el matrimonio

fue la primera institución establecida por la religión doméstica, la unión conyugal era esencial para los antiguos, cuando una mujer contraía matrimonio con un joven de otra familia, dejaba la figura paterna de su padre, valga la redundancia para pasar a ser parte de la otra familia, pertenecía a la familia del esposo, por lo que rendía culto y sacrificio en el hogar de su marido.

al matrimonio se le llamaba con una palabra que significaba "ceremonia sacra" lo cual nos dice la importancia que se le daba en aquellas épocas.

El dios doméstico era quien presenciaba dicha ceremonia, en Grecia a la ceremonia constaba de tres actos: el primero se hacía en la casa del padre en presencia del novio y la familia, se ofrecía un sacrificio después del cual se declaraba con la fórmula sacramental pegaba su hija al joven. Debían separarse del dios paterno para poder ir a adorar a otro Dios.

en el segundo acto, los heraldos o el marido conducía a la joven a su casa, se le cubría la cara con un velo y se le adornada con una corona y un vestido blanco que representaba el color para los actos religiosos. Durante el camino se cantaba un himno religioso llamado himeneo, el cual transmitía su nombre a toda la ceremonia. El marido debía cargar a la novia simulando un secuestro mientras ella gritaba sin pisar la casa del novio.

en el tercer acto se rociaba con agua lustral a la novia y se le hacía tocar el fuego sagrado, después se recitaba a algunas oraciones y se repartían una comida ligera comenzaba y acababa con una oración lo constituía una comunión entre los esposos y los dioses domésticos.

En Roma el acto religioso que era muy similar al de Grecia, también se componía de tres actos:

en el primero la joven abandonaba su hogar paterno para desligarse de el, esa tradición era una formalidad indispensable.

en el segundo acto la joven era conducida a la casa de su esposo, en Grecia, vistiendo el pelo la corona y el , también cantando el himno religioso talassia, lo cual representaba a alguna fórmula antigua.

Al llegar a casa del novio se hacía el mismo ritual que en Grecia.

En el tercer acto, la esposa se conducía ante el fuego del hogar para hacer un sacrificio junto con su esposo, asimilada al de Grecia. Recitaba en algunas oraciones y comían juntos una torta de harina de Flor la cual hacía una unión Santa entre los esposos, quedando así la mujer, bajo la protección de los mismos dioses que su marido.

La mujer también participaba en el culto a los muertos pero llevándole comida fúnebre en a los antepasados del esposo no a los propios, porque ya pertenecía a aquella familia.

El matrimonio es tan antiguo como la raza indo-Europea, enseñó al hombre que la unión conyugal era algo más que una relación entre los sexos y una afección pasajera porque unía a los esposos con el poderoso lazo del mismo culto.

El derecho romano permitía la disolución del matrimonio por coempio y por usus, pero la disolución del matrimonio religioso era casi imposible porque se necesitaba de una ceremonia sagrada que sólo la religión podía desatar. Los esposos que se querían separar debían tener un ritual similar al del día cuando se unieron pero con la diferencia de que rechazaban la torta de harina y y el lugar de oraciones pronunciada fórmulas de carácter extraño, horrible, maldiciones y demás oraciones que demostraban que la mujer renunciaba al culto y a los dioses del marido, así quedaba disuelta ese lazo religioso y se disolvieron matrimonio.

capítulo tercero

continuidad de la familia. Introducción del celibato. Divorcio en caso de esterilidad. Desigualdad entre el hijo y la hija.

La extinción de las familias representada una desgracia, por lo que en Grecia se cuidaba que no se deshicieron ninguna familia tanto como en Roma se cuidaba que no se descuidar la el culto doméstico.

todos tenían interes en dejar un hijo antes de morir porqué así aseguraba la dicha de su inmortalidad. Las leyes de manú llamaban al primogénito "El engendrado para cumplir con el deber" era de gran interés para la vida humana continuar la descendencia para que continuase el culto, por lo que el celibato de vía considerarse como una desgracia que impiedad, porque los célibes ponían en peligro la dicha de los manes de su familia y él mismo quedaría privado de todo culto después de su muerte, lo cual sería una condenación para él y para sus antepasados.

no había una ley que prohibiera el celibato a, sin embargo las creencias religiosas era lo que obligaba a los jóvenes a casarse y a separarse. El divorcio se permitía en caso de esterilidad que debía llevarse acabo la ceremonia correspondiente.

El nacimiento de una hija no y nada el objeto del matrimonio, porque no podían continuar el culto, a El hijo era el esperado, el necesario y reclamado por la familia, a cobrar y antepasados, todo esto porque así asegurada la inmortalidad de sus antepasados.

Esquilo y amaba a elijo el salvador del hogar doméstico porque con el se celebraba un acto religioso. el nacimiento constituía un lazo físico pero la declaración del padre constituía el vínculo moral y religioso, la cual era una celebración obligatoria en Roma, Grecía y en la India, la cual se celebraba al noveno día en Roma, al décimo en Grecia y al duodécimo en la India. El padre reunía a la familia, testigos y hacía sacrificio en el hogar. La mujer que cargaba el niño debía dar vueltas alrededor del fuego para ser presentado a Dios doméstico y así purificar día al niño quitándole la mancha que se había contraído al momento de la gestación, y así quedará honrado ante la familia y su díos.

Capítulo 4º

de la adopción y de la emancipación

la adopción se inició por la obligación de perpetuar el culto doméstico, el que adoptaba a un hijo tenía la obligación de iniciar le en su culto y introducirlo en su religión doméstica y hacerlo llegar a sus penates.

la adopción redada en una ceremonia sagrada muy similar a la del nacimiento de un hijo. Decía se dé el, in sacra teansiit, que quería decir "hapasado al culto de su nueva familia". de esta manera renunciaba al culto de la antigua familia y dejaba de tener relación con el lugar que le que existan hacer. Al acto de adopción correspondía el derecho de emancipación, la cual tenía como principal efecto renunciara el culto de la familia en la que había nacido; y los romanos designaran a este acto con el nombre de sacrorum detestatio.

capítulo quinto

el parentesco. Lo que los romanos llamaban agnación.

Platón dice que el parentesco es la comunidad de los mismos dioses domésticos, demostenes quiso probar que si d en el os personas practicaban él mismo culto y ofrecían la comida fúnebre en el mismo sepulcro eran parientes.

el parentesco no se transmitía por las mujeres, elijo le debía acto por su padre. El principio de parentesco estaba en el culto y no en el parentesco mismo, y se les llamaba samanodacas a los que tenían como ascendiente común a aquellos a los que sólo se les ofrecía la libación del agua, y se les llamaba sapindas a los que recibían tortas como ofrenda.

Los agnados eran los parientes que no eran de sangre, es decir, que no eran cognados, y heredaban de acuerdo a la posición que tuvieran, durante un tiempo sólo existía ese tipo de parentesco, pero el de la cognación resultó mucho más importante cuando se tomó en cuenta.

capítulo sexto

Derecho de propiedad

el derecho de propiedad es entendido por los tártaros cuando se trata de los ganados y no del terreno, entre los antiguos germanos la tierra no pertenecía a nadie, cada año y la tribu señalaba a cada uno de los individuos un lote para cultivar y se le cambiaba a la año siguiente.

El derecho de propiedad se veía más bien en relación con el culto, puesto que los manes, los rituales y el dios doméstico en sí, era lo que representaba pertenencia para cada familia, y no los terrenos, sino los objetos y animales.

Por estas razones, el derecho a la propiedad estaba centrlizado en el lugar del hogar, del fuego sagrado, y en todo aquello que tuviera referencia al culto sagrado y a la religión, pese a que los terrenos o las casas de las familias estuvieran casi juntas, había un área específica que se debía respetar, dicha área era aquella donde se encontraba el altar.

Los "términos" , como se les llamaba a las piedras grandes que hacían establecer una especie de barrera o límite en el altar, simbolizaban la estancia del altar, por lo que se entendía debía respetarse ese lugar religioso.

Ciertos días de cada mes se tenía una ceremonia religiosa en la que se cargaban los sacrificios, se cantaban oraciones y fórmulas especificas y se caminaba al rededor de los términos, estableciendo así el límite para las demas familias en esa religion.

capítulo séptimo

Derecho de sucesión

1.- naturaleza y principio del derecho de sucesión entre los antiguos:

Se refiere a que si la herencia se daba de varón en varón y era tan importante, al mismo tiempo se heredaba el derecho a continuar dirigiendo el culto en el altar sagrado, así como todas las deudas o beneficiencias que pudiera tener el padre. Por tanto, se entiende como derecho de sucesión al acto de heredar el puesto de padre y llevar acabo todas las actividades y deberes que tenía implantados y heredados por el padre.

2.-El hijo hereda y no la hija:

Se refiere a la importancia que se le daba a los varones y no a las hijas al momento de la herencia, puesto que era el hombre quien debía encargarse del culto religioso y no la mujer.

La hija no tiene la aptitud para heredar la tradición paterna y si esta casada tampoco tiene derecho a adorar a los dioses de su antigua familia puesto que ahora pertenece a la del esposo.

En cuanto a esto, Cicerón convocó la ley Voconia que decía que se prohibía: 1) instituir heredera a una mujer auqnue fuera hija única, casada o soltera. 2) legar a las mujeres más de la cuarta parte del patrimonio.

Si no había más que mujeres en la familia para heredar, la hija debía casarse con el heredero que le correspondía y así, él sería quien heredaría el patrimonio y si la hija ya estaba casada , debía separarse de ese marido y contraer matrimonio con el heredero elegido, dando como dote los patrimonios. Cuando la hija no heredaba, era su hijo,es decir, el nieto del padre, quien recibia la herencia , por lo tanto, la hija era sólo un vínculo para pasar el culto y la herencia.el manú decia que si no se tenia un hijo varon, se podia encargar a la hija que tuviese uno para entonces heredar lo correspondiente.

3.-De la sucesión colateral:

Si no se tenía hijos, se buscaba al heredero en una posición horizontal y así se encontraba a un heredero, se buscaba al heredero entre los parientes de sangre más cercanos y teniendo que ser obviamente varones.

En la india se heredaba primero al sapindia y despues a los samodacas.

Las doce tablas hacían alusión a la herencia de acuerdo a los parientes agnados más cercanos, aún cuando esa ley ya había sido modificada,se continuaba utilizando.

4.-Efectos de la emancipación y la adopción:

Este punto se refiere a que sólo aquel que fuera perteneciente a la familia , tenía el derecho de heredar. Si el individuo había sido emancipado, tenía prioridad aquel que había sido adoptado, o en su defecto, aquel que tuviese la relación más cercana con el padre.

Debía ser perteneciente a la misma familia, ya fuese natural o adoptado, de otro modo no podía heredar.

5.-En los tiempos primitivos no se conocía el testamento:

No se conocía el testamento, se testaba sólo conforme lo indicaba la religión, a los ffvarones más cercanos, ya fuese el hijo,el adoptado, el hijo de la hija o el agnado, etc... el punto está en que los patrimonios pasaban a manos del heredero en cuanto a las leyes que se establecían en la religión.

Sólo se tienen las leyes de las doce tablas como indicio alguno del acto de testar, puesto que no existe otro documento que diga que se prohibía o se permitía el testamento.

El derecho cesaba con la vida, por tanto el testamento, es decir, dejar dicho quien permanecería con ciertos patrimonios, no estaba contemplado dentro de las posibilidades del moribundo, todo debía hacerse de acuerdo al parentesco.

6.- Derecho de primogenitura:

Dicen los antiguos que es el primogéntio el que se debía encargar de cumplir el deber con los antepasados, sin embargo debía ser varón y no mujer.

Este punto habla principalmente de las costumbres y tradiciones que debía seguir el heredero de la potestad, en este caso el primogénito, quien se encargaba del cuidado de la familia, de los hermanos y del altar, todo esto, al morir el padre.

El primogénito debía cumplir con todos los rituales hacia los antepasados.

Capítulo octavo

La autoridad en la familia

En este apartado se habla principalmente de cómo el hombre era el encargado de cumplir con los rituales y ceremonias para los antepasados, se menciona también lo que ya hemos visto, acerca de la prioridad que se le da al varón para ejercer la patria potestad una vez que muere el padre, y no a la mujer.

En general, la mujer es considerada como alguien de menor importancia que el hombre, y como alguien que no puede ejercer la patria potestad o dirigir los rituales sin estar interviniendo mediante su padre o esposo, y al morir estos, los hijos.

El padre es el único responsable del culto religioso y de ejercer la patria potestad, al morir él, sólo por herencia se podía adquirir el título de pater familias.

En cuanto a la dote de la mujer, ésta la perdía al casarse puesto que el marido se hacía cargo de todas las pertenencias que ella adquiriera y si moría, la dote tampoco se le era renumerada. El marido es el juez de la mujer, él manda sobre ella, su poder no tiene límites incluso sobre la muerte, el jefe de la familia lo era todo.

En las antiguas familias creían en las almas con tal fuerza que no les era necesario constituir las leyes de acuerdo al derecho privado con las que se obtuviera una disciplina y estructura de justicia en el gobierno...

Capítulo noveno

Moral antigua de la familia

Para los antiguos era muy importante el papel de la mujer como mater familias, pese a que no tenía autoridad importante, sí lo era su dignidad, y todo aquello que representara el cuidado de los hijos y esposo...

El adulterio era considerado como un terrible acto, del cual se avergonzaban las familias y se despurificaba la raza.

La moral y los afectos no salían de las contemplaciones de la familia y como los dioses eran los que unían los lazos de la familia, todo lo que tuviera que ver con su adoración debía ser puro y sagrado.

Los valores y las cuestiones morales desde el punto de vista religioso eran de lo mas significativas para los miembros de la familia. Por tanto, la dignidad.

Capítulo décimo

Las “gens” en Roma y Grecia

Las gens estaban integradas por familias de gentiles.

Eran agrupaciones de familias que tenían cierto renombre de acuerdo a sus integrantes.

Había la posibilidad de ser adoptado por una gens, ya fuera para poder tener derecho a heredar el puesto de pater familias o como un hijo más, también era importante que los miembros agnados de las gens, fueran ingenuos, es decir, que no hubiera sido esclavo antes de pertenecer a la gens , ni que alguno de sus antepasados lo hubiera sido.

Los miembros de una gens no se podían casar con alguien que perteneciese a la misma gens puesto que ya eran como familia.

Había también un grupo de personas llamados clientes, que eran agregados de una gens sin ser parte de la familia, sin embargo estaban bajo custodia del pater familias.

