Reality shows

Comunicación. Programas televisivos. Entretenimiento. Sociedad. Espectadores. Posmodernismo. Cultura light. Canales especializados. Observador pasivo. Cámara escondida. Concurso. Supervivencia. Convivencia. Academia de talentos

  • Enviado por: K O
  • Idioma: castellano
  • País: Bolivia Bolivia
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Trabajo final de Comunicación y Sociedad

Los Reality Shows como medio de distracción

INTRODUCCIÓN

Se han puesto de moda, durante los últimos cinco años, los programas televisivos en los que no participan actores profesionales que siguen un guión, con un director que les dice cómo actuar y con el resto del equipo. Son programas en los que algunos personajes considerados interesantes por los productores de un canal televisivo, son juntados en un ambiente peculiar, donde normalmente tienen que hacer algo.

Son conocidos como “Reality Shows”, es decir, programas de realidad. Se supone que los personajes hacen lo que normalmente harían en las circunstancias en las que se ven envueltos, y viven una vida tal cual la vivirían en esos ambientes, aunque estén rodeados de cámaras que permiten que los televidentes vean desde varios ángulos esas actividades.

El gran éxito de estos programas, que son producidos en varias partes del mundo, hace que se tornen un tema de interés como fenómeno comunicacional y social. Pueden ser vistos como “agentes de distracción” para las masas. Las personas no piensan en lo que sale en los noticieros, si no en los reality shows que ve, y en los problemas que ellos plantean. Por otra parte prefiere ver un reality show que un noticiero o un documental.

Se pretende encontrar la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Son los reality shows una forma efectiva de distraer a la sociedad de los problemas y conflictos de la misma sociedad y del mundo?

El objetivo es determinar, desde un punto de vista post-modernista, si los reality shows pretenden ser un medio de distracción para la sociedad y hasta qué punto llegan a serlo. Específicamente descubrir los aspectos fundamentales de este tipo de programas, indagar qué es lo que hace que tengan tanto éxito entre los televidentes, identificar qué tipo de problemas y situaciones se trata en los programas, identificar qué ideas se transmiten a través de estos programas, identificar en qué lugares del mundo se producen los reality shows que llegan a Bolivia, identificar semejanzas y diferencias entre programas tomando en cuenta dónde se producen y establecer puntos de conexión entre unos y otros programas.

La técnica que se utilizará en este trabajo será la de análisis de discurso de algunos programas populares conocidos como “reality shows”

En el primer capítulo se explicarán algunos conceptos que permitirán entender el contexto en el que aparecen los reality shows, como el significado de la “cultura light”, y la importancia de la televisión en la vida del hombre moderno. En el segundo capítulo se expondrá a fondo lo que es un reality show y los tipos de reality shows que existen. El tercer capítulo consistirá en el trabajo de análisis y las conclusiones a las que se llegue después del análisis.

CAPÍTULO 1: CULTURA Y MEDIOS EN EL POSMODERNISMO

  • La “cultura light”

  • “Lo light es resultado sin proceso, sazón sin maduración, resumen sin sustancia, truco para saltarse toda prolongada agregación de esfuerzos”. Así define el escritor venezolano Luis Britto García a la manera que tiene la actual sociedad de comercializar sus productos, entretenerse, el esquema educativo que se maneja en las instituciones educativas y las familias, y las celebraciones que se hacen.

    La cultura light es aquella donde los seres humanos no se preocupan por los problemas que aquejan al mundo de hoy, y si se preocupan no hacen nada por evitarlos. Tampoco se preocupan por el arte, ni la política, ni por adquirir conocimientos de lo que se conoce como “cultura general”.

