Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Nihilismo pesimista. Drogas. Psicodelia. Pensamiento. Argumento

  • Enviado por: Ian Mackinnon
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas
publicidad

ANÁLISIS DE LA OBRA

“UN MUNDO FELIZ” De ALDOUS HUXLEY

Aldous Huxley nos sitúa en su libro en la ciudad de Londres, por el año 632 después de Ford (d.f.). El mundo de aquella época se encuentra en una situación social muy especial: Es una sociedad está altamente tecnificada gobernada a escala supranacional. Los miembros de ella ya no nacen producto de relaciones vivíparas entre heterosexuales, sino que los individuos (¡ya veremos que está palabra está muy mal utilizada!) Son gestados en incubadoras artificiales de propiedad estatal. La sociedad está divida en castas. Cinco son las escalas sociales que existen: Los alfas, individuos superiores. Constituyen la clase dirigente que se dedica como burócratas y periodistas. Son superiores también en belleza e intelecto. Betas, encargado de las labores técnicas y de las investigaciones científicas. Gammas, Deltas y Epsilons vienen a ser el “bajo pueblo” dedicado al servicio de las castas superiores y a las labores de manufactura. El proceso de “Decantación” (así se refieren al nacer) es sumamente controlada. El Estado creará nuevas vidas de acuerdo a las necesidades demandadas. Los individuos no poseen una libertad como comúnmente la conocemos. A través de extrañas manipulaciones tanto biológica (antes de su decantación) como psicológicamente (después de ser decantados), se consigue crear una humanidad condicionada. Los hombres y mujeres que saldrán de las “salas de Maternidad” estatales “nacen” con características físicas e intelectuales que les situarán en un estamento social determinado.

“Un mundo Feliz” no puede calificarse como una Utopía. Entra de lleno en la clasificación de obra ANTIUTÓPICA; que son obras que no aspiran a ser modelos, sino todo lo contrario, reformadores del presente. “Por ir dirigida al presente, la antiutopía debe constituir el antimodelo para dicho presente. Pero junto con esto, debe ser la exposición de una situación verosímil a la que puede llevarnos a la exacerbación de nuestras cualidades negativas como sociedad” (Jorge Molina Quiroz, “La novela Utópica Inglesa”). ¿Pero cuales son los aspectos negativos que Huxley encuentra en la sociedad actual?.

Huxley concibe un mundo y unos individuos cuya especial configuración social y anímica exige la presencia de una técnica avanzada. Él en su obra no está argumentando en contra del avance de la técnica, sino exponiendo, tendenciosamente, el peligro de una utilización deshonesta de dicha técnica. Entremos de lleno al análisis de la “Sociedad Feliz”.

Nos encontramos en un mundo que ya no tiene como máximo referente temporal la venida de Jesucristo a la Tierra, sino a un señor Ford. Henry Ford. Fundador de la “Ford Motor Company”. La introducción del primer modelo T fue elegida como fecha de indicación de la nueva era.

Todo este cambio tiene un sentido muy importante en la obra. El modelo T fue el primer fabricado en serie. En la actualidad (de la obra), los individuos no nacen, sino que también son producidos, y en serie, según las necesidades que se presenten además de controlar la proporción de hombre y mujeres que deben nacer para mantener el equilibrio demográfico. Una cita del texto lo deja en claro:

Dejamos desenvolverse normalmente hasta un treinta porciento de los embriones femeninos. A los restantes se les suministra una dosis de hormonas sexuales masculinas cada veinticuatro horas durante el resto de la carrera” (pag. 24).

Los ataques contra el sentimiento religioso parten siempre de la base de que “Dios no es compatible con la máquina, la medicina científica y la felicidad Universal. Hay que elegir entre lo uno y lo otro”.

