Comunicación social y catequesis

Periodismo. Religión. Formas comunicativas. Pedagogía de Dios. L'Avenir. Emisora vaticana. Influencia de los medios. McLuhan. Decreto Inter Mirifica

  • Enviado por: Natalia Cecilia Romero
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 12 páginas
publicidad

¿Qué es la Comunicación desde la perspectiva de Dios? ¿Qué significa en el plan de Dios?

La Pedagogía de Dios.

Desde la aparición del mundo Dios ha comenzado un proceso histórico, un proceso de manifestación. Manifestación como REVELACION (correr el velo, descubrirse) y esta como COMUNICACIÓN.

Con la Creación Dios elabora un elemento de comunicación con el hombre, es la primera manifestación con el hombre aún sin su presencia en el mundo.

Comunicación gestual. 15 mil - 8 mil años a. C. el hombre aparece como ser racional, con mentalidad primitiva pero capaz de un proceso de madurez. Crece como persona y crece como el ser que le dio la vida: Dios. Se comunica en forma muy rudimentaria por medio de gestos y gritos, a través del plan de la creación ya expresa la conducta de la comunicación basada en el Amor y respuesta a la Pedagogía de Dios: la comunicación conforme aquello que es capaz de comprender.

El hombre una vez que se hace capaz de hablar va adquiriendo nuevas formas de comunicación y a pensar en nuevas formas de relacionarse (dibujos, pinturas). Así empieza ha experimentar un sentido de Trascendencia que lo relaciona con formas que parecen sobrenaturales (fuego, lluvia). De esta manera genera conductas capaces de ser sociales, entendidas dentro de un grupo.

El ser humano sigue todo un proceso de evolución hasta que esas conductas - construcciones en piedra, recipientes, cubiertos- que sirven para la supervivencia, favorecen un avance tecnológico (fuego, caza) que condiciona su forma de vida.

Así el hombre se hace más apto para estar en relación con Dios amor.

El hombre -yo- se descubre a sí mismo y descubre que junto a él hay otros seres -otros yo-, aparece entonces el sentido de pertenencia al grupo que genera la necesidad de buscar acuerdos sociales, de organizarse, por eso generó Códigos de comunicación: el habla.

Desde 4 mil años a. C. hasta 1450 d. C. donde se crea la imprenta se produce el proceso de Comunicación verbal - oral. Dentro de este proceso la Pedagogía de Dios tiene un momento culminante con la llegada de la plenitud de los tiempos.

El Verbo, la Palabra es la comunicación máxima que Dios tiene en el proceso de la comunicación con el hombre que sé manifiesta en CRISTO MÁXIMO.

La ascensión de Cristo instaura un nuevo momento en la Pedagogía de Dios, Cristo entrega la comunicación a la Iglesia y ésta, como depositaria del mensaje de Dios, debe seguir transmitiendo ese mensaje de Amor.

Dentro del proceso de comunicación verbal - oral y manuscrita aparece en la Iglesia católica los primeros manuscritos. Nuevas formas de asociación desean comunicar al hombre el Amor de Dios, así surge el Estado Monacal que se hace cargo de realizar manuscritos.

Con la imprenta de tipos móviles de Gutemberg en 1450 d. C: (Europa) comienza el proceso de Comunicación verbal - oral e impresa, la imprenta surge como un atropello a la cultura que había generado el Estado Monacal, con ella surgen los medios de comunicación y la comunicación con sentido económico, sólo accesible a personas con poderes económicos y políticos. Por ello se produce la reestructuración de las organizaciones.

La imprenta produce mayor divulgación de escritos. Anteriormente sólo eran accesibles a la clase culta, es necesario además la traducción de las publicaciones de las obras clásicas (Biblia, sobre Filosofía).

Todo este proceso de comunicación de Dios a los hombres se da a lo largo de la Historia conforme a las posibilidades de cada momento.

"Dios nunca se manifiesta en lo abstracto".

En 1560 comienza el primer desacuerdo de la Iglesia con la imprenta: "La Sagrada Congregación de los libros prohibidos" hasta Pablo VII estaban prohibidas las obras clásicas que iban contra la fe moral y depravaban la cultura. Sólo estaba permitida la traducción de la Biblia en latín y en griego.