    “La superficialidad, la ausencia de compromiso y de profundidad en nuestra vida, lo que a su vez se traduce en una incapacidad generalizada para reflexionar y la eliminación de raíz de todo sentido crítico, son la expresión más nítida de este tipo de cultura que se ha ido generando paulatinamente”. (José Luis Martínez, 2004)

    El agente provocador de la generación paulatina de esta cultura es, sin duda alguna, la globalización. Es este fenómeno el que ha intentado uniformar la cultura en todo el mundo, a través de la publicidad de infinidad de productos para “hacer tu vida mejor”, es decir, sin preocupaciones o problemas. Las nuevas tecnologías en sí, además, facilitan mucho algunas tareas y permiten que se haga cosas que antes era imposible hacer.[Author ID1: at Thu Jun 9 17:20:00 2005]

    Los medios de comunicación, sobre todo la televisión, han sido fundamentales en el avance de la cultura light, con la creación de programación, como series, reality shows, y telenovelas, en las que los personajes viven una vida placentera plagada de problemas y situaciones típicas de esta cultura, relegando otro tipo de programación, como noticieros o documentales, a un segundo plano.

    La cultura Light puede resumirse, entonces, en “la cultura de lo liviano, del no-esfuerzo y del culto a la apariencia” (José Luis Martínez, 2004).

    En la cultura light esto es lo que más prospera. Se exhiben e imponen la sociedad del espectáculo, la moda, el individualismo, la incapacidad para establecer compromisos con el futuro, el facilismo, el paradigma del atajo, la pasión desmesurada por las nuevas tecnologías de la cibercultura: las realidades virtuales, la internet, la estética del video-clip, lo tecno-imaginativo, el síndrome del programador (zapping); se reivindica el pastiche estético, ese reencauche híbrido y nostálgico por las producciones del pasado; se impulsa la simulación de arrogancia y la salud corporal de pasarela, la falsa erudición ante el juego de cámaras; la poesía fácil, llevadera, superficial, realizada por chicas de la farándula, el compromiso con una ecología frívola y capitalista. (Carlos Fajardo Fajardo, 1999)

    1.2 La espectacularización de la televisión

    Durante la época posmoderna, los espectáculos están pensados para ser transmitidos por televisión y no la televisión para transmitir espectáculos. El éxito de este medio de comunicación y la difusión que se logra a través de él hace que muchos eventos estén pensados exclusivamente para salir por televisión, y no para la gente que los presencia en vivo.

    Los protagonistas de distintos sucesos (como huelguistas) tienen, como objetivo principal, la cobertura televisiva, para que sus protestas tengan éxito. En el caso de eventos estatales, también se piensa en su difusión por este medio, poniéndola por delante, inclusive, de muchos aspectos determinantes para el correcto funcionamiento del evento. (cf. Morley, 1990)

    Es así que, se puede decir, la cultura de la postmodernidad gira en torno a la televisión. Un evento no es un evento si no es transmitido por televisión, una noticia no tiene importancia si no es cubierta por la televisión. Los medio de prensa escrita pasan a un segundo plano, cambiando su rol de informadores de primera mano a medios de distracción y “confirmación y ampliación” de la noticia.

    La radio, aunque en Bolivia todavía tiene un papel muy importante, pasa a ser un medio predominantemente de música, y como informador se limita a los automóviles, donde los conductores no tienen acceso a ningún otro medio de comunicación.

    Es por esa misma razón que, en los últimos 30 años, los canales de televisión son cada vez más, y están cada vez más especializados. Por ejemplo, hay canales internacionales como Discovery Channel o Nacional Geographic Channel especializados en documentales, el último en documentales sobre animales y plantas.

    HBO o Cinecanal sólo transmiten películas, el último películas producidas en Hollywood. Hay otros canales que transmiten series, otros arte y cultura, CNN y otros, noticias. Últimamente han aparecido canales que solamente transmiten reality shows. Los únicos que mantienen programación variada son los canales locales de televisión abierta.

    Este fenómeno demuestra que el éxito de la televisión es tal, que hay espacio (y audiencia) para todos estos canales, a pesar de que sólo las élites en las pirámides sociales pueden acceder a la televisión por cable. Y estos canales funcionan las 24 horas, teniendo, además, niveles respetables de audiencia durante todo ese tiempo.

    En este capítulo hemos analizado tanto la cultura light, como el medio predominante en esta cultura, la televisión. En el próximo se explicará en qué consisten exactamente los reality show, que representan los programas televisivos de mayor éxito en la actualidad.

