Teorías Sociales del desarrollo

Sociología. Desarrollo Humano. Teoría Sociocultural del desarrollo. Teoría Psicosocial. Sociólogos. Teoría de la ontogénesis. Etología

  • Enviado por: Stiduar Meza
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

EL DESARROLLO EXPLICADO

DESDE DIFERENTES PERSPECTIVAS:

Teorías sociales del desarrollo

RESUMEN

En este artículo están expuestas en primer lugar algunas de las teorías del Desarrollo en las que dan gran importancia al aspecto social. Están reunidos una serie de planteamientos que incluyen lo social como factor fundamental en el Desarrollo humano: Teoría Sociocultural del Desarrollo desarrollada por Vygotsky; Teoría Psicosocial del Desarrollo propuesta por Erikson; Teoría de la Ontogénesis del comportamiento desde la Etología humana de Eibl-Eibesfeldt; El enfoque de los sistemas ecológicos de Bronfenbrenner y La Propuesta de Desarrollo a Escala Humana de Max-neef. Claro está que aunque cada uno de los autores mencionados incluye en sus teorías y propuestas sobre el Desarrollo la dimensión social, cabe destacar que exponen sus postulados desde diferentes perspectivas, por lo cual difieren en algunos puntos de sus planteamientos mientras en otros convergen, esto será examinado también durante el artículo.

EL DESARROLLO EXPLICADO

DESDE DIFERENTES PERSPECTIVAS:

Teorías sociales del desarrollo

El Desarrollo es un tema que ha generado bastante interés tanto entre la sociedad científica como en la no científica, es por esto que actualmente existen muchísimos estudios sistemáticos referentes al Desarrollo, que van desde experimentaciones que se han hecho con seres humanos desde el nacimiento hasta la creación de extensas teorías que tratan de explicarlo. El interés que existe por este tema no es un asunto actual, este surgió desde la antigüedad. Los registros escritos de este interés se remontan desde los primeros días de la historia escrita y continua hasta nuestros días surgiendo un sin número de estudios y teorías sobre el desarrollo, elaboradas por psicólogos, biólogos, educadores, médicos entre otros. El interés en este tema surge precisamente en el intento de describir y explicar los cambios que ocurren en el hombre durante toda su vida. Sin embargo, cada una de las teorías dedicadas al Desarrollo ha planteado una definición diferente de éste, basándose en la percepción que tienen y enfocándose en ciertas áreas que integran al ser humano, pues el Desarrollo no alude a una dimensión exclusivamente, sino que es integral, pues afecta a todas y cada una de las dimensiones que conforman al ser humano. Es por esto que al estudiar cada una de estas teorías, se pueden encontrar diferencias entre las definiciones o planteamientos, pero también convergencias entre estos. Lo cierto es que lo expuesto por cada uno es muy válido y es de gran importancia a la hora de elaborar una mirada histórica de la evolución del concepto de Desarrollo.

En realidad lo que nos interesa resaltar en este documento son aquellas teorías del Desarrollo en las que dan gran importancia al aspecto social. Por tanto hemos reunido una serie de planteamientos que incluyen lo social como factor fundamental en el Desarrollo humano: Teoría Sociocultural del Desarrollo desarrollada por Vygotsky; Teoría Psicosocial del Desarrollo propuesta por Erikson; Teoría de la Ontogénesis del comportamiento desde la Etología humana de Eibl-Eibesfeldt; El enfoque de los sistemas ecológicos de Bronfenbrenner y La Propuesta de Desarrollo a Escala Humana de Max-neef. Claro está que aunque cada uno de los autores mencionados incluye en sus teorías y propuestas sobre el Desarrollo la dimensión social, cabe destacar que exponen sus postulados desde diferentes perspectivas, por lo cual difieren en algunos puntos de sus planteamientos mientras en otros convergen, esto será examinado durante el documento.

Como se planteó anteriormente lo que se realizará a lo largo de este documento, además de exponer a grosso modo algunas Teorías sociales del Desarrollo, es tratar de describir cual ha sido la evolución del concepto de Desarrollo a lo largo de la historia resaltando los aportes de cada teoría.

La primera de ellas es una de las teorías más representativas del desarrollo social, la cual hasta nuestros días sigue ejerciendo ininterrumpidamente sus efectos, esta es La Teoría Sociocultural de Lev Vygotsky construida sobre la premisa de que los procesos psicológicos superiores han aparecido y evolucionado en el ser humano debido a la participación de este en las actividades compartidas con otros, es decir que el origen de estos procesos es de carácter eminentemente social. Esta teoría propone además, analizar el desarrollo de los procesos psicológicos superiores (entre ellos el aprendizaje) a partir de la internalización de prácticas sociales específicas, ya que, según Vygotsky, estos procesos son asimilaciones de acciones externas, interiorizaciones desarrolladas a través del lenguaje. Algunas de las Principales características de los Procesos Psicológicos Superiores señaladas por este teórico son: que están constituidos en la vida social y son específicos de los seres humanos; regulan la acción en función de un control voluntario, superando su dependencia y control por parte del entorno; están regulados concientemente o la necesitaron en algún momento de su constitución (pueden haberse automatizado); utilizaron durante su organización, formas de mediación, particularmente, mediación semiótica.

Se debe tener en cuenta que Vigotsky llama internalización a la reconstrucción interna de una operación externa. Este proceso de internalización supone que los procesos psicológicos que inicialmente representan operaciones interpersonales, es decir externas, se convierten posteriormente procesos intrapersonales, representando operaciones internas. Entonces, un proceso interpersonal queda transformado en otro intrapersonal; es por esto que esta teoría argumenta que en el desarrollo cultural del niño toda función aparece dos veces: la primera a nivel social (interpsicológica) y luego en el interior del propio niño (intrapsicológica).