Además la Iglesia niega a la tecnología y a los que impulsan las traducciones en idioma vulgar (Lutero) y a las mujeres que contribuían a este tipo de comunicación.

En 1831 podría decirse que nace la moderna comunicación en el pensamiento de la Iglesia, ese año sube al supremo pontificado Gregorio XVI, se produce el primer encuentro entre el magisterio pontificio y la prensa.

El proceso técnico en el campo gráfico ya se encuentra bastante desarrollado y el periódico se ha convertido en un fenómeno social sumamente importante, además de la aparición "del mundo moderno de la sociedad laica" y de la separación de algunos países del estado de la Iglesia.

Este es el contexto socio cultural en donde nace el primer periódico católico L´Avenir (en octubre de 1830) diario que no se limitó a ser sólo informativo, sino que propuso una renovación religiosa, política y social.

Gregorio XVI no era capaz de comprender la profunda transformación que había traído la Revolución Francesa y "la prensa diaria, formadora de opiniones al nivel de masas, mediante la información orientada en la sociedad que se convertía esencialmente en opinional".

El 15 de agosto de 1832 Gregorio XVI publicó la encíclica Mirari vos, en la cual no nombra al periódico ni al director, pero condena en conjunto a los intelectuales, a los escritores y a los periodistas.

Bajo el pontificado de Pío IX se producen nuevas innovaciones tecnológicas aplicadas al "periódico- información" desde la rotativa en 1848 hasta la aparición de la primera escuela de periodismo en 1859 pero crece el anticlericalismo excitado por los políticos logrando la unidad de Italia y el término temporal del poder de la Iglesia.

Pío IX sigue viendo en la prensa periódica "una nueva técnica librera" de la que los enemigos de la Iglesia y de la humanidad hacen un "uso criminal". Más adelante se preocupa de "contrarrestar el contagio de los malos libros, aunque pequeños, "para edificación de la fe y saludable instrucción del pueblo". Los pastores deben preocuparse por una oportuna difusión de los mismos entre los fieles.

En la encíclica Inster Multiplices angustias se declara preocupado por los documentos y los derechos de la Santa Sede, e imploraba que "sean eliminadas las opiniones y los puntos contrarios a la misma y su autoridad". Pero no toma en cuanta el aspecto informativo de la prensa pero hay que recordar que Pío IX utilizó el Giornale Di Roma como periódico del pontífice; apoyó en 1850 la fundación de la Civiltá Cattolica; 1816 vio el nacimiento del Osservatore Romano, para el cual, en verdad, no fue siempre muy amable.

Desde 1878 hasta 1903 se da el pontificado de León XIII, en este se produce un cambio con respecto a la prensa como factor social de opinión. El pontífice comprende a esta, aunque un poco tímidamente, "se aparta con personalidad propia de la tradición libresca y constituye un instrumento que también la Iglesia puede utilizar".

Es importante mencionar el discurso que dirigió el 22 de febrero de 1879 a unos mil periodistas católicos en la primera audiencia del género.

Reconoce que los periódicos se han convertido en una necesidad para difundir las opiniones aunque gran parte de los males de la época se deben a ellos. De aquí la necesidad que los católicos, también se sirvan de la prensa "para convertir en medicina de la sociedad y en defensa de la iglesia" lo que los enemigos utilizan para perjuicio de una u otra. La prensa puede contribuir muchísimo en la educación de las masas, para desarraigar la violencia y fomentar el respeto de los derechos cívicos.

Exhorta a los católicos para que opongan la buena prensa a la mala prensa par defensa de al verdad y es frecuente el llamamiento a los periodistas católicos para que conserven la unidad. Para el pontífice la prensa debe estar al servicio de al Iglesia, pero se engaña a las personas menos preparadas con doctrinas erróneas.

Las disposiciones canónicas publicadas obligan a los miembros del clero que escriben de religión y de moral a la censura previa e invita a fundar oficinas diocesanas de prensa, "que hoy llamaríamos de relaciones publicas de la Iglesia". Antes de terminar su pontificado se abrirá camino a la radio y el cine.

Bajo el pontificado de Pío X, a causa del movimiento modernista, se repiten las condenas y las prohibiciones, mientras se recomendaba la prensa confesional como medio de apostolado.

