¿Qué sentido tiene lo que me pasa?; Eugenio Fizzotti

Psicosociología. Víctor Frankl. Apatía. Adaptación. Crisis. Satisfacción. Suicidio. Equilibrio psíquico. Gotami. Melancolía. Sociedad. Felicidad

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

UN TROZO DE DESIERTO PARA VIVIR.-

La apatía puede ser verdaderamente mortal y es causa de algunos de los intentos de suicidio de los jóvenes.

La solución que le dan los hombres cuando se sienten esclavizados, humillados, vacíos... es la fuga. Los desocupados pierden el interés día tras día. Vive el vacío de su tiempo como un vacío de su intimidad y en su conciencia. Al final, acaba por creer que su vida no tiene sentido alguno. Entonces las tentativas de huida que tienen son muchas. Es una búsqueda desasosegada, obsesionante, que no concede ni un minuto de reposo, sino que impulsa a ocupar el tiempo, a distraerse, a aturdirse. El organismo recibe el justo descanso pero se está cada vez más frustrado.

Según Víctor Frankl, necesitamos nuevas formas de actividad que permitan la contemplación y la mediación. Para ello, el hombre necesita mucho valor para estar solo, para poder refugiarse y encontrarse a sí mismo. Debe volver a descubrir el sentido más verdadero de su existencia.

El tiempo libre no es un tiempo vacío sino una posibilidad que se le presenta al hombre para construir la propia vida cotidiana, para realizar aquello que no volverá a repetirse en la vida. Es la única forma de sentirse libre y responsable, capaz de mirar al pasado sin pesar y al futuro con valor y esperanza.

Esto le puede pasar a un obrero de una fábrica, a un estudiante, a alguien en paro, desilusionado o con problemas.

CONCLUSIÓN.- Necesitamos tener nuestra propia vida, afrontar con positividad lo que nos llega para así encontrar el sentido de nuestra vida. Necesitamos un espacio para nosotros y saber luchar por esta vida ya que todo lo que nos da no son risas y alegrias.

¿ SE NECESITA PERMISO PARA VIVIR?.-

Puedes vivir si obedeces y te adaptas. Puedes vivir si produces y tienes éxito... Éstas son algunos de los impedimentos que terminan por ahogar la vida del hombre, marcándola con perspectivas de dependencia y de impersonalidad.

Frielingsdorf dice que son negativas y que señalan la inexistencia de un estímulo concreto para vivir, dejan profundas heridas en el corazón de las personas implicadas impidiéndoles plena confianza en la vida.

Hay tres estrategias que se usan cuando esto ocurre:

1ª hace que se creen imágenes negativas de Dios o falsos sentimientos de culpa. Éstos, los sofocan y les crean conflictos a través de enfermedades y síntomas presuicidas.

2ª quien entra en el ámbito de consumir y del éxito trata después de salir buscando el sentido y el valor de su existencia en el ámbito del amor al prójimo, de la entrega y del compromiso desinteresado.

3ª Al hacer que prevalezcan las funciones mentales el hombre pone entre paréntesis el corazón llegando a estallar en base a un futuro negativo. Osan mirar en su corazón y percibir algún sentimiento .Es entonces cuando las lágrimas y los sentimientos de culpa, de amor... representarán una liberación salvadora de estos hasta entonces reprimidos. Cómo lo recupera entonces. Tendrá que diferenciar entre el deseo y la realidad.

Conclusión.- tenemos que saber llevar nuestra vida propia porque es nuestra y no debemos dejar que nadie nos la manipule ni nos inculque cosas negativas. Tenemos que aprender nuestra realidad y nuestro propio yo. La sociedad en que vivimos es una gran culpable, su publicidad, sus leyes...todo a nuestro alrededor puede ser negativo si no sabemos valorar en positivo y tener muy clara la realidad.

