Órganos linfoides y hematopoyéticos

Gánglios linfáticos. Linfa. Bazo. Timo

  • Enviado por: Julio Bonet
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica es el curso donde resolverás preguntas como...
Ver más información

Cálculo - Series Numéricas
Cálculo - Series Numéricas
¿Ya estas en la Universidad? ¿Cómo te va con Cálculo? Si ya habéis llegado al tema de series numéricas y os...
Ver más información

publicidad

GANGLIOS LINFÁTICOS

La médula está formada por cordones de tejido linfoide anastomosados entre sí que se organizan alrededor de vasos sanguíneos

Senos linfáticos:

La linfa, al entrar al ganglio, llega a un espacio en forma de cuenco que se encuentra entre la cápsula de tejido conjuntivo y el parénquima. Este espacio recibe el nombre de seno marginal o seno subcapsular.

Del seno marginal parten otros vasos linfáticos que atraviesan perpendicularmente la corteza y que se llaman senos corticales o intermedios. Estos senos corticales son pocos y su luz es bastante estrecha.

Cuando los senos corticales llegan a la médula desembocan en otros senos que presentan una luz muy amplia y que se encuentran anastomosados entre sí. Son los senos medulares. Entre los senos medulares se disponen los cordones de parénquima medular.

Los senos medulares terminan uniéndose entre sí y desembocando en los vasos linfáticos eferentes.

La pared de los senos linfáticos es especial. Está constituida por un endotelio formado por células planas y macrófagos. Esta pared está apoyada en una red de fibras reticulares sin que exista una lámina basal.

La luz de os senos linfáticos está ocupada por una red de fibras elásticas y reticulares, en la cual vamos a encontrar numerosos macrófagos.

GANGLIOS LINFÁTICOS ESPECIALES

· Páncreas de Asselli.

Es una masa de ganglios linfáticos que se encuentra en el mesenterio abdominal.

· Ganglios hemales

Los encontramos en rumiantes, cerdos y jabalís. No se conoce su función. Son similares a los ganglios linfáticos, pero sin apenas circulación linfática. Su color es marrón rojizo. Cuando a un animal se le extirpa el bazo, estos ganglios se hipertrofian. Se encuentran situados junto a los grandes vasos sanguíneos que se sitúan al lado de la columna vertebral, a nivel torácico y lumbar.

BAZO

Es un órgano linfoide interpuesto en la circulación sanguínea, encargado de limpiar la sangre a nivel celular. (los riñones la limpian a nivel molecular)

Es un órgano abdominal, de color rojizo. Está rodeado por una cápsula de tejido conjuntivo. De esta cápsula penetran hacia el interior travéculas de tejido conjuntivo.

La cápsula está formada por:

· Tejido conjuntivo denso

· Fibras musculares lisas

· Miofibroblastos

· Fibras elásticas.

La cápsula está cubierta por un mesotelio.

La presencia de células contráctiles en esta cápsula del bazo permite que éste se contraiga ante circunstancias especiales y pueda devolver a la circulación sanguínea su contenido. Es un almacén de sangre que se libera en hemorragias, por ejemplo.

Las fibras musculares lisas son muy abundantes en carnívoros y rumiantes y escasas en humanos.

El estroma está formado por una red de fibras reticulares y reticulocitos.

El parénquima está formado por 2 estructuras que reciben el nombre de pulpa roja y pulpa blanca.

Los antiguos anatomistas observaban, al cortar el bazo, una masa rojiza salpicada por zonas más claras (grises. Al conjunto de las zonas claras le llamaron pulpa blanca, y al resto, pulpa roja.

PULPA BLANCA

Está íntimamente relacionada con la vascularización sanguínea del bazo. La arteria esplénica penetra por el ílio, se ramifica a nivel de la cápsula y, las ramificaciones penetran a través de las travéculas de tejido conjuntivo.

En el momento en que los vasos salen de las travéculas, se ven envueltos por una vaina de tejido linfoide que recibe el nombre de vaina linfoide periarterial. A la arteria envuelta se le denomina arteria central.

El conjunto de todas las vainas linfoides forman la pulpa blanca. En esa vaina linfoide periarterial van a aparecer nódulos linfáticos que van a desplazar del centro a la arteria central.