Otra premisa de gran importancia planteada por Vygotsky es que en el ciclo de la actividad se distinguen dos tipos de mediadores: Las herramientas que actúan directamente sobre los estímulos, modificándolos y los signos, que modifican al propio sujeto y a través de éste a los estímulos. Estos instrumentos de mediación son proporcionados por la cultura y por le medio social. Si bien para Vigostky los significados provienen del medio social externo, éstos deben ser asimilados e interiorizados por cada niño concreto.

Planteamiento pilar de esta teoría es también, es la relación inseparable entre aprendizaje y desarrollo; llegando a afirmar que es el desarrollo el que sigue al aprendizaje. Para ello diferencia entre nivel de desarrollo efectivo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema sin ayuda de nadie; y nivel de desarrollo potencial, determinado por la capacidad de resolver problemas bajo la guía o colaboración de otra persona. La zona delimitada por estos dos niveles es denominada por Vigotsky como Zona de Desarrollo Próximo, es precisamente en esta zona donde debe incidir el docente para que el alumno, con la colaboración de otros alumnos o del profesor pueda efectuar aprendizajes que hagan avanzar el nivel de desarrollo efectivo y potencial.

Realmente en este documento están expuestos solamente algunos de los planteamientos Vygotskyanos, y aunque se dice que su teoría quedó inconclusa debido a su muerte prematura, sus planteamientos son abundantes y de gran riqueza para la psicología y para las demás ciencias interesadas en el desarrollo.

Vygotsky ofreció una nueva manera de concebir el desarrollo, pues se constituye como uno de los primeros teóricos que tuvo en cuenta la dimensión social a hablar de conceptos como: procesos psicológicos superiores, aprendizaje y por supuesto desarrollo. Para él La cultura, las creencias, valores, tradiciones y habilidades del grupo social tienen un papel de gran importancia en el desarrollo de las conductas de los seres humanos y en el desarrollo de su pensamiento; viendo el crecimiento cognoscitivo como una actividad socialmente transmitida en la que los niños adquieren en forma gradual esas nuevas formas de pensamiento y comportamientos por medio de diálogos compartidos con miembros mas informados de la sociedad. Por lo tanto sus ideas conceptúales son un marco adecuado para desarrollar modelos integradores y no dicotómicos.

La segunda de las teorías expuestas es La Teoría Psicosocial del Desarrollo planteada por Erik Erikson (1950). Este teórico posee orientaciones psicoanalíticas, a pesar de esto está bastante orientado hacia la sociedad y la cultura, prácticamente, desplaza en sus teorías a los instintos y al inconsciente. En sus supuestos establece que el desarrollo funciona a partir de un principio epigenético: existen ocho estadios de desarrollo que se extienden a lo largo de todo el ciclo vital. Los progresos a través de cada estadio están determinados en parte por los éxitos o por los fracasos en los estadios precedentes. Cada fase comprende ciertas tareas o funciones que son psicosociales por naturaleza, y el no poder resolverlas adecuadamente produce ciertos conflictos, Erikson les llama crisis por seguir la tradición freudiana, aunque este término es muy amplio y menos específico.

Erikson establece muy claramente que se debe aprender que existe un balance, cada fase tiene un tiempo óptimo también. Es inútil empujar demasiado rápido a un niño a la adultez, cosa muy común entre personas obsesionadas con el éxito. No es posible bajar el ritmo o intentar protegerse a si mismos o a otros de las demandas de la vida. Existe un tiempo para cada función. Si se atraviesa bien por estadio, se adquieren ciertas virtudes o fuerzas psicosociales que ayudarán en el resto de los estadios que se presenten en la vida. Por el contrario, si no se resuelven satisfactoriamente, se pueden desarrollar mal adaptaciones o malignidades, así como poner en peligro el desarrollo faltante. De las dos, la malignidad es la peor, ya que comprende mucho de los aspectos negativos de la tarea o función y muy poco de los aspectos positivos de la misma, tal y como se presentan en las personas desconfiadas. La mal adaptación no es tan mala y comprende más aspectos positivos que negativos de la tarea, como las personas que confían demasiado. Estas son las etapas:

  • Confianza frente a desconfianza, hasta el año de edad la confianza la da la madre, la crisis aparece en el destete. Si no se da desde un primer momento la confianza el niño se opone totalmente (desconfianza).

  • Autonomía frente vergüenza y duda: del año a los tres, el niño hace muchas actividades si son independientes, hablamos de una autonomía, si se siente criticado o duda siente la vergüenza y la duda.

  • Iniciativa frente a culpa: Entre los 3 y los 6 años, los niños hacen muchas actividades con iniciativa, si tienen que contradecir a los padres les aparece la culpa.

  • Laboriosidad frente a inferioridad: desde los 7 a los 11, se refiere en trabajo si se siente muy aplicado (juego o trabajo) o si en cambio tiene una falta de reconocimiento, inferioridad.

  • Identidad frente a confusión. Los adolescentes intentan averiguar su identidad, pero a veces puede haber una confusión de roles.

  • Intimidad frente aislamiento: principio edad adulta, la posibilidad de vivir y crear una familia alcanzando la intimidad, pero si no se consigue puede llegar el aislamiento.

  • Generatividad frente a estancamiento. Alrededor de los 40 años, todo lo relacionado con el cuidado de los demás, la productividad, y la creatividad, si no se da así existe un estancamiento.