¿ VIVIR O IR TIRANDO?.-

Si se les plantea la cuestión de morir no saben que decir o como actuar. La primera crisis es en la pubertad y la adolescencia se siente perdido porque su persona, su vida, sus costumbres comienzan a tambalearse. Se embarca en nuevas rutas diferentes a las que vive. Para ello, es importante la presencia del adulto que acompañe y sepa dar indicaciones concretas hacia nuevos caminos y experiencias, que permitan al joven probar sus fuerzas y sus propios límites. Pero el adulto debe estar seguro y tener confianza en sí mismo éste no debe estar abatido. Otros son los ancianos porque se desvanecen, sienten la vida como un peso para ellos y para los demás: no serán capaces de entrelazar los afectos del pasado con la herencia que tendrán que entregar a los jóvenes.

El Papa Juan dice que quien vive el último segmento de la vida como la fiesta de resurrección, son aquellos que han encontrado el sentido de sus vidas orientándola siempre hacia el bien de los demás, y que han sido capaces de realizar actos de generosidad, es decir, son aquellos que han sabido vivir reconciliando los momentos tristes con los alegres, confiando a Dios alegrías y dolores y no se lamentan de lo que ya no pueden realizar. sus vidas están llenas de sentido.

Conclusión.- Nuestra vida está llena de fases y momentos, los cuales debemos aceptar y saber tratar para que la vida nos sonría a favor y no nos sintamos sin sentido cuando si lo hay y todo lo tiene pero claro, el problema es saber encontrarlo. A veces es una tarea difícil.

¿ VALE LA PENA SEGUIR VIVIENDO?.-

En una encuesta que se hizo en la universidad de Viena se pretendía que cada uno mirase hacia el interior de su vida pasada y que concretara los motivos para seguir viviendo. Un 40% dijo haber tenido la sensación de vivir sin ningún objetivo, sin un porqué. Aumentó a un 80% si todo era inútil o si valía la pena seguir viviendo. Aproximadamente es el porcentaje que salió en casi todos los países que se hizo. El hombre de hoy anhela vivir una vida auténtica y responsable, desea descubrir su vocación. Nietzsche confirma que quién tiene un porqué en la vida, sabe soportar todos o casi todos los cómo. Frankl, pone ejemplos ( la sociedad, el homo faber y homo patiens ). Cuando el hombre sufre y se eleva por encima de la situación penosa en la que se encuentra, cuando sus intereses van más allá del éxito o del fracaso, éste podrá encontrar la propia satisfacción incluso en el más completo fracaso. Basta con que encontremos el camino adecuado con el que nos encerraremos nosotros mismos y a dejar espacio a lo imprevisible, a la novedad o la aventura.

Conclusión.- se piensa que el joven es feliz porque lo tiene todo hoy en día pero lo que no se sabe es que queremos ser nosotros mismos, elegir sin nadie ni nada que se anteponga porque todo eso que tenemos no nos conduce a encontrar nuestro verdadero yo y nos confunde de camino y a veces, resulta ser equivocado. Por eso a todas las personas que dicen que el joven lo tiene todo, les digo que piensen un poco antes de ello porque a lo mejor a esa persona le falta lo más importante en esta vida, su vida y no la de los demás.

HAY QUIEN ESPERA NO DESILUSIONARSE.-

Frankl en el campo de batalla cuando todos estaban desilusionados, les dio unas palabras de aliento y dijo que habían perdido muy poco de lo esencial, que seguían con vida y tenían motivos para seguir viviendo. El futuro podía tener aún más sentido aunque las probabilidades de salir del campo de batalla fuesen escasas no pensaba en renunciar ya que ningún hombre conoce el futuro y aunque éste no fuese seguro, había que estar seguros del pasado porque nadie te puede quitar cuanto has vivido ni robarnos las riquezas interiores. Hay muchas posibilidades de darle sentido o significado a la vida. Dios a lo mejor, espera que lo decepcionemos, que sepamos sufrir y morir no como desgraciados sino con orgullo.

