Religiones del mundo

Prácticas religiosas. Judaísmo. Budismo. Cristianismo. Confucianismo y Taoísmo. Reforma y Contrarreforma. Monjes. Doctrinas. Creencias. Historia

  • Enviado por: Claudia Pérez Noguera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

Religiones del mundo

Religiones

del

Mundo.

Primeros vestigios religiosos

Al hombre primitivo le afectaba profundamente el misterio de la muerte y de la procreación. También creía depender de la naturaleza y tenía la seguridad de que había algo superior que era la fuente de la vida. Para relacionarse con ese algo superior se servía de ritos.

El hombre primitivo también creía en la vida después de la muerte y fue por estos caminos por los que comenzó la religión.

La religión en la Medialuna Fértil.

En esta zona fue donde se desarrollaron las primeras civilizaciones. Hacia el quinto milenio antes de Cristo ya existían formas evolucionadas de religiosidad.

El valle del Nilo

En Egipto, la religión era la base de toda la vida social. Era la fuente principal de la que surgieron el arte, la administración y la política.

Los dioses más populares de Egipto eran Osiris, dios de los muertos y de la vegetación; Isis, diosa protectora de las mujeres y de los niños; Horus, dios del cielo que sobrevolaba muy alto y se representaba como un halcón; Ra, dios solar.

Los faraones reinaban como dioses encarnados, aunque delegaban algunas de sus funciones en los sacerdotes.

Mesopotamia

En este país existían ciudades - estado. Cada una de ellas tenia su dios y su rey. En el siglo XVIII a.C, el rey Hammurabi unificó el estado, hizo de Babilonia la capital del imperio e impuso como dios principal a Marduk. Aún así lo religioso siguió dependiendo de el sumo sacerdote.

Los orígenes del judaísmo

La historia del pueblo hebreo comenzó con Abrahán, que durante el siglo XIX a.C. emigró desde Ur, en el sur de Mesopotamia, hasta Canaán. El modo de vida de Abrahán y de su grupo era similar a otros pueblos, sin embargo se diferenciaban en lo religioso: adoraban a Yahvé como su dios.

En algún momento del siglo XVII el pueblo se trasladó a Egipto, donde pasado un tiempo, cayó en la esclavitud y donde fue liberado por Moisés.

Durante la peregrinación por el desierto Moisés recibió las Tablas de la Ley.

Los israelitas se asentaron en Canaán y se organizaron como una sociedad sentaría. Nunca los reyes se consideraron dioses ni sacerdotes de la religión, aunque en ocasiones ofrecieran sacrificios.

El valle del Indo

En el valle del Indo se desarrolló, al igual que en la Medialuna Fértil, una importante civilización. Rendía culto a la diosa Madre y estaba gobernada por reyes sacerdotes.

La decadencia de esta civilización coincidió con la llegada de los arios. Este pueblo originariamente nómada, tenía una religión centrada en el culto a la naturaleza. No tenían lugares fijos de culto y los sacrificios eran realizados por sacerdotes. Ambas tradiciones religiosas se fusionaron durante el segundo milenio dando lugar a la religión hindú.

La rebelión de los humildes. El budismo.

Un siglo de conflictos

Durante el siglo VII a.C., los pueblos de la Medialuna Fértil y del norte de la India vivieron una larga historia de conflictos sociales y religiosos. El pueblo cansado de abusos se reveló contra los dignatarios y volvió los ojos a nuevas formas de religiosidad. En un corto espacio de tiempo aparecieron en China y en la India diferentes religiones que perduran hasta nuestros días: budismo, confucianismo y taoísmo.

Los persas conquistaron Babilonia, Egipto y el valle del Indo, influyéndolos con su religión: el zoroastrismo.

India: budismo

Durante el siglo VI a.C., surgió en la India una importante herejía hinduista : el budismo. Su fundador fue Gautama Buda. El budismo se disgregó en dos grandes tendencias:

  • El Thesavara, más conservador y rígido. Está extendido por el sureste asiático.

  • El Mahayama, que está implantado en Tíbet, China, Corea y Japón.

