Timor Oriental

Geografía. Asia. Sudeste asiático. Países subdesarrolloados. Demografía. Economía. PIB (Producto Interno Bruto). Política. Sistema político. República democrática. Historia. Ocupación. Indepencia. Conflictos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

TIMOR ORIENTAL:

GEOGRAFÍA-DEMOGRAFÍA-ECONOMÍA-POLÍTICA-CONFLICTOS ACTUALES

Geografía

El país ocupa la parte oriental de la isla de Timor, junto con el enclave de Ambeno, situado en la costa noroccidental de la isla. Al norte de la misma se encuentran el estrecho de Ombai y el estrecho de Wetar y el Mar de Savu; al sur con el Mar de Timor, que separa la isla de Australia; al Este limita con la provincia Indonesia de Nusa Tenggara Oriental. Todo el territorio suma un total de 15.000km2 aproximadamente distribuidas en 13 distritos de los cuales uno incluye a la isla de Atauro (el distrito de Deli) y otro esta rodeado por la parte occidental de Timor, perteneciente a Indonesia (Oecussi-Ambeno)

Es un país muy montañoso, siendo su altura máxima es el Foho Tatamailau (2963 m) Posee un clima subtropical y generalmente caluroso y húmedo, caracterizado con un período de lluvias que causan avalanchas de tierra y frecuentes inundaciones y un período seco. Es una zona que sufre también de terremotos, tsunamis y tormentas tropicales pero con recursos naturales invaluables como petróleo, oro, gas natural, manganeso y mármol, además de los árboles de sándalo que abundan en la isla.

Demografía

La población de Timor Oriental es de 950.000 habitantes aproximadamente, los cuales la mayoría viven en la capital del país, Dili y sus alrededores. Es un país con una alta tasa de crecimiento (7,26%) originada por la inmigración de refugiados de los conflictos con Indonesia y una taza de natalidad de 28,07 nacimientos/1000.

Los grupos étnicos más marcados son los austronesianos y papuanos (todas etnias de las zonas circundantes) Sin embargo, debido a la colonización portuguesa, la religión predominante es la católica apostólica Romana (90%), junto con un 4% y 3% de musulmanes y protestantes respectivamente; y el Portugués es, junto con el Tetum (una lengua local) la lengua oficial de Timor Oriental. Son hablados también el Indonesio, el Inglés y otras 14 lenguas indígenas. Uno de los datos más sorprendentes es que sólo el 48% de la población sabe leer y escribir debido a muchos factores como la poca inversión de Portugal en Timor cuando era su colonia (la primer universidad se construyó recién en el 2000) y los constantes ataques de Indonesia desde 1975 que dejaron devastada a la Isla.

Economía

Timor Oriental es considerada la nación más pobre del mundo: Tiene un PIB anual per cápita de U$D 400 (el más bajo del mundo), un desempleo y subempleo del 50% y un 48% de la población que está por debajo del límite de pobreza. Del Producto Interno Bruto anual, se calcula que un 25,4% proviene de la agricultura (café, arroz, maíz, papas, soja y bananas), un 17,2%, de la industria (imprentas, fábricas de jabón y textiles) y el restante 57,4%, de los servicios. Ahora enfrenta una serie de problemas en su intento de reconstruir la economía después de la devastación sufrida por el país al buscar su independencia.

Mucho del modestamente productivo sector agrícola, originalmente basado en cultivos de subsistencia, fue convertido bajo supervisión internacional en cosechas para exportación. Este proyecto eventualmente fracasó, principalmente debido a los bajos precios internacionales de las cosechas seleccionadas para exportación como el café, que se encontraba en su punto más bajo en 20 años. Esto, aunado a la falta de las antiguas cosechas de subsistencia provocó que Timor Oriental comenzara el 2005 con una seria escasez de alimentos. El 70% de la población ha padecido hambre en diferentes grados, y se han registrado por lo menos 58 casos de inanición. Paralelo a esta contracción del PIB, hubo un aumento en los precios al consumidor de 4 a 5% en los años 2003 y 2004.

Hay esperanzas puestas en el futuro desarrollo de reservas de petróleo marítimas cercanas a la costa Sur y en la exportación de productos agrícolas.

