Criminalística

Derecho Penal. Criminología. Ciencia forense. Victimología. Investigación criminal. Proceso penal. Criminalista. Delito. Evidencia física

  • Enviado por: Adriana Lorena Camarillo Miranda
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

ENSAYO EN CIENCAS FORENSES

LA PARTICIPACIÓN DE LA CRIMINALÍSTICA EN LA RESOLUCIÓN DE UN HECHO PRESUNTAMENTE DELICTUOSO.

A través de este ensayo se pretende describir a grandes rasgos el papel que juega la Criminalística y la importancia que tiene utilizarla como parte de la metodología de investigación ante un determinado hecho.

Es eminente que con el correr de los años nuestra sociedad ha ido cambiando, influenciada principalmente por un crecimiento demográfico desmedido y las dificultades socioeconómicas que esto conlleva, originándose uno de los problemas más significativos para estas sociedades como es la inseguridad, que ha llegado a niveles alarmantes y que ocupa un lugar preponderante en nuestra sociedad, principalmente ante la poca e ineficaz soluciones que brindan los distintos participantes del sistema penal ante la comisión de un delito.

Es importante recordar que para llegar a la resolución de un caso es de vital importancia la identificación de los presuntos delincuentes así como llevar a cabo la correcta investigación del hecho delictivo, y es precisamente en esta etapa que la Criminalística adquiere una importancia vital, ya que a través de sus consideraciones y fundamentos científicos y su correcta aplicación participa y apoya por medio de un equipo multidisciplinario, quienes tendrán la tarea de aplicar una metodología y tecnología que los lleve a la resolución del hecho. Haciendo énfasis que la Criminalística esta ávida de encontrar siempre la verdad y que es una ferviente colaboradora durante el proceso penal, teniendo un papel importante como auxiliar de la Justicia Penal.

Es un trabajo sumamente serio y valido ya que tiene un fundamento técnico - científico que apoya los resultados obtenidos tras la verificación del mayor número evidencias encontradas en un hecho delictivo y que a su vez permitirán llegar a la individualización del presunto autor. Es por ello que la Criminalística esta integrada por un conjunto de disciplinas especializadas en un saber científico y que a su vez conforman las denominadas Ciencias penales. El objetivo de la Criminalística es estudiar el crimen para establecer el cómo, dónde, cuándo y quién del delito, comprobando científicamente la existencia del hecho punible, aportado pruebas científicas relacionadas con la forma en que el delito se ha perpetrado, estableciendo una cronología y la concordancia entre las pruebas e indicios y el hecho.

El lugar de los hechos es para la Criminalística de gran importancia ya que de la revisión minuciosa del lugar de los hechos surgirán un gran número de indicios, evidencias e información que permitirán establecer que sucedió. Por ello se requiere de una metodología lógica y congruente que permita no perder de vista ningún detalle por más insignificante que pueda aparentar, partiendo como primera acción la de proteger el lugar y que se verá reflejado en el éxito de la investigación, continuada por una observación, fijación gráfica, escrita y testimonial del lugar hasta llegar a la recolección, embalaje y posterior estudio de la evidencia física, que en conjunto permite la reconstrucción del hecho, identificación y eslabonamiento del sujeto con el escenario del suceso.

Además de la confesión del sospechoso, las declaraciones de testigos y/o victima la información que brinda el estudio de la evidencia física encontrada en el lugar de los hechos permitirá llevar al convencimiento al Juez de la culpabilidad o inocencia de una persona y por lo tanto de la impartición correcta de la justicia.

Es para la Criminalística la evidencia física, conocida también como testigos mudos, su punto de partida para iniciar la investigación, considerando siempre que se enfrenta ante elementos delicados de la verdad, que protegidos y manejados adecuadamente proveerán de una información vital en la resolución del hecho. Nada estará excluido de la consideración y búsqueda en el escenario del crimen hasta que se llegue a la convicción de haber agotado todas las posibilidades.

