¿Quién mató a Cristián Kustermann?; Roberto Ampuero

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela moderna chilena. Detectives y misterio. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Llaverito
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 16 páginas
publicidad
publicidad

1° Parte.- Lectura Comprensiva:

  • Ideas Centrales y Argumento del texto:

  • Todo comienza cuando Carlos Kustermann, va en busca del Detective Brulé, para que investigara la muerte de su hijo Cristián Kustermann, a quien asesinaron en la Pizzería del cual era dueño; El Señor Kustermann no estaba conforme por el trabajo de la policía ya que esta solo había detenido a 3 rateros al mes de ocurrido el crimen, pero a estos se les dejo en libertad por falta de meritos, por lo que le ofreció a Brulé el caso ya que había escuchado muy buenos comentarios de el, a este le pagaría muy bien y correría con todos los gastos extras. Y lo único que necesitaba era que descubriera la verdad para así limpiar el nombre de Cristián y el de toda la familia Kustermann, ya que se decía que lo habían liquidado por el narcotráfico.

    Luego de buscar pistas por Valparaíso, estas lo llevaron a seguir la huella de Cristián Kustermann en el extranjero, específicamente por Alemania y después por Cuba.

    La Conclusión que saco luego de haber recopilado toda la información fue la siguiente:

    Cristián Kustermann había recibido una beca en donde se unió al Instituto Técnico Militar (ITM) que estaba preparando personas para comenzar una revolución armada en contra del gobierno del General Pinochet en Chile, entre muchas otras operaciones a las que tenían que acudir. En este periodo Kustermann conoció a otros integrantes de esta organización, con quienes desarrollo un vinculo muy fuerte, prueba de ello era el anillo que ocupaba cada uno que indicaba la hermandad que habían desarrollado, las personas que se mencionan estaban: Samuel Léniz, Alejandro Barra y Silvio Guerra. Finalmente cuando ya en Chile se estaba volviendo la democracia, Cristian abandonó el ITM, la cual seguía con la idea de crear una revolución a través de las armas.

    Cristián Kustermann se devolvió a Alemania para el año 1986 aproximadamente, en donde trabajó como escritor a una revista de enfoque izquierdista que tenía el nombre de “Solidaritaetskommitee mit Lateinamerika”, escribía con el seudónimo de Luciano Rojo para evitar problemas con su padre y con el gobierno Chileno, ya que ellos creían que los militares seguían gobernando al país aún en Democracia.

    Finalmente Cristián volvió a Chile por el año 1990 y trabajo, gracias a dinero de su padre, en una pizzería de Reñaca. Todo iba bien hasta que se encontró con su antiguo “amigo” Silvio Guerra, quien trabajaba en una supuesta empresa de exportación de herramientas, pero que en realidad era una empresa de contrabando de armas. Por eso, veía a Kustermann, y de paso a Samuel Léniz también, como un obstáculo para su ilegal empresa, por lo cual lo acusó de un soplo del cual se incautó una caja con armas y lo mando a asesinar.

    Esa fue la verdad que pudo deducir Cayetano Brulé, luego de su estadía por los lugares en los que estuvo Cristián Kustermann.

    b) Momentos claves del Texto:

    1.- La principal fue que Carlos Kustermann no estaba conforme con las investigaciones de la policía especializada, por lo que contrató al detective para llevar adelante el caso de su hijo, con esto se dio comienzo a la historia.

    2.- Una pista clave para Cayetano Brulé fue la que le otorgo el ex copero Lalo Gándara quien dijo que antes que los asaltantes mataran a su dueño, le preguntaron por su nombre, esto quería decir que la muerte de Kustermann no había sido casual, sino que estaba premeditada. Ya con esa información el detective podría averiguar los motivos del homicidio del hijo del empresario.

    3.- En la agenda de Cristián había un nombre que se recalcaba sobre los demás, era SILVIO, con el testimonio de Paula Gomes se supo que Kustermann le tenía un miedo que dejaba dudas.

