Pobreza

Ciencias sociales. México. Medición. Dimensiones. Hambruna: lucha. Alimentación. Ayudas

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 21 páginas
publicidad
publicidad

POBREZA

El problema de la pobreza ha sido un asunto histórico redundante en lo que al contexto Mexicano 3se refiere, y manipulado por cuanto más ciencia y teoría exista, pero también por los distintos planes y programas que elabora e implementa el estado en su faceta gubernamental; según cifras del consejo consultivo del programa nacional de Solidaridad (PRONASOL) en 1987 la población en situación general de pobreza representaba 50.9 % del total de la población, pero si bien Solidaridad no resolvió el problema, y mucho menos la redujo significativamente yo me aventuraría a asegurar que se incremento en los últimos sexenios.

Pero antes que nada es necesario definir que se entiende por pobreza, y por lo general se considera un problema de escasos ingresos. Pero tal enfoque resulta muy limitado ya que la pobreza es un fenómeno mucho mas complejo que comprende una serie de aspectos que van más allá de la insuficiencia de recursos económicos. De manera más amplia puede decirse que “la pobreza en México es un fenómeno general de desarrollo insuficiente” (García Rocha y Szekely, 1990).

Se considera que una persona es pobre cuando se encuentra en una situación precaria en la que carece de capacidades y/o oportunidades de desarrollo. Manifestaciones como escasos ingresos, insalubridad, desnutrición y vulnerabilidad a las enfermedades y a las inclemencias del medio ambiente inciden negativamente en sus oportunidades de salir adelante.

Existen criterios para definir una línea de pobreza y medir los niveles de esta, como el salario mínimo, los índices de marginación y la nutrición.

Pero quizás la única forma de estar seguros es que dicha línea de la pobreza este definida de manera tal que los individuos que se encuentren por debajo de ella sean clasificados como pobres.

Levy afirma que la medición de la pobreza comprende dos pasos. En primer lugar es necesario definir una línea de pobreza. Esto puede hacerse por medio de dos métodos: utilizando un solo indicador (como por ejemplo, la nutrición) y haciendo una enumeración de satisfactores esenciales. En segundo lugar, debe agregarse el nivel de pobreza de los individuos.

La determinación de una línea de pobreza necesariamente tiene implicaciones de política, pues las políticas de combate a la pobreza se basan en las mediciones que se tengan de la magnitud y la gravedad del problema. Por ejemplo, las sobrestimaciones del numero de pobres pu4eden hacer ver el asunto de la pobreza como imposible de resolver, además de que implica gastos mayores, al tener que canalizar recursos -que podrían usarse para los pobres extremos- hacia grupos más numerosos. Por otra parte, subestimar las cifras puede incidir en un acceso desigual a los recursos que ofrecen las distintas medidas de alivio a la pobreza (Levy, 1990).

La pobreza no es un fenómeno homogéneo. Existen distintos niveles de pobreza para los cuales se requieren medidas particulares y especificas. En primer lugar, es necesario distinguir entre pobreza moderada y pobreza extrema; la primera es una condición relativa, mientras que la segunda es una condición absoluta.

Los pobres extremos son las personas que no tienen un nivel de nutrición suficiente lo cual incide en un desempeño físico y mental deficiente que no les permite participar en el mercado de trabajo ni en actividades intelectuales como la educación. Además, la condición de pobreza extrema prácticamente impide cualquier movilidad social; los pobres extremos nacen y mueren por lo general en la misma situación.

Por otra parte, los pobres moderados son los que, debido al grado de desarrollo de un país en un momento dado, no cubren lo que se considera como “necesidades básicas” dicho concepto es subjetivo, ya que por ejemplo en algunos lugares el tener instalaciones sanitarias puede ser un lujo, mientras en otros puede ser un elemento indispensable, una “necesidad básica”. Los pobres moderados se diferencian de los pobres extremos en que sí tienen la capacidad, pero no las oportunidades, de participar en actividades económicas e intelectuales. Su pobreza es relativa en el sentido de que no tienen ciertos bienes y servicios que todos los habitantes deberían disfrutar dado el desarrollo económico del país. Los habitantes en extrema pobreza requieren medidas inmediatas para salir de la marginación y para reducir su debilidad y su vulnerabilidad al medio. Una vez mejoradas sus condiciones de nutrición, tendrán capacidad para desarrollarse física e intelectualmente.

De modo simultáneo, es necesario tomar medidas de más largo plazo para que los pobres moderados, y los pobres extremos que vayan mejorando su condición, tengan oportunidad de satisfacer sus necesidades básicas, encontrar trabajo y tener acceso a bienes y servicios. Con base en datos de PRONASOL, las proporciones de la población en pobreza extrema y moderada de 1981 a 1987 se incrementaron de 19.2% a21.3% y de 25.8% a 29.6% respectivamente. El porcentaje de la población en situación general de pobreza (pobreza extrema más pobreza moderada) aumentó de 45% en 1981 a 50.9 en 1987.

Desgraciadamente la distinción entre pobreza extrema y moderada no puede hacerse siempre con gran precisión. Cierta ambigüedad es inevitable, ya que los hogares que están un poco por arriba y por debajo de la línea realmente no son muy distintos. Sin embargo, para fines de políticas públicas se requiere una separación. Lo importante en todo caso es minimizar la probabilidad de excluir de los programas a la población verdaderamente pobre.

