Fonología

Sonido. Fonemas. Letras. Vocales. Consonantes. Fonación. Articulación. Fonemática

  • Enviado por: Erika Hernández
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

SONIDOS, FONEMAS Y LETRAS

CLASES DE FONEMAS

Unidades fonéticas

* sonidos:
       - se producen por los distintos órganos del aparato de fonación
* voz:
       - tono    (frecuencia ---> agudo / grave)
      -  intensidad  (fuerza)
       - timbre   (matiz)
      -  cantidad   (duración)

* articulaciones:
       - movimientos de los órganos productores de la voz

* órganos de articulación:
       - cuerdas vocales (laringe), abiertas/cerradas (vibración)
       - cavidad bucal:
            órganos pasivos fijos (dientes, alvéolos, paladar)
            órganos activos (maxilar inferior, lengua, labios, velo del paladar)

La combinación de estos órganos produce los sonidos articulados

  Vocales

 - el aire no encuentra obstáculos
 - sonoridad

Clasificación por posición articulatoria:

 - cerradas y abiertas      (grado de abertura de la boca)
 - anteriores, posteriores y centrales  (posición en la parte más alta de la lengua)
 - labializadas y no labializadas    (redondeamiento de los labios)
 - nasales     (expulsión del aire por la nariz)

  Consonantes

Clasificación según el modo de articulación:

 - oclusivas:  canal cerrado    (expulsión del aire)
 - fricativas: estrechez del canal   (expulsión del aire)
 - africadas: combinación de oclusivas y fricativas
 - laterales: el aire sale por los lados de la lengua
 - vibrantes: la lengua vibra dificultando la salida del aire

* sonoridad:   vibración cuerdas vocales

* nasalidad:   el aire se expulsa por la nariz

Clasificación según el lugar de articulación:

 - labiales:   se cierran los labios
 - labiodentales:  los dientes entran en contacto con los labios
 - dentales:   la punta de la lengua entra en contacto con los dientes incisivo superiores / el filo de los dientes
 - alveolares:   la punta de la lengua entra en contacto con los alvéolos
 - palatales:   el medio del dorso de la lengua entra en contacto con el paladar
 - velares:    parte posterior del dorso entra en contacto con el velo del paladar

Forma de representación: Símbolos encerrados entre corchetes " [  ] "
 

Unidades fonológicas

Son unidades formales de descripción que representan sonidos "ideales", abstractos y diferenciables de otros en una lengua.

Los sonidos se reducen a unidades fónicas con valor distintivo en determinadas posiciones.

Los fonemas son clases de sonidos (vocales y consonantes) con valor funcional en la lengua. El fonema es una unidad mínima diferenciadora de sentido, indivisible, a su vez, en otras unidades menores de su especie.

 Así, /c/, /m/, en p. ej.:

   La casa de Juan
   La masa de pan

alófono: variante de un mismo fonema que no implica cambio de significado

P. ej.:  b oclusiva / b fricativa  en español

Forma de representación: Símbolos encerrados entre barras inclinadas " /  / "
 

La voz: cuerdas vocales, articulación y fonación. Organos auxiliares.



Me parece fundamental explicar, aunque sea brevemente, los mecanismos de producción de la voz humana y los elementos que en ella intervienen. Sólo mediante un conocimiento de los mismos podremos, de una forma consciente, poder influir en la producción de los sonidos que emitimos y así conseguir una aproximación máxima a la pronunciación del inglés.

¿Cómo se produce la voz?

Durante el proceso de la respiración el aire pasa a través de la traquea desde los pulmones. Llegado a un punto -la nuez--, se encuentra con un obstáculo primordial: las cuerdas vocales, situadas en la región conocida como laringe.

