Piotr Kropotkin

Lo que la Geografía debe ser. Concepto. Alcance. Desarrollo de una nación

  • Enviado por: Beatriz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

Piotr Kropotkin (1842-1921) ; [1885],” Lo que la Geografía debe ser”

Kropotkin, P. :”What Geography Ought to Be” [1885], en Agnew, J., Livingstone, D.N. y Rogers, A.: Human Geography. An Essential Anthology, Oxford, Blackwell, 1996, págs. 139-154.

(Kropotkin, P. :”Lo que la Geografía debe ser” [1885], en Gómez Mendoza, J., Muñoz Jiménez, J., y Ortega Cantero, N. : El pensamiento geográfico, Alianza Universidad Textos, Madrid, 1982, págs.227-240.)

Kropotkin comienza su artículo advirtiendo el despertar de un interés por la Geografía en el momento de su publicación. Esta ciencia no podía permanecer al margen de un movimiento científico general, de los repentinos progresos experimentados por la Biología, Climatología, Antropología y la Etnología Comparada, ni de la reaparición en la literatura geográfica del mismo nivel de razonamiento científico y de generalizaciones “al que Humboldt y Ritter nos tenían acostumbrados”, Para Kropotkin, la Geografía es lo más divertido del mundo, “la ciencia más atractiva y sugestiva para la gente de todas las edades”, y, sin embargo, resulta en las escuelas un tema árido y aburrido, los profesores no se esfuerzan en evitar esto. Así, señala la necesidad de un cambio en el movimiento científico en general y en la Geografía en particular “Una reforma en profundidad de la enseñanza de todas las ciencias es tan necesaria como una reforma de la educación geográfica”.

No puede haber una ciencia mejor que ésta, más atractiva para los niños y que sea un instrumento para el desarrollo general del pensamiento, y para familiarizar al estudiante “con el verdadero método del razonamiento científico y para despertar su afición por la ciencia natural”. Pero la Geografía sin el hombre no es una ciencia, deja de ser atractiva. El niño busca al hombre por su actividad : un bosque son sólo plantas hasta que no llega un hombre y lo cruza. Una ciencia no puede excluir al hombre “Los niños no son verdaderos admiradores de la Naturaleza mientras no tiene que ver con el Hombre”, ni a la imaginación, ya que sin la imaginación no se puede tener conocimiento científico “Algunos “pedagogos” modernos han tratado de matar la imaginación en los niños. Los que son mejores serían conscientes de hasta qué punto la imaginación constituye una ayuda excelente para el razonamiento científico”.

Así, Kropotkin nos habla de las tareas que debe cumplir la Geografía. En la primera infancia, debe, “tomando como intermediario al hombre, interesar a los niños en los grandes fenómenos de la Naturaleza, despertar su deseo de conocerlos y explicarlos.”

Como segunda tarea, “La Geografía debe cumplir un servicio mucho más importante. Debe enseñarnos, desde nuestra más tierna infancia, que todos somos hermanos, cualquiera que sea nuestra nacionalidad. En estos tiempos de guerras, vanaglorias nacionales, odios y rivalidades entre naciones (...), la Geografía debe ser un medio para disipar los prejuicios y crear otros sentimientos más dignos y humanos. (...) Debe reconocerse que, aparte de otras causas que nutren las rivalidades nacionales, las diferentes naciones no se conocen suficientemente bien entre sí, (... ) incluso entre los que se suele llamar gente culta, la Geografía es conocida sólo por el hombre”. Debe reforzar en los niños que todas las naciones son valiosas unas para otras. La Geografía debe poner de manifiesto que el desarrollo de cada nación ha sido consecuencia de varias importantes leyes naturales, impuestas por los caracteres físicos y étnicos de la región que habita, que las fronteras políticas son reliquias de un pasado bárbaro, y que el intercambio entre los diferentes países, sus relaciones y su mutua influencia, están sometidos a leyes, que dependen tan poco de la voluntad individual como las leyes que regulan el movimiento de los planetas.