  • Integridad del yo frente a desesperación: Se da hacia el final de la vida, aceptar si la vida como ha pasado ha sido buena será integridad en cambio si uno sigue en lucha consigo mismo se da la desesperación.

  • La teoría propuesta por Erikson Modifica y amplia la teoría freudiana. Sostiene que la búsqueda de la identidad es el tema más importante a través de la vida. Él pensaba que la teoría freudiana subestimaba la influencia de la sociedad en el desarrollo de la personalidad, mientras conceptuaba a la sociedad como una fuerza positiva que ayudaba a moldear el desarrollo del ego o el yo. La teoría del desarrollo psicosocial divide en ocho períodos de edad la vida humana. Cada etapa representa una crisis en la personalidad que implica un conflicto diferente y cada vez mayor. Cada crisis es un momento crucial para la resolución de aspectos importantes; éstas se manifiestan en momentos determinados según el nivel de madurez de la persona. Si el individuo se adapta a las exigencias de cada crisis el ego continuará su desarrollo hasta la siguiente etapa; si la crisis no se resuelve de manera satisfactoria, su presencia continua interferirá el desarrollo sano del ego. La solución satisfactoria de cada una de las ocho crisis requiere que un rasgo positivo se equilibre con uno negativo.

    Lo cierto es que muchas personas prefieren la teoría de Erikson a la de Freud porque simplemente se rehúsan a creer que los seres humanos están dominados por instintos sexuales. Un analista como Erikson, quien destaca nuestra naturaleza racional adaptativa, es mucho más fácil de aceptar. Erikson parece haber captado muchos de los problemas centrales de la vida mediante sus ocho etapas psicosociales como el desarrollo emocional de los bebés, el crecimiento del autoconcepto en la infancia y los problemas de identidad que enfrentan los adolescentes y la influencia de los amigos y compañeros del juego en el desarrollo social.

    La Teoría de la Ontogénesis del comportamiento desde La Etología Humana de Eibl-Eibesfeldt, es otra de las teorías retomadas en este documento. Aunque sus orígenes se remontan hacia los estudios de Darwin, como disciplina se puede catalogar como dentro del periodo moderno. Esta corresponde al estudio comparado del comportamiento natural de las especies animales, estableciendo las características distintivas de un grupo determinado y cómo estas evolucionan para la supervivencia del mismo. Aunque en un principio la Etología realizó este tipo de estudios exclusivamente con los animales, tiempo después, en 1977, empezó a surgir un interés de aplicar estos estudios a los seres humanos, naciendo así la Etología Humana cuyos propósitos de investigación están enfocados hacia: El esclarecimiento de los mecanismos fisiológicos que fundamentan un comportamiento, el descubrimiento de las funciones desempeñadas por éste, el Desarrollo del comportamiento (ontogénesis), la filogénesis (evolución de la especie) y la historia de la cultura.

    Se cree generalmente que los etólogos humanos solo se ocupan de las estructuras fisiológicas que subyacen al comportamiento; pero en realidad los etólogos realizan investigaciones de cuestiones sobre la función y génesis de comportamiento tanto a nivel filogenético como a nivel cultural, tanto así que ha surgido el concepto de etología cultural haciendo referencia al estudio biológico del comportamiento cultural. Por tanto se puede decir que los etólogos además de estudiar el comportamiento desde una perspectiva fisiológica, también estudian las interacciones entre personas y grupos de personas, lo que los coloca a un nivel de integración más alto que los fisiólogos, que se ocupan de los fenómenos vitales elementales.

    La Etología ha realizado varios estudios sobre diferentes aspectos concernientes a los seres humanos, pero en cuanto a su teoría sobre el desarrollo del comportamiento (ontogénesis), basada principalmente en el estudio de los primeros años de vida del ser humano, argumentan que el recién nacido es capaz no solo de mamar, respirar, buscar el pecho con movimientos automáticos, aferrarse con las manos y gatear; sino que posee también un rico repertorio de movimientos para proteger su cuerpo (reflejos), dispone de expresiones fónicas para comunicarse con su madre; reacciona también a estímulos visuales, acústicos, y olfativos. Habilidades que presuponen la existencia de estructuras bastante complicadas en calidad de adaptaciones filogenéticas; por lo tanto, según la etología, se puede afirmar que el lactante humano está dotado de una serie de programas de comportamientos que se pueden calificar de adaptaciones filogenéticas, claro está, que necesitan el apoyo de su madre para desarrollarse a diferencia de otras crías de primates. Lo importante que debemos resaltar de estos planteamientos, es que al declarar que el recién nacido dispone de expresiones fónicas para comunicarse con su madre, se está reconociendo a éste como un ser social con intenciones de comunicarse desde el mismo momento de su nacimiento.

    Lo cierto es que aunque se cree que los etólogos excluyen la dimensión social de su concepto de hombre, estos critican en gran manera aquellas teorías que consideran a un niño como alguien socialmente incompetente, incapaz de percibir las necesidades y sentimientos de los demás y que creen que hasta concluir su primer año de vida, tratan a los otros niños como objetos impersonales. Por el contrario ellos reconocen que desde los dos meses de vida los niños pueden transmitir mensajes emocionales mediante la expresión del rostro, la emisión de sonidos y los gestos y entrar en interacción afectiva con la madre. Para ellos los niños exploran mucho en el ámbito social, se hacen ofrecimientos amistosos, luego importunan a su compañero y aprenden de sus reacciones y, con comportamientos exploratorios y agresivos indagan su campo social de acción. Aun más, están de acuerdo con las teorías del aprendizaje que argumentan que el lactante está expuesto desde muy pronto a influencias educativas. Los etólogos son consientes que aunque muchos de los comportamientos de este son producto de programas y de maduración, el aprendizaje tiene una importancia decisiva en su desarrollo