Las cuerdas vocales son dos bandas elásticas situadas una enfrente de otra. No hay que pensar en ellas como "tiras", sino más bien como, repito, "bandas". Sus bordes están un poco engrosados y se conocen como ligamentos vocales. El conjunto de cuerda y ligamento tiene la capacidad de aproximarse y alejarse de su opuesto, produciendo una obturación total del "tubo" traqueal -impidiendo el paso del aire completamente--; o pueden separarse -posición de descanso-dejando un hueco entre ellas que permite el paso del aire. A ese hueco le denominamos GLOTIS, o abertura glotal.

La voz se genera durante el proceso de expulsión del aire, y se puede resumir en dos grandes apartados: (1) La fonación; y (2) la articulación.

1.- FONACIÓN

La gran velocidad a la que discurre el aire por la laringe provoca la vibración de las cuerdas, a una velocidad realmente sorprendente: 800 pulsos por segundo y más. Esa vibración tan rápida y regular, provoca una nota musical, que es, en esencia, la producción de la voz.

El tono de la nota, puede ser modificado, lo que produce una variedad de "sonidos" que provocorán la esencia del lenguaje hablado. Ese tono se modifica por dos mecanismos:

  • El estiramiento o relajación de las cuerdas, que produce una mayor o menor frecuencia de la vibración(tonos altos o bajos)

  • La modificación del volumen de sus bordes: el adelgazamiento para altas frecuencias; el engrosamiento para bajas frecuencias.

El control de las cuerdas vocales se produce mediante la participación de varios músculos y ligamentos situados en la laringe (región de la nuez - en inglés Adam's apple -). Simplemente parándonos a escuchar una simple frase, podremos comprobar la complejidad y el refinamiento de los músculos citados, que permiten la articulación rápida y exacta de multitud de sonidos diferentes ( aparte de la grandeza indiscutible del canto, el instrumento musical más perfecto jamás creado).

2.- ARTICULACIÓN

El sonido primario formado en la laringe, será luego modificado en el transcurso del trayecto que le queda al aire por recorrer. La participación, unas veces activa y otras pasiva, de diferentes órganos, modificará ese sonido hasta convertirlo en un "fonema", es decir, la expresión lingüística más reducida.

Los órganos que participan en la articulación se denominan también órganos auxiliares y son los siguientes:

  • La lengua: su posición y su forma son pilares fundamentales en la articulación del lenguaje. Para demostrarlo simplemente recordar la forma en la que habla un borracho: su incapacidad articulatoria deriva, fundamentalmente, de la pérdida del control sobre los movimientos de la lengua. Sin duda es el órgano auxiliar más importante para el habla.
    Podemos distinguir en la lengua tres partes fundamentales:

    • El ápice o punta de la lengua, que será utilizado con extrema precisión para articular ciertos sonidos.

    • Su parte media, en la que distinguiremos dos partes también:

      • la parte que descansa bajo los alvéolos superiores, a la que denominaremos pala. Disfruta de una movilidad extrema y pude acceder, junto con el ápice, hasta los labios, dientes, alvéolos, etc.

      • La parte que le sigue, a la que denominaremos cuerpo, y que descansa bajo el paladar duro. La posibilidad de modificar su forma, desde un aplanamiento a una concavidad notable, modificarán en mucho la calidad del sonido emitido. También puede contactar con el paladar produciendo una obturación a la corriente aérea.

    • La raíz: puede también aplanarse o elevarse para contactar con el paladar blando.

Para distinguir estas partes, pronuncie las letras siguientes y note cómo cada parte de las citadas "choca" con algún órgano:

  • Z, en "Zapato": la punta de la lengua roza su dientes superiores.

  • S, en "Siempre": la pala toca los alvéolos.

  • G, en "Guerra": el cuerpo choca contra el paladar duro en su parte final.

  • J, en "Jarra": la raiz obtura el paso del aire.

ð El paladar (o cielo de la boca). Se divide en dos partes:

  • El paladar duro , que permanece inmóvil y por lo tanto participa pasivamente.

  • El paladar blando, que puede ser movido verticalmente provocando la obturación dela cavidad nasal, e impidiendo el paso del aire hacia la nariz.