    4.- El momento mas importarte del libro fue la estadía del detective en Cuba, había llegado ahí por una información de la oficina nacional del retorno que decía que Cristián no había vivido todo el tiempo que estuvo fuera de Chile en Alemania solamente sino que había estado en otro país sin que su padre lo supiera, ya en Alemania supo que ese país era Cuba. En la tierra de Fidel Brulé constató la existencia de una hermandad de la cual Kustermann había participado, junto con otros nombres que ya al final pudo averiguar quienes eran. Pero esta hermandad terminó con la salida de Cristián Kustermann y Samuel Léniz del ITM , lo que los catalogó como traicioneros de sus ideas. Con eso era obvió pensar que podría haber conflictos entre Cristián y el resto de sus compañeros.

    5.- Por último, el momento culmine de la historia fue cuando justo con la brigada de homicidios a mando del inspector Zamorano, Cayetano Brulé inspeccionó la casa del dueño de una empresa dedicada a la venta de herramientas y encontró en una pieza escondida unas cajas con armas adentro. Las deducciones del detective habían sido correctas, el empresario era el ex amigo de Cristián Kustermann quien se había teñido el pelo de negro para esconderse de algo, que finalmente era la muerte de Kustermann y el tráfico de armas.

  • ¿De qué trata lo que dice el texto?:

  • El texto trata, principalmente, de la vida de la gente dedicada a la política, pero con un acercamiento mas hacia el bando izquierdista, y también representa el tema de la política dentro de una misma familia, como el caso de los Kustermann, y en la sociedad.

    En este caso, Cristián Kustermann sigue los ideales de su familia, o al menos lo demuestra, pero en realidad desde pequeño que no esta de acuerdo con los pensamientos de los conservadores, y silenciosamente se va uniendo a los izquierdistas. Prueba de ello fue que al aceptar la beca de estudio se dan cuenta de la verdad que Kustermann intentaba disimular en Chile.

    Posteriormente Cristián se dirige al símbolo del poder comunista, como lo es objetivo de derrocar al General Pinochet del poder en Chile por el alzamiento de las armas. Pero luego de enterarse de la vuelta a la democracia, el prefiere integrarse nuevamente “a la vida legal y pasar el movimiento a la vida política” por esto trajo consigo problemas con integrantes del ITM que seguía con los mismos ideales que antes de la nueva democracia. Finalmente estos conflictos son los que llevo a la muerte al hijo del empresario Carlos Kustermann.

  • ¿Cómo lo dice?:

  • A pesar que, yo creo, que el autor trata de hacer la historia lo mas objetiva posible, lo cierto es que no lo logra, y no es porque no lo quiera, a lo mejor intentó que su narración fuera neutral, pero el desarrollo de esta requiere que se vuelque hacia una tendencia política, en este caso al lado comunista, ya que todo ronda alrededor de Cristián Kustermann que tiene una postura más bien izquierdista y que desde luego la gente que participaba en su vida también tendrían que tener ese pensamiento. Bueno, Cayetano Brulé al querer investigar sobre la vida del difunto, tendría que tomar testimonios de esas personas que eran cercanas a Kustermann y que siempre tenían comentarios en contra del régimen militar que gobernó en Chile. Por este motivo yo observo que la narración no logra ser objetiva.

  • ¿Qué características tiene la narración?:

  • La narración es en tercera persona, ya que el narrador nunca participa en la historia. Además la historia se desarrolla en el presente, se habla de la investigación que realiza Cayetano Brulé, pero esta se centra en el pasado, tratando de descifrar la vida de Cristián Kustermann, por lo mismo, el relato se hizo de forma ordenada, en otras palabras, sin jugar con los tiempos (del presente al pasado o al futuro, o viceversa).

    2° Parte.- Lectura Contextual:

  • Marco Socio-Histórico:

  • Este libro se escribió inmediatamente después de la época en la cual al pueblo Chileno se le dio la oportunidad para ver si el General Pinochet seguía gobernando en Chile o si tendría que desistir de ello. Las elecciones dieron un 55% por el “NO” (1° cosa que la sociedad piensa bien, ¡Esto ha sido lo mejor!), pero a pesar de los resultados el mandato del general Pinochet se prorrogo hasta Marzo de 1990 a la espera de elegir al Presidente que lo sustituiría. Finalmente salió victorioso de esta ultima elección el Demócrata Cristiano Patricio Aylwin, quien inicio el proceso a la democracia, creando reformas económicas, nombrando comisión investigadora de Derechos Humanos y además permitir salir de la pobreza a un importante numero de Chilenos.