Durante el pontificado de Benedicto (1914-1922) estalla la revolución rusa en 1917 y los soviéticos fundan las primeras emisoras con transmisores revolucionarios. En 1920 nacen en EEUU y en Inglaterra las primeras emisoras comerciales.

Es poca y ocasional la intervención de este pontífice en la prensa pero exhorta a las periodistas católicos para que trabajen para la pacificación de los ánimos.

En el magisterio de la Santa Sede respecto al cine en principio sé, lo ignora durante casi 30 años, igualmente antes que se produzca la intervención directa en 1912 ya había llamado la atención entre los católicos.

El primer acto oficial de la Santa Sede (y el único bajo Pío X) se encuentra en un decreto de la S.C. Concistorial del 10 de diciembre de 1912, el derecho prohibe en las Iglesia cualquier clase de proyección cinematográfica, aunque "honestos piadosos" y dirigidos a favorecer la formación religiosa de los fieles.

Con Pío XI (1922-1939) es con quien se produce un verdadero encuentro entre el magisterio y el cine, este ya con grandes avances tecnológicos. El interés del pontífice se debe al abuso que se hace del cine por ello las intervenciones de este reflejan preocupación moralista. En agosto de 1934 nombra por primera vez al cine como arte e invita a todos a una cruzada de cine moral.

En una cara enviada al presidente de la OCIC, del 28 de abril de 1934, se haya muchos de los elementos que servirán a la encíclica Vigilanti Cura. Sé insiste sobre la necesidad de coordinar las varias iniciativas y hay un claro reconocimiento al cine como factor d comunicación social. "El cine se está convirtiendo en el más grande y eficaz medio de influencia".

"Los progresos científicos son dones de Dios" y deben utilizarse para su gloria y para la extensión del Reino".

La encíclica Vigilanti Cura del 29 de junio de 1936 representa un gran salto al respecto de todo el magisterio precedente, pues por primera vez un documento solemne del magisterio ordinario está dedicado a una medio de comunicación social, el cine. Se le reconoce la idoneidad de comunicación social que reside en su capacidad de "ejercer influencia sobre las multitudes".

El encuentro de la Santa Sede con radio y la televisión se reveló positivo desde el primer momento.

El primer contacto con la radio lo ofreció la inauguración de la emisora vaticana el 12 de febrero de 1931.

Pío XII tenía una larga experiencia en este sector, sobre todo en aquél momento de confusión y desconcierto, le daba la posibilidad de señalar el camino de paz, de la libertad y del nuevo orden a la humanidad desgarrada por las guerras.

Desde Pío XI hasta Juan XXIII se cuentan 75 intervenciones de la Santa Sede respecto de la radio y 10 de la televisión. En ellas se examinan todos los aspectos: naturaleza, ventajas, influencia, moralidad, responsabilidad civil, eclesiástica, deberes de los dirigentes, de los escuchas, etc.

Todos éstos elementos concluirán en la encíclica Miranda Prorsus, en donde se encuentran unidos el cine, la radio y la televisión.

En lo que se refiere a la televisión con el magisterio de la Santa Sede sigue más o menos las mismas normas que para radio. También fue Pío XII el primero en aparecer en la pantalla el 17 de abril de 1949, en una transmisión de la televisión francesa. En la primera reflexión sobre la televisión dijo "la televisión representa una etapa importante de la historia de la humanidad, participa de la radio, del cine y hace al hombre contemporáneo de los acontecimientos más lejanos".

"Su gran carácter de sugestividad la hace particularmente influyente en la vida espiritual, intelectual y moral de la familia".

Con Juan XXIII (1958-1963) se acentúa el cambio de la prospectiva respecto a todo instrumento de la comunicación. Durante su pontificado son 55 las intervenciones que respectan a los instrumentos de la comunicación social.

En la carta para la XXXV Semana social de los católicos de Italia "sobre las incidencias sociales de los medios audiovisuales", se hace hincapié en el hecho que estos medios inciden profundamente en el comportamiento de los miembros de la comunidad sobre el lenguaje inmediato y por tanto fácilmente perceptible.

Bajo su pontificado se produce una verdadera revolución en el sector de la comunicación social que altera profundamente los pormenores del problema.