Los clientes podían haber sido esclavos que obtuvieron su libertad, o personas que debido a sus deudas se ponían bajo la protección del pater familias y le daban todos sus bienes.

Existían diferentes gens de las cuales los pater familias formaban parte del senado y eran ellos quienes celebraban los rituales y las ceremonias religiosas en presencia de todos los miembros de la gens, además para este entonces, ya existían las clases sociales, en las que había una clara diferencia entre los patricios y los plebeyos, y por la otra parte, los clientes.

Dependiendo del grado que tuvieran en la sociedad, se desenvolvían sus actividades, las personas tenían un grado determindado con el que se les asignaban curias para poder elegir al rey gobernante, el cual tomaba en cuenta la opinión del senado en sus decisiones.

Como vemos, básicamente, este capítulo habla de todo aquello que influía y afectaba en las actividades de los gentiles y de las gens como tales al momento de desenvolverse en la sociedad romana, observamos también la importancia que continuaba teniendo la religión y la autoridad del pater familias sobre la esposa y los hijos y sobre el resto de la familia ye integrantes de la gens en general, sea quien fuese, agnado,adoptado o cognado.

El estudio de las antiguas reglas del derecho privado nos ha permitido entrever más allá de los tiempos históricos un periodo de siglos, durante los cuales la familia fue la única forma de sociedad conocida.

La pequeñez de la sociedad primitiva correspondía a la pequeñez de la idea que se había formado de la divinidad, teniendo cada familia sus dioses, y no concibiendo ni adorando el hombre más divinidades que las domésticas.

La religión doméstica prohibía a dos familias mezclarse o fundirse en una, pero podían unirse por medio de la celebración de otro culto común; cierto número de familias formó un grupo que la lengua griega llamó fratría y la latina curia.

Desde el momento en el que se unieron, concibieron una divinidad superior a sus divinidades domésticas, la cual debía ser común para todas ellas, y velar por el grupo entero. No había fratría ni curia que no tuviese su altar y su Dios protector. Los actos religiosos consistían esencialmente en una comida hecha en común, comían recitando algunas preces, y la divinidad estaba presente y recibía su parte de alimentos y de bebidas.

En tiempo de Demóstenes, era preciso se dijo de legítimo matrimonio de una de las familias que componían la fratría, para poder ser parte de ellas, la religión se transmitía por la sangre. Los antiguos creían que todo alimento preparado en el altar y repartido entre muchas personas establecía entre ellas un lazo indisoluble y una unión Santa que no cesaba sino con la vida.

Cada curia o fratría tenía un jefe, curión o fratriarca cuya función será presidir los sacrificios, también tenían un dios, culto, sacerdocio, justicia y gobierno, siendo una pequeña sociedad modelada exactamente sobre aquella. La asociación continuó creciendo naturalmente y del mismo modo, agrupando se muchas curia y formando una tribu. Cada tribu tenía su altar y su divinidad protectora. Tenía una festividad anual, cuya principal ceremonia religiosa era una comida en que tomaba parte toda la tribu, el jefe de la tribu se llamaba tribunus;

la tribu se constituyó en su origen para hacer una sociedad independiente y como si no hubiera tenido ningún poder social que le fuese superior.

Los dioses de la naturaleza física:

En las tribus, la religión constituyó la familia y estableció las primeras leyes, pero esta raza tuvo también en todas sus ramas otra religión cuyas principales figuras fueron Zeus, hera, atenea, juno, ósea a la religión del Olimpo helénico y del Capitolio romano.

De estas dos religiones la primera tomaba sus dioses del alma humana y la segunda de la naturaleza física. El hombre veía en cada parte de la creación, en el suelo, en el árbol, en la nube, en el agua del río, en el sol, otras tantas personas semejantes a si mismo, les atribuía pensamiento, voluntad y libertad de acción, y reconociéndola es más poder, les adoraba y creía en su poder divino.

Por una parte el hombre atribuyó la cualidad de divino al principio invisible, y por otra aplicó su idea de lo divino a los objetos exteriores que contemplaba y que amaba o temía.

El culto de los dioses del Olimpia y el de los héroes y de los manes, no tuvieron entre sí y nada en común, de las dos religiones la de los muertos fue la que se conservó siempre inmutable en sus prácticas, mientras que sus dos más fueron borrando sé poco a poco, y la de la naturaleza física se desarrolló libremente a través de los siglos aumentando constantemente su autoridad sobre el individuo.

Relación de esta religión con el desarrollo de la sociedad humana:

El hombre por un efecto de su fuerza natural forma Dios es salidos de su imaginación, por lo que hubo semejanzas, ya que las ideas se formaban en el nombre siguiendo un método casi uniforme.

Cada imaginación era la autor de sus dioses, resultando innumerable cantidad de dioses, cada individuo adoraba a un número muy reducido de divinidades, pero los dioses del uno no eran los del otro. Los dioses fueron por mucho tiempo culto de los muertos a los futuros progresos de la asociación humana, los manes que eran dioses que por su esencia o podían ser adoptados sino por muy corto número de individuos y que establecían barreras inseparables entre las familias.

Júpiter era el dios de la hospitalidad de los venerables y, aquellos a quienes será preciso tratar como hermanos. Todos estos dioses tomaban con frecuencia forma humana y aparecían entre los mortales, algunas veces para asistir a sus luchas y tomar parte en sus combates, otras y consecuencia, para exhortar a la concordia y enseñarlos auxiliarse unos a otros.

poco a poco tomando el dios más autoridad sobre el alma, renunció a aquella especie de tutela, dejó el hogar doméstico y consiguió una morada para él solo y sacrificios que le fueran propios. Esta morada llamada también a dictar fue hecha a imagen del antiguo santuario, como antes una cella enfrente de un hogar. Dejó de serbios y defendió a ser altar de otro instrumento de sus sacrificios.

Cuando los templos abrieron sus puertas a la muchedumbre de adoradores se puede decir que había crecido la asociación humana.

La tribu, como la familia y la fratría, fue compuesto para ser un cuerpo independiente, puesto que tenía una adoración especial de la cual excluyeron al extranjero. Formada una vez, ninguna nueva familia podría ser permitida allí. Dos tribus no podían ser basadas una; su religión fue opuesta a ella. Pero apenas varias fratrías se habían conectado en una tribu, varias tribus podrían ensamblar entre ellos, con la condición de que la adoración de cada uno fue respetada.

El día que esta alianza fue hecha, la ciudad existió. Es importante para buscar la causa que determinaron las tribus cercanas que se conectarán. La unión era a veces voluntaria, fue impuesta a veces por la fuerza más alta de una tribu o por la voluntad de gran alcance de un hombre. Lo que está seguro, es que la conexión de la nueva asociación seguía siendo una adoración. Las tribus que agruparon para formar una ciudad, siempre fueron las que encendían al fuego sagrado y tenían una religión común. Así la sociedad humana, en esta raza, no creció el orden de un círculo que ensancharía poco por poco, ganando gradualmente..

Es contrario a los grupos pequeños que, compuestos un rato largo, incorporados a los que están con los otros. Varias familias formaron la fratría, varias fratrías la tribu, varias tribus la ciudad. La familia, tribu, además de las compañías exactamente similares entre ellas, fueron llevada una de diferente por una serie de federaciones. Incluso debe ser notado que como estos varios grupos ensamblaron así entre ellos, ninguno de ellos sin embargo, perdió ni su individualidad ni su independencia. Aunque varias familias se habían conectado en una fratría, cada uno de ellos seguía compuesto como a la hora de su aislante; no se cambió nada en él, ni su adoración, ni su sacerdocio, ni la su derecha de la propiedad, ni su justicia interior. Curias entonces unidas; pero cada una guardó su adoración, sus reuniones, sus festivales, su cabeza. Las tribus no fueron disueltas, y cada una de ellas continuó formando un cuerpo, alrededor como si no existiera la ciudad. En la religión seguía siendo una multiplicidad, de pequeño se adora sobre cuál se establece común una adoración; Se permite al niño inicialmente en la familia por la ceremonia religiosa que ocurre diez días después de su nacimiento. Algunos años luego, incorpora la fratría por una nueva ceremonia. Él hace más adelante miembro de la tribu. Finalmente a la edad de dieciséis o dieciocho años, se presenta para ser permitida en la ciudad. El funcionamiento del hombre joven lo obliga a seguir, es el que la compañía siguió inicialmente. En Atenas había bastantes tradiciones y memorias de modo que se podía ver con una cierta claridad cómo se fue formando la ciudad ateniense. En el principio, conocido como Plutarco, el ático fue dividido por las familias.

Este cambio, por el cual la población del ático ha pasado del estado de la familia patriarcal a una compañía poco más extendida, fue asignado por las tradiciones a los esfuerzos de Cecrops; debe ser entendida solamente por allí eso que fue terminado solamente en ese entonces donde fue colocado el reinado de este carácter, es decir sobre el décimosexto siglo antes de nuestra era. Además de uno ve que este Cecrops reinó solamente en una de doce asociaciones, el que era Atenas más adelante; el once otros eran completamente independientes; cada tenía su dios protector, su puente del horno, su fuego coronado, su cabeza. Varias generaciones ocurrieron durante cuál adquirió el grupo de los cecropides imperceptiblemente más importante.

Cada cantón preservó su vieja adoración, pero adoptó toda una adoración común; en lo político, cada uno preservó a sus cabezas, sus jueces, su derecho a ser ensamblado, pero sobre estos gobiernos locales había el gobierno central de la ciudad de estas memorias y estas tradiciones si precisan que Atenas preservó el religiosamiento, que se presenta en dos verdades manifiestas; uno es que la ciudad era una confederación de los grupos compuestos antes de ellos; el otro es que la compañía no se convirtió que tanto como la religión . Uno no podría decir si en hecho el progreso religioso trajo el progreso social; cuál está seguro, es que él ocurrió en el mismo tiempo y con un acuerdo notable. Esa cosa, es una creencia. No es nada más de gran alcance en el corazón. Una creencia es el trabajo de nuestro alcohol, pero no estamos libres modificarlo con nuestro tener gusto. Es nuestra creación, pero no la sabemos. Al este ser humano, y nos dejó nos cree él dios. Es el efecto de nuestra potencia y es más fuerte que nosotros. Está en nosotros; no nos deja; nos habla constantemente. Si ella dice a nosotros obedecer, obedecemos; si nos rastrea los deberes, nos sujetamos. El hombre puede superar la naturaleza bien, pero está fijada con su pensamiento. Las tradiciones del Indios, los Griegos, etruscos dijeron que los dioses hubieran revelado con los hombres las leyes sociales. En esta forma legendaria hay una verdad. Las leyes sociales eran el trabajo de los dioses; pero estos dioses tan de gran alcance y tan beneficiosa no era diversa cosa solamente la creencia de los hombres. Buscamos, según todas las memorias de la antigüedad, que habían sido el modo del enfrentamiento del estado en los viejos; eso era necesario darnos una cuenta de su naturaleza y de sus instituciones. Pero se debe hacer aquí una reserva. Si las primeras ciudades fueron formadas por la confederación de compañías incorporadas pequeñas antes, no es con decir que todas las ciudades con nosotros conocidos fueron formadas de la misma manera. A menudo todavía sucedió que los hombres de cierto país vivieron sin leyes y comando, cualquiera que la organización social no había tenido éxito en ser establecido, como en Arcadio, o que había sido corrompido y había disuelto por revoluciones demasiado precipitadas. Si un legislador emprendió poner la regla entre estos hombres, siempre comenzó dividiéndolos en tribus y fratrías, como si no hubiera otro tipo de compañía solamente que una. En cada de estos armazones que instituyó un 3eponyme del héroe, él estableció los sacrificios, él inauguró tradiciones. Estaba siempre por allí aquél comenzado, si uno deseó a encontró a una compañía regular. Platón así hecho mismo cuando imagina una ciudad modelo.

Población la ciudad no eran palabras sinónimas en las viejas. La ciudad era la asociación religiosa y las familias y las tribus políticas; la ciudad era el lugar de la reunión, la residencia de esta asociación. Uno no tendría que hacernos viejas ciudades la idea que nosotros elasticidad los que vemos el levantamiento hoy en día. Uno construye algunas casas, él es una aldea; el número de las casas aumenta imperceptiblemente, él es una ciudad; y terminamos, por si es necesario, encima de rodearlo una zanja y una pared. Una ciudad, en las viejas, no fue formada con de largo, por el aumento lento en el número de las los hombres y las construcciones. Uno derritió una ciudad de solamente un soplo, muy entera en un día. Pero era necesario que la ciudad fue compuesta inicialmente, y era el trabajo más difícil y generalmente lo más de largo posible. Una vez que eso las familias, las fratrías y las tribus fueran acordadas para ser conectada y para tener una misma adoración, inmediatamente una derritió la ciudad para ser el santuario de esta adoración común. Por lo tanto la fundación de una ciudad era él siempre un acto religioso.

