Rehabilitación de drogadictos

Ciencias sociales. Desarrollo. Apoyo emocional. Pasos. Ayudas. Drogas

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Trabajo de Filosofia

“ Elaboración de un Método de Rehabilitación de un Drogadicto”

Introducción

En este trabajo intentamos profundizar un poco más en el tema de la drogadicción, en el porque se inician en la droga.

Drogadicto se llama a aquel individuo cuyo organismo requiere de cierta sustancia ajena a su cuerpo que altera el funcionamiento del sistema nervioso, que crea adicción, taquifilaxia y cuadros de abstinencia. A estas sustancias las llamamos drogas, aunque gracias a los términos usados en nuestra sociedad, entendemos por droga a las sustancias dañinas que nos producen cierto placer y luego, en un consumo cotidiano, adicción.

El término ha perdido sus antiguos significados de sustancia química (droguería), de fármaco (sustancia química con actividad terapéutica) y de psicotropo (sustancia con actividad farmacológica en el sistema nervioso central).
Los efectos psicotropos de las drogas son complejos y multiformes, variables según los estímulos ambientales. Pueden clasificarse en euforizantes y excitantes (cocaína, anfetaminas, alcohol en su primera fase, nicotina en su segunda fase), relajantes, sedantes y depresores (opiáceos heroína, morfina, benzodiacepinas ansiolíticos, relajantes musculares e hipnóticos, alcohol en su segunda fase, nicotina en su primera fase, barbitúricos, marihuana, inhalantes), y alucinógenos(LSD, peyote, fenciclidina).
Adicción es la necesidad imperiosa de consumir droga regularmente (no ser capaz de moderar el consumo o suprimirlo). Viene determinada por fenómenos psíquicos y físicos.
Taquifilaxia es la necesidad de consumir dosis cada vez mayores para conseguir los mismos efectos. La presentan muchos fármacos porque el organismo potencia sus mecanismos de degradación de la sustancia, pero a las drogas se añade un fenómeno de 'tolerancia' psicológica.
Los cuadros de abstinencia siempre son psicológicos y, en el caso de algunas drogas, son además síndromes físicos que pueden resultar mortales. Pueden controlarse con medidas terapéuticas sintomáticas o substitutivas (sustancias menos nocivas, de efectos parecidos, que se retiran progresivamente).

Hoy encontramos drogadictos en todos los sectores de nuestra sociedad, no se trata de un solo nivel socioeconómico ni sociocultural, sino de una relación mucho más profunda con lo que rodea a cada ser humano.

Más allá del problema de la drogadicción el problema de nuestra sociedad es el ambiente que rodea al tráfico de estas sustancias, al ser drogas ilegales, todo lo que le rodea es un medio ruin y sucio, de delincuentes, aprovechadores y gente enferma. Y por muy oculto que parezca, cada uno de nosotros tiene acceso directo de uno a alguna forma a ser parte de esto.

Un consumidor regular de drogas actualmente no se muere por el efecto que las droga pueda tener en su organismo, sino que por todos los problemas que acarrea el ambiente. La transmisión de enfermedades por agujas de un drogadicto a otro, las enfermedades que pueda llegar a tener por falta de ingerir alimentos, etc. Una persona “metida en drogas” muere por el vicio. Muere por cambiar todo lo que tiene por drogas, muere por el ambiente, muere en la cárcel, etc. Por eso la importancia de ayudar a estas personas.

Un ser humano ya adicto tiene posibilidades mínimas de rehabilitarse, requiere de un esfuerzo psicológico y físico casi inhumano, y dadas las condiciones en nuestro país, de un bolsillo que lo resista. Es por esto que si de cada 20 drogadictos que llegan a un centro de rehabilitación se logra “ayudar” a cuatro de ellos, ya se considera un éxito.

Desarrollo

Las personas que usan drogas o que tienen problemas debido a este consumo pueden tener distintos grados de reconocimiento del problema y de motivación para cambiarlo. Algunas personas con dificultades que producen un incumplimiento de metas llegando a frustración. En estos casos es difícil que se sientan interesados en buscar ayuda. Otros, en cambio, reconocen que tiene dificultades y buscan algún tipo de solución.

