Aristóteles

Filosofía griega. Antropología aristotélica. Teoría del conocimiento. Ética y Política

  • Enviado por: Silvia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

ARISTÓTELES

INTRODUCCIÓN.- Es hijo de un médico, del que hereda su mentalidad empirista y su gusto por las ciencias naturales y los hechos. Fue el más importante discípulo de Platón.

El proyecto aristotélico pretende resolver y superar los defectos de la Teoría de las Ideas de Platón, y desarrollar una ciencia empírica basada en la observación y en la recolección de datos.

1.- NATURALEZA Y CAMBIO.- Aristóteles critica el carácter dualista entre el mundo sensible y el de las Ideas propuesto por Platón, que no explica la realidad de las cosas ni el movimiento. Aristóteles soluciona esto afirmando que la auténtica realidad de las cosas, su esencia, se encuentra dentro de las cosas mismas.

Su teoría hilemórfica afirma que lo que realmente existe es el ser concreto, individual y conocido por la experiencia, la sustancia primera. Todas las sustancias están compuestas por dos elementos: materia y forma, unidas intrínsecamente y que no se pueden separar.

La materia son los elementos físicos que componen los seres. La forma es la esencia, lo que hace que un ser sea ese ser, y que tienen en común los miembros de una misma especie. Es, en definitiva, la Idea de Platón, pero que se encuentra en cada ser individual.

Para Aristóteles, la Naturaleza es el conjunto de seres naturales compuestos de materia y forma; y lo que las cosas realmente son, su esencia. Da más importancia a la forma que a la materia, ya que es lo que define a la sustancia.

Para explicar el cambio Aristóteles afirma que en todo cambio hay algo que permanece, esto es, la materia. Introduce las ideas de ser en potencia ( lo que no se es, pero que se puede llegar a ser) y del ser en acto (lo que de hecho ya se es). El cambio, dirá, es el paso del ser en potencia al ser en acto en un sustrato que permanece.

Hay dos tipos de cambio: sustancial, una sustancia desaparece y se convierte en otra. Permanece la materia y cambia la forma.

accidental, que puede ser cuantitativo, cualitativo o local. Permanece la forma, que se actualiza, y cambian los caracteres accidentales (tamaño, cualidad, lugar).

Las causas del cambio son los factores que influyen en éste. Se distingue entre causas internas (material: sustrato en que se produce el cambio; formal: forma interna a la que se llega) y causas externas (eficiente: agente que origina y produce el cambio; final: propósito con que se realiza el cambio, que desencadena todo el proceso).

Aristóteles concibe el Cosmos como un todo ordenado y eterno, dividido en mundo sublunar (donde hay cambio y corrupción) y mundo supralunar (que es perfecto). La tierra está en el centro del cosmos, en el mundo sublunar, donde los seres están compuestos por los cuatro elementos (aire, tierra, agua y fuego). En el mundo supralunar se encuentran los astros, formados por un quinto elemento (el éter) que giran dentro de unas esferas concéntricas de forma uniforme y regular.

El movimiento es causado por un "Primer Motor inmóvil" que es acto puro ya que mueve el cosmos sin ser movido. Es un ser perfecto, pura forma inmaterial, que Aristóteles identifica con Dios (pero un Dios que es pensamiento y que no interviene en la vida de los humanos).

2. ANTROPOLOGÍA.- El ser humano está compuesto por cuerpo y alma. Al aplicar a esta afirmación a teoría hilemórfica, Aristóteles llega a la conclusión de que el alma es forma y acto (la esencia del ser humano), mientras que el cuerpo es materia y potencia. Cuerpo y alma son inseparables, forman una única sustancia.

3. TEORÍA DEL CONOCIMIENTO.- Al igual que Platón, para Aristóteles el objeto de conocimiento y de la ciencia es lo universal, pero con la diferencia de Aristóteles ve en el conocimiento sensible el origen de todo conocimiento.

Mediante el proceso de abstracción se produce el conocimiento de cosas universales a través de hechos particulares: El conocimiento se inicia en los sentidos, que captan la forma sensible de los objetos concretos. La imaginación almacena en la memoria imágenes individuales y concretas, que el entendimiento agente pasa al paciente (que es quien realmente conoce) después de haber extraído de ellas lo universal y esencial formando ideas abstractas de carácter general (conceptos). A diferencia de PLATÓN, para Aristóteles las ideas universales son conceptos elaborados por la mente a partir de la experiencia, y no seres en un mundo a parte.

El conocimiento tiene varias categoría: Sensación (individual); experiencia (acumulación de recuerdos particulares); arte (conocimiento práctico sobre cómo hacer algo); ciencia (conocimiento teórico sobre los principios y causas); de todas las categorías, la más elevada es la sabiduría, que trata de los principios y causas de todo ser.

4. ÉTICA.- Es una ciencia práctica que trata de orientar para lograr la felicidad, basada en el sentido común y la experiencia. Toda acción tiende a un fin, que es su bien; el bien supremo es el fin último, que se busca realmente en toda acción, y que Aristóteles identifica con la felicidad.

El bien de cada cosa es la realización de la función que le es propia, y que en el ser humano es la virtud, que le lleva a la felicidad. Existen las virtudes morales, de tipo práctico, que buscan la perfección en la forma de obrar. Esta perfección se encuentra en el término medio entre dos extremos viciosos. Se obtiene a través de hábitos adquiridos por repetición de actos y por experiencia. También existen virtudes intelectuales, teóricas, que son hábitos de conocer lo mejor a través de la prudencia, que ayuda a encontrar el termino medio. La virtud perfecta es la sabiduría, el conocimiento y la contemplación de la verdad.

Los placeres y los bienes materiales son necesarios para conseguir la felicidad, pero hay que disfrutarlos con moderación.

En resumen, la ética aristotélica está basada en la felicidad, la racionalidad y la moderación.

5. POLÍTICA.- El hombre es un animal social por naturaleza. Sólo vive feliz y virtuosamente si está en sociedad. La política es la ciencia práctica que busca la felicidad de todos a través de la creación de leyes para conseguir el bien común.

Aristóteles distingue diversas formas de gobierno:

- monarquía, que en teoría es el mejor gobierno, pero cuya degradación es el peros de los gobiernos: la tiranía.

- democracia, el menos bueno de los gobiernos y el menos malo de los gobiernos degradados, ya que es difícil de corromper.

-oligarquía, e mejor de los gobiernos en la práctica. Es el gobierno de un grupo reducido, bien preparado y justo.