Rafael Leónidas Trujillo

Historia de América. Gobierno dominicano. Régimen Trujillista. Oposición

  • Enviado por: Ekimalito
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 27 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información



INTRODUCCIÓN

En este trabajo se muestra lo que fue la llamada “Era de Trujillo” desde un punto de vista interno, ya que el autor era Jefe del SIM en el cibao, en este libro se muestran las cosas totalmente como fueron ya que son relatadas por alguien que fue autor, testigo o actor de los hechos.

Esta obra nos muestra desde los inicios de la tiranía de Trujillo, hasta la Caída del Régimen luego de su asesinato, es un libro muy bien redactado y fuente de muchas investigaciones, es bastante detallado y nos muestra como fue la vida desde un punto de vista distinto al de otros autores.

ELEMENTOS QUE PLANTEA Y HABLA LA OBRA

La Vida del Generalísimo Rafael L. Trujillo

La Familia del Tirano

El Inicio del Régimen

Los Colaboradores del Régimen

El Mensaje del Autor

Abuso del Poder

Expediciones y Levantamientos en Contra del Régimen

La Iglesia Católica

El Ajusticiamiento de Trujillo

La Caída del Régimen

Causas de la Caída del Régimen

Consecuencias de la Caída del Régimen

Arresto del Autor

LA VIDA DEL GENERALISIMO RAFAEL L. TRUJILLO

Rafael Leonidas Trujillo Molina, nació el 24 de octubre del año 1891, en San Cristóbal. Era el 3ero de una familia de once hermanos.

En su juventud aprendió telegrafía, creó una plaza telegráfica en su ciudad natal y luego en la capital. En 1910 trabajo en una factoría azucarera, como jefe de la guardia de las plantaciones. En todos sus trabajos se destacó como eficiente, pulcro en el vestir y con grandes dotes de mando.

Ingresó al Ejercito Dominicano bajo los auspicios de la Infantería de Marina de los Estados Unidos, quienes ocupaban el territorio dominicano para esa época. Su carrera militar fue brillante.

UN DIA EN LA VIDA DE TRUJILLO

Trujillo se levantaba muy de madrugada, generalmente a las cuatro y media de la mañana. Se bañaba y luego llamaba a sus principales colaboradores para enterarse de las noticias nacionales e internacionales.

Llamaba a su hacienda, y a algún directivo de una de sus empresas, después leía los boletines de noticias internacionales que hacía la Dirección General de Telecomunicaciones. Escuchaba las noticias radiales de las principales emisoras nacionales, pero también su potente radio receptor tomaba estaciones de las islas vecinas.

Luego tomaba un baño frío, se daba un masaje, a las siete tomaba un desayuno ligero y salía de su residencia hacia el palacio. Este habito le costo el empleo a mas de un ministro, puesto que ninguno llegaba mas temprano que el.

El jefe trabajaba en el despacho en el Palacio Nacional hasta las once y media de la mañana. Luego a las once y media luego de salir del despacho subía al comedor del Palacio Nacional.

Después de almorzar el Generalísimo se dirigía a los terrenos de la “Estancia Ramfis”, sede de la cancillería, situada junto al mar, allí estaba ubicada su casa anteriormente, hacia una caminata de aproximadamente de dos kilómetros para hacer una buena digestión.

Luego se iba a su residencia donde tomaba una siesta de media hora. Al levantarse hacia algunas llamadas para enterarse de lo que acontecía a nivel nacional e internacional y luego regresaba al Palacio Nacional a eso de las 3:30 PM. Donde permanecía hasta las 7:00 PM. regresaba a su casa tomaba una ducha, cenaba y salía a hacer una visita a su madre quien vivía cerca de su casa.

Luego hacía una caminata nocturna de varias millas que terminaba en el malecón frente al Mar Caribe. Allí se sentaba a hablar con sus acompañantes por espacio de una hora, o más.

TRUJILLO: EL HOMBRE

Era en su hacienda de San Cristóbal que Trujillo recibía sus amantes.

Luego de media noche el Generalísimo se retiraba en señal de que todos debían retirarse, y se dirigía a la habitación en compañía de su amante. En ocasiones se alternaba los Jueves o Domingos para dejar de cuidar sus vacas y disfrutar una hermosa velada.

Cuando sus relaciones se extendían más de lo normal, nombraba a un alto cargo de la jurisdicción de San Cristóbal al padre de esta para que así se tuvieran que mudar con su familia completa y tenerla cerca para sus apetencias sexuales.

En algunos casos casaba las mujeres con sus allegados y les daba un buen regalo, casi siempre dinero, supuestamente para “desposarlos” pero casi siempre la experiencia sexual había iniciado en el lecho del Generalísimo.

No era muy religioso llevaba sus hábitos por tradición y para mantener su figura política debido al papel que la iglesia jugaba en el gobierno, al menos hasta la etapa del rompimiento.

EL GOBERNANTE.

El cargo de Presidente. no tenía el mismo significado en la RD. que en otros países el cargo de presidente pasó a ser un cargo cuya función era hacer todo aquello que Trujillo no quería desempeñar. En los actos públicos el estaba primero y el presidente un paso atrás, eso demostraba su poderío.

El pueblo lo sabia, e incluso todas las peticiones, iban directamente donde Trujillo, por eso su correspondencia privada era enorme y variada.

LA FAMILIA DEL TIRANO

JOSE TRUJILLO VALDEZ

Padre del Generalísimo, aficionado de la buena vida, simpático y cordial, le gustaba el trago y el baile. Fue considerado como el más sincero de todo el linaje de los Trujillo, fue el único que conoció el concepto de amistad.

ALTAGRACIA JULIA MOLINA

Madre de Trujillo, era considerada por muchos como “Una Santa” por el cariño que le profesaba el Generalísimo. Intervenía entre las peleas entre su hijos era la persona que Trujillo más respetaba, el Generalísimo la visitaba diariamente durante media hora.

VIRGILIO TRUJILLO Y MOLINA

Era el mayor de los hermanos, al igual que José quiso tener su zona de influencia y escogió el Cibao, allí otorgo favores a los pobladores a cambio de dinero por lo cual tuvo problemas con el Generalísimo.

JOSE ARISMENDY (PETAN) TRUJILLO Y MOLINA

Al principio del régimen fe la causa de muchos dolores de cabeza de Trujillo quien en dos ocasiones lo deportó del país, este regresó por la intervención de Doña Julia. Trujillo le permitió regresar al país pero Trujillo le buscó un oficio que le mantuviera ocupado, por eso patrocinó la creación de “La Voz Dominicana” una radiodifusora nacional que servia de medio de comunicación entre el gobierno y la población nacional, era amante de la buena vida y las mujeres.