La forma de budismo japonés más conocida es el Zen, el cual sostiene que se puede tener una visión repentina de la realidad mediante la meditación.

China: confucianismo y taoísmo

El confucianismo

Confucio (551-497) vivió en una época en la que China pasaba de ser un conjunto de pequeños estados a estar formada por unas extensas monarquías. Confucio lamentaba que se perdieran las tradiciones por eso recogió muchas de ellas y las incorporó a sus escritos. El confucianismo se convirtió a finales del siglo II a.C., en la religión del estado.

El taoísmo

Es la doctrina difundida por Lao Tsé, contemporáneo de Confucio. No tuvo el arraigo ni el reconocimiento oficial de que gozó el confucianismo. El reconocimiento llegó en el siglo II d.C. Algunas de las características del taoísmo son: el ocultismo, la alquimia, la adivinación y el exorcismo.

Nace una nueva era: el cristianismo

La sociedad en tiempos de Jesús

Cuando nació Jesús el mundo vivía una etapa de relativa calma.

Augusto gobernaba como emperador y como pontífice máximo. No había grandes movimientos sociales, culturales ni religiosos; solo sobresalía el historiador Tito Livio y el escritor Ovidio.

¿Qué sabemos de Jesús?

Infancia.

-Jesús nació en Belén, de María. Según los evangelios de Mateo y de

Lucas, fue un nacimiento virginal.

-Probablemente Jesús nació hacia el 6 a.C.

-Aunque no tenemos muchos datos de su infancia y juventud ,el evangelio de Lucas nos dice que estudió las escrituras y se formó con los doctores.

Vida pública.

-Cuando fue adulto, después de ser bautizado, comenzó a predicar por toda Palestina.

-El mensaje central de su predicación es: “El Reino de Dios está cerca”.

-Las características el Reino de Dios son estas:

Llega para todos y gratuitamente.

Los primeros destinatarios son los pobres.

El mismo Jesús personifica el Reino de Dios.

-Jesús y sus discípulos llamaban a Dios, Padre.

-Jesús enseñaba mediante parábolas.

-Realizó milagros, prodigios y signos. Esto lo hacía para demostrar a la gente de que el Reino de Dios estaba presente en Él.

-Dedicó una atención especial a los pobres y los marginados.

-De entre a sus discípulos Jesús eligió a doce para que continuaran su obra.

Muerte y resurrección de Jesús

Ésta fue planeada por las autoridades religiosas judías, ya que Jesús había criticado alguna de sus instituciones, especialmente el templo. Sufrió un juicio religioso donde lo condenaron por blasfemo y un juicio político en el cual se le considero un alborotador. Fue condenado a morir en la cruz. Los evangelios dicen que al tercer día resucitó.

Los primeros siglos del cristianismo

Un grupo reducido

Cuando murió Jesús sus discípulos aseguraron que había subido al cielo y que estaba con su Padre. Esta fe los mantuvo unidos y los llenó de esperanzas. Este grupo reducido recibió el Espíritu Santo durante las fiestas de Pentecostés. Este hecho les dio fuerzas y es aquí donde comienza la expansión del cristianismo por toda Palestina.

El cristianismo se extiende por el mundo

Pablo fue uno de los primeros que se convirtieron al cristianismo. Pertenecía al grupo de los fariseos. Después de su conversión se dedicó a predicar y anunciar su doctrina. Pronto surgió un grave problema entre los seguidores de Jesús: un influyente grupo de judíos, que también eran cristianos, exigía que aquellos que no fuesen judíos, si querían hacerse cristianos, tenían que someterse a las leyes judías. Pablo se opuso y su opinión se impuso en una asamblea celebrada en Jerusalén. Pablo realizó cuatro lagos viajes por Asia Menor y Macedonia.

Bajo la dominación romana

Las comunidades cristianas que Pablo formó durante sus viajes en algunas ciudades del imperio romano fueron a su vez centros de expansión del cristianismo por el imperio.

