Transfusiones de sangre

Salud. Análisis hematológicos. Grupo sanguíneo. Donante. Hematíes

  • Enviado por: Albaida
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Razonamiento Lógico y Matemático para ingresar a la U
Razonamiento Lógico y Matemático para ingresar a la U
Si necesitas una ayuda extra para entrar a la Universidad entonces tienes que estudiar el curso de "Razonamiento...
Ver más información

Conoce el nuevo diseño de ICFES SABER 11 - 2014
Conoce el nuevo diseño de ICFES SABER 11 - 2014
En este curso comprenderás como está diseñado el nuevo examen ICFES Saber 11 - 2014....
Ver más información


5. PRUEBAS CRUZADAS

Las pruebas cruzadas pretransfusionales intentan detectar reacciones Ag-Ac potenciales antes de que la sangre sea transfundida.

Cada unidad de sangre extraida debe ser examinada y clasificada de forma individual para descartar incompatibilidades entre el donante y el receptor, a fin de que la transfusión se realice con las máximas garantías.

Las pruebas de compatibilidad se realizan antes de transfundir la sangre para asegurarse de que los hematíes del donante son compatibles con el paciente. Comprende las siguientes determinaciones:

  • Tipaje de grupo ABO y Rh del receptor.

  • Detección e identificación de Acs en el suero del receptor.

  • Tipaje correcto de grupo ABO y Rh del donante.

  • Detección de Acs en el donante.

  • Pruebas cruzadas (compatibilidad pretransfusional).

  • Las posibilidades de incompatibilidad se reducen mucho si el paciente y el donante, presentan pruebas negativas de screening de Ac. La prueba cruzada debe ser lo más completa posible, a fin de proteger al paciente.

    Las pruebas cruzadas se denominan: Mayor y menor.

    5.1. PRUEBA CRUZADA MAYOR

    Consiste en enfrentar suero del receptor con hematíes del donante bajo condiciones óptimas para la actividad de los Ac en el laboratorio. Además se realiza un escrutinio de anticuerpos irregulares en el receptor.

    Los hematíes y el suero han de ser incubados el tiempo suficiente para que puedan reaccionar incluso los Ac muy poco potentes; por lo que es necesario añadir suero antiglobulina después de la incubación para detectar los Ac que recubren a los hematíes pero que no llegan a aglutinarlos. La prueba debe comprobarse mediante controles.

    Para preparar la suspensión de hematíes del donante se utiliza la sangre contenida en los segmentos de la bolsa (macarrones).

    Para realizar la prueba se rotulan dos tubos, en cada uno se coloca 1 gota de suspensión al 5% de hematíes del donante en S.S, y 2 gotas de suero del receptor.

    - En el tubo "1":

    * Añadir 2 gotas de albúmina al 22-30%. Mezclar.

    * Incubar a 37ºC /30-45 min.

    * Centrifugar y leer.

    * Lavar los hematíes 3-4 veces con solución salina.

    * Añadir dos gotas de antiglobulina. Agitar.

    * Centrifugar y examinar los resultados.

    * Adicionar hematíes de control de Coombs.

    - En el tubo "2":

    * Dejar en reposo a Tª ambiente de 3-5 min.

    * Centrifugar y observar.

    * Dejar de nuevo a Tª ambiente 15 min.

    * Centrifugar de nuevo y observar la presencia de aglutinación.

    5.1.1 INTERPRETACIÓN.

  • PRUEBA POSITIVA:

  • La aglutinación indica incompatibilidad ya que significa que algún Ac del suero del receptor se ha unido a los hematíes del donante.

    La valoración se puede hacer con cruces, o bien se puede hacer una prueba cruzada titulada empleando diluciones dobles progresivas.

    Para diferenciar aloAc de los autoAc se debe disponer de un autocontrol, y cuando éste es negativo se sospecha la existencia de aloAc en una prueba cruzada incompatible.

    Los Ac se deben identificar antes de que el paciente reciba la transfusión.

    Si el autocontrol es positivo se sospecha la presencia de autoAc.

    Los aloAc producen reacciones transfusionales más graves que los autoAc.

