Amebiasis

Medicina. Enfermedades infecciosas. Protozoos intestinales. Quistes estómago. Sintomatología. Tratamiento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

AMEBIASIS

Infección producida por los protozoos intestinales Entamoeba Histolytica

Ciclo de vida y transmisión.-

Por ingestión de quistes a partir de agua, alimentos o manos contaminadas con heces.

Los Trofozoítos móviles se liberan a través de los quistes del intestino delgado, donde permanecen como comensales inofensivos en la mayor parte de los pacientes.

Tras enquistarse se eliminan en heces y pueden sobrevivir durante varias semanas en un ambiente húmedo.

En algunos pacientes, los trofozoítos invaden o bien la mucosa intestinal (colitis sintomática) o bien el torrente sanguíneo (abscesos en hígado, pulmones, cerebro).

Los trofozoítos pueden no enquistarse en pacientes con disentería activa, y frecuentemente aparecen trofozoítos hematófagos móviles en las heces frescas.

Sin embargo los trofozoítos se destruyen rápidamente por exposición al aire o al ácido del estómago y, por lo tanto, no pueden causar infección.

EPIDEMIOLOGÍA:

  • 20 % de la población mundial infectada.

  • 3ª. causa de muerte por enfermedades parasitarias (tras la esquistosomiasis y el paludismo).

Se encuentra en relación inversamente proporcional al grado de higiene imperante: México, América Central, Sudamérica, la India, Asia tropical y África.

Los principales grupos de riesgo: viajeros, inmigrantes recientes, varones homosexuales y los ingresados en instituciones.

PATOGENIA:

Quistes en el estómago ! la pared gástrica se disuelve en intestino delgado ! liberación trofozoítos ! son arrastrados al intestino grueso en cuya luz viven como comensales alimentándose de bacterias y detritos.

Se adhieren a la pared celular y forman microúlceras (lesión anatomo-patológica fundamental de la amebiosis intestinal). Forman úlceras amebianas.

La mayoría de éstas curan sin cicatriz, pero a veces forman tejido de granulación escleroso capaz de producir estenosis ! amebomas.

Hepatitis reactiva insignificante

A través de la v. Porta ! hígado

Absceso hepático (manifestación más frecuente e importante de la amebiasis extraintestinal)

Por vía hemática puede alcanzar otros órganos (raro)

Por vía transdiafragmática.

  • absceso pulmonar.

  • atelectasia.

  • empiemas.

CLÍNICA (90 % asintomáticos)

A: AMEBIASIS INTESTINAL

2-6 semanas

Ingestión quiste infeccioso colitis amebiana sintomática: dolor abdominal, ligera diarrea, pérdida de peso, malestar.

La afectación cecal puede simular una apendicitis aguda.

10-12 deposiciones al día. Heces con sangre y moco.

40 % sin fiebre.

La infección intestinal más fulminante se produce sobre todo en niños (rara).

Pueden presentar megacolon tóxico.

Los pacientes que reciben glucocorticoides, tienen el riesgo de presentar una amebiosis más grave. También en desnutridos, V.I.H., embarazo...

Con escasa frecuencia los pacientes, presentan una forma crónica de colitis amebiana que puede confundirse con una patología intestinal.

B: ABSCESO HEPÁTICO.-

La infección intestinal afecta con más frecuencia al hígado.

Comienzo, en general insidioso, con fiebre, astenia, anorexia, adelgazamiento y como máximo dolor en hipocondrio derecho.

Aunque siempre existe hepatomegalia, es posible no descubbrir el absceso a la palpación, pues a menudo crece hacia arriba, abombando el diafragma.

La localización más frecuente es en el lóbulo derecho por la especial distribución de la circulación portal.

También es posible un comienzo brusco con fiebre elevada, escalofríos, vómitos, dolor en hemiabdomen derecho (a veces referido a hombro) y leucocitosis neutrofílica.

La palpación a punta de dedo pone de manifiesto un dolor selectivo a la presión, muy característico del absceso.

10 - 15 % sólo acuden con fiebre ! Tenerlo en cuenta en el DD de fiebre de origen desconocido.

C: OTRAS LOCALIZACIONES EXTRAINTESTINALES ! Pleura, pericarditis, tracto G.U., úlceras genitales.

DIAGNÓSTICO

A: AMEBIOSIS INTESTINAL

  • Sospecha: clínica y epidemiología.

  • Demostración: examen en fresco de heces y tejidos afectados buscando trofozoítos (heces líquidas) o quistes (heces formadas).

  • Sigmoidoscopia típicas úlceras.

  • Serología + en casi todos los casos.

  • B: ABSCESO HEPÁTICO

  • Pruebas hepáticas: poco útiles excepto GOT que indica gravedad.

  • ECOGRAFÍA. TAC. GRAMMAGRAFÍA. Rx: elevación del hemidiafragma derecho.

  • SEROLOGÍA: + EN MÁS DEL 90 %.

  • BIOLOGÍA DE ASPIRACIÓN: pus achocolatado sin leucocitos ni amebas (Las amebas quedan tapizando la pared del absceso).

  • TRATAMIENTO:

    A: PORTADOR ASINTOMÁTICO:

    Yodoquinol o diloxanida.

    B: ENF. INTESTINAL:

  • leve-moderada:

    • metronidazol + yodoquinol o diloxanida.

  • Grave: metronidazol + dehidroemetina.

  • COMPLICACIONES:

  • Ameboma o masa de tejido de granulación por invasión muscular (+frec. en ciego) y con clínica de apendicitis subaguda.

  • Hemorragia por destrucción masiva de mucosa.

  • Perforación: peritonitis o absceso.

  • Colitis ulcerosa postdisentérica.

  • Diseminación hematógena.