Por otro lado es necesario tomar en cuenta el fenómeno de la desigualdad. Debe quedar claro que pobreza y desigualdad están vinculada pero no son lo mismo. El manejarlas indistintamente puede llevar a políticas inadecuadas y erróneas. Por lo común se tiende a pensar que la desigua5ldad es una causa de pobreza. Esto no necesariamente es cierto. Puede ser que exista igualdad perfecta pero aun así existan pobres y por el contrario que no exista igualdad y aun así no existan pobres.

(Félix Vélez 1994)

¿Qué es ser pobre?

Ser pobre es un término impreciso, con importantes variaciones históricas en cuanto a los niveles de acceso al consumo, la salubridad, la educación y el ocio que definen lo que es la pobreza. Ser pobre tiene un significado determinado por la sociedad en que se vive y su experiencia histórica. No es lo mismo ser pobre en una sociedad rica, que serlo en un país periférico; también es distinto ser un pobre productivo y autosuficiente, por ejemplo un campesino del tercer mundo, a ser un pobre enteramente dependiente, parasitario, como tienden a serlo los pobres urbanos de los países industrializados.

Lado a lado con la pobreza económica, existe, en paralelo, una pobreza política. Generalmente los pobres no participan en los procesos de toma de decisiones, tienen dificultades para expresar sus intereses y ser oídos, tienen poca fuerza de negociación. Esta debilidad se acrecienta día con día en tanto que los pobres parecen cada vez menos necesarios. Los pobres/ trabajadores de antes eran necesarios; los nuevos pobres/ inactivos/ dependientes tienen crecientemente como la única carta restante su capacidad de estorbar.

Dentro de su indefinición la pobreza varía en connotaciones; sus significados implícitos y emocionales son también variados y de la mayor importancia. En los últimos años se ha dado un intenso combate ideológico que, una vez más, los pobres parecen haber perdido. Los pobres han perdido su derecho y su posibilidad de ser pobres y lo que antes podía ser una pobreza digna ha sido confundida con la miseria.

Se trata de una pérdida ideológica, pretendo decir aquí, de la mayor importancia, pues le cierra a la humanidad entera la única salida posible, la de la dignificación de la pobreza y nos arroja en un camino sin salida; la aspiración fantasiosa a la universalización de niveles de vida basados en el derroche energético y la destrucción del medio.

Para Marx, “ex6plotación” significa que dentro de los sistemas sociales históricamente dados, el método institucionalizado para apropiarse los productos del trabajo, a saber, la propiedad privada sobre los medios de producción permitía la apropiación del excedente producido por encima de las necesidades de subsistencia forma de rentas y ganancias para propósitos diferentes a su uso por las clases trabajadoras. “Explotación significa, entonces, una actividad que condiciona el proceso de producción de tal manera que el criterio a seguir para su continuación como actividad no es que continúe produciendo valores de uso, sino, mas bien que haga que los propietarios obtengan de los medios de producción ganancias y rentas. La explotación es una actividad responsable del hambre de los seres humanos en medio de la abundancia; es responsable del desempleo donde no falta trabajo por realizar ni medios con que realizarlo. La explotación es un propósito agregado e impuesto al proceso de producción: la utilización del trabajo y de sus productos por la clase terrateniente, para la clase terrateniente y por la clase capitalista para la clase capitalista.

Marx considera que la pobreza es una condición de vida, que implica dolor, miseria, mortificación en el trabajo, degradación mental, ignorancia, y a esto le agrega esclavitud, brutalidad, hambre, una casa fúnebre y oscura como habitación, por la cual, a pesar de todo, es necesario pagar renta. Una vida vivida en la pobreza es una vida en la que la negligencia, la inseguridad, la suciedad y la putrefacción se vuelven los elementos de la vida misma. La pobreza hace descender al hombre al nivel de un animal de trabajo que encuentra tedio y mortificación más que realización en su trabajo. Para los pobres el trabajo se convierte en trabajo forzado, el cual niega su humanidad en lugar de afirmarla, y lo único que reciben a cambio de tal degradación es una mezquina satisfacción de sus necesidades más inmediatas, sus necesidades de subsistencia.

El diccionario de la lengua española de la real academia española expresa el significado del adjetivo pobre como “necesitado, menesteroso y falto de lo necesario para vivir, o que lo tiene con mucha escasez”. Define el sustantivo pobreza como “necesidad, estrechez, carencia de lo necesario para el sustento de la vida”.

Hay numerosas cifras económicas que nos dan cuenta del fenómeno. Tenemos que en 1984, el 20% más pobre tenía acceso al 4.83 del mismo ingreso. Para 1994, el primer 20% tenia el 54.5% del ingreso, mientras que el 20% de la población más pobre solo tenia el que el 20% de la población más pobre solo tenia el 4.35%. En 1995, disminuyó al 30%. Si hacemos referencia a las condiciones de bienestar de la población, tenemos que en cuanto al consumo de alimentos, para el año de 1994, el 30% de la población más pobre aprovechó el 14% de la oferta de alimentos, mientras que el 10% más rico, consumió el 22%.

¿Qué es la p7obreza?

La pobreza es hambre. La pobreza es falta de techo bajo el cual resguardarse. La pobreza es estar enfermo y no poder ser atendido por un médico. La pobreza es no poder ir a la escuela y no saber leer. La pobreza es no tener trabajo, tener miedo al futuro y vivir día a día. La pobreza es perder a un hijo debido a enfermedades relacionadas con el agua impura. La pobreza es impotencia, falta de representación y libertad.