Conclusión.- cuando tenemos problemas o creemos que las cosas no van bien o no salen como queremos, pensamos que la vida es una mierda, que para qué nos creó Dios... y todo lo vemos negativo. Lo más importante para seguir es encontrar el sentido de la vida, saber que tenemos un pasado bueno o malo pero que está ahí y si el futuro no llega lo vivido es nuestro y de nadie más. Lo mismo que hemos afrontado el pasado podemos afrontar el presente y el futuro que también luego, se convertirá en pasado y experiencias.

EN LA PALMA DE LA MANO.-

Hace falta tener madurez y un equilibrio psíquico para aceptarse a sí mismo, es decir, saber tolerar las frustraciones de la rutina, saber juzgarse a sí mismo, afrontar lo inevitable o superar los obstáculos. Se tiene miedo y produce inseguridad. Se huye de las cosas concretas de la vida. El 100% nunca se verifica en la humanidad ya que siempre hay un grado de imperfección, de carencia, de límite. Esto hace que se pierda la confianza en sí mismo y en los demás. Tal vez porque nunca nos hemos parado a pensar que la misma confianza es un riesgo. Cronin dijo que no creáis que el reino de los cielos está lejos, allí arriba, quién sabe dónde... está en la palma de nuestra mano y si lo sabemos y aceptamos seguro que algo cambiará.

Conclusión.- la gente siempre mira antes a los demás en vez de mirarse a sí mismo porque los demás lo juzgan, lo critican o simplemente porque puede perder amistades y eso lo mortifica e influye en su forma de actuar o pensar. Por ello, no debemos de guiarnos de nadie y saber que lo que nosotros digamos o hagamos es nuestro y los demás pueden o no estar de acuerdo pero que eso no te debe de importar a la hora de decidir tu propia vida y qué hacer porque como he dicho es, tu PROPIA vida y de ello depende tu futuro, tu felicidad, tu sentido o no de la vida.

¡ VIVIR POR ALGO ! .-

Uno de los fenómenos de la actualidad es el suicidio. Lo que el hombre desea es un contenido que justifique su existencia. La llamada sociedad del bienestar es la que provoca a los jóvenes de hoy sin ésta, acostumbrados a ser provocados, además de esto, desafían. El hombre está encaminado hacia algún objetivo que le permita vivir de forma digna. Solo cuando el hombre no ha cumplido su misión se interesa por la propia persona, cuando ha fracasado en la búsqueda del significado de su vida. Ante la aparente falta de sentido, se refugian en la pura y simple subjetividad de felicidad, alcanzadas a través de alucinógenos, conquistas, sexo... yendo al suicidio o una gran depresión. Si el sujeto tuviese claro un cometido que cumplir en la vida, con un valor preventivo o conciente del sentido de la vida no cometería el suicidio. Solo el hombre que crea en la voluntad de significado, podrá construir una jerarquía de valores capaz de asignar al placer, al éxito, a la satisfacción y a una realización adecuada del sentido de la propia existencia.

Conclusión.- el suicidio es un término muy complejo del que se podría hablar muchísimo. La gente que lo hace o lo piensa no es porque aparte de no encontrarle sentido a su vida, tendrá otros motivos que se deben conocer antes de juzgar. Dicen que es de ser cobardes pero yo, en algunos casos no creo que sea así. Bueno de esto ya no comento que no me gusta.

DESCUBRIR LA MISIÓN QUE ESTAMOS LLAMADOS A REALIZAR.-

Lo que más miedo nos da en este mundo es el aburrimiento. Nos rebelamos contra el tedio porque no sabemos qué hacer con la propia libertad. Nos sentimos sin personalidad, manipulados, destrozados interiormente. El hombre pide que sea salvaguardada su vida privada, su espacio de autonomía y de independencia. Reducido a la rutina el hombre corre el peligro de caer víctima del tedio. El hombre es como un alpinista que se encuentra, de repente, dentro de un banco de niebla espesa. Existe una sola forma de vivir con plenitud y es, descubriendo la propia misión, una misión que es siempre actual, a pesar de la edad, del sufrimiento, de tiempo libre o de la apatía.

