Realismo Mágico y Fantástico

Teoría Literaria. Estilos literarios. Narrativa. Cuentística. Cuentos. Fantasía y Realidad en el argumento literario

  • Enviado por: Natalia Pérez
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso Superior en Dirección de Empresas Agroalimentarias
EOI
Este programa tiene como vocación ofrecer a los agentes del sector y a los futuros actores de esta industria, los...
Solicita InformaciÓn

Técnico en Gestión de PYMES
Instituto Americano
Capacitar al alumno para, una vez finalizado el curso, esté en condiciones de:
Solicita InformaciÓn

publicidad

Introducción

Toda persona en uso de razón conoce el límite entre lo real y lo irreal, entre lo posible de lo que no lo es. No obstante, al escribir un relato, el autor dispone de la libertad de hacer desaparecer dicho límite. Nada impide al escritor crear personajes, situaciones y entornos completamente irreales, pero se nos presenta una interrogante; ¿Cuál es el sentido de los relatos con acontecimientos irreales? Estos relatos corresponden a una necesidad de evasión del mundo cotidiano, demasiado vulgar y desprovisto de sorpresas, nos hacen soñar en un mundo en el que todo es posible. A partir de este respaldo hacia el autor, a nosotros se nos presenta el dilema de cómo clasificar ese tipo de relatos. Se han adoptado tres tipos de clasificación para los relatos con acontecimientos irreales: fantásticos, extraños y maravillosos. A continuación, desarrollaremos estas tres clasificaciones, con el objetivo de dejar en claro las diferencias que existen entre cada una de ellas.

Reconociendo lo fantástico...

Un cuento no necesariamente es fantástico porque se produzca en él un simple hecho irreal, como podría ser un animal que habla. Esto simplemente se asume y se continúa la lectura, teniendo en cuenta que la historia transcurre en un mundo donde dicho animal tiene la facultad de hablar.

En el relato fantástico, los hechos irreales no tienen justificación alguna. No existe una certeza sobre lo que está ocurriendo, el lector necesita explicaciones y estas no son provistas por el relato. Ya que la ambigüedad subsiste hasta el fin de la aventura

Reconociendo lo extraño...

Podemos calificar a un relato como "extraño" cuando este nos da la posibilidad de justificar, con herramientas reales, todos los acontecimientos irreales que han sucedido a lo largo de la obra. Son ejemplos claros de relatos extraños: Los sueños, las historias contadas por dementes o personas bajo efectos de sustancias que alteran su percepción de la realidad, etc. Entonces, un relato es extraño cuando, a pesar de los hechos irreales que en él se suceden, no causa vacilación, esto, por haber una explicación perfectamente lógica para los mismos.

Reconociendo lo maravilloso...

Si el lector decide que es necesario admitir nuevas leyes de la naturaleza mediante las cuales el fenómeno puede ser explicado, entramos en el género de lo maravilloso. Es decir, en el relato maravilloso, cuando resultan insuficientes las posibilidades lógicas para explicar los hechos que se desencadenan, y es necesario asumir que la acción transcurre en otro universo, con otras leyes.

Maravilloso hiperbólico: El tamaño de los seres u objetos es irreal.

Maravilloso exótico: Los hechos irreales son introducidos como reales, excusándose en que suceden en territorios lejanos o desconocidos.

Maravilloso instrumental: Se hace uso de herramientas irreales en un entorno real. Puede suceder que dichas herramientas sean solo irreales para la época en la que transcurre el relato.

Maravilloso puro: Completamente inexplicable, donde lo irreal no son simples detalles como en los casos anteriores, sino que todo el entorno esta involucrado. Guarda menos similitudes con el "mundo real" que los otros casos.

... Tras lo descripto anteriormente, se hace necesario aclarar, la diferencia entre literatura fantástica y ciencia-ficción. Y es que aunque ambos géneros comparten varios elementos, son distintos: la ciencia-ficción tiene una base racional, mientras que la literatura fantástica no la tiene. La ciencia-ficción es una especie de proyección al futuro a partir de datos científicos del presente. En su origen, la ciencia-ficción no fue más que una rama de la literatura fantástica. Nació en la segunda mitad del siglo XIX, y en el XX ha conocido un gran desarrollo...