    Dentro de este ambiente Roberto Ampuero escribió su obra “¿Quién mató a Cristián Kustermann?”.

    Con respecto a la narración, esta se realiza por el año 1992 aproximadamente, ya que Cristián Kustermann abandonó en 1990 Alemania y las cartas mas antiguas de su compañera en aquel país (Jelle Schwarzkopf) fueron hace dos años y medio, pero mas allá de ello lo cierto es que el desarrollo se realizo en una época posterior al gobierno militar y ya se había vuelto a una República Democrática.

    Pero a pesar de ello los comunistas que se muestran en la obra, demuestran la inseguridad que tenían a que la Democracia que se había recuperado fuera realmente así. Lo que pensaban ellos era que el gobierno militar seguía mandando en el país, aunque de una manera mas silenciosa, por lo que una parte del bando izquierdista seguía operando de una manera clandestina.

    Al menos eso interprete yo por la historia de Roberto Ampuero.

    b) Quienes son los personajes involucrados:

    • Cayetano Brulé: Es el personaje principal de la historia, su aporte en esta es fundamental ya que sus investigaciones es todo lo que se narra en el libro. Demostró a lo largo de toda la obra que sabe hacer a la perfección su oficio, y lo demostraba cuando de diferentes maneras siempre conseguía la información que necesitaba. Era una persona de escasa cabellera, y usaba unos gruesos anteojos, con un bigotazo mexicano.

    • Carlos Kustermann: Padre de Cristián Kustermann. Hombre enjuto de ojos celestes deslavados y canas, quien era empresario de renombre y amasaba una gran fortuna. Él fue quien contrata al detective privado para resolver la muerte de su hijo, ya que no estaba conforme con el resultado de la policía.

    • Cristián Kustermann: Él es el protagonista del libro, participo de forma tácita, pero al final la investigación se basa en su vida, descubriendo muchas cosas tan distintas de las que había dicho su padre, como por ejemplo su gran cambio político que tuvo cuando estuvo en Alemania, como también en Cuba, entrando aquí al ITM, como oficial del nuevo ejercito de la izquierda exiliada.

    • Silvio Kollman: O Silvio Guerra este apellido era su chapa. Él era un hombre alto de aspecto atlético, rubio y blanco como Europeo. Este finalmente se dedicó al ilegal contrabando de armas, por lo que veía a Kustermann como un obstáculo y como ya se dijo lo mando a matar, en otras palabras, fue el asesino intelectual de lo ocurrido. Había a conocido a Cristián en el ITM, en donde se habían hecho amigos y habían participado de la hermandad.

    - Otros Personajes:

    • Bernardo Susuki: Él era el asistente del detective Brulé. Era quien lo ayudaba en todo, limpiaba la oficina, ordenaba los archivos y ayudaba a Brulé a resolver los crímenes. Era de origen japonés.

    • Paula Gómez: Ella fue la ultima novia de Cristian Kustermann. Era de rostro demacrado y sus rasgos eran duros. Por ella se pudo descubrir que Cristián le temía mucho a Silvio. Tenía pensamientos mas bien izquierdistas, por lo que no compatibilizaba con la familia de su novio.

    • Stéfano Alessi: Era de cuerpo fibroso, ojos pardos grandes y una gran calva. Este era el actual dueño del restaurante I1 Amico, ex pizzería que dirigía Cristian y que pasó a manos del Italiano cuando el ya mencionado murió. Para Stéfano Cristian era un amigo, aunque lo consideraba un “muy mal comerciante, ya que tenia un corazón muy grande, lleno de ideas e interrogantes sociales”.

    • Samuel Léniz: También participó en el ITM y al igual que su gran amigo, la abandonó una vez volvió la Democracia. No se hablo ni de su personalidad ni físico ya que murió, al poco tiempo de saber su existencia, en un accidente automovilístico.