Los programas de escritura hablan con la verdad sobre un asilo, es decir de un recinto coronado en donde Rómulo admitió a todo los que fueron presentadas; en lo que siguió el ejemplo que muchos fundadores de ciudades le habían dado. Pero este asilo no era la ciudad; estaba incluso abierto solamente después que la ciudad había sido fundada y compl3etement construida. Era un apéndice agregado en Roma; no era Roma. Incluso no formó la parte de la ciudad de Rómulo

No es raro satisfacer en los viejos hechos que nos asombran; es éste una razón de decir que el hecho, especialmente si separar de estos hechos mucho de las ideas modernas, convenga perfectamente con los de viejo Vimos en su vida privada una religión que reguló todos sus actos; vimos entonces que esta religión los había constituido en compañía; ¿Cuáles hay de asombroso después que eso la fundación de una ciudad era también un acto coronado y que tuvieron que alcanzar Rómulo sí mismo los ritos que fueron observados por todas partes? Este rito es notable y nos revela en estos hombres un pensamiento que es importante anunciar. Antes de venir en el Palatino uno, vivieron alba o algún otro de las ciudades cercanas. Había su hogar; es allí que sus padres habían vivido y fueron enterrados. Sin embargo la religión defendida para dejar la tierra donde el hogar había sido fijado y donde los antepasados divinos se reclinaron. Había sido necesitado así, mismo del impi3et3e, que cada de estos hombres utilizó de una ficción, y que llevó con él, bajo símbolo de un terrón de la tierra, la tierra coronada a donde enterraron a sus antepasados y a cuál fueron asociadas sus melenas. Estos corazones unidos juntos allí eran recibir una adoración perpetua y tomar cuidado en sus descendientes. Romulo en este mismo lugar presentó un puente del horno y encendió el fuego. Era el hogar de la ciudad. Alrededor de este hogar debe levantarse la ciudad, pues la casa se levanta alrededor del hogar doméstico; Romulo rastrea un surco que marque el recinto. Aquí todavía los menos detalles son fijados por un ritual. El fundador debe ser útil sí mismo de una reja de arado de cobre; su arado es arrastrado por un toro blanco y una vaca blanca. Romulo, la pista abrochada y bajo el traje sacerdotal, se sostiene él funda del arado y lo dirige mientras que canta rezos. Sus compañeros recorren detrás de él observando un silencio religioso. Pues la reja de arado levanta terrones de la tierra, una los rechaza cuidadosamente dentro del recinto, de modo que no hay pedazo de esto tierra coronada en lo que concierne a extranjero. Tal estaba, según una muchedumbre de viejos testimonios, la ceremonia de la fundación de Roma. Eso si se pide cómo la memoria se podría preservar algunos a los programas de escritura que nos la transmitieron, es que esta ceremonia fue recordada cada año al informe de la gente por un aniversario del festival cuál uno llamó el día nativo de Roma. Este festival fue celebrado en toda la antigüedad, año por año, y la gente romana todavía la celebra hoy en la misma fecha que antes, de abril el 21; tal cantidad de los hombres, con sus transformaciones incesantes, sigue siendo fiel a las viejas aplicaciones! Los sacerdotes tomaron de él inmediatamente la copia y la colocaron en sus libros. Uno pudo creer que el rectángulo de balota había sido depositado allí por un rey anterior de los mess3eniens antes de la conquista del país. Tan pronto como uno estuviera en la posesión del ritual, la fundación comenzó. Los sacerdotes ofrecieron inicialmente un sacrificio; uno invitó a los dioses anteriores, los dioses, Júpiter, los héroes anteriores, haber sabido y hubiesen venerado a sus antepasados. Todos estos protectores del país lo habían dejado al parecer, según la creencia de viejo, el día en que el enemigo tenía amo ido de allí; Uno pronunció las fórmulas que eran hacer determinarlos en al campo común viven la ciudad nueva con los ciudadanos. Era el significativo allí; fijar a los dioses con ellos era lo que tenían estos hombres más en corazón, y uno puede creer que la ceremonia religiosa no tenía otra meta. Apenas como los compañeros de Rómulo cavaron un hueco y creyeron y p175 para depositar las melenas de sus antepasados, así los contemporáneos de 3epaminondas invitados con ellos sus héroes, sus antepasados divinos, los dioses del país; creyeron por fórmulas y rites para asociarlos en la tierra que iban ellos mismos a ocuparlos y a bloquear para arriba en el recinto que iban a rastrear. Por lo tanto los dijeron ellos: " viene con nosotros, seres divinos del 4o, y vive en campo común con nosotros esta ciudad " que un primer día fue empleada con estos sacrificios y estos rezos. El día siguiente el recinto fue rastreado, mientras que la gente cantó himnos religiosos. Uno está sorprendido inicialmente cuando uno ve en los viejos autores que no había ciudad, tan antigua quiénes podrían ser, que no demandó saber el nombre de su fundador y de la fecha de su fundación. Es que una ciudad no podría perder la memoria de la ceremonia santa que había marcado su nacimiento; porque cada año celebró el aniversario por un sacrificio de él. Atenas, así como Roma, celebrada su día

Algo de coronado y adivina pegado naturalmente a estas ciudades que los dioses habían levantado y que continuaron llenando de su presencia. Se sabe que las tradiciones romanas prometidas en la eternidad de Roma. Cada ciudad tenía tradiciones similares. Uno construyó todas las ciudades para ser eterno.

Seguía habiendo su memoria como el fuego del hogar que tenía se encendió. Una adoración fue dedicada a él, fue creído que el dios y la ciudad lo adoraron tienen gusto de su providencia.. Los sacrificios y los festivales fueron renovados cada año en su tumba. Cada uno sabe que Rómulo fue adorado, eso que tenía un templo y sacerdotes. Los senadores podrían cortar la garganta de ella bien, pero no privarla de la adoración a la cual tenía derecho como fundador. Cada ciudad adorada de la misma manera el que lo había fundado. Uno preservó la memoria de una gran cantidad de Griego de los po5emes que tenía como tema la fundación de una ciudad. Apollonius, Hermog2ene, Hellanicus, Diocl2es había compuesto en el mismo tema de los po5emes o de las historias. Quizás no había solamente una ciudad que no tenía su po5eme o por lo menos su himno en el acto coronado que le había dado nacimiento.

Sicilia, en Cartago con Diodon; el fata obstant. Entre él y su deseo del resto, entre él y su amante, venidos siempre para poner la parada de los dioses, la palabra revelada, fata. Uno no se debe confundir allí: el héroe verdadero del po5eme no es 3en3ee; son los dioses de Troy, estos mismos dioses que deban ser un día los de Roma. El tema del 3en3eide es la lucha de los dioses romanos contra una divinidad hostil.

La ciudad antigua; Fustell de Coulanges

En este po5eme fueron vistos, ellos, su fundador, su ciudad, sus instituciones, su creencia, su imperio. Porque sin estos dioses la ciudad romana no existiría.

La ciudad antigua; Fustell de Coulanges

El romano no dejó de ser convencido de que el destino de la ciudad fue asociado a este hogar cuál representó a sus dioses. El respecto que uno llevó a los vestales prueba la importancia de su sacerdocio. Si un cónsul resolvió uno de ellos en su paso, hizo más bajo sus vigas delante de él. Por otra parte, si una de ellas dejó el fuego morir hacia fuera o manchó la adoración faltando con su deber, la ciudad que entonces fue creída amenazó del iré de los dioses, fue vengada en el vestal enterrándolo mismo las vidas. Una gran cantidad de ciudades tenía Júpiter para la divinidad; era tanto de Jupiters que había ciudades. En la leyenda de la guerra de Troya una ve Pallas que luche para los Griegos, y hay en los troyanos otro Payas que recibe una adoración y que prot3ege sus admiradores. Será dicho que era la misma divinidad que apareció en los dos ejércitos No no ciertamente; porque los viejos no asignaron a sus dioses el regalo de la ubicuidad. Las ciudades de Argos y de Samos tenían a Hera; no era la misma diosa, porque fue representado en las dos ciudades con atributos absolutamente diversos. Roma tenía por lo tanto dos Junos protector. Incluso historia, algunos años después de, para Júpiter que otro dictador traído de Pr3eneste, mientras que Roma tenía de ellos ya tres o cuatro en ella. La ciudad que tenía en limpio una divinidad, no deseó que protegiera a los extranjeros, y no admitió que fue adorada por ellos. La mayoría del tiempo un templo era accesible solamente a los ciudadanos. Los argianos tenían solamente la derecha de entrar en el templo de H3era d ' Argos. Penetrar en el de Ath3en3e de Atenas era necesario ser ateniense; Generalmente estos dioses se dieron mucho dolor para la ciudad del cual recibió una adoración; y eso era absolutamente natural; estos dioses eran ofrendas ávidas y recibieron a víctimas solamente de su ciudad. Si desearon la continuación de los sacrificios y de la hecatombe, era el receptor de papel necesario que tomaron a cuidado del hola de la ciudad. Jubón " marca esfuerzo y trabajos " de modo que su Cartago obtenga un día el imperio del mundo. Cada de estos dioses, como Juno de Virgilio, tenía en corazón la talla de su ciudad. Estos dioses tenían mismos intereses que los hombres el suyo los compañero-ciudadanos; Cada familia tenía su religión doméstica, cada ciudad su nacional de la religión. Una ciudad era como una iglesia completa pequeña, que tenía sus dioses, sus dogmas y su adoración. Este la creencia se parece a nosotros absolutamente gruesos; pero eran los de la gente más espiritual de esas épocas, y ejercieron en esta gente y la gente romana una acción tan fuerte que la mayoría de sus leyes, sus instituciones, y de su historia vino de allí; uno vio más arriba que la ceremonia principal de la adoración domestica era una comida que el sacrificio fue llamada. Comer un alimento preparado en un puente del horno, tal era, según cualquier aspecto, la primera forma que el hombre dio al acto religioso. La necesidad de ponerse en la comunión con la divinidad fue satisfecha por esta comida a la cual una la invitó, a la cual una no dudó que no estaba presente, y a la cual le dio una su parte. La ceremonia principal de la adoración de la ciudad era también una comida de esta naturaleza; debía ser empalme logrado, por todos los ciudadanos, en el honor de las divinidades protectores. El uso de estas comidas públicas era universal en Grecia; fue creído que la seguridad de la ciudad dependió de su logro. Además de estos banquetes inmensos, donde reunieron a todos los ciudadanos y quién podría ocurrir apenas eso con los festivales solemnes, la religión prescribió que tenía cada día una comida coronada allí para este propósito, algunos hombres elegidos por la ciudad era comer junta, en su favor, en el recinto de la academia, en la presencia del hogar y de los dioses protectores. Convencieron los Griegos de que si esta comida había sido omitida repentinamente solamente un día, el estado fue amenazado para perder el favor de sus dioses. En Atenas, el sino señaló a los hombres que debían participar en la comida común, y la ley severamente castigó los que rechazaron descargar este deber. Estaban a los ciudadanos que se sentaron abajo con el vector coronado, temporalmente de la naturaleza sacerdotal.

Los thibianos desearon traerlos detrás en Peloponese asociar a un enemigo a las caras de Sparte; pero el más difícil era decidir a los mess3eniens. los epaminondas que trataron de los hombres supersticiosos, deber creído a poner en la circulación un oráculo que predice en éstos pueblan la vuelta en su vieja patria. Los aspectos milagrosos atestiguaron que los dioses nacionales de los mess3eniens, que los habían traicionado a la hora de la conquista, fueron convertidos otra vez a ellos favorables. Esta gente tímida entonces decidía volver en P3elopon2ese que seguía un th3ebaine del ejército. Pero era una cuestión de saber dónde la ciudad sería construida; porque ir a reocupar las viejas ciudades del país, uno no tenía para que piense; habían sido manchadas y los funest3ees por la conquista. Para elegir el lugar en donde uno sería establecido, uno no tenía el recurso ordinario para consultar el oráculo que asociar a la gente. Nunca la religión tenía tal origen, y ninguna religión que viniera de allí ser utilizada solamente por esta razón del utilitario público, no fue utilizada un rato largo. Montesquieu todavía dice que el Romano fijó la religión con el estado; es el contrario que es verdad; es imposible leer algunas paginaciones de Tite-Live fuera en el convencimiento. Ni el Romano ni los Griegos sabían estos conflictos tristes que eran tan comunes en otras compañías entre la iglesia y el estado. Pero esos asimientos solamente de modo que en Roma, como en Sparte y Atenas, el estado fuera controlado a la religión; o algo, el estado y la religión eran tan compl3etement confundido juntos que era non-seulement imposible para tener la idea de un conflicto entre ellos, pero incluso distinguirlos uno del otro capítulo viii. El y los anales rituales. El carácter y la virtud de la religión de viejo no eran levantar la inteligencia humana con el diseño del absoluto, de abrir con el alcohol ávido un camino brillante en el extremo del cual podría prever a dios. Esta religión era una entera gravemente dependiente de la creencia pequeña, pequeñas prácticas; La edad de la crítica histórica comenzó. Pero es absolutamente digna de la observación esa esta crítica, que fue para arriba con las fuentes y estudió los anales, encontrado allí nada que le dio la derecha de rechazar la unidad histórica que Herodote y Tito habían construido. Depositaron a rey anterior de Sicyone, porque, su mano que era manchada por un asesinato, él no estaba más en una posición para ofrecer los sacrificios. No pudiendo más a ser sacerdote, no podía ser rey más. Homero y Virgilio nos muestran que ocupó a reyes las ceremonias coronadas. Sabemos por D3emosth2enes que los reyes anteriores del ático los hicieron ellos mismos todos los sacrificios que fueron prescritos por la religión de la ciudad, y por X3enophon que reyes de Sparte eran los jefes del lac3ed3emonienne de la religión. Déjenos los lúcumos que los etruscos estaban en los mismos magistrados del tiempo, los militares de las pistas y los pontífices

Los viejos no nos informan sobre la manera de la cual eligieron a reyes de Sparte; pero podemos sostener para seguro que uno utilizó en la voluntad de la elección de los dioses.

Véalos una travesía de la estrella en una cara del cielo al otro, de que indica a ellos que sus reyes son culpables de un cierto incidente hacia los dioses. Los suspenden entonces los derechos, hasta que un oráculo viene de Deles el cambiar de su pérdida " Uno lo encuentra en el origen de casi todas las compañías, cualquiera que en la niñez de la gente allí sea solamente la religión que puede obtenerla él obediencia, o que prueba nuestra naturaleza la necesidad nunca de ser sujetado al otro imperio pero con el de una idea moral. La EC qué la religión mezcló con el gobierno, justicia, la guerra, resultó necesariamente que el sacerdote era en el mismo magistrado del tiempo, juez, " reyes principales militares de Sparte, conocido como Aristoteles, tiene tres atribuciones: hacen los sacrificios, ordenan de la guerra, y vuelven la justicia " Denys d ' Halicarnasse se expresan en los mismos términos sobre los reyes de Roma. Las reglas constitutivas de esta monarquía eran muy-simples y no eran necesario buscarlas un rato largo; se levantaron de las mismas reglas de la adoración. El fundador que había presentado el hogar coronado, era naturalmente el primer sacerdote. La herencia era la regla constante, en el origen, para la transmisión de ella adoración

La gente estableció el sistema republicano; pero sigua habiendo el nombre del rey, lejos de convertirse en un insulto, se venera el título. Uno está acostumbrado a decir que esta palabra odiosa y fue despreciada: error singular! El Romano lo aplicó a los dioses en sus rezos. En Grecia la monarquía fue restablecida muchas veces en las ciudades

La confusión de la autoridad y del sacerdocio político en el mismo carácter no cesó con los derechos. La revolución que estableció el sistema republicano, no a parte de las funciones que mezcla aparecía extremadamente natural y era entonces la ley fundamental de la sociedad humana. El magistrado que substituyó al rey, era como él sacerdote al mismo tiempo que una pista política. Si el presidente nombró a solamente dos candidatos, la gente votó necesariamente por ellos; si nombró tres de ellos, la gente eligió entre ellos. Nunca el ensamblaje tenía la derecha de llevarla los votos en otros hombres solamente los que el presidente había indicado; porque para éstos solamente los auspicios habían sido favorables y la aprobación de los dioses fue asegurada. Este modo de la elección, que fue seguida escrupulosamente en los primeros siglos de la república, explica algunas características de la historia romana que uno inicialmente está sorprendido.