Realismo Fantástico

"Un movimiento literario constituido en los últimos años en Hispanoamérica, que se caracteriza sustancialmente por una combinación de la realidad y la fantasía". El realismo fantástico ciertamente pertenece a la literatura fantástica, aunque posee sus propias características: el argumento es un hecho real, al cual se le agrega un "ingrediente ilusorio o fantasioso". Los personajes de este tipo de relatos provienen de la cultura de los pueblos, sus supersticiones, sus tradiciones, su folklore, sus leyendas, su historia, es decir, su idiosincrasia, y a la vez se proyectan generalmente a épocas posteriores, mezclando sentimientos reales con hechos futuristas, por ende, ficticios.

En este tipo de realismo el escritor posee una imaginación bastante amplia y además se hace notoria una previa investigación sobre el tema a tratar lo cual le permite elaborar una rigurosa hipótesis y de esa manera no se logré pasar al terreno de la ficción

Realismo Mágico.

Representa la existencia y coincidencia de dos mundos: el real y el mágico. El acontecimiento mágico no irrumpe en lo realista, sino que se encuentra paralelo a él. Una diferencia con el hecho fantástico es que este produce la duda en el lector, en cambio el hecho mágico produce un efecto de "encantamiento".

El realismo mágico se presenta como el interés en mostrar lo común y cotidiano como algo irreal o extraño de esta manera el escritor se enfrenta a la realidad y trata de descubrir lo que hay de misterioso en las cosas del diario vivir; También se abstiene de emitir juicios lógicos, no destaca las ambigüedades ni se detiene en análisis psicológicos de sus personajes , a cuales los muestra con total naturalidad sobre los hechos ambiguos del relato.

Diferencias entre realismo mágico y fantástico

Criterios

Discurso de lo fantástico

Discurso del realismo maravilloso

Modo de presentación de lo real

Se mezcla lo natural y lo sobrenatural de modo problemático

Se mezcla lo natural y lo sobrenatural de manera espontanea y sin contradicciones.

Autentificaciòn narrativa.

El narrador básico no autentifica los hechos como verdaderos,porque generalmente esta mas cerca de la subjetividad de los personajes.

El narrador básico autentifica los hechos al presentarlos como naturales(generalmente desde una neutralidad)

El lector y el efecto discursivo.

El lector se ve inmenso en un mundo extraño que lo perturba debido a la mezcla conflictiva de plano.

El lector acepta la realidad maravillosa sin cuestionarla

,en una especie de encantamiento por lo narrado.

Persona gramatical empleada

Predominio de la primera persona porque el discurso aparece como una versión discutible de los hechos. Si se presenta la tercera persona, estará subjetivada y usada en función de alguno de los personajes.

Predominio de la terceras persona porque otorga verosimilitud a los hechos al relacionarse con el discurso del narrador.

Realidad cultural y espacio

Posee una atmósfera cosmopolita que lo vincula a lo europeo y su espíritu racionalista (de ahí la colisión tan abrupta con lo irracional)

Se contextualiza en el espacio latinoamericano rural y pueblerino reivindicando una comunicación autóctona entre lo mítico, lo telúrico, lo mestizo y las creencias colectivas.

Carácter

Se centra en el individuo.

Involucra a una colectividad.

Universo de la ficción

Se presenta desconcertante y ambiguo.

Se presenta como un mundo armonioso y coherente donde conviven lo racional y lo irracional

Tiempo

A veces se presenta como una superación extraordinaria de las dimensiones temporales, lo cual los personajes asumen como problemático (viajes en el tiempo, disyunción del tiempo etc.)

Se presenta como una dimensión temporal vinculada a lo mítico y a lo sagrado(ajena al devenir racionalista del tiempo como en la circularidad garciamarquina, etc.)

Resolución del conflicto

Hay una explicación científica; se presentan varias soluciones simultáneamente o el conflicto queda abierto (sin resolver).

Se basa en la “fe” narrativa y en la verosimilitud que construye este tipo de relato; por lo tanto lo que se resuelve es la historia en sí, no los hechos extraordinarios en forma aislada.

Procedimientos compositivos.

Términos modalizadores, recursos gráficos de énfasis, paradojas, oximoron ,etc.

Hipérboles, exageraciones, naturalización de lo maravilloso, etc.

