Sociología Clásica: Durkheim y Weber

Ciencias sociales. Sociedad. Contrato social. Fundadores. Orden. Racionalidad. Método

  • Enviado por: Jorge Dimmena
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Texto: “Introducción a la Sociología Clásica: Durkheim y Weber”, J. C. Portantiero

La sociología, como campo de conocimiento, aparece al promediar el siglo XIX. Antes las filosofías de la sociedad y doctrinas estaban en manos de la iglesia, y referidas a los problemas de organización de la sociedad y el Poder. El punto de ruptura de esta tradición se halla en el Renacimiento. El precursor será Maquiavelo (1469-1527), se basó en la liberación para la reflexión sobre la política de sus condicionantes teológicas o filosóficas (Hoy: Ciencia Política).

Lo social y lo político comienza a ser pensado como proceso de construcción colectiva en que el hombre precede a la sociedad, la crea y la organiza. Nace la idea del Contrato Social, de la soberanía popular y de las formas de representación de esa soberanía que recorre el pensamiento político desde el siglo XVI.

El origen de la Sociología:

Decir que la sociología es la “ciencia de la crisis”, es ambiguo, por ello merece una aclaración.

Pensemos en la desconfianza con que el pensamiento más cerrado tradicionalista observa a esta disciplina, a la que le atribuye significados destructivos del orden social. La sociología es un producto del siglo XIX, y puede decirse que aparece ligada a una situación de crisis. La respuesta que propondrá, es ser precursora de algunas reformas para garantizar el mejor funcionamiento del orden constituido. El origen de la sociología se diferencia del desarrollo de las ciencias políticas y de la economía, ambas girando alrededor de las ideas de contrato de mercado (principio de la igualdad jurídica de los hombres) constituían las teorías especificas que generalizaban las relaciones sociales necesarias al desenvolvimiento del capitalismo. Complementaban en esta forma los avances de las ciencias naturales contribuyendo a la secularización del mundo, a la proyección del hombre burgués al plano de dueño y no de esclavo de la sociedad. El capitalismo disolvería esta identidad entre lo público y lo privado y con ello la idea de la armonía de un orden integrado.

El estímulo para la aparición de la sociología es la llamada Revolución Industrial ( la crisis social y política que dicha transformación económica genera). Aparece el proletariado de las fábricas. Aparecerán dos posiciones: una será el socialismo (Marx) y la otra lo que configura la tradición sociológica clásica (Weber y Durkheim). La sociología intentará reconstruir las bases del orden social perdido, por el caos de la lucha de clases de esa actualidad. Nace íntimamente ligada con los objetivos de estabilidad social de las clases dominantes. Su función es dar respuestas conservadoras a la crisis planteada en el siglo XIX. Es una ideología del orden, del equilibrio, aun cuando sea testimonio de avance en la historia del saber, al sistematizar la posibilidad de constituir a la sociedad como objeto de conocimiento.

La magnitud de los problemas que planea la sociedad como objeto de conocimiento impone un abordaje científico. La ciencia social, a imagen de las ciencias de la naturaleza, debía constituirse positivamente (el resto de las ciencias positivas no podía dar respuesta que a la dinámica de las sociedades planteaba, pero la diferencia con esta es la idéntica actitud metodológica). La sociedad será comparable al modelo del organismo. Pero el positivismo tendrá otro sentido, referido a la necesidad de construir el estudio de la sociedad como disciplina científica. Significa la reacción contra el negativismo de la filosofía de la Ilustración contemporánea de la Revolución Francesa. Los dos significados se cruzaban. La tradición revolucionaria del Iluminismo operaba a través del contraste entre la realidad social tal cual era y una Razón que trascendía el orden existente y permitía marcar la miseria, la injusticia y el despotismo (Critica de la realidad = Filosofía Negativa).

El punto de partida de la escuela positiva decía que la realidad no debía subordinarse a ninguna Razón Trascendental. Los hechos, la experiencia, el reconocimiento de lo dado, predominaban sobre todo intento crítico, negador de lo real. Pero esta supeditación de la ciencia a los hechos implicaba, simultáneamente, una tendencia a la aceptación de lo dado como natural. La sociedad puede tener cambios, pero estos deben estar dentro del orden. La tarea era desentrañar ese orden, contemplarlo y corregir las desviaciones, así todo conflicto debía ser prevenido y combatirlo. Con esta carga nace la Sociología Clásica (carácter conservador).

