Solas; Benito Zambrano

Cine español. Cinematografía. Enfermería. Habilidades psicosociales. Maltrato. Mujer. Abusos. Familia. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Segismundo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Solas

2º de Enfermeria B intervención psicosocial

Introducción

El estudio de la película SOLAS nos lleva, bajo un punto de vista enfermero, a comprobar las deficiencias de una familia con problemas desde la niñez, frutos de un padre autoritario y chapado a la antigua, con un pensamiento machista y sumamente posesivo de su mujer.

Por lo cual se nos muestra como en una familia destinada a ser feliz, acaba rota, con alteraciones en los roles familiares y con la emancipación temprana de los hijos huyendo de su padre.

Argumento

María tiene que acoger en su casa a su madre mientras su padre se recupera de una operación. Las relaciones entre ellos no son buenas y parece que las cosas no van a mejorar cuando María, que acaba de conseguir un empleo en una empresa de limpieza, descubre que se ha quedado embarazada.

Personajes principales

Maria: miembro de una familia formada por un padre, una madre, y cuatro hermanos. Aparentemente tiene unos 35 años, es soltera y presenta un estado económico y laboral bastante precario. Vive sola en un piso muy destartalado. Además, vive buscando una pareja estable y que le quiera, esperando un afecto de un padre deseado pero ausente en su infancia, marcada por ser maltratada, y buscando un hombre encuentra un camionero que la deja embarazada y se desentiende de ella y del hijo aunque le oferta el aborto.

Ella es orgullosa y sobre todo rencorosa ( lo cual se descubre con la relación con su padre), además es muy reservada y le cuesta sacar a la luz sus sentimientos.

Es alcohólica, roba y miente a sus amigos. Lleva una mascara de chica dura pero al fin y al cabo frágil y miedosa como una niña que le cuesta aceptar su propia vida.

El padre: hombre de unos 60 y tantos años y casado. Esta enfermo y hospitalizado. Es muy testarudo y machista, dando una apariencia de hombre duro. Esto le llevo a maltratar a sus hijos y a su mujer, la cual sigue amándole con resignación. No perdona a su hija. Con su mujer presenta una relación bastante abrupta marcada por un gran control sobre su propia vida.

Madre: mujer que aparenta tener unos 60 y tantos años. Esta casada. Vive con su marido en un pueblo pero por la hospitalización de este deben venirse a Madrid durante un tiempo. Esta mujer tiene una actitud humilde, sumisa a su marido y a sus hijos. Es mujer de un solo hombre, y se fastidia ella por los demás, despreocupándose hasta de ella misma. Sufre por la relación entre su marido y sus hijos. Es una mujer de las de antes, en contraposición de su hija Maria.

Vecino: hombre de unos 68 años, viudo, sin hijos y vive con un perro en el mismo piso que Maria. Es un hombre necesitado de cariño, o mejor dicho de compañía. Su hijo murió siendo joven. Por eso no le importa hacer lo que sea por obtener una compañía. Al final será el abuelo del niño y el padre de Maria.

Temas

Malos tratos: este es un tema que no se desarrolla ni se ve durante la película, pero cuyas consecuencias si que son visibles en las relaciones familiares. A causa de esos malos tratos, Maria guarda rencor a su padre por haberle maltratado y por haber maltratado al resto de la familia. Podemos decir que se perciben las secuelas psicológicas de ese pasado gris oscuro.

La mujer: en la película aparecen dos tipos de mujer: la mujer de los años 90s y la mujer de la posguerra, años 40s. Se pone en contraposición la libertad de Maria con la sumisión de Rosa (su madre. Esto es causa de discusión entre ellas mismas pero en el fondo nos enseñan al respeto mutuo de las distintas formas de pensar y de vivir marcadas por unos acontecimientos distintos.

Relaciones familiares: este es un tema que se puede abordar directamente desde el campo de la enfermería ya que hay una alteración en dichas relaciones: un padre que pasa de sus hijos o que los maltrata, por lo que todos huyen de casa en cuanto pueden, una madre que por sumisión obedece al marido, pero que sus hijos le recriminan el que no haya hecho nada para frenar todo ese daño. Se forman asi un subsistema parenteral y un subsistema fraterno. El subsistema fraternal se enfrenta al parenteral, al padre por ser como es y con la madre por su omision ante la situacion. Una relación marcada por el dolor.

Nuevas formas de familia: se observa como el vecino se ofrece a ser el abuelo del niño y a mantener tanto a Maria como al niño, de tal forma que ya no son los lazos de la sangre los que unen, sino los afectivos.

La soledad: es un tema que se nos muestra a través del vecino y de Maria. El vecino que busca compañía exacerbadamente, y Maria que busca a un hombre de igual modo. Al final acaban formando ellos dos, junto con el niño futuro que tendrá Maria, una pequeña familia, impidiendo así que ambos estén solos y faltos de esa compañía que tanto buscan.