Conclusión.- Cuando estamos aburridos, cuando el trabajo nos agobia o nos despiden... nos asusta y nos refugiamos en la velocidad, las drogas, el alcohol, todo aquello que puede anularte como persona con sentido o conciente y madura. Es fácil caer en este mundo si no le encuentras el sentido necesario a tu verdadera vida y digo verdadera porque lo anteriormente dicho, solo son tapaderas de la realidad, como utopías.

TODOS ESTAMOS LLAMADOS A CONSTRUIR.-

Es difícil ser libres, saber autodeterminarse, saber proyectar una vida responsable y consciente. Se corre el peligro de abandonar la búsqueda porque ésta está hecha de intentos, de caídas, de fracasos e ilusiones. A veces algún otro éxito pero fugaz. Solo es posible ejercitar la propia libertad a un cierto nivel.

Manzoni nos enseña que el estar equivocado, como el tener razón, no se pueden cortar con un cuchillo. Todos estamos involucrados en el permitir a cada uno vivir de forma digna, responsable y auténtica. Kennedy exclamó en uno de sus discursos que nosotros estamos llamados a construir un mundo más humano, un mundo hecho a medida del hombre.

Conclusión.- cuando nos encontramos un obstáculo lo primero y lo más fácil es abandonar y pararse en mitad del camino por eso es difícil continuar y que todo el mundo encuentre con facilidad el sentido de su vida si es que lo llega a encontrar. Se dice que el mundo es un pañuelo y que el mundo eres tú.

LA PARÁBOLA DE GOTAMI.-

Gotami es una muchacha hindú que nos cuenta su historia de desesperación. Un médico le pide un remedio para poder curarse y alta de vagabundear se da cuenta de que el dolor y el sufrimiento no está excluido por nadie. La muerte es una barrera insuperable en lo que todo naufraga pero, sin embargo, el sufrimiento tiene sentido y en él podemos realizar algo válido con significado. Otra historia es la de un anciano que pierde a su mujer y va al médico porque sufre y está desesperado. Tras explicarle el médico el dolor que podía tener su mujer si fuese sido al contrario, su sufrimiento cobró sentido. El sufrimiento es el centro del universo de la vida humana. El hombre puede padecer el sufrimiento si no se cae derrotado. Para ello, necesita poner el sufrimiento en un contexto válido. El pasado es como un baúl que no se puede vaciar y que contiene todo lo que se ha vivido, experimentado y sufrido sin caer en la desesperación. El pasado permite verificar cómo hemos sido capaces de vivir y realizar nuestros objetivos que nunca nadie podrá eliminar de nuestra existencia. El pasado será un camino que no desesperará jamás.

Conclusión.- está visto y comprobado que todo el mundo sufre y que nadie puede ladearse del sufrimiento. Hay que seguir adelante pase lo que pase porque nada es el final de la vida y todo tiene remedio más o menos difícil pero lo tiene, lo único que no tiene salvación, ni por lo que se puede hacer nada es por la muerte. El pasado es un apoyo muy bueno para seguir nuestro camino y no derrotarnos pero, para ello hay que saber encontrarle el sentido a nuestra vida, actos y todo lo que nos rodea.