    En cuanto al Comportamiento Social, los instrumentos de este así como algunas reglas fundamentales del trato social, les vienen dados en parte de forma innata, pero las habilidades sociales son objeto de aprendizaje, es decir, la programación filogenética prepara al niño de tal manera que puede interactuar con sus prójimos sin esfuerzo ni demasiados conflictos. En esta interacción aprende a diversificar progresivamente su comportamiento, en especial a lo referente a las formas específicas de su cultura, al trato con los demás y a los ritos cotidianos. Finalmente a partir de la reacciones de sus interlocutores acaba por saber que es lo a estos les gusta o que rechazan

    Por todo lo anterior se puede concluir con respecto a la teoría Etológica que su definen el Desarrollo como el resultado de maduración y de un aprendizaje individual, es decir, el niño viene dotado de una serie de comportamientos programados filogenéticamente, pero pueden ser transformados a través del aprendizaje y las experiencias individuales.

    El principal aporte que ha hecho la Etología a la concepción del Desarrollo humano, es la inclusión tanto de factores biológicos programados filogenéticamente como el reconocimiento de la dimensión social y el aprendizaje en el Desarrollo ontogenético.

    Otra de las teorías a la que hacemos referencia es El Enfoque de Los Sistemas Ecológicos, propuesta por Bronfenbrenner. Según este teórico (1979, 1989, 1993) “la ecología del desarrollo humano comprende el estudio científico de la progresiva acomodación mutua entre un ser humano activo, en desarrollo, y las propiedades cambiantes de los entornos inmediatos en los que vive la persona en desarrollo, en cuanto este proceso se ve afectado por las relaciones que se establecen entre estos entornos y por los contextos mas grandes en que están incluidos los entornos”.

    Mediante el desglose de esta definición se establecen los elementos fundamentales de la teoría: el entorno, la persona, los niveles ecológicos y como investigar desde esta posición ecológica.

    1. la relación entre el individuo y el ambiente (“acomodación mutua entre un ser humano activo, en desarrollo y los entornos cambiantes”).

    2. la definición de persona (“una persona en desarrollo”)

    3. la creación de un modelo ecológico de niveles contextuales (“las relaciones entre estos entornos y los contextos más grandes en que se encuentran incluidos estos entornos”).

    4. la investigación ecológica (“el estudio científico”)

    Los postulados de Bronfenbrenner están basados en como está estructurado el ambiente o contexto:

    • Microsistema (familia, escuela, grupos de pares) “patrón de actividades, roles y relaciones interpersonales, que la persona en desarrollo experimenta en un entorno determinado, con características físicas y materiales particulares (1987, p.41)

    • Mesosistema: (relación familia-trabajo-grupo social) conjunto de interrelaciones de dos o mas entornos, en los que la persona en desarrollo participa activamente” ( 1987, p.44)

    • Exosistema (trabajo de los padres, grupo de amigos de la familia) “uno o dos entornos que no incluyen a la persona como participante activo, pero en los cuales se producen muchos hechos que afectan a lo que ocurre en el entorno que comprende a la persona en desarrollo, o que se ven afectados por lo que ocurre en ese entorno” ( 1987, p46)

    • Macrosistema (creencias, actitudes, valores, leyes): “se refiere a las correspondencias, en forma y contenido, de los sistemas de menor orden micro, meso, ecosistemas, que existen o podría existir al nivel de la subcultura o de la cultura en su totalidad, junto con cualquier sistema de creencias o ideología que sustente esta correspondencia” ( 1987, p45)

    Su definición de desarrollo es entonces, la de un proceso complejo en el que se ponen en juego cantidad de factores que no pueden ser reducidos o parcializados. Las interacciones son bidireccionales y afectadas desde múltiples entornos. Estas interacciones bidireccionales se dan entre el individuo, visto como ser activo, proposicional, y su entorno, un espacio que se encuentra sometido a continua transformación.

    Esta es una teoría que apareció con fuerza en los años 60 y que introduce una perspectiva diferente del concepto de contexto y de su valor en el desarrollo. Por ejemplo Bronfenbrenner critica los excesivos estudios que hay con respecto a los niños, y los pocos que hay con respecto a su contexto y como los influyen (Bronfenbrenner, 1985)

    Su importancia radica en que aporta una ecología del contexto rigurosa, basada en el análisis sistémico del contexto. También se destaca esta teoría por sus aportaciones al diagnostico y a la intervención dentro de la psicología evolutiva; y la creación y explicación para estructurar el contexto en diferentes niveles, de gran importancia para la psicología cultural y el ámbito psicopedagógico.

    Existe también una propuesta muy interesante planteada desde el campo de la economía sobre el desarrollo, el cual no es abordado desde una perspectiva ontogenetica, sino entendido como el progreso y crecimiento económico, social, cultural y político de las sociedades. Este es el Desarrollo a Escala Humana un modelo alternativo de desarrollo universal; que mas que una teoría es una propuesta sobre como debería ser entendido y abordado el desarrollo, expuesta por Manfred Max-neef.

    Esta propuesta es incluida en este documento por que aunque es mostrada desde la disciplina económica, va mucho más allá del tratamiento de factores de este tipo, pues ofrece una ampliación del concepto de desarrollo, el cual adquiere la connotación de desarrollo integral siendo en él de gran importancia los factores sociales. Este desarrollo tiene que ver con las personas y no con los objetos, y por lo tanto es de índole altamente social. Teniendo en cuenta lo anterior serán expuestos los principales fundamentos que sustentan esta propuesta.