    • Jelle Schwarzkopf: Era de cabello rubio, ojos azules y delgada. Esta fue la novia que tuvo Kustermann mientras estuvo en Alemania; Ella tenia una participación activa en grupos de apoyo a movimientos revolucionarios de América Latina.

    • Magali Castejón: De cuerpo fino, unos 30 años y un rostro severo de enormes ojos cafés. Novia de Cristián en Cuba, de ella tuvo un hijo, Alvertico, pero abandono al niño a los 2 años, al salir del país. Ella también compartía los pensamientos comunistas y catalogó de cobarde a Cristián al desistir este de seguir la revolución armada.

    • Victorio Triana: Era un tipo joven, moreno, bajo, pero de contextura deportiva. Él fue quien le armo muchas piezas a Brulé; fue un gran amigo de Cristián, tenían una gran confianza e incluso compartieron planteamientos políticos que no habrían compartido con otra gente.

    • Alejandro Barra: O él “Zapallo”. Fue un gran amigo de Kustermann, el último de los 4 que conformaron la hermandad. También fue parte de la ITM, pero rompió con el movimiento, ya que estaba hastiado de los atentados terroristas en que había caído gente inocente y no los militares involucrados, aunque sigue pensando de la misma forma.

    3° Parte.- Lectura Analítica:

  • ¿Qué relación hay entre el título y lo que se plantea?:

  • El titulo lo dice todo, con ello ya se tiene una idea clara de lo que tratará el texto.

    Aunque la historia parte con que se piensa que la muerte de Cristián Kustermann era un asalto como tantos ha habido. En ese momento el título no tenía mucho que ver con el libro ya que la muerte había sido un accidente y que nadie la había pensado realizar. Pero a medida que se internaba en el texto y aparecían las pistas que delataban que la muerte había tenido un autor intelectual, la relación con el título era obvia.

    A diferencias con otros libros el título explica mucho y no hay que averiguar su relación con el texto.

  • Ideas que originan acontecimientos:

  • Las 3 mas importantes del libro y que se repetían continuamente eran:

      • Desconfianza: Es la que tiene Carlos Kustermann para contratar a Cayetano Brulé. Él no creía en lo descubierto por la policía y a pesar de que el pensaba que su hijo estaba libre de pecado se le ocurría que el homicidio no paso por un asalto.

      • Maldad: Es la que rodea Silvio Guerra, ya que además de internarse en el contrabando de armas, mataba a quienes fueran un obstáculo para llevar a cabo eficientemente su empresa, aunque estos fueran alguna vez sus mejores amigos, como lo fueron Cristián Kustermann y Samuel Léniz.

      • Inteligencia: Es la que tenía Cayetano Brulé para obtener siempre la información aunque de diferentes maneras. A veces era directo, en otras mentía, incluso a veces amenazaba, pero lo cierto es que el resultado era el mismo.

    4° Parte.- Lectura Crítica:

  • Justificar las actitudes de los personajes:

  • Yo Creo que cada personaje tenía muy bien pensada su personalidad y visualizaban las actitudes que puede tomar cualquier persona en las diferentes situaciones.

    En las investigaciones que realizaba Brulé se notaba muy bien las personalidades de los personajes y mostraba la actitud de ellos. Por ejemplo, los vinculados a la vida política de la izquierda, como lo era Martín Chacón, no decían toda la verdad y mostraban siempre un tanto de inseguridad en el detective, en cambio, el Dr. Sommer no se interesaba mucho lo que ocurría por lo que no fue muy difícil que digiera lo cierto, aunque debería haber pensado en lo que le iba a afectar a su amigo Carlos Kustermann sobre la realidad de su hijo y como iba a reaccionar cuando lo supiera. Lo que quiero decir es que la obra mostraban que las personas que estaban mas cerca del fallecido era mas difícil obtener información de ellos, les costaba decir la verdad y era obvio, porque no le tenían confianza al investigador y el tema les afectaba directamente. Otros (como el frentista ya mencionado) titubeaban al aportar información, pero era mas por miedo a que ella afectara al movimiento al cual pertenecían. Finalmente, habían unos pocos personajes que decían las cosas sin siquiera pensar en los resultados que se tendrían al darles a conocer, ya que el tema los involucraba muy poco y no lo afectaba mayormente.

