Vida y obra de Karl Marx

Filosofía contemporánea. Marxismo. Materialismo histórico. Lucha de clases. Superestructura e infraestructura económica. Alienación

  • Enviado por: Vitelio Concepción
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Vida y obra.

Karl Marx nació en Tréveris en el año 1818, y murió en 1883. Era un filósofo, economista y político alemán, creador del socialismo científico. Estudió derecho en la Universidad de Bonn, y después, derecho, filosofía e historia en la Universidad de Berlín y se doctoró en Jena. Al principio se inclina por el materialismo no rigurosamente determinista de Epicuro. Miembro del Doktorklub en 1837, recibió la influencia de los jóvenes hegelianos (hermanos Bruno y Edgar Bauer, Köpper, etc.), mientras que la lectura de Feuerbach le enfrentó al idealismo de Hegel. Excluido de la carrera universitaria por la política reaccionaria prusiana, se dedicó al periodismo, lo que le permidó entrar en contacto con la problemática social alemana, comprender el Estado como órgano de poder de la clase dominante y conocer las ideas socialistas. En París, adonde emigró en 1843, frecuentó las organizaciones obreras alemanas y fundó, con A. Ruge, Die deutsch.französische Jahrbücher, donde esbozó ya la próxima superación de Feuerbach y el papel histórico del proletariado. El contacto con Engels le indujo al estudio de la economía. Se relacionó con Proudhon y se dedicó al estudio de los socialistas utópicos franceses. Redactó los Ökonomisch-philosophischen Manuskripte, transición de la filosofía a la economía, del izquierdismo radical al comunismo, cuya exposición central la constituye el tema de la alienación -que perdurará, evolucionando con sus aportaciones teóricas socioeconómicas, a lo largo de toda su obra-. Expulsado de París en 1845, se trasladó a Bruselas, donde, en colaboración con Engels, redactó Die deutsche ldeologie, que significa, por una parte, la ruptura definitiva con la izquierda hegeliana (Feuerbach, B. Bauer y Stimer), por otra, la formulación del materialismo histórico, y, por otra, el análisis y la crítica del concepto de ideología. En 1847 publicó Misère de la philosophie, violenta ruptura con Proudhon; este mismo año, y junto con Engels, ingresó en la Liga Comunista, con sede en Londres, y por encargo de la cual redactaron el Manifest des Kommunistischen Partei. El estallido de la Revolución de 1848 provocó la expulsión de Marx de Bélgica, y, tras una breve estancia en París, se trasladó a Alemania, donde fundó con Engels la Neue Rheínische Zeitung. Tras el fracaso de la revolución, Marx fue expulsado de Alemania y, después de residir en París, se instaló definitivamente en Londres (1849). Los años que siguieron fueron muy duros en cuanto a privaciones económicas y tragedias familiares: vivía de sus crónicas en el New York Tribune y de las ayudas de Engels. Ello no impidió que desarrollara un intenso trabajo intelectual y político, aunque tan duras condiciones arruinaron su salud. Publicó Der achtzehnte Brurnaire des Louis Bonaparte, ilustración concreta del materialismo histórico, y elaboró los borradores para su futura obra Das Kapital, conocidos como Grundrisse der Kritik der politischen Ökonomie; en 1859 apareció Zur Kritik der Politischen Okonomie -formulación madura de la teoría del valor, una de las pocas exposiciones metodológicas marxianas, estudio de las relaciones entre base y superestructura; Luego redactó Theorien über den Mehrwert, considerado corno el volumen cuarto de Das Kapital. En 1864 participó en la fundación de la Asociación Internacional de Trabajadores y en 1867 publicó el primer volumen de su obra maestra Das Kapital. En esta obra, y utilizando la dialéctica materialista (la dialéctica idealista hegeliana invertida), analiza los procesos de producción y circulación del capital, y el de la circulación capitalista en conjunto, y define las categorías fundamentales del capitalismo -sin que por ello se propusiera escribir una obra de economía, sino llevar a cabo la crítica de la economía capitalista como obstáculo para la realización del hombre total y libre-; las categorías de valor, quantum de valor, quantum de trabajo, precio, plusvalía, capital, y la dinámica real del sistema, basada en los procesos de acumulación: acumulación primitiva, aumento de la plusvalía, acumulación, salarios, empleo (y ejército de reserva del trabajo), reproducción simple y ampliada, y regida por unas leyes fundamentales de carácter tendencial (tendencia a la concentración, composición orgánica del capital, tendencia a la baja de la tasa de beneficios, etc.). En Das Kapital, las aportaciones históricas y sociológicas se sobreponen a la reflexión económica propiamente dicha. Del análisis marxiano se desprenden los elementos de una teoría sociológica, fundamentada en el concepto de clase. El movimiento de la Comuna de París en 1871 despertó el interés de Marx, lo que le llevó a escribir Der Bürgerkrieg in Frankreich, el mismo año de los acontecimientos revolucionarios, en los que vio la realización, si bien con ciertas reticencias, de una «República social-, -un gobierno de la clase obrera-. Sus obras fueron una importante contribución al programa del Partido obrero alemán.

Comentario.

Al principio del Prólogo de la Contribución a la crítica de la economía política, Marx explica que ha estudiado el sistema de la Economía burguesa, y con ello, las condiciones económicas de las tres grandes clases sociales en que se divide. Considera que no quiere adelantar resultados y por ello, primero hace referencias acerca de la trayectoria de sus estudios de Economía política.