La Criminalística es toda una actividad profesional fundamentada en conocimientos científicos y con el apoyo de un sin fin de áreas, oficios y disciplinas que también participarán en la investigación; es también muy relevante la participación del Ministerio Público, para la comprobación de los delitos en materia de los procesos judiciales ya que el integrará la averiguación previa con la información recavada del lugar de los hechos y con el apoyo de los cuerpos policíacos ministeriales, acusará a una persona de haber cometido algún delito, si perder de vista que existe la contrapartida que es el defensor cuya misión será asumir la defensa del imputado de un delito, valiéndose de la ayuda de terceros ajenos al litigio, profesionales que dispondrán de conocimientos especializados sobre una determinada ciencia, arte u oficio, quienes serán llamados a prestar su testimonio experto en la interpretación de una determinada información.

En nuestra actualidad, la investigación es en realidad una actividad sistemática de carácter social que se construye sobre la base de conocimientos científicos comprobables que deben estar siempre al servicio de la búsqueda de la verdad, lo que implica que la investigación debe tener un propósito determinado que es obtener conocimientos referente a un conjunto de aspectos o de los hechos.

Es a través del método y conocimiento científico y la aplicación rigurosa de la ciencia y la tecnología, que la Criminalística llega a una conclusión valida y objetiva para el esclarecimiento del delito, basadas siempre sobre el análisis de las evidencias y sustentadas por un fundamento lógico y científico, que llega a tener el valor como prueba procesal e, incluso en ciertas ocasiones con mayor peso que los testimonios de personas.

Es por ello que la participación de la Criminalística toma un gran significado pues va a demostrar fuera de toda duda razonable que lo que esta afirmando tiene un fundamento con un respaldo científico, sin perder de vista que para que esto tenga aún más validez, los peritos deberán contar con una ética profesional incuestionable. Además de ser un profesional capaz de ejecutar todas las técnicas y recursos de su área de investigación, asumiendo una responsabilidad en extremo delicadas y determinantes con la sociedad.

La vertiginosa actividad criminal en nuestros día a forzado a ciertas ciencias como la Criminalística a estar permanentemente actualizándose y modificándose para adecuarla a los nuevos tiempos, ya que la delincuencia siempre está por delante de la policía, utilizando las nuevas tecnologías para ocasionar daños a la sociedad en la que se desenvuelven, tecnología esta que fue creada en principio con fines legales, pero es utilizada por personas inescrupulosas para beneficio personal y daños a terceros, el criminalista no puede quedarse al margen de una continua actualización en todos aquellos recursos y conocimientos para aplicarlos de acuerdo con las circunstancias del hecho que investiga, las características de las evidencias físicas localizadas y el sitio del suceso, ya que le permitirá acercarse y conocer la forma y mecanismo de los acontecimientos con todos sus fenómenos, desde el inicio de la primera maniobra hasta el último movimiento que se puso en juego para realizar el acto; aquí se incluyen las formas de uso de los instrumentos u objetos de ejecución y el registro de sus manifestaciones, así como las posiciones y situaciones de los participantes, movimientos y desplazamientos de cuerpos y objetos efectuados durante la comisión del hecho.

El trabajo que tiene de frente la Criminalística, no es fácil ya que tiene una extensa variedad de factores que pueden influir para la aparición de agentes mecánicos, químicos, físicos y biológicos que pueden surgir como evidencias materiales. Los estudios que realiza son de tipo identificatorio, cuantitativo, cualitativo y comparativo, que a su vez requieren de una metodología, tecnología y conocimientos universales.

Por ello la Criminalística esta conformada a su vez por una serie de disciplinas que permiten optimizar tiempo, recursos técnicos y humanos, para que la búsqueda de la verdad sea más minuciosa, dichas disciplinas contemplan: La Criminalística de campo, sistemas de identificación, balística, documentoscopía, incendios y explosivos, accidentes de tránsito, laboratorio criminalístico, fotografía forense, Toxicología forense entre otras.

La investigación criminal mediante la aplicación de los métodos inductivos y deductivos, desde el mismo momento en que acude al lugar de los hechos, y apoyada en los métodos, técnicas e instrumentos que proporciona la Criminalística, puede realizar estudios preliminares y análisis sobre la forma en que ocurrieron los hechos, es decir, puede ir estableciendo hipótesis que ira descartando hasta llegar a la resolución del caso, utilizando como apoyo para ello la recolección y suministro de las evidencias de interés Criminalístico, que puedan llevar a la identificación del o los autores.