Estas vainas linfoides tienen fibras reticulares y linfocitos pequeños y medianos.

PULPA ROJA

Está formada por dos elementos: Sinusoides llamados senos venosos o senos esplénicos y cordones de Billroth.

Los senos esplénicos forman una red tridimensional. Entre ellos encontramos los cordones de Billroth.

Los cordones de Billroth están formados por una red de fibras reticulares sobre la cual encontramos una gran cantidad de macrófagos y una enorme cantidad de elementos formes de la sangre.

El límite entre la pulpa roja y la blanca recibe el nombre de zona marginal. En la zona marginal, los senos esplénicos son más pequeños y se disponen circularmente alrededor de la pulpa blanca y, esos senos venosos son el lugar de paso de los linfocitos desde la sangre al parénquima de la pulpa blanca.

En vertebrados inferiores (peces anfibios y reptiles) en el parénquima del bazo existe tejido hematopoyético, al igual que en los embriones de aves y mamíferos.

VASCULARIZACIÓN SANGUÍNEA EN EL BAZO

La arteria esplénica entra por el ílio. La sangre pasa por las travéculas, de las que surgen ramificaciones que se rodean de la vaina linfoide periarterial que forma la pulpa blanca.

La arteria central, cuando sale de la pulpa blanca (desaparece la vaina linfoide) se divide en 4, 5 o 6 ramas que reciben el nombre de arterias peniciliares o arterias de la pulpa (peniciliar = forma de pincel).

Cada arteria de la pulpa roja se divide en 2 ó 3 capilares, algunos de los cuales pueden presentar un engrosamiento en su pared que recibe el nombre de Vaina de Schweigger-Seidel. Estos capilares reciben el nombre de capilares envainados (sólo los que tienen vaina).

Sus características son las siguientes:

· Los capilares envainados tienen, entre las células endoteliales, auténticas fisuras a través de las cuales pasan los elementos formes de la sangre al parénquima del bazo.

· La lámina basal es discontinua, para facilitar el paso de elementos formes de la sangre.

· La vaina es una red de fibras reticulares con numerosos macrófagos.

La función de la vaina es filtrar los elementos extraños que puedan pasar a los capilares a través de las fisuras y la membrana.

Los capilares vuelven a dividirse y, estos últimos capilares tienen que desembocar en los sinusoides esplénicos. No se sabe cómo se realiza esa desembocadura. Existen 3 teorías:

TEORÍA DE LA CIRCULACIÓN ABIERTA.

No hay conexión física entre los capilares y los sinusoides esplénicos. La sangre sale de los capilares y difunde a través del parénquima hasta llegar al interior de los sinusoides esplénicos.

TEORÍA DE LA CIRCULACIÓN CERRADA.

Existe conexión física entre los capilares y los sinusoides esplénicos.

TEORÍA DE LA CIRCULACIÓN MIXTA.

Se dan las dos situaciones anteriores, y va a depender del estado fisiológico del órgano.

ESTRUCTURA DE LOS SINUSOIDES ESPLÉNICOS O SENOS VENOSOS

Su luz varía entre las 12 y las 40  de diámetro, dependiendo de la cantidad de sangre que albergue el órgano. En gato y ratón no hay sinusoides esplénicos. Se sustituyen por vénulas. En el resto de los mamíferos tienen las siguientes características:

· Las células endoteliales son muy alargadas, fusiformes, y pueden llegar a medir 100 . El eje mayor es paralelo al eje principal del vaso. No forman uniones intercelulares entre ellas, así que es muy fácil el paso de elementos formes de la sangre.

· La lámina basal está formada por aros. No es continua. Los aros miden 1  de anchura y están separados por 2-5 . Estos aros están interconectados por delgados cordones de lámina basal.

TIMO

El timo es un órgano linfoepitelial situado a nivel del cuello-parte superior del tórax. Su origen embrionario es mixto; endodérmico, ectodérmico y mesodérmico.

DESARROLLO EMBRIONARIO

En vertebrados, en el desarrollo embrionario existen unas hendiduras branquiales. El timo surge de estas hendiduras:

Se desarrollan unas prolongaciones a partir del ectodermo y del endodermo. Estas prolongaciones crecen distalmente hasta que se separan de las hendiduras branquiales y forman dos lóbulos, uno a cada lado del cuello. En la especie humana, los dos lóbulos están fusionados y se sitúan delante del cuello.