Más adelante, comenta que su primer trabajo fue revisar la filosofía hegeliana del derecho; trabajo que le llevó a observar que la base de la sociedad hay que buscarla en lo económico, es decir, desde la producción de los bienes materiales. Luego prosiguió sus estudios y encontró un resultado general, que él resumió. Considera que la base de todo el orden social es la producción, y desde la producción se explica toda la historia. Los hombres contraen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción (aquellas que se establecen entre los propietarios de los medios de producción y los trabajadores), que corresponden a una determinada fase de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales (que son el resultado de dos factores: la fuerza del trabajo, es decir, energía humana, y los medios que tienen los trabajadores para realizar el trabajo). Según Marx, el conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura, ésta es el conjunto de ideas, creencias, instituciones, normas, etc; que configuran la conciencia social. Marx enuncia el Materialismo Histórico, diciendo que el modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política, espiritual..., no es la conciencia del hombre lo que determina su ser, sino por el contrario, es el ser social lo que determina su conciencia (= el hombre no es como piensa, sino que piensa según lo que es, lo que vive) dando a entender que lo que condiciona la historia humana no es el espíritu (Hegel), sino las relaciones económicas de producción (Marx).

A partir de aquí, Marx concibe a la historia como un proceso de maduración de la especie humana para producir medios con los que satisfacer sus necesidades. Pero Marx afirma lo mismo que Hegel, que la dialéctica es el motor de la historia, concibe la historia animada por la presencia de la contradicción en el seno de la realidad, es decir, de la materia, es decir, de lo económico. Por consiguiente las contradicciones históricas son las que tienen lugar en el nivel de la estructura económica: en las relaciones entre los propietarios de los medios de producción y las fuerzas productivas. Solamente podemos concebir científicamente la historia si la interpretáramos como un proceso dialéctico, como una serie de contradicciones que se dan en la estructura económica. Estas contradicciones se manifiestan en la lucha de clases, que son las causantes de las revoluciones. Las contradicciones a nivel humano son producidas por la distinta posición de unos con otros en el proceso productivo. La supresión de esos contrarios sólo se puede dar a través de la lucha. Por eso dice Marx, después del prólogo, que la violencia es la comadrona de la historia: sin violencia, sin lucha, no hay progreso; la lucha es la mediación necesaria para que haya progreso histórico. Según Marx, con esa lucha de clases se camina hacia la sociedad sin clases que es el momento último de la historia, hacia donde camina la historia humana.

Vocabulario.

Producción es la actividad por la que los hombres crean bienes materiales para poder vivir.

Factores de producción son los factores que intervienen en la producción:

Proceso de trabajo es aquél mediante el cual se transforma un objeto en un producto útil.

Consta de:

  • El objeto sobre el que se trabaja: la materia prima o bruta;

  • Los medios de trabajo (conjunto de cosas: sierra, martillo...);

  • Fuerza de trabajo: la energía humana empleada (no la que desarrolla una máquina: ésta desarrolla trabajo, pero no fuerza de trabajo).

Relaciones sociales de producción son las relaciones que se establecen entre los propietarios de los medios de producción y los trabajadores. Son relaciones:

  • conflictivas: explotador-explotado (amo-esclavo, capitalista-obrero). Son de explotación porque el trabajador vende su fuerza de trabajo al precio y condiciones que establezca el dueño de los medios de producción.

  • antagónicas: porque unos defienden la propiedad de los medios de producción como algo exclusivo y otros defienden estos medios como algo colectivo

Fuerzas productivas es el resultado de dos factores: la fuerza de trabajo (energía humana) y los medios que tienen los trabajadores para realizar el trabajo.

Infraestructura económica, se llama estructura económica al conjunto de relaciones de producción. Se llama sistema económico al proceso económico global de producción, distribución, intercambio y consumo.

Superestructura es el conjunto de ideas, creencias, instituciones, normas... que configuran la conciencia social. Son:

  • Jurídico-políticas: instituciones y normas que reglamentan el conjunto de la sociedad.

  • Ideológicas: conjunto de ideas, creencias, costumbres... que configuran la conciencia social. La ideología es un producto de la mente humana (forma de conciencia deformada). Para Marx lo importante es la infraestructura. La superestructura es algo añadido.

Modos de producción es la manera cómo se producen los bienes materiales según las diversas sociedades:

  • Primitivas: propiedad colectiva de los bienes.

  • Esclavista: dominio y sometimiento, el esclavo es instrumento del amo.

  • Feudal: el señor, dueño de la tierra.

  • Capitalista: propietaria de los medios de producción y de la fuerza del trabajo del trabajador.

Socialista: propiedad colectiva de los medios de producción.

Conclusión y opinión personal.

La filosofía de Marx quiso ser abierta y crítica: más un método de análisis que un sistema dogmático. Sus ensayos de economía política son casi irreprochables desde el punto de vista científico. En él confluyen lo más granado de la filosofía clásica (Hegel), los hallazgos científicos de los economistas ingleses (Smith y Ricardo) y la utopía revolucionaria de los socialistas franceses (fourier y Saint-Simon, entre otros). Este difícil equilibrio sólo podría mantenerse dinámicamente vivo gracias al poder de síntesis de Marx. Sin duda el marxismo ha sido una de las corrientes más fecundas. El pensamiento de Marx y Engels se prolongará, en diversas direcciones a lo largo de todo el siglo veinte, provocando reacciones contrarias, adhesiones y reinterpretaciones diversas. Es un hombre que intentaba lograr una sociedad mejor, ya que deseaba la igualdad entre todos los hombres, realmente sus ideas son bastante interesantes, pero muy difícil de llevar a cabo, desde mi punto de vista, creo que no han llegado a buen puerto por culpa del egoísmo que existe en el ser humano por naturaleza.