Política

Timor Oriental es una república democrática representativa parlamentaria donde el Primer Ministro es el jefe de Gobierno. El poder ejecutivo está ejercido por el gobierno; el legislativo, por el Parlamento Nacional y el gobierno; y el judicial, por la Suprema Corte de Justicia.

A diferencia de Argentina, donde el Presidente es también el jefe de gobierno, en Timor éste es sólo el Jefe de Estado. El Presidente, electo por sufragio popular para un período de cinco años, tiene un papel meramente simbólico, aunque tiene ciertas atribuciones para vetar legislaciones y es el representante internacional del país. Después de las elecciones legislativas, el Presidente nombra como Primer Ministro al líder del partido o coalición que consigue la mayoría de los escaños. Como Jefe de Gobierno, el Primer Ministro encabeza el Consejo de Estado o gabinete.

Los miembros del Parlamento Nacional, también son elegidos por sufragio popular para períodos de cinco años. El número de escaños puede variar de un mínimo de 52 a un máximo de 65, aunque en este momento hay un número excepcionalmente grande de 88, debido a que es la primer Legislatura desde la independencia del país. Y la Suprema Corte de Justicia posee un juez designado por el Parlamento y el resto, por el Consejo Superior Judicial, un organismo independiente de los otros dos poderes.

Actualmente, el presidente de Timor Oriental es Xana Gusmao y el Primer Ministro ministro, el ganador del Premio Nobel de la Paz, José Manuel Ramos Horta, ambos del FRETLIN (Frente Revolucionario de Timor del Este Independentista) Y los partidos más populares son el FRETLIN, el Partido Democrático y el Partido Social Demócrata. El país aun sigue en el proceso de consolidar sus instituciones gubernamentales y administrativas

Historia

Los tiempos antiguos

Los primeros habitantes de Timor Oriental fueron australoides provenientes del Norte y Oeste de la isla, los mismos que poblaron toda la zona de Oceanía hacia 20.000 años. Timor fue incorporada a los circuitos comerciales de China y la India en el siglo XIV, vendiéndoles madera de sándalo, esclavos, miel y cera.

La colonización portuguesa

En el siglo XVI, comenzó la colonización portuguesa de la isla. Para ese entonces, los documentos decían que existían en Timor pequeños reinos, aunque ninguno le pudo hacer frente a la colonización portuguesa. Éstos fundaron la ciudad de Lifau en 1556 y la nombraron capital de la nueva colonia que habría de llamarse Timor Portugués. Paralelamente, los Países Bajos también se encontraban explorando territorios en Oceanía, colonizando las islas que ahora conocemos como Indonesia, incluida la parte occidental de Timor. Fue solo cuestión de tiempo para que hubiera enfrentamientos entre portugueses y holandeses: en 1767, la capital fue trasladada a Dili debido a los ataques holandeses. La frontera entre Timor Portugués y Timor Holandés fue determinada en 1916, y es la actual frontera entre Timor Oriental e Indonesia.

El ataque japonés

No acontecieron hechos importantes en Timor Portugués hasta el año 1941, cuando se esperaba un ataque japonés sobre la isla. Los japoneses habían entrado en la Segunda Guerra Mundial en contra de los Estados Unidos y buscaban tener posiciones estratégicas para sostener la guerra. El 20 de Febrero, los japoneses desembarcaron en la isla de Timor y comenzaron su ataque tanto en Dili como en otras ciudades de Timor Holandés. Este ataque estaba previsto y ya había fuerzas holandesas, portuguesas y australianas preparadas para batallar junto a los voluntarios timorenses. Sin embargo, los japoneses eran de mayor número y fue sólo cuestión de tiempo para que la balanza se inclinara a su favor. La guerrilla duró casi un año en el cual el país quedo devastado: entre 40.000 y 70.000 timorenses perecieron en manos del ejército japonés y la colonia quedó en manos del Imperio de Japón hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Portugal dejó muy mal cuidada a su colonia en los años subsiguientes; hubo muy pocas inversiones en lo que respecta a educación, salud e infraestructura. Además, con la revolución de los claveles (en donde se instauraba una democracia en Portugal luego de 41 años de dictadura militar) se proponía, el nuevo gobierno, a fomentar la independencia de las colonias. Así en 1974 se legalizaron los partidos políticos en Timor Portugal para llamar a una Asamblea Constituyente en 1976. Sin embargo, una rama de los partidos, el FRETLIN (Frente Revolucionario de Timor del Este Independentista), declaró la independencia de la Republica Democrática de Timor Oriental el 28 de Noviembre de 1975. Esta declaración no fue aceptada ni por Portugal, ni Australia ni Indonesia y 9 días después, esta última invadió, ocupó el territorio de Timor Oriental y lo transformó en su vigésimo séptima provincia

