Teoría del ahorro y la inversión

Consumo. Ahorro. Inversión. Función agregada de consumo. Equilibrio

  • Enviado por: Paco
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 15: TEORÍA DEL AHORRO Y DE LA INVERSIÓN

COMPORTAMIENTO DE LA UNIDAD DE CONSUMO

FUNCIÓN AGREGADA DE CONSUMO

AHORRO E INVERSIÓN

EQUILIBRIO ENTRE EL AHORRO Y LA INVERSIÓN

15.1. COMPORTAMIENTO DE LA UNIDAD DE CONSUMO

Para un consumidor, la renta disponible es lo que tiene líquido para gastar, es decir, los ingresos brutos menos los impuestos. Tal renta se utiliza en comprar bienes de consumo (C) y en el ahorro (A), de tal forma que se cumplirá:

RD = C+A

La curva de consumo en función de la Renta Disponible y del ahorro será de la forma que se indica en el diagrama inferior (todo se ha hallado de forma empírica). En el mismo se representa:

Curva de propensión al consumo: C=C(RD)

Curva de propensión al ahorro: A=A(RD)

C(pts)

 ahorro(A)

A C(RD)

D B

Deuda   C

A(RD)

 ahorro(A)

RDD RDA RDB RD

La bisectriz del diagrama es la recta en la que toda la renta disponible se gasta en bienes de consumo (RD=C). Vemos que en el punto A todo lo que disponemos en RD lo gastamos, es decir, no hay ahorro (RD=C). Por el contrario, en el punto B sí hay ahorro, mientras que en D he gastado más de lo que disponía (ahorro negativo=deuda).

La curva de propensión al ahorro se puede obtener como se indica a partir de la de propensión al consumo.

Denominaremos:

  • Propensión marginal al consumo (PMC): pendiente de C(RD)

  • Propensión marginal al ahorro (PMA): pendiente de A(RD)

Se observa que:

ΔRD=ΔC+ΔA ⇒ ΔRD/ΔRD=1=(ΔC/ΔRD) + (ΔA/ΔRD)

PMC PMA

de donde obtenemos que:

PMC + PMA = 1

15.2. FUNCIÓN AGREGADA DE CONSUMO

Supondremos ahora que hay un colectivo de consumidores en lugar de un consumidor aislado. La función agregada de consumo, en este caso la total, es imposible de determinar como la suma de cada una de las funciones individuales debido a que existen factores diversos tales como el comportamiento particular de cada consumidor, la estructura de la población, el nivel cultural y otros, los cuales modifican sustancialmente el comportamiento de cada uno de los consumidores.

Distinguiremos entre función agregada de consumo a corto y a largo plazo. A largo plazo se entiende por un periodo de 30 ó 40 años. En tal caso obtendremos la función agregada de consumo como una recta de regresión de la nube de puntos que se obtiene por un estudio estadístico.

CL

CL=h·RD

CL

45º

RD

Concluimos que:

siempre hay ahorro

el consumo crece al aumentar la renta

El consumo a largo plazo es, por tanto y según este estudio, proporcional a la renta disponible.

En cuanto al consumo a corto plazo, el estudio se realiza para 1 ó 2 años y en tal caso observamos que la variación del consumo es menos proporcional al aumento o disminución de la renta disponible. Ello es debido a consideraciones tales como el que un consumidor que llega a un determinado nivel de renta RD y repentinamente ve reducida la misma, tiene un cierto retardo en acomodarse a su nueva situación.

Cc

Cc=β+a·RD

C

B A

RDB RDA RDC

Vemos que si RDA disminuye repentinamente a RDB, el consumidor pasará de A a B. Si pasamos a RDC el consumidor irá a C. Es lo que se denomina efecto cremallera.

15.3. AHORRO E INVERSIÓN

Denominaremos ahorro a la parte de la RD que una unidad de consumo no gasta en bienes de consumo. La inversión es la compra de bienes de equipo o de capital para incrementar el stock tanto de bienes de equipo como de capital respectivamente. Será por tanto función del stock deseado.

Desde el punto de vista macroeconómico son sólo las empresas las que invierten. Distinguiremos por tanto básicamente:

  • Ahorro: está el manos de las unidades de consumo

  • Inversión: está en manos de las empresas.

15.4. EQUILIBRIO ENTRE AHORRO E INVERSIÓN

Partiremos de la hipótesis de que no hay autofinanciación de las empresas, es decir, no hay beneficios sin distribuir (Bd). Desde tal situación y suponiendo una economía cerrada sin intervención del Estado, tendremos (como ya vimos) que:

RN = C + IN = PNN = RD y además:

RD = C + A

de donde deducimos que:

A = IN

Definiremos:

Inversión planificada (ex-ante = Ie-a): como la inversión que se tiene prevista en una empresa en un periodo de tiempo dado.

Inversión real (ex-post = Ie-p): la que realiza realmente la empresa en dicho periodo de tiempo.

Ahorro planificado (ex-ante = Ae-a): similar a la inversión.

Ahorro real (ex.post = Ae-p)

Supongamos la producción total de un país que reflejaremos en el siguiente cuadro:

Pbe (producción de bienes de equipo)

Δik = stocks de bienes de equipo

Sk = venta de bienes de equipo

Pbc (producción de bienes de consumo)

Δic = stocks de bienes de consumo

Sc = venta de bienes de consumo

En cuanto a las rentas tendremos:

∑B

Consumo (C)

Sc

∑O

RN=RD

Δik

∑W

Ahorro (A)

Inversión

Δic

Sk

Podemos demostrar de nuevo, como antes lo hicimos, que A=IN, de forma analítica.

Denominaremos:

Inversión voluntaria (Iv): a la que realizan las empresas para comprar bienes de equipo

Inversión involutaria (Ii): a la que las empresas no tienen intención de hacer (stocks).

Según esto:

Ae-p = Iv + Ii

de donde se deduce que si Ae-p=Iv, no hay stocks, mientras que si Ae-p>Iv, entonces existe Ii y hay stocks por tanto. Esto a corto plazo es negativo ya que hay que eliminar los stocks con lo que la producción del año siguiente será menor y ello se traduce en una pérdida de empleo.