Radio educativa

Educación. Aprendizaje. Medios de comunicación. Programas educativos y culturales

  • Enviado por: Almatayoshi
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

LA RADIO ESCOLAR

Hacer radio no es tan solo emitir mensajes llenos de originalidad. Exige tiempo de estudio y aprendizaje del medio.

Este medio no ha sido objeto de estudio por parte de la institución escolar. Es decir, la educación a través de este medio y por el medio esta recién en sus inicios. El empleo de la radio educativa

Se pueden desarrollar tres niveles de trabajo:

1.- Educando como oyente (receptor de un mensaje global)

2.- Educando como destinatario de programas especializados

3.- Educando que hace radio: la radio como herramienta escolar.

Trabajar desde una perspectiva donde el educando es el receptor-oyente, se debe enfatizar en los elementos de los que consta el medio: palabra (hablada), sonido, música y silencio.

4.1. LA RADIO COMO MEDIO DE COMUNICACION Y EDUCACION

Hacer radio no solo es una profesión o un medio de vida. Es un instrumento de educación y cultura popular y una promotora de autentico desarrollo, que puede aportar ante las urgentes necesidades de las masas populares.

Los programas educativos y culturales (términos que deben entenderse como distintos) son considerados generalmente aburridos. Y es que las experiencias radiofónicas en este ámbito, se han limitado a programas donde un profesor dicta clases sentado frente a un micrófono, transmitiendo los conceptos básicos de la escuela elemental a un alumno desconocido.

En el caso de los espacios culturales, se considera en este genero solo a los productos para elites selectas, programas de lujo, que se oponen a lo popular y por tanto, se produce un alejamiento de la vida concreta de las personas (no se considera cultural su folklore, costumbres o cualquier otra manifestación popular)

El individuo no solamente se educa durante los años escolares, sino que la educación es una actividad permanente: un proceso que abarca toda clase de situaciones y estímulos. Esto incluye a los conocimientos formales y los informales, estos últimos captados del medio ambiente, del contexto familiar y social, de los medios masivos de comunicación, etc., mensajes que constituyen estimulos educativos.

Desde esta perspectiva, resulta inapropiado la separación de los programas radiales en tres categorías que no se relacionan entre sí: informativos, educativo-culturales y de entretenimiento. Todo programa educa de alguna manera, sea este o no su propósito. Se separa, pues, en dos grandes dimensiones: el entretenimiento y la dimensión educativa.

El reto es realizar proyectos radiales que siendo educativos, como su objetivo, sea capaz de atraer la atención e interés de grandes audiencias populares, a la vez que responda a sus necesidades. "Educación radiofónica será entendida en un sentido amplio: no solo las emisiones especializadas que imparten alfabetización y difusión de conocimientos elementales (...), sino también todas aquellas que procuran la transmisión de valores, la promoción humana, el desarrollo integral del hombre y la comunidad; las que se proponen elevar el nivel de conciencia, estimular la reflexión y convertir a cada hombre en agente activo de la transformación de su medio natural, económico y social". (KAPLUN 21)

4.2. POTENCIALIDAD DEL MEDIO:

Los medios de comunicación en general cumplen un papel fundamental en el desarrollo de los piases como el nuestro. La tarea a realizar es la de información y comunicación, rol primordial que deben asumir los medios. La radio, teniendo la mayor penetración en nuestro país así como una alta tenencia, es el medio idóneo para impulsar la educación y la cultura, además de revalorizar la cultural oral y los valores no escritos.

Siendo palabra hablada, entender sus mensajes no requieren saber leer, lo que constituye una ventaja frente a otros medios. Además, puede abarcar la mayor cantidad de personas al mismo tiempo. El costo-beneficio es más ventajoso que los demás, por lo que se constituye como un medio barato en el cual hacer una buena producción educativa cuesta seis veces menos que hacerlo en televisión.

El alcance y la penetración son mayores, llegando a las zonas más carentes y necesitados de educación. Es un medio que llega a las zonas mas alejadas y rurales, zonas donde se concentra la mayor cantidad de analfabetos.

Todas estas ventajas hacen de la radio, pues, el medio idóneo para realizar proyectos de educación popular (como la alfabetización).