La ocupación indonesa

La ocupación de Indonesia transcurrió entre los años 1975 y 1999 y empezó con la excusa de que el partido de Timor Oriental tenía orientación marxista. Así de la misma manera que los Estados Unidos invadieron Vietnam, Indonesia ocupó Timor. También se sabe que los Estados Unidos sabían lo que iba a ocurrir pero no hicieron nada al respecto porque estaban vendiendo armas a Indonesia. Este periodo de ocupación se caracterizó por ser extremadamente violento, todo los días ocurrían enfrentamiento entre los opositores timorenses y las fuerzas indonesas que resultaban en hechos sangrientos. Se calcula que el saldo total de muertos de Timor Oriental fue entre 60.000 y 200.000 de un total de 700.000 pobladores aproximadamente (este espectro es tan grande debido a la falta de información y a los distintos recuentos emitidos por Indonesia y Timor Oriental)

Entre los hechos más sangrientos se encuentra la masacre de Dili ocurrida en el Cementerio de Santa Cruz. El 12 de Noviembre de 1991, los estudiantes protestaban acerca de la dominación indonesa en el funeral de un amigo caído un mes antes en manos del ejército indonés. El ejército indonés llegó al cementerio y abrió fuego inmediatamente, matando a 271 personas, hirieron a 382 y 250 más desaparecieron. Este hecho horroroso fue captado en cita por dos periodistas que divulgaron el video por el mundo y lo pusieron a favor de Timor Oriental.

La independencia

Así, la presión de la ONU sobre Indonesia fue en aumento, hasta que en 1999, se realizó una votación en Timor para decidir el futuro de Timor Oriental. Un amplio 78% de los timorenses votó a favor de la independencia, tras lo cual el ejército indonés realizó una última ola de destrucción matando a 2000 personas y destruyendo un 75% de la infraestructura del país en tan solo un mes.

Finalmente, Indonesia aceptó la decisión de los timorenses y le encargó a la ONU la formación de un organismo provisional para encargarse del gobierno de Timor Oriental, la UNTANET (Administración Transitoria de Timor Oriental de las Naciones Unidas) Ésta se hizo cargo hasta febrero del 2000. Luego, se llamaron a elecciones para fines del 2001 para una asamblea constituyente para moldear una constitución. Esta tarea finalizo en Febrero del 2002. Así, Timor Oriental declaró formalmente su independencia el 20 de Mayo de 2002, Xanana Gusmão fue nombrado como presidente del pais que ingresó a la ONU como miembro el 27 de Septiembre de 2002.

Conflictos

El conflicto del petróleo

Hay dos grandes problemáticas actuales en el país. La primera son sus graves problemas económicos: ya mencionamos que Timor Oriental es uno de los paises más pobres del mundo y que no ha podido ingresar al comercio exterior de manera fuerte. Sin inversiones no hay forma de que el país pueda progresar y el Estado, con el poco dinero que dispone, tiene todavía enormes gastos de infraestructura que afrontar.

Pero existe otra alternativa. En el mar del Timor, se encuentra un yacimiento petrolífero y de gas natural con un valor estimado de 30 billones de dólares. Sin embargo, estás reservas también las reclama Australia. Un conflicto de esta magnitud generalmente se decidiría en la Corte Internacional de Justicia o en el Tribunal Internacional para las Leyes Marítimas pero, “casualmente”, pero el gobierno australiano se había retirado de estas jurisdicciones internacionales (solo en materias relacionadas con los límites marítimos) poco antes de que Timor declarara su independencia. Se pudo conseguir que las ganancias de la explotación de una de las reservas de gas natural se dividieran a la mitad. El resto de los yacimientos explotados le pagan a Australia y éste se escuda en un acuerdo temporáneo firmado en el 2002. La realidad es que la mayor parte de los yacimientos están más cerca de la costa Timoresa.