La investigación criminal se realiza en forma metódica, técnica y científica, trabajando de la mano con todas las disciplinas de la Criminalística quienes prestan un importantísimo auxilio técnico y científico al órgano jurisdiccional mediante los dictámenes periciales, reconocimientos, inspecciones judiciales, reconstrucciones de hechos, recolección de indicios, que contribuyen a que se logre una correcta, sana y pronta administración de justicia.

Es tan importante durante la investigación criminal, que cuando se recibe una denuncia, acusación o querella, dependiendo de las características del hecho, se inicia el procedimiento penal con la aplicación del derecho procesal y al final recibiendo el apoyo de la Criminalística durante la investigación técnico, policial y jurídica del delito.

En ella intervienen todos los elementos del acercamiento, de contacto, de descubrimiento de la personalidad que responden a un sentido particular: El del arte de investigar ligado a la ciencia, de aplicar el conocimiento, la experiencia y los métodos científicos existentes para descubrir y demostrar fehacientemente una determinada realidad, requiere trabajo técnico para la averiguación del delito y esclarecer los hechos presuntamente delictuosos, con aportes de pruebas.

Uno de los principios donde parte los fundamentos de la Criminalística es que se puede decir que técnicamente, en toda actividad de las personas, existe un momento y un escenario donde se desarrollan diversas actividades del tipo social, político, religioso, familiar, etc. incluso criminoso y que indudablemente, en cada escenario queda estampado en forma latente o visual la presencia de los protagonistas, a través de pequeños detalles dejados por

cada uno como su único creador, (olores, sabores, huellas, manchas, estado y posición de las cosas), y que por medio de su hallazgo y estudio permiten deducir de que evento se trató.

La Criminalística y los peritajes nacen para facilitar el conocimiento de personas, hechos u objetos que presentan dificultades para ser comprendidos. El juez, con la ayuda o auxilio del peritaje, desentraña una parte del acto o hecho punible que ha generado el proceso para después poder definir. La Ciencia pericial es totalmente aplicativa, es una ciencia de mayor proyección, dándole métodos concretos para alejar de ella, en lo más posible el verbalismo.

Los magistrados judiciales se encuentran con frecuencia ante problemas cuya solución requiere conocimientos especiales, ajenos a su preparación jurídica y en tales casos recurren a técnicos en la materia correspondiente, a los cuales piden una opinión sobre el punto a aclarar. Esta colaboración incorporada a la práctica y a los textos legales es lo que se llama un PERITAJE JUDICIAL.

El perito siempre será verídico, aun con más razones que cualquier testigo, dada la importancia de su palabra en el juicio. La serenidad y la veracidad deberán ser un culto en él; su trabajo lo realizará con absoluta objetividad, juzgando los hechos con un criterio riguroso y exacto. En su investigación el perito debe ser metódico, minucioso, claro y preciso; consiente de su capacidad técnica y científica, para estudiar objetivamente los hechos. El perito debe comprobar personalmente todos los hechos y aislarse indiferente por encima de los intereses parciales, no debe dejarse impresionar por el ambiente publico, por la amistad sospechosa o por la simulación de las partes.

La prueba pericial cualquiera que sea su forma, se encarga de formar la certeza del juez, y por lo respecta al perito, quien la forma es la opinión que emite es, por lo tanto una prueba personal participando de la naturaleza del testimonial. La capacidad concreta del perito surge de la designación por le juez y la aceptación y protesta del cargo. El objetivo son los hechos que no son susceptibles de conocerse por percepciones, sino por la aplicación de reglas de alguna ciencia o arte.

La Criminalística se encarga del estudio del delito como conducta humana y social, de investigar las causas de la delincuencia, de la prevención del delito y del tratamiento del delincuente. En donde el campo de acción se considera en tres áreas:

  • La administración de la justicia.

  • En el campo penitenciario.

  • En la prevención del delito.

La Criminalística no determina responsabilidades ni señala directamente penalidades, sino que realiza INVESTIGACIONES Y ESTUDIOS CIENTÍFICOS para conocer los hechos y presentar pruebas respecto a su ejecución, desarrollo y consumación.

La investigación criminal es una tarea eminentemente policial, que tiene que ser regulada, documentada, e instrumentada por pasos y una vez que se cumpla con todas estas técnicas debe ser incorporada a las pruebas para que el juez tenga un punto de vista más amplio sobre el delito cometido. No se puede confundir la investigación criminal con la investigación legal.