La pobreza tiene varias dimensiones que cambian dependiendo del lugar y el tiempo y se ha descrito de varias formas. Generalmente la pobreza es una situación de la que uno se quiere escapar. Por lo tanto la pobreza es una llamada a la acción, tanto para los pobres como para los ricos, la pobreza es una llamada a cambiar el mundo para que más ciudadanos tengan suficientes alimentos, cobijo, educación y salud, protección a la violencia y voz en sus comunidades.

Dimensiones de la pobreza

Para saber qué es lo que ayuda a aliviar la pobreza, lo que funciona o no funciona, lo que cambia a través del tiempo, la pobreza se tiene que definir, medir y estudiar y a veces, incluso, vivir. Como la pobreza tiene varias dimensiones se tiene que mirar a través de varios indicadores, niveles de ingresos y consumo, indicadores sociales y más recientemente indicadores de vulnerabilidad de riesgos y acceso socio-político.

Luchar contra la pobreza para prevenir el Hambre

La alimentación fue sin duda la prioridad absoluta para el primer ser humano que hubo en el mundo y seguirá siendo la prioridad absoluta para la humanidad mientras alguien sufra de hambre crónica. Los alimentos no pueden considerarse un productos mas.

El derecho a los alimentos es un derecho humano básico que es necesario hacer realidad para todos. Sin embargo los derechos solo pueden ejercerse cuando se eliminan los obstáculos a su realización. En el caso de los alimentos el mayor obstáculo es con mucho la pobreza, que acompaña de manera constante a la subnutricion en todo el país.

De ahí la importancia de emprender una acción de base amplia contra la pobreza, interviniendo diferentes niveles estratégicos dentro del país

A nivel local el hogar debe ser el grupo beneficiario de las políticas de mitigación de la pobreza. Las políticas a este respecto han de ser territoriales y no solo sectoriales y estar orientados a mejorar la capacidad de las comunidades y las personas. Quienes afirman que l8a agricultura en pequeña escala no es viable desde el punto de vista económico han de darse cuenta de que esta actitud simplemente no es ética. Deben encontrarse formas para aumentar el empleo rural, no agrícola en beneficio de los campesinos pobres, mejorar su acceso a recursos productivos como la tierra y el agua y facilitar su acceso a una capacitación de mejor calidad. Hay que reflexionar sobre el modo de reforzar las instituciones locales y de establecer nuevas reglas a nivel institucional para beneficiar a los sectores pobres de la población.

A nivel nacional es necesario que la situación macroeconómica sea boyante, que la inflación este contenida y que el déficit fiscal este sometido a un control razonable. Al mismo tiempo una política social activa debe asegurar que los recursos públicos no solo se utilicen para obtener efectos económicos a corto plazo. Lo que se pide es nuevo contrato social que prevea un compromiso directo entre los contribuyentes y los gobiernos para que los recursos se asignen de manera que favorezcan la consecución de los objetivos sociales convenidos. Las políticas económicas y sociales han de fomentar la participación del sector privado en la construcción de una sociedad más equitativa.

La búsqueda del crecimiento económico nacional por si mismo, en un intento de conseguir una mejora equitativa de la sociedad, ha demostrado tener tan solo efectos marginales sobre la pobreza. En el desarrollo ha de participar toda la población, y en especial las personas muy pobres. Es necesario darles los instrumentos para que adquieran seguridad en si mismas y facilitarles el acceso a la tierra y a los recursos productivos, a la capacitación y practicas mejoradas de cultivo. Es necesario tratarlos como seres humanos, como ciudadanos con derechos efectivos y no-solo nominales.

Como sociedad requerimos construir una visión de bienestar social. Desplegar esfuerzos contra la desigualdad y la pobreza, es una tarea prioritaria que exige ser atendida, no sólo por razones económicas y políticas, sino éticas. Este ejercicio debe ser un todo integrado, formar parte de las responsabilidades del gobierno y de la sociedad, en el entendido de que la cuestión social involucra no sólo al Estado, sino al conjunto de la sociedad.

La construcción de opciones en materia social requiere ir más allá de la perspectiva sexenal, implica una visión de largo plazo. Esto es lo que se puede llamar la instrumentación de políticas de Estado. Es decir, en las sociedades modernas tienden a existir esferas en las cuales los principios organizadores y articuladores de las políticas públicas están definidos, aceptados y consensuados entre los diversos actores políticos y tienen continuidad más allá de la alternancia de las fuerzas políticas.

El mayor reto que enfrenta la nación mexicana es, sin duda alguna, abatir la pobreza. No obstante, de que existe consenso en torno a la hipótesis de que aún mejorando los niveles de ingreso y manteniendo el crecimiento en el largo plazo, una gran parte de la población seguirá viviendo una situación de marginación, carencias, desigualdades y falta de oportunidades, l9a pregunta que surge es ¿qué distribución y cuánto requerimos crecer para superar la pobreza?

Para realizar una prospectiva de la pobreza se consideran tres escenarios elaborados por Enrique Hernández Laos, en donde si bien los supuestos pueden quedar rebasados en el corto plazo, nos permiten tener una idea sobre la posible evolución del principal problema que enfrenta nuestro país.

 

Escenario 11

Como la pobreza es sensible al comportamiento de la economía y en este escenario se supone un crecimiento de casi 3% en la primer década del nuevo milenio, entonces la pobreza extrema tendría una reducción de casi 9 puntos porcentuales. Si consideramos que se mantiene la misma tendencia en los dos siguientes decenios, se tendría un descenso importante de 27 puntos porcentuales en treinta años.