Estos viejos gusanos eran textos invariables. Y para cambiar una carta, para mover una palabra allí, para deteriorar el reto, de él había debido destruir la ley sí mismo, destruyendo la forma coronada en la cual había aparecido con los hombres. La ley era como el rezo, que era agradable a la divinidad solamente en la condición de ser recitada exactamente, y que llegó a ser impía tan solamente una palabra fue cambiada allí. En la derecha primitiva, fuera de, la carta es toda; no hay buscar la dirección o el alcohol de la ley. La ley no es valor por el principio moral que está en él, pero por las palabras que su fórmula contiene. Su fuerza está en las palabras coronadas que la hacen para arriba. El estado no permitió fácilmente que tenía una enseñanza libre al lado el suyo allí. En Atenas había una ley que defendió para informar a la gente joven sin una autorización de los magistrados; otra ley prohibida especialmente para enseñar la filosofía. El hombre no tenía la opción de su creencia. Él debía creer y sujetarse a la religión de la ciudad. Uno podía odiar o despreciar a los dioses de la ciudad cercana; en cuanto a las divinidades de una naturaleza general y universal, como Júpiter celestial o Cyb2ele o Juno, uno estaba libre creer en él o no creer allí. Pero no era necesario que uno se advirtió que dudara Ateniense.Habría habido el impi3et3e grande que había minado la religión y al estado en el mismo tiempo, y eso que el estado severly había castigado. Socrates fue puesto en muerto por este crimen. La libertad a pensar con respecto a la religión de la ciudad era absolutamente desconocida en las viejas. Era necesario conformarse con todas las reglas de la adoración, aparecer en todas las procesiones, participar en las comidas coronadas. La legislación ateniense pronunció un dolor contra los que abstuvieron de celebrar un religiosamente nacional del festival. Los viejos sabían así ni la libertad de la vida privada, ni la libertad de la educación, ni libertad religiosa. La persona humana contó para bien poca cosa con respecto a esta autoridad santa y casi divina que uno llamó la patria o el estado. El estado tenía no solamente, como en nuestras sociedades modernas, una derecha de la justicia con respecto a los ciudadanos. Podría pulso sin uno que era culpable y por eso solamente que su interés fue referido. Arístides no había confiado indudablemente ningún crimen e incluso no fue sospechado por él; pero la ciudad tenía la derecha de expulsarle de su territorio por esto solamente la razón que Aristide había adquirido por su influencia de las virtudes también y que podría llegar a ser peligroso, si lo deseó

libro IV

Las revoluciones

La familia de las antiguas edades obtenía en sus senos sus dioses, sacerdote y sus magistrados; reunía en sí la doble autoridad que hoy vemos dividida entre el estado y la iglesia, pero no obstante, sufrió una serie de revolución.

Perduró así muchos siglos, soportando perpetuas luchas hasta que al fin desapareció. Dos causas que ocasionaron su destrucción fueron, a del cambio, que con el tiempo se verificó en las ideas el cual a destruir las antiguas creencias piso desplomarse al mismo tiempo el edificio social que había levantado, la otra fue la existencia de una clase de individuos que doncella a colocados dentro del organización de la ciudad y que sufría de y teniendo interés destruirla la hicieron objeto de un ballet resisto tregua de descanso, cada uno de los cambios que sufría lesiva acercando a un filme que no les era conocido.

la ciudad antigua como toda sociedad humana presentaba clases distinciones y desigualdades, la historia de Roma está llena de las luchas entre los patricios y los plebeyos, y lo mismo en las ciudades latinas, sabinas y etruscas.

existió desde el principio y fue contemporánea de El nacimiento de las ciudades, la ciudad había nacido de la confederación de las familias y de las tribus, y esto indica que antes de formarse la ciudad, contenía y la familia ensimismada la separación de clases.

Degeneración en generación no había más que un jefe de familia, sólo le pertenecía a en el título de pater, paternidad... he aquí ya un principio se desigualdad. Después tuvo aquella familia dependientes que no abandonaba, permanecía en un nido se ha ella hereditaria mente y sobre los cuales el patrono ejercía la triple autoridad de amo, magistrado y sacerdote. Los clientes en la nuestra clase inferior, el cliente estaba más abajo, sus hijos no llegaban a ser otra cosa que cliente como esclavo puesto que no tenía un patrono entre sus abuelos. El cliente no puede nunca hacerse propietario, la tierra que cultiva sólo la tienen depósito porque si él muere vuelve al patrono, y el derecho romano en las épocas posteriores conservó un vestigio de esta antigua regla en lo que se llamaba jus applicationis.

La tradición Santa defendía realmente del primer antepasado, fue la única que poseía el carácter sacerdotal, los patricios tenía en el privilegio de ser sacerdotes y de tener una religión de su exclusiva propiedad.

Aristóteles se observa que antiguamente en muchas poblaciones, era de Herrera que dijo no tuviese el carácter de ciudadano vida del padre, y que muerto el padre el hijo mayor fuese el único que disfrutarse de los derechos políticos. La ley no cortaba la ciudad con las armas menores ni mucho menos con los clientes, por eso los verdaderos ciudadanos eran muy escasos. Los miembros del senado eran los jefes de las gentes y representaban la ciudad, cada uno de ellos seguía siendo dueño absoluto de su gens la cual era como un pequeño reino.

Cada familia tenía un solo voto en los comicios, la ley prohibía al cliente tener distinta opinión que su patrono, porque si los clientes estaban unidos a la ciudad era sólo por mediación de sus jefes patricios.

Cuando se trataba de hacer la guerra llegaba cada jefe seguido de su familia y de sus dependientes sua manus, se agrupaban por fratrías o curias informaba del ejército de la ciudad a las órdenes del Rey.

Los plebeyos estaban más abajo que los clientes, Tito livio dice en cierta parte: "La plebe no quiso tomar parte en la elección de los cónsules y por eso fueron elegidos por los patricios y sus clientes" "La plebe se quejó de que los patricios tuviese de masa de influencia en los comicios, gracias a los votos de los clientes" Dionisio dice: "La presa lieder Roma y se retiró al monte sacro, los patricios se quedaron solos en la población con sus clientes" y "la plebe descontenta rehusó alistarse, y los patricios tomaron las armas con sus clientes que hicieron la guerra"

No se hallaba la plebe contenida en el pueblo, puesto que el pueblo comprendía los patricios y los clientes, el principal carácter de la plebe consistía en ser extraña a la organización religiosa de la ciudad y de la familia, y en esto de lo que se reconocía al plebeyo y se le distinguía del cliente.

El plebeyo al principio no tenía oculto mi conocía la familia, estando excluido de la santidad de la misma la religión no se propaga, cada familia formaba sugerencia, sus dioses y su culto, como gran número de familias cuya imaginación no tuvo la fuerza necesaria para crearse dioses darse de adoctrinar, instituir un culto e inventar el himno y el ritmo de las preces, no entrando ni en las curias ni en la ciudad.

Los clientes culpables o maltratados abandonaban a la familia renunciaba a su religión, todos estos individuos excluidos de las familias y arrojados el culto de y forma parte de la plebe eran los hombres sin hogar. La población de los patricios y de sus clientes era la fundada por Rómulo con arreglo a ritos, en la meseta del paulatino, mientras el barrio de la plebe era una especie de cercado situado en la ladera del monte Capitolio himno donde Rómulo admitió a las gentes que por no tener vivienda de hogar no podía introducirlas en su población.

Gentem non habent, gentes sin hogar, no existía para ellos el matrimonio sagrado porque no conocían los ritos. No tenían familia y autoridad paterna, no existía el derecho de propiedad, si el plebeyo poseía una tierra esta tierra no tenía carácter sagrado, que era profana y carecía de límites.

Los plebeyos a evitaron mucho tiempo el aventino, y construyeron ahí sus casas, después de tres siglos consiguieron que aquel terreno les fuese reconocido como propiedad.

Para los plebeyos no había leído injusticia, el cliente tenía en beneficio del derecho de la ciudad por mediación del patronato; mas para el plebeyo no existía tal derecho, un historiador antiguo y se formalmente que el sexto rey de Roma fue el primero que dictó algunas leyes para la plena, los patricios se rehusaron a admitirlas porque cuando se crearon los tributos fue necesario hacer una ley especial para proteger la vida y libertad de estos privilegiados, y que esta ley está concebida en los siguientes términos: "Que nadie se atreva a herir a matar a un tributo como si fuera un hombre de la plebe".

Para los plebeyos la había derechos políticos, ninguno podía ser magistral, la oscuridad no comprendiendo los plebeyos y tampoco podían pertenecer al ejército.

El plebeyo no tenía la religión de la ciudad, que era imposible investigarse el carácter sacerdotal y estaba privado del derecho de rezar.

A él plebeyo era un extranjero, los dioses lo rechazaban y entre patricio y el mediada cuánta distancia se podría establecer de la religión de un fiel y un reprobó, la plebe era más que una clase despreciada, fuera de la ley, fuera de la sociedad y fuera de la familia.

más como ninguna de las formas sociales marginadas establecidas por los hombres es inmutable, ésta llevaba en sí un germen de enfermedad y de muerte en su propia desigualdad, demasiado monstruosa porque no les dispensada el menor beneficio.

El Rey había sido el jefe de la ciudad y en gran sacerdote del hogar publicó, con esta autoridad sacerdotal había reunido la autoridad política. En virtud de este principio todos los poderes del estado se concentraban en manos del Rey.

Los patronos, jefes de tribus y fratrías componían al lado del Rey con una aristocracia muy fuerte, a los Reyes que hacer poderosos y los padres de ese ángel voló fuese, empeñados en por consecuencia una lucha general lanzadas las ciudades entre la aristocracia y los Reyes, resultado fue que salieron vencidos los Reyes.

Se conservó la dignidad Real pero despojada de sus poder, los Reyes tenían un poder absoluto en la paz en guerra, ruta arco dice: "como los Reyes se mostrase los suburbios fósil duros en el mando, la mayor parte de los griegos les quitaron el poder y no les dejaron más que en el cargo de la religión", en las demás poblaciones por haberse extinguido las familias sagradas, la monarquía se había convertido en el lectivas y ordinariamente anual en la historia de la revolución en esparto, que es bien sabido que uno de sus reyes, el padre de Licurgo, murió de heridas recibidas en una guerra civil.

Tan oscura es la historia del Licurgo, que su antiguo biógrafo principio acordé esta frase: "nada puede decirse de él que es nuestro sujeto controversia", él nació en una época de discordias y en un tiempo en que el gobierno flotaban perpetua agitación.

Aristóteles dice: "en tiempos de carilao la monarquía dejó su lugar a la aristocracia"

Carilao será rey cuando licurgo hizo su reforma y aunque fue dueño por un momento de suprimir la monarquía, se guardó bien hacerlo por quererla necesaria e inviolable a la familia reinante, pero hizo que los Reyes estuviesen

sometidos en los sucesivo al senado. Un siglo después continuó debilitados de la dignidad Real, siendo despojada de este poder ejecutivo, confiando se le ha cierto es magistrados anuales que se llamaron éforos.

Los Éforos de acuerdo con la opinión del senado, declaraban la guerra o arreglaban las cláusulas de los tratados de paz.

"Si la ciudad casi un sacrificio, a ocuparme primer lugar en el banquete sagrado, se le sirve los primeros y se les da doble ración, son también los primeros que hacen la libación y les pertenece de derecho la piel de las víctimas. Se les da además a cada uno a dos veces al mes una víctima que invocan a Apolo" "Los Reyes practicado sacrificios públicos y se llevan la mejor parte de las víctimas".

Durante el combate estaba rodeado de divinos que les indicaban la voluntad de los dioses y que flautista se cantaban los signos agarrar, la monarquía Esparta no era más que un sacerdocio hereditario.. El poder residía realmente en el senado, los Reyes obedecían a los éforos.

Esparta no conocía el régimen monárquico y el gobierno era una aristocracia.

En Atenas una revolución similar, los que sufrieron con el cambio fueron los jefes de las familias, los jefes de los barrios y de las tribus, aquellos eupátridas que tenían por derecho hereditario la autoridad suprema en su tribu, fueron los que defendieron su independencia y los de cuando hubieron perdido la echaron más se me. Hubo un rey supremo, pero un momento que se trataba de intereses comunes había que invocar a la asamblea de los jefes y nada importante se podía hacerse la sentimiento de aquella especie de se da, Teseo cambió el gobierno de Atenas, y de monárquico lo hizo republicano.

El pueblo o cuerpo político de que se trataba, era la aristocracia, o sea a la reunión de los jefes, desde que se reunieron en una misma ciudad los eupátridas, cuya autoridad se conservaba intacta las familias, constituyeron un cuerpo poderoso que tenía sus derechos y podía temer sus exigencias, S. Real que había ejercido cada uno de ellos en su pueblo.

Teseo intentó destruir los de los pueblos, tuvo que sostener luchas, sofocar sublevaciones y al cabo fue vencido y arrojado de Atenas muriendo en el destierro. Entonces vencieron los Eupátridas chinos suprimieron la monarquía, pero nombraron un rey de su lección, menesteo. Después de él volvió a apoderarse del mando la familia de Teseo, hasta que fue reemplazada por la familia de los melántidas.

El viajero Pausanias dice que la monarquía ha perdido gran parte de sus atribuciones y se hizo dependiente, a este período de la historia de Atenas se le llama el Arcontado.

al cabo de tres siglos consideraron unos y apátridas que aquella monarquía religiosa era todavía más fuerte que lo que quería y la debilitar mandando que no pudiese la misma persona está revestida de esta alta dignidad sacerdotal por más tiempo que el de diez años, llegó un día en que la familia real se marchó con un crimen y alegando su entonces que no podía ya desempeñar las funciones sacerdotales, más se decidió que las elecciones serían anuales, asaltos al pelar con entera a la vez Rey, en adelante se separaron a estos dos cargos distribuyendo ser las atribuciones de la antigua monarquía religiosa en los magistrados llamado rey y otro, arconte. De esta manera fue como el título de rey sagrado y necesario para religión, se perpetúan la ciudad con los sacrificios y el culto más al. El Rey y el arconte, con el plemarca y los seis tesmotetas que existían desde hacía mucho tiempo, completaron el número de nueve magistrados anuales que que se llamaron "Los 9 arcontes"

De horror a ocurre a un árbol es asimilar en la que sea hallaban los mismos conflictos que las otras ciudades, la historia de los siete reyes es la de esta larga lucha de la aristocracia decide abolir la monarquía y los patres ejercen por turno las funciones de rey.