Los padres Fundadores:

El que lleva a descubrir leyes del desarrollo social es Montesquieu, es cierto que el tema es el análisis de las instituciones políticas, pero la perspectiva con la que lo encaraba ya era sociología. Para Montesquieu las instituciones políticas dependen del tipo de estado y éste del tipo de sociedad. Por esto es que no hay ningún tipo de régimen político universalmente aceptable: cada sociedad debía construir el suyo. Piensa que es posible construir una tipología de sociedades, basada en la experiencia histórica, y ordenada en una sucesión temporal de progresiva complejidad. Este desarrollo produce cambios en las estructuras económicas y sociales y provoca modificaciones en el Estado. Lo que cambia son las formas de solidaridad entre los individuos caracterizadas por una compleja división de trabajo. Surge así la reacción antiiluminista, es uno de los eslabones importantes de la sociología.

Nisbet ha señalado que las cinco ideas-elementos esenciales de la sociología, ellas son: comunidad, autoridad, lo sagrado, status y alineación. Pero es posible dar un paso más que el mero listado de ideas-fuerza: la sociología clásica obtiene también del pensamiento tradicionalista una serie de proposiciones entrelazadas acerca de la sociedad. El tema central es el orden social, el equilibrio.

El pensamiento de Saint-Simon está plagado de tensiones internas que pueden ofrecer una alternativa revolucionaria o conservadora. En su obra se fusionan elementos progresivos y conservadores. El sistema estaba gobernado por una elite integrada por científico, esta elite aseguraba la unidad orgánica de la sociedad.

Las consecuencias sociales de la industrialización comenzaban a notarse y la lucha de clases sacudía al país. La autonomía de la sociología será finalmente fundada por Comte, incorporando la evolución y el progreso. Estudio en dos dimensiones: Estática Social ( análisis de sus condiciones de existencia, de su orden); Dinámica Social (análisis de su movimiento, de progreso).

Spencer fue mucho más positivista. Para el no existían diferencias metodológicas en el estudio de la naturaleza y de la sociedad. Las leyes de la evolución propuestas en la biología eran válidas. Era individualista, toma de Darwin el principio de la supervivencia.

La sociología es un fruto tardío en Alemania, con relación a Francia.

Surge la distinción entre Razón Pura y Razón Práctica, lo material, puede ser conocido; lo cultural sólo puede ser intuido. Los hechos históricos son únicos e irrepetibles.

Durkheim: el problema del Orden

Abarca el duro periodo de consolidación y crisis de la Tercera República francesa, en la que la política de los liberales. Asume una misión: colaborar en la consolidación de un orden moral que diera a la nación francesa la estabilidad del antiguo régimen, pero fundada sobre otras bases.

Durkheim señala que la felicidad del ser humano sólo es posible si éste no exige más de lo que le puede ser acordado. Los límites no deben buscarse ni en su constitución orgánica, ni psicológica. El hombre se plantea fines inaccesibles y así cae en la decepción, tiene que conseguir que sus pasiones sean contenidas hasta detenerse en un límite que sea reconocido como justo, ese límite debe ser impuesto por un poder moral que esté fuera de ellos mismos, una autoridad que respeten. Unicamente la sociedad está en condiciones de desempeñar ese papel moderador ( ella es el único poder moral superior al individuo y cuya superioridad es aceptada por éste).

El Orden Moral es equivalente al Orden Social. Se expresa como sistema de normas que se constituyen en Instituciones. La sociología es el análisis de las instituciones, de la relación de los individuos con ellas. Dice que la sociedad está por encima del individuo y permite explicar la forma en que los individuos se asocian entre si; el análisis de los tipos de solidaridad que se dan entre ellos. Durkheim reconoce dos tipos de solidaridad: La solidaridad mecánica: está vinculado a las formas más primitivas, la conexión entre los individuos se obtiene de su escasa diferenciación. Es una solidaridad construida a partir de las semejanzas, y de la poca existencia de posibilidades de conflicto. La solidaridad orgánica (propia del Industrialismo): es más compleja. Supone la diferenciación entre los individuos y como consecuencia la recurrencia de los conflictos entre ellos, que solo pueden ser sanados si hay alguna autoridad (la conciencia colectiva) exterior que fije los límites. En otro de sus libros dice que, ya no es la familia, ni la religión, ni el estado quienes pueden asegurar esa solidaridad. La unidad integrativa es la profesión y la institución que integra a los hombres por profesiones (gremios).

Uno de los libros más significativos de Durkheim es El Suicidio, y dice que: al suicidio no hay que verlo como algo aislado, lo tenemos que considerar en conjunto, durante una unidad de tiempo y sociedad dada, esto constituye a algo superior a la suma de los actos individuales: es un hecho social. Y los hechos sociales es terreno de la sociología. Durkheim tipifica al suicidio en tres tipos: el altruista, el egoísta, el anómico. El egoísta es motivado por un aislamiento demasiado grande del individuo con respecto a la sociedad. Es el suicidio de los marginados, de los solitarios, de los que no tienen lazos fuertes de solidaridad social. El suicidio altruista corresponde al otro extremo, si el hombre se mata cuando está desligado de la sociedad, también lo hace cuando está demasiado fuertemente ligado a ella. El medio social en el que el suicidio altruista exista en estado crónico es el orden militar. El suicida anómico (ausencia de normas), es aquel que no ha sabido aceptar los límites que la sociedad le impone, aquel que aspira más de lo que puede y cae en la desesperación.

