Poesía de los años 40 a los 60

Literatura española contemporánea del siglo XX. Lírica de posguerra. Miguel Hernández. Blas de Otero. Generación del 55. Experimentalismo poético

  • Enviado por: Dolores Vicente
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

LITERATURA DE LA POSGUERRA: LA LÍRICA

LA POESÍA DE LOS 40 A LOS 60

  • LA OBRA LÍRICA DE MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942) Su obra conjuga lo popular con lo culto. Lo más característico de su poesía es la riqueza metafórica y el tono apasionado y cálido. Su trayectoria es un claro exponente de la evolución de la lírica del período: de la deshumanización de sus primeros momentos al compromiso. Es un poeta de transición , epígono del 27 para unos autores y perteneciente a la generación del 36 para otros. Pueden señalarse en su obra distintas etapas:

      • Trayectoria poética(etapas de producción poética)

    Etapa gongorina: Su obra Perito en lunas supone su primera incursión poética, el libro constituye un ejercicio poético de imitación y aprendizaje de los poetas barrocos especialmente de Góngora. Utilizando como molde métrico la octava real, el poeta realiza pequeños acertijos líricos sobre realidades cotidianas y vulgares: Arcángel tornasol, y de bonete//dentado de amaranto, anuncia el día//en una pata alzado un clarinete. (gallo)

    Etapa de madurez: representada por su obra El rayo que no cesa , aparecen los tres grandes temas constantes en la poesía de Miguel: amor, muerte y vida. Esta obra sintetiza mejor que ningún otro el vitalismo trágico del poeta: el amor se estrella contra barreras sociales o personales y no llega a consumarse. El amor y la vida están siempre amenazados por la muerte. El amor como un rayo brota del corazón del poeta, amor carnal, lleno de pasión , de deseo...por eso la fuerza inmensa del toro le sirve como comparación de su pasión y de su destino trágico. La estrofa más común es el soneto clásico , que obliga al poeta a sintetizar el tema y a contener su desbordado apasionamiento. A esta obra pertenece “Elegía a Ramón Sijé”, el amigo que le introdujo en el mundo de la cultura y el arte, en tercetos encadenados.

    Etapa de poesía social: abarca la obra escrita durante la guerra civil. El libro Viento del pueblo recoge una poesía de intención social como “Aceituneros...” o “El niño yuntero”, junto a otros poemas de menor valor lírico y hasta panfletarios.. En la misma tendencia, pero con predominio del dolor sobre la idea está su obra: El hombre acecha. En la posguerra, en diversas cárceles, escribió Cancionero y romancero de ausencias , cuyos contenidos se centran en el amor hacia la esposa y el hijo ausente y de su libertad. En poemas que recuerdan la lírica tradicional el estilo es sencillo y concentrado. A esta obra pertenece el poema “Nanas de la cebolla” dedicadas al hijo que vio crecer desde la cárcel.

  • Principales corrientes líricas. De los 40 a los 60

  • Tras la Guerra Civil Federico García Lorca y Antonio Machado habían muerto, otros grandes poetas como Juan Ramón o Alberti se habían exiliado. El panorama en el interior es desolador.

    Dos grandes tendencias poéticas se manifiestan en los años cuarenta:

  • la poesía arraigada de corte neoclásico garcilasista (la revistas Garcilaso y Escorial serán su plataforma)

  • la poesía desarraigada o existencial, de tono trágico y expresión más sencilla. (Revistas como Espadaña, Corcel o Proel serán la plataforma de los poetas pertenecientes a esta tendencia.)

  • Poesía arraigada o garcilasista

  • Es una poesía al margen de las circunstancias de su tiempo, que encuentra en la perfección formal de Garcilaso (poeta renacentista del siglo XVI) su modelo. Poesía estetizante interesada en los valores formales y la belleza del verso. Poesía superficial, no comprometida: Luis Rosales, Dionisio Ridruejo, Luis Felipe Vivanco, Leopoldo Panero...son los representantes máximos de esta tendencia.

    Sus componentes se llamaban a sí mismos “juventud creadora”. La estrofa más utilizada es el soneto y los temas amorosos, religiosos y patrióticos. Abunda el tono épico-heroico, la alabanza del pasado imperial español y la identificación del paisaje castellano con la espiritualidad. También se recoge en esta tendencia el neopopularismo de los Cancioneros del XVI que los enlaza, desde una perspectiva radicalmente distinta, con Lorca y Alberti.