ð La cavidad nasal: actúa como una caja de resonancia.

ð Los dientes. Son fundamentales y podemos distinguir tres partes:

  • Los dientes en sí mismos, es decir su borde cortante.

  • Los alvéolos: es decir, el lugar donde están "enraizados" en la encía. Más que los "agujeros" -inaccesibles si existen los dientes- nos referimos al borde que existe alrededor de cada pieza dental.

  • La parte interna de las piezas dentales que, desde el interior, puede ser utilizada como apoyo por la lengua, además de una barrera física en sí misma.

CLASIFICACION DE LOS FONEMAS

Fonética Experimental

Es la que estudia los sonidos orales desde el punto de vista físico, reuniendo los datos y cuantificando los datos sobre la emisión y la producción de las ondas sonoras que configuran el sonido articulado. Utiliza instrumentos como los rayos X y el quimógrafo, que traza las curvas de intensidad. El conjunto de los datos analizados al medir los sonidos depende únicamente de la precisión del instrumental así como de otros conocimientos conexos. También se han descubierto diferencias importantes en cada sonido oral.

Fonética Articulatoria

Es la que estudia los sonidos de una lengua desde el punto de vista fisiológico, es decir, describe qué órganos orales intervienen en su producción, en qué posición se encuentran y cómo esas posiciones varían los distintos caminos que puede seguir el aire cuando sale por la boca, nariz, o garganta, para que se produzcan sonidos diferentes. No se ocupa de todas las actividades que intervienen en la producción de un sonido, sino que selecciona sólo las que tienen que ver con el lugar y la forma de articulación. Los símbolos fonéticos y sus definiciones articulatorias son las descripciones abreviadas de tales actividades. Los símbolos fonéticos que se usan más frecuentemente son los adoptados por la Asociación Fonética Internacional en el alfabeto fonético internacional (A.F.I.) que se escriben entre corchetes.

Los órganos que intervienen en la articulación del sonido son móviles o fijos. Son móviles los labios, la mandíbula, la lengua y las cuerdas vocales, que a veces reciben el nombre de órganos articulatorios. Con su ayuda el hablante modifica la salida del aire que procede de los pulmones. Son fijos los dientes, los alveolos, el paladar duro y el paladar blando. Los sonidos se producen cuando se ponen en contacto dos órganos articulatorios por ejemplo el bilabial (p), que exige el contacto entre los dos labios; también cuando se ponen en contacto un órgano fijo y otro articulatorio, y el sonido se nombra con los órganos que producen la juntura, o punto de articulación, como por ejemplo el sonido labiodental (f) que exige el contacto entre el labio inferior y los incisivos superiores. Cuando es la lengua el órgano móvil no se hace referencia a ella en la denominación del sonido, así el sonido (t) que se produce cuando la lengua toca la parte posterior de los incisivos superiores se llama dental.

El modo de articulación se determina por la disposición de los órganos móviles en la cavidad bucal y cómo impiden o dejan libre el paso del aire. Esta acción puede consistir en la interrupción instantánea y completa del paso del aire para las implosivas; en dejar abierto el paso nasal pero interrumpido el oral para las nasales; en producir un contacto con la lengua pero dejar libre el paso del aire a uno y otro lado para las laterales; en producir una leve interrupción primero y dejar el paso libre después para las africadas; en permitir el paso del aire por un paso estrecho por el que el aire pasa rozando para las fricativas, y en permitir el paso libre del aire por el centro de la lengua sin fricción alguna para las vocales.

