Republicanismo y sus formulaciones. Las organizaciones obreras y campesinas

Historia de España. Sindicalismo. Nacionalismo. Regionalismo

  • Enviado por: Charini
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

EL REPUBLICANISMO Y SUS FORMULACIONES.LAS ORGANIZACIONES OBRERAS Y 54 CAMPESINAS: MARXISTAS Y ANARQUISTAS

El desarrollo del movimiento obrero: socialistas y anarquistas

El republicanismo

Afecta a todos aquellos partidos q el sistema deja fuera x el bipartidismo.

el partido republicano queda fuera del sistema.Tras la desaparición d la 1ª República seguirá con algunas líderes, pero su gran problema son las diferencias internan q continúan.Castelar sigue liderando su propio partido republicano, ahora va a cambiarlo x el nombre d Partido Republicano Posibilista donde sigue un nuevo sistema político llamado oportunismo (oportunismo político es aquel q a cambio d conseguir logros en su programa no importa sacrificar su ideología en la consecución d estos logros).En el republicanismo ocurrirá eso cuando Castelar colabora con el sistema monárquico d la Restauración ya q consideraba q daba a la Restauración solidez política es un d los llamados“Republicanos gubernamentales”.

El desarrollo del sindicalismo: el anarcosindicalismo

A consecuencia del régimen d libertades establecido x el gobierno provisional q se formó tras el destronamiento d Isabel II, en 1869 llegó a España Giuseppe Fanelli, enviado x Bakunin para organizar la sección española d la Asociación Internacional d Trabajadores (AIT) o I Internacional.En 1871 llegó Paul Lafargue con el fin d aglutinar la tendencia socialista.Al año siguiente los españoles siguieron a Bakunin.

Tras el golpe d Estado del general Pavía el gobierno declaró ilegales en 1874 las asociaciones obreras ligadas a la AIT y se inició la persecución y represión policial con numerosas detenciones.Los anarquistas se dividieron en 2 tendencias: la d quienes proponían replegarse para esperar tiempos mejores y la d quienes proponían la del terrorismo; la Mano Negra fue signo d esto último, aunque la oligarquía andaluza exageró las acciones terroristas para acabar con toda reivindicación laboral.

Cuando en 1881 el gobierno d Sagasta autorizó nuevamente las organizaciones internacionalistas comenzó un período d intensa actividad propagandística y organizativa obrera con asambleas, congresos, creación d periódicos, publicación d manifiestos, mítines, huelgas y manifestaciones callejeras.

Ese rápido crecimiento del movimiento sindical inquietó a la burguesía conservadora y a los empresarios, pues consideraban q la AIT representaba una amenaza para el orden establecido y para sus intereses económicos.

Dentro del obrerismo español se mantuvo el predominio d la corriente anarquista entre las cuales destacó la Federación d Trabajadores d la Región Española (FTRE) creada en 1881.Esa atomización condujo a los anarquistas a una ineficacia en el mundo laboral; para contrarrestarla los grupúsculos + exaltados recurrieron al terrorismo.

En 1901 diversos grupos anarquistas comenzaron a publicar en Cataluña un periódico q en 1907 patrocinó una asociación d igual nombre.Fue una de las protagonistas d las Semana Trágica d Barcelona (1909).Un congreso reundo en Barcelona (1910), bajo la inspiración del incansable patriarca del anarcosindicalismo español Anselmo Lorenzo, dio lugar a la constitución legal d la Confederación Nacional d Trabajadores (CNT), cuya acción en al huelga general d 1917 fue la + destacada.

X su falta d disciplina interna, su sistema asambleario, su apoliticismo y su implantación todos los ámbitos laborales fue el sindicato con mayor nº d afiliados, en su mayoría jornaleros andaluces y obreros industriales catalanes y levantinos.

Los principales rasgos ideológicos q definían a los anarquistas eran:

  • Rechazo d cualquier autoridad impuesta, defensa utópica d la autonomía individual total y abolición del Estado con todas sus instituciones.

  • Supresión d la propiedad privada y defensa del colectivismo, entendido como articulación armónica d pequeñas unidades económicamente autosuficientes donde la propiedad d los factores y medios d producción sería colectiva.

  • Defensa d la revolución violenta y del recurso a huelgas generales, insurrecciones, sabotajes y actos terroristas como medios para destruir el Estado burgués capitalista opresor y liberar a la humanidad d la explotación.

  • Apoliticismo, rechazo del juego político y d la participación en elecciones, considerada un engaño.

  • Anticlericalismo, negación d la religión y d la Iglesia.

