Sócrates

Filosofía griega antigua. Ética socrática. Sabiduría. Ironía. Mayéutica. Felicidad

  • Enviado por: Daniel Gutíerrez Rodríguez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Tema - 2 La Filosofía de Sócrates

(470 - 399 a.C.)

La interpretación más corriente de su filosofía de Sócrates, dado que no dejo ningún escrito, a resaltado como rasgo fundamental su inspiración religiosa ya que definió la filosofía como un camino de purificación. Su filosofía se centra en el ser humano y hace del “conócete a ti mismo” su lema rector ya que el conocimiento de uno mismo para él es la condición de todo saber y toda virtud (arete). En este planteamiento Sócrates coincide en parte con los Sofistas pues también estos se ocupaban de las cuestiones humanas: ético - políticas, no obstante, entre ambos también hay grandes diferencias, los Sofistas hacían de la enseñanza una actividad utilitaria de la que obtenían grandes beneficios e influencias, mientras que por el contrario, Sócrates realizaba su actividad pedagógica de forma desinteresada, por puro deber moral permitiéndole esto poder escoger a sus alumnos. Además frente al relativismo moral que caracterizaba la actitud de los Sofistas confiando en que hay valores o verdades absolutos y que estos pueden ser alcanzados por el hombre o el Dogmatismo tradicional, decir que el hombre puede llegar a las verdades universales si conduce su vida reflexivamente comenzando para ello por tomar conciencia de su indigencia y de su ignorancia, es decir, que la conciencia de la propia ignorancia es ya el camino de la sabiduría, ya que con ella el hombre consigue liberarse del tipo de ignorancia mas peligroso, la de aquellos que no sabiendo en realidad, creen estar en posesión de ella.

El Método de Sócrates: Ironía y Mayéutica.

Contra la ignorancia que no tiene conciencia de si misma, hay que desarrollar según Sócrates, la Refutación Irónica. Esta es por tanto la parte inicial de su método y tiene como objetivo provocar en el individuo una toma de conciencia de su propia ignorancia, en esta primera fase no se llega aun a una conclusión a una conclusión positiva pues se trata únicamente de una fase preparatoria y destructiva que guarda semejanza con la duda metódica que usara Descartes. Solo quien se ha liberado de los errores en los que esta puede iniciar una búsqueda verdadera, una autentica investigación.

La Refutación Irónica como liberación del saber ficticio va ha dejar paso a una segunda fase; La Mayéutica. En su exposición de lo que es la Mayéutica, comienza Sócrates por comparar esta habilidad con la que tienen las parteras, asemejando su labor a dicho método, ya que la única distinción que existe es que el método se aplica a los hombres y concierne estrictamente a sus almas.

La Mayéutica consiste en llevar al interlocutor al descubrimiento de la verdad de que se trate, ello mediante una serie de preguntas y respuesta. Nos es trata pues en absoluto en dar a conocer al individuo un contenido, sino de intentar que este lo valla descubriendo de una manera progresiva consiguiendo así alúmbralo en si mismo y por si mismo.

Este método socrático llevado acabo mediante el dialogo, pretende alcanzar una verdad universal que como tal sea valida para todas estas verdades o principios universales. Se puede decir pues, que el relativismo de los sofistas ha sido superado.

La Ética Socrática y los Conceptos Universales.

La investigación de Sócrates según apuntamos, no se dirigía a la Phycis sino al mundo humano; Para Sócrates no era verdadero conocimiento sino simples opiniones todas esas teorías de los Físicos y se asombraba de que no se comprendiese con claridad que para los hombres no es posible resolver tales problemas cosmogológicos.

Como vimos, Sócrates quiere alcanzar conceptos universales o verdades absolutas superando de este modo el relativismo sofistico e instaurando una verdadera ciencia (Epistemia). El procedimiento que va a emplear para obtener esos conceptos universales será a trabes de la multiplicidad de la experiencia ó la inducción. Una vez alcanzado esos conceptos universales mediante la inducción, es necesario determinarlos con precisión mediante una definición adecuada. Esta pretensión de Sócrates, de que el verdadero conocimiento se constituye mediante conceptos universales, anticipa la filosofía de su discípulo Platón.

La afirmación platónica de que el verdadero ser de los Entes son sus propias ideas, la teníamos ya en Sócrates, si bien restringida al ámbito de los conceptos ético - políticos, claro que esa búsqueda socrática de verdades universales no esta motivada únicamente por un puro interés teórico, es decir, se quiere alcanzar tales verdades y en ultima instancia el bien como concepto ultimo al que apunta la ética con el fin de llevarlos a la practica, vivirlos con la intención de realizarse humanamente y alcanzar la plenitud y la felicidad.

Ya desde la antigüedad, con Aristóteles, se ha criticado el pensamiento socrático tachándolo de intelectualista, sin embargo, esta critica no esta justificada ya que, es verdad de Sócrates afirma que el que conoce el bien lo ejecuta mientras que la maldad es consecuencia de la ignorancia, aquel que en su vida a conseguido alcanzar una serie de principios o verdades las alcanza por si mismo por su propia experiencia vital y por ello difícilmente no va a actuar en síntesis con las mismas.

La ética de Sócrates ha sido definida como Eudemonismo (felicidad), es decir, se plantea el problema de alcanzar el bien como un problema de alcanzar la felicidad. El verdadero sabio es el que ha conseguido alcanzar la plenitud debiendo entonces ser feliz por esto de que ha sido capaz de abandonar las pasiones y acercarse al estado divino. Este estado se caracteriza, por carecer de necesidades y no encontrarse encadenado a las contingencias del destino; Pero para alcanzar este estado de felicidad, el hombre solo debe confiar en su esfuerzo no debiendo estar guiado por la utilidad e interes.

Según Sócrates el utilitarismo hace al hombre esclavo de los vienes y se encuentra en oposición con la exigencia socrática de autodominio y autonomía.

Por su forma de proceder el sofista Antifante le reprocha su vida de miseria despreocupado del placer y del poder, descuidado de las comodidades ridiculizándolo este llamándolo “verdadero maestro de la infelicidad”. Pero en realidad Sócrates no era enemigo de los placeres pero comprendió que la avidez por ellos ponía en peligro el bien mas elevado que puede alcanzar un hombre, es decir, su libertad y autonomía espiritual.

Por ultimo, podemos señalar, que también se opones a la concepción tradicional de la justicia como una forma de hacer beneficios a los amigos y perjuicios a los enemigos, defendiendo que no se debe devolver a nadie injusticia por injusticia.

Historia de la Filosofía 2º de Bachillerato

-9-