La divisa del Estado mundial es “COMUNIDAD, IDENTIDAD, ESTABILIDAD”. Estas tres palabras van orientadas hacia un solo deseo de los dirigentes: El control de la población Haciendo desaparecer al individuo que, al actuar solo, puede ser fuente de la desintegración de la Dictadura. Debían crear un Individuo Masa que fuera fácilmente controlable y aceptara las condiciones de los gobernantes. La masificación del individuo se relaciona necesariamente con las realizaciones científicas del futuro. ¿Cómo lograron que los hombres llegaran a aceptar sin consideraciones el poder de una minoría?

Los individuos son manipulados desde un principio. Antes de nacer. Podemos distinguir claramente seis etapas de manipulación:

A.- Todos los hombres son genéticamente iguales en un principio, ya que provienen de la misma fuente de vida: ovarios y espermatozoides. Las castas se diferencian unas de otras por la “dosificación” de la inteligencia que se realiza, mediante la entrega de sangre y oxigeno a los embriones. Cuanto mayor sea la cantidad de estos, mayor será su C.I. La misma formula es válida para la estatura pujanza sexual y belleza. Gammas, Deltas y Epsilons son sometidos ya a una primera modificación: El método de Bokanovsky. El método de Bokanovsky es uno de los mayores instrumentos de estabilidad social: a partir de un sólo ovario pueden resultar - a través de manipulaciones- 96 embriones idénticos, que a la postre darán origen a 96 hombres completamente iguales. Hombres y mujeres estandarizados, en grupos uniformes y por ende controlables.

B.- Luego viene la segunda etapa: La de predestinación social. A cada individuo se le otorgarán características especiales para que pueda desempeñar una función específica dentro de la sociedad. Todo realizado obviamente mediante manipulaciones biológicas producto de los avances tecnológicos. Queda bien claro con la siguiente cita:

“En el momento de su decantación, los embriones sentían horror por el frío. Estaban predestinados a emigrar a los trópicos, a ser mineros, tejedores de seda al acetato o metalúrgico.... éste es el secreto de la felicidad y la virtud: amar lo que uno tiene que hacer. Todo condicionamiento tiende a esto: lograr que la gente ame su inevitable destino social”.

C.- El individuo así es llevado a las incubadoras, donde es decantado. El proceso de manipulación no termina ahí. Viene ahora el condicionamiento Neo-Pavloviano.

Todos conocemos que Pavlov, sicólogo Ruso ganador del Nobel, descubrió el conocido “condicionamineto clásico” que consiste básicamente en la unión de dos acciones, que en un principio eran neutras, mediante la aparición de un estimulo que los une. Así cuando los bebés tienen siete u ocho meses, mediante dicho condicionamiento aprenden a amar ciertas cosas y odiar otras, según lo que al estado le convenga, y según la casta a la que pertenezcan los individuos. Por ejemplo en el libro se narra un condicionamiento a uno ñinos Delta. Ellos son condicionados para que no les guste los libros ni la botánica (Les muestran libros y flores para luego propinarles descargas eléctricas. Entonces ellos luego de varias repeticiones asociarán los libros y las flores con el dolor que les causa un ataque eléctrico). Al Estado no les conviene ni les interesa que estas personas les guste leer, porque están destinados a hacer un tipo de trabajo en donde no es productivo que pierdan tiempo en ocio. Además el ocio podría inducir a que el individuo se enriquezca de conocimientos que podrían llevarle a desacondicionarlo.

Ahora, ¿A que se refieren con el prefijo “neo”? . Neo significa nuevo, y lo nuevo de este condicionamiento es que a diferencia del condicionamiento clásico, la relación existente entre los estímulos queda asociada indivisiblemente. Está característica es esencial. Los Deltas aborrecerán por siempre a los libros y las flores; el control del Estado será permanente.