    CAPÍTULO 2: LOS REALITY SHOWS

    “Reality” en inglés significa “realidad”, y “show” significa “mostrar” y también “programa de televisión”. Un reality show es, por tanto, un programa de televisión de realidad o una muestra de la realidad. El nombre que se le ha asignado en español, aunque no es muy difundido, es “Telerrealidad”.

    Es estos programas se muestra, en distintos formatos, lo que ocurre a personas reales, a diferencia de otros programas que muestran actores, que representan personajes de ficción.

    Para crear ambientes atractivos al público, los productores de estos programas ponen a los personajes es situaciones anormales y emotivas. Muchas veces, ellos deben competir entre sí para obtener un premio. Los jueces de los programas en estas competencias, por lo general, son los espectadores, que votan por teléfono.

    A pesar de lo que su nombre implica, en los reality show las personas no suelen ser realmente espontáneas, ya que las situaciones en las que se ven envueltos les son totalmente ajenas a su realidad. Se busca que las reacciones de los protagonistas sean extremadamente emotivas, ya que así atraen más audiencia. Los protagonistas, además, suelen ser aislados de su entorno durante la emisión del programa.

    Se puede distinguir tres tipos de programas de telerrealidad:

    • Observador pasivo: La cámara observa pasivamente la actividad de una o más personas.

    • Cámara escondida: Suele utilizarse en programas de telerrealidad que gastan bromas a gente diversa, como personajes conocidos en el ámbito local, a los que se somete a diversas situaciones y se observa sus reacciones para distraer a su audiencia.

    • Concurso: Un grupo de personas encerrada en un ambiente compite en algún ámbito para obtener un premio, mientras es observado durante las 24 horas por las cámaras.

    En cuanto a formatos se refiere, estos son los más comunes:

    • Objetivo supervivencia: Un grupo heterogéneo es llevado a un lugar que no cuenta con instalaciones necesarias ni servicios básicos, en el cual deben encontrar medios para obtener sustento.

    • Conviviendo juntos: Un grupo de jóvenes, tanto hombres como mujeres, conviven en una casa, donde debes crear situaciones interesantes para no ser eliminados por la audiencia.

    • Academias de talentos: Un grupo elegido convive en una academia de canto o danza compitiendo entre ellos por ser elegidos por el público para ganar el premio que ofrece el concurso.

    • Soltero codiciado: Un soltero o soltera, generalmente rico, famoso o seleccionado por su atractivo físico, es pretendido por varios concursantes del sexo opuesto. El ganador es seleccionado por el mismo soltero.

    (cf. Enciclopedia digital Wikipedia)

    Los Reality show han tenido gran éxito entre el público de todo el mundo, y, además, su producción resulta, normalmente, mucho más barata que la de cualquier serie de televisión, ya que no hay que pagar grandes sumas a actores profesionales.

    CAPÍTULO 3: EL DISCURSO DE LOS PROGRAMAS DE TELERREALIDAD

    3.1 Programas que serán analizados

    Para que el análisis de discurso sea pertinente, se escogieron programas de diversas procedencias y de diversos tipos, además de ser programas con audiencia dentro de Bolivia y que han tenido trascendencia en sus países y en el mundo. Todos ellos se transmiten actualmente.

    Programa

    Procedencia

    Tipo

    Canal

    The simple life

    EEUU

    Objetivo supervivencia

    Fox

    Operación Triunfo

    España

    Academia de canto

    TVE

    The Bachelor

    EEUU

    Soltero Codiciado

    Warner Channel

    3.2 Descripción breve de los programas elegidos

    “The Simple Life” se transmite en el canal Fox en horario nocturno. Ha tenido gran trascendencia en su país, Estados Unidos, y ha hecho muy famosas a sus protagonistas, Paris Hilton y Nicole […]. Estas dos modelos son llevadas al campo y obligadas a trabajar para sobrevivir, algo que ellas nunca han hecho en su vida. El programa muestra las dificultades de sus protagonistas para hacer lo que sus jefes les ordenan, muchas veces, la mayoría, cosas repugnantes. Las protagonistas muestran indignación y asco por la realización de estas acciones, y muchas veces se niegan a llevarlas a cabo, pero al final siempre son obligadas.

    Ver “El postmodernismo, una guía básica” de David Morley, subtítulo “La televisión y lo real”.