UN PROYECTO DE AMOR.-

Cada uno de nosotros constituye una existencia insustituible. Vivimos en momentos precisos de la historia de la humanidad en los que se nos desafía para que realicemos una misión personal y única. Sólo yendo más allá de nosotros nos encontramos. Todos vamos en busca de un sentido. En la vida hay ocasiones que aprovechamos o perdemos, una tarea que espera ser realizada por nosotros y por nadie más, un cometido. En la medida en que amamos somos nosotros mismos. Nosotros no estamos esperando, estamos viviendo momento a momento. Esta vida nos ofrece insospechadas oportunidades. Ni siquiera en el momento de la muerte podremos estar seguros de que hemos cumplido con la función que la vida nos proponía. Y en este proyecto no estamos sólo nosotros, están también los demás, está Dios. Solo así se convierte en un proyecto de amor.

Conclusión.- en la vida tenemos objetivos, metas, fracasos y alegrías que a veces se nos presentan favorables o no y que sabemos aprovecharlas o desperdiciarlas. No sabemos el futuro ni siquiera el presente que tenemos destinado por eso siempre buscamos el sentido de nuestra vida del mejor modo posible para vivirla. Aunque no sabemos ni sabremos nunca, el día de nuestra muerte si era eso lo que debíamos de hacer en vida.

UN MUNDO QUE SEA MÁS A LA MEDIDA DEL HOMBRE.-

Nos pone el ejemplo de la ciudad de Nueva York: el tráfico, las muertes que hay, los conflictos en las calles, los edificios, cómo vive el personal...y es un caos. Para evitar lo insulso, lo negativo de la sociedad y todo lo perjudicial se necesita un cambio sustancial que está en volverse a apropiar del poder de construir un mundo que sea más a la medida del hombre. Cada uno de nosotros está llamado a dar su aportación insustituible en la construcción de ciudades más humanas, en las que podamos conocer, en las que todavía exista el sentido de la amistad, de la lealtad, del amor. La tecnología y el progreso no es todavía civilización. El tipo de ciudad en la que viviremos depende del tipo de hombre que sepamos construir. Es una responsabilidad y una llamada para todos desde hoy.

Conclusión.- la sociedad, la publicidad y todo lo que nos rodea es mala influencia porque como en el ejemplo que nos pone de Nueva York, la gente es desconocida una de otra, hay atascos, accidentes... la publicidad nos influye e intenta meternos ideales que no nos convienen o que simplemente no son los nuestros y caemos en ellos. Por eso si nosotros ponemos de nuestra parte haremos de la sociedad que nos rodea lo que deseemos nosotros que sea. Sin maldades, falsos ideales, violencia...pero eso lo tiene que hacer el hombre bueno, con sentido, no la publicidad, el gobiernos ni nada de esto que lo que pretende es su mejoría, sus conveniencias.

LA FASCINACIÓN POR LOS ORÍGENES.-

Todo nació en el mismo momento, en un instante preciso, hace ya cerca de quince mil millones de años. Los físicos reconocen con mucha humildad, que no saben especificar lo que sucedió antes de esa fracción infinitesimal de segundo que dio inicio al universo. El misterio permanece. Éste es, junto al mundo interior y espiritual del hombre, uno de los misterios más insondables con los que la inteligencia humana se ha enseñado, pero sin llegar nunca a una conclusión. La fascinación por el origen del universo no desminuirá nunca. Hay mensajes continuos y sin intermitencia que nos exigen una respuesta. Sin el hombre las cosas creadas son cosas mudas. Alabar al señor y darle gracias por cuanto ha creado, es para cada hombre un deber, es tomar conciencia de nuestra función como tales que tenemos que conducir cada cosa hacia su justo fin y a su completo desarrollo. Esta misión nace, vive y muere con cada uno de nosotros porque no se puede ceder a nadie. Tal vez, el hombre está viviendo su vida absorbido por intereses mezquinos. Dios invita al hombre constantemente pero a veces no las acepta. Si comprendiera la responsabilidad que tiene de valorar los dones de la creación y de llevarlos a su más bella comprensión, su existencia sería auténtica y llena de significado.