Trujillo le cedió la zona de Bonao para que el la manejase a su antojo. Fue nombrado Teniente General, pero con la explicita condición de que no se metiera en los asuntos militares.

AMABLE ROMERO (PIPI) TRUJILLO MOLINA

Era el mas desorganizado y sencillo de los Trujillo, se mezclaba con la población con la que se sentía a gusto, era amante del trago y las mujeres, alquilaba casas y habitaciones que el mismo cobraba.

ANIBAL JULIO TRUJILLO MOLINA

Carecía de cordura mental, llegó a ser Jefe de Estado Mayor del Ejercito, en ocasiones se le escuchaba decir que el era la “Reencarnación de Julio Cesar” y que seria el próximo conquistador.

Las órdenes que recibía de Trujillo empezaron a ser debatidas y contradecidas por Aníbal y en una ocasión que los dos hermanos hablaban por teléfono la voz de Aníbal subió de tono y para asombro de sus ayudantes que sabían con quien hablaba tiró el teléfono y se monto en su automóvil con rumbo al Palacio Nacional.

Cuentan los que presenciaron aquel incidente que cuando Aníbal llegó a la mansión presidencial el Generalísimo se había escondido para eludir a su hermano, que aparentemente iba dispuesto a todo, es el único caso que se conoce en el que Trujillo evidenció temer a otro hombre.

Por esta y otras razones Trujillo ordeno al General Caamaño que lo matara, cosa que este pensó muy bien y se lo comunico a su madre para que advirtiera a Aníbal y que no asistiera al lugar donde seria asesinado, su finca. Aníbal fue declarado en retiro el 2 de Diciembre de 1948, por esta razón se suicido mientras se encontraba en el baño.

PEDRO VETILIO TRUJILLO Y MOLINA

El más insignificante pero gentil de los Trujillo, estaba casado con una señora corpulenta. Fue Coronel por muchos años hasta que al fin el Generalísimo lo ascendió a General, su principal ocupación era su finca y el cobro de algunas contribuciones en las carnicerías de los campos circundantes a su finca.

Se ganó el respeto de los soldados a quienes trataba con sinceridad y gentileza, dice el autor que era muy respetado por todos por su forma de ser.

HECTOR BIENVENIDO (NEGRO) TRUJILLO MOLINA

Se dice que si este no hubiese sido hermano del Generalísimo no hubiese sido nada, ya que era igual a Trujillo, se apegó a el tanto como un hijo a su padre, trato de imitar hasta en la más mínima expresión el carácter y la forma de ser de Trujillo.

Fue presidente de la Republica Dominicana como “Títere de Trujillo”.

LUIS RAFAEL (NENE)

Era medio hermano de Trujillo, criado por Nieve Luisa una de las hermanas del Generalísimo, fue criado como un niño mimado, llego a ser Coronel del Ejército.

LAS HERMANAS

Flerida Marina, Rosa Maria Julieta, Nieves Luisa y Ofelia Japonesa. Lo único que le produjeron a Trujillo fue un montón de sobrinos y alegados inútiles.

MARIA MARTINEZ DE TRUJILLO

Fue la esposa de Trujillo, aprovecho este titulo para su beneficio personal, le dio a Trujillo lo que mas ambicionaba, un hijo, Rafael L. (Ramfis) Trujillo Martínez.

FLOR DE ORO TRUJILLO LEDESMA

Nació como resultado del primer matrimonio del Generalísimo con Aminta Ledesma, pasó la mayor parte de su vida en el extranjero. Tuvo 8 esposos, entre los cuales se encontraba el “Primer Playboy de América” Porfirio Rubirosa.

RAFAEL L. (RAMFIS) TRUJILLO MARTINEZ

Fue la niña del ojo de Trujillo, era su hijo consentido, tuvo todo cuanto quiso durante su adolescencia pero no tuvo la ambicion del poder como su padre quería, en lugar de querer imitar a su padre escogió como modelo a Porfirio Ruborosa, al cual defraudó suciamente.

Rehuía a las responsabilidades, luego de la muerte de Trujillo, tuvo el poder en sus manos pero prefirió huir, pero antes, vengó la muerte de su padre asesinando a los conspiradores que terminaron con la vida de quien tanto lo quiso. Se dice que Ramfis fue la única persona a quien Trujillo expresó amor sincero.

ANGELITA TRUJILLO MARTINEZ

Su personalidad era igual a la de Trujillo, fue la Reina de la Paz durante la feria que llevaba el mismo nombre, tuvo un hijo cincomesino luego de casarse, Trujillo aparentó creerlo y lo creyó.

RHADAMES TRUJILLO Y MARTINEZ

Hermano menor de Ramfis, era amante de las fiestas y del trago, a pocos días de la muerte de Trujillo ya andaba en fiestas.

LAS “OTRAS” Y OTROS HIJOS

Trujillo le gustaban mucho las mujeres, es por esto que tenia un sinnúmero de hijos, algunos desconocidos, no todas las mujeres que tenia el Generalísimo gozaban de los mismos privilegios, algunas eran mas usadas que otras, otras tuvieron hijos de el, entre estas están:

  • Lina Lovatón: Dos Hijos Yolanda y Rafael

  • Elsa Bermúdez: Una Hija Elsa Julia

La Preferida de todas sus amantes era Diana Pratts, era corriente, no era bonita pero tenia algo que llamaba mucho la atención al Generalísimo, ya que este se veía feliz con ella.

Olga Rojas, la amó tanto que construyó a Villa Olga en honor a ella, vivía en Moca.

Moni Sánchez, fue la amante que comprendió a Trujillo.

EL INICIO DEL REGIMEN

Trujillo obtuvo el poder a base de su arma favorita, el engaño.

Era entonces Horacio Vásquez Presidente de la Republica y Trujillo la principal figura militar.

En santiago se formó un supuesto levantamiento que se dirigía a la capital para hacer un golpe de estado, Horacio Vásquez, se vio en un momento desesperante y renunció al poder.

Trujillo ganó las elecciones y procedió a sacar a Estrella Ureña del panorama político, enviándolo al exilio, Trujillo obtuvo el poder luego de engañar a Horacio Vásquez y a Estrella Ureña.

LOS COOLABORADORES DEL REGIMEN

VIRGILIO ALVAREZ PINA (DON CUCHO)

Fue un colaborador del régimen emparentado a Trujillo por la vía materna, al principio se opuso al régimen pero luego se unió sirviéndole por mas de 30 años ocupando muchos puestos de importancia entre ellos: Cargos ministeriales, la alcaldía de la capital, la presidencia del Partido Dominicano, entre otros.