En términos absolutos, y partiendo de que en 1996 los niveles de pobreza extrema se ubicaron en 22.6 millones, de acuerdo con en este escenario tendríamos una reducción de 5 millones por década. En otras palabras, en el 2010 llegaríamos a 17.6 millones, a 8.7 millones en el 2020 y a cero millones en el 2030, lo que implicaría una disminución de poco más de 70% de la población en situación de pobreza.

En el caso de la pobreza no extrema, pasaríamos de 26.2 millones de personas a 21.9 en el 2010, hasta llegar a 2.9 en el 2030.

Pobreza

 

Escenario 2

Siguiendo la misma lógica, en este escenario la pobreza extrema y no extrema se reducirían en 10 puntos porcentuales, es decir, sólo un punto más que en el escenario anterior. En términos de millones se observaría la siguiente tendencia: la pobreza extrema disminuiría a 15.9 millones y la no extrema a 20.2 millones en el año 2010; en tanto que para la siguiente década podría llegar a 4.8 millones y 9.6 millones, respectivamente, y puede decirse que se eliminarían en el 2030 tanto la pobreza extrema como la no extrema.

Pobreza

 

Escenario 3

De acuerdo con este escenario la pobreza tendría una reducción menor, comparado con las otras dos proyecciones. Es decir, la disminució10n sería de 3.1 millones, lo que representa 7 puntos porcentuales. De esta manera, para el 2010 tendríamos 19.5 millones de pobres extremos y 23.8 millones situados en pobreza no extrema; en la siguiente década serían 12.8 millones pobres extremos y 17.4 no extremos; finalmente para el 2030, los pobres extremos llegarían al nivel de 4.6 millones y los no extremos se ubicarían en 9.5 millones.

Pobreza

Como se puede observar, la pobreza permanecería entre nosotros excepto en el escenario dos (para el 2030). Ello implica que la economía mexicana creciera a niveles más altos para aspirar a reducir sustancialmente la pobreza extrema y no extrema.

En el escenario optimista, con un crecimiento económico de 4.3% anual entre 1997 y el año 2010, y un aumento real (anual) de los salarios de 3%; la pobreza sólo se reduciría en 10 puntos porcentuales, y al menos una tercera parte de la población estaría bajo algún grado de pobreza en el 2010.

Superar la pobreza, de acuerdo con los datos anteriores, implica tiempos extremadamente largos. Si bien el crecimiento económico es una condición básica, y en tanto no haya cambios económicos sustantivos las prácticas redistributivas deben seguir ocupando un lugar preponderante de las políticas públicas, es claro que la magnitud y complejidad del fenómeno de la pobreza implica abordarlo como un asunto histórico central, que trascienda los intereses inmediatos y coyunturales. Desplegar esfuerzos contra la pobreza y la desigualdad es una tarea que se justifica no sólo por razones económicas y políticas. Asumir, como sociedad, sacrificios y hacer compromisos explícitos, son la única vía posible pa11ra superar ideas chatas que ven en la pobreza un mal necesario que acompaña al quehacer humano. La lucha contra la pobreza exige, por tanto, un despliegue de imaginación política que deje voluntarismos y retóricas y busque fórmulas basadas en propuestas plurales; en este sentido, poner en el centro de la agenda nacional a la equidad social, debería ser una de las tareas de nuestra política que se quiere democrática.

1 Se tomó como base a la pobreza estimada por Hernández Laos en 1992 (llevada a precios de 1996) donde la pobreza extrema es de 24.5% y la no-extrema de 28.3% de la población total de ese año.

ALIMENTACIÓN Y NUTRICION

Alimentarse es una acción fisiológica que implica efectos y consecuencias que crean el marco de desarrollo de los individuos. Hablando seres humanos, la acción fisiológica de nutrirnos por medio de los alimentos está íntimamente ligada con las condiciones socio-económicas y culturales de los individuos.

De una buena o mala nutrición, situación que en todo momento será reflejo de la calidad de nuestra alimentación, van a depender una serie de situaciones que afectan no sólo al organismo como ente biológico, lo que ya de por sí es fundamental, sino que interfieren de manera definitiva en las posibilidades de integración social, de capacidad intelectual. Una mala nutrición por carencias, la desnutrición, es así un dique, un obstáculo en las oportunidades de desarrollo de quien la padece.

La desnutrición social es una enfermedad que interfiere, que obstaculiza la vida y las oportunidades de quienes se subalimentan y ocasiona un circulo vicioso de desnutrición-pobreza-desnutrición difícil de romper. Las personas desnutridas se enfrentan a las situaciones particulares con menos instrumentos, con menos capacidades. Disminuye el aprendizaje, la asimilación de conocimientos, y también se dificultan las relaciones sociales.

Lo más grave es que los efectos nocivos de una nutrición insuficiente no son del todo reversibles. Tal vez un niño afectado por desnutrición en un momento dado pueda recuperar peso y talla, pero la maduración del sistema nervioso, y por tanto del cerebro, ya no se recupera por lo que los daños son permanentes.

La deficiencia de hierro en la infancia, por ejemplo, afecta la capacidad de los niños para obtener la información más relevante de lo que escuchan o leen; la suplementación del mineral y la corrección de la deficiencia no llevan a la superación del problema. Los niños aun cuando ya no padezcan anemia les cuesta más trabajo obtener información relevante en comparación con infantes que no hayan presentado la deficiencia.

La severidad de los daños va mucho más allá, incluso ocasiona la muerte de miles de niños en nuestro país. La desnutrición es la principal causa de las infecciones respiratorias y gastrointestinales, la principal causa de muerte en los menores de cinco años.