La tercera tarea que debe cumplir la Geografía sería “la de disipar los prejuicios en los que somos educados respecto de las llamadas «razas inferiores» (s.a.)”. Estas “razas inferiores” son, para Kropotkin, dignas de ser defendidas ya que “las «bárbaras costumbres» (s.a.) responden sea a una brutal necesidad, sea a unas formas de vida. Hasta ahora los europeos han «civilizado a los salvajes» (s.a.) con whisky, tabaco y secuestros.”. Ahora es el momento de aportarles algo mejor, el conocimiento de las fuerzas de la Naturaleza, la forma de utilizarlas, y formas superiores de vida social. “Todo esto, y muchas otras cosas, debe ser enseñado por la Geografía si realmente trata de convertirse en un medio de educación.”

Así, llegamos a la clave en este artículo : la enseñanza de la Geografía debe perseguir un triple objetivo : despertar en los niños la afición por la ciencia natural en su conjunto ; debe enseñarles que todos los hombres son hermanos cualquiera que sea su nacionalidad ; y debe enseñarles a respetar a las “razas inferiores”. Si esto se admite, la reforma de la educación geográfica es inmensa; consiste nada menos que en la completa renovación de la totalidad del sistema de enseñanza de las escuelas. Y esto implicaría una completa reforma de la enseñanza de todas las ciencias exactas, que deberían convertirse en la base de la educación en las escuelas. Pero reducir el tiempo de estudio del Latín y Griego para ampliar el estudio de las Ciencias Naturales sería un fracaso. Además, los naturalistas se mostrarían a favor de conceder más importancia al estudio de la Historia y Literatura de todas las naciones, y pediría que la ciencia natural se extendiera al hombre y a las sociedades humanas. Y la Geografía, en este contexto, debería ocupar su carácter de ciencia natural y debería asumir, junto con la historia, la labor de cubrir la faceta humanística de la educación. “No puede haber una enseñanza sólida en geografía mientras siga como está en la mayoría de nuestras escuelas la enseñanza de las ciencias matemáticas y físicas. (...) La enseñanza que se da en ciencias exactas debe ser mucho más amplia y profunda de lo que es actualmente. Y también debe volverse más concreta.”.

Dándole este significado a la Geografía, cubriría, tanto en la enseñanza superior como inferior, cuatro ramas de conocimiento : Orogenia, Climatología, y Zoogeografía y Fitogeografía -corresponden a la Geografía Física en sí misma- , y una cuarta rama, de Geografía Humana al incorporar la Etnografía, que se correspondería con la Geografía política de la época. La Orogenia se correspondería con el estudio de las leyes a las que están sometidas las modificaciones de la superficie de la Tierra, leyes que aún no han sido descubiertas, ya que la geología no ha tenido una muy buena relación con la geografía. La Meteorología descubre las leyes de las corrientes oceánicas y aéreas, mientras la Climatología tiene que determinar la influencia de la topografía local sobre el clima. La Zoogeografía y Fitogeografía eran consideradas como meras ciencias descriptivas.

“La Geografía persigue un objetivo definido : el de descubrir las leyes que rigen el desarrollo de la Tierra. Y no es sólo una grafía, una ciencia descriptiva, sino también una logía, porque descubre las leyes de cierto tipo de fenómenos después de haberlos descrito y sistematizado”. Así, en primer lugar, la Geografía debe ser un estudio de las leyes a las que están sometidas las modificaciones de la superficie de la Tierra, que aún no habían sido descubiertas. En segundo lugar, la Geografía debe estudiar las consecuencias de la distribución de los mares y continentes, la climatología y la meteorología. En tercer lugar, debe estudiar la zoogeografía y la fitogeografía. Y en cuarto lugar la Geografía debe estudiar a los grupos humanos. La Etnología adquiere, así, también, carácter de logía y no sólo grafía, “también en este caso existe un amplio campo para una ciencia específica, y muy importante, una verdadera logía y no sólo grafía“. El estudio de los grupos humanos sobre la superficie de la tierra conlleva estudiar su distribución, sus rasgos distintivos y las modificaciones de estos caracteres y su clara dependencia respecto de las condiciones geográficas.

Las relaciones humanas están influidas por los conceptos de adaptación y selección natural. Para Kropotkin la capacidad de adaptación de las sociedades depende del grado de solidaridad que manifiesten estas sociedades, donde las mejor adaptadas son las más solidarias. Hay que tener en cuenta que la Geografía y el anarquismo los encontramos ciertamente ligados, y uno de sus puntos fijos es el considerar un orden natural.