Hacia la teología de la comunicación social: McLuhan y Pablo VI.

Entre los estudiosos expertos en el sector merece una mención particular el canadiense Marshall McLuhan autor de numerosos ensayos. Él ha llamado la atención de los psicólogos y sociólogos sobre la influencia determinante de éstos medios específicos que tienen gran importancia en las actuales transformaciones de la sociedad.

Para él existe un proceso de tribalización que consiste en grupos cada vez más integrados alrededor de intereses comunes y que termina en un mundo más unificado, sencillo y colectivo.

Los medios son concebidos como una prolongación de los sentidos, la investigación de McLuhan se propone comprender la función de los medios con el fin que se supere un cierto sentido de pasividad y de determinismo en lo que les atañe y sean puestos al servicio del desarrollo humano.

El viraje se percibe en los documentos emanados bajo el pontificado de Pablo VI entre los primerisimos se encuentra el decreto Inter Mirifica sobre los instrumentos de comunicación social.

La primera novedad está en el hecho de que el Concilio se haya ocupado de ello y halla codificado en un documento solemne las intervenciones del magisterio precedente.

Con el Lumen Gentium (cc. I y II) de la Gaudium et spes la Iglesia descubre en la comunicación su misión de comunicadora de la divina revelación a todos los hombres, para comunicarse entre sí; Y por medio de Cristo a construir la comunidad de salvación.

Pablo VI desarrolla un discurso evolutivo respecto de la comunicación social. El "Día mundial de la comunicación social" ofrece la ocasión para "un serio llamamiento, un compromiso solidario por parte de todos y una acción generosa respecto de los medios de comunicación que constituye una de las notas más características de la civilización moderna".

La Communio et Progressio:

En ésta instrucción pastoral deseada por el Concilio y confiada por el Papa Pablo VI para su preparación a la Pontificia Comisión para las Comunicaciones Sociales se puede observar un paso decisivo hacia delante en la aceptación leal de los medios de comunicación y una decisiva voluntad de pasar a la acción. Ahora existe la firme convicción de anunciar de poder anunciar el mensaje de salvación, adaptándose al lenguaje y estilo de la moderna comunicación social.

"La comunicación no es un medio, según el Vaticano II los medios audiovisuales son instrumentos al servicio de la evangelización y la catequesis. Sirven para responder al mensaje de la pedagogía de Dios".

Los medios de comunicación social acercan a los pueblos y crean una cultura de solidaridad. Esto supone el uso de la técnica de la comunicación que nace del espíritu de comunión y tiende a la creación de una cultura de comunión.

Período moralístico -defensivo

Período socio - pastoral

Período de reflexión teológica

  • 1831-1878

  • Período de rechazo y defensa

  • Preocupaciones moralísticas, apologéticas y conservadoras.

  • Rechazo a la prensa y libertad de expresión.

  • Index, censura previa, secreto.

  • Desconfianza.

  • Las publicaciones católicas asumen tonos intransigentes y reaccionarios.

  • 1831-1878

  • Período de utilización pastoral de los medios

  • Comprensión que con los nuevos medios de comunicación se puede a las masas y a los lejanos.

  • Uso de instrumentos católicos.

  • Fuerte preocupación moralística.

  • Pontificia Comisión para la cinematografía, la radio y la televisión.

  • Congreso Jornada de Estudio.

  • Congresiones religiosas hacen uso de éstos instrumentos.

  • 1939-1971

  • Concilio Ecuménico Vaticano II.

  • Constitución Pastoral Gaudium et spes: se descubre la bondad y la autonomía de las realidades terrestres.

  • Libertad de expresión, la información y la opinión pública.

  • Laicos: tarea de animar cristianamente los instrumentos de comunicación social.

  • Finalidad: promoción del hombre la comunión y el progreso de toda la humanidad.

La comunicación social y la Iglesia ante las nuevas situaciones. (1971-1990)

La situación socio política del continente americano se encuentra reflejada en las dictaduras, la "doctrina de seguridad nacional", la situación de dependencia de los países latinoamericanos a los grandes organismos internacionales sea política o económicamente y el "nuevo orden informativo internacional" propiciado por la UNESCO para el tercer mundo.

Diez años después del Concilio fue convocado el Sínodo de los Obispos para el tema de la evangelización.