El problema, sin embargo, no es consecuencia natural, ni nada parecido. Es la injusticia social, la insolidaridad, el punto central. La pobreza y la miseria extrema son producto de una sociedad que privilegia lo material, de una sociedad individualista hasta el extremo del egoísmo que cierra los ojos frente las condiciones del prójimo. Es también consecuencia de la carencia de políticas adecuadas de nutrición, de la carencia de programas de alimentación que lleguen a los lugares donde son más necesarios.

La desnutrición, desbalance entre los nutrimentos requeridos y los ingeridos, es una enfermedad que si bien es de origen multifactorial podemos diferenciar en dos grandes ramas: la secundaria, que es la resultante de otro proceso patológico previo, y la primaria o social que es la que resulta de la pobreza, de la falta de acceso de amplios sectores de la población a los alimentos necesarios. La desnutrición social es la expresión más obscena del egoísmo y de la insolidaridad social.

Si bien el combate a la desnutrición es una necesidad ética, una razón moral no es suficiente: se necesitan programas eficientes y eficaces que dejen de lado la burocracia, el paternalismo y la autocomplacencia, condiciones de las que hacen gala los programas actualmente existentes en nuestro país. Es un imperativo ético no solo el hacer lo correcto, es decir combatir la desnutrición, sino también hacerlo correctamente.

Acabar con la desnutrición en un país con los recursos de México no es, como pudiera pensarse, una labor que requiera de grandes presupuestos o de la creación de nueva infraestructura. Bastaría únicamente conque los recursos actualmente destinados a ese fin se emplearan correctamente y que la enorme infraestructura existente se utilizara racionalmente. A pesar de ello, de que mejorar el estado de nutrición de los mexicanos, y en especial de la población más vulnerable, los niños menores de cinco años, la prevalencia de desnutrición en nuestro país aun es muy grave. Según cifras de UNICEF reportadas en el "Estado Mundial de la Infancia, 1996", en México el 12% de los niños nacen con 13bajo peso, el 14% de los niños menores de 5 años presenta desnutrición 13aguda de tipo moderado a severo, y el 22% desnutrición crónica.

En la Encuesta Urbana de Alimentación y Nutrición en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (1995) elaborada por la división de Nutrición de Comunidad del Instituto Nacional de la Nutrición "Salvador Zubirán" (INNSZ) se encontró que si bien la desnutrición en la ciudad capital estaba muy lejos de ser tan grave como en las zonas rurales marginadas, aun existían setenta mil niños desnutridos (uno de cada veinte), cifra que representa la mayor concentración de desnutridos por entidad federativa.

La desnutrición condiciona el posterior desarrollo del niño, lo pone en desventaja con los niños bien nutridos. El desarrollo neurológico de los niños desnutridos es deficiente. La desnutrición se convierte en la más injusta de las discriminaciones.

Los adultos que de niños fueron desnutridos presentan dificultades para desempeñar eficientemente sus labores, para establecer relaciones sociales. Les falta madurez intelectual. La crisis económica por la que actualmente atraviesa México es un riesgo mayor para que se incrementen los niveles de desnutrición infantil. Es urgente que se adopten medidas para garantizar el acceso a los alimentos a todos los niños y buscar estrategias efectivas que no pierdan el objetivo principal: prevenir y proteger a los infantes de zonas marginadas con riesgo a la desnutrición.

La desnutrición primaria, la ocasionada por la carencia de alimentos, es una enfermedad social. En la historia de la humanidad millones de gentes han fallecido por hambre, por desnutrición, y por lo general el alimento ha existido pero no para todos.

La desnutrición es una enfermedad que afecta no sólo a la que la padece sino que sus consecuencias son evidentes en la sociedad, en el medio en el que se desarrolla.

Las consecuencias sociales de la desnutrición son graves y muy preocupantes: los niños desnutridos son apáticos, con dificultades para concentrarse en una actividad, con deficiencias en su maduración intelectual.

A la larga el resultado es obvio: un menor desempeño escolar, menor aprovechamiento y luego entonces pocas herramientas para salir del circulo vicioso desnutrición-pobreza-desnutrición.

Pobreza, porque la desnutrición es una enfermedad de la pobreza, porque el sistema social provoca la pobreza que ocasiona la desnutrición que perpetua la pobreza...La desnutrición no es una enfermedad lejana, ni de otro tiempo. La desnutrición no sólo se presenta en África, donde es un problema mayúsculo y mata a la población porque África es el continente más pobre del planeta porque es el más rico en recursos y por eso fue y es el más saqueado por los colonizadores.14

Y tampoco se pre14senta únicamente en las comunidades rurales, en las regiones más marginadas e incomunicadas de naciones que intentan desarrollarse, como por ejemplo México.

La desnutrición es un grave problema en todas las comunidades indígenas y en todas las regiones con pobreza extrema, pero también es un problema en donde ya es un exceso, de la sociedad, que exista.

Datos de la Encuesta Urbana de Alimentación y Nutrición en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México: 70 mil niños desnutridos en la capital, en el centro de un país centralista donde se supone que al centro se le destinan los mayores recursos, donde los presupuestos para subsidios son más grandes.

Resulta que según la misma encuesta, los programas de apoyos directos no llegan a los que los necesitan.