La Criminalística es definida como una ciencia que admite el asesoramiento de cualquier otro tipo de ciencia o de técnica. La Criminalística moderna tiene tres fases:

  • La primera comprende la identificación de personas vivas y muertas;

  • La segunda abarca el campo de trabajo que llevan a cabo en el lugar del

delito los detectives especialmente adiestrados y,

  • La tercera corresponde a los métodos que se usan en el laboratorio

policíaco para examinar y analizar los indicios y huellas descubiertos en

el curso de la investigación.

Todos esos métodos son comprendidos dentro de las ciencias forenses, entre las que se encuentran la Criminología, la Criminalística y la Victimología.

El conocimiento de los "Modus Operandi" de los delincuentes y los métodos para su aprehensión; la habilidad, la paciencia, el tacto, la laboriosidad y la minuciosidad, aunados a una disposición peculiar del detective eficiente, serán siempre los recursos primordiales en la labor detectivesca.

La Criminalística inicia las investigaciones preliminares de manera general hasta llegar a los objetivos y significativo del pequeño detalle, razón suficiente para que en la búsqueda de indicios que en algunos casos resulten pequeños e insignificantes. Debe recordarse que no hay delincuente que a su paso por el lugar de los hechos no deje tras de si alguna huella aprovechable, y cuando no se recogen evidencias útiles en la investigación, la verdad es que no se ha sabido buscarlas en virtud de que casi siempre se manifiesta un intercambio de indicios entre: el autor, al víctima y el lugar de los hechos.

En una investigación, debe ante todo precisarse los hechos que constituyen el delito. Al visitar el lugar de los hechos o escena del crimen, deben observarse las siguientes reglas:

  • Aislar el lugar de los hechos evitando que persona no autorizadas penetren al área, así como la destrucción, alteración o supresión de pruebas.

  • Obtener la información que se pueda en relación con los hechos.

  • Buscar y localizar pruebas

  • Anotar todo lo sucedido.

  • Varias visitas a la escena del crimen pueden ser muy útiles, especialmente si se hacen a la misma hora en que se cometió el crimen, ya que puede conducir a descubrir testigos o personas que hayan presenciado la fuga del criminal. Debe anotarse todos los hechos: la hora, fecha, ubicación, temperatura, detalles del área, en orden cronológico, estar atento a cualquiera de los siguientes factores que siempre se presentan en la búsqueda y localización de evidencias.

  • La clase de hecho que se trata de esclarecer.

  • La intuición y capacidad de observación del investigador

  • Saber distinguir y eliminar las huellas producidas por personas extrañas al hecho y que se presentaron en el escenario después de consumado este.

  • Hacer constar no solamente las evidencia que se entraron, sino también las que de acuerdo con la forma del hecho se suponían deberían estar y no se encontraron.

  • Los indicios son instrumentos muy delicados de la verdad

  • Los indicios se deben tratar con toda la tecnología y metodología vigentes disponibles para su protección, colección y estudio.

  • La Criminalística como todo conjunto de conocimientos cuya aplicación tiende a un fin, posee su metodología que es la de las ciencias naturales, o sea la inducción entendida como el conocimiento general que se obtiene a partir de un conocimiento particular; este método tiene tres etapas que son: observación, hipótesis y experimentación.

    Observación es aplicación profunda de los sentidos para captar un hecho o fenómeno, es una búsqueda activa, no simple contemplación, es una actividad dirigida a la obtención de determinados datos; no debe confundirse observar con ver o mirar, pues en la observación intervienen todos los sentidos en tanto que en el ver o mirar únicamente el sentido de la vista. La observación Criminalística debe ser detallada, minuciosa, reflexiva, utilizar la vista, el olfato, el tacto y excepcionalmente el gusto, debe seguirse un plan y en su caso auxiliarse de medios o instrumentos idóneos.

    La segunda fase, la hipótesis es una propuesta de explicación tendiente a obtener de ella una consecuencia es suposición, conjetura, probabilidad, es un enunciado que representa la posible respuesta a un planteamiento determinado. La finalidad de la hipótesis es delimitar el problema objeto de estudio y proponer una explicación provisional para que obtengan a la resolución del cuestionamiento.