  • PRUEBA NEGATIVA:

  • La prueba cruzada es compatible si no hay aglutinación, ya que indica que no existen aloAc eritrocitarios en el suero del receptor.

    No obstante hay que tener en cuenta que todas las pruebas de la antiglobulina negativas deben ser comprobadas para asegurar que la técnica se ha realizado correctamente. Para ello, se añaden hematíes sensibilizados y lavados (GR control) a todos los tubos que contienen resultado negativo.

    Si los resultados son correctos los hematíes control deben ser aglutinados. En cambio si no se observa aglutinación, la prueba no es válida y debe repetirse.

    5.2. PRUEBA CRUZADA MENOR

    En ella el suero del donante se enfrenta con hematíes del paciente. (Se llama menor porque el plasma del donante sufre una dilución rápida al entrar en el torrente sanguíneo del receptor, lo que hace que los problemas debidos a los Ac transfundidos sean menores en el peor de los casos).

    Actualmente se utiliza poco, debido al uso generalizado de los concentrados de hematíes y a la detección habitual de los Ac en la sangre del donante. Sin embargo cuando se utilice un gran volumen de plasma si está aconsejada su realización.

    Esta prueba puede, tambien, poner de manifiesto la presencia de Ac del donante contra Ag de baja frecuencia.

    5.3. ENVIO DE BOLSAS EN SITUACIONES URGENTES

    Cuando existe una situación desesperada con respecto a la necesidad de sangre, el médico debe sopesar el riesgo de transfundir sangre no cruzada contra el riesgo de esperar mientras se realizan las pruebas cruzadas.

    Cuando la sangre se envía antes de ser cruzada, en la ficha debe aparecer el nombre del médico que hace la petición, indicando que la petición fue de extrema urgencia. No obstante, siempre se enviará sangre de un grupo y Rh compatible y correctamente etiquetada.

    En estas situaciones se debe actuar de la siguiente manera:

  • Mandar la sangre no cruzada e inmediatamente comenzar los test de compatibilidad.

  • La sangre que se envia debe ser ABO y Rh compatibles con el receptor. En caso de no haber tenido tiempo para determinar grupo y Rh del receptor, siempre se enviará sangre del grupo O , de baja titulación y de Rh negativo.

  • Se indicará en la etiqueta que los test pretransfusionales no se han realizado.

  • Realizar pruebas cruzadas y "screening" de Ac tan pronto como sea posible, y si se detecta incompatibilidad en cualquier momento, se notifica, lo antes posible, al médico del paciente y al hematólogo correspondiente.


  • 5.4. TEST PRETRANSFUSIONALES:

    Tienen como finalidad seleccionar para cada receptor, componentes sanguíneos, que cuando sean transfundidos , tengan una supervivencia aceptable y no causen la hemólisis de los hematíes del receptor.

    En un test pretransfusional los pasos que se siguen son:

  • Identificación del receptor y de la muestra de sangre del mismo.

  • Revisión de los registros de transfusión existentes en el Banco de sangre (ficha de transfusión).

  • Determinación del grupo ABO y Rh de la sangre del receptor.

  • Detección de Ac en suero o en plasma del receptor.

  • Seleccionar los componentes sanguíneos de los grupos ABO y Rh que son compatibles con el receptor.

  • Confirmar el grupo sanguíneo del donante, o de la bolsa del donante.

  • Realizar pruebas cruzadas o test de aglutinación enfrentando suero o plasma del receptor con hematíes del donante.

  • Etiquetar los componentes con la información del receptor.

  • Si los test pretransfusionales se realizan adecuadamente:

    • Aseguran que un paciente es transfundido con los componentes sanguíneos adecuados.

    • Verifica, en la mayoria de los casos , la compatibilidad ABO.

    • Detecta la mayoria de los Ac clinicamente significativos.

    La petición de transfusión debe contener la información suficiente para identificar al receptor. En ella debe constar:

    • Nombre completo

    • Un Nº de identificación que puede ser: El de la Hª clínica, o el de afiliación a la S.S.