La Inestabilidad Política y Social: La Crisis del 2006

El segundo problema es de tipo interno: todavía existen muchos conflictos entre distintos grupos timorenses y este año se dio un choque importante. El conflicto surgio porque algunos soldados militares de Timor Oriental se jactaban de que eran discriminados por los Timorenses del la parte Este por ser de la parte Oeste. Los del Este eran los que habían formado la mayor resistencia contra Indonesia durante la invasion mientras que los occidentales eran considerados menos opositores (probablemente porque estaban en mayor contacto con la frontera). Así, el 25 de Febrero, 600 soldados escaparon de sus barracas y fueron delegados de obligaciones. A partir de allí, comenzaron los hechos violentos el 24 de Abril al saquear un negocio de un timorés oriental del Este. Este grupo de ex-soldados estaban dirigidos por Alfredo Reihnado, mayor del ejército, que pedía por la renuncia del Primer Ministro Alkatiri y continuaron con la violencia callejera.

Incluso luego de la intervención de Australia, Portugal, Malasia e Indonesia, las revueltas continuaron y se propagaron a nivel civil. El país estaba sumido en una lucha tribal sin sentido, cuyo motivo es casi desconocido. Finalmente, el Primer Ministro Alkatiri debió renunciar y fue reemplazado por Juan Manuel Ramos Horta Así se perdieron 23 vidas, cientos de viviendas y estabilidad política demostrando que es un estado con mucho camino por recorrer.

¿Debería reintegrarse a Indonesia?

Ésa es, en mi opinión una cuestión muy controversial, teniendo en cuenta que Timor Oriental sólo tiene 4 años como estado independiente. Sin embargo, vale rescatar los datos del informe para llegar a la conclusión.

Por qué debería reintegrarse

Timor Oriental ha probado ser un país que necesita mucho que madurar a nivel político y eso es completamente normal en un estado recién formado. La Argentina misma tardo más de 40 años en poder esbozar siquiera un tipo de organización política. Sin embargo, nuestro país pudo apoyarse todo ese tiempo sobre una fuerte economía agroexportadora que, si bien no era la misma que la del año '80, era importante y había sido heredada desde la época del virreinato, cuando las materias primas se llevaban a España.

Pero Timor Oriental no contó con la misma suerte. Portugal nunca invirtió en su pequeña colonia en el pacífico. Además fue arrasada durante medio siglo por conflictos de cualquier tipo que destruyeron todo a su paso. No es de extrañarse que sea uno de los paises más pobres del mundo.

Visto desde este punto de vista, integrarse a Indonesia le favorecería: se recuperaría la estabilidad política (estaría a manos del presidente indonés) y se podría contar con la ayuda de su gobierno para reconstruir e invertir en Timor Oriental. Más aun, tendrían posibilidades seguras de obtener alguna ganacia por la explotación de recursos petrolíferos en el mar del Timor que, en su condición actual, difilmente puedan obtener.

Por qué permanecer independiente

En lo que a mi respecta, existen dos motivos por los cuales Timor Oriental debería permanercer independiente. El primero son las claras diferencias culturales que forman parte de las fuerzas centrípeta de Timor Oriental. Es muy dificil poder tener varias culturas en un mismo estado más todavía cuando no comparte ni siquiera la misma lengua o credo (los indoneses son musulmanes) y que la convivencia no sea áspera. En España, por ejemplo la nación vasca quiere independizarse de España únicamente por este problema cultural que no es tema menor.

El segundo problema, no menos importantes, es el hecho de la ocupación indonesa. Durante 30 años, los timorenses vieron como los indoneses día a día mataban a su gente, destruía sus viviendas, violaban a sus mujeres. Esa imágen es muy difícil de borrar por más que se quiera y es determinante a la hora de tomar una desición de este tipo.

1