  • El desarrollo del sindicalismo: el socialismo

    La corriente marxista del movimiento obrero se organizó en 1879 aprovechando un mínimo aperturismo durante el gobierno d Martínez Campos, alrededor d un pequeño núcleo d trabajadores d imprenta y profesionales madrileños seguidores d las doctrinas d Marx y Engels q decidieron pasar a la acción y constituir en 1879 el Partido Democrático Socialista Obrero Español, poco después denominado Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

    Aprovechando la Ley d Asociaciones d 1887 y la mayor concentración obrera d Cataluña se creó en 1888 la Unión General d Trabajadores (UGT), q estaba inspirado x el Partido Socialista; tanto es así q hasta su muerte en 1925, el máximo dirigente d ambas organizaciones fue Pablo Iglesias.

    Las ideas básicas del programa socialista eran:

  • Exigencia d emancipación total para los trabajadores.

  • Transformación d la propiedad individual en propiedad social o d la sociedad entera.

  • Posesión del poder político x la clase proletaria.

  • Rechazo del terrorismo, esa “política demoledora” d los anarquistas q era considerada x los socialistas una falsa vía para la liberación d los trabajadores.

  • Oposición a la expansión colonial y a las guerras.

  • El objetivo d los socialistas era la revolución, la toma del poder d forma violenta x la clase proletaria.Pero hasta q llegar el momento oportuno d llevarla a cabo era preciso atravesar una larga fase d organización y propaganda participando en le juego político y presentándose a las elecciones ya q la clase trabajadora sólo triunfaría cuando fuera + fuerte.

  • Desde la UGT se mantenía la conveniencia d adoptar frente a la burguesía una táctica prudente y negociadora para alcanzar mejoras concretas en las condiciones d vida d los obreros.Los socialistas se mostraron mucho + moderados en sus formas d actuación q los anarcosindicalistas.

    Los marxistas d la UGT y el PSOE mantuvieron pésimas relaciones con las asociaciones obreras anarquistas, les separaban importantes discrepancias ideológicas en cuanto a los fines y tácticas en cuanto a los medios.

    El desarrollo del sindicalismo: el sindicalismo confesional

    Frente a los llamados sindicatos d clase, algunos eclesiásticos patrocinaron asociaciones obreras dedicadas + a la promoción personal y a la cooperación q a la reivincicación.Tuvieron escaso éxito y fueron llamados peyorativamente “amarillos”.

    D entre los distintos intentos d sindicalismo católico hemos d destacar: el sindicalismo agrario y la Solidaridad d Obreros Vascos.

    El sindicalismo agrario, se impuso en Castilla-León merced a sus aciertos en la creación y dirección d entidades d crédito puramente agrícolas: las Cajas Rurales.Los diversos grupos locales o regionales se unieron en la Confederación Nacional Católico-Agraria (CNCA).

    La Solidaridad d Obreros Vascos fue la versión sindical del Partido Nacionalista Vasco.

    Los nacionalismos catalán y vasco

    El punto d partida d los argumentos nacionalistas se halla en una afirmación: Cataluña y el País Vasco son naciones y como tales tienen derecho a autogobernarse.Los hechos diferenciales q demuestran la peculiaridad nacional del País Vasco y Cataluña son una lengua, unos derechos históricos, una cultura y unas costumbres propias.

    El nacionalismo puede ser formulado siguiendo planteamientos + o - radicales, q irían desde la petición d autonomía manteniendo la unidad España, hasta la reclamación d autodeterminación o independencia.

    El nacionalismo catalán

    A lo largo d la Edad Media y hasta finales del s. XV Cataluña fue una entidad independiente y soberana con lengua, leyes y gobierno propios.En 1715 los catalanes perdieron todos sus fueros, privilegios y derechos históricos.En el s. XIX se reavivaron los sentimientos d diferenciación política y cultural con respecto a otras regiones d España; a ello contribuyeron determinados factores económicos como el desarrollo del proceso d industrialización el avance d la urbanización en Cataluña en contraste con el resto del país q era + agrario.

    Los momentos q configuraron la formación del regionalismo y del nacionalismo catalán fueron los siguientes:

  • La aparición d la Renaixença a partir d los años 30 del s. XIX.Su propósito consistía en difundir el pasado d Cataluña y recuperar sus señas culturales tradicionales d identidad nacional, especialmente la lengua.X esto se impulsó a la publicación en catalán d numerosas obras historiográficas y literarias.

  • La creación del Centre Catalá en 1882.Una asociación política regionalista y catalanista q reclamó la autonomía para Cataluña dentro del Estado españolAlmirall denunció la ineficacia y la corrupción d las oligarquías caciquiles.