    En general, yo estoy de acuerdo con las actitudes que le dio el autor a la mayoría de los personajes, porque yo como lector me podía poner en la situación de cada participante de la obra y mi actitud seria la misma, a excepción de algunas cosillas que de repente no tenían mucho sentido, a mi parecer, o por ejemplo Stéfano Alessi quien para dar testimonio se puso muy tenso y alterado en un tema que podía decir la verdad él y dejarlas dar a sus empleados, sin que esta lo afectara e él ni a su restaurante, o también pequeños detalles, como lo de Paula Gómez que en la primera entrevista revelo muy pocas cosas, quizás tendría miedo, o como dije anteriormente ella que estaba en forma mas directa con el fallecido reaccionaba así....

    5° Parte.- Lectura Creativa:

    Iván Susuki y Cayetano Brulé iban caminando por el patio en dirección a la casa del árbol, se dirigían a investigar nuevos casos de sus amigos. Cayetano venía llegando de Norteamérica y se creía la muerte, él era el detective, e Iván solo su ayudante. Cayetano a cada rato escandalizaba a sus primos chilenos. Vivían juntos. Cayetano tenía 10 años e Iván 9 y se defendían de los 4 hermanos menores de Iván, que estropeaban siempre sus casos.

    En la tarde, cuando no habían encontrado ningún caso desde el mediodía, llega un niño muy agitado, seguramente venía corriendo, era mayor que ellos, debería tener unos 11 años aproximadamente, era de padre adinerado, vestía muy bien, era alto, de ojos celestes y delgado, vivía en la parte alta del barrio.

    - Hola. Se presento. Me llamo Samuel Léniz,. Vengo en recomendación de unos amigos a quien resolvieron algunos casos, aunque mas pequeños que este.

    - Los niños se quedaron mirando, y agradecieron el cumplido de que hasta el momento han sido buenos detectives.

    Le preguntaron cual era el caso que tanto lo preocupaba.

    - Mi mejor amigo Cristian Kustermann, compañero mío de escuela, ha desaparecido, y ya hace dos días que no llega a su casa.

    Sus padres están desesperados, contrataron a la policía ese mismo día, pero todavía no encuentran pistas. Necesito que lo encuentren, yo les pagaré todo lo que necesiten, mi padre tiene mucho dinero, y se que no tendrá problemas en pasarme algo para que encuentren a Cristián.

    Cayetano pensó que era un caso difícil, aunque trato de sentir el optimismo de su primo, que siempre veía algún remedio para sus aventuras como detectives.

    Al final, después de todo un rato de conversación, llegaron al acuerdo de que si realizarían este caso, además si lo lograban iban a tener una muy buena ganancia.

    Trataron de no hacer mucho ruido, para no ser descubiertos por los chicos. Pero eso era imposible. Justo cuando, ya llevaban a Samuel hacia la escalera del árbol, por la ventana de la casa, que estaba muy cerca de su “oficina”, se asoma la cabeza de Andrés, apodado como Andeco, rubio y chascón, con sus enormes ojos negros, siempre intensos.

    - ¡A tomar té!- chilló con su vocecita destemplada- ¡Hay galletas!- pasó el dato, pero se interrumpió- : ¿Quién es él?

    - ¡No te importa!- cerro la ventana y corrió al jardín. El intruso fue tan rápido que alcanzo a llegar antes de que terminaran de bajar.

    - ¡Lárgate!- le dijo Iván- mientras Samuel ya se iba.

    Los niños subieron a su “oficina”, seguidos por Andeco, pero estos hicieron que la puerta cumpliera la orden. Andeco quedo afuera, furioso por no tomar parte del “misterio” que estaba sucediendo en la casa del árbol, y este tenia de letrero:

    OFICINA DE CAYETANO

    ¡TOQUE ANTES DE ENTRAR!... EL DETECTIVE.