RICARDO PAINO PICHARDO

Mantuvo una estrecha relación con Virgilio Álvarez Pina, cosa rara de ver durante el régimen , nadie confiaba en nadie, junto a Trujillo estuvieron hasta el fin de la dictadura cayendo en desgracia juntos o se elevaban juntos a favor del Generalísimo.

MANUEL DE MOYA ALONZO

Fue un joven servidor al régimen durante los primeros años de este estuvo trabajando en EU. modelando ropa de hombre, luego regresó al país obteniendo la confianza de Trujillo, sirvió de intermediario entre Trujillo y Washington, cuando existían problemas con EU. era nombrado embajador de la RD. en Washington, fue de mucha utilidad para el régimen.

LOS PRESIDENTES

En esta parte el autor nos data acerca de los presidentes que trabajaron para Trujillo, en total fueron 4, estos fueron:

  • Jacinto B. Peynado: Hombre serio y trabajador no se le puede reprochar nada.

  • Manuel de J. Troncoso: Al igual que Jacinto B. Peynado no merece ningun tipo de reproche.

  • Joaquin Balaguer: Mas adelante se hablara más ampliamente.

  • Héctor Bienvenido: Hermano del dictador.

JOAQUIN BALAGUER

Fue un fiel y callado servidor de la dictadura, se elevo desde maestro de escuela hasta la Presidencia de la Republica, era un notable orador, escribía los discursos del Generalísimo. Fue una de las pocas personas de las que Trujillo escuchó consejos.

Le toco la tarea de tratar de equilibrar el país a la caída de la dictadura. Se marchó al exilio debido a represiones de los ex trujillistas quienes luego se proclamaron “Victimas del Régimen”. Regresó al país años después lanzándose como candidato a la presidencia ganándole la presidencia a su oponente Juan Bosch, donde permaneció por doce años.

RAFAEL F. BONNELY

Fue considerado el “Camaleón de la Dictadura” adoptaba su actitud a la situación. Era compadre de Trujillo disfrutó de los favores de Trujillo mejor que muchos ocupando importantes posiciones dentro del ámbito político del país.

Cuando notó que se acercaba la caída del régimen se empezó a retirar lentamente de la política Trujillista, y cuando la dictadura llegó a su fin se profeso victima del régimen, convirtiéndose en un feroz anti-trujillista.

OTROS PERSONAJES

En esta parte se muestran otros personajes de menor importancia que sirvieron al régimen, entre ellos:

  • Víctor Garrido: Abogado y poeta sirvió de mucho al régimen.

  • Yamil Isaías: Hombre eficiente y trabajador, ocupó una importante posición durante el régimen, fue Secretario de la Presidencia.

  • Los Herrera Báez: Padre e hijo eran abogados y sirvieron de mucho al régimen, al mando de la chancillería o al frente de una importante embajada.

  • Los Intelectuales: Abelardo Nanita, Manuel Peña Batlle, Jesús Maria Troncoso, Virgilio Díaz Ordóñez, entre otros.

ANSELMO PAULINO

Fue uno de los principales colaboradores del régimen fue uno de los más fieles seguidores de Trujillo, se decía que era el único que se comparaba a Trujillo en cuanto a orden, energía y eficiencia, esa fue su desgracia…

Fue Cónsul en Cabo Haitiano, ayudó a resolver el problema con Haití luego de la Matanza de Haitianos de 1937. Cumplió la función de Trujillo durante un largo viaje que este realizó por EU. y Europa, volaba donde el Generalísimo estuviese para reportarle el estado del país.

Cayó en desgracia debido a la familia de Trujillo que no se llevaba con el, fue apresado y condenado a 10 años de Cárcel por los cargos de robos y desfalcos en la penitenciaria de La Victoria de donde fue liberado meses después permitiéndole marcharse al exilio en Suiza donde tenia una gran fortuna acumulada.

EL GENERAL FAUSTO A. CAAMAÑO

Fue uno de los más importantes militares del régimen, era capaz de cumplir cualquier orden que Trujillo le diera, estos dotes le demostraron a Trujillo la clase de militar que era. Bajo sus hombros estuvo la responsabilidad de algunas de las más importantes misiones que el Generalísimo pudiese encargarle a un militar, cayó en desgracia por la misma causa que Anselmo Paulino, la familia Trujillo.

Ocupo el rango mas alto conferido a un militar: General del Ejercito y Ministro de las Fuerza Armadas, cargo que después provocaría los mismos celos del Generalísimo quien celoso de su poder mando a retirarlo y destituirlo junto con sus familiares de todo lo cargo que ocupaba como militar, a excepción de los de menor rango.

JHONNY ABBES GARCIA

Fue Cronista Deportivo y ocupó altos cargos en el Comité Olímpico Dominicano desempeñando una labor excelente en su cargo, lo que excitó la imaginación del Generalísimo y de aquí pasó a ser el Jefe del Servicio de Inteligencia Militar (SIM); era el único hombre que se le podía comparar en maldad al Generalísimo, desconocía todo sentimiento noble e incluso hacia estremecer hasta sus más íntimos amigos.

Fue uno de los más importantes elementos del régimen, de su mente salieron los mas maquiavélicos planes que al mismo Generalísimo no se le ocurrirían era un hombre gordo de mal porte, el autor dice que parecía un hombre que se puso un uniforme militar.

Para alcanzar su rango escribió una carta a Trujillo retándolo a que lo probara, y todos sabemos que a Trujillo no se le podía desafiar, dos días mas tarde ya estaba trabajando para el Generalísimo, formó una inmensa red de espionaje a nivel de toda Latinoamérica, tenia espías por doquier que le informaban el estado del país y lo que se especulaba acerca de la dictadura su trabajo llegó a causarle grandes impresiones de asombro al Generalísimo.

PORFIRIO RUBIROSA

Hijo de un general del ejército dominicano. Siendo muy joven, él salió del país a París, en donde nombraron a su padre jefe de la misión dominicana en Francia. Allí él recibió dos años de educación en el nivel de la universidad y fue notada su predilección para la vida del nocturnal y los deportes. A su vuelta al país, él inscribió a ejército. En 1932 él era una de las ayudantes de Trujillo como teniente. Mientras que él participó en una competición internacional del polo - su deporte preferido - él satisfizo a Flor de Oro (flor) del oro, la más vieja hija del dictador Rafael L. Trujillo.

En 1934 él era ya capitán del ejército asignado al socorro-de-campo de Trujillo, después para haber estado a través del congreso nacional como un diputado. Rubirosa probó suerte en los negocios al principio de 1936, en que la ocasión él adquirió una rastra obsoleta en New Orleans y él le hizo transporte a Ciudad Trujillo que se utilizará en la construcción del puerto. La rastra no sirvió, y su coste, avanzado por Flor de Oro, nunca fue recuperado. Rubirosa entonces era muy endeudado, solamente su designación como primero la secretaria de la legación dominicana en Berlín lo localizó en la senda para peatones diplomática muy beneficiosa. Allí él encontraría futuro. Las citas del embajador llegarían una después de otra, y sería seguido de por la leyenda mujeres y la abundancia que acompañó su nombre. La parte grande de ella era debido a su dirección astuta de la publicidad personal.