    La hipótesis en materia Criminalística debe ser una propuesta basada en la observación, puede, la hipótesis comprobarse o rechazarse, pero en todo caso fundamentarse en hechos y pruebas que le den solidez y posibilidades de acierto, tener como apoyo una observación acuciosa y una actitud reflexiva y con un alto grado de razonamiento.

    Finalmente, la experimentación es efectuar operaciones tendientes a producir voluntariamente un fenómeno, con e objetivo de comprobar una hipótesis. El proceso fundamental a su vez se integra por varia etapas, que son: la determinación del objeto de la investigación, creación de circunstancias y condiciones adecuadas, producción voluntaria de los fenómenos, observación de los hechos producidos artificialmente y formulación de conclusiones. La experimentación como se expresó tiene por finalidad comprobar la hipótesis, lo cual permite llegar a conclusiones válidas en la investigación de un hecho probablemente delictuoso.

    La herramienta básica para la Criminalística son los indicios, siendo los más frecuentes en el lugar de los hechos y que generalmente están asociados a ilícitos consumados son los siguientes:

  • Impresiones dactilares, latentes, positivas y negativas

  • Huellas de sangre, con características dinámicas, estáticas, apoyo, embarraduras, etc.

  • Huellas de pisadas humanas, calzadas, descalzas, positivas, negativas e invisibles.

  • Huellas de pisadas de animales, positivas, negativas e invisibles.

  • Huellas de neumáticos, por aceleración, rodado, frenado o desplazamiento, pueden ser positivas o negativas.

  • Huellas de herramientas, principalmente en robos, en puertas, ventanas, cajas de escritorios, etc.

  • Huellas de rasgaduras, descoseduras en ropas indican defensa, forcejeo o lucha.

  • Huellas de labios pintados sobre papel, ropas, tazas

  • Huellas de dientes y unas

  • Marcas de escritura sobre las hojas de papel subyacente a la escritura, recados póstumos o anónimos,

  • Armas de fuego, blancas, Balas, casquillos

  • Pelos humanos, de animal, o sintéticos, fibras de telas.

  • Polvos metálicos, limaduras, aserrines, lodo, etc.

  • Todos ellos son de imperativa utilidad en la investigación de los delitos. Las evidencias materiales relacionadas con un hecho siempre deben ser suministradas como elementos de prueba por los funcionarios autorizados y deben tenerse cuidado de que dichos indicios queden registrados específicamente en las diligencias, con objeto de evitar su manejo inadecuado.

    La recolección de los indicios se efectúa una vez que ha sido estudiado y fijado el lugar de los hechos, donde después de un minucioso examen y selección exacta de todos los indicios, se levantan con técnicas adecuadas, se embalan y etiquetan con sus datos de procedencia para finalmente suministrarlos al laboratorio de Criminalística.

    Por eso a medida que la sociedad confíe en el organismo procurador de la justicia y su correcto desempeño podrá entender la importancia que adquiere el lugar de los hechos para el éxito en la investigación criminal y evitar a toda costa la invasión del lugar tanto por personal policial como por personas ajenas a la investigación, con la consecuente alteración de las evidencias. Teniéndose la plena seguridad que lo tocado, movido o alterado, no podrá ser reconstituido jamás. Y que sin esta información de nada le sirve a la Criminalística tener todo el fundamento científico, la más alta tecnología y mejores peritos a su disposición si no se tiene un indicio con la garantía que es confiable para esclarecer el hecho.

    La impartición de justicia es una difícil tarea, que requiere de la participación de múltiples áreas del conocimiento para realizarla siempre con la objetividad y certeza que hacerlo de manera correcta, sin imponer criterios personales o prejuicios que influyan en resolución final, y le corresponde en un importante porcentaje a la Criminalística dar el apoyo a los organismos institucionales, sector privados y a la sociedad para lograrlo.

    A medida que se entienda lo importante que es preservar el escenario de un delito y la información que este nos proporciona, la Criminalística destacará como un área laboral con un gran futuro en nuestra sociedad, considerando que de nada sirve contar con una ciencia perfectamente cimentada, sin la participación de profesionales honesto y éticos comprometidos con la población y dispuesto a defender ante cualquier circunstancias… la verdad.

    Guadalajara, Jal., a 17 de Enero del 2006.