Numa fue elegido y se mostró muy religioso, haciendo más sacerdote que Guerrero, fue un rey gusto de los patricios y murió pacíficamente en su lecho, en el reinado de Numa estado ha reducido a la monarquía a las funciones sacerdotales, eran distintos al sacerdocio y el poder y podían estar depositados en las mismas manos pero para esto eran necesarios dobles comicios y doble elección.

El quinto a raíz fue tarquino, alcanzó la corona contra la voluntad del senado y con el apoyo de las clases inferiores, fue poco religioso y fue enemigo de las antiguas familias, y el potenciado a otras, artero cuanto pudo la antigua constitución religiosa de la ciudad; fue asesinada.

El sexto rey nunca fue reconocido por el senado, desconoce el principio del derecho de propiedad, servio fue asesinado en las gradas del senado.

Los Reyes se traían al pueblo y se apoyaban en los clientes en la plebe, oponiendo al senado, a tan potente mente organizado, Tarquino defraudó las esperanzas de los senadores que le eligieran queriendo ser el amo, de rege dominus hizo todo el mal que pudo al Patriciado venas sin consultar a los patronos se hizo la guerra y la paz sin pedirles su aprobación.

Lucrecio y Junio preparada de la insurrección, y teniendo por asociados entre otros patricios a un Valerio y a un Tarquino colatino. Quienes fueran cogidos por el senado para apoyar a Lucrecio y como Rey.

Convocar una asamblea como prefecto de la población, y se reunieron las furias, opinaron como los conjurados y decretaron la creación de los cónsules, toda asamblea romana era presidida por un magistrado que designar el objeto de la votación y nadie podía deliberar sobre ningún otro asunto, las centurias no podían votar más que si por no, el presidente designado por el senado fue lucrecio.

Con esto lo único que se suprimió fue la monarquía política, porque la religiosa como tal debía subsistir, y con este objeto se apresuraron a nombrar un rey, pero que lo fuese sólo para los sacrificios,rex sacrorum.

Aristocracia gobierna las ciudades, en Atenas desde la muerte de codro hasta Solón drama estuvo toda la autoridad en manos de los eupátridas, siendo ellos sacerdotes y acontece y los únicos que administraba la justicia y conocían las leyes, las cuales no están escritas transmitirnos de padres a hijos de manera oral sus fórmulas cerradas.

La ciudad ateniense no fue por espacio de cuatro siglos más que en la confederación de aquellos poderosos jefes de familia, a que se reunía en determinados días para la celebración de culto central local despachar los asuntos comunes, en los años siguientes a la expulsión de los Reyes fue absoluto por la aristocracia, sólo los patricios podía hacer consultas y sólo él descompone al senado, la asamblea se consideró por furias como la única y legítima y Santa.

No existía ya la monarquía en corinto cuando salió de allí una colonia para fundar y siendo esta la razón porque la nueva ciudad no conocer la dignidad Real, este aristocracia siguió siendo dueña absoluta del gobierno, conservando su título de propietarios.

la segunda revolución trajo cambios en la constitución de la familia, haciendo desaparecer el derecho primogénitura y haciendo desaparecer a la gens.

la revolución a la batir la monarquía había modificado a forma exterior del gobierno, más bien que cambiaba la constitución de la sociedad, no se había hecho para destruir la antigua constitución de la familia sino más bien para conservar su la aristocracia no había hecho la revolución política sino para impedir una regresión social, las instituciones antiguas precipitaba en a vacilar y se preparaban grandes cambios reconstitución íntima de las familias.

la familia indivisible y numerosa era demasiado fuerte e independiente para que el poder social no tuviese la tentación y hasta la necesidad de debilitar la, se fue el de evitar dar la fuese individual de la familia y desapareció en derecho de primogenitura,la ley religiosa después de haber prescrito La íntima visibilidad del patrimonio, dejó al padre la libertad de adornar alguna parte a sus hijos menores, luego de exigir que el mayor se llevase el doblete y permitió que fuese igual la partición y concluyó por recomendar que si se hiciese, fueron ciudadanos todos los miembros de las familias aristocráticas y quedando para ellos abierto el acceso a las magistraturas y el senado.

Los nuevos senadores debieron de salir de las familias Patricia es y no llevar el mismo título que los antiguos padres de familia sino el que escogidos,conscripti.

el derecho de primogénita Tura desaparecido, el senador ser importante que logró transformar la sociedad, se le llamaba familiam ducere al que se separaba de la gens que iba a formar preocuparte,y ducere coloniam al que abandonaba la metrópoli.

La gens de conservo más que una especie de autoridad religiosa respecto a las diferentes familias separadas de ella, la desmembración de la gens estuvo graves consecuencias, quedó debilitada la antigua familia sacerdotal y esta revolución preparó y facilitó los cambios ulteriores.

La familia antigua comprendía, bajo la autoridad de un jefe único dos clases de distinta categoría y por una parte está a los individuos naturalmente libres y por otra a los clientes La clientela principio por transformarse y con cuyo por desaparecer pero hubo en la existencia de las sociedades humanas gran número de revoluciones de las cuales dos se conserva el menor vestigio, Manuel sentimentalismo en las leyes de los antiguos pueblos, el cliente no era propietario del suelo porque la tierra pertenencia al pacto secreto de cultivaba el terreno en el nombre y provecho del dueño con más el patrono del diamante verle a él y a sus hijos y él debía trabajar para el patrón con los de puede decir que fuese precisamente esclavo pero tenía una amo al que pertenecía y toda su vida era cliente, sus hijos quedaban sometidos a la misma servidumbre.

El cliente estaba siempre sometido gramo de padres a hijos y ciertos pasajes al lugar a suponer que le estaba prohibido casarse fuera de la gens como lo estaba el siervo fuera de lugar, pero lo cierto es seguro es que podía contraer matrimonio sin licencia del pacto, quien era su amo, juez y podía condenar a muerte al cliente la cliente no contaba con una protección, según las leyes no podía atestiguar ni hablar contra su patrón, sin él no había justicia, contra él no había recurso mientras duró al régimen aristocrático no formo parte de la ciudad encerrado como está de la familia de que podía salir y sometido aun eupátrida que tenia y respecto a él, el mismo carácter y autoridad que el patrono romano.

el sacerdote por derecho era considerado como un ser sagrado, los clientes podían verse, hablarse complicarse sus deseos sus resentimientos, comparar las diferentes ambos y transpiración y fue cuando nació el corazón de los hombres con deseo ardiente de ser libres, hubo luchas más armada porque poco a poco mejor la condición de los clientes al principio viviera en la casa del amo cultivar: El terreno común y más tarde se sirva a cada uno o un lote particular de la tierra con lo que el cliente debió de acoplarse mejor, pero después un nuevo progreso con mayor cultivó la tierra para su amo si prepara así crear parte de López ocupaba con guarda formando parte del límite exacto, con pérdidas término colocado en otro tiempo por la familia de la de que aquél límite y deplorable atestiguar aquel campo sido por un vínculo sagrado la familia de la voz no podían pertenecer propiedad del cliente emancipada, en Italia el campo la casa que ocupaba el cliente del patrón encerrado a jugar pero este lugar y hora del cultivador sino de las, así quedaba establecido en el tiempo el derecho de propiedad del patrón y la subordinación religiosa el cliente que criticaba su culto por muy lejos que estuviese de lograr el pacto, en Grecia los clientes lograron su objeto.

En Atenas desapareció la clientela con Solón, en el séptimo siglo, los eupátridas establecieron las duras leyes de la clientela y se encargaron de conservarlas, la aristocracia llevó a una mejora de la clase inferior.

En Plutarco el antiguo patrono podía recobrar a su antiguo servidor, es fácil calcular los esfuerzos que habría de parte del labrador y la resistencia que opondría el propietario.

Solón fue quien satisfizo sus deseos en lo posible. Hay una parte en la empresa de este legislador que los antiguos no nos han dado a conocer sino muy imperfectamente y que sin embargo debió ser la principal.

Solón sólo suavizo la legislación sobre las deudas, es difícil creer que antes de él , hubiera tanta circulación de numerario que pudiese haber muchos que dieran y recibieran dinero a préstamo, puede juzgarse de aquellos tiempos por los que les sucedieron.

Bajo la fe de los traductores de Plutarco, se dice que el que recibía su préstamo, empeñaba su tierra.

En los deudores de los que habla Plutarco, debemos ver los antiguos clientes, en el canon anual q tenían q pagar sus amos antiguos y en la servidumbre en que incurrían si no pagaban la antigua clientela que los sometía a nueva servidumbre.

Solón suprimió el canon y redujo su importe a una tasa, añadió que no fuese reducido el labrador a servidumbre por falta de pago.

Los antiguos clientes convertidos en poseedores del terreno, no podían llegar a ser propietarios porque al momento se presentaba siempre a impedirlo el amo antiguo.

Solón hizo una revolución importante, separando la antigua religión de la propiedad.

Aristóteles dice “Él hizo cesar la esclavitud del pueblo”

La clientela también se transformo en Roma, al igual que en las demás ciudades, lo mas parecido al cliente era el liberto, el amo continuo llamándose patrono y el liberto como el cliente de antes, con el nombre de la familia a la que pertenecía.

El patrono tenía derecho de justicia sobre su liberto, el liberto y el cliente se parecían mucho, excepto porque el cliente tenía que serlo hereditariamente de padres a hijos y el liberto terminaba en la segunda o tercera generación.

Al principio, el jefe de la gens le asignaba un lote de tierra para cultivar y dicho terreno pertenecía al amo, después el liberto podía adquirirlo debido a que inquiría en todos los gastos del amo.

El rey Servio hizo una gran reforma en ventaja de los clientes, cambiando la organización del ejército, antes de su tiempo estaba dividido en tribus, curias y gentes, según el modelo patricio, y cada jefe de gens marchaba a la cabeza de sus clientes. Servio distribuyó el ejercito en centurias ocupando cada uno su puesto según su riqueza, resultando que el cliente no formaba al lado de su patrono ni le tenía de jefe en el combate, este cambio introdujo otro en la constitución de los comicios.

Era arriesgado separar al cliente del patrono en los momentos más solemnes de la vida, en el combate y en la votación.

Desde que el cliente tomo gusto por la independencia, la quiso toda entera, así que prefería salir de la gens y entrar a formar parte de la plebe.

En 472 a.c. era considerable el numero de los clientes, puesto que la plebe se quejaba de que sus sufragios en los comicios centuriales hacían inclinar la balanza al lado de los patricios.

En 372 ya no había clientes y cierto manilio dijo que “cuantos más clientes habéis estado alrededor de un patrono, tantos mas estaréis contra un solo enemigo”

La antigua clientela había dejado de existir.

La tercera revolución se da cuando la plebe entra en la ciudad, la cual cambio de aspecto y al entrar, se formaron dos grandes sociedades enemigas.

Al principio de la lucha entre dichas clases, la ventaja la tenía la aristocracia, la única forma de combatir que tenia la clase inferior, era oponiéndose a la monarquía. En Roma exigió la restauración de la monarquía después de Rómulo;

Cuando los reyes fueron vencidos en todas partes, quedando dueña la aristocracia, el pueblo no se limitó a echar de menos la monarquía, aspiró a restaurarla bajo una forma distinta.

No había más jefes de estado que los de la religión y mandaban en la ciudad sólo los que hacían el sacrificio e invocaban a los dioses, al obedecerlos se obedecía a la ley religiosa y no se prestaba acatamiento más que a la divinidad.

La plebe romana conspiró para restablecer a Tarquino, intentó después nombrar tiranos y puso sucesivamente los ojos en publicola, en espurio casio y en manilo, no debiendo de se pura calumnia la acusación que tan a menudo dirigía el patriciado a los individuos de su clase que lograban una excesiva popularidad entre la plebe.

Se daban un tirano para que los ayudara a luchar contra la clase que los oprimía.

La clase inferior fue poco a poco desarrollándose a favor de una evolución verificada sin ostentación y sin ruido, hasta llegar a adquirir la fuerza para transformar la sociedad.

Apareció el dinero, lo cual constituyó por sí mismo otra revolución.

El dinero no estaba sometido a las mismas reglas de propiedad de la tierra. Los individuos de las clases inferiores conocieron entonces otras ocupaciones aparte de la de cultivar la tierra. Los que sobresalían fueron elegidos para el gobierno, desprestigiándose la figura del tirano.

En los primeros siglos dela historia de las ciudades, la fuerza de los ejércitos era la caballería por lo que muchos de la aristocracia que combatían a caballo se convirtieron en caballeros.

El estado social y político de una nación se halla siempre en relación con la naturaleza y organización de sus ejércitos.

La plebe comenzó a adoptar ciertas permisiones como la de acudir a los templos de la ciudad n donde podía festejar anualmente a un dios llamado Quiricio, adoptaron también objetos sagrados relacionados con los dioses de las curias y tribus patricias.

La entrada de esta clase inferior en la ciudad fue una revolución que ocupó la historia de Grecia e Italia del vii al v siglo.

En unas partes, el pueblo se sublevó así que se sintió fuerte, abriéndose con las armas las puertas de la población que le estaba prohibido habitar. Hubo varias poblaciones en las que la plebe entro a la ciudad gracias a los reyes, tal es el caso de roma, en otras, gracias a los tiranos.

Se conservó el uso de inscribir en algunas tumbas que el muerto era de noble raza, pero no se hizo la menor tentativa para resucitar un régimen caído para siempre.

En el año 498, se dio una revolución similar en Atenas, durante dieciséis años combatieron a los eupátridas hasta que se unió cuanto había de prudente y de juicioso en los tres partidos para confiar a Solón, el encargo de terminar estas querellas y de evitar mayores desgracias.

Desapareció la dominación de los eupátridas, dejaron de ser algo, a menos que fuesen ricos, y esta circunstancia es la que les hizo valer. Solón había conservado la forma republicana y el pueblo guardaba todavía un odio irreflexivo contra esta forma de gobierno la cual había padecido durante cuatro siglos el reinado de la aristocracia.

De esta manera uno de los primeros actos de la asamblea popular fue a hacerse dueña de la patria, los eupátridas no volvieron a rehacerse nunca.

La antigua aristocracia tuvo por un momento la esperanza de aprovecharse de la caida de los psistrátidas para volver a recobrar sus privilegios.

Al cambiar Solón la constitución política había dejado subsistente toda la antigua organización religiosa de la sociedad ateniense; quedaba la población distribuida en 200 o 300 gentes, 12 fratrías y 4 tribus. La ley de Solón decía que todos los atenienses eran libres.