    Adentro comenzaron a ponerse de acuerdo. Se organizaron y salieron a la calle en busca de pistas.

    Después de haber preguntado a todos los amigos de Cristián entraron a la casa exhaustos de tanto haber caminado. Se fueron a la habitación, se estiraron en la cama para conversar, pero de golpe se quedaron dormidos y ya no despertaron hasta el día siguiente.

    Se despertaron muy temprano, y con la estomago vacío bajaron a tomar desayuno, en esto prendieron la tele y comenzaron a ver dibujos animados. Todo iba perfecto hasta allí, pero de repente, aparece un avance de noticias. Los niños miraron atentos, y escucharon sobre un hombre que había secuestrado a un niño pidiendo rescate y como la familia no había respondido el llamado, lo había matado. Se encontró el cuerpo escondido entre los arbustos de una plaza cerca de la casa de donde el niño vivía. El cuerpo reconocido, para sorpresa de los 2 niños era un tal Cristián Kustermann.

    - ¡Iván! escuchaste- grito Cayetano- es de lo que investigamos.

    - Que haremos ahora, ya no tendremos ganancia por encontrarlo.

    - Eso ya no importa, ahora tenemos que encontrar al asesino.

    - O.K, vamos a vestirnos, y comencemos a buscar mas pistas.

    Se terminaron de tomar su leche rápidamente, corrieron a sus piezas, se cambiaron de ropa y como relámpagos salieron de la casa.

    Fueron a la policía de investigaciones a ver lo sucedido. Cuando llegaron allá se encontraron con Samuel, quien estaba con su padre testificando.

    - Te juramos que hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance- se disculparon Cayetano e Iván.

    - No se preocupen, la culpa no la tienen ustedes- dijo.

    Los policías, como vieron que solo eran dos niños, los echaron de la comisaría, por lo que se tuvieron que ir de ese lugar.

    Ya en la casa a Cayetano le asaltó una duda.

    - Te acuerdas del señor que nos miraba muy raro ayer.

    - Si, ese que nos pregunto que hacíamos.

    - Correcto- le respondió Cayetano- el se encontraba sentado en el parque, donde encontraron a Cristián, no te parece raro, que justo estuviera ahí con lentes oscuros, mirando cada uno de nuestros pasos- ahora que lo recuerdo, nos preguntó que si buscábamos pistas de algún niño.

    - Claro... Nosotros no le respondimos.

    - Y este señor, nos dijo que solo perdíamos el tiempo, y que nos fuéramos a nuestras casas, que ya era muy oscuro y que nos podía pasar algo. Que a esas horas de la noche habían hombres con malas intenciones, que secuestraban a los niños, y que si los padres no respondían, ¡LOS MATABAN!.

    - Claro, como no nos acordarnos antes, es imposible que supiera lo del llamado telefónico, de que los padres no habían contestado la llamada.

    - Vamos, Iván, tenemos que encontrar al asesino.

    - te acuerdas de su nombre....

    - ¡Si!, dijo que se llamaba Silvio Guerra- ¿Creo?.

    Fueron a su pieza, y comenzaron a buscar cosas para atrapar al asesino, en sus mochilas echaron pistolas de agua, bolitas, la cuerda para saltar de unas de las hermanas de Iván, la menor, Paula, también llevaron pintura y rompieron sus almohadas para sacar las plumas, y a Cayetano se le ocurrió echar la grabadora que le había regalado su padre antes de venirse a Chile. Terminaron de guardar todo, y en un instante se fueron porsiacaso en dirección al parque, total ya sabían que era un hombre alto, fornido, de aspecto atlético y pelo negro, de unos 45 años.

    Como no se encontraba en el parque, fueron donde un tío de Iván, que trabajaba en el Registro Civil, llegaron rápidamente. Entraron en las oficinas e Iván pregunto por su tío.

    - Disculpe, aquí trabaja Bernardo Susuki

    - Si, quieres hablar con él- respondió amablemente el señor.

    - Si, por favor- le respondió- ¡Es urgente!.