En el sector denominado en la encuesta como urbano marginal solamente el 5.5% recibe subsidio para tortillas y el 3.7% para despensa. El subsidio a la leche por medio de Liconsa es el de mayor cobertura con un 38.5% Pero no hay que olvidar que estamos hablando de los marginados que se supone son la población objetivo de los subsidios por lo que la cobertura debería ser cercana al 100 por ciento.

La desnutrición social es la máxima perversión del ser humano: existen alimentos, existen subsidios, existen instituciones e infraestructura; pero también existen la injusticia y la corrupción.

POBREZA Y ALIMENTACION

¿La pobreza produce el hambre, o es al revés?

El hambre es a la vez causa y efecto de la pobreza. Porque las personas con hambre tienen menos condiciones para mejorar su vida, sufrir hambre los mantiene en la pobreza. Eliminar el hambre es la clave del desarrollo.

"No se puede mejorar la vida de las personas si pasan hambre -prosigue-. No se puede mejorar la educación si los niños están demasiado mal nutridos para estudiar. No se puede conservar el medio ambiente si las personas se ven obligadas a arrancarle al suelo agotado hasta el mínimo nutriente. Y no se puede convencer a los agricultores de introducir innovaciones si apenas logran sobrevivir".

15Todo empieza en el vientre materno. La nutrición durante la gestación, el peso a la hora del nacimiento y la nutrición durante los primeros tres años de vida repercuten enormemente en la capacidad para aprender. Los programas de alimentación para niños mayores también son útiles, porque nadie puede estudiar con el estómago vacío. La relación entre la nutrición de los niños y el desempeño escolar es muy difícil de cuantificar, pero las repercusiones de la nutrición son indudables.

El hambre es la manifestación mas critica de la pobreza, de modo que eliminarla es el primer paso para reducir la pobreza en México.

La lucha contra la pobreza, no puede ganarse sin eliminar el hambre, porque es ella la que impide una vida sana y productiva. En muchos casos la desnutrición y la pobreza se transfieren de una generación a otra

Las personas que pasan hambre están atrapadas en una pobreza interminable y en la impotencia. Los daños cerebrales producidos por la desnutrición crónica comienzan en la infancia y pueden permanecer el resto de la vida. El cuerpo humano al carecer de calorías y nutrientes suficientes, reduce su actividad física.

ALGUNOS POGRAMAS DE AYUDA PARA LA ALIMETACION PARA LA AYUDA A LA POBREZA

Existe un gran sistema de educación pública que llega a casi todas las regiones del país. Existen escuelas en muchos lugares, incluso en poblados muy pequeños de distintos municipios de la región, pero la escuela no la pueden aprovechar bien las niñas y los niños que no reciben una buena alimentación, niñas y niños que están desnutridos. Y cuando la pobreza es mucha, con frecuencia los niños y las niñas deben trabajar para ayudar a sus padres, y entonces no pueden asistir todo el año a la escuela y así van perdiendo la oportunidad de prepararse mejor para la vida.

Existe también un gran sistema de tiendas populares para el abasto de productos básicos, pero la verdad es que hay muchas familias que no tienen para comprar los alimentos que necesitan sus hijos, aunque esos alimentos estén disponibles en esas tiendas a precios subsidiados.

En todo el país también existen, clínicas y centros de salud, pero todavía son muchos los mexicanos que no tienen estos servicios o que no pueden llegar a ellos.

Hoy sabemos con mucha claridad que la pobreza no es sólo la falta de uno de esos servicios, la pobreza se mantiene cuando se juntan la desnutrición, la insalubridad, la enfermedad y la falta de educación.

En lo16s recorridos realizados por el país se han mirado los rostros de la desnutrición. Los rostros del hambre. No puede haber desarrollo social si no existe un trabajo que atienda la dimensión personal, porque se esta hablando fundamentalmente del desarrollo humano. Por esta razón es que la Sedesol instrumenta planes que contrarrestan directamente los efectos de la pobreza.

El diagnostico y la evaluación de los programas han proporcionado herramientas de gran utilidad para alcanzar objetivos como la promoción del desarrollo de las regiones más pobres del país y avanzar en la asignación de recursos con mayor transparencia.

Para ello es necesario que todos los involucrados en la atención a la población en situación de pobreza utilicen la información mas reciente para que la nueva política social sea más eficiente y eficaz

Un esfuerzo por enfrentar los niveles de desnutrición de las personas mas pobres es el programa de Abasto Social de Leche que tiene como misión elaborar y abastecer leche de alta calidad con precios subsidiados a los niños menores de 12 años de familias en condiciones de pobreza extrema en las zonas urbanas y rurales del país. Este programa cuenta con mas de 4.2 millones de beneficiarios, el equivalente a mas de 2.5 millones de familias, atendidas en 6850 lecherías. Esta es leche de alta calidad ya que se le realizan alrededor de 220000 análisis mensuales antes de ser entregada.

El Programa de Abasto Social de Tortilla tiene como misión otorgar un subsidio al precio de un kilogramo diario de tortilla a familias en condiciones de pobreza extrema de las zonas urbano-marginadas. El apoyo alimentario llega a 5.a millones de mexicanos. Distribuidos en las 32 entidades del país, en 392 municipios y 852 localidades urbanas.

Progresa es un programa dirigido a las familias en pobreza extrema del medio rural. Su objetivo es generar acciones que propicien el mejoramiento de sus condiciones de vida, brindarles acceso a mejores oportunidades de educación, salud y alimentación

El propósito primordial del progresa es la superación de la pobreza extrema. El progresa reconoce que la familia es el espacio privilegiado para hacer frente a las adversidades económicas y sociales, y en ocasiones donde residen los factores que tienden a perpetuar la pobreza extrema.

