Teorías del conocimiento

Filosofia. Corrientes filosóficas. Empirismo. Racionalismo. Relativismo. Realismo

  • Enviado por: Bibiana Peñín
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


ÍNDICE

ð ðððððððððððð ððððððððððððððððððððð ð

ð ðððððððððð ðððððððððððððððððððððð ð

ð ðððððððððð ððððððððððððððððððððððð ð

ð ðððððððððððð ððððððððððððððððððððððð ð

INTRODUCCIÓN

La duda que se nos plantea en esta tercera disertación es una cuestión con una difícil respuesta. A lo largo de la humanidad ha habido muchos filósofos que se han planteado cuestiones acerca del conocimiento (cuestiones como por ejemplo como llega el conocimiento a formar parte de nosotros), pensadores importantes como Descartes, Locke, Hume, Leibniz o Kant. A través de teorías como el empirismo (la cual nos dice que el conocimiento se obtiene mediante la experiencia), el relativismo (los conocimientos son válidos dependiendo del punto de vista del sujeto), realismo (los hechos son tal como son sin mayor interpretación) o racionalismo (el conocimiento forma parte de nosotros de una manera innata). Existe también una teoría que es una síntesis de las dos más importantes, el empirismo y el racionalismo. Esta síntesis fue elaborada por Kant en el siglo XVIII y recoge parte de una teoría y de la otra, y las une aportando algunas de sus ideas, a esta nueva teoría la llamo “Teoría del conocimiento”.

Para resolver la cuestión de sí todas estas teorías acerca del conocimiento son igualmente válidas, comenzaré intentando aclarar en que consiste el conocimiento relacionándolo con el término de verdad. Y después compararé y definiré las distintas teorías del conocimiento, observando si son todas igualmente válidas. Y defendiendo desde mi punto de vista cual es la que tiene mayor validez.

DESARROLLO

El conocimiento es el resultado de la relación entre un sujeto y un objeto apto para ser conocido, en esa relación el sujeto capta la realidad de ese objeto.

Para poder afirmar que conocemos algo debemos poder afirmar que la proposición que conocemos es verdadera, para ello debemos saber que se quiere decir con que una proposición sea verdadera. Siendo verdad la adecuación de la mente con la cosa que se pretende conocer. Para saber si algo es verdadero o no, existen tres teorías:

- Teoría de la verdad como correspondencia: Es cierta cuando las proposiciones (que describen hechos) tienen correspondencia con los hechos que describen.

- Teoría de la verdad como coherencia: La verdad se da cuando hay una correspondencia entre proposiciones y estados subjetivos de la persona, es decir, una proposición será verdadera cuando sea coherente con el estado subjetivo de la persona.

- Teoría de la verdad como “lo que funciona” o pragmática: Lo verdadero es aquello que tiene un valor práctico para el hombre, porque le favorezca la vida o sirva a sus necesidades.

Ahora bien, una vez que sepamos lo que es la verdad y el conocimiento, nos podemos plantear como obtenemos los conocimientos y como averiguamos si son verdaderos, para ello han existido múltiples corrientes filosóficas con ideas muy variadas y que ahora me dispongo a enumerar:

EMPIRISMO: Los empiristas defienden que al nacer nuestra mente es similar a una hoja en blanco, y todo lo que hemos aprendido y aprenderemos a lo largo de nuestra vida lo obtenemos a través de la experiencia, pasando previamente por los sentidos. Mientras que niega la posibilidad de ideas espontaneas. Para los empiristas lo que aprendemos, es decir, el objeto apto para ser conocido tiene prioridad al propio sujeto.

Si se lleva esta teoría hasta el límite tendría como consecuencias extremas un criticismo radical y pasaría a ser conocido como escepticismo. Según el cual no existe una verdad firme y segura, y por lo cual critica toda posición que intente afirmar la existencia de verdad. Según el escepticismo es imposible la existencia de un conocimiento objetivo. Esta clase de pensamiento tiene como ventaja que nunca conduce a “errores” y no está de acuerdo con las actitudes ingenuas, pero por otro lado, al no afirmar nada, sus argumentos acaban entrando en contradicción.

En la teoría sobre la verdad que relacionamos el empirismo es la teoría de “verdad como correspondencia”, que es verdadera cuando se corresponden el hecho y la proposición que describe el hecho.

Los principales representantes del empirismo son John Locke (1632-1704) y David Hume (1711-1776). Además esta teoría es respaldada por las ciencias experimentales.

RACIONALISMO: Es el punto de vista contrario al empirismo, pues defiende que los conocimientos que hay en nosotros son innatos, es decir, que nacemos con ellos. Según los racionalistas el sujeto tiene mayor importancia que el objeto que se ha de conocer, la principal facultad del sujeto es la razón. Esta teoría es partidaria de “la verdad como coherencia”, según la cual una proposición es cierta cuando se correspondía con el estado subjetivo de la persona.

Para los racionalistas existen dos clases de proposiciones: a priori cuando podemos saber si son ciertas sin tener que recurrir a la experiencia; y a posteriori cuando para conocer el valor de verdad hemos de recurrir a la experiencia, es decir, una vez que la experiencia haya sucedido.

Llevado al extremo esta teoría tiene como consecuencia un excesivo optimismo y tendría una postura dogmática. El dogmatismo proporciona a sus defensores una gran “seguridad” puesto que cree asentarse siempre sobre la verdad, lo que puede ser positivo, pero a su vez puede ser negativo puesto que no razona sobre la validez de sus ideas, sino que trata de imponerlas. Según el dogmatismo es posible un conocimiento verdadero de las cosas, es decir, que la realidad se puede conocer exclusivamente a través de la razón.