Los cristianos no fueron bien acogidos por los poderes romanos. Esto hizo que se persiguiera con dureza a los seguidores de Jesús, ya que se temía que una nueva religión afectara a la estabilidad del imperio.

Roma acoge a los cristianos

A pesar de las persecuciones, el número de cristianos siguió creciendo. Por ello se acordó permitir a los cristianos practicar públicamente su religión. Con tal motivo hicieron público un documento conocido como edicto de Milán. Era el año 313. En el 380, el emperador Teodosio promulgó el edicto de Tesalónica, en donde declaraba el cristianismo religión oficial del Estado y condenaba la práctica de cualquier otra religión.

Con estas medidas, el número de cristianos aumentó, pero no siempre por motivos de fe sino también por motivos políticos y económicos.

Caída del imperio romano y aparición del Islam

Aunque el cristianismo se convirtió en la religión oficial el estado, ésta tenía ventajas y desventajas. Los cristianos podían vivir su fe sin tener que ocultarse, pero por otro lado se vieron envueltos en luchas políticas y en asuntos propios del imperio; las costumbres se degradaron y la vivencia de la fe perdió fuerza.

Los primeros monjes

Muchos cristianos, especialmente los de Oriente, se retiraron a lugares apartados en busca de una vida más acorde con sus ideales cristianos. Había dos clases de monjes: los anacoretas, que vivían en solitario, y los cenobitas, que vivían en común intentando llevar a la práctica el ideal de comunidad que se nombra en el evangelio.

Primeros conflictos doctrinales

La iglesia del siglo IV vivió serios conflictos doctrinales, en los que también estuvieron implicados los emperadores. Uno de esos conflictos fue provocado por Arrio, sacerdote de Alejandría, que defendía que Jesús era inferior al Padre, aunque superior a cualquier otra persona. Esto dividió a los cristianos en dos grupos: unos la aceptaban porque facilitaba la comprensión del monoteísmo judío; otros la rechazaban porque destruía uno de los pilares del cristianismo la divinidad de Jesús. El arrianismo se mantuvo en muchos pueblos aunque fue condenado en varios concilios.

La crisis del imperio romano

A la muerte de Teodosio (395), el imperio se dividió en dos el de Oriente y el de Occidente. Poco después comenzaron las invasiones de los pueblos germánicos y en el año 476 el imperio romano de Occidente desapareció.

La aparición del Islam

Apareció a principios del siglo VII, a manos del profeta Mahoma.

Ya en sus comienzos, Mahoma organizó la ciudad de Medina como un pequeño Estado islámico. La presencia del Islam borró el cristianismo del norte de África y de muchos otros lugares anteriormente cristianos. Los árabes no acudían a la violencia para convertir a los cristianos, aunque es ciertos que le concedían ciertos privilegios a quienes lo hacían, sino que las comunidades de estos lugares profesaban una fe débil y poco arraigada y sucumbió fácilmente a la presencia del Islam.

La lucha de poderes

El sacro imperio

Al desaparecer el imperio romano de Occidente, todos los cristianos miraron hacia el papa de Roma, a quien veían como el único capaz de restaurar la unidad perdida. Los papas se fijaron en los francos, que habían frenado el avance del Islam por Europa. En el año 800, el papa León III coronó emperador a Carlomagno. Comenzó así una estrecha relación entre lo político y lo religioso.

El imperio carolingio duró poco. Tras cayó un régimen feudal. Los señores feudales se entrometían en los asuntos eclesiásticos hasta el punto de nombrar y destituir a papas. Esto se unió al riesgo de una nueva invasión árabe y provocó que el papa Juan XII pidiera ayuda a los germanos. En el año 962 el papa coronó emperador a Otón I. Nacía así el Sacro Imperio Romano Germánico que también generó más problemas que soluciones.

El cisma de Oriente

Mientras sucedía esto, el imperio de Occidente permanecía unidos. Sin embargo la unidad religiosa se fue resquebrajando. Las cusas eran muchas: cultura distinta, enfrentamientos políticos, diferencias en lo religioso...