EL PODER

Trujillo obtuvo el poder a base del engaño del entonces Presidente Horacio Vásquez, lo traicionó logrando su renuncia del poder, de aquí en adelante la Republica Dominicana no volvió a ser la misma…

Trujillo usaba su poder como una arma; manejaba el país como si fuese una finca privada, nadie mandaba más que el Generalísimo, ni siquiera el Presidente, se decía que durante la Dictadura de Trujillo los Presidentes solo realizaban las actividades que Trujillo no quería hacer, eran una pantalla, algo para cubrir la realidad, Trujillo era el amo y señor de este país.

Durante los 31 años que duró la Dictadura de Trujillo, nada se hacia sin la previa autorización del Generalísimo y el que se atreviera a hacerlo solía pagarlo con su vida o con su exilio, nadie se atrevía a discutirle ni debatirle sus ideas y los pocos que lo hicieron están muertos o pasaron por torturas, ya que esa era su arma principal.

Durante este régimen existió el mejor sistema de espionaje que se puede conocer, el Generalísimo tenia una red de espías nacionales e internacionales que lo mantenían informado de todo cuanto ocurría en el ámbito mundial.

Su poder era tal que ni siquiera los que se encontraban fuera del país se salvaban, es por esto que se reportan casos como el de Jesús de Galíndez que formuló una tesis hablando de la vida personal de Trujillo, este fue trasladado al país y nunca se supo más de el; también se conoce la famosa Matanza de los Haitianos, donde se asesinaron más de 25,000 haitianos aproximadamente solo con la excusa de Dominicanizar la Frontera, también cabe destacar el intento de asesinato del Presidente de Venezuela Rómulo Betancourt, nadie se salvaba del Poder del Jefe…

EXPEDICIONES Y LEVANTAMIENTOS EN CONTRA DEL REGIMEN

Durante la Dictadura de Trujillo la vida en el país no era fácil de llevar, todo giraba en torno a un mismo centro Rafael L. Trujillo, las escuelas le hablaban a sus alumnos de la excelencia del Generalísimo, todo cuanto se hacia fuese público o privado tenia presente a Trujillo en alguna forma, esto fue causa de más de una queja que cuando se hacia muy común se tornaban en levantamientos que casi siempre solían terminar en un gran derramamiento de sangre, también como producto de los esfuerzos continuos de algunos dominicanos que yacían en el exilio y otros que guardaban sus ideas liberales esperando el momento adecuado para darlas a relucir.

Hubo más de un intento de ocupación, huelga o levantamiento que terminaban mal, pero que no precisamente se pueden considerar como fracasos, ya que estas sirvieron de motivación a las que surgieron mas adelante, fueron muchos los intentos pero solo uno logró el objetivo, “El ajusticiamiento” o muerte de Trujillo. Entre estas cabe destacar:

Continuación de Expediciones y Levantamientos…

Expedición Cayo Confites: Surgió en 1947, el motivador de esta fue Juancito Rodríguez quien fue un rico terrateniente dominicano que no soporto las reglas que el régimen quería poner sobre sus tierras, se cansó de esto y se marcho con una gran fortuna a Cuba desde donde respaldo económicamente a los que conspiradores que participarían en la expedición. Cabe decir que tenían el apoyo del gobierno cubano.

Se entrenaron en Cayo Confites una playa cubana poco concurrida, de allí su nombre, los militantes tenían planes de ocupar el país con 3 aviones llenos de armas y soldados para darle fin al régimen, pero ocurrió lo contrario el régimen les dio fin a ellos, pero no se concretó.

Invasión a Rep. Dom. Horacio Gómez Coiscou: Trataron de derrocar el régimen invadiendo con dos aviones hacia la población de Luperón cerca de Puerto Plata, uno de los aviones decidió no aterrizar, pero el otro lo hizo en aguas fangosas quedando atrapado sin poder despegar. En este intento de invasión figuraban Félix Córdova Boniche, Federico Horacio Henríquez, Tulio Hostilo Arvelo, Horacio Gomes Coiscou entre otros.

Luego de que soldados vieran el avión abrieron fuego impactando el tanque de combustible que irremediablemente estalló matando a los que se encontraban en el avión en ese momento, en ese momento los que llegaron a tierra fueron apresados por el Generalísimo quien luego los perdonó dejándolos salir del país, claro que el jefe los dejó ir para que advirtieran a sus compañeros.

Expedición del 14 de Junio de 1959: Traían aviones con falsas insignias de la Fuerza Aérea Dominicana, aterrizaron en Constanza, estaban comandados por Enrique Jiménez Moya, esta expedición tenia el apoyo de Fidel Castro y Rómulo Betancourt.

Fue un fracaso ya que los contactos estaban apresados, los invasores fueron capturados, interrogados y luego fusilados por decisión de Ramfis Trujillo que pensó que seria inútil crear problemas internacionales a un país que ya estaba llena de ellos y prefirió enviarlos al paredón donde fueron asesinados. Cabe decir que los frutos de este intento de invasión se vieron dos años después con el ajusticiamiento de Trujillo, en pocas palabras no fue en vano.

Aquí solo se nombraron algunos de los tantos intentos, estos son solo los mas conocidos, otros intentos no pasaron de ser simples revueltas revolucionarias.

LA IGLESIA CATOLICA

La Iglesia Católica, abanderada del régimen durante tantos años (muchos detalles así lo corroboran como, por ejemplo, la condecoración que Pío XII otorgó a Trujillo, La Gran Cruz de la Orden Papal, o el Concordato suscrito con la Santa Sede en 1954), también le va a dar la espalda. El hecho detonante será la pretensión de Trujillo de que se le concediera una nueva distinción más a añadir a su largo catálogo de títulos honoríficos: Benefactor de la Iglesia. En este sentido, la Carta Pastoral del 31 de enero de 1960, censurando la falta de respeto a los Derechos Humanos y la carencia de libertades, va a suponer el desmarque definitivo de otro de los pilares en que se sustentaba la dictadura.

El Obispo Reilly de San Juan de la Maguana y el Obispo Panal de La Vega fueron duramente castigados por el Generalísimo, quien mandaba a buscar prostitutas en estado de embriaguez y les pagaba para interrumpieran los servicios religiosos, también hacían desaparecer los autos de los principales sacerdotes y los colocaban en frente de prostíbulos conocidos.