    - Mira, tienes que tomar el ascensor hasta el 3 piso, ahí te vas hasta al fondo, seguramente, ya debería haber llegado.

    - Muchas gracias, no sabe cuanto nos ayuda a resolver un crimen- dijo Cayetano.

    El hombre se sonrió, y nos dijo

    - Ojalá que encuentren al culpable- y se volvió a sonreír.

    Tal cual como les había dicho el hombre, llegaron a la oficina del tío de Iván, este con mucha alegría los recibió.

    - Bueno niños, que les trae por aquí.

    - Buscamos la dirección de un tal Silvio Guerra- dijo rápidamente Cayetano.

    - Y para que la necesitan.

    Los niños se miraron de reojo y respondieron.

    - Lo que pasa es que necesitamos hacerle una entrevista, y necesitamos urgentemente encontrarlo - mintió Iván- es de vida o muerte- exagero.

    - Claro, y usted sabe lo volado que es Iván, y se le perdió la dirección.

    - ja, ja, ja- bueno veremos lo que encuentro- y empezó a ver en su computador- en eso dijo- no te sabes su otro apellido, es que hay muchos con ese mismo nombre.

    Los niños se miraron tristes, solo tenían su nombre y apellido. Pero de repente salto Cayetano.

    - Tío y si le damos su apariencia, usted cree que se pueda.

    - Sí, pero ahí es mas complicado, ahí necesitaríamos de otras manos.

    Se dirigieron a otra oficina, Bernardo Susuki explico todo a su amigo, quien encantado empezó a dibujar en el computador los datos que daban los niños.

    Como media hora después, lograron llegar al asesino, los datos que habían dado estaban claramente dibujados en la pantalla con toda la cara de este tal Silvio Guerra. Los niños rápidamente anotaron todos sus datos, y se fueron en busca de este personaje...

    - Bueno tío no sabe cuanto le agradezco esto que ha hecho por nosotros, seguramente después va a saber con exactitud lo que pasara, pero en estos momentos debemos irnos y encontrar a esta persona- se despidió Iván.

    - O.k niños, que les vaya bien, que les salga excelente su entrevista, mándenle saludos a sus familias, tengan cuidado en el camino, ya que anda mucha gente mala por ahí suelta- respondió Susuki.

    - No se preocupe- dijo Cayetano- lo tenemos todo calculado.

    Y en un segundo empezaron a correr en busca de la dirección, hasta que al final, después de dar vueltas por muchas calles, lograron dar con un callejón en donde afuera decía con espraite:

    CALLEJÓN SIN SALIDA.

    MOLDAVA 181-184.

    - Mira Iván, esta debe ser la calle, su casa debería ser la del final.

    Iván sintió escalofríos por todo el cuerpo, sintió pavor entrar en ese callejón oscuro, y se le pasaron 1000 cosas por la mente en un par de segundos, no supo si entrar o mejor llamar a la policía. Pero pensó que para hacerse mejores y mas catalogados ellos deberían ser los que capturaran al asesino.

    - Vamos Iván- dijo Cayetano- te animas a entrar conmigo.

    - Por supuesto, a un colega nunca se le deja solo.

    Llegaron hasta el final de ese oscuro y tenebroso callejón. Al frente de sus caras se encontraba la casa número 184.

    Discutieron en silencio por un momento, no sabían si tocar la puerta, o entrar por una ventana que se encontraba abierta.

    - Si vamos por la puerta- dijo Cayetano- el se va acordar de nuestros rostros, y se va a dar cuenta que lo andamos buscando. Además, piensa Iván, ¿que podrían estar haciendo dos tontos niños intrometidos en este lugar?.

    - Ya bueno- dijo atemorizado Iván- entraremos por ahí, tu entras primero, yo te cuido tu espalda.

    Cayetano se hizo el valiente, y salto hacia la ventana, miro hacia dentro y no se veía gente alguna, decidió entrar. A la siga venia Iván. Entraron en la casa y empezaron a registrar las 2 habitaciones que habían en ese galpón muy feo, sucio, sin luz y espeluznante.