    Max-neef plantea una teoría de desarrollo a Escala Humana orientada principalmente hacia la satisfacción de las necesidades fundamentales de la sociedad. Este autor critica los modelos de desarrollo que hasta hoy se han empleado en la mayoría de los países por que giran en torno de la economía y su única preocupación son los problemas económicos dejando de lado, lo que para él es realmente importante, la sociedad y la satisfacción de sus necesidades fundamentales.

    Realmente el trabajo de este economista está enfocado en ofrecer una nueva alternativa de contextualizar el desarrollo orientándolo hacia la satisfacción de las necesidades humanas, las cuales determinan la calidad de vida de las personas. Por tanto es un proceso de desarrollo efectivo aquel que le garantice esto a la sociedad. Max-neef expone que estas necesidades son finitas, pocas y clasificables, son un sistema en que las mismas se relacionan e interactúan entre sí y son iguales en todas las culturas y en todos los periodos históricos; según él, esto se debe a que “están imbricadas en la evolución de la especie, pues algunas de estas necesidades (subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio y creación) estuvieron presentes desde los orígenes del “homo habilis” y sin duda, desde la aparición del “homo sapiens. Probablemente en un estadio evolutivo posterior surgieron las otras necesidades (identidad, libertad)” esto las hace universales y estáticas; lo único que cambia es la forma y los medios utilizados para su satisfacción.

    Basado en estos postulados ha hecho una interesante clasificación de las necesidades: según categorías existenciales y según categorías axiológicas. Las categorías existenciales hacen referencia a las necesidades de ser, tener, hacer o estar; y la axiológicas a nueve necesidades que, tal como ya hemos indicado, son comunes a toda la especie humana, a todas las culturas, épocas y grupos: necesidad de subsistencia, de protección, de afecto, de entendimiento, de participación, de ocio, de creación, de identidad y de libertad. Ésta clasificación lleva a repensar el contexto social de las necesidades humanas, pues ya no se trata de relacionar necesidades solamente con bienes y servicios que presuntamente las satisfacen, sino de relacionarlas además con prácticas sociales, formas de organización, modelos políticos y valores que repercuten sobre las formas en que se expresan necesidades. En este paradigma de desarrollo alternativo se considera que cada necesidad no satisfecha es un indicador de pobreza, mientras que las satisfechas constituyen riquezas.

    Como se dijo anteriormente es desde la disciplina económica de donde son lanzados estos planteamientos. A pesar de esto, una política de desarrollo orientada a la satisfacción de necesidades humanas trasciende la disciplina económica porque compromete al ser humano en su totalidad, es un asunto que compete a la sociedad en general. Por tanto la ejecución de un modelo de desarrollo que apunte a la satisfacción de las necesidades humanas, según el mismo autor, “no puede sustentarse en ninguna disciplina particular, porque la nueva realidad y los nuevos desafíos obligan ineludiblemente a una transdisciplinariedad”, Max-neef (1986), en la que tiene una importante función la Psicología, por que se trata de problemas sociales no revelados como problemas específicos, sino como problemáticas complejas que aluden no explicaciones exclusivas, sino de carácter holístico siendo de suma importancia el papel del hombre dentro de la sociedad y la sociedad misma.

    Esta propuesta planteada por Manfred Max-neef es de sumo interés para le estudio de las teorías sociales del desarrollo, aunque en su explicación no se hacer referencia a un desarrollo ontogénico como la mayoría de las teorías planteadas en este documento, sí ofrece una mirada social del desarrollo, cuyo propósito esencial es el postular un modelo de desarrollo que procura la adecuada satisfacción de las necesidades humanas fundamentales de la sociedad. En este orden de ideas, en estos postulados se vislumbra un arduo interés por un desarrollo social, y es en este pensamiento que reposa el objetivo de este documento: estudiar diferentes perspectivas propuestas sobre teorías sociales del desarrollo.

    Todas estas teorías, aunque han sido y siguen siendo de gran importancia para explicar el desarrollo, han sido criticadas desde otras perspectivas, pues ofrecen explicaciones un poco incompletas sobre el desarrollo, concentrando sus planteamientos en determinados factores. Aun así cada una de ellas ha brindado aportes significativos para entender como un ser humano se desarrolla y la importancia de lo social en este proceso. Le han permitido a la Psicología y a otras ciencias del desarrollo obtener una mirada histórica y evolutiva del Desarrollo. Entre las principales críticas que se les han hecho se pueden encontrar:

    Teoría Sociocultural. Para algunos teóricos, aunque no se pueden negar las virtudes del pensamiento de Vygostky, su teoría, que según ellos está inacabada, tiene algunos limites. Por ejemplo Piaget (1962), en sus comentarios críticos lo acusaba de caer en un excesivo optimismo biosocial, por tener una confianza desmedida en las capacidades adaptativas de la actividad. Piaget le hace otra crítica la cual apunta a que Vygostky incurre también en un optimismo socioeducativo. Aunque Vygostky defiende una estrecha relación entre aprendizaje e instrucción, incurre en una cierta imprecisión al no especificar que tipos de enseñanza favorecen realmente el aprendizaje. Esta falta de criterios conduce a uno de los límites más importantes de la teoría inacabada de Vygostky, su falta de concreción o presición y la ambigüedad de algunos de sus postulados que hacen muy difícil su especificación. Así por ejemplo, si bien ha contribuido a una reformulación de las relaciones entre aprendizaje y desarrollo mediante su concepto de zona de desarrollo próximo, resulta difícil utilizar este concepto de modo especifico, en un contexto educativo experimental.