D.- Una vez mayores, los niños son sometidos a un nuevo proceso: La Hipnopedia. “La mayor fuerza socializadora y moralizadora de todos los tiempos” (pag 35). Consiste en inculcar durante el sueño lecciones de Moral, que quedan grabadas en la mente del individuo sin que sea consiente de ello. La forma de introducir estas leyes morales de convivencia es a través de sugestiones en el sueño. En ningún caso son racionalizadas por el individuo que, luego de reiteradas repeticiones, por largos periodos de tiempo, acepta como dogmas verdaderos. Un párrafo no puede ser más elocuente:

La mente que juzga, que desea, que decide... formada por estas sugestiones. ¡ Y estas sugestiones son nuestras sugestiones! ¡Sugestiones del Estado! (Pag. 36).

Dentro de las sugestiones más importantes están las de no relacionarse con castas superiores, idolatrarlas y mirar mal a las inferiores; El consumismo (“Tirarlos es mejor que remendarlos); el no derecho a la privacidad y aceptar que todo el mundo es feliz.

El consumismo es uno de los pilares principales de esta dictadura. ¿Hay alguna razón para aquella relación? En nuestra sociedad, el consumo de los productos de la Industria tiende a mantener el ritmo de producción de capital, asegurando así la permanencia de éste en el poder. Además uno de los requisitos para la existencia de una dictadura es conseguir que el nivel de vida tenga satisfecho a la población.

Un aspecto interesante del proceso Hipnopédico es el siguiente. La casta superior - Los Alfas- también son condicionados pero a diferencia de las demás castas, ellos conocen de la existencia de este proceso. Aunque aún así no hacen nada por remediarlo . Se puede entender aquello como un intrínseco deseo de poder existente en el hombre (a la larga ellos son los menos condicionados y los que más se parecen a nosostros). Como ellos son la clase dirigente perderían tal condición si se revelara el “secreto”.

E.- Muchos se preguntarán, luego de todas estas intervenciones, qué mas puede existir en formas de manipulación. Pero existe una que es la más trascendente: La existencia de una droga llamada SOMA. La población recurre a su uso cuando atraviesa alguna crisis emocional o fisiológica: el alivio es inmediato, sus efectos son increíbles. Produce euforia física, adormece el cerebro atormentado por problemas que van de lo amoroso a lo político. Sin “soma”, el mundo Ford no podría existir. Jorge Molina Quiróz en su libro “La novela Utópica Inglesa” le otorga al soma otra característica especial. Para él la importancia del Soma no radica en el efecto de euforia ni relajamiento físico que produce, sino en el “Sentimiento de fraternidad social que provoca entre sus adictos, ya que la dictadura necesita de este impulso fraternal para dominar mejor a sus víctimas”(Pag. 127). Basta recordar un claro pasaje del libro, el momento en que los Deltas comienzan a golpearse unos con otros, la policía los reprime con aerosol de soma. Luego de unos minutos todos los infractores estaban llorando y abrazándose entre ellos. Las Castas inferiores renuncian a la escasa inteligencia que se les dio a cambio de los paraísos artificiales producidos por el Soma. Ellos trabajan para obtener como recompensa al final de cada día una ración de la droga. Cuando su inteligencia aún siendo mínima, se “vuelve contra ellos”, obligándoles a pensar, ingieren unas tabletas de la droga, su antídoto contra el pensamiento.

A nuestro entender, la presencia del soma en la obra representa una inverosimilitud. Se supone, en teoría que la sociedad Fordiana no pueden tener problemas de tipo ideológico, y sin embargo existe una droga especialmente preparada para tal eventualidad

Debemos mencionar algo que se nos quedaba en el tintero. La dictadura de “Un Mundo Feliz” no es una dictadura maligna. Nos referimos a los autoritarismos que emplean la violencia como forma de sometimiento. Esta dictadura es “benigna”: se procura inculcar que todo loo que rompa con el orden social es una crueldad para sus semejantes.

Los interventores comprendieron que el uso de la fuerza era inútil. Los métodos más lentos pero infinitamente más seguros eran la Ectogenasia, el condicionamiento neo-pavloviano y la Hipnopedia (Pag. 52).