  • El primer paso de nuestro método es que la persona acepte que tiene un problema, solo así se le puede empezar a ser ayudar. Sin esta aceptación es imposible comenzar un tratamiento de rehabilitación q sea exitoso.

Es conveniente no presionar a tratamiento a quien no lo considera necesario y, por otra parte, no tramitar a quien ya esta motivado y necesita de una acción concreta. El proceso de motivación y cambio tiene cinco partes:

1.- La persona no considera que tiene un problema. No busca ayuda porque piensa que no la necesita.

2.- La persona considera que tiene un problema y piensa que hará algo más adelante. Sus soluciones están en los pensamientos, pero no pasan a la acción. Si la persona se encuentra en algunos de estos casos, es recomendable acogerla sin darle charlas ni tratar de convencerla. Hay que escucharla tranquilamente y ayudarle a que ella misma cuente los problemas que está teniendo, sin juzgarla. Se le puede dar información acerca de las drogas o del alcohol si él o ella quiere saberlo. Es útil entregarle algún folleto o test para autodiagnosticarse. Sirve que otras personas puedan transmitirles su propia experiencia de rehabilitación.

3.-La persona está consciente de tener problemas asociados al consumo. Ya ha hecho algunos cambios, pero por lo general éstos son superficiales y no duran mucho en el tiempo. En esta etapa, es conveniente que conozca las distintas alternativas de tratamiento para que opte. Para mantener y aumentar la motivación, se recomienda realizar actividades que le ayuden a conocer otras experiencias, y expresarse a sí mismos.

4.- La persona está convencida que tiene problemas y busca una manera de solucionarlos solicitando ayuda. Está consciente que salir de esa situación le va a tomar tiempo y sabe que tendrá que hacer un esfuerzo personal junto con quienes le ayuden. Si la persona se encuentra en esta etapa del proceso de motivación, es conveniente entregarle apoyo e información clara y precisa. Sitios donde pueda consultar o recibir tratamiento; direcciones, números de teléfono, aunque siempre respetando su motivación personal.

5.- La persona lleva un tiempo en tratamiento y las acciones que realiza con coherentes con la metas que se ha trazado. Además ha logrado mantenerse sin consumir.

  • El segundo paso es tratar que la persona asista a terapia. Esta consiste en la integración a un grupo de conversación, donde la persona pueda compartir sus testimonio, experiencia, el por que cayeron en la droga, sus sentimientos y frustraciones.

Uno de los objetivos de esta etapa es que la persona escuche, se sienta escuchado, apoyado y se de cuenta que otras personas están pasando por lo mismo que el. Esto sirve para q la persona que ya ha asumido su estado y hablado sobre sus conflictos, se de cuenta de que ya esta avanzando en su rehabilitación y lo motive a cumplir su meta (dejar la droga), y autorealizarce.

  • El tercer paso para la persona es la de desintoxicación, esto trata en eliminar las sustancias del organismo, esto puede producir efectos físicos y psíquicos luego de suspender o reducir la cantidad de droga consumida. La mayoría de las personas puede detener el consumo sin necesidad de ayuda medica, aunque esta es necesaria en los casos mas graves, hay casos en que las personas no pueden detener el consumo por si solas a causa del efecto quimico de la droga. En esta fase la persona requiere apoyo y cuidados permanentes, que se le reafirme y aliente.

Es importante ofrecer:

- Apoyo emocional.

- Líquidos abundantes.

- Régimen liviano.

- Compañía permanente.

- Ambiente tranquilo. - Comodidad corporal.

- Posibilidad de descanso y sueño. - Tranquilidad afirmando que lo que está sintiendo son síntomas esperados y que no son graves.

- Comprensión. No lo rete ni lo apure. Mantenga la calma. - Animo y refuerzo a su decisión.

  • Apoyo a su confianza. Dígale que él decidió dejar de consumir y que lo está logrando.

  • El cuarto paso es la importancia de la familia y en el entorno.