En Roma, el poder religioso era más importante que el político (teocracia), mientras que en Bizancio el poder político superaba al religioso (cesaropapismo). Todo ello provocó la ruptura entre ambas iglesias.

Un papa enérgico

Este papa fue Gregorio VII, un libertador. Sus reformas fueron: los nom-

bramientos de los papas y de los otros cargos eclesiásticos serían realizados por la Iglesia, prohibió la simonía (compraventa de bienes espirituales) y algunos clérigos fueron investidos por los seglares. Estas reformas culminaron con el concordato de Worms (1122), cuando el emperador renunció a las investiduras.

Las cruzadas (1099-1270)

A partir de la toma de Jerusalén por los turcos selyúcidas y los nuevos aires de espiritualidad surgidos de la eforma gregoriana se pensó conquistar los Santos Lugares. Mucha gente se unió a esta aventuara, la que al principio tenía una fuerte carga espiritual pero que después se convirtió en una aventura bélica.

Herejes e inquisidores

Los siglos XI y XII fueron tiempos de reforma pero también de herejías. Se consideraba a los herejes enemigos de la Iglesia y del Estado, por lo que los papas y el Estado se unieron para atacarlos.

El papa Gregorio IX creó en 1231 el Tribunal de la Santa Inquisición para que velara por la ortodoxia de la fe.

Cuando se encontraban los sospechosos de herejía eran juzgados y se eran declarados culpables, morían en la hoguera.

Nuevas órdenes religiosas

A comienzos del siglo XIII aparecieron nuevas órdenes que se dedicaban a la predicación fuera de los monasterios. Se las conoce con el nombre de órdenes mendicantes porque vivían de la caridad de los fieles. Los principales fueron: los franciscanos, los dominicos, los agustinos y los carmelitas.

Reforma y Contrarreforma

El renacer de la cultura

Durante el siglo XV ocurrieron una serie de acontecimientos que marcaron la vida de la sociedad:

*Las monarquías se hicieron fuertes.

* Los estados se liberaron de la tutela de la Iglesia.

* Se produjeron nuevos inventos (brújula e imprenta).

* Se abrieron nuevas rutas hacia Oriente y se descubrió el Nuevo Mundo.

* El arte y la cultura se influenciaban de la Grecia y la Roma clásicas.

Todo esto hizo que la sociedad se centrara más en el hombre que en Dios (antropocentrismo). El papado se preocupaba más de los bienes materiales de la Iglesia que de la espiritualidad. Esto provocó que se produjeran movimientos de protesta.

La reforma

El movimiento de reforma más importante fue protagonizado por Lutero. Lutero estaba en contra de las medidas que estaba llevando a cabo la Iglesia, como por ejemplo la concesión de indulgencias. El papa le pide a Lutero que se retracte y como éste se niega, lo excomulga. Era el año 1521.

Las ideas de Lutero fueron bien acogidas por algunos sectores de la sociedad.

Calvino

Siguiendo las ideas de Lutero, otro profesor de teología, el francés calvino, intento hacer de Ginebra una ciudad de Dios sobre la tierra. Estructuro fuertemente la sociedad ginebrana en una organización a la que todos tenían obligación de pertenecer.

El cisma de la iglesia en Inglaterra

En Inglaterra, por una serie de intereses personales de Enrique VIII, se produjo la desaparición de la iglesia de Roma. No fue una ruptura por motivos religiosos, sino por estrategia política.

La paz de Absburgo

Estos planteamientos religiosos y sociales provocaron violentos enfrentamientos entre los seguidores de Lutero y las tropas de Carlos V.

La paz de Absburgo decretó que cada estado adoptara la fe de su rey.

Contrarreforma y reforma católica

Los sucesos ya nombrados sacudieron la conciencia de la Iglesia. Fue entonces cuando el papa Pablo III convocó el concilio de Trento, en 1545. Las conclusiones a las que llegó este concilio se pueden resumir en tres bloques:

* Se fijó la doctrina católica frente a la protestante en todo lo referente a la salvación y los sacramentos.

