Real Madrid Club de Fútbol

Historia. Alineaciones. Copas. Paco Gento. Santiago Bernabeu

  • Enviado por: Quik iago Porto
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

HISTORIA VIVA DEL REAL MADRID C. DE F.

El Real Madrid, casi cien años después de su fundación, sigue ocupando con brillantez incomparable su puesto señero en el ámbito del deporte mundial. Historia viva y esplendente del fútbol español, se renueva día a día hasta tal punto que los críticos más rigurosos de Europa y América consideran al club blanco como el mejor conjunto de la historia del fútbol mundial. El Real Madrid parece haber echado raíces en el éxito y hace crecer sin descanso su dorado palmarés. El tiempo, lejos de marchitar los dones madridistas, ha traído al club blanco una pujanza, que se anuda, firme, a la gloria de antaño.

Adornado por esa larga secuencia de fecundo entusiasmo, por su tradicional empeño en no regatear jamás el coraje ni el tesón, el Real Madrid, hoy como ayer, aporta gran prestigio deportivo a España, excepcional recreo y abundantes satisfacciones a cuantos componen - desde el actual presidente, Ramón Mendoza, hasta cualquiera de sus socios o a la más lejana de sus peñas - la familia fiel y numerosa del estadio que lleva, en honor de quien alentó su apogeo, el nombre de Santiago Bernabéu.

UN MUSEO DEL FÚTBOL MUNDIAL

La sala de trofeos del Real Madrid contiene entre otras 21 ligas, Copa Intercontinental, 2 Copas de la UEFA, Copa de Europa en Propiedad, 13 Copas del Rey, Trofeo Barcanova, Trofeo Ciudad de la Línea, Trofeo Ciudad de Vigo, Trofeo Ramón de Carranza, Trofeo Teresa Herrera, Trofeo Ciudad de Barcelona, Trofeo Colombino, Trofeo Palacio de Cristal de Londres, etc...

LAS ALINEACIONES TRIUNFADORAS

1956: 1ª. Copa de Europa. Victoria ante el Stade Reims (4-3) en el Parque de los Príncipes de París. Alineación: Alonso, Atienza, Marquitos, Lesmes, Muñoz, Zárraga, Joseíto, Marsal, Di Stéfano, Rial y Gento.

1957: 2ª. Copa de Europa. Victoria ante la Fiorentina (2-0) en el Santiago Bernabéu. Alineación: Alonso, Torres, Marquitos, Lesmes, Muñoz, Zárraga, Kopa, Mateos, Di Stéfano, Rial y Gento.

1958: 3ª. Copa de Europa. Victoria ante el Milán (3-2) en el estadio Heysel de Bruselas. Alineación: Alonso, Atienza II, Santamaría, Lesmes II, Santiesteban, Zárraga, Kopa, Joseíto, Rial y Gento.

1959: 4ª. Copa de Europa. Victoria ante el Stade Reims (2-0) en el estadio Neckarstadion de Sttutgart. Alineación: Kopa, Mateos, Di Stefano, Rial, Gento, Marquitos, Santiesteban, Santamaría, Domínguez, Zárraga y Antonio Ruiz.

1960: 5ª. Copa de Europa. Victoria ante el Eintrach de Frankfurt (7-3) en el estadio Hampden Park de Glasgow. Alineación: Domínguez, Marquitos, Santamaría, Pachín, Vidal, Zárraga, Canario, Del Sol, Di Stéfano, Puskas y Gento.

1966: 6ª. Copa de Europa. Victoria ante el Partizán (2-1) en el estadio de Bruselas. Alineación: Araquistáin, Pachín, De Felipe, Sanchís, Muñoz, Pirri, Zoco, Betancort, Serena, Amancio, Velázquez, Grosso y Gento.

1985: 1ª. Copa de la UEFA. Victoria en terreno húngaro ante el Videoton (0-3) y derrota blanca en el Santiago Bernabéu (0-1). Alineación: Stielike, Chendo, Miguel Ángel, Michel, San José, Camacho, Butragueño, Valdano, Santillana, Sanchís y Gallego.

1986: 2ª. Copa de la UEFA. Victoria ante el Colonia (5-1) en el Santiago Bernabéu y derrota en terreno alemán (2-0). Alineación: Salguero, Agustín, Michel, Solana, Gordillo, Camacho, Butragueño, Juanito, Valdano, Hugo Sánchez y Martín Vázquez.

1998: 7ª. Copa de Europa. Victoria ante la Juventus (1-0) en el estadio Amsterdam Arena. Alineación: Bodo Illgner, Christian Panucci, Fernando Hierro, Manolo Sanchís, Roberto Carlos, Clarence Seedorf, Christian Karembeu, Fernando Redondo, Raúl González (Emilio Amavisca, min. 92), Pedrag Mijatovic (Davor Suker, min. 89), Fernando Morientes (Jaime, min. 81).

GENTO, EL HOMBRE DEL RÉCORD

Paco Gento es el único jugador del mundo que tiene en su palmarés seis Copas de Europa, cinco de ellas consecutivas, de 1956 a 1960, y la última en 1966.