El progresa alienta y apoya, cuidando no sustituir ni aminorar los esfuerzos de los padres de familia para lograr la superación de sus hijos.

En cuanto a la alimentación, el Progresa otorga un apoyo monetario mensual que se entrega a las familias (a la madre o a la persona responsable de preparar la comida o de cuidar a los menores) a fin de ayudar a mejorar el consumo de alimentos.

El progresa ha tenido un efecto importante en el aumento de crecimiento de niños y en abatir la probabilidad de la desnutrición infantil en las edades cruciales de los 12 a los 36 meses.

El Programa de Abasto Rural operado por Diconsa, tiene como objetivo garantizar el abasto de productos básicos y complementarios no perecederos con oportunidad, suficiencia, calidad y a precios competitivos, para satisfacer la demanda de la población rural en situación de pobreza. En muchas localidades marginadas del país. Diconsa representa la única opción e abasto, actualmente operan 22895 tiendas rurales.

Diconsa brinda el servicio por medio de tiendas de mostrador o autoservicio que comercializan productos básicos y complementarios no perecederos. El catalogo de productos depende de la demanda social, por lo que se consulta a las comunidades atendidas y se realiza un estudio de mercado.

Las tiendas Diconsa se están transformando de manera gradual, en unidades de servicios complementarios a la comunidad, en las que se provee telefonía rural, correo, telégrafo, paquete básico de medicamentos, tortillería, molino y apoyos del progresa.

AVANZAR

Se logra la seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen, en todo momento, acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para llevar una vida activa y sana. Esto supone que se cumplan cuatro condiciones:

  • que el suministro o la disponibilidad de alimentos sean suficientes:

  • que sean estables y no registren fluctuaciones ni escaseces de una temporada a otra, o de un año a otro:

  • que los alimentos sean accesibles o asequibles

  • Que se aseguren la calidad e inocuidad adecuadas.

El mundo ya produce alimentos suficientes para todas las personas, el problema reside en garantizar su disponibilidad de manera continua. Esto no significa que para suprimir el hambre sea suficiente una mejor distribución. No todas las personas disponen de acceso equitativo a los alimentos, una causa importante de la seguridad alimentaria es que no se desarrolla ni incrementa la producción local de alimentos. Las comunidades pobres necesitan recursos apropiados para poder producir alimentos o poder ganar lo suficiente para comprarlos.

18

CONCLUSIONES

Las personas que viven con pobreza generalmente tienen hambre y por consiguiente una muy mala alimentación y desnutrición, sobre todo en las personas de pobreza extrema.

Esta es una situación seria porque creo que la alimentación de cada persona es indispensable y para estar bien es necesario una buena alimentación.

Es lamentable que la mayoría de las estrategias encaminadas a reducir la pobreza en México no combate directamente el problema del hambre y de alimentación adecuada.

Creo que para avanzar en la lucha contra el hambre y contra la mala alimentación, los gobiernos, el sector privado y las altas autoridades del país van a tener que concentrarse en las zonas donde existe la pobreza, en las zonas rurales, donde vive la mayoría de la población pobre con hambre y mal alimentada.

Pienso que el hambre es un síntoma de pobreza y que a esta la aleja el desarrollo, porque si existe hambre existe una mala alimentación, una mala alimentación en las personas pobres que tienen hambre debido a que no comen lo que deberán de comer y eso provoca una alimentación inadecuada y cuando la fuerza del trabajo tiene hambre, el propio desarrollo es muy difícil. Porque una persona con hambre, mal alimentada no puede tener mucho rendimiento en el desarrollo de su trabajo.

Es por eso que creo que la necesidad de atacar primero el hambre en los pobres es tan claro y tan obvio que debería ser lo primero de la lista y también la agricultura y el desarrollo rural deben promoverse activamente para lograr un crecimiento sustancial y sostenible y reducir la pobreza.

La solución o el principio de la solución es sencilla pero muy difícil a la ves. Si nosotros como sociedad y nuestros gobernantes nos damos cuenta de que el problema de la pobreza y específicamente la mala alimentación que lleva este tipo de gente existe y aceptamos esto no como una realidad que vive con nosotros y que estamos acostumbrados a verla de lado sino como algo que esta en nosotros solucionar. Apartir de ahí será as sencillo porque c19on el esfuerzo de todos desde sus distintas posiciones se pueden llevar acabo programas que no se politicen por nadie, en los que todos nos comprometamos y veamos como nuestros.

Debemos tomar en cuenta que la pobreza tiene varios factores, pero la alimentación en esta etapa es sumamente importante para que la persona no se estanque en una debilidad física y sin desarrollo.

Creo también que la pobreza es una conformidad para muchos, gente que podría trabajar no lo hace, la pobreza ligada con la mala alimentación es también un problema de culturas.

Son muchos factores los que rodean estos temas pero depende de nosotros, nada se podrá hacer si no empezamos a actuar respecto a estos temas, solamente de esta forma se podrá observar algún cambio.

20

21BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES DE CONSULTA

http://pp.terra.com.mx/~jfranco/pobreza/apol.htm#1

http://www.fespinal.com/espinal/castellano/visua/es20.htm#1

http://www.cccbxaman.org/pobreza/concepto/main.htm

http://www.worldbank.org/poverty/sitemap.htm

Los rostros de la pobreza

Tomo 1

Autor: Rigoberto Gallardo, Joaquín Osorio (coords.)