F.- Una última manipulación que no nos sorprendió demasiado, quizás porque actualmente en países de regímenes totalitaristas ocurren, es la del control de la prensa. No haremos mucho hincapié, pero podemos decir que existían tipos de diarios diferentes para cada casta, y sólo las castas superiores tenían derecho a la información. Un dato curioso es que se os hace difícil imaginar cómo leían el periódico la clase Delta. “El espejo de los Deltas” (así era cómo se llamaba) solamente contenía palabras monosílabas. ¡ Leer las noticias con monosílabos!

Comentemos ahora como se desarrollaban los habitantes de “Un Mundo Feliz”. Los aspectos más importantes están relacionados con lo que llamaremos “Una Felicidad Impuesta” y el hedonismo radical.

La felicidad impuesta es para nosotros uno de los ejes principales de la novela. Por esto, Mr. Salvaje se revela frente a la sociedad Fordiana y Bernard Marx no se siente a gusto tampoco.

¿Qué es ser feliz en la era Ford? Principalmente obtener el máximo placer en le menor tiempo posible. Según el interventor Mundial Mustafá Mond, esto era la principal deficiencia de nuestra era. Había que sufrir mucho para obtener como resultado una pizca de felicidad. Acá uno sólo tiene que dar rienda suelta a los impulsos que ellos los guiarán al extremo placer. Todo el mundo es feliz en “Un Mundo Feliz”, pero el individuo no puede sentir una felicidad personal, suya, lo único que puede hacer es participar de la felicidad de la masa que reina en la utopía. Además esta felicidad es introducida sólo como concepto a través de la hipnopedia. Ningún habitante podría describirla. No tiene bases morales, sentimentales, etc. La desintegración de la familia fue un gran paso para obtener tan “magníficos resultados”. Los padres y las madres no eran más que un estorbo. Hay un magnífico simbolismo que encontramos en la obra que quizás refleje la total desintegración de la organización familiar: La White House, casa de gobierno de los Estados Unidos ha cambiado su nombre al de White Hall. La Palabra “Casa” (House) ha sido abolida por la de “Hall”. ¿La razón? Casa es el símbolo intrínseco de la familia como organización social básica, donde ésta se desenvuelve. Un Hall está mucho más relacionado con un espacio más amplio, impersonal, en donde suele reunirse mucha gente. La comparación está mas que clara.

El hedonismo consiente es otra característica importante en la sociedad Huxeliana que imposibilita el surgimiento de la democracia. Recordemos que las castas inferiores reducían toda su posibilidad de desarrollo a cambio de los paraísos del soma. La gente vivía en comodidad, no tenia dificultades, ni siquiera debía preocuparse de las enfermedades (que ya estaban erradicadas en su mayoría). “Aquí nada cuesta lo bastante” decía Mr. Salvaje al Interventor Mundial, y tenía razón. Cómo disfrutamos los logros que se cristalizan después de un sacrificio. Mucho más que aquellos que se obtienen sin esforzarse nada. Pero esta crítica sólo encuentra fundamentos si juzgamos a esa sociedad desde fuera (como los lectores que somos). Si lo juzgamos desde su interior no tendríamos razones para destruirlo, debido a que ya estaríamos “contaminados”. Esa felicidad es “vacía”, porque se basa casi exclusivamente en el placer físico. No hay un desarrollo, por razones obvias, de una felicidad que podríamos describir de mental, una trascendencia del ser humano.

Un último aspecto que nos falta por analizar era el de los personajes. Hay que considerar que la obra está escrita en tercera persona, o sea, que el narrador sólo se limita a describir las acciones de los personajes. Huxley no podía expresar sus ideas (él representado en el narrador) de manera explícita, tenía que hacerlo a través de sus personajes. Tampoco podía alargarse en extensos monólogos de los protagonistas porque la obra pierde su sentido. Nuevamente Jorge Molina Quiroz nos ayuda a expresar en forma más clara esta idea:

“... De ahí la importancia de la verosimilitud de la obra, ya que si no encontramos el sentido no valdría la pena que tratemos de cambiar aquellos aspectos sociales que nos llevarían a la antiutopía.” (Pag. 114).