  • La actividad d Prat d la Riba, q participó en la formación d una nueva organización autonomista llamada Unió Catalaniste (1891).Prat d la Riba redactó su programa, conocido como Las bases d Manresa, donde se pedían un régimen d autogobierno para Cataluña y se proponía un reparto d funciones entre el poder estatal central y el poder regional autónomo.No se defendía el separatismo.

  • La formación d la Lliga Regionalista en 1901, surgida tras el acuerdo varios grupos catalanistas moderados.El equipo dirigente d la Lliga quedó encabezado x Francesc Cambó y x el mismo Prat d la Riba como ideólogo d mayor valía.

  • Los 2 objetivos primordiales del programa d la Lliga consistían en demandar la autonomía política d Cataluña dentro del Estado español y defender los intereses económicos d las 4 provincias.

    Los propósitos autonomistas de la Lliga consolidaron con el cerrado centralismo d los gobiernos d la Restauración x el gabinete presidido x el conservador Dato de la Mancomunidad d Cataluña, un organismo q agrupaba a las diputaciones provinciales catalanas con fines exclusivamente administrativos.

    La Lliga mantuvo durante el 1º cuarto del s. XX el predominio den la vida política d Cataluña, obteniendo allí repetidos y notables éxitos electorales hasta el advenimiento d la dictadura del general Primo d Rivera.

    El nacionalismo vasco

    Los signos diferenciales q identifican a la nación vasca son el idioma euskera y los derechos privilegiados forales históricos perdidos en 1876.

    El Partido Nacionalista Vasco (PNV) fue creado en 18965 x Sabino Arana Goira.Este hombre formuló los fundamentos teórico-ideológicos d el PNV:

  • Defensa d la recuperación d la independencia vasca, separación d España y creación d un País Vasco con gobierno propio y fronteras internacionales.

  • Radicalismo antiespañol, en este sentido Arana hablaba d “esclavitud d la patria vasca”.

  • Exaltación d la etnia vasca, así como rechazo d los inmigrantes, en su mayoría obreros industriales procedentes d fuera d las provincias vascas.

  • Integrismo religioso católico y absoluta negación d cualquier otra religión no católica.Arana postulaba un estado vasco casi teocrático, Euskadi es cristiana, cree en Dios, sabe q Dios no abandona jamás a los pueblo q bien le sirven.

  • Promoción del idioma y recuperación d las tradiciones culturales vascas.Arana observaba con temor cómo el euskera estaba amenazado d extinción especialmente en Navarra, y se usaba cada vez - x la población vasca a causa d la llegada d inmigrantes y d la expansión d la urbanización.

  • Apología del mundo rural vasco, en trance d desaparición, como modelo cultural mítico, idealizado sin castellanizar y sin “contaminar” x ideas modernas como el liberalismo, el socialismo o el librepansamiento.

  • Conservadurismo ideológico, tanto en el modelo social, como en la estructura política propuesta.

  • Denuncia el carácter españolista del carlismo; Arana subrayó las diferencias entre las reinvidicaciones nacionalistas y el programa carlista.

  • Durante los 1º años el PNV encontró sus principales apoyos entre la media y pequeña burguesía, así como en el mundo rural.La gran burguesía vasca se distanció del nacionalismo, pues sus actividades s intereses económicos estaban estrechamente vinculados al contexto español.El proletariado tampoco se unirá a los peneuvistas puesto q la mayoría procedían d otras regiones del país.Vizcaínos y guipuzcoanos acogieron mejor el mensaje de Arana; no sucedió lo mismo en Álava y Navarra, donde los avance nacionalistas fueron mínimos.

    La aparición del regionalismo gallego y valenciano

    Una generación d intelectuales recataron y difundieron la lengua gallega como lengua literaria, impulsando así el resurgimiento cultural d la región durante el último cuarto del s. XIX.En 1887 ya se vendían 3 revistas diferentes en gallego.

    El galleguismo político tuvo un desarrollo + lento; en 1889 Alfredo Brañas publicó el libro El Regionalismo, donde defendía la descentralización política; pero fue en la I Asamblea d las Irmandades da Fala d 1918 donde el nacionalismo gallego recibió una formulación programática precisa.

    En Valencia, la acción regionalista d recuperación cultural se inició con la creación en 1878 d la Societat d lo Rat Penat.El valencianismo político tuvo su punto d partida en 1904 con la fundación d la organización Valencia Nova, q reclamaba la autonomía para el país.

    Vídeos relacionados