Apología de Sócrates; Platón

Filosofía griega. Condena socrática. Defensa postulados socráticos. Pensamiento platónico

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Trabajo Práctico

De Filosofía

2002

Trascripción de la acusación que le hace el tribunal a Sócrates

“Sócrates es culpable de indagar impertinentemente las cosas subterráneas y celestiales, y de hacer pasar por más fuerte el argumento más débil, y enseñar a otros estas mismas cosas”.

“Sócrates comete delito por corromper a los jóvenes y no creer en los dioses en los que cree la ciudad, sino en otras divinidades nuevas.”

La defensa de Sócrates a si mismo

Sócrates, aunque no haga discursos grandiosos, dice la verdad. Este, para defenderse en el juicio, no hace ningún discurso (como los sofistas), pero inicia un diálogo basado en ataque y parada: justamente de los diálogos sale la verdad. El estilo retórico de Sócrates es pobre, árido y bastante familiar, y él formula los diálogos de acuerdo con la gente con la que está hablando. Utiliza una especie de ironía, que se basa en la autodisminución propia para y aumentar el ego del acusador.

Sócrates sólo discute temas que el interlocutor conoce. Por ejemplo, si habla a un general, preguntará: "¿Qué es coraje?" El interlocutor responderá: "Coraje significa no ceder." Pues Sócrates dirá que esto no es coraje, sino locura. Esta crítica incita al interlocutor a darle otra respuesta, una mejor organizada. Este juego puede continuar durante mucho más tiempo y, quizás, a veces nunca acaba. Este método se llama mayéutica.

También controla las ideas, definiciones y términos con gran facilidad y astucia. Sócrates es capaz de anular los conceptos del interlocutor convencido de saber, que al final da señales de no saber nada. Estimula a los hombres a razonar. Utilizando la "ironía socrática" dice que no sabe nada y que los sofistas lo saben todo; que quizás la educación que él da no sirva para nada y que la verdadera sea la educación sofista.

Explicar cual es la misión que el ha recibido y como la realiza en su vida.

Para Sócrates, su misión era hacer que la gente se diera cuenta de la realidad. Lograr que la gente cambiara la idea de lo que significaba saber. Para él, una persona que sabía debía ser capaz de explicar sus conocimientos, pero ni los políticos, ni los poetas, etc. en realidad lo podían hacer.

Si alguno de vosotros me contradice y me asegura que si se contradice de tales cosas, no le dejaré inmediatamente, sino que le interrogaré, le examinaré y le haré ver que no dice la verdad. Y si veo que no es virtuoso, le reprenderé por desestimar lo más valioso y sobrestimar lo que tiene menos valor. Esto es lo que haré con quien me encuentre, porque, sabedlo bien, esto es lo que el dios me ha ordenado”.

En una palabra su destino era ir por Atenas haciendo que toda la gente entendiese qué estaba haciendo y por qué.

Describir la personalidad de Sócrates

Si bien Sócrates era un gran sabio, era un hombre muy humilde y ocultaba su sabiduría detrás de la frase “solo sé que no sé nada”. Era una persona que constantemente estaba buscando la verdad a cuestiones filosóficas con el fin del saber objetivo, que le rendía únicamente para aumentar su conocimiento y no tenia ningún fin de lucro.

Era un hombre totalmente regido por la ética y los valores de la moral, que lo llevaban a respetar, por ejemplo, leyes que le parecían incorrectas, o como cuando es condenado y tiene la posibilidad del exilio o de escaparse de la cárcel, las rechaza aceptando su destino.

También rechazaba la política y era aristócrata. Creía en demonios y los denominó "hijos de Dioses".

Señalar a juicio personal, porque motivos reales es condenado el filósofo

A mi juicio personal, Sócrates es condenado porque de algún modo desenmascara a supuestos hombres dueños de la verdad, como ser sofistas, políticos, poetas, etc. que en realidad no sabían nada y disfrazaban su ignorancia con palabreríos grandiosos pero sin sentido. La postura de humildad de Sócrates en cuanto a la magnitud del conocimiento, es antagónica a la que presentaban los sofistas que se hacían pasar como grandes sabios aumentando su ego.

Los acusadores de Sócrates querían la muerte de Sócrates para que de algún modo terminara con su filosofía que cada vez estaba haciendo más adeptos, jóvenes por lo general, por toda Atenas, pero sin embargo no lo lograron.

Razón por la cual Sócrates acepta la sentencia

Sócrates prefiere la muerte antes que vivir habiendo traicionado sus propios valores. El tuvo la oportunidad de pedir el exilio o haber salido de la cárcel mediante una fianza que le ofreció pagar un amigo, pero en cambio se negó totalmente a quebrantar la ley, aunque él sabía que era injusta.

Además el tenía una hipótesis de que luego de la muerte podía empezar una vida mucho mejor que la terrestre. Por eso no le temía a la muerte.

“Y es que temer a la muerte, atenienses, supone creerse sabio sin serlo, pues es creer que se sabe lo que no se sabe. Quiero decir que aunque nadie conoce la muerte ni sabe si, a lo mejor, constituye el mayor bien del hombre, casi todos la temen como si supieran con certeza que representa el mayor de los males. ¿Y no hay ignorancia más censurable que la del que cree saber lo que desconoce?”

Sócrates estaba fehacientemente convencido de que su muerte corpórea no iba a matar su filosofía, ya que su legado de aprendices seguiría practicando sus enseñanzas y su estilo de vida.

Señalar la actualidad de la obra. Relacionarlo con algún hecho o fenómeno real contemporáneo.

A mi humilde parecer, a Sócrates lo veo como una especie de “mártir” que murió injustamente por exponer su filosofía revolucionaria, pero siempre manteniendo sus principios que lo caracterizaban. Creo que hoy en día mas que nunca necesitaríamos muchos Sócrates en nuestro país que fueran capaces de jugarse por sus ideales, sin dejarse caer por la tentación del dinero, la ambición de poder, o el miedo a la persecución de sus pares corruptos para llevar esta Nación adelante.

Es por eso que esta obra filosófica presenta una analogía con nuestro presente, ya que indirectamente nos quiere transmitir la idea de que no hay que caer en la idea maquiavélica y decir que “el fin justifica los medios”, sino filosofar antes de obrar para poder guiarnos por nuestros principios.