Suelos

Química. Compuestos orgánicos. Masa. Nitratos. Fosfatos

  • Enviado por: Javier López
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Curso: I°A

Fecha: 27-10-1999

1-Colocamos agua en el frasco de vidrio (2/3 de agua), y le agregamos tierra de hoja. Tapamos el frasco y lo agitamos vigorosamente. Lo dejamos en reposo durante una hora. Al cabo de ese tiempo, pudimos observar que la parte orgánica de la tierra (bichos, ramas, palos, etc.) quedó flotando en la superficie del agua. Abajo se aconchó la materia mineral (piedras, arenas, etc.), y entre medio de estas dos secciones quedó un agua sucia por efecto de las materias en suspensión (tierra, polvo). En resumen, se separó en 3 capas:

  • La capa superior formada por todos los compuestos orgánicos.

  • La capa de agua sucia.

  • La capa de tierra que se aconchó en el fondo del frasco.

Antes de agitar Luego de agitar

Compuestos orgánicos

Agua Agua sucia

Tierra de hojas Tierra aconchada

Conclusión:

Al hacer este experimento, nos dimos cuenta que los materiales más pesados que componen la tierra (como cualquier otra sustancia) siempre se van al fondo debido a la fuerza de gravedad, y los más ligeros quedan en la superficie. También nos fijamos que el experimento posee la misma composición que la del suelo (materia orgánica; piedras; roca madre).

2- Masamos la cápsula de porcelana y esta masó 78.15gr.

Pusimos 10gr de la muestra de tierra de hoja sobre la cápsula, la que entonces pusimos sobre un vaso pp de 250ml con 150ml de agua. Todo este aparataje lo pusimos sobre el mechero y lo calentamos durante 30 minutos (“baño maría”).

Luego de un rato a baño maría la tierra debido al calor comenzó a perder la humedad y algo de su color, pero sólo en la parte superficial del compuesto. Cuando hubo terminado el tiempo (30 minutos) apagamos el mechero y lo sacamos del baño maría para dejarlo enfriar.

Al masar la cápsula con la tierra, el resultado obtenido fue de 84.45gr. Entonces, la tierra de hoja calentada masó 6,3gr.

Con éste resultado hicimos el siguiente cálculo:

10gr = 100% = tierra de hoja original

6,3gr = 63% = tierra de hoja calentada

100% - 63% = 37% = % de masa perdida durante el baño maría = agua evaporada

Las propiedades de la tierra de hoja son:

  • sólido

  • compuesto de tierra y materiales orgánicos ( hojas, piedras, ramitas, bichitos)

  • color café

  • húmeda

Cambios producidos en la tierra de hoja luego de ser calentada:

  • Las hojas y los palitos se secaron.

  • La tierra se secó.

  • Se murieron los bichitos.

  • La tierra cambió su color (más blanco)

  • La tierra perdió gran parte de su maza (35%)

Conclusión:

Gran parte de la tierra de hojas está compuesta por H2O (casi el 40%), esto se demostró dado que al calentarla la mayoría del agua se evaporó y se perdió cerca de un 35% de su masa.

3- Colocamos la tierra de hoja en una cápsula de porcelana (al igual que en el ejercicio número 2) y la colocamos sobre el mechero, pero directamente y no a través de un baño maría como en el ejercicio anterior.

La tierra de hoja fue puesta durante 30 minutos al fuego. Luego de unos minutos la tierra fue perdiendo su humedad, y posteriormente se comenzó a quemar, produciendo un olor muy desagradable. También perdió su color oscuro.

La tierra de hoja original masó 10gr.

La tierra de hoja quemada masó 4,15gr.

Cálculo:

10gr = 100%

4,15gr = 41,5%

100% - 41,5% = 58,5% = % de masa perdida durante el calentamiento directo = agua evaporada + materia orgánica quemada

58,5% - 37% = 21,5% = materia orgánica quemada

Conclusión:

En este experimento pudimos notar que la tierra de hoja perdió un 58,5% de su masa, dado que no tan solo se evaporó el agua, sino que también se quemaron los compuestos orgánicos, lo que produjo que la disminución del peso total fuera mayor que la reducción de la masa registrada en el ejercicio anterior.

4- En un vaso pp de 100ml, colocamos una punta de espátula de muestra y agregamos 10ml de agua destilada. Agitamos y medimos el pH del suelo con un papel de pH. El papel se puso de un color amarillo verdoso, lo cual significa un pH entre 5 y 6, es decir, levemente ácido.

Conclusión:

El pH del suelo se ha ido acidificando, ya que depende de diversos factores químicos, como el agua de lluvia y la atmósfera (influida por la contaminación).

5- Montamos el embudo con el papel filtro y con la punta de la espátula llenamos 3/4 partes del papel filtro con la muestra de tierra de hoja. Vaciamos el agua (sin que sobrepasara el papel filtro) y esta se demoró 3 minutos en llegar hasta los 30ml de la probeta.

6- Pusimos 100ml de agua destilada y 3,5 puntas de espátula de la muestra de tierra de hoja en un vaso pp y lo agitamos. Después lo pusimos a calentar durante 10 minutos. Quitamos la muestra antes de que hirviera. Después pusimos un embudo de vidrio con un papel filtro y filtramos la solución.

Con el resultado de este experimento realizamos dos reconocimientos:

  • Reconocimiento de nitratos (NO3):

  • En un tubo de ensayo colocamos unos cristales de sulfato ferroso (FeSO4), y también le agregamos 2ml de filtrado y dos gotas de ácido sulfúrico (H2SO4).

    Luego de agregar todo esto, notamos que se formó un par de anillos de color pardo: uno en la superficie y otro en el fondo que rodeaba el resto de sulfato ferroso que quedaba.

    Conclusión: el sulfato ferroso y el ácido sulfúrico (juntos) actúan como indicadores de la presencia de nitratos en la muestra. Como el filtrado tenía nitratos, se formaron dos anillos pardos en el medio de la solución.

  • Reconocimiento de fosfatos (PO4)3:

  • Colocamos 2ml de filtrado en un tubo de ensayo, cristalitos de molibdato de amonio (NH4)2MoO4 y 4 gotas de ácido nítrico (HNO3).

    Tomamos el tubo de ensayo con las pinzas de madera y calentamos esta solución en posición diagonal, y apreciamos la aparición de un color amarillo, indicando la presencia de fosfatos en el filtrado.

    Conclusión: el molibdato de amonio junto con el ácido nítrico actúan como indicadores de la presencia de fosfatos en la muestra. Como el filtrado tenía fosfatos, en la solución apareció un color amarillento, lo que demostró la presencia de fosfatos.