"La Galerna del Cantábrico" ha ganado, además, doce Ligas, jugado dos Mundiales, ha sido cuarenta y tres veces internacional y en el año 1962 fue nombrado, casi por unanimidad de la Prensa Internacional, mejor extremo izquierdo del mundo.

Paco Gento hizo una lista de los mejores jugadores que ha conocido, aquí está:

1.DI STÉFANO: Ha sido el mejor jugador de todos los tiempos. De él aprendí muchísimo, él era el jugador más completo que llegué a conocer. Sólo verle correr y tirar era una maravilla.

2.PELÉ: Creo que nunca se podrá comparar a Di Stefano, aunque muchos lo hagan. Fue genial, pero no como el argentino.

3.PUSKAS: La eficacia goleadora.

4.EUSEBIO: Otro formidable hombre-gol.

5.CRUYFF: Tenía un cambio de ritmo impresionante. Sabía regatear, pero la mayoría de las veces lo que hacía era dejar atrás al contrario con un perfecto dominio del balón.

6.KOPA: La finura y la inteligencia del fútbol.

7.GARRINCHA: El mejor driblador que ha existido nunca.

8.ZAMORA: No llegué a conocerle jugando, pero por su historial y su calidad humana era impresionante.

9.CHARLTON: Un auténtico cerebro.

10.SUÁREZ: Ha sido un jugador al que, no sé por qué, nunca se le ha reconocido lo suficiente. Creo que se ha sido un poco injusto con él.

11.MAZZOLA: Ha sido el mejor cerebro que ha tenido el fútbol italiano.

12.UWE SELLER: Un rematador implacable.

13.YASHINE: La "Araña Negra" era completamente imbatible cuando tenía el día. Además era un hombre de goma, con una agilidad tremenda.

14.KUBALA: Tenía una fuerza impresionante y una humanidad personal que era todo un ejemplo.

GÜNTER NETZER, UNA MÁQUINA DE HACER FÚTBOL

Pocos aficionados sabrán que cuando el Real Madrid fichaba a Günter Netzer se hacía con los servicios de un perito mercantil, carrera que concluyo rápidamente para poder jugar al fútbol. A los 18 años dio por concluida su etapa estudiantil y se dedico íntegramente al fútbol. Nacía así uno de los mejores centrocampistas de la historia del fútbol.

Netzer nació el 14 de Septiembre de 1944, con lo que llegaba al Real Madrid con la edad de 29 años procedente del Borussia Moenchengladbach. Era el gran fichaje de la temporada, junto con Johan Cruyff, jugador del F. C. Barcelona. Un año antes había sido líder indiscutible de una selección alemana que se proclamaba campeona de Europa de selecciones al vencer en la final a la U.R.S.S. Fue el triunfo de la elegancia de Beckenbauer, la técnica de Nezter y los goles de Müller.

Netzer disputó 25 encuentros en su primera temporada, dos menos que el otro foráneo del club blanco, Oscar "Pinino". No consiguió ningún gol y el Real Madrid tan sólo logró quedar en octava posición. Fue una temporada amarga y difícil, ya que Miguel Muñoz fue cesado, y su principal competidor a nivel de popularidad, Johan Cruyff, conseguía la liga para el F. C. Barcelona y un éxito rotundo a nivel personal.

Aquel año sólo dio tiempo al Real Madrid a conquistar el título de Copa, gracias a las genialidades desde el banquillo de Luis Molowny, quien supo adaptarse a la prohibición de alinear extranjeros en esta competición y sacar provecho de jugadores como Aguilar, Macanás, Santillana o Velázquez.

SANTIAGO BERNABÉU,

EL HOMBRE QUE HIZO GRANDE AL REAL MADRID

En el año 1895, nacía en la localidad albaceteña de Almansa Santiago Bernabéu, el personaje más importante de la historia del Real Madrid. Era un ocho de Junio y se convertía en el más pequeño de siete hermanos.

Su familia no pasaba por dificultades económicas, por lo que no le fue difícil dedicarse, desde joven, además de estudiar, a practicar fútbol.

Junto a su hermano Marcelo comenzó a jugar en las categorías inferiores del Real Madrid hasta que en la temporada 1913-1914 llegó al primer equipo, debutando ante el Vieu Au Grand Air de Modoc, de Francia. Bernabéu consiguió tres de los cuatro goles del Real Madrid. Su fútbol era sencillo, pero muy práctico. Decían que no golpeaba al balón, sino que lo amartillaba con sus potentísimos disparos.

Su carrera como jugador duró hasta la temporada 1927-28, en la que apenas disputó partidos. Dejó el equipo como capitán, acabó su carrera de Derecho y se dedicó al comercio, pero no podía olvidar el fútbol, por lo que ese mismo año pasa a formar parte de la Junta Directiva del Real Madrid asesorando, junto a Pedro Parages, a Luis Urquijo, presidente en funciones.

Pronto comenzó Bernabéu a hacer de las suyas y se trajo al Real Madrid a Luis Regueiro, a pesar de que el vasco no se quería mover de Irún. A Luis Regueiro le siguieron otros como Samitier, Di Stéfano, Puskas, Didí, Rial ó Stielike.