Se cuenta que en una ocasión Monseñor Panal invitó a Trujillo a una misa en esta ciudad de “La Vega” y antes de empezar los servicios religiosos dijo las siguientes palabras:

“Si vos lo ignoráis, yo os lo informo. Las cárceles están llenas de prisioneros políticos que son torturados a diario, el pueblo padece de hambre y las familias carecen de alojamiento y viven en la miseria… si mis palabras pueden causar victimas estoy listo para ser la primera”.

EL AJUSTICIAMIENTO DE TRUJILLO

El autor nos dice que Trujillo iba hacia su hacienda en San Cristóbal, solo sin escolta, ya que decía que “El día que no pueda ir a mi hacienda solo, prefiero estar muerto” esa confianza fue la que la noche del 30 de Mayo le costó la vida en el tramo de la Autopista Santo Domingo-San Cristóbal.

Nos cuenta el autor que en el momento que Zacarías de la Cruz notó que le seguían y que empezaron a disparar intentó hacer una maniobra para regresar a la Capital, pero Trujillo exclamo: - ¡Parate, carajo que tenemos que pelear!, Zacarías le decía que eran demasiados y Trujillo insistió esta vez diciendo que tomara la ametralladora que iban a pelear, Zacarías obedeció y frenó. En ese momento, el carro de sus asesinos pasó como una ráfaga rociando plomo, dio una vuelta en redondo en medio de la autopista y se colocó en frente del automóvil que ocupaba Trujillo, se pararon, abrieron las puertas y salieron, Trujillo hizo lo mismo abrió la puerta y con su arma, un revolver de bolsillo calibre 38 les hizo frente.

Trujillo quien yacía herido sangraba mucho, caminó tambaleante apoyado de su automóvil hacia sus atacantes agotando todas su carga, ellos le disparaban a quemarropa. Antonio de la Maza se le acercó para ultimarlo (ya tenia el brazo derecho herido).

Yacían heridos El Teniente García Guerrero, Pedro Livio Cedeño y Zacarías de la Cruz el chofer de Trujillo que había sido derribado y yacía boca arriba. Antonio Imbert se le acercó y le disparó en la cabeza, tuvo tanta suerte que este disparo le resbaló y solo le hizo un rasguño.

Trujillo estaba muerto.

Un escopetazo le había causado una herida en el lado derecho del pecho. Una bala le había penetrado por la boca, destrozándole parte de la dentadura. Y había recibido un culatazo en la frente que le hundió el cráneo. En todo su cuerpo se le contaron 17 balazos de los cuales solo 5 eran mortales.

Los asesinos de Trujillo cargaron su cuerpo al baúl de uno de sus automóviles. Era parte del plan y era necesario para que se cumpliera la otra parte del plan que la llevaría a cabo uno de los conspiradores que no estaba presente, el General Pupo Román.

Pedro Livio Cedeño se quejaba a gritos de la Maza lo iba a ultimar, pero sus compañeros no se lo permitieron cometiendo así su peor error, lo llevaron a un hospital que estaba a pocas cuadras de una de las oficinas del SIM (Servicio de Inteligencia Militar), luego de unas horas Pedro Livio Cedeño confesó todo, se conocía el nombre de todos los conjurados que serian atrapados más tarde y ajusticiados por Ramfis Trujillo.

Todo había Terminado. Había finalizado una era. La Era de Trujillo.

LA CAIDA DEL REGIMEN

Para las personas que creen que el régimen finalizó con la muerte de Trujillo no fue así, ese fue solo el inicio, durante esos días el país vivía en una gran tensión principalmente para los que trabajaban para el gobierno y para los que contribuyeron a la muerte del Generalísimo.

Luego de la muerte de Trujillo, su hijo Ramfis vino al país, Joaquin Balaguer era Presidente entonces. Luego del entierro del que fue una vez el Generalísimo, Ramfis tomó la situación en sus manos, realizando todas las investigaciones correspondientes al asesinato de Trujillo, localizando a todos los miembros del movimiento “14 de Junio” , apresándolos e interrogándolos por medio de torturas para que dijeran los nombres de quienes habían sido sus compañeros de travesía.

Luego de que tenía a todos los autores del asesinato de su padre procedió a trasladar la fortuna de su padre a Bancos Suizos para así asegurar su botín. Trató de hacerle ver a la población que la muerte de Trujillo no era el fin y para eso realizó más de una treta, trajo a algunos de sus hermanos como muestra de que la Familia Trujillo continuaría en el país, pero Ramfis siempre fue una persona descuidada e irresponsable y luego de un mes de la muerte de Trujillo el 18 de Noviembre se marchó hacia Europa junto con el resto de la familia Trujillo.

CAUSAS DE LA CAIDA DEL REGIMEN

  • La Muerte de Trujillo

Fue un factor determinante ya que el no permitía que nada se saliera de sus manos.

  • Las Malas Decisiones Tomadas por Trujillo en sus Últimos Años

Fue otro de los factores que llevo a la caída del régimen, las decisiones tomadas por Trujillo eran cada vez más comprometedoras, estas se ultimaron con el intento de asesinato de Rómulo Betancourt que causó al país, muchos problemas con la OEA y los EU quienes les retiraron su apoyo brindándoselo a los conspiradores del movimiento 14 de Junio.

  • La Huida de la Familia Trujillo

Sin los Trujillo en el mapa político, el pueblo vio el final del régimen, ya que sin ellos nadie iba a tener el control político, además ningunos de sus miembros tenían la capacidad que tenia el Generalísimo.

  • Los Movimientos y Conspiraciones en Contra del Régimen

Los movimientos, conspiraciones, expediciones e invasiones realizadas por dominicanos que deseaban la libertad quizá fracasaron en el momento pero abrieron la mente del pueblo.

CONSECUENCIAS DE LA CAIDA DEL REGIMEN

  • Una Gran Crisis Económica

Esta consecuencia surgió debido a Ramfis Trujillo quien transfirió más de 600 millones de dólares a Bancos Suizos de la fortuna perteneciente a la Familia Trujillo, dejando al país en una severa crisis económica.

  • La Baja de las Acciones de las Propiedades de la Familia Trujillo

Luego de la muerte de Trujillo nadie se hizo cargo del monopolio comercial que tenia, la mayoría de sus empresas se fueron a la quiebra o fueron vendidas por Ramfis Trujillo, poniendo mas grave aun la situación que ya se vivía entonces.

  • Inestabilidad política

Balaguer estaba en el poder, el pueblo estaba totalmente revelado, estaban haciendo lo que desearon hacer en 31 años y que no pudieron por el control que el régimen mantenía sobre el pueblo, según Balaguer cuenta en uno de sus libros, “Le toco estar en una silla de alfileres”.