    Teoría Psicosocial. La teoría de Erikson se ha criticado por ser vaga respecto de las causas del desarrollo. ¿Qué clases de experiencias deben tener las personas para afrontar y resolver con éxito los diversos conflictos psicosociales? ¿Exactamente cómo influye el resultado de una etapa psicosocial sobre la personalidad en una etapa posterior? Desafortunadamente, Erikson no es muy explícito acerca de estas cuestiones importantes. Por lo tanto, su teoría es en realidad una revisión descriptiva del desarrollo social y emocional humano que no explica en forma adecuada como o por qué tiene lugar este desarrollo.

    Etología Una de las críticas que se le ha hecho a la Etología es que sus postulados son muy difíciles de probar. Pues ¿Cómo demostrar uno que diversos comportamientos son innatos, adaptativos o producto del aprendizaje? Estas afirmaciones son difíciles de confirmar. Otra de las criticas planteadas hacia la Etología es que aun si ciertos comportamientos humanos reconocen una base biológica, estas predisposiciones pronto serán modificadas por el aprendizaje, los atributos con una fuerte influencia genética pueden ser modificados por la experiencia; lo cierto es que la Etología nunca ha negado esto, por el contrario reconoce a los seres humanos como seres sociales altamente influenciados por la sociedad, y aunque su explicación del desarrollo está fundamentada en explicaciones filogenéticas estas hacen referencia solamente a los primeros meses de vida, por que los etólogos son concientes que esos comportamientos producto de la maduración puede ser transformados por la experiencia y por el aprendizaje.

    El Enfoque de los Sistemas Ecológicos. A pesar de sus ventajas, la Teoría de los Sistemas Ecológicos es insuficiente para construir una explicación completa del desarrollo humano. Aunque Bronfenbrenner caracteriza su teoría como un modelo bioecologico, en realidad tiene muy poco que decir respecto a los elementos biológicos que contribuyen a desarrollo.

    La perspectiva de los sistemas ecológicos describe la complejidad de los ambientes naturales que influyen en las personas en desarrollo pero todavía falta la forma en que los niños y adolescentes procesan la información ambiental y aprendan de sus experiencias antes que podamos comprender por completo como influyen en el desarrollo humano. Por tanto, aunque los enfoques de los sistemas ecológicos es un aporte muy importante en este campo lo debemos tomar como un complemento y nunca como un reemplazo a otras teorías del desarrollo.

    ENCUENTROS Y DESENCUENTROS ENTRE LAS APROXIMACIONES TEÓRICAS

    Desencuentros entre La Teoría Sociocultural y La Teoría Psicosocial:

    Vigotsky piensa que los procesos psicológicos del ser humano tienen un origen social. Según esta ley, todo proceso psicológico superior aparece dos veces en el desarrollo del ser humano, en el ámbito interpsicológico (entre personas), en el ámbito intrapsicológico (individual), y entre estos ámbitos se encuentra la interiorización. Esta teoría propone que los niños se desarrollan en la medida que van adquiriendo instrumentos de adaptación intelectual cercanos a su zona de desarrollo próximo, siendo el aprendizaje colaborativo una estrategia adecuada para conseguirlo. Por el contrario Erikson se centra más en los determinantes socioculturales del desarrollo humano, las personas se desarrollan superando sus etapas de conflictos; por otra parte la teoría de Erikson es propia del conductismo en la consideración del desarrollo humano como condicionado pasivamente por el ambiente, pudiendo ser moldeado por los refuerzos y los castigos.

    Encuentros entre La Teoría Sociocultural y La Teoría Psicosocial:

    Erikson al igual que Vygotsky reconoció el papel esencial de los ambientes socioculturales en la formación de la identidad, de ahí su conceptualización social de la identidad; observa que los niños no sólo luchan con los procesos socioculturales, sino con una serie de intereses y conflictos individuales, las dimensiones en que ubica a la identidad son la cultura y el individuo, para él la identidad se establece en un proceso en el núcleo del individuo y en el núcleo de la cultura comunitaria. Mas tarde en la identidad de los adolescentes no sólo se reestructura su mundo interno, sino también sus relaciones con el mundo externo, por consiguiente: «la formación de la identidad inicia donde la utilidad de la identificación termina», es decir, se da una asimilación selectiva de las identificaciones infantiles y el rechazo selectivo de otras para formar una nueva configuración. Esta reestructuración interna y externa representa nuevos retos, desafíos y compromisos para los jóvenes que los hacen definirse en un todo.

    Desencuentros entre El Enfoque de los Sistemas Ecológicos y La Teoría Psicosocial:

    La teoría de los sistemas ecológicos de Bronfebrenner concibe el desarrollo como el resultado de la interacción abierta y cambiante entre la persona y el ambiente, pone el énfasis en el análisis de los entornos o contextos en los que se produce el desarrollo del ser humano como determinante del mismo. El desarrollo del ser humano afectado por las relaciones que se producen en los diferentes contextos, los cuales van modificando a lo largo del ciclo vital. Mientras que Erikson sostiene que los niños se desarrollan en un orden predeterminado, muestra de ellos es el establecimiento de ochos etapas a través de las cuales se da el desarrollo paulatinamente. La terminación exitosa de cada etapa da lugar a una personalidad sana y a interacciones acertadas con los demás

    Desencuentros entre la Etología Humana y La Teoría Psicosocial

    Desde la etología se considera la conducta humana como una función de la información filogenéticamente adaptada, mientras que Erikson argumentaba la importancia de la acción de motivaciones y necesidades psicosociales positivas al desarrollo vital humano.