Conclusión.- por más que se busque una respuesta de porqué o cómo se creó el universo, la vida... no la hay es inexplicable por ello mucha gente no cree en Dios, al no tener respuestas ni demostraciones. Pero esto solo se consigue si se tiene fe y se cree aunque no se pueda ver. Tal vez, la tarea del hombre en el mundo es la más difícil que existe pero así es y quien no es capaz de desarrollarla ni entenderla no vive dignamente como lo puede hacer alguien con pleno sentido.

LA MELANCOLÍA.-

Nos cuenta la historia de una muchacha llamada Iòna. Tras no moverse, decide partir y habla con un oficial que le acompaña en el trayecto. Le dice que se le ha muerto un hijo y así continuamente a toda la gente que se encuentra pero nadie la escucha. Ve que es imposible dirigirse al prójimo y cae en la melancolía volviendo al establo a ver si se encuentra allí con alguien con quien poder hablar. Se encuentra a un viejo durmiendo en el suelo y antes de que le dijese nada le dice éste que se notaba que nadie la había escuchado, tenía y necesitaba mucho que contar. Se va con su caballo y se lo cuenta todo. El círculo de la soledad se rompe no consiguió contarle a los hombres su sufrimiento porque estaban muy distraídos con el placer, el bienestar y las preocupaciones cotidianas. Iòna, demuestra que todavía es posible comunicarse, vencer la melancolía que colma la soledad.

Conclusión.- esto nos muestra que la sociedad no tiene amistad ni ayuda al prójimo que solo va a sus intereses y problemas sin importarle nadie. Pero por eso no se acaba el mundo aunque si lo empeora. Los hombres necesitan de los hombres para vivir mejor pero si no es así el mundo no se acaba, la melancolía, la desesperación se pueden superar solos sin nadie nada más que con tu fe y tu sentido de la vida. Si no podemos hacer o contarle algo a alguien porque además de no escucharte, los que lo hacen te traicionan pues el aire y un ser que está arriba si te ayuda y te escucha por eso, cuando sientas que la vida se acaba porque necesitas de los demás y los demás te ignoran no cometas un error porque no estás solo aunque se crea lo contrario. Siempre hay que luchar por seguir delante de mejor o peor modo pero seguir, nunca pararse en medio del camino destinado.

ESTADO DE GRACIA.-

La muerte dulce consiste en permitir que el enfermo alcance el momento final de su vida a través de medicamentos que interrumpen el transcurso de una enfermedad incurable. Jane Zorza nos cuenta su historia donde demuestra lo contrario, o sea, que una persona, conciente de la situación ineludible de sufrimiento, puede recorrer con serenidad e incluso con alegría el último tramo de camino que le separa de la muerte. Jane con tan solo 10 años perdió la fe. Le sacaron un tumor maligno. Sus padres le daban falsas ilusorias y ella lo sabía. Vio en un hospicio lo que se necesita para morir bien, unas enfermeras que daban todo su amor, atenciones y todo su cuerpo por los enfermos. Allí, Jane y sus padres maduraron aunque Jane no alcanzó una fe explícita en un Dios personal. Por eso el pedir perdón, la gratitud, el superar todo rencor y una paz es como si constituyeran una especie de analogía de la fe aunque Jane no fuese creyente.

Conclusión.- no solo porque se muera uno se encuentra la paz aunque es, digamos, cuando es más importante. Encontrarla cuando nos llega el fin es esencial e inevitable. Sentimos la necesidad de encontrarla para morir en paz y esto no lo hace solo el creyente o el cristiano sino todo el mundo sea como sea, siempre y cuando tenga un poco de fe en algo. Es como un bien necesario del subconsciente en el cual no se sabe que existe. Aunque seas un ateo o no creas en nada absolutamente, te engañas a ti mismo y en la muerte se demuestra.