El racionalismo ha tenido principalmente como defensores a René Descartes (1596-1650), Baruch Spinoza (1632-1677) y Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716). Para Descartes Dios, sustancia y causa eran ideas innatas.

RELATIVISMO: Los relativistas defienden la no existencia de verdades absolutas, sino que sólo existen verdades relativas. Defienden que dependiendo de las circunstancias una opinión puede ser válida o no serlo. Al depender del punto de vista de cada individuo habrá tantos conocimientos válidos como puntos de vista, por esta razón, el criterio de verdad será muy amplio y dependerá de un punto de vista subjetivo. Esta teoría tiene de positiva que respeta distintos puntos de vista y que rechaza las actitudes dogmáticas.

Esta teoría es frecuentemente defendida en el campo de la ética y en las ciencias sociales. Y se relacionó con el movimiento sofistico en Atenas, los sofistas griegos cuestionaron la posibilidad de que hubiera un conocimiento fiable y objetivo.

REALISMO: Podríamos hablar de una cuarta idea que consiste en atenerse a los hechos “tal como son”, sin interpretarlos ya que es una perspectiva acrítica. Para el realismo existe verdad cuando el conocimiento reproduce la realidad, las cosas son tal como las observamos a través de nuestros sentidos. Esta teoría no se cuestiona la validez del conocimiento y hace uso del sentido común, al hacer uso del sentido común se dice que es la filosofía que defiende “el hombre de la calle”, de las personas realistas. Y también es el punto de vista que tienen muchos de los científicos. La idea principal de esta postura, según los que la defienden es que al conocer nosotros no ponemos nada en el hecho de conocer.

Pero como hemos podido observar ninguna de estas teorías es completamente válida. Ya que el empirismo hace un excesivo uso de la experiencia, y por el contrario la teoría del racionalismo haría un excesivo uso de lo contrario, el innatismo; el relativismo puede llegar a justificar cualquier cosa; y el realismo además de no justificarse adecuadamente es fácilmente manipulable.

Por lo que en el siglo XVIII aparece una nueva teoría, elaborada por el filósofo alemán Inmanuel Kant (1724-1804) y que llamó TEORÍA DEL CONOCIMIENTO. En esta teoría Kant sintetizó ideas del empirismo (basado en la experiencia) y el racionalismo (parte de que las ideas son innatas). La idea central de Kant es: “Todo el conocimiento empieza con la experiencia pero no todo el conocimiento procede de la experiencia”.

Para Kant hay dos fuentes para obtener el conocimiento: La intuición o sensibilidad (es la facultad de recibir representaciones) y el entendimiento o concepto (es la facultad de reconocer un objeto a través de representaciones). Por lo que Kant relaciona estas fuentes como si el empirismo fuese la intuición o sensibilidad receptora y el innatismo que defiende el racionalismo fuese el entendimiento o concepto emisor.

Existía también para Kant un grupo de intuiciones, conceptos a priori (al margen de la experiencia), a los que llamó categorías y que dividió en cuatro grupos: los relativos de cantidad, que son unidad, pluralidad y totalidad; los relacionados con la cualidad, que son realidad, negación y limitación; los que conciernen a la relación, que son sustancia-y-accidente, causa-y-efecto y reciprocidad; y los que tiene que ver con la modalidad, que son posibilidad, existencia y necesidad.

Por lo tanto ésta es la teoría más acertada puesto que combina la experiencia con la razón. En nuestra vida cotidiana nos damos cuenta de que la experiencia es necesaria, pero a su vez también es importante la razón porque sino no existirían conceptos como sustancia o causa.

CONCLUSIONES

Como hemos podido observar a lo largo de toda la disertación es que no todas las teorías que explican el conocimiento son igualmente válidas.

El relativismo depende del punto de vista del sujeto, por lo que no permite llegar a un criterio de verdad y puede llegar a justificar cualquier cosa.

El realismo, que se atiene a los hechos “tal como son”, no se justifica adecuadamente y es fácilmente manipulada.

El racionalismo tiene como base que los conocimientos son innatos, por lo que se abusa de la razón y no tiene en cuenta para nada la experiencia, que sabemos es también muy importante.

En el lado contrario tenemos el empirismo que se basa en que los conocimientos empiezan a formar parte de nosotros a través de las experiencias que vivimos, y al contrario que el racionalismo, el empirismo abusa de la experiencia pero no cree que en los conocimientos influya la razón.

Como podemos observar ambos extremos, el empirismo y el racionalismo, no son absolutamente válidos por lo que en un punto medio entre estas dos teorías esta Kant. Él creía que para conocer influían tanto la razón (innatismo) como la experiencia, por lo que en su “teoría del conocimiento” las unió a la dos, siempre criticando tanto al empirismo como al racionalismo. Siendo esta desde mi punto de vista la teoría más acertada de todas.

BIBLIOGRAFÍA

  • ððððððσ δð ðððσð δð ðð ððρððρð ððððððððððð

  • ðððððððððσ δðð ðððρð δð ððððððρ ðððσ ðρðγððððσ δð ðð ððδððð ðδðððρðððð ðρðððð

  • ðððððððððσ δðð ðððρð δð ððððσðððð δð ðð ððððððððρ ððððð ððððð

  • ðððððððððδðð σððððð, ðððððð ðδðððρðσ, ðððð, ððρðððððð, ððððð

  • ðððððððððδðð ððððρðððððð ððððρðððððð