Orígenes del realismo mágico

El término Realismo Mágico no es originario de la literatura, y fue acuñado hacia 1925 por el crítico alemán Franz Roh, quien lo utilizó para describir a un grupo de pintores post-expresionistas.

Posteriormente, en el ámbito de las artes plásticas, fue reemplazada por el término "nueva objetividad", pero fue tomado por la literatura para definir una nueva tendencia narrativa hispanoamericana entre 1950 y 1970.

El realismo mágico tiene sus raíces en la cultura latinoamericana, a partir de las interpretaciones de los europeos en la etapa de la colonización del nuevo continente.

Es a partir de esta tradición de la interpretación de la realidad del nuevo continente a través de ojos europeos que se creó una visión sobrenatural de la realidad latinoamericana. Prodigios que iban desde animales fantásticos hasta ciudades ocultas, pasando por fuentes de la eterna juventud y árboles cuyos frutos eran capaces de proveer todo lo que los hombres necesitaban para su subsistencia. La aparición de un grupo de escritores latinoamericanos contemporáneos entre sí, que cuestionaban esta visión, dio base a lo que posteriormente se conoció como realismo mágico.

Un poco de historia...

En las últimas décadas del siglo XIX se advierte en Hispanoamérica gran rapidez en la asimilación y aclimatación de las modas y costumbres europeas. Se sigue casi al día el teatro, la novela y la poesía de: Francia, España, Inglaterra, Alemania e Italia; se remedan y copian todos esos géneros impregnándoles un sello propio. Dentro de este siglo ocurre un gran cambio en la literatura ya que las técnicas de escritura comienzan a adquirir una nueva forma y a ampliar sus horizontes. Aquí nace el Realismo, situado después de la revolución Francesa, en donde se incluye una reacción contra el idealismo romántico y expresa el gusto por la democracia.

Posterior a la Segunda Guerra Mundial se comienzan a crear nuevos tipos de realismos, como lo son el mágico y el fantástico, en un afán de revelación contra la represión que se acababa de vivir, esta nueva corriente implica un cambio de técnicas de escritura, comienzan a adquirir una nueva forma y a ampliar sus horizontes.

Alrededor de 1930 surgen en Hispanoamérica las primeras manifestaciones de una narrativa que difiere básicamente de las estructuras tradicionales de concebir la realidad literaria. Este movimiento es conocido como el Boom Latinoamericano que se caracteriza por modificar la narrativa de la Epoca Moderna e intentar caracterizar el espacio social y natural del continente, posee una calidad artística y extraordinaria originalidad, significó una profunda renovación en el mundo de las letras, esta conformado por un selecto grupo de escritores entre ellos; Gabriel García Marqués, Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar y Carlos Fuentes, Guillermo Cabrera Infante y Jóse Lezama Lima, José Donoso y Manuel Puig. Estos innovadores escritores rompían con la tradición anterior del realismo de la narrativa regionalista e indigenista, pues se revelan contra un concepto de realidad que consideraban muy estrecho.

Ahora bien, la experimentación se manifestó además en otros aspectos, como la ruptura de la línea argumental y del orden espacio- temporal, cambios del punto de vista, combinación de las personas narrativas, interrupción de lo onírico y de la corriente de la conciencia, presencia de lo maravilloso y fantástico, etc. Esta nueva literatura exigía un tipo de lector inédito, que fuese capaz de comprender los nuevos lenguajes y técnicas narrativas. El lector pasivo debía dar paso a un lector cómplice. Es importante destacar que este nuevo tipo de genero ya no sirve a la realidad; ahora se sirve de la realidad.

Conclusión

El contenido del realismo fantástico, o también realismo mágico, es sencillo y al mismo tiempo deslumbrador, recurre a los grandes temas sociales, sin duda, pero involucra a las realidades descritas en una aureola de sueños, creencias y rituales legendarios que pueden estar en algunos casos proyectados en el futuro.

Sus diferencias se basan en los argumentos y bases que entregué el autor y en el modo de percibir el texto por parte del lector.

Bibliografía

  • http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/memorias/textocontexto/coronel/magi.htm

  • http://www.mipunto.com/temas/4to_trimestre03/realismo.html

  • http://realismofantastico.cjb.net/

  • Crecer por la palabra

  • Diccionario de la literatura Chilena, editorial Andrés Bello

  • Lengua Castellana y Comunicación, editorial mare Nostrum

  • www.monografias.com