ABANDONARSE CONFIADOS AL ENCUENTRO CON ÉL.-

Trata de tres adolescentes que suben a un autobús para un largo recorrido. En las paradas, observaron que un hombre no se bajaba, que estaba aislado y le ofrecieron que lo hiciese con ellos. Y aceptó. El hombre les contó que lo detuvieron y se dejó a su mujer y a dos hijos. Hizo prometer a su mujer no escribirle, que fuese feliz, que se casara si quería y no sabía si lo había hecho o no. Le escribió una carta cuando estuvo seguro de poder salir en libertad y se dirigía a verla. Se mantuvo la promesa y siguió con su familia. De la misma forma, Dios responde a nuestra vida, olvidando el pasado y cancelando las páginas negras. Pero hay una sola condición y es abandonarse confiados al encuentro con él y con los demás. Su fidelidad debe ser una invitación y un estímulo. Así la esperanza se transforma en realidad, una realidad sin ocaso.

Conclusión.- Hay que tener esperanza y fe y saber que nuestro destino no cambiará por mucho que nos pase, que es ese y nadie no lo quita tanto sea bueno o malo. Que hay un Dios muy justo que nos ayuda si nosotros nos ofrecemos a él y le pedimos ayuda aunque Dios no sólo está para pedirle ayuda cuando la necesitamos y para nada más que es lo que hacen muchas personas, acordarse de él y rezarle cuando se ven apurados.

EL SECRETO DE LA FELICIDAD.-

Las reflexiones de Albino Luciani, el futuro Juan Pablo I dieron la vuelta al mundo. Su libro ha hecho posible que millones de personas encuentren optimismo y confianza en Dios y en la vida. Un ejemplo es: un soldado coreano, muerto y juzgado estaba delante de san Pedro y le dijo que fuesen al infierno unos minutos para hacerse idea de aquel triste lugar. Así fue. Vio a los invitados en mesas largas que para comer disponían de dos palillos larguísimos que era imposible comerse el arroz. Manzoni, decía que más que estar bien había que hacer el bien y entonces todos estaríamos mejor. Aquí está el secreto. Ayudaos mutuamente a llevar vuestras cargas y cumplid así la ley de Cristo. Nadie puede sembrar semillas de emociones negativas y esperar una cosecha toda de sonrisas y alegría. Nadie puede estar feliz y corroído por la amargura. Por eso, cuidar de los demás equivale a llevar su peso con gozo. Haz a los demás lo que quisieras que ellos te hiciesen a ti. Si algo o alguien es desagradable, transfórmalo. Saca a la superficie lo mejor que hay en ellos empezando a convencerse de ser bueno, porque el egoísmo transforma la vida en una carga pesada, mientras que el altruismo transforma las cargas en fuentes de vida.

ÍNDICE.-

El libro se compone de 17 capítulos o historias diferentes pero que todas tienen un mismo objetivo: el sentido de la vida. Además del resumen de cada una hay una conclusión que es mi opinión del hecho.

1.-UN TROZO DE DESIERTO PARA VIVIR

2.-¿ SE NECESITA PERMISO PARA VIVIR?

3.-¿ VIVIR O IR TIRANDO?

4.-¿ VALE LA PENA SEGUIR VIVIENDO?

5.-HAY QUIEN ESPERA NO DESILUSIONARSE

6.-EN LA PALMA DE LA MANO

7.- ¡ VIVIR POR ALGO!

8.-DESCUBRIR LA MISIÓN QUE ESTAMOS LLAMADOS A REALIZAR

9.- TODOS ESTAMOS LLAMADOS A CONSTRUIR

10.-LA PARÁBOLA DE GOTAMI

11.-UN PROYECTO DE AMOR

12.-UN MUNDO QUE SEA MÁS A LA MEDIDA DEL HOMBRE

13.-LA FASCINACIÓN POR LOS ORÍGENES

14.-LA MELANCOLÍA

15.-ESTADO DE GRACIA

16.-ABANDONARSE CONFIADOS AL ENCUENTRO CON ÉL

17.-EL SECRETO DE LA FELICIDAD