Romance del Conde Niño

Literatura española medieval. Romancero de la Baja Edad Media. Lírica popular. Romance. Conde Niño

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Romance del Conde Niño


  • Conde Niño, por amores

  • es niño y pasó a la mar;

  • va a dar agua a su caballo

  • la mañana de San Juan.

  • Mientras el caballo bebe

  • él canta dulce cantar;

  • todas las aves del cielo

  • se paraban a escuchar;

  • caminante que camina

  • olvida su caminar,

  • navegante que navega

  • la nave vuelve hacia allá.

  • La reina estaba labrando,

  • la hija durmiendo está:

  • -Levantaos, Albaniña,

  • de vuestro dulce folgar,

  • sentiréis cantar hermoso

  • la sirenita del mar.

  • -No es la sirenita, madre,

  • la de tan bello cantar,

  • si no es el Conde Niño

  • que por mí quiere finar.

  • ¡Quién le pudiese valer

  • en su tan triste penar!

  • -Si por tus amores pena,

  • ¡oh, malhaya su cantar!,

  • y porque nunca los goce

  • yo le mandaré matar.

  • -Si le manda matar, madre

  • juntos nos han de enterrar.

  • Él murió a la media noche,

  • ella a los gallos cantar;

  • a ella como hija de reyes

  • la entierran en el altar,

  • a él como hijo de conde

  • unos pasos más atrás.

  • De ella nació un rosal blanco,

  • de él nació un espino albar;

  • crece el uno, crece el otro,

  • los dos se van a juntar;

  • las ramitas que se alcanzan

  • fuertes abrazos se dan,

  • y las que no se alcanzaban

  • no dejan de suspirar.

  • La reina, llena de envidia,

  • ambos los mandó cortar;

  • el galán que los cortaba

  • no cesaba de llorar;

  • della naciera una garza,

  • dél un fuerte gavilán

  • juntos vuelan por el cielo,

  • juntos vuelan a la par.


  • Estamos ante un romance narrativo-lírico .Es narrativo porque nos cuenta una triste historia de amor. Pero posee también una enorme carga lírica ya que los sentimientos son aquí importantísimos.

    Este bello poema narrativo-lírico es un romance, posiblemente escrito en el siglo XV. Es anónimo y nos ha sido transmitido por tradición oral. Los juglares lo recitaban, el pueblo lo sabía de memoria e iba de boca en boca, dando lugar así a muchas versiones.

    Como muchos de los romances está escrito en forma de diálogo entre dos personajes junto a la voz de un narrador. Al contrario que algunos de ellos, tiene un desenlace claro. No nos lo deja a nuestra imaginación. También es de destacar la intervención de lo sobrenatural, lo que da un tono de misterio a muchos romances.

    El tema es el amor inmortal, el amor que sobrevive al odio y a la muerte.

    Resumen:

    El Conde Niño canta mientras da de beber a su caballo, en las orillas del mar. La reina lo oye y anima a su hija a escuchar la canción. La niña revela inocentemente el nombre del cantor, destapando unos amores que no son del gusto de la madre que anuncia.”yo lo mandaré matar”.Se cumplen sus amenazas, mueren los dos enamorados, los entierran y de sus tumbas cercanas nacen un rosal y un espino. Las ramitas de ambos se juntan y que la reina los hace cortar. Pero los amantes se convierten en dos aves que volarán juntas. El amor ha triunfado.

    Estructura (partes del romance):

    I. El Conde Niño lleva a sus caballos a las orillas del mar la mañana de San Juan y canta (doce primeros versos)

    II.- La reina escucha el canto del Conde y llama a su hija (13 al 18).

    III.- La hija explica la procedencia y motivo del canto (19-24).

    IV.- La reina promete matar al Conde (25-28)

    V.- La princesa amenaza con su muerte de cumplirse la promesa de su madre (29-30).

    VI.- Mueren los amantes (31-32)

    VII.- Lugar de los enterramientos (33-36)

    VIII.- Transformaciones de los amantes (37 al final)

    Características formales

    Son las propias de un romance. Estamos ante una serie de versos octosílabos, con rima asonante los versos pares, quedando libres los impares. Aquí son 52 versos y el sonido que se repite a partir de la última vocal acentuada es el de la “a”( Juan, mar, cantar…).

    En este romance dialogado hay tres voces: la de la reina, la de su hija y la del narrador. Empieza con un tono dulce pero acaba con un tono trágico. La reina es una madre cariñosa que despierta dulcemente a su hija pero que bruscamente se convierte en un ser odioso y vengativo. El dramatismo de los versos va aumentando: las dos muertes anunciadas, las tumbas, las transformaciones de los amantes muertos (el rosal, el espino, la garza, el gavilán).

    Llama nuestra atención el paralelismo sintáctico, presente en todo el texto .Consiste en repetir una misma construcción sintáctica:

    A ella, como hija de reyes

    la entierran en el altar;

    a él, como hijo de condes,

    unos pasos más atrás.

    Conclusión personal