    Después de registrar todo, sin encontrar huellas del asesino, decidieron organizarse en como lo irían a atrapar. El asesino ya debería estar por llegar, debían hacerlo rápido.

    Pasados unos 20 minutos, se encontraba todo listo. En la puerta de entrada derramaron todas las bolitas para que se tropezara, luego se caería y los niños comenzarían a lanzarle el agua con sus potentes pistolas, luego tirarían de toda la pintura, y al mismo tiempo las plumas para que no pudiera ver y se quedara inmóvil en el suelo, por ultimo, lo amarrarían con la cuerda de saltar firmemente y llamarían a la policía, en donde explicarían el secuestro y el crimen. Era un plan perfecto.

    Pasados los 25 minutos aproximadamente de su llegada al lugar, sienten el caminar de alguien que se acercaba, sintieron las llaves de alguien justo fuera de la puerta, por lo que corrieron a tomar sus posiciones.

    En el mismo instante que ese tal Silvio abre la puerta y da un paso en su galpón, empieza a perder el equilibrio y en unos segundos cae al suelo, Cayetano lanza el primer chorro de agua con mucha potencia, aunque con miedo, Iván repite el mismo acto, luego de terminada el agua, rápidamente toman su tarro de pintura y se lo derraman por todo el cuerpo. El secuestrador no les había podido ver la cara hasta esos momentos, trato de pararse, pero volvió a caer con las bolitas y la pintura en su cuerpo, además todo el piso estaba mojado, tomaron sus mochilas y comenzaron a tirarles las plumas, el hombre estaba tirado en el suelo, y gritaba ¡NIÑOS DE PORQUERIA!, en ese mismo instante Cayetano e Iván amarraron al asesino de Cristian Kustermann. El hombre se encontraba amarrado, lleno de pintura, plumas y agua, totalmente derrotado en el piso.

    Los niños lo habían logrado, tenían todo controlado, corrieron al teléfono donde marcaron el 133 y llamaron a la policía, luego de unos 10 minutos esta llega y comienza a agradecer a los niños por haber atrapado al asesino.

    Cayetano comienza a relatar todo lo sucedido:

    - “Este hombre, llamado Silvio Guerra, es familiar de los Kustermann, por lo que averiguamos en el registro civil, es hermano del padre del niño recién fallecido, y cuando comenzamos a interrogarlo ya amarrado con las cuerdas, nos contó que estaba muy celoso de su hermano porque le había ido muy bien en la vida, y el era un triste fracasado que debía dinero a todo el mundo y su empresa estaba por quebrar, entonces no encontró mejor solución que secuestrar al hijo de Carlos Kustermann, quien se supondría que le pagaría un rescate, pero justo cuando llamo no había nadie en casa de los Kustermann, con lo que tuvo tanta rabia, y sin importarle que el niño era su sobrino, lo asesino.

    A este hombre lo único que le interesaba era el dinero que podría haber obtenido, ya que este le serviría para pagar las deudas que tenia e incluso le sobraría para poner en pie su trabajo y gastarla en beneficios personales.”

    Bueno, esa es toda la verdad, e incluso con mi colega lo tenemos todo gravado.

    En ese instante unos 10 policías le cayeron encima al pobre Guerra, al poco tiempo fue sometido y se declaro culpable por la muerte de Kustermann, y no le quedaba otra porque la grabación lo delataba, no había caso de seguir mintiendo.

    La policía de investigaciones agradeció a los niños por la gran labor que realizaron, e incluso les ofrecieron trabajo en la estación de detectives, pero Cayetano respondió:

    - Yo creo que cuando tenga un poco mas de edad, resolveré crímenes como detective privado, mientras yo y mi ayudante seguiremos atendiendo casos pequeños para nuestros amigos, porque con mas experiencia mejor seremos después.

    Y así los niños muy contentos se dirigen a su casa del árbol, a conversar de lo recién pasado, y a dividirse el dinero que les había dado el padre de Cristian Kustermann por haber resuelto el caso....

    Análisis del libro

    “¿Quién mató a

    Cristián Kustermann?”

    De Roberto Ampuero.-