ARRESTO DEL AUTOR

El autor como se mencionó antes era el Jefe del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) en el Cibao, luego de la caída del régimen fue arrestado en la Cárcel de La Victoria y luego de que los que una vez lo respetaron lo abochornaran y golpearan fue trasladado a una cárcel de Puerto Plata de donde escapó y se exilió en España.

MENSAJE DEL AUTOR

El autor aquí nos quiere plantear sus experiencias durante la era de Trujillo y lo ocurrido durante esta, según el veía que ocurrían estos sucesos. También relata su sentir ante las órdenes que El Jefe daba.

Afirma que todos los datos de este son reales pero que esto no fue todo cuanto ocurrió.

AMBIENTE

La obra se desarrolla en un ambiente de carácter militar, ya que el autor era jefe del SIM en la zona del cibao durante la era de Trujillo y nos cuenta las peripecias a las que estuvo expuesto por ser perteneciente a esta institución.

El ambiente en que se desarrolla el libro cubre desde el inicio hasta más allá de la caída del régimen, el autor empieza contando como se inició el régimen y termina explicando a las vicisitudes que fue sometido luego de la caída de este.

ACCIONES DE LOS PERSONAJES

Están citados dentro de los elementos que plantea el libro.

PERSONAJES QUE EXPRESAN EL SENTIR COMUN DE LA ERA

Fidel Castro: Revolucionario cubano, le hizo un golpe de estado a Fulgencio Batista logrando así el triunfo de la Revolución Cubana, actualmente está en el poder.

Jesús de Galíndez: Profesor vasco, fue profesor en Republica Dominicana durante algunos años luego se fue hacia EU. Donde escribió una tesis sobre el Régimen Trujillista publicándola en una revista causándole al Generalísimo muchos problemas, fue mandado a matar por el Generalísimo.

Hermanas Mirabal: Patria, Minerva y Maria Teresa, fueron tres hermanas que se opusieron al régimen trujillista, esto les costo la vida el Generalísimo las mando a matar y luego simularon que murieron al caer en una barranca como un accidente automovilístico.

Miembros del Movimiento 14 de Junio: Eran un grupo de jóvenes que se sentían presionados por el régimen trujillista que llevaba varias décadas azotando los dominicanos, inspirados en los ideales de la revolución cubana, estos fundaron un movimiento que fue el encargado de darle muerte a Trujillo 30 de Mayo de 1961. Entre sus miembros se encontraban Manolo Tavarez Justo, Luis Amiama Tió, Imbert Barreras, Pedro Livio Cedeño, Antonio de la Masa, entre otros.

Juancito Rodríguez: Era un rico terrateniente dominicano, se marchó del país porque no resistió las medidas implantadas por Trujillo, abandonó el país llevándose consigo una gran fortuna, la cual desapareció casi por completo ya que lo ofreció todo a los organizadores de la fallida expedición de Cayo Confites, quedando al borde de la banca rota.

CONCLUSIÓN

Al finalizar este trabajo de investigación, nos hemos dado cuenta que la era de Trujillo no es solo lo que las personas cuentan, sino que fue algo mas allá, algo malvado, sin control, un infierno, nadie vivía en paz, todos estaban sometidos al gran poder que nosotros mismos le dimos a un solo hombre, un hombre que luego de que el pueblo le brindaba sus servicios les pagaba con la peor de las cartas, la muerte, solo con la excusa de mantener el poder.

Pensamos que esta fue una época de mucho progreso económico para el país pero a su vez fue de gran atraso político, todo giraba en torno a un mismo eje, todo le pertenecía, incluso las vidas de los tres millones de personas que habitaban la isla para esos años.

Al estudiar a fondo la Dictadura de Trujillo hemos llegado a dos conclusiones finales:

  • Trujillo era un hombre de mucha inteligencia, demasiada, si hubiese usado el poder que tenia para el bien y no para causar mal, quizá en estos momentos se le pudiese considerar como el verdadero “Benefactor de la Patria”, pero lamentablemente sus hechos y acciones no apuntaban a esto, el quiso imponer un respeto que no se había ganado, un respeto al que forzó usando el arma que luego acabó con su propia vida, el terror y la tortura.

  • He pensado que los 31 años que duró la dictadura hubiesen podido haber sido terminados antes; si el pueblo lo hubiese querido, pero al pensar me he dado cuenta que en este país nosotros no sabemos cuales son nuestros derechos y por eso no los defendemos, pero gracias a Dios que existieron personas que si los conocían y por ellos lucharon, aunque sin apoyo, pero poco a poco fueron escalando con intentos de ocupación, levantamientos, huelgas, expediciones, cosas que quizá al momento no tuvieron éxito pero que permitió a algunas personas que si conocían sus derechos a motivarse y no dejar que esos intentos hechos por sus predecesores quienes arduamente lucharon hasta lograr el fin de una era, la era de Trujillo.

RECOMENDACIONES

Este libro lo puedo recomendar como uno de los mejores, primeramente por lo que el autor cuenta fue vivido y lo atestiguó, ya que el autor trabajo para el Servicio de Inteligencia Militar en el cibao, factor que ayuda mucho a este importante libro, que personalmente podemos atestiguar que realmente sabe como mantener el interés del lector.

DATOS BIOGRAFICOS DEL AUTOR

Víctor A. Peña Rivera

(1935- )

Nació el 7 de Mayo de 1935, en Altamira, una aldea del norte de la Republica Dominicana, al terminar la escuela superior no pudo terminar sus estudios universitarios para hacerse abogado como deseaba, por falta de recursos económicos, entonces se ingreso al ejercito de su país a la edad de 18, graduándose de oficial a la edad de 21 después de haber aprobado la academia militar.

Adoctrinado por la dictadura trujillista a temprana edad de 23 años fue nombrado jefe del SIM en la región norte destacándose como un oficial disciplinado, hábil e inteligente cualidades que muy pronto le hicieron ganar la confianza del dictador. A los 25 años y estando aun al frente lo ascendió el Generalísimo personalmente a Capitán del Ejercito y luego que el Generalísimo Trujillo fuera asesinado pocos meses mas tarde, el nuevo régimen lo retuvo encarcelado para satisfacer demandas políticas. Acusado de haber cometido crímenes políticos fue el único oficial del ejercito trujillista que estando en servicio activo se hizo compadecer a una especie de tribunal popular cuyas 37 audiencias fueron televisadas, prolongándose el juicio por mas de 7 meses. En aquel tribunal, el cual un chivo expiatorio, se quiso culpar por prácticamente todo lo que Trujillo había hecho en 31 años, a cuya edad aun no alcanzaba el acusado. Condenado a 20 años de prisión por complicidad y por asociación con malhechores, especie de etiqueta mágica que usa la justicia controlada. Se escapó de la fortaleza Osama después de haber estado 4 años en prisión y se fue al extranjero donde ha vivido una vida correcta y ejemplar.