El aborto: Maria, tras quedar embarazada se propone mantener a ese hijo con la ayuda de su novio camionero, pero al ver que este pasa y que le oferta el aborto, ella se hunde en un mar de dudas. No sabe que hacer. Tras contactar con la clínica, y puesta la fecha de la intervención, decide no ir a esa cita y mantener vivo a ese niño que esta esperando, gracias a la conversación que mantiene con su vecino que le ayuda a pensar,

El alcohol: Maria es una bebedora empedernida. Tiene una cuenta en el bar bastante larga, pero aun así sigue bebiendo, auque sea robando. Se pueden aprecia muy bien los efectos del alcohol: se ve mas desinhibida, más agresiva, cuenta sus debilidades... destroza enseres de la casa.

Hay dos elementos importantes en la película muy singulares, que son los diálogos y las miradas.

El nivel de comunicación se puede decir que es muy superficial, siendo un nivel informativo, como podemos ver entre maria y su padre. La relacion de maria con su madre va un poco mas allá siendo esta comunicación de un nivel racional. Siendo esta tambien con el vecino tanto con la madre como con maria.

Los diálogos suelen ser cortantes y secos a la vez que cortos. Las conversaciones siempre acaban cambiando de tema. Esto nos indica que entre esa familia nunca ha habido una buena comunicación, siendo una comunicación patologica, donde se puedan contar los problemas y las angustias de cada uno, sino que tenían que callar y sufrir ellos solos. Además, hay que añadir el carácter orgulloso de los personajes, los cuales no pueden hablar por miedo a que no los quieran igual.

También debemos decir que hay un trato de usted entre una madre y una hija. Marcando de esta forma las distancias y haciendo la relación mucho más fría.

Respecto al segundo elemento, la mirada, en la película comienza ya en la presentación, con una Rosa que llega al hospital y mira. Un personaje que no sabe leer ni escribir y que compensa esa dificultad con la mirada. Rosa mira, más que pidiendo explicaciones, tratando de poner orden en lo que ve. En su llegada a la casa de María, el primer día, ordena todo, anticipando con esa mirada lenta de ojos viejos lo que se verá cuando se despida de María, al final de la historia: La mecedora, los tiestos con flores, el cuenco con frutas, la rebeca sin mangas. Una mirada que es capaz de tensarse en el duelo del séptimo día entre ella y su marido.

Como si sabiendo mirar se descubriera ya un cierto orden en la realidad. Como si bastara con detenerse un poco para que los objetos pudieran hablar. Rosa se mueve por unos escenarios cotidianos y consigue que cada elemento que se encuentra adquiera volumen: una cabina de teléfonos, una ventana tapiada, un bar lleno de hombres…Es cierto que detrás de todo esto se encuentra la mano de Zambrano ( director), pero lo que consigue que todos esos elementos no se queden en un mero ejercicio de estética es el presentarlos a través de los ojos de Rosa. Si Zambrano no se hubiera apoyado en Rosa, lo visto no tendría sentido y se habría quedado como mero ejercicio visual. Los ojos de Rosa van por delante de lo que va a decir, de lo que va a pasar, como cuando anuncian su muerte.

La propia mirada de Zambrano no siempre es directa: le gusta presentar las escenas a través de puertas entreabiertas. A veces lo importante es lo que se escucha: la riña entre el gordo y dos clientes justo en el momento en el que María roba las dos botellas. El mejor ejemplo de esa mirada incompleta es la escena en la que María, después de hablar con el camionero, echa a llorar mientras pasa el tren.

El uso de los sentidos no se queda en la vista y el oído. También están presentes el tacto y el olor. El primero como forma de acercamiento: la pomada que Rosa extiende en la mano de María y el segundo como reproche continuo entre Rosa y su marido. El seco y duro "Hueles a macho”. Toda la película es una batalla entre los personajes en la que los combates se libran en el nivel de los sentidos. Una escaramuza en una caricia, una frase que calma o una mirada cómplice. No hay peleas definitivas en la que uno se imponga al otro. Existe un ambiente de ataque por desgaste, como si no quedaran fuerzas para más.

Conclusión

Resumiendo, esta familia necesita desarrollar unas habilidades sociales ya que son las que necesitan para poder mantener unas conversaciones y sobre todo para poder decirse a la cara lo que cada uno piensa del otro, sacando a fuera todo ese rencor para que este acabe y reconciliando las relaciones familiares. Una vez que esta familia se haya reconciliado podrá cada uno entenderse y perdonarse el pasado. Esto se llevaria a cabo a traves de terapias familiares y terapia individual, de forma que van madurando sus formas de comunicarse y ampliando su marco de actuación.

Además, esto hará que ellos mismos se conozcan y entre ellos.

Otra cuestión es la de fomentar el autoestima, para que no sea el afecto uno de sus motores principales, y que los personajes se muevan según sus propios intereses y no siempre esclavos de que otros estén con ellos.