  • Poesía desarraigada o existencial

  • Poesía al margen de los circuitos oficiales, una poesía existencial que manifestaba el descontento del poeta ante el mundo. La revista Espadaña se convierte en el canal de distribución de esta nueva lírica , germen de la poesía social de los años 50. Publicaron en ella Victoriano Crémer, Eugenio G. De Nora, José Luis Hidalgo... Es notable la polémica suscitada con la revista Garcilaso “sangre y mármol”bella y fría como el mármol. Junto a estos autores, aparece la voz de un poeta del 27, Dámaso Alonso que en su obra Hijos de la ira manifiesta desde su gran altura poética su pertenencia a esta tendencia: Madrid es una ciudad con más de un millón de cadáveres, según las últimas estadísticas.

    Rechazan la estética serena del garcilasismo y utilizan un lenguaje coloquial, duro y apasionado, plagado de imágenes tremendistas. Hay un abandono de las estrofas clásicas y emplean el versículo.

  • Tendencias minoritarias

  • Dos movimientos minoritarios tendrán relevantes más tarde. Postismo (vanguardista) y el esteticismo del grupo Cántico.

      • Postistas. Se declaran herederos del surrealismo y del dadaísmo. Utilizan un tono humorístico, desenfadado e irreverente. Sobre todo anticonvencional. Se muestran críticos frente a todo realismo y al tono trascendente. Carlos Edmundo de Ory, Cirlot y Ángel Crespo siguen esta tendencia.

      • Cántico: los poetas del grupo Cántico toman como modelo a Jorge Guillén y la generación del 27 Pretenden la perfección formal, un lenguaje refinado y la imagen como base de su lírica. Representan esta línea Ricardo Molina y Pablo García Baena.

    Es importante reseñar la labor de difusión de colecciones como Adonais impulsora del premio de poesía del mismo nombre otorgado a los jóvenes poetas.

  • POESÍA SOCIAL DE LOS 50

  • En torno a 1950 la poesía existencial (desarraigada) evoluciona hacia la poesía social, se pasa de expresar la angustia individual a manifestar la solidaridad con los demás. Los factores sociales aparecen como elementos centrales del quehacer poético.

    En 1955 se publican dos libros claves en esta tendencia: Pido la paz y la palabra de Blas de Otero y Cantos íberos de Gabriel Celaya. Ambas proponen una poesía ,una lírica-testimonio de la realidad , que recoja los problemas del ser humano en su entorno. La poesía es un instrumento para transformar la realidad, poesía urgente , denunciadora de las injusticias , temas que afectan a la colectividad . El estilo es sencillo, cercano a la lengua coloquial a veces prosaico , pues pretende llegar a la inmensa mayoría.

    • Gabriel Celaya

    la poesía para Celaya está lejos de ser un placer estético, es una herramienta, un arma de combate puesta al servicio de la solidaridad entre los hombres, para transformar esta sociedad injusta en otra en la que no haya explotadores ni explotados. Poesía-herramienta:

    ”No es una poesía gota a gota pensada//No es un bello producto, no es un fruto perfecto// es lo más necesario, lo que no tiene nombre...Poesía necesaria como el pan de cada día...

    • Blas de Otero.

    Católico convencido sufre una crisis de conciencia que le lleva a una crisis existencial. De estos momentos son los poemas broncos, desabridos, desgarrados recogidos en sus libros Ángel fieramente humano. Y Redoble de conciencia, refundidos en su obra Ancia.

    Deriva hacia una poesía de tendencia social, de la que Son muestras las obras. Pido la paz y la palabra y Que trata de España, dirigido a la “inmensa mayoría”. El poeta se implica cada vez más en los problemas sociales. Utiliza un lenguaje sarcástico, un prosaísmo deliberado que le aleja-al menos en apariencia- de todo propósito estético.

    • Ángel González

    Sin abandonar la actitud crítica ante su entorno, pero prestando mucha más atención a la forma poética, llena de refinada ironía, surge la generación del realismo crítico o generación del medio siglo. En ella es importante la figura de Ángel González, cuyos primeros poemas están recogidos en Sin esperanza y con convencimiento. Tratado de urbanismo supone el reconocimiento de la alta calidad de su poesía. Buena parte del conjunto de su obra está recogida en la antología Palabra sobre palabra.