La persona con dependencia a sustancias pscoactivas puede deteriorar o quebrantar las relaciones de pareja y de familia. Esta se debe a integrar al tratamiento y asistir a terapia junto con la persona para que se mantengan relaciones intimas y la persona se sienta apoya y querida.

El entorno influye enormemente en el proceso de rehabilitado, si la persona sigue en contacto con las personas con que se drogaba o sigue frecuentando los lugares donde consumía podría sentir deseos de volver a caer, por esto la persona debe dejar de lado las malas influencias. Es importante ser consecuente por que es muy fácil que la persona recaiga y el tratamiento fracase.

  • El quinto paso es que la persona se de cuenta de las consecuencias personales y sociales que trae el uso indebido de drogas. En esta etapa de la rehabilitación la persona se da cuenta q perdió cosas importante de su vida como:

  • Imagen personal: la persona pierde su identidad anterior y adopta la de consumidor.

  • Aislamiento: la persona tiende a perder contacto con sus antiguas amistades y a relacionares mucho menos con su familia por miedo al rechazo.

  • Estigmatizaron: la persona es etiquetada de “drogadicto” y se le atribuye características que no necesariamente son las suyas (ladrón, irresponsable, etc.)

  • Relación de pareja: se deteriora la relación y es probable que la pareja también se involucre en el consumo.

  • Vida Familiar: la vida familiar se desorganiza y deteriora

  • Rechazo social: se produce por un cambio en las redes de amistad

  • Rendimiento escolar y conducta: se pierde el interés, se comienza a mentir y se tiene una mayor irritabilidad.

  • Desempeño Laboral: la persona comienza a ausentarse al trabajo, pierde concentración, diminuye su eficacia y eficiencia.

  • Incidencia en conductas delictuales

  • El sexto paso consiste en evitar nuevos consumos y los problemas asociados. Es un proceso de cambio personal, que ayuda a desarrollar habilidades para desenvolverse en la sociedad. Lo más importante es cambiar los hábitos, recuperar valores y comprometerse en un proyecto de vida (qué quiero ser, qué voy a hacer para lograrlo, cómo lo voy a hacer, etc.). El solo hecho de no estar consumiendo, no basta. El apoyo familiar y el cumplimiento de algunas normas mínimas de control (por ejemplo: salir acompañado de una persona responsable, no portar dinero, evitar los lugares y las personas con quienes consumía, etc.) suelen ser beneficiosas en esta etapa.

Algunas personas al dejar de consumir sienten o creen que todo lo demás podría cambiar para bien, que todo se va a hacer fácil. Esto suele acarrear frustraciones. Es la persona la que cambia y se fortalece, el mismo y las dificultades siguen siendo las mismas.

Se recomienda:

- Reforzar constantemente a la persona, mostrándole los logros alcanzados.

- Acompañar a sus controles y actividades de rehabilitación.

- Dar apoyo emocional y validar su angustia.

- Motivar a la persona a realizar actividades que no se asocien al consumo de drogas. Una recaída puede ser parte del proceso. No hay que desanimarse.

  • El séptimo paso y final es el mantenimiento de la persona que corresponde a la etapa de rehabilitación; es decir, es necesario desarrollar el proyecto de vida deseado, retomar o iniciar trabajo, estudios, relaciones familiares y otras actividades. Para algunas personas también es útil transmitir a otros su experiencia de rehabilitación. El proceso de rehabilitación no termina cuando se deja la droga. Lo importante es que se produzca un cambio en el estilo de vida que permita mejorar la autoestima, cambiar los hábitos y reforzar valores.

Conclusión

  • Todas las drogas tienen efectos secundarios;

  • No necesitas las drogas para pasarlo bien o para evitar tus problemas;

  • Las drogas pueden afectar las relaciones con tus familiares y amigos;

  • Las drogas pueden dañar tu salud;

  • Las drogas afectan tus capacidades físicas e intelectuales;

  • Disminuyen tu rendimiento;

  • Disminuyen tu capacidad de sentir y disfrutar;

  • Puede ser difícil controlar el consumo;

  • No puedes estar seguro de la toxicidad de lo que consumes;

  • Todas las drogas implican riesgo de adicción.