Había que hacer después de la forma política de Solón otra reforma en la esfera religiosa; el culto para la celebración del nacimiento ya no era heredado de una antigua familia y se reunían alrededor del hogar de un eupátrida, esta reforma acabo por destruir la aristocracia de los eupátridas desde este momento ya no hubo casa religiosa ni privilegios del nacimiento de religión ni política.

La plebe alcanzo gran importancia en Roma, y se dieron diversas guerras que no cesaban. Muchos extranjeros se iban a roma debido al buen comercio y como refugio agregándose a la plebe. El cliente que podía escaparse de la Gens se hacia plebeyo, el patricio que contraía matrimonio desigual perdía sus derechos, descendía a la clase inferior.

La primera reforma de Servio fue repartir las tierras a la plebe en los territorios conquistados al enemigo, promulgo leyes para la plebe, que constituyeron un principio de derecho común entre plebe patricios y un principio de igualdad para la plebe.

El plebeyo celebro las fiestas religiosas en su aldea, como el patricio celebraba a los sacrificios de su Gens y curia el plebeyo tuvo su religión.

La caballería acepto algunos plebeyos elegidos entre los mas ricos para formar 12 centurias nuevas.

Todas estas reformas iban cambiando las costumbres de la ciudad Romana. Las leyes que había hecho Servio para la plebe se retiraron al ser acecinado el patriciado quedo siempre dueño de las elecciones, se había dado un gobierno conforme a sus propios principios pero no pensaba en establecer ninguno par a la plebe.

El problema de Roma fluctuaba en como la plebe se convertiría en una sociedad en regular.

El plebeyo tomaba sus precauciones contra la esclavitud, estipulando por una clase de contrato fiduciario que había de conservar su cualidad de hombre libre hasta el día del vencimiento y que en el volvería a entrar en la posesión de si mismo mediante el pago de la deuda.

“Puesto que los patricios quieren poseer solos la ciudad, que la disfruten a su gusto, para nosotros roma no es nada y no teniendo en ella hogares sacrificios ni patria, solo abandonamos una población extranjera a la cual no nos liga ninguna religión hereditaria. Cualquier tierra es buena para nosotros y aquella en que encontramos la libertad será nuestra patria “ dice un historiador romano.

Los patricios mas ardientes pretendieron demostrar que la separación de la plebe esta muy lejos de afligirlos.

En la plebe y el patriciado sucedió que no podían vivir uno sin otro a pesar de no tener nada en común, se reconciliaron y firmaron un tratado de alianza, pero no era ni un mismo pueblo ni una misma ciudad.

El poder de los tribunos no era de la misma naturaleza que la autoridad del magistrado, por que no se derivaba del culto de la ciudad.

Había en roma dos sociedades: la ciudad y la plebe. El patriciado se desarmo el día que declaró que el que tocara un tribuno quedaría impuro, la plebe estaba distribuida para sus comicios en tribus, sirviendo para designar el sitio de cada uno el domicilio y no la religión ni la riqueza. El consulado era para el plebeyo una autoridad tiránica.

El plebeyo no siempre era pobre, con frecuencia ocurría que era hijo de una familia donde gozaba de riqueza, y que la suerte de la guerra le había llevado a roma sin despojarlo de sus bienes ni del sentimiento de dignidad que generalmente acompaña a las personas de buena posición.

Las costumbres y el carácter de los patricios eran tales, que no podían menospreciar a un rico, por más que le fuese de la plebe.

La clase rica parece haber ejercido una acción de distinto género sobre la plebe, de la cual había surgido y no se separaba todavía. Los deseos de la plebe tendieron entonces a la unión de loas os órdenes,bajo la condición de igualdad.

El plebeyo no tenía derecho a conocerlas, y es creible que tampoco tenía el de invocarlas.

Al principio quisieron los tribunos que se redactasen estas leyes para los plebeyos;

Al principio quisieron los tribunos que se redactasen estas leyes para los plebeyos; Así es que los antiguos anales que consultaron respecto a este pasaje de la historia de tito livio y Dionisio, mencionan tremendos prodigios.

Luego, los tribunos hallaron la fórmula de un compromiso. “puesto que no queréis que la ley se escribía por los plebeyos, decían, elijamos los legisladores entre los dos órdenes”

Con esto creían conceder mucho, y era poco, sin embargo, teniendo en cuenta los principios tan rigurosos de la religión patricia.

El patriciado se valió de toda su fuerza y habilidad para alejar a los plebeyos de las magistraturas, defendiendo al mismo tiempo su religión y su poder.

La plebe demostró, por su parte, tener esperando setenta y cinco años antes de ver realizado su deseo, siendo de observar que demostraba menos empeños en obtener las altas magistraturas que el que había desplegado en conquistar al tribunado y un código.

Había dos principios que se enfrentaban, el patriciado insistía en sostener que el carácter sacerdotal y el derecho de adorar la divinidad eran hereditarios.

La plebelibertada a la religión y al sacerdocio de la antigua regla de la herencia, pretendiendo que todo hombre tenía aptitud para pronunciar las preces, y que con tal que fuese ciudadano, le asistía el derecho de practicar las ceremonias del culto de la ciudad, deduciendo de esto que el plebeyo podía ser pontífice.

Hasta en los mismos patricios se había quebrantando la fe en el principio de la herencia religiosa y en vano algunos invocaron las antiguas reglas, diciendo: “el culto va a ser perturbado y mancillado por manos indignas; vosotros atacaís a los dioses; guardaos de que no se haga sentir su cólera sobre nuestra población”

El patriciado perdía hasta su dignidad religiosa y se convirtió en un nombre y un recuerdo.

Hubo cambios en el derecho privado, con el código de las doce tablas.

Los hombres de las antiguas edades habían estado sometidos a una religión tan influyente como grosera. Algo grave se observaba en estos códigos, y es que la esencia de la ley y su base no son las mismas que en el periodo procedente.

Antes, la ley era un mandato de la religión y pasaba por una revelación hecha por los dioses a los antepasados. Dos consecuencias produjo aquel cambio, las doce tablas decian: “Que sea ley lo que en ultimo caso ordene los sufragios del pueblo”. Mientras la religión había imperado en él, dirigió las relaciones de los hombres con arreglo a los principios de la religión; pero la clase inferior llevo a la ciudad otros principios.

Las doce tablas, se dictaron en medio de una transformación social y fueron hechas por los patricios. Esta legislación, por tanto, no era el derecho primitivo sino una transición de uno a otro, al privado.

Los puntos en que la expresada legislación se separa del derecho primitivo son los siguientes: admite formalmente que el patrimonio se divida entre los hermanos , puesto que concede el actio familioe erciscundod.

Las doce tablas prescindieron de tan bajos principios y consideraron la propiedad como perteneciente y no al derecho de disponer de sus bienes por testamento. Por la misma razón y para satisfacer una necesidad semejante, se introdujeron innovaciones en la parte del derecho referente al matrimonio.

La potestad marital de los tiempos antiguos, tenia consecuencias que en la época de la historia a la que hemos llegado, comenzaban a parecer excesivas. Sin necesidad de entrar en más detalles, las doce tablas se separan del derecho primitivo.

La legislación romana se transforma en gobierno y estado social. En el derecho de Atenas se verifica una revolución semejante, con la diferencia de treinta años, se dictaron dos códigos en esta republica, el primero por Dracón y el segundo por Solón, estas leyes pertenecieron crueles a las generaciones siguientes y estaban en efecto, dictadas por una religión implacable.

Lo mismo que las doce tablas, el derecho más antiguo había prescrito que el hijo mayor fuese el único heredero; la ley de Solón se aparta de este principio y dice en terminos fomales: “ Los hermanos al alejarse del derecho primitivo, hasta el punto de conceder tambien a la hermana parte de la asociación.”

Así comienzan las mujeres a tener derechos y la ley formulo después este principio: “ Los varones y los descendientes por línea de varón, excluyen a las hembras y a los descendientes por su línea.”

La religión primitiva había dado al padre autoridad soberana sobre la casa, llegando el antiguo derecho de Atenas hasta permitirle vender o disponer de la vida de su hijo conformándose con las nuevas costumbres.

Tanto en Atenas como en Roma, principiaba a transformarse el derecho; con el nuevo estad social, nacía otro y modificadas las creencias, las costumbres y las instituciones dejaban de parecer justas y buenas las leyes que antes lo parecían, para irse desterrando poco a poco.

Se da un nuevo principio de gobierno. La revolución que acabo con la dominación de la clase sacerdotal y elevo a la clase inferior al nivel del os antiguos jefes, marco el principio en la historia de las ciudades.

Las antiguas constituciones, se habían proclamado invariables con todo el rigor de la religión, el interés público tenía claras manifestaciones como la religión y están sujetas a discusión siempre. El gobierno cambio de naturaleza y la practica delas ceremonias religiosas dejo de ser su principal función.

Cada vez más se iban separando la religión del gobierno, el arconte manejaba los intereses de la ciudad y de los hombres.

Todavía tenía que ser presentado por el cónsul el candidato, y se presidían centurias que nombraban a quien querían, sin consultar a los dioses. Los hombres elegían.

La democracia no sucedió inmediatamente a la república. Se encontró una clase superior al dominio, los patricios, por eso es tan claro en Atenas y Roma sobre todo, que poseían caballos formando una especie de orden ecuestro.

Así los derechos políticos inherentes van evolucionando, en algún tiempo fueron inherentes a la riqueza y fortuna, en casi todas las ciudades había un periodo de riqueza conforme a las costumbres de la época y no se oponían a las creencias.

Los viejos principios ya no tenían tradiciones o reglas fijas a respetar, los ricos de roma resistieron mas que los de Grecia. La guerra destruyo el patriciado primero, dejando la tercera parte de las trescientas familias que existían. El servicio militar pesaba más gravemente sobre la clase rica por ser la que ocupaba la primera línea, la desigualdad política era pobre al parecer y no fue lesionada en sus intereses personales para que tuviera derecho de sufragio.

La república contaba con un gran número de magistrados, el arconte, velaba por la conservación de los cultos domésticos, el rey que participaba en los sacrificios y el polemarca, que figuraba como jefe del ejército. Había magistrados creados por la democracia, el primero eran diez estrategas, que se ocupaban de los negocios de la guerra y política, después diez astynomos que cuidaban de la policía, los diez agrónomos que vigilaban los mercados , los quince psitofylacos que vigilaban la venta del trigo, los quince metrónomos que contrastaban los pesos y medidas, los diez guardas del tesoro, los diez receptores de cuentas y los once que estaban a cargo de la ejecución de las sentencias.

Ante el senado, los magistrados salientes les exigían pruebas de capacidad y se practicaba una información sobre la probabilidad del aspirante y sobre su familia.

La asamblea se convocaba por los estrategas, se celebraba en un recinto consagrado por la religión. En Esparta la elocuencia no tenía tanta importancia porque eran distintos los principios de gobierno y estaba previsto la oposición contraria a las leyes existentes y para remediarlo , Atenas y sus magistrados tenían que designar esas leyes.

Atenas sabía que la democracia no se sostenía si no había un respeto hacia las leyes.

La democracia no podía durar sino a fuerza de prudencia de los individuos, el voto era el asunto más serio; Unas veces se nombraban jefes políticos o militares y la autoridades debían confiar durante un año cuidando que no cambiara ninguna ley o decisiones tomadas sobre proposiciones de guerra.

El senado durante el año debía oír las exposiciones de los magistrados, haciéndoles rendir cuentas, respondiendo a los embajadores extranjeros para Atenas y examinando los negocios públicos.

A medida que se iba borrando el recuerdo del antiguo régimen, se empego a formar una clase pobre que formaba parte de una gens y tenía un amo y la miseria era casi desconocida.

No había ninguna autoridad sobre los ricos y pobres que pudiese obligarlos a vivir en paz, sobre las condiciones de trabajo, etc., lo que obligaba a ambas clases a vivir en buena inteligencia.

Roma tenía en su casa talleres de tejedores, cinceladores y dearmeros, tareas desempeñadas por los esclavos, ;Hasta las profesiones liberales estaban casi cerradas para los ciudadanos.

El derecho individual no era nada frente a la voluntad al estado, lo que el estado decretaba era solamente el derecho.

El pobre no podía hacer fortuna más que despojando al rico y el rico no podía defender sus bienes más que valiéndose de la habilidad o fuerza.

Desde el S. V de nuestra era, podemos ver en todas las ciudades de Grecia y de Italia, excepto Roma, peligrar las formas republicanas por el odio de los pobres y el descontento de los ricos.

Los tiranos que se eligieron en las ciudades griegas, en el S. III y iv no reinaron sino halagando a lo mas perverso de la multitud y rebajando violentamente a cuanto había superior por nacimiento, riqueza o mérito.

Cuando los Dorios invadieron el Peloponeso, el pueblo ya estaba constituido, es probable que ya se había verificado la primera revolución social.

Todas las tradiciones nos dicen que en la época en que apareció Licurgo había entre los espartanos dos clases, y estas que se hallaban en lucha.

Demóstenes dice que el hombre que entra en la clase de los iguales es por este solo hecho “uno de los dueños del gobierno”

De todos modos, estos iguales eran los únicos que tenían los derechos de ciudadano, los únicos que componían la asamblea y los únicos que componían la asamblea y los únicos que formaban lo que se llamaba en Esparta el pueblo.

Después del establecimiento de los éforos, el gobierno de Esparta, una aristocracia compuesta de algunos ricos hacía pesar su yugo de hierro sobre los flotas , los lacónicos, y sobre todo la mayor parte de los espartanos.

Lo que salvo a esparta fue la división extrema que supo introducir en las clases inferiores.

Los reyes también intentaron salir del estado de inferioridad en que la aristocracia los tenia sumidos.

La guerra de Peloponesio y las expediciones de Asia habían hecho afluir el dinero a Esparta pero se había repartido con muy desigual medida y no había enriquecido mas que a los ricos habiendo desaparecido la pequeña sociedad.

Colmeno resucito los proyectos de Agis pero con mas aciertos para acecinar a los éforos.

No creció de grandeza esta nueva Esparta democrática, venció y mato a Machanidas.

Después de una derrota quiso hacer de la riqueza la paz; pero el pueblo, se negó entendiendo que la causa del tirano era la de la democracia.

Libro quinto.

Desaparece el régimen municipal.

capítulo primero.

Nuevas creencias; la filosofía cambió las reglas de la política.

Una religión antiquísima había fundado al principio la familia y después la ciudad, estableciendo primero el derecho doméstico y el gobierno de la gens, tierras seguida las leyes civiles y el gobierno municipal.