* Se impusieron una serie de normas cuyo fin era elevar el nivel educacional del clero.

* Se estructuro de forma piramidal la sociedad dentro de la Iglesia.

Expansión del cristianismo por el mundo

Evangelización de América

A la vuelta del primer viaje de Colón, ya se bautizaron a algunos indios en la catedral de Barcelona. En el segundo viaje embarcaron con Colón doce misioneros. Así comenzó una larga etapa de evangelización por América. Es cierto que contribuyeron a mejorar la calidad de vida de los nativos y a enseñarles los fundamentos de la fe cristiana, pero lo hicieron de una manera inadecuada: con la cruz en una mano y la espada en la otra.

La evangelización del Extremo Oriente

La ruta marítima que siguieron los portugueses hacia la India, fue la seguida por los misioneros para predicar el evangelio en las costas africanas y asiáticas.

La evangelización de África

Fue durante el siglo XIX cuando se inició de una manera masiva la actividad misionera en el continente africano. El primer impulso coincidió con los viajes de David Livingstone (1813-1873). El segundo impulso se produjo a partir de 1870 , cuando las naciones europeas rivalizaron en la colonización del continente.

El anglicanismo se instaló en los países de influencia inglesa, el catolicismo en los de influencia francesa, belga y portuguesa.

Los misioneros aportaron a los nativos de África una religión cristiana y una mejora en la calidad de vida: hospitales, escuelas...

Sucesos recientes demuestran que la evangelización de África sigue siendo un reto, ya que no está totalmente definido el grado de penetración del cristianismo en esta sociedad.

El cristianismo en el siglo XX

Los grandes acontecimientos de este siglo han sido:

* Los avances científicos han sido innumerables.

*La población ha aumentado de manera muy rápida.

* Las diferencias económicas han aumentado.

* Los conflictos bélicos han afectado a grandes áreas del planeta.

Todas estas transformaciones han hecho que el cristianismo note la sacudida del cambio.

Del Vaticano I a la primera guerra mundial

Esta época abarca el pontificado de dos papas: León XIII y san Pío X. Durante este tiempo la Iglesia vive los vaivenes de la historia y la guerra del papa, cuya autoridad salió fortalecida del Concilio Vaticano I. Durante el pontificado de León XII, se publicó la primera encíclica de carácter social, Rerum novarum (1891).

Desde la gran Guerra al Vaticano II

Pocos días después de estallar la Primera Guerra Mundial fue elegido papa Benedicto XV (1914-1922). Mientras los cristianos luchaban entre sí, él dedicó gran parte de su pontificado a buscar la paz.

Durante el pontificado de Pío XI (1922-1939), aunque fue una época de tensión política y social, la actividad de la Iglesia no se paralizó:

*Condenó el fascismo (1931), el nazismo y el comunismo (1937).

*Se desmarcó de la política de los países colonizadores, para evangelizar a los pueblos indígenas desde su propia cultura.

*Potenció la actividad de los laicos en la vida eterna de la Iglesia. Se creó la Acción Católica.

Del Vaticano II a nuestros días

El 25 de Enero de 1959, el anciano papa Juan XXIII (1958-1963) sorprendió a la cristiandad con el anuncio de un concilio ecuménico. Con el se pretendía la renovación interna de la Iglesia y la adaptación de ésta a las características de nuecero tiempo. Todo esto con el fin de hacerla más atractiva y cercana a los hombres y a las otras iglesias cristianas.

Se inauguró el 11 de octubre de 1962 y fue clausurado el 8 de diciembre de 1965.

Hacia el siglo XXI

La humanidad vive en constante cambio. En estos últimos años han ocurrido muchos desastres naturales, desnutrición...pero también se han solucionado problemas acuciantes.

La Iglesia, que “ se siente íntima y realmente solidaria con el género humano y con su historia”, tiene ante sí un reto “para que el mundo se transforme según el propósito divino y llegue a su consumación”

[Author ID1: at Thu Mar 22 17:54:00 2001 ]

[Author ID1: at Thu Mar 22 17:54:00 2001 ]

15