El 15 de Septiembre de 1943 era elegido presidente de la entidad blanca. Eran tiempos muy difíciles. Observó que la afición por el fútbol crecía en cada instante y decidió construir un campo más grande.

En 1944, pese a la oposición que encontró, compró los terrenos y poco después los arquitectos Alemany Muñoz y Monasterio conseguían ganar el concurso de posibles proyectos para el estadio.

Por fin, el 14 de Diciembre de 1947 el Campo de Chamartín se inauguraba frente al Os Belenenses portugués, consiguiendo Sabino Barinaga el primer gol en este estadio. Pero esta alegría contrastaba muy poco con las dificultades que pasaba el equipo para mantenerse en Primera División.

Años más tarde salió a relucir el instinto e ingenio de este hombre y fichó a Di Stéfano, punto de arranque de aquel Real Madrid que ganó las 6 Copas de Europa, 16 títulos de Liga, 6 Copas de España y 1 Copa Intercontinental, además de cientos de títulos en otras categorías y deportes.

Fue la persona que tuvo fe en la cantera e hizo la Ciudad Deportiva del Real Madrid, un centro de formación de jugadores de donde han salido jugadores de la talla de Butragueño, Camacho o Gallego. También participó en el proyecto de la Copa de Europa, junto con el diario francés L'Equipe.

Luego, tras su fallecimiento en 1978, fue recordado por última vez durante el Mundial de Argentina, en el transcurso del Hungría-Argentina, en el que se guardó un minuto de silencio en su honor.

LA QUINTA DEL BUITRE, UNA GENERACIÓN DE ESTRELLAS

Los grandes momentos que viven determinados clubes o selecciones nacionales, siempre coinciden con el nacimiento de una generación estrella de grandes jugadores, que son los que hacen posible los éxitos y triunfos de sus equipos. Así, por ejemplo, Brasil fue campeón del mundo en 1958 gracias a esa estirpe de geniales jugadores que fueron los Pelé, Vavá, Garrincha, Zagalo o Didí; o el Ajax de Amsterdam que arrasó en las competiciones europeas a merced de esa generación de auténticos "cracks" que fueron los Cruyff, Van Hanegem, Hulssof, Neeskens, Resenbrink, Krol o Haan.

El Real Madrid de los años cincuenta no encontraba jugadores con raza en su plantilla, por lo que decidió ficharlos. Así llegaron los Di Stéfano, Rial, Puskas, Gento Kopa, etc... En los años sesenta surgió el Real Madrid "ye-ye", una mezcla de jugadores de casa y de otros equipos. Durante los setenta, el club de Chamartín no tuvo suerte con una de estas generaciones espontáneas, aunque surgieron los éxitos. Pero en 1983 se empezaba a fraguar un nuevo Real Madrid, el de la "Quinta del Buitre", que iba a ejercer de nuevo como monarca de todos los clubes europeos.

Esta célebre quinta se empezó a forjar en el Castilla que entrenaba Amancio Amaro. Unos procedían del Real Madrid juvenil y otros del Real Madrid Amateur sin más historia, pero cuando se llegaron a alinear todos en el mismo equipo acabaron por atraer más gente al Bernabéu que el mismísimo Real Madrid. El secreto no era otro que el de practicar un fútbol ofensivo, técnicamente clásico, pero de ejecución moderna.

Mientras tanto en el primer equipo, Di Stéfano cumplía con su segunda temporada a cargo del Real Madrid. No iban muy bien las cosas. Los dos extranjeros, Metgod y Stielike eran incompatibles tácticamente; Lozano estaba lesionado, Juan José no rendía como de él se esperaba y la delantera era incapaz de marcar goles.

Consciente de esta situación, el hispano-argentino reconsideró esta postura que siempre le había distinguido, la de defender a los jóvenes valores. Y empezó por subir al primer equipo a Chendo, un joven de fuerza y empuje descomunal, que no tardaría en desplazar de su demarcación a Juan José. A éste le siguieron Bernardo, Sanchís, Martín Vazquez, Pardeza y Butragueño. Sólo se quedaba en el Castilla Míchel, un jugador al que Di Stéfano acusaba de excesiva frialdad en el campo.

Así irrumpió en el panorama deportivo la "Quinta del Buitre". Butragueño se convirtió en el líder y en el ídolo de esta generación. Martín Vazquez le acompañó en cuanto a calidad, pero no en fortuna. Míchel fue el que más sufrió hasta llegar al primer equipo. Amancio fue el "míster" que le dio la oportunidad de subir al primer equipo. Quizá fue por el gol que consiguió contra el Rayo Vallecano desde 50 metros de distancia lo que le catapultó hacia una élite que parecía darle la espalda.

Sanchís fue desde un principio el que mejor sobrellevó el salto del Castilla al Real Madrid. Es un defensa que sabe estar en donde se le necesita.

Pardeza, rápido como una ardilla, luchador infatigable e imprevisible filósofo, es capaz de dejar con la boca abierta a los espectadores con sus largas carreras por el campo.