Cada ciudad tenía no sólo su independencia política, sino también su culto y su código, siendo municipal su religión, su derecho y su gobierno. La ciudad era la única fuerza viva, y nada había encima de debajo de ella, ni unidad nacional y libertad individual.

La ruina del régimen político creado por Grecia e Italia puede atribuirse a dos causas principales: una perteneciente a la horda de hechos morales que intelectuales, y la otra al de sucesos materiales; la religión primitiva, cuyos símbolos eran de piedra inmóvil del hogar y el sepulcro de los antepasados, religión que había constituido la familia antigua y organizado después la ciudad, se alteró y envejeció con el tiempo, el espíritu humano fue creciendo en clarividencia, dando paso a nuevas ideas.

Desde el siglo V antes de nuestra era, a los hombres, por reflexión, se viene emancipada de aquellas supersticiones. Comprendían de otra manera la muerte, creyendo los unos que después de esta vida no hay nada, los otros en una existencia posterior sólo espiritual, constreñida al mundo de las almas: pero no admitiendo ninguno que el muerto continuase viviendo en el sepulcro y alimentándose con ofrendas.

Se imaginaban que el alma humana ascendía a los Campos Elíseos a buscar su recompensa o purgar sus faltas, la idea de la divinidad se transformó poco a poco por efecto natural del mayor alcance de los espíritus; entonces los dioses lares y los héroes perdieron la a Adoración de todo el que ejercía la facultad de pensar.

En cuanto a lograr, perdió su importancia, pues si bien continuó habiendo un hogar doméstico ya no eran más que un culto sostenido por la costumbre copa seguían manteniendo este fuego, celebrando los banquetes públicos y cantando los antiguos himnos, todas eran ceremonias de que no acertaban a prescindir, pero cuyo sentido no comprendía ya nadie. Hasta las divinidades de la naturaleza cambiaron de carácter, los hombres empezaron a convencerse de que los ídolos a quienes daban el nombre de Júpiter, podrían ser un solo Dios.

Los poetas iban de pueblo en pueblo enseñando a los hombres nuevos cantos en que no se citaba a los dioses y las divinidades y se recitaban las leyendas de los grandes dioses de la tierra y del cielo; algunos grandes santuarios como el de Delfos y de Delos atraía a los hombres y les hacían olvidar los cultos locales, acostumbrándolos a menospreciar a la rel0 8

igión vacía e insignificante de la ciudad.

Hubo una revolución mental en la que se transformaron las creencias, y la religión doméstica y municipal perdido todo su imperio sobre las almas. Apareció la filosofía y trastorno todas las reglas de la antigua política, teniendo Pitágoras una idea, aunque vaga del ser supremo, despreció a los cultos locales, y esto bastó para que rechazase los antiguos sistemas de gobierno y que intentase fundar una ciudad nueva.

Anaxágoras Intuyó al dios inteligencia reinando sobre todos los hombres y sobre todas las cosas. Pritáneo, dejó de cumplir sus deberes del ciudadano, como su doctrina atacaba a la ciudad los atenienses le sentenciaron la muerte, vieron enseguida los sofistas y ejercieron mayor influencia, no perdonaron ni las instituciones de la ciudad y las preocupaciones de la religión; examinaron y discutieron con valor a las leyes que todavía regía el estado y la familia e iban predicando nuevos principios y enseñando una justicia nueva; Removían, según Platón, lo inmóvil, colocaban la norma del sentimiento religioso y la de la política en la conciencia humana, y no en las costumbres de los antepasados ni en la invariable tradición; enseñaban a los griegos que para gobernar se necesitaba persuadir a los hombres y actuar sobre voluntades libres.

El hombre puso en duda la justicia de sus antiguas leyes sociales. La autoridad de las instituciones desaparecía con la autoridad de los dioses nacionales o y los hábitos de libre examen se iban imponiendo en las conversaciones y en la plaza pública; Sócrates creía que en la conciencia humana a estaba grabadas las reglas de conducta, colocaba la verdad por encima de la costumbre, y la justicia sobre la ley. Separaba la ley de la religión, él demostró que el principio del deber está en el alma humana, sus creencias y sus palabras desmentía su conducta; fue ejecutado por atacar las costumbres y creencias de los antepasados y por haber corrompido la generación precente, pero la revolución comenzaba por los sofistas y continuada por Sócrates con más moderación, la sociedad griega se fue emancipando del imperio de las antiguas creencias e instituciones.

Después de Sócrates, los filósofos discutieron las reglas y principios de la asociación humana, la imaginación no pudo desligarse de los lazos de la costumbre, y hasta Platón sufrió la influencia de las viejas ideas, el estado que él imagina es todavía la ciudad antigua.

Estas ideas son más claras en Aristóteles, que dice que la ley es la razón y enseña que debe buscarse lo que es bueno en sí mismo, no tomen cuenta el respeto a los antepasados "nuestros primeros padres bien haya nacido de la tierra o sobrevivido a cualquier diluvio, se parecía, según todas las apariencias a los hombres más vulgares he ignorantes de hoy; sería por tanto absurdo atenerse a la opinión de tales sujetos".

Aristóteles despreciaba enteramente el origen religioso de la sociedad humana, "El estado no es más que una asociación de seres iguales que buscar en común una existencia feliz y tranquila"; la filosofía rechaza los antiguos principios de las sociedades y busca una nueva base en que apoyar las leyes sociales y la idea de la patria; los filósofos se alejaba cada vez más de los negocios públicos, Aristóteles se limitó al papel de observador e hizo del estado una objeto de estudio científico. Los cínicos no querían ni ser ciudadanos.

Aparecieron los estoicos en la política, zenón, cleantro y crisipo describieron muchos tratados sobre el gobierno de los Estados, un antiguo escritor dice "Zenón, en su tratado sobre el gobierno, se propuso enseñarnos que no estamos los habitantes de un demo o población separados unos de otros por un derecho particular y por leyes exclusivas, sino que debemos ver a todos los hombres como conciudadanos, como si todos pertenecemos a la misma población y a la misma ciudad”.

Sócrates se creía obligado a adorar mientras pudiese a los dioses de la ciudad, y Zenón pasando por encima de estos conceptos sobre la asociación humana, prescinde de las divisiones establecidas por la religión de las antiguas edades, y así como concibe al dios del universo, así también se forma la idea de un estado en el que quepa todo el género humano.

Se empieza a comprender que hay más deberes que los contraídos con el estado y más virtudes que la cívicas como y el alma se ensancha con ideas distintas. Zenón enseña que existe una dignidad no de ciudadano, sino de hombre que además de sus deberes con la ley el hombre los tiene para consigo mismo.

Se vuelve necesario modificar las reglas de la política para que ocupasen el lugar que les correspondía, así fueron poco a poco transformándose las creencias y se extinguió la religión municipal, todos se sentían como arrastrados hacia la ciudad y ésta era la aspiración general en los dos siglos que precedieron a nuestra era.

Capítulo segundo

la conquista romana

El talento de Roma consistorio en saber aprovecharse de las circunstancias favorables que fue encontrando.

En la conquista romana pueden distinguirse dos períodos: 1 corresponde al tiempo en que el antiguo espíritu municipal conservaba mucha fuerza, y el segundo pertenece al tiempo en que el espíritu municipal se había debilitado mucho.

1o. cuatro palabras sobre los orígenes y la fundación de Roma.

La raza romana estaba singularmente mezclada, se componía de dos pueblos asociados y no confundidos, uno de la raza originaria del país, latinos, y el otro de origen extranjero, Troya.

Los albanos fundaron Roma en un Pallatium, había además en el sitio en que luego se erigió el Capitolio otro pueblo que se decía fundado por Hércules y cuyas familias se perpetuaron separadas del resto de la población romana mientras duró la República.

En Roma se mezclaban todas las razas, había latinos, troyanos y griegos, que pronto se confundían con sabinos y etruscos.

Roma que era el centro en que se juntaban los latinos, etruscos, sabelios y griegos; su primer rey fue latino; el segundo sabino; el quinto era hijo de un griego, el sexto etrusco.

La lengua que allí se hablaba se componía de los elementos más dispares, y aunque dominaba el latín, y en las numerosas las raíces sabelias y griegas, su mismo nombre y no sabía a qué lengua pertenecía, siendo Roma, según unos, palabra Troyana; según otros griega y otros etrusca.

Muchas familias añadían a su nombre un sobrenombre que recordaba su origen extranjero, la familia nausea era Troyana, los Aurelios eran sabinos, los cecilios procedían de preneste, los octavios eran de origen velitrés.

Roma tenía lazos de parentesco con todos los pueblos que conocía, su culto nacional también era mezcla de muchos.

En una época en que nadie tenía derecho a asistir a las fiestas religiosas de una nación y no pertenencia a ella por su nacimiento, el romano tenía la incomparable ventaja de tomar parte en las ferias latinas, en las fiestas sabinas, etruscas y en los juegos olímpicos, cuando dos poblaciones tenían el mismo culto se llamaban parientes.

Los romanos eran una mezcla de muchas razas, su culto una reunión de otros muchos y su hogar una asociación de muchos hogares, siendo casi la única ciudad cuya religión municipal no la aislaba de las demás, puesto que tenía relaciones de parentesco con toda Italia, Grecia y no había casi pueblo alguno al que no pudiera admitir en su hogar.

2o. primer engrandecimiento de Roma y (753-350 antes de Jesucristo)

Roma fundó su política en la religión municipal, el historiador Dionisio asegura que las sabinas fueron casadas con sujeción a los más solemnes ritos, lo cual confirman Plutarco y Cicerón.

Roma tenía con Etruria las mismas relaciones que con el Lacio y la Sabina, y esto pruebas habilidad para unirse por medio de los lazos del culto y de la sangre a todo lo que le rodeaba, desplegando gran interés en adquirir el connubium con todas las ciudades y demostrando que conocía la importancia de aquel lazo, en el hecho de no querer que las demás ciudades a ella sometidas ejercieran el mismo derecho entre sí.

Roma dio principio a la larga serie de sus guerras. La primera fue contra los sabinos de Tacio. Enseguida hizo la guerra a Alba sostuvo largas guerras para conseguir el privilegio del sacrificio en las ferias latinas, elevó en su recinto un templo a Diana, obligando a los latinos a ir a hacer en él sus sacrificios, y llegó hasta atraer a él los sabinos, acostumbrando así a los dos pueblos a participar con ella, y bajo su dirección, de las fiestas, preces y carnes sagradas de las víctimas.

Los reunió bajo su supremacía religiosa.

Uno de los rasgos más notables de la política romana era que se traía los cultos de las ciudades vecinas, poniendo el mismo cuidado en conquistar los dioses que las poblaciones, dice a un escritor antiguo: "por qué era costumbre en Roma a ser suyas las religiones de las poblaciones vencidas, repartiendo las unas veces entre su gente y otras dándoles entrada en su religión nacional".

Roma conquistaba que los dioses de los vencidos y no les daba a los suyos, guardando para sí sus manes protectores y aún trabajando para aumentar su número, también tenía su religión municipal, origen de su patriotismo, pero era la única población que utilizó su religión para su engrandecimiento, tuvo el acierto de emplearla en asimilarse y dominarlo todo.

3o. como adquirió Roma su poderío (350 - 140 antes de Jesucristo.

En medio de los cambios que superaron en las instituciones, costumbres, creencias y en el derecho, el mismo patriotismo ha había cambiado de naturaleza, y esta fue una de las causas que más contribuyó a los grandes progresos de Roma. No pereció el amor a la ciudad, pero sí tomó nueva forma, ya no se amó a la patria por su religión y dioses sino únicamente por sus leyes, instituciones y derechos.

Las razones que hacen amar a Atenas son por que "quiere que todos sean iguales ante la ley", porque "a los individuos libertad y abre a todos el camino de los honores; porque mantiene el orden público, asegura a los magistrados la autoridad, protegerlos débiles vida a todos espectáculos y fiestas, que son el alimento de la de".

El individuo continuaba teniendo deberes para con la ciudad, pero éstos no arrancaban del mismo principio que antes; si daba todavía su sangre y su vida, y ya no era por defender la divinidad nacional y lograr de sus padres, sino las instituciones de que gozaba y las ventajas que la ciudad de procuraban.

El patriotismo se hizo un sentimiento variable que inconstante que dependía de las circunstancias y que estaba sujeto a las mismas fluctuaciones que el gobierno, a cada individuo le fue más respetable su opinión que la patria, y prefirió el triunfo de su partido a la grandeza y la gloria de su ciudad, acabando por amar a cada uno antes que su población natal, si en ella no encontraban las instituciones que deseaba, cualquier otra en que se hallasen vigentes.

A los hombres honrados y escrupulosos, las perpetuas disensiones que presenciaban les hacían a aborrecer en el régimen municipal, no pudiendo tener cariño a un sistema social en que era preciso estar combatiendo todos los días, a deseaban salir de un sistema que no producía más que odios y sufrimientos, deseaban llegar a una forma de gobierno distinta de la ciudad, en Italia sucedía lo mismo que en Grecia, Roma y su fortuna apoyando en todas partes es la aristocracia, porque la convirtió en su aliada la manera de gobernarse Roma puede explicar la preferencia constante que por ella tenía la aristocracia, como las otras ciudades, tuvieron lugar en ella la misma serie de reproducciones pero con más lentitud, en 509 cuando ya tenían tiranos las ciudades latinas, se intentó en Roma una reacción Patricia Y aunque después triunfó la democracia, eso se verificó con mesura y templanza. La democracia a cabo por vencer en Roma, y pero aún entonces los procedimientos y lo que pudiera llamarse artificios del gobierno siguiera siendo aristocrático. En los comicios por centurias, los votos se repartían con arreglo a la riqueza, y no era enteramente diferente lo que se hacían los comicios por tribus, porque si bien en derecho no se admitía distinción alguna por razones de riqueza, la clase pobre encerrada en las cuatro tribus urbanas sólo tenía cuatro sufragios que oponer a los 31 de la clase de propietarios.

El senado no ser renovada todos los años como las ciudades democráticas de Grecia, porque era vitalicio y se recortaba casi por sí mismos siendo realidad de cuerpo oligárquico. Las costumbres eran aún más aristocráticas que las instituciones, los senadores tenían asientos reservados en el teatro, los ricos eran los únicos que servían en la caballería y los grados del ejército se reservaban en gran parte para los jóvenes de las familias nobles. La dominación de la clase rica se mantuvo en Roma más tiempo que ninguna otra población por los motivos: el primero por haberse hecho grandes conquistas y el segundo motivo fue que el romano a, aun el más pobre, tenía un respeto innato a la riqueza. La lucha entre ricos y pobres se verificó en Roma pero no comenzó hasta el tiempo de los gracos, cuando ya estaba casi acabada la conquista, esta lucha no tuvo nunca en Roma la violencia de las demás regiones, la plebe roma no envidiaba tanto a la riqueza, se conocía que no tenía deseos muy vehementes de poseer las tierras, y por otra parte si lo ofrecían la distribución de las públicas, es decir de los terrenos del estado, abandonaba el propósito de despojar a los ricos de sus propiedades, por respeto y costumbre de no hacer nada, le gustaba vivir a la sombra de los ricos.