Dentro de este contexto aparece Evangelii Nuntiandi (1975) en donde resuelve el conflicto "medios masivos" y "medios grupales".

"No es una encíclica, pero su valor intrínseco supera quizás al de muchas encíclicas. Esa exhortación, puede decirse, constituye la interpretación del magisterio conciliar sobre lo que es tarea esencial de la Iglesia: "¡Ay de mí si no predicase el Evangelio!".

El mundo contemporáneo se siente una especial necesidad del Evangelio, ante la perspectiva cercana del año 2000. Se advierte tal necesidad de modo especial, quizá porque el mundo parece alejarse del evangelio, o bien porque aun no ha llegado a ese mundo. La primera hipótesis mira sobre todo al viejo mundo especialmente a Europa; la segunda posibilidad mira al continente asiático, al Extremo Oriente y a Africa. Si a partir de Evangelii Nuntiandi se repite la expresión nueva evangelización, eso es solamente en el sentido de los nuevos retos que el mundo contemporáneo plantea a la misión de la Iglesia."

Se mira el fenómeno global de la comunicación. Se afronta el problema de la "formación" -no sólo del usuario- del comunicador. Se vuelven a privilegiar los contenidos.

La Iglesia en la situación de persecución, piensa en canales propios y hasta en agencias noticiosas propias; para ser libre en la proclamación del mensaje (denuncia- anuncio) y ser de verdad "la voz de los que no tienen voz".

Se mira con mayor realismo al mundo de los medios y se aspira a ir a la raíz con una adecuada, "ecología de la comunicación", es decir, actuar allí donde se generan los mensajes, periodistas, artistas, publicistas, dueños de los medios... para que sirvan a la promoción y liberación del hombre.

En esto la Iglesia Latinoamericana tiene mucho que decir y hacer.

En la década de ´80 se pueden observar los desafíos culturales que debe afrontar la comunicación.

Durante este tiempo predomina el modelo "cultural" globalizante, cuyas raíces ya encontramos en Puebla: el contexto cultural es fundamental para la comunicación.

Es necesario destacar para entender el funcionamiento de la comunicación durante este proceso que:

Con la Globalización y Postmodernidad se podría ver que la sociedad sufre un proceso de disgregación, padece desigualdades y exclusión.

Los contemplados por el ajuste y, por otro lado, los segregados convertidos en “objeto-cosas”, es decir, convirtiéndolos en un factor más del proceso económico, muestran la polarización de una misma sociedad.

La sumatoria de los factores presentes en el mundo postmoderno y globalizado, irrumpen en el basamento dogmático en donde se asientan los valores de toda comunidad. Esta ruptura trae aparejada la pérdida del sentido de la dignidad humana, de la integridad física, de la libertad y demás derechos personalismos..."

Se preferencia la persona del comunicador, su profesionalidad, su inserción en el mundo de los pobres, y se vuelve a insistir en la formación crítica del destinatario.

La Iglesia no sólo debe ser "la voz de los que no tienen voz", sino devolver la voz a quienes no la tienen.

Se insiste que la comunicación debe animar todos los sectores de la "Pastoral de conjunto".

Además se apela a la colaboración de todos los organismos de la Iglesia. (Ocic, Unda, etc.)

El magisterio de la Iglesia vuelve a los contenidos acordes a la cultura y con el lenguaje adecuado al medio y a la audiencia.

Desde 1990 en adelante puede verse a la Iglesia ante el fenómeno de la comunicación multimedial.

Citando a un renombrado jurista argentino se puede entender el contexto donde se desarrolla la comunicación multimedial:

“La situación masiva de empobrecimiento económico, conlleva además a otra situación más grave aún, el empobrecimiento cultural y la polarización de la sociedad, que en definitiva destruye las bases de la democracia participativa”

Hoy en día, la tecnología permite que muchas actividades que antes requerían un desplazamiento puedan realizarse ahora sin necesidad de moverse de la casa: hacer gestiones bancarias, ir de compras, reunirse con amigos para trabajar incluso para trabajar.

La mayoría de los expertos coinciden en valorar la tecnología multimedia como uno de los logros más importantes de finales del siglo XX y uno de los avances que más repercusión tendrá en la sociedad que nos aguarda - hoy ya tan cercano - del año 2000.