    • Localización del paciente

    • Nombre del facultativo que hace la petición

    • Razón de la transfusión

    • Diagnóstico

    • Sexo

    • Historia de transfusiones o embarazos previos (pueden ser de gran ayuda en los problemas serológicos que pudieran surgir).

    Una petición de transfusión en la que falte la información requerida, o que esté pero sea ilegible debe ser rechazada.

    La muestra de sangre extraida al receptor debe recogerse en tubos, con tapón, correctamente etiquetados.

    El ATS que realiza la extracción , antes de extraer la sangre debe identificar al paciente, comprobando que los datos de petición corresponden a ese paciente. Una vez extraida la sangre, y antes de retirarse de la cama del paciente, el ATS debe etiquetar el tubo con el nombre del paciente, la fecha de extracción y su firma.

    Para realizar los test pretransfusionales se pueden utilizar muestras de suero o de plasma. Sim embargo es preferible el suero ya que con el plasma se pueden formar pequeños coagulos de fibrina que pueden ser confundidos con aglutinaciones.

    Por otra parte, los Ac que se demuestran solamente a través de la activación del complemento no pueden ser detectados si se utiliza plasma.


    Las muestras de sangre se deben recoger sobre EDTA o citrato, y no deben usarse muestras hemolizadas.

    Los test de compatibilidad deben ser realizados con muestras de sangre:

    • Recogidas en las 48 horas anteriores a la transfusión.

    • Cuando el paciente ha sido transfundido.

    • Cuando la paciente ha estado embarazada en los tres meses precedentes.

    • Cuando su historial transfusional no está disponible, para identificar una incompatibilidad con un Ac desarrollado como respuesta anamnésica.

    De todas formas, para evitar posibles errores, el limite de 48 horas se utiliza para todas las transfusiones.

    Las muestras del receptor y del donante (macarron de la bolsa) deben mantenerse entre 1-6 ºC, al menos durante 48 horas despues de cada transfusión. Esto hace posible la repetición de los test pretransfusionales u otros test adicionales si el paciente experimenta una respuesta no adecuada a la transfusión sanguínea.

    En los test pretransfusionales se debe buscar la existencia de la ficha de transfusión en donde figura la historia transfusional del paciente en dicho centro. Los resultados actuales deben ser comparados con los anteriormente registrados y deben ser concordantes. Cualquier discrepancia debe resolverse antes de enviar la sangre.

    La determinación del grupo ABO (hematico y sérico) y Rh se debe hacer a todo receptor de hemoderivados. Si van a recibir: Sangre total, concentrados de hematíes, concentrado de leucocitos, o concentrado de plaquetas, conteniendo más de 5 ml de hematíes, debe investigarse la presencia de Ac irregulares en el suero del receptor, y debe confirmarse la compatibilidad con los hematíes del donante.

    En los productos que contienen plasma, existe un riesgo de hemolisis de los hematíes del receptor, por lo que estos hematíes deben ser compatibles con el plasma del donante:

    AB--->A, AB--->B, AB--->O, A--->O, B--->O.

    Por componentes:

    • Sangre total: Debe ser identica a la del receptor.

    • Concentrado de hematies: Debe ser compatible con el plasma del receptor.

    • Concentrado de leucocitos: Debe ser compatible con el plasma del receptor.

    • Plasma fresco congelado: Debe ser compatible con los hematíes del receptor.

    • Concentrado de plaquetas: Todos los grupos son aceptables, aunque son preferibles componentes compatibles con los hematíes del receptor.

    • Crioprecipitado: Todos los grupos son aceptables.

    • La sangre Rh + debe ser reservada para individuos Rh+. Mientras que la sangre Rh- debe ser para receptores Rh-.

    ** Siempre que sea posible los pacientes deben recibir componentes sanguíneos de su propio grupo. Cuando no es posible se pueden utilizar componentes de grupos alternativos. Si el componente tiene un elevado Nº de hematíes, las células del donante deben ser ABO compatibles con el plasma del receptor:

    O--->A, O--->B, O--->AB, A--->AB, B--->AB.

    HEMA 9/33