La clase rica de Roma se hizo dueña del estado y ejerció las magistraturas que se vendían al mejor postor, y así ocupó el senado por qué era necesario pagar una cuota muy alta para ser senador. Romea era en el tercero o segundo siglo antes de nuestra era, la población más aristocrática mente gobernada que hubo, debiendo tenerse presente que si en los asuntos interiores se veía obligado el senado contemporizar con la muchedumbre, en lo que concernía a la política exterior actuaba con absoluta independencia. Los extranjeros en sus relaciones con Roma no tenían que ver nada con el pueblo, se les mantenía la idea de que el pueblo no tenía poder alguno; resultó de esto que en todas las ciudades la aristocracia y volvió los ojos hacia Roma, desde que se presentó a Roma en Grecia (199 años antes de Jesucristo) La aristocracia se entregó a ella. Roma, sin hacer grandes esfuerzos, obtuvo la dominación del mundo; el espíritu municipal desaparecía poco a poco, el amor a la independencia se convertía en un sentimiento no muy común y los corazones estaban entregados del todo a los intereses y pasiones del partido.

No se distinguía ya por toda Italia ni por toda Grecia más que dos grupos, de una parte la clase aristocrática, de la otra el partido popular, aquella invocaba la dominación de Roma y éste la rechazaba, venció la aristocracia y dominó Roma.

4o. Roma destruye en todas partes el régimen municipal.

El estado romano, civitas, 12 aumentada con las conquistas porque nunca comprendía más que las familias que figuraban en la ceremonia religiosa del censo. El territorio romano, ager romanus, tampoco se extendía, permaneciendo cerrado en los límites inmutables que le había trazado los Reyes y que sacrificada cada año la ceremonia de los ambarvales sólo una cosa aumentada con cada conquista y era la dominación de Roma: imperium romanum.

Cuando se sometía a un pueblo no se unía a Roma como se une no en las provincias a una capital, porque romano conocía más que dos clases de relación entre ellas y los pueblos, la sumisión a la alianza. La conquista romana tuvo por resultado verificar una verdadera transformación en el interior de cada población, por una parte estaba los súbditos que eran los que habiendo renunciado la fórmula habían renunciado a su gobierno municipal y a todo lo que de él se derivaba, por otra parte estaban los aliados que era mejor tratados; en los términos del tratado redactado en el acto de la conquista, Romeo acertada esta fórmula: majestatem populi romani comiter conservato, que establecían dependencia de la ciudad aliada respecto a la ciudad dominadora.

La libertad municipal y el imperio de Roma eran incompatible; la primera tenía que ser una apariencia, una ficción, todas las poblaciones enviaban casi todos los años una diputación a Roma, y se arreglaban en el senado sus negocios más íntimos y minuciosos. Los pueblos que se llamaban aliados perdían sus instituciones municipales y otras características personales y tradicionales, destruyendo Roma el régimen de la ciudad no lo sustituía con nada.

A los pueblos a quienes quitaban sus instituciones y leyes no les daba en cambio las propias y ni siquiera creaba para ellos otras nuevas que pudiera convertirlas, jamás se elaboró una constitución para los pueblos que dominó, nos mantenía fuera de su legalidad, su poder era absoluto y fijaba el monto de los impuestos, ejercía el mando militar y la justicia según su capricho y voluntad. El imperium comprendía el poder legislativo, y de ahí vino la costumbre que usaron estos gobernadores de publicar un edicto al hacer entrada en el país, lugar o región que debía regir el sucesor dada generalmente por anulado todo lo que había establecido su antecesor, los extranjeros, por ser extranjeros, el lenguaje jurídico y oficial los llamaba peregrini y cuánto la ley prevenía para el hoctis continuada aplicándose les ha ellos. La situación legal de los habitantes del imperio aparece claramente los escritos de los jurisconsultos romanos, se considera a los pueblos y leyes propias y sin derecho a usar las romanas, el provinciano nuestros marido y padre, la ley reconoce de autoridad marital y patria potestad, la propiedad que existe para el ya está ahí doble imposibilidad para que sea propietario por no ser ciudadano romano y no ser romana su tierra a propiedades.

Los pueblos a medida que entraban y bajo la dominación romana, y perdía su religión municipal, su gobierno y su derecho privado, cimentada en un número de fórmulas que eran más bien artificios del lenguaje y que tenía por un único objeto impedir una disolución de la sociedad provocada por el descontento de los sometidos a la férula romana. Su religión, sus sistemas de gobierno y el derecho privado, fue abolido por roma.

50. Los pueblos sometidos que entran sucesivamente en la ciudad de Roma.

40 pequeños pueblos formaban el Lacio; Roma al anexárselos, había exterminado a la mitad de sus habitantes, apoderándose de sus bienes y condenando a los sobrevivientes a una existencia sin derechos, éstos fueron los primeros en pensar en sacudirse el yugo de sus dominadores. Estalló la revuelta y los del lacio fueron vencidos y saqueados tan implacablemente, que hubo un cónsul que se levantó en el senado para decir que si no se quería que ropa quedase rodeada de un inmenso desierto, era preciso regularizar la suerte de los latinos concediéndole es alguna clemencia. Bien se ve que el senado engañaba a los latinos, al darles el nombre de ciudadanos romanos, porque este título disfrazada una verdad de la sumisión.

Ropa abría una puerta que por voy angosta que fuese, permitía a los súbditos a entrar en la ciudad romana, conseguía que todo latino que hubiese ejercido una magistratura en su pueblo de origen podía adquirir la ciudadanía romana a la conclusión de su cargo esta vez, la concesión del derecho de ciudad era completa y sin reserva; sufragios, magistraturas, censo, matrimonio, derecho privado, todo estaba comprendido. Roma se resignada a compartir con extranjeros su religión, su gobierno y sus leyes, adquirió mucho valor este derecho de Ciudad, además daba el privilegio de unirse el matrimonio a una fabrica ropa.

Ordinariamente cerraba roma a los ojos porque veía que así se aumentaba su población, reponiéndose de las pérdidas de la guerra; pero las poblaciones latinas lo pagaba porque sus más ricos habitantes se hacía en ciudadanos romanos y el Lacio se iba empobreciendo. Cuanto mayor era el número de los que obtenía el derecho de Ciudad copa se hacía más dura la condición de los que no lo tenía y llegó un tiempo que las poblaciones activas pidieron que dejase de ser un privilegio a esa ciudad partida las poblaciones italianas que sometidas hacía dos siglos, estaba casi en la misma condición que las latinas, y veía que las abandonaban los habitantes más ricos para hacerse romanos, reclamaron para ellas el derecho de Ciudad.

Los italianos se hallaban amenazados de una ruina general, y sintiendo vivamente la necesidad de tener derecho civiles no podían adquirirlos sin haciéndose ciudadanos romanos, la revuelta que de aquí surgió se llamó guerra sucia y fue promovida por los aliados de roma que tomaron las armas para dejar de ser aliados y convertirse en romanos.

Los romanos pudieron votar en la forum, se reconoció su derecho sobre el suelo, y la tierra italiana lo mismo que la romana, pudo poseerse en propiedad.

Se estableció el jus italicum, que era el derecho no de la persona italiana puesto que el italiano se había hecho romano, sino del suelo itálico que se hizo susceptible de propiedad como si fuese ager romannues.

En Occidente estaban Galia y España que antes de la conquista no conocían el régimen municipal que Roma les implantó, el cual facilitaba a aquellos pueblos el llegar a unirse a la ciudad romana, porque había en estas poblaciones una jerarquía combinada que marcaba los grados por medio de los que debían irse aproximando a Roma hasta llegar a asimilarse en ella.

Se distinguían:

1o. Los aliados que tenían gobierno y leyes propias.

2o. Las colonias que gozaban del derecho civil de los romanos, sin tener los derechos políticos.

3o. Las poblaciones de derecho itálico.

4o. Las poblaciones de derecho latino.

Tan profundas eran las distinciones que entre personas de dos categorías diferentes no había matrimonio ni ninguna relación legal posible. Poco a poco entró así Grecia en el estado romano, conservando al principio cada población las formas y mecanismos de régimen municipal, pero al cabo de algunas generaciones, y llevada de la vanidad, ambición e interés, aspiró a hacerse romana. Cada población olvidaba su divinidad por la riada y adoraba en su lugar a la diosa Roma y al dios César. La población en que se había nacido parecía pequeña, no ocupaba ya el pensamiento de sus intereses, las leyes que hallaba cada uno en su población en la leyes variables y sin fundamento; El romano La despreciaba y el griego también, para obtener leyes fijas reconocidas por todos y verdaderamente exactas que era preciso merecer las romanas..

El que poseía el título de ciudadano romano dejaba de formar parte de su ciudad natal, civil y políticamente. Podía continuar habitando ahí pero era reputado como extranjero y puesta sujeto a las leyes de la población, no obedecía ya sus magistrados y soportaba las cargas pecuniarias, al cabo de algunas federaciones hubo en cada población griega y un número no es caso de hombres que no reconocía en el gobierno ni el derecho de la población, y así fue pereciendo el régimen municipal.

Tras haber suspirando durante ocho o diez generaciones por el derecho de ciudad romana y haberle obtenido cuantos valían algo, apareció entonces un decreto imperial que lo concedió a todos los hombres libres, sin distinción.

La desigualdad entre ciudadanos y súbditos se había ido borrando en cada generación hasta desaparecer del todo, comenzó a perder importancia el título de ciudad va a repartir de aquella época todo cuanto pertenecía al imperio romano, desde España hasta el Éufrates, formo verdaderamente acusó lo pueblo y un solo estado, habiendo desaparecido la diferencia entre ciudades para surgir la de naciones.

Capítulo tercero

El cristianismo cambia las condiciones del gobierno.

La victoria del cristianismo marca el fin de la sociedad antigua y con la nueva religión se acaba la transformación social, la anterior sociedad había sido constituida por una religión antigua. Principal dogma era que cada dios protegía exclusivamente a una familia o a una ciudad, aquella religión había creado el derecho y las relaciones entre los individuos, también había establecido gobierno pero poco a poco este sistema social se por modificando. Ya en los cinco siglos que precedieron al cristianismo no fue tan íntima la alianza entre la religión, y el derecho y la política, estos dos últimos, como la moral se había ido desprendiendo de aquellos estrechos lazos.

Este cambio procedía únicamente de la desaparición de la antigua religión, los hombres iban cambiando sus creencias llegó un día en que la forma cristiana se apodera del alma, con el cristianismo no sólo revivió el sentimiento religioso sino que tomó una expresión más alta y menos material copa la idea de Dios era la de un ser verdaderamente extraño por su esencia a la naturaleza, humana por una parte y al mundo por otra copa que era un ser único y denso y universal.

Una novedad importante que traía el cristianismo era que desde principio llamo así a la humanidad entera: "id e instruid a todos los pueblos" Pedro dijo "Dios no hace diferencia entre los gentiles y nosotros" y San Pablo repetía: "yo sabré a los gentiles las puertas de la fe, ¿ por ventura nuez más que Dios te los judíos? No, ciertamente; lo es también de los gentiles... los gentiles son llamados a la misma herencia que los judíos. "

El cristianismo, que llegaba después de todos esos progresos en las ideas e instituciones, presentó a la adoración de todos los hombres en un Dios único, un dios universal, un dios que era de todos, que no tenía pueblo escogido y que no hacía distinción de razas, y familias y Estados.

La religión de estarlo el odio entre los pueblos; estaba en su esencia enseñarle que tenía para con el extranjero, y hasta con el enemigo deberes de justicia y benevolencia. En cuanto al gobierno del estado, el cristianismo no transformado en su esencia precisamente por no ocuparse de e copa la religión patada en el estado, y Jesucristo el Sr. que su reino no es de este mundo y se paró la religión del gobierno, porque no siendo terrenal no debía mezclarse en las cosas de la tierra, Jesucristo dice "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios".

Jesucristo rompió aquella alianza que quería renovar el paganismo, proclamando que la religión no era el estado y que obedecer al César no era lo mismo que obedecer a Dios, durante tres siglos la droga religión vivió eternamente fuera de la acción estado.

El cristianismo enseñaba que el hombre no pertenecía ya a la sociedad si por una parte de sí mismo, el cristianismo formó una regla universal para las generaciones siguientes, convirtiendo lo que sólo era consuelo de algunos en bien común de la humanidad; mudaron entonces los sentimientos y las costumbres tanto como la política.

La política y la guerra dejaron de ser la suma de las virtudes del hombre, el alma no tenía patria, el cristianismo se paró las virtudes privadas de las públicas y rebajando estas y realzando aquellas elevó a Dios, a la familia y a la persona humana sobre la patria y al prójimo sobre él con ciudadano. El derecho cambió también de naturaleza.

El cristianismo fue la primera religión que no pretendió que el derecho dependiese de ella porque se ocupó de los deberes de los hombres y no de sus intereses, fue independiente de la ley copa pudo desarrollarse con toda libertad de copa reformarse y mejorarse, seguir los progresos de la moral y plegarse a los intereses y exigencias sociales de cada generación. Durante los siglos que precedieron al triunfo del cristianismo, el derecho romano luchaba ya por desprenderse de la religión acercándose a la equidad y a la naturaleza; la gran obra de la regeneración del derecho, proseguir la por los nobles esfuerzos de los jurisconsultos romanos, y post dejada por los artificios y astucias de los pretores, no pudo llegara a feliz término sido a favor de la independencia que la nueva religión dejó al derecho.

Habiendo sido derribados los penates domésticos extinguidos los hogares, desapareció para siempre la antigua constitución de la familia y con ella las reglas que había originado.

La mujer llegó a ser moralmente igual al hombre, el derecho de propiedad se transformó en su esencia, desaparecieron los límites sagrados de los campos, se desterrar definitivamente las formalidades de la antigua derecho.

Al desaparecer la religión doméstica en la familia, se transformó la constitución y su derecho, así como por el mismo hecho de dejar de tener el estado su religión oficial, se cambiaron para siempre las reglas de gobierno de los hombres.