Felicidad individual y colectiva

Disertación filosófica. Individualismo. Bienestar. Satisfacción. Infelicidad. Problemas sociales. Descompaginación

  • Enviado por: Pamela7
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 3 páginas
publicidad

¿ES POSIBLE COMPAGINAR LA FELICIDAD INDIVIDUAL CON LA FELICIDAD COLECTIVA?

  • - INTRODUCCIÓN

  • La felicidad individual y la felicidad colectiva tienen una clara diferencia. La felicidad individual concierne a cada individuo, es diferente dependiendo de cada persona, de sus problemas y sus inquietudes. En cambio la felicidad colectiva es la felicidad que engloba a todo el mundo.

    Los problemas que hacen que cada felicidad puede desarrollarse son muy distintos. En el caso de la felicidad individual, tenemos que tener en cuenta los problemas que cada persona puede tener, que les hace no ser felices, es decir, infelices. Por el contrario la felicidad colectiva encierra a todos los individuos que vivimos en el mundo. Los problemas del mundo que impiden que haya una felicidad total pueden ser la marginación, el racismo, la pobreza, el hambre, y la repartición de los recursos naturales, que es injusta, unos con tanto, y otros con tan poco.

    No todos creen que la felicidad individual es independiente a la colectiva, y al contrario. Muchos creen que van unidas, que sin felicidad general, la felicidad individual no es total, y otros pueden opinar que no es así, que no es necesario que haya una felicidad colectiva para que la individual sea total, se puede decir que depende de cada, lo que si es seguro es que tanto la felicidad individual como la colectiva tiene un objeto que prohibe su plenitud, los problemas, tanto individuales como generales.

  • - DESARROLLO

  • Todos los seres humanos anhelan la felicidad individual, es decir, una realización activa y comprometida de sus capacidades innatas, aunque este objetivo puede ser alcanzado por muchos caminos. Desde mi punto de vista la felicidad individual raramente puede ser complacida si no hay una felicidad colectiva. Tu felicidad individual puede ser enteramente satisfactoria, pero ¿cómo se puede ser realmente feliz habiendo tantos problemas en el mundo?

    Aunque seamos felices cada individuo no podemos disfrutar de una felicidad completa, puesto que en el mundo hay muchos problemas que nos hacen pensar y darnos cuenta de que lo que tenemos a nuestro alrededor no es felicidad, sino angustia, deseos de conseguir algo que no podemos encontrar, puesto que la marginación, el racismo, la pobreza, el desprecio, y todos estos factores que hacen que la felicidad colectiva no pueda llevarse a cabo nos afectan individualmente, a todos y a todas, más de una vez hemos pensado ¿cómo puedo hacer esto sabiendo que cientos de niños se mueren de hambre y yo no puedo hacer nada? Más de una vez yo lo he pensado, y por eso creo que no se puede ser completamente feliz si la felicidad colectiva no es completa. Es muy difícil compaginar estas dos felicidades.

    También hay que tener en cuenta lo que cada persona opina de la felicidad. Si buscamos en un diccionario e intentamos encontrar una definición de felicidad obtendremos esto “estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien”, una definición que me ha dejado mucho que pensar.

    Desde mi punto de vista un bien es aquello material que obtenemos para satisfacer unas necesidades, pero ¿se puede conseguir la felicidad con algo material? Yo creo que no, por muchos bienes que tengamos, no podemos llegar a ser felices, necesitamos algo que nos haga seguir adelante, la felicidad desde mi punto de vista es aquel estado de ánimo en el que el cuerpo y la mente se encuentra en bienestar, y es cuando obtenemos todo aquello que anhelamos tanto físicamente como mentalmente. Puede que no sea una definición exacta, pero es mi definición, mi opinión.

    La felicidad colectiva no se puede conseguir si no tenemos un absoluto bienestar, y ¿se puede tener un absoluto bienestar habiendo tantos problemas en el mundo? Creo que es algo imposible.

    La marginación nos impide ser felices, que este mundo tenga una felicidad completa. ¿Es justo que despreciemos a las personas por no tener recursos necesarios para sobrevivir? No es justo, pero existe, tampoco es justo que discriminemos a nadie por su raza, color, sexo, diferente opinión, discapacidad y tantas cosas que existen, pero hay racismo, aunque no queramos creerlo, lo hay.

    También existe ese gran problema que es la repartición de los recursos naturales, en el mundo hay recursos para todo, pero no sabemos repartirlos entre todos. No es cierto decir que unos se merecen tener más recursos naturales que otros, el mundo es para repartir todo justamente, puesto que todos somos iguales, y por ello debemos tener las mismas oportunidades y los mismo recursos. Por eso es casi imposible ser feliz individualmente, si no se es feliz en colectividad.

    Pero no todo el mundo puede opinar así, si lo vemos desde otro punto de vista, habría que decir que sí, que sí se puede ser feliz, aunque no haya una felicidad completa. La felicidad individual es independiente a la colectiva, nuestros problemas personales, no tienen nada que ver con los del mundo, y los del mundo no pueden afectar a los personales, con lo que no van unidas estas dos felicidades. Si resolvemos nuestros problemas individuales tenemos la satisfacción de haber conseguido la felicidad individual, la felicidad colectiva no influye en la individual, el racismo, la marginación y todo lo demás no tiene porque afectarnos individualmente, eso es un aspecto general, que no tiene porque ser un obstáculo para la felicidad individual.

    Aunque los problemas mundiales sean muy importantes, no tiene porque afectar en absoluto a la felicidad de cada persona, aunque pensemos que hay problemas, solucionar los individuales hace posible que cada individuo sea feliz.

    Esta opinión no se concuerda conmigo, para mí ser feliz individualmente es conseguir la felicidad colectiva, aunque mis problemas individuales estén resueltos no podré ser feliz si hay problemas que afectan al mundo, me sería imposible.

  • - CONCLUSIÓN

  • Después de expresar tanto mis opiniones como las opiniones contrarias he llegado a la conclusión de que no se puede compaginar la felicidad de cada persona con la felicidad mundial.

    Existe una felicidad privada y una felicidad mundial, cada una no se rige por un camino distinto, no son independientes, sino que van unidas la una con la otra, llegando a obstaculizar los problemas de la sociedad con la felicidad individual.

    Los problemas que puedan aparecer en la felicidad individual de cada persona pueden ser muy variados y problemáticos, pero estos problemas desde mi punto de vista son minúsculos comparados con los que hay en el mundo. La solución de nuestros problemas suele ser sencilla, y no es necesaria a veces la ayuda de otras personas, pero al contrario, la felicidad colectiva necesita la ayuda de todos los individuos.

    Para poder resolver los graves problemas que hay en el mundo es necesaria la colaboración de todos. Estos problemas pueden solucionarse pero no siempre se consigue, al contrario, la mayoría de ellos siguen existiendo, aunque cada vez hay más intentos de solucionarlos, más colaboración por parte de las personas, se están concienciando de los problemas, y se dan cuenta de que son más graves de lo que creían, una frase que ha hecho pensar a muchas personas es esta “mientras tú has estado leyendo estos folios cada minuto un niño ha muerto en el tercer mundo” y al leer esto te das cuenta de que no puedes ser feliz individualmente, necesitas que la felicidad colectiva se consiga.

    3