Se emiten diferentes clases de vocales según varíe la posición de la lengua, tanto a partir de su eje vertical (alta, media y baja), como a partir de su eje horizontal (anterior, central y posterior). Por ejemplo, en español son vocales altas las vocales de la palabra huir, es decir, la [i] y la [u]. Son vocales medias la [e] y la [o], es decir las vocales de la palabra pero y es vocal baja la [a] de la palabra va. Así, la lengua va de abajo arriba para pronunciar las dos vocales seguidas de la palabra aire, pero desciende a una posición media para pronunciar su última vocal. Hace el camino contrario de arriba abajo para pronunciar puerta. Son vocales anteriores del español la [i] y la [e], es decir las vocales seguidas de la palabra piel; las vocales posteriores son la [o] y la [u], es decir las vocales de la palabra puro; la [a] es la vocal central. La lengua se mueve de atrás hacia adelante para emitir las vocales de la palabra totales, hace el camino contrario para emitir las vocales de la palabra piélago. Las posiciones que mantiene la lengua para emitir las vocales u, i y a constituyen los vértices del llamado esquema vocálico uai.

Fonemática

Es el estudio de los sonidos en el discurso, es decir, de los fonemas que son las unidades mínimas distintivas.
Por ejemplo, entre las palabras las y los sólo existe una diferencia de significado y de forma que es la que representa la distinción entre los fonemas [a] y [o]. Lo mismo sucede entre pala, para, paga, pana y pasa, las diferencias de significado se apoyan en los diferentes fonemas que las distinguen, esto es, [l], [r], [g], [n] y [s]. Los fonemas están configurados también por unidades mínimas que los diferencian entre sí y son los llamados rasgos distintivos. La única diferencia que existe entre el fonema [p] que corresponde a una consonante bilabial, oclusiva, sorda y el fonema [b] que corresponde a una consonante bilabial, oclusiva sonora, es su modo de articulación: sorda la primera, frente a la segunda que es sonora. No siempre se mantienen como fonemas distintos las diferencias que proceden de un solo rasgo distintivo, por ejemplo la primera d de la palabra dedo corresponde a una consonante dental oclusiva sonora, y la segunda es dental fricativa sonora. En este caso no estamos ante dos fonemas sino ante dos valores del mismo fonema; a veces dos fonemas diferentes en una lengua dada son el mismo en otra, por ejemplo el español mantiene la diferencia fonética entre los sonidos [r] y [l], pero el japonés no ni el habla andaluza tampoco. De acuerdo con todo esto hay que distinguir entre fonemas y letras, aunque existen muchas coincidencias también hay desacuerdos muy importantes que apoyan esta diferencia. El fonema es un concepto ideal que está representado por unos signos escritos, las letras, aunque no todas representan un fonema. La letra v del español actual corresponde al fonema /b / que es una consonante bilabial, oclusiva, sonora; pero el fonema / v /que corresponde a una consonante labiodental, fricativa, sonora ha desaparecido en el sistema fonético actual, aunque estuvo presente en la historia de la lengua hasta el siglo XVIIII, y todavía hoy se usa en algunos países de América del Sur. Además hay letras que no representan fonema alguno como es el caso de la letra h que es muda en nuestra lengua. La escribimos como recuerdo histórico de una aspiración o de una f inicial del latín, pero no tiene valor fonético. Por otro lado, algunas letras expresan distintos fonemas, como la c,[z] y [k] en España, y [s] y [k] en Latinoamérica y zonas de Andalucía.

Fonética Acústica

Es la que estudia la onda sonora como la salida de un resonador cualquiera; esto es, equipara el sistema de fonación con cualquier otro sistema de emisión y reproducción de sonidos. En la comunicación, las ondas sonoras tienen un interés mayor que la articulación o producción de los sonidos, para un determinado auditorio recibe y descodifica la impresión a pesar de que haya sido emitida por medio de una articulación oral, o por medio de un determinado aparato emisor de sonidos o incluso por medio de una cotorra. Para grabar las características más significativas de las ondas sonoras y para determinar el resultado de las distintas actividades articulatorias se puede emplear el espectrógrafo. De forma experimental, para poder llegar a saber cuáles son los rasgos necesarios y suficientes que identifican los sonidos de la lengua, se suprimieron partes de la grabación de la onda sonora y se reprodujeron otras.