ANEXOS

Moca y Trujillo

José Abigail Cruz Infante

Trujillo encontró en Moca también otro tipo de hombres, fueron algunos intelectuales que le sirvieron en el campo diplomático, resultando verdaderos maestros en estas ciencias. Se pueden destacar entre estos al vegano Emilio García Godoy, mocano de sentimiento al haberse casado con mocana y haber convivido toda su vida en la Villa del Viaducto. Don Emilio le sirvió a Trujillo desde funciones diplomáticas, dejando una huella de buenos recuerdos a quienes le trataron y le conocieron como un probo y recto caballero.


Otro mocano que se destacó en esas lides al servicio de Trujillo fue el licenciado José Ramón Rodríguez (Moncito), uno de los más destacados diplomáticos dominicanos. Fue un hombre estudioso, consagrado a su carrera, con una hoja de servicios brillantes, que trató de poner en alto el nombre de su pueblo y de su país. Igualmente puede decirse de Rafael Comprés Pérez, quien ligado por vía del matrimonio a la esposa de Trujillo, sirvió en cargos diplomáticos, desenvolviéndose con capacidad, eficiencia y tratando de poner al servicio de cuantos llegaban a él sus relaciones de proximidad con la familia del tirano. Fue un mocano destacado que sirvió a su país y al régimen que lo encarnaba.


Trujillo siempre tuvo una actitud un tanto distante con relación a Moca y los mócanos. Y ello se debe a que Trujillo conocía cabalmente las relaciones de la sociedad mocana con el poder. En los años en que prestaba servicios en Santiago como Mayor de la Guardia Nacional, visitaba los centros sociales de Moca ya que el Presidente Horacio Vásquez y muchos de los miembros de su gabinete eran mócanos, pudiendo conocer así por dentro la sociedad mocana. Respetaba su aristocracia. Ello le permitió una vez en el poder manejarse con cierto cuidado en uno de los aspectos más degradante de su régimen.


En efecto. Trujillo tenía una gran afición, más bien una pasión, por las mujeres, especialmente por las mujeres jóvenes y bellas. Tenía enorme apetencias sexuales y la heroica escala en que las satisfizo fue realmente notable. Gozaba con las mujeres, tanto con su compañía como con su cuerpo, aunque le fuese indiferente su mente. Trujillo creo un servicio de celestinaje para proveerse de mujeres jóvenes periódicamente. En una ocasión, un consagrado celestino al servicio del dictador que vivía en Santiago se trasladó a Moca en cumplimiento de su proxeneta menester. Posó la mirada sobre una linda joven perteneciente a una linajuda familia de la localidad, pero cuando Trujillo supo de ese mal servicio que el celestino de marras quería prestarle, lo rechazó, pues respetaba la condición de notable que esa familia tenía en la sociedad mocana.


Se sentía apabullado por la prosapia de la aristocracia mocana con la que él había convivido, lo cual no ocurría con la capitaleña, por la que Trujillo se había sentido despreciado, por lo cual buscaba la oportunidad para vengarse y cobrarle lo que entendía fueron desprecios cuando era menos conspicuo. Era que en él se daba un proceso que psicológicamente actuaba como un torbellino. Por temperamento y aspiración, ya que no por nacimiento, era un aristócrata. Admiraba las maneras, el donaire, las ropas y el tono de la gente a la que se complacía en afrentar tan cuidadosamente estudiada.

Listin Diario, Domingo 11 de Noviembre del 2001

Otras versiones en torno a la muerte de Trujillo

Juan Daniel Balcácer

Existe un libro, poco conocido por las jóvenes generaciones, titulado “Yo investigué la muerte de Trujillo”, escrito por el doctor Teodoro Tejeda Díaz, y publicado por la prestigiosa casa editora Plaza Janés, S.A., en diciembre de 1963, en Barcelona. Ha habido comentarios en el sentido de que la familia Trujillo radicada en España intentó evitar la circulación de este libro, pero desconocemos si esa especie es verosímil. Tampoco tenemos noticias de si este texto fue reeditado posteriormente.
El doctor Teodoro Tejeda Díaz era el Procurador Fiscal de la entonces Ciudad Trujillo y en tal condición le correspondió dirigir la investigación relacionada con lo que el gobierno de turno llamó “el vil asesinato del ilustre Jefe”, el dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina.
Ese martes 30 de mayo de 1961, el doctor Tejeda dice que fue un día como otro cualquiera. Laboró en su despacho normalmente y hacia el final de la tarde se dirigió a una pequeña finca que poseía. Alrededor de las nueve y media de la noche -justo cuando los conjurados, situados en la avenida, esperaban por el vehículo del dictador-, el fiscal Tejeda llegó a su residencia, se duchó y luego se acostó a descansar. Aproximadamente a las once y media de la noche fue bruscamente despertado por el sonido del teléfono: era el Procurador General de la República quien le solicitó que se vistiera y se dirigiera de inmediato a su oficina, pues algo muy grave había sucedido.


“Para un procurador fiscal era cosa corriente recibir este tipo de instrucciones. Por tanto, no me alarmé”, escribió Tejada. Así que, una vez se hubo vestido, se dispuso a dirigirse al despacho del procurador general cuando otro automóvil se detuvo frente a su casa y el ocupante del mismo, un militar, le comunicó que uno de los jefes de seguridad del gobierno requería su presencia con carácter de urgencia.


La sede principal del temible Servicio de Inteligencia Militar entonces estaba situada en la avenida México a esquina San Martín y, una vez allí, el doctor Tejeda fue conducido al despacho del coronel Figueroa Carrión, quien, sin rodeo alguno, le informó que hacía media hora que Trujillo había sido víctima de un atentado. Le instruyó para que esperara por él, pues deseaba que juntos iniciaran la investigación; pero, en el ínterin, Tejeda llamó a su secretario particular y luego se dirigió a la casa del ayudante del fiscal que mayor confianza le merecía. Se trataba del joven abogado doctor César Estrella Sadhalá, quien, como era natural, no se encontraba en su casa.


A la medianoche el jefe de la policía le informó al fiscal que en el hospital militar Profesor Marión (luego doctor Lithgow Ceara), habían ingresado al capitán Zacarías de la Cruz, chofer de Trujillo, quien presentaba heridas graves en distintas partes del cuerpo. El doctor Tejeda intentó interrogar a Zacarías esa misma noche, pero agentes de seguridad no se lo permitieron aduciendo que el mismo se hallaba bajo los efectos de la anestesia y que no podría hablar hasta después de unas seis horas.