Editorial: ITESO, Universidad Iberoamericana

Los rostros de la pobreza

Tomo 2

Autor: Rigoberto Gallardo, Joaquín Osorio (coords.)

Editorial: ITESO, Universidad Iberoamericana

Revista: Comercio Exterior

Vol. 51, núm. 10. Octubre del 2001

Retos para la medición de Pobreza en México

Autor: Enrique Hernández Laos

La alimentación y nutrición en México

Autor: Héctor Bourgues Rodríguez

Hambre, desnutrición y pobreza

Autor: Josefina Vázquez Mota

Calculo de la pobreza en México apartir de ingresos y egresos.Autor: Fernando Cortés.

JUSTIFICACIÓN

La distribución del ingreso en nuestro país ha sido siempre muy desigual lo que implica que exista pobreza y riqueza de una manera desproporcionada. México ha sufrido crisis muy fuertes que han acentuado aun más la desigualdad y el numero de personas que viven en condiciones de pobreza extrema y por consiguiente mala alimentación, según cifras oficiales para este año habría en el país cerca de 24 millones de pobres extremos es decir aquellos que ni siquiera alcanzan para alimentarse adecuadamente (2,300 calorías). Esta cifra significaría un aumento de siete millones de pobres extremos con respecto a 1987.

La justificación por la cual realice este trabajo fue primeramente porque durante la clase de análisis de la realidad nacional, este tema para mí fue uno de los más sencillos de comprender y de los que más me interesaron.

El tema de la pobreza es algo que nunca va a dejar de tener importancia en la vida, es un tema muy preocupante para la sociedad, para nuestro país. Una de las preocupaciones dentro de la pobreza es la alimentación y es también una causa muy importante. Realice este trabajo también porque creo que actualmente este tema como la pobreza y la alimentación, como no nos afecta directamente preferimos acostumbrarnos y dejarlo para de largo y por medio de este trabajo se puede implementar conciencia sobre este tema tan serio y desagradable.

Y apartir de esto también tomar decisiones para ayudar a combatir este problema como seres humanos dentro de nuestros alcances y no quejarnos únicamente del gobierno y de las autoridades respecto a este tema.

La pobreza y su alimentación son factores importantes que debemos analizar ya que van muy ligados debido a que sin una buena alimentación el combate a la pobreza no puede avanzar, como ya 3se mostrara a lo largo de este trabajo.

INTRODUCCIÓN

En todo México los desposeídos aumentan cada dìa en numero y en condición de pobreza y la alimentación de esta, por ello aunque, durante muchos años y desde el poder se ha se ha pretendido posponer el tema, este irremediablemente ocupa uno de los primeros lugares en la agenda del país.

En todas partes existe el temor de que los niveles de pobreza y su mala alimentación en que viven millones de personas puedan derivar en inestabilidad social generalizada.

Resulta imperativo construir una propuesta económica, política y social que acierte a resolver los problemas de pobreza y la alimentación que existe en este aspecto, que ponen en juego las posibilidades mismas de vida de grandes segmentos del país.

Hablar de pobreza es entrar en un bosque de conceptos y nociones, pues no existe un manejo unívoco del concepto de pobreza como tampoco lo hay de otros vínculos al campo problemático de los estudios de la pobreza como por ejemplo su alimentación.

En los textos que contiene este trabajo se aborda de diversas maneras el concepto de pobreza y la alimentación como una noción muy relacionada a ella.

El lector puede a los conceptos desde la orientación teórico-metodologica y muestra lo difícil de lograr una comprensión clara y univoca de las ideas vinculadas a las problemáticas de la pobreza, principalmente la alimentación, hambre y nutrición en nuestro país.

Este trabajo abarca primeramente las problemáticas de la pobreza, explicando lo que es la pobreza, las problemáticas de la pobreza, los tipos de pobreza que existen con la finalidad de entender primeramente lo que es la pobreza para facilitar enseguida la explicación y comprensión de una de sus problemáticas muy fuertes que es la alimentación en nuestro país por causas de la pobreza, para que el lector pueda obtener una conclusión propia sobre si el hambre y la mala alimentación causan la pobreza, o la pobreza es quien causa una mala alimentación y por medio de esto, cual es la que se puede combatir primero.

En la actualidad n2o existe un estado del arte sobre la pobreza y alimentación pues los temas son amolios y complejos. Y porque son así igual se les puede abordar desde una disciplina que es de otra o bien, de manera interdisciplinaria .

Si para establecer el estado del arte de un tema se entiende que el investigador debe atender e integrar la teoría, la mejor información, y los mas recientes aportes que existan. Lo que se ofrece en este trabajo constituye a una aproximación al estado sobre la pobreza y la alimentación en México, otorgando información detallada para entender la pobreza y entender la alimentación primeramente por separado para después poder relacionarlos.

El objetivo de este trabajo es mostrar en forma resumida lo que es la pobreza desde distintos puntos, al igual mostrar un tema muy ligado a esta que es la alimentación por causas de la pobreza y pobreza por causas de la mala alimentación, hablar de los temas por separado y hablar de ellos en un contexto ligado con relación en nuestro país.

No se trata de un trabajo que discuta metodologías de medición de la pobreza ni la mala alimentación, ni su cuantificación en diversas etapas de la historia.

Es u trabajo sencillo mas que nada para que el propio lector logre sacar sus conclusiones y tome conciencia sobre esta problemática que es la pobreza y la alimentación.

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

13

14

15

16

17

18

19

20

21

3

2