En los tres casos s la relación individuo-normas lo que lleva al suicidio. Son fenómenos individuales que responden a causas sociales.

Luego de este libro, se publica otro que define a la sociología y su objeto. El objeto de la sociología es el estudio de los hecho sociales y el método para estudiarlos es considerarlo como cosas; a partir de esto la sociología puede legítimamente ser considerada como una ciencia similar al resto de las ramas del conocimiento empírico. Un hecho social (anteriores y externos al individuo) consiste en toda forma de obrar, sentir, pensar, que ejerce sobre el individuo una presión exterior (lo obligan a actuar). Todo esto se expresa en normas, leyese instituciones que aseguran la tendencia a la buena integración del individuo con la sociedad. El problema es la objetividad y exterioridad del mundo social, que al ser aceptado como dato, se transforma en un orden natural, sostenido sobre la normatividad establecida.

Durkheim se acerca, en tanto conservador social, al modelo corporativo de organización de la comunidad como salida para la inestabilidad del mundo moderno.

Weber: racionalidad y dominación

El punto de partida de Weber, su contemporáneo, fue el criticado por Durkheim. Si este construye el objeto de la sociología desde la exterioridad y la coacción de lo social sobre el individuo, Weber considerará como unidad de análisis a los individuos, precisamente porque son los únicos que pueden albergar fines en sus actos. Se trata de dos caminos metodológicos inversos, producto de dos tradiciones culturales opuestas, el naturalismo positivista de Durkheim y el historicismo de Weber. Que se reencuentran en la consideración sobre el papel que el sistema de valores y el orden normativo juegan en el comportamiento humano. Dos puntos estratégicos se encuentran en esto dicho: la distinción entre los motivos morales y no morales de la acción en relación con las normas y la distinción entre la calidad de las normas como tales (Weber, legitimidad, Durkheim, autoridad moral) y el elemento más amplio del que este éste es una manifestación.

Weber trabaja por una doble determinación. Por un lado, la vigencia en Alemania de la discusión sobre el status científico del estudio de lo social, como ciencia de la naturaleza y ciencia del espíritu. Intentará superar esta polémica diseñando un método histórico-comparativo que la permita recuperar a la vez la particularidad y la universalidad del hecho social. Para la segunda determinación, la orientación marxista es grande en Alemania y nula en Francia, el objetivo de Weber era completar la imagen de un materialismo económico con un materialismo militar y político, el tema central que le permitirá poner en práctica esa propuesta, es el origen y el carácter del capitalismo.

El método por el cual llega a aislar la causa fundamental del capitalismo es el histórico-comparativo. Si comparando sociedades diferentes, logramos equiparar las principales variables que aparecen en ellas, que dando una, cuya característica no son compartidas por la totalidad, queda claro que es la decisiva para explicar la diferencia específica. Sería el caso del papel que juega la ética protestante en los orígenes del capitalismo como sistema social.

El análisis histórico pasa a ser sociológico cuando el científico construye, a partir de una realidad, conceptos-tipo o tipos-ideales. Se obtiene un tipo ideal al acentuar uno o varios puntos de vista y encadenar una multitud de fenómenos aislados, difusos y discretos, que se encuentran en gran o pequeño numero y que se ordenan según los precedentes puntos de vista elegidos unilateralmente para formar un pensamiento homogéneo. Pero el punto de partida para esta construcción es el actor y la acción social, las relaciones sociales y los hombres interactuando.

La sociología es una ciencia que pretende entender la acción social, para de esa manera explicarla causalmente en su desarrollo y efectos.

Weber reconocía a tres tipos de comportamientos probables: la acción tradicional, la acción afectiva y la acción con arreglo de valores. La centralidad analítica de la acción con arreglo a fines surge del tipo ideal (permitirá analizar las acciones reales como desviaciones de ese modelo).

El desarrollo del hombre es una creciente racionalidad en su relación con el mundo. La regularidades en la cnducta humana se deben al reconocimiento por los actores de la existencia de n orden legitimo que les otorga validez. Esta legitimidad puede estar garantizada por la tradición, por la entrega efectiva, por el acatamient a valores absolutos o por adhesión a la legalidad estatuida positivamente. Esta ultima es la legitimidad contemporánea, sobre la que se construye el moderno tipo de dominación, legal y burocrática, racional. Racionalidad y dominación burocrática, impersonal, son dos temas relacionados.

Sociología