Tenemos - a nuestro entender- tres protagonistas principales. Ellos son Bernard Marx, un Alfa-mas pero que por diversas causas posibles tiene un físico que no lo acompaña con su nivel social. Bernard es uno de los “rebeldes” del sociedad Fordiana. No se encuentra de todo satisfecho con su situación. Él se da cuenta que en realidad las personas por más aglomeradas que estén, existe una tremenda soledad. Según sus pares esto es producto de que no respondió correctamente al condicionamiento.

Otro de los “rebeldes”, quizás el más romántico, es el hijo de una alfa (Linda). ¡Sí hijo!. Su Nombre es John, Mr. Salvaje. Proviene de la zona de Malpaís (una reserva para salvajes que, debido a sus condiciones climáticas o geológicas desfavorables, o por su pobreza en recursos naturales, no ha valido la pena civilizar). Él es la combinación de los polos: el subdesarrollo y la ultra tecnificación.

El último de los “rebeldes” es Hemholtz Watson, un Alfa-mas que cumple la función de ingeniero emocional que escribe en la prensa. También da clases en la Universidad de Londres. Podemos decir que Watson es el personaje que desarrolla un mayor nivel conocimientos. Quizás por aquello se da cuenta que la sociedad Fordiana no es tan perfecta. ¿Con cuál se identifica más Aldous Huxley? No podríamos decirlo a ciencia cierta. Lo más probable que los tres formen en realidad uno sólo. Todos en su momento tienen su lugar en la obra que los sitúa por sobre el resto.

Por motivos de extensión, no nos abocaremos a relatar el desarrollo de los problemas que encontramos en los personajes, sin embargo no podemos dejar de mencionar una situación muy importante. Existe una cierta de inverosimilitud que para nuestro entender se da en la obra: ¿Cómo es posible que existan disidentes en un mundo en el que todos, absolutamente todos los habitantes han sido condicionados? Como dijimos anteriormente los Alfa admiten que renuncian a la conciencia pero no pasan más allá. No pueden preguntarse si esta renuncia es - por decirlo de alguna manera- lícita. El hecho de ser consientes de la posibilidad de conciencia imposibilitaría ya la renuncia de dicha conciencia.

De una manera no podíamos concluir este análisis sin mostrar algunas de las reacciones que trajo en su época la publicación del libro “Un Mundo Feliz” (Recordemos que la obra fue lanzada en el año 1932).

No faltan opiniones de muy distinta índole

Sobre el auténtico propósito de “Un Mundo Feliz”. Encontramos Charles Rojo en su libro “El Mundo de Aldous Huxley” del año 1941, insistía que en la novela Huxeliana, lejos de ser un libro profético, se limita a exponer en forma satírica la elección entre un retorno al primitivismo o una progresión hacia la utopía industrializada y científica.

Colin Wilson se asemeja a nuestro punto de vista y lo juzga desde otro enfoque. En un articulo aparecido en “The London Magazine en Septiembre del año 1958. Para él la obra es un ataque al engaño comunista de que el hombre es perfectible (capaz de perfeccionarse o ser perfeccionado), y lo único que necesita son mejores condiciones sociales.

Aldous Huxley suele emparejarse con H.G. Wells. En lo que respecta a el sentido que ambos autores le dan a la ciencia, encontramos una interesante diferencia: Wells cree en la ciencia como en Dios, sin condiciones. El autor de “Un Mundo Feliz” sólo ve aspectos negativos en su utilización. En el libro “El fin de los Medios” Huxley nos da el antídoto contra la ciencia: Allí expone la Idea de que sólo un profundo sentido de la caridad puede contrarrestar los efectos malignos del progreso.