Muchos consideraban que los cambios tecnológicos que se están produciendo en cada década - el uso de Internet - se han convertido en un fenómeno de masas, la informática tiene cada vez más aplicaciones y el manejo de la computadora, además de ser habitual, es cada vez más sencillo y ofrece mayores recursos - son la antesala de una revolución sin precedente. Se está gestando lo que ya se conoce como la Revolución Multimedia: un proceso que se escribe día a día y en el que se diferencia de otros cambios históricos, el ciudadano común está desempeñando un papel protagonista.

El principal factor desencadenante de la revolución multimedia ha sido el desarrollo de los sistemas que convierten cualquier tipo de información - un sonido, una imagen o un texto, por ejemplo - en un lenguaje que las computadoras puedan reconocer y emplear para realizar complejas operaciones. Este proceso de conversión de datos (código binario), es lo que se conoce como digitalización y los productos capaces de trabajar con esta clase de información se llaman genéricamente "digitales".

"Las nuevas tecnologías no sólo afectan a sectores como el informático o el de los medios de comunicación. También influyen en muchos aspectos de la vida cotidiana -el trabajo, la educación, la salud, el hogar-, inmersos ya en una revolución tecnológica que tarde o temprano modificará los hábitos del ciudadano y creará nuevas costumbres, tal como ocurrió con la aparición de automóvil o de la televisión."

"Internet, además de proveer información, es un mundo repleto de servicios relativos a numerosas actividades. A través de la red disponemos de una puerta de acceso a servicios y productos, o bien no se ofrecen en nuestro entorno geográfico o son más caros. Para aprovechar al máximo todas estas prestaciones de la red hay que estar permanentemente actualizados".

La comunicación pastoral también está presente en estos medios de comunicación, llevando el mensaje de amor de Cristo a todo el mundo.

Podemos encontrar en Internet páginas web de Congregaciones religiosas, actividades apostólicas, historia de la Iglesia, información sobre encuentros, congresos y jornadas católicas (fechas, lugares, itinerarios, etc.), páginas específicas de las Obras Misionales Pontificias (Infancia Misionera, etc.).

Por ejemplo: COMLA:

La Infancia Misionera en el COMLA

QUE SE VENGAN LOS CHICOS

Ante la presencia creciente de grupos activos de la Infancia Misionera en todo nuestro continente y a la gran influencia que esta Obra tiene en la pastoral misionera de los niños, sus familiares y educadores, los organizadores del COMLA 6 - CAM 1, especialmente la Iglesia argentina y el Secretariado General de la Infancia Misionera, quieren invitar a los niños a que se hagan presentes en el acontecimiento de las Américas que servirá para celebrar y vivir el Gran Jubileo y entrar, con renovado entusiasmo misionero, en el Tercer Milenio.

Al Congreso, cada país americano está invitado a enviar, como parte de su delegación, entre 5 y 10 niños - de 10 a 14 años de edad -, que deberán estar acompañados por un animador mayor de 18 años. En tanto, de la Argentina, como país anfitrión, participarán unos 50 niños congresistas.

Estos chicos representarán a todos los niños de su país, y participarán en el COMLA 6 - CAM 1 como delegados. Habrá un sector específico para ellos y, junto a sus animadores, tratarán los mismos temas que los delegados adultos. Participarán con los demás congresistas en los actos masivos pero adaptados a ellos y con una metodología propia. En un momento del Congreso, todos tendrán la oportunidad de escuchar el testimonio de los niños sobre su cooperación en la misión ad gentes y la evangelización universal.

Los niños y sus animadores dormirán en un lugar común y no estarán distribuidos en casas de familia como los demás congresistas.

Ya se ha elaborando el trabajo-base y los subsidios para que todos los niños del continente puedan trabajar anteriormente los temas que serán tratados en el Congreso. Tan pronto como esté impreso, se remitirá a las direcciones nacionales de las OMP para que lo multipliquen y difundan.

Es muy importante que todos los niños se enteren de este acontecimiento, conozcan su sentido y finalidad, profundicen su contenido y sintonicen con su espíritu. Los niños delegados irán, hablarán, compartirán y tomarán compromisos en el nombre de todos los niños del continente americano.