    Encuentros entre la Etología Humana y La Teoría Psicosocial

    Erikson escribe varias obras sobre el desarrollo psicosocial desde un punto de vista evolutivo, en el que se conjuncionan simultáneamente las fuerzas biológicas con las psicológicas y sociales en un proceso que está ubicado tanto en el núcleo del individuo como en el núcleo de su cultura comunal. La Identidad se da como el resultado de tres procesos: biológico, psicológico y social, los cuales están en una interacción ininterrumpida de todas las partes y gobernado por una relatividad que hace que cada proceso dependa de los otros, lo que llama: "fisiología del vivir". En lo que se parece a la etología la cual está interesada en el valor evolutivo y adaptativo de cada conducta y como estas se desarrollan en un medio social.

    Desencuentros entre la Teoría Sociocultural y La Etología Humana:

    Vygotsky en sus planteamientos deja notar la gran importancia que tiene la cultura, lo social, en el desarrollo de los comportamientos de los seres humanos, lo que no quiere decir que excluya lo innato, las estructuras biológicas. A pesar de esto, para él, todas las conductas que exhibe el niño son de carácter eminentemente social. Mientras que la Etología Humana muestra en su teoría un mayor interés en las estructuras biológicas y la fisiología que subyacen al comportamiento de los seres humanos; atribuyen las conductas que el niño exhibe, por lo menos durante el o los primeros años, exclusivamente a adaptaciones filogenéticas, es decir su comportamiento durante los primeros años de vida es producto de la maduración, son innatos; aunque debe quedar claro que para la Etología también existe y es de gran importancia lo social en el desarrollo, es por esto que sus estudios ontogeneticos en seres humanos están basados solamente en los primeros años de vida, pues los demás comportamientos que se presentan después de este periodo son producto de la cultura. Lo que deja notar que le da una mayor importancia a los comportamientos adaptativos programados en forma biológica que a los aprendidos.

    Desencuentros entre El Enfoque de los Sistemas Ecológicos y La Etología Humana:

    Según Bronfenbrenner el desarrollo de un individuo está altamente influenciado, por no decir determinado, por las relaciones de reciprocidad que este establece con los diferentes contextos; por el contrario la Etología argumenta que el desarrollo, en términos de ontogénesis del comportamiento, está más determinado por las adaptaciones filogenéticas, por la maduración, lo innato; aunque el aprendizaje juegue un importante papel.

    Encuentros entre El Enfoque de los Sistemas Ecológicos y El Modelo de Desarrollo a Escala Humana:

    Uno de los principales encuentros que logramos hallar al estudiar cada uno de los planteamientos de los teóricos expuestos en este documento, se da entre el Enfoque de los sistemas ecológicos, propuesto por Bronfenbrenner, y el Modelo de Desarrollo a Escala Humana de Max-neef. Uno de los puntos comunes de los postulados de estos autores, hace referencia a sus antecedentes, pues ambos se inspiran en un modelo contextual dialéctico, en que la interacción persona-ambiente es fundamental para explicar la dinámica de los procesos que proponen, con la diferencia de que el modelo de Bronfenbrenner tiene una fuerte incidencia de los modelos psicológicos del desarrollo, mientras que el modelo de Max-Neef es incidido por teorías neomarxistas del desarrollo económico donde lo fundamental es el desarrollo de los grupos de personas de una forma sustentable con su contexto social y ambiental (ambiente fisico).

    Otro de los puntos comunes se encuentra en algunos de los postulados de ambos. Conciben que la interacción persona ambiente es bidireccional, es decir no se plantea que solo uno de los elementos sea determinante para la constitución del otro. Por lo tanto el desarrollo no es algo que se de netamente al nivel del sujeto individual. Es más según Bronfenbrenner esto seria metodológicamente improbable y según Max-neef si se quiere cambiar las condiciones de vida de las personas no se puede mirar seres individuales. Existe una interacción entre el individuo y los espacios en que se mueve; político, cultural, social, valores y normas, conductual y actitudinal, y entre estos espacios, aunque esto esta explicito en Bronfenbrenner, queda implícito en Max-neef porque al hablar de grupos de personas se dan cualidades emergentes, relaciones entre los niveles del sistema que afectan al individuo pero no son dependientes de el.

    En cuanto a sus objetivos se puede encontrar también cierto grado de similitud, pues mientras la teoría de Bronfenbrenner busca explicar los contextos en los que se desarrollan los sujetos; el modelo de Max-neef busca transformar esos ambientes carenciales en los que se desarrollan los individuos.

    Desencuentros entre El Enfoque de los Sistemas Ecológicos y El Modelo de Desarrollo a Escala Humana:

    La diferencia entre ambos puede consistir en que el modelo de Bronfenbrenner es un modelo teórico, que plantea unos postulados explicativos y una metodología. Mientras que el modelo de Max-neef, busca del distanciamiento de los modelos económicos clásicos excesivamente teóricos, formula un modelo pragmático que busca tener muy en cuenta los espacios reales de los individuos.

    EXPERIENCIA INVESTIGATIVA

    Como muestra de las estrategias metodologías que se utilizan para abordar la dimensión social dentro del desarrollo, tomamos como regencia una investigación hecha desde las bases del Enfoque de los Sistemas Ecológicos Propuesta por Bronfenbrenner:

    Sobre las conexiones entre aquellos escenarios en los que el niño participa, como el hogar, la guardería, el preescolar y la escuela, hay un amplio numero de investigaciones que documentan los logros evolutivos en cada uno de los escenarios (como el hogar, la guardería, el preescolar y la escuela) solo un numero reducido ha tenido en cuenta el impacto de la experiencia del niño en un escenario sobre su conducta o desarrollo en otro.