    La poesía social tuvo entre 1950 y 1960 su época de mayor difusión, se incorporan numerosos poetas e incluso cantantes.

    En los primeros 60 comienza las primeras críticas al simplismo y a la baja calidad de alguno de los autores. Contribuyeron al descrédito de esta poesía la repetición de temas y formas y el cambio en las formas de vida con el desarrollismo social de los 60. Pese a esto la actitud crítica se mantiene en autores posteriores.

    LA POESÍA DE LOS 60 A LA ACTUALIDAD

    1 Evolución de la poesía social:

    Hacia 1960 se oyen algunas críticas a la poesía social por su esquematismo temático y por su pobreza estilística. Como ocurre en otros géneros, se tiende a la renovación: los autores renovadores se agrupan en la llamada generación de 1955: forman este grupo los autores nacidos entre 1925 y 1934, que vivieron la guerra civil durante su niñez. Se les conoce también como el grupo de los niños de la guerra o “ la segunda generación de posguerra”.Representan a este grupo Ángel González, José Ángel Valente, Francisco Brines, Claudio Rodríguez y los poetas de la escuela de Barcelona: Jaime Gil de Biedma, Carlos Barral, Alfonso Costafreda, José Agustín Goytisolo.

    • Rasgos generales. (Aparecen muy marcadas ciertas diferencias individuales)

      • En los temas, esta poesía expresa la experiencia personal, aunque no se abandona totalmente la perspectiva social, interesa el “yo” del poeta. Vuelven los temas intimistas: el amor, el erotismo, la soledad... y los recuerdos de la niñez y la adolescencia.

      • La actitud crítica, propia de la década anterior, se manifiesta como una reflexión cívica o ética llena de escepticismo. El tono es irónico, confidencial o cómplice con respecto al lector.

      • Se recupera el gusto por la forma y existe un alejamiento del prosaísmo y el tono dramático de la poesía anterior.

      • Se emplea un lenguaje natural y antirretórico, a veces coloquial, que recuerda a Cernuda

      • Poesía más minoritaria que la social, al expresarse mediante cierto simbolismo y en un tono irónico. En la métrica se abandona la rima y las estrofas clásicas, aunque son frecuentes los endecasílabos y los versos breves de cinco y siete sílabas.

      • La década de los 70. el experimentalismo:

      • A principios de los 70 comienzan a publicar una serie de autores conocidos como venecianos, novísimos, generación del mayo francés o generación de los 70.

        • la antología de José Mª Castellet, Nueve novísimos poetas españoles recoge la obra principal de estos autores.

        • Su lírica es minoritaria, experimental y culturalista en ocasiones.. recogen elementos tomados de la cultura de masas :el cine, los cómics, la música..Estas referencias se combinan con abundantes referencias literarias y artísticas. Combinan tonos graves con actitudes provocadoramente frívolas.

        • La renovación del estilo es otra constante , se experimentan nuevas formas vanguardistas, con frecuencia cercanas al surrealismo.

        • -Combinan temas intimistas (amor, erotismo, infancia) con sociales y políticos (el consumismo, la guerra..) y los tratan con ironía, humor y distanciamiento. En general, reflejan una actitud pesimista y escéptica. Autores de este tendencia: Leopoldo Mª Panero, Manuel Vázquez Montalbán, Pere Gimferrer ...

      • Tendencias poéticas desde los 80 a la actualidad:

        • En líneas generales, la poesía se decanta hacia el intimismo y se abandonan las formas extremas del vanguardismo. Conviven varias corrientes de límites poco precisos con autores que realizan una obra personal de difícil clasificación.

        • Neosimbolismo o neorromanticismo intimista

        • Vanguardismo experimental, basado en imágenes surrealistas .Como la obra de Blanca Andreu que se dio a conocer tras la obtención del premio Adonais.

        • Culturalismo, clasicista o barroco, a veces on tratamiento irónico de los temas

        • Minimalismo: heredero de la poesía pura, rechaza cualquier exceso verbalista. Se la conoce también como poesía conceptual.

        • Poesía de la experiencia, de ambiente urbano, expresa de forma realista sucesos cotidianos, con frecuencia desde una perspectiva escéptica y desencantada. García Montero, Trapiello.

        2