Y las Obras Misionales Pontificias:

  • PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO. Si Jesucristo no nos llega a revelar que Dios es nuestro Padre, jamás se le hubiera ocurrido ni al más santo de la tierra. ¿Dónde está Dios nuestro Padre, además de su casa del cielo...? Pregunta sabrosa como para escuchar las verdades más bellas y los disparates más inocentes.

  • SANTIFICADO SEA TU NOMBRE. O sea, que todos bendigamos y glorifiquemos a Dios, que más falta nos hace a nosotros que Él sea glorificado y más bienes se nos siguen, porque así nos bendice y nos ayuda como Padre Nuestro.

  • VENGA A NOSOTROS TU REINO. Sin votaciones ni elecciones, ni peleas. Los misioneros se pasan toda su vida anunciando el Reino de Dios.

  • HÁGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO. ¡Qué golilla para el mundo entero! Viviríamos casi en el paraíso; lo de casi es por que allí no necesitamos ni médicos ni farmacias; aquí en la tierra hasta los santos se enferman y mueren.

  • DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA. Jesús pensó en Dios Padre y pensó en nosotros. Cuatro peticiones en honor de Dios y cuatro en provecho de la gente (cuenten y verán). Claro que lo del pan es lo primero; sin comer no se puede rezar.

  • PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIEN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN. O sea, "dando y dando, pajarito volando" Con Dios nadie se la puede echar de vivo. Si tú perdonas, te perdonan, si no, olvídate de eso y cambia.

  • NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN. Vean al muchachito que se acuesta de puro flojo y deja la tarea y todos sus deberes, para cuando venga su mamá...

  • Y LÍBRANOS DEL MAL. Para que no nos muerda en el alma el cocodrilo del pecado

  • "La red esta asociada a una cultura intrínseca, que sé autogenera con la ayuda del resto de loa medios tecnológicos, como la televisión digital.

    En el nuevo continente Internet reina la cultura digital, con una mentalidad, un comportamiento y vocabulario específicos que, con el paso de los años puede llegar a afectar nuestra vida real. La cultura digital ya no sólo proviene de Internet, sino también de la televisión, y de todo tipo de equipamientos, como las cámaras de fotos."

    "Hoy se da, pues, la clara necesidad de una nueva evangelización. Existe la necesidad de un anuncio evangelio que se haga peregrino junto al hombre, que se ponga en camino con la joven generación.

    ¿Tal necesidad no ya en sí misma un síntoma del año 2000? Cada vez más a menudo los peregrinos miran hacia Tierra Santa, hacia Nazaret, Belén y Jerusalén. El Pueblo de Dios de la Antigua y Nueva Alianza vive en las nuevas generaciones y, al finalizar este siglo XX, tiene la misma conciencia de Abraham, el cual siguió la voz de Dios que lo llamaba a emprender las peregrinaciones de fe. ¿Qué palabra oímos con más frecuencia en el Evangelio sino ésta? : "Síganme" (Mateo 8,22)

    Esa la palabra llama al hombre de hoy, especialmente a los jóvenes, a ponerse en camino por las rutas del Evangelio en dirección a un mundo mejor.

    Juan Pablo II, "Cruzando el umbral de la Esperanza". Título original: "Varcare la soglia della Speranza", Plaza & Janes Editores, S.A., primera edición octubre de 1994. Capítulo: "El reto de la nueva evangelización".

    “La posmodernidad jurídica. Dr. Carlos A. Ghersi, Ed Gowa, Bs. As, 1995.

    "Manual de Multimedia" Cuaderno N° 1. Clarín. 1998

    "Manual de Internet" Cuaderno N° 11. Clarín. 1997

    Extraído del site del COMLA 6 - CAM 1abril de 1999

    Extraído del site de la "Infancia Misionera" Venezuela Abril de 1999

    "Manual de Internet" Cuaderno N° 11. Clarín. 1997

    Juan Pablo II, "Cruzando el umbral de la Esperanza". Título original: "Varcare la soglia della Speranza", Plaza & Janes Editores, S.A., primera edición octubre de 1994. Capítulo: "El reto de la nueva evangelización".

    Trabajo Práctico: Comunicación social y catequesis

    Comunicación social y catequesis