En ese punto, el fiscal ordenó que se localizara el coche en el que Trujillo se trasladaba a San Cristóbal, el cual fue encontrado “a unos setecientos metros del lugar del atentado; estaba medio oculto por la maleza, al lado de la autopista Ciudad Trujillo-San Cristóbal. En el pavimento de la misma había manchas de sangre y vidrios rotos”, indicó el Tejeda Díaz.
Para las dos y media de la madrugada, los agentes del SIM al parecer tenían un cuadro casi completo de la situación. Reinaba una actividad intensa e inusitada tanto en el Palacio Nacional como en los principales cuarteles de la capital. Serían casi las tres de la madrugada cuando, según el testimonio de Tejada Díaz, el coronel Figueroa Carrión volvió a llamarle por teléfono para comunicarle que se debían realizar algunas “inspecciones domiciliarias” entre reconocidas personas desafectas al régimen con el propósito de identificar a los sospechosos de haber perpetrado el crimen contra Trujillo, quien, en el entretanto, no había sido encontrado “ni vivo ni muerto”.

“Mientras esperábamos noticias -consignó el autor de “Yo investigué la muerte de Trujillo”-, el jefe de la Policía nos informó de que en la Clínica Internacional se atendía de urgencia a un herido. Este resultó ser Pedro Livio Cedeño, ex capitán del ejército y, al presente, administrador de la fábrica de acumuladores eléctricos propiedad de Trujillo y sus allegados. Presentaba heridas en el vientre. Para operarle le fueron administrados anestésicos locales, lo que permitió que pudiera ser interrogado. Nos dijo los nombres de algunas personas envueltas en el asunto. Señaló a Juan Tomás Díaz, hijo de crianza del dictador, y a Antonio de la Maza.”


No puede determinarse con precisión si el operativo para requisar la residencia del general Juan

Tomás Díaz esa misma noche provino del interrogatorio practicado al héroe Víctor Livio Cedeño o del hecho de que en el lugar del atentado fue hallada una pistola que era propiedad del primero, al igual que el carro Mercury perteneciente a Salvador Estrella Sadhalá, circunstancia ésta que luego le permitió al fiscal Tejeda Díaz comprender por qué no encontró a su ayudante, el doctor César Estrella Sadhalá, cuando le procuró en su casa al inicio de la investigación. Lo cierto es, sin embargo, que a raíz del allanamiento realizado a la casa del general Juan Tomás Díaz las autoridades encontraron armas de diversos calibre y, debajo de la escalera, apareció el maletín propiedad del dictador, que contenía mucho dinero, otros documentos así como la condecoración de cinco estrellas que solía exhibir el generalísimo.


Las pesquisas de las autoridades no daban lugar a equivocaciones. Evidentemente, el general Juan Tomás Díaz estaba involucrado en el atentado contra Trujillo, al igual que Antonio de la Maza y, claro está, Víctor Livio Cedeño. Pero como aún no se había dado con el paradero del Jefe, existía la esperanza de que el mismo hubiese sido secuestrado con el propósito de producir un golpe de Estado, y también se sospechaba que en el complot había otras personas, cuyas identidades aún se ignoraba.


El ambiente político y la vida apacible de la entonces no muy poblada Ciudad Trujillo se vieron envueltos en una enrarecida atmósfera de tensión y de angustia. Por disposición del jefe de las Fuerzas Armadas, bajo la tutela directa del general Arturo Espaillat, se había procedido a acuartelar rápidamente a todos los miembros de esa institución castrense; mientras que los agentes del servicio secreto iniciaban una desenfrenada cacería de enemigos del régimen. Cuando los investigadores se disponían a abandonar la residencia del general Díaz, según narra Tejeda Díaz, al coronel Figueroa Carrión “se le ocurrió efectuar un registro en un garaje aledaño a la casa de Juan Tomás Díaz”, y lo que allí encontraron sencillamente dejó perplejos y estupefactos a todos los presentes. Aquél patético panorama que se presentó ante la mirada incrédula de los investigadores, como quien descorre súbitamente una cortina, lo describe Tejeda Díaz de esta manera:


“Hubo que violentar la puerta de entrada. En el interior del garaje había un automóvil negro, marca Oldsmobile, modelo 1960, en cuyos costados se veían algunos agujeros de balas. En el interior del vehículo encontramos muchas cápsulas de revólver y ametralladora. Tuvimos también que forzar la cerradura del baúl. Una vez abierto, apareció ante nuestros ojos el cadáver del dictador. Estaba en posición lateral y tenía la cara bastante desfigurada, sin duda a consecuencia de golpes ocasionados por objetos duros; seguramente con la culata de las ametralladoras que debieron de utilizarse en la refriega. Vestía un traje verde oliva, de corte militar, agujereado en diversos sitios. Según el certificado médico expedido por el doctor Francisco González Cruz, el cadáver del dictador presentaba diecisiete balazos, cinco de los cuales, por lo menos, eran mortales por necesidad. Entre los presentes, coroneles Abbes García y Figueroa Carrión y su séquito, se produjo un silencio sepulcral. Y al instante todos rompieron a llorar. Era evidente que querían a Trujillo como a un padre”.

BIBLIOGRAFIA

Historia Oculta de un Dictador… Trujillo, 1977

Víctor A. Peña Rivera, Editorial Plus Ultra

Internet, www.listin.com.do

Internet, www.elcaribe.com.do

INDICE

INTRODUCCION.................................................................................... 1

ELEMENTOS QUE PLANTEA Y HABLA LA OBRA.......................... 2

LA VIDA DEL GENERALISIMO……………………………………… 3

FAMILIA DEL GENERALISIMO…………………………………....... 5

EL INICIO DEL REGIMEN…………………………………………..... 8

LOS COOLABORADORES DEL REGIMEN………………………...... 8

EL PODER…………………………………………………………….... 12

EXPEDICIONES Y LEVANTAMIENTOS…………………………….. 12

LA IGLESIA CATOLICA……………………………………………..... 14

EL AJUSTICIAMIENTO DE TRUJILLO………………………………. 14

LA CAIDA DEL REGIMEN…………………………………………….. 15

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA CAIDA………………………. 16

ARRESTO DEL AUTOR………………………………………………… 17

MENSAJE DEL AUTOR…………………………………………………. 17

AMBIENTE DE LA OBRA………………………………………………. 17

ACCIONES DE LOS PERSONAJES……………………………………...17

PERSONAS QUE EXPRESAN EL SENTIR COMUN DE LA ERA……. 18

CONCLUSION…………………………………………………………….. 19

RECOMENDACIONES…………………………………………………..... 20

DATOS BIOGRAFICOS…………………………………………………… 21

ANEXOS……………………………………………………………………. 22

BIBLIOGRAFIA…………………………………………………………….. 25

Vídeos relacionados