    Un ejemplo instructivo lo proporciona Smith (1968). El objetivo de su experimento era mejorar los resultados escolares de las minorías de alumnos de clase baja en los grados elementales. El proyecto afecta a unos 1000 niños, la mayoría de raza negra, provenientes de familia de bajo nivel de ingresos y que asistían a dos escuelas elementales publicas. Para adscribir a los padres en el programa, 30 madres voluntarias visitaron los hogares de su barrio en los que había niños en edad de escolarización elemental. Entre otras actividades, se les pedía a sus padres que oyeran leer a sus hijos, les brindaran apoyo y elogios y les garantizaran un rato tranquilo para el estudio que no interfiriera con su programa de televisión favorito. A los niños de guardería y preescolar se les daba libros para llevárselos a casa con una etiqueta donde decía *Por favor léemelo*. Se hizo un especial esfuerzo por implicar a los padres en esa actividad y en que hicieran de narradores en la biblioteca. Se facilitó a los hogares un diccionario infantil y se animaba a las familias a poner su nombre en la cubierta interior. En reuniones periódicas, los padres planteaban sus problemas e ideas entre si (por ejemplo, no se ponían de acuerdo sobre el momento en que sus hijos se le pidiera que estudiara). A los maestros se les proporcionaba ayuda en las tareas de oficina por parte de estudiantes de escuelas empresariales que mecanografiaban y duplicaban los materiales necesarios. Un programa en marcha para maestros hacia hincapié en la influencia de los factores del entorno en la conducta de los niños en clase. Gente de color con empleos cualificados en la zona visitaban las clases y hablaban de lo importante que habían sido las materias escolares para su vida posterior.

    La variedad e ingenuidad en el experimento de Smith no se correspondía desgraciadamente con la elección de mediciones de resultado. En su forma cuantitativa, estos se reducían a incrementos significativos en las ejecuciones en test de lectura y a las reacciones de los padres al programa expresadas a través de un cuestionario. El cuestionario aportó respuestas satisfactorias en un 90%. Se expresaron actitudes especialmente favorables respecto al programa de estudio en el hogar y las experiencias de lectura. Es de lamentar que no se obtuvieran datos comparativos de las conductas manifestadas por sujetos experimentales y de control en la clase o, igualmente importante, en la familia o en el grupo de amigos del barrio.

    A pesar de estas limitaciones, el experimento de Smith ilustra otro principio que hace referencia a las condiciones que sustentan y estimulan la eficacia de los contextos específicos de crianza del niño.

    BIBLIOGRAFÍA

    Max-Neef Manfred, (1986). Desarrollo a escala humana: Una opción para el futuro. Development Dialogue, Nº. Especial; 9-93.


    Shaffer David R., (1999).  Psicología del desarrollo. Infancia y Adolescencia. Internacional Thomson Editores. Universidad de Georgia

    Bronfenbrenner Urie, (1976). American psychologist. Contextos de crianza del niño: Problemas y Prospectiva. Traduccion Amelia Alvarez

    Pozo Juan Ignacio, (2003). Teorias Cognitivas del Aprendizaje. Ed. Morata. Madrid.

    Eibl-Eibesfeldt, (1977). Manual de la Etología Humana. Estados Unidos

    Vygotsky, Lev. (1988), "Cap. IV: Internalización de las funciones psicológicas superiores", y "Cap. VI: Interacción entre aprendizaje y desarrollo", en: El desarrollo de los procesos psicológicos superiores, Crítica, Grijalbo, México, pp. 87-94 y 123-140. ·

    Vargas, P. (2004). Universidad Complutense de Madrid. Consultado en la Web: 18-11-07 en el enlace: http://pdf.rincondelvago.com/psicologia-del-desarrollo_9.html

    Castaño, S (2005). U. Autónoma de México. Consultado en la Web: 18-11-07 en el enlace: www.psicologia.uanl.mx/programas/conductual/septimo/062p_desarrollohumano1.doc.

    Garcia. Francisco (2001). “Conceptualización del desarrollo y la Atención Temprana desde las diferentes escuelas Psicológicas: Modelo Ecológico / Modelo Integral de Intervención en Atención Temprana”. Consultado en la Web: 18-11-07 en el enlace: http://72.14.205.104/search?q=cache:4vhi4ut6EocJ:paidos.rediris.es/genysi/actividades/jornadas/xijorp/xi_Garcia.pdf+bronfenbrener&hl=es&ct=clnk&cd=1&gl=co

    Linares, E. Santín , C. Villas, M . “El modelo ecológico de Bronfrenbrenner como marco teórico de la Psicooncología” . Anales de psicología

    2002, vol. 18, nº 1 (junio), 45-59. Consultado en Web 18-11-07, en http://72.14.205.104/search?q=cache:3zPwGaHQ4MYJ:www.um.es/analesps/v18/v18_1/03-18_1.pdf+bronfenbrener&hl=es&ct=clnk&cd=3&gl=co

    Berger Kathleen Stassen, (2004) Psicología del desarrollo: infancia y adolescencia. - 6 ed. Editorial Médica Panamericana, Argentina.

    Erikson Erik, (2000) El ciclo vital completado. - Ed. rev. y ampliada. Ed. Paidós. España

    Diane E. Desarrollo humano: infancia temprana, intermedia y adolescencia. Ed. Papalia,