Las células ectodérmicas y endodérmicas van a adoptar una morfología estrellada, con sus prolongaciones unidas entre sí. Forman una red tridimensional que va a formar el estroma del timo, semejante a la que forman las fibras reticulares y reticulocitos en los otros órganos linfoides. Por eso se las llama células epiteliorreticulares.

A este esbozo de timo llegan células linfoblásticas que, a lo largo de toda la vida del animal se diferenciarán en linfocitos T.

ESTRUCTURA DEL TIMO ADULTO

Cada lóbulo está cubierto por una cápsula de tejido conjuntivo, a partir de la cual penetran tabiques al interior del órgano, dividiéndolo en lobulillos:

En el interior del timo, cada lobulillo está dividido en dos regiones:

· CORTEZA. Zona periférica más oscura.

· MÉDULA. Zona central, más clara.

La médula de todos los lobulillos está conectada a nivel de la región más profunda del órgano. Las travéculas de conjuntivo sólo llegan hasta el límite cortico-medular de cada lobulillo.

En el timo se diferencian los linfocitos T. A la corteza del timo llegan células indiferenciadas (linfoblastos) que emigran desde la corteza hacia la médula. A lo largo de ese viaje se van a diferenciar en linfocitos T. Este proceso es muy delicado; las células que se están diferenciado son extremadamente sensibles a agentes exteriores.

ESTROMA DEL TIMO

CORTEZA

Las células epiteliorreticulares se diferencian en 3 tipos:

· TIPO I. Origen endodérmico. Son células especializadas en tapizar completamente la cara interna de la capa de tejido conjuntivo y las travéculas, y de formar una capa alrededor de los vasos sanguíneos que recibe el nombre de barrera hematopoyética. Esto es así porque no conviene que los linfoblastos tomen contacto con el tejido conjuntivo.

· TIPO II. Origen endodérmico. Se sitúan a nivel de la corteza superficial y media. Se disponen formando columnas perpendiculares a la corteza que dejan entre ellas unas vías para que los linfocitos se desplacen hasta la médula. Abrazan, con sus prolongaciones, a estos linfocitos que atraviesan la corteza.

Mediante ese contacto íntimo con los linfocitos, estas células inducen la diferenciación de los linfocitos y por eso se las denomina también células nodriza. Les enseñan a reconocer los antígenos propios para no atacarlos, y a atacar a los no propios.

· TIPO III. Origen endodérmico. Las encontramos a nivel de la corteza más profunda, formando una red tridimensional.

MÉDULA

El estroma de la médula está formado por células epitelio reticulares de 3 tipos. Todas son de origen ectodérmico.

· TIPO VI. Son las encargadas de formar la red tridimensional del estroma de la médula.

· TIPO V. Son células indiferenciadas

· TIPO VI. Pueden ser redondeadas o aplanadas. En muchos casos, algunas células de tipo aplanado se disponen concéntricamente formando grupos. A estos grupos se les llama Cuerpos de Hasall. En estos cuerpos las células que se encuentran más internamente presentan en su citoplasma queratohialina. Esta proteína está también en la piel. Los cuerpos de Hasall pueden calcificarse. Su significado no se conoce.

PARÉNQUIMA

Formado por células linfoides en estado de diferenciación hacia linfocitos T. Vamos a encontrar numerosos macrófagos, cuya función es destruir aquellos linfocitos que no maduren en perfectas condiciones.

Al llegar a la madurez sexual del animal, el timo comienza a sufrir un proceso involutivo y se sustituye por tejido adiposo blanco. En animales viejos, el timo es una masa de tejido adiposo blanco, en cuyo interior hay algunas porciones de tejido tímico que serán funcionales hasta la muerte del animal.

BOLSA DE FABRICIO

Es un órgano linfoepitelial exclusivo de aves. Se origina a partir del recubrimiento endodérmico del techo de la cloaca.

La pared del techo de la cloaca es un epitelio cilíndrico simple, apoyado en una lámina basal y, bajo ella, hay una capa de tejido conjuntivo llamada corion o lámina propia.

Al comenzar el proceso de formación de la bolsa de Fabricio hay unos plegamientos del epitelio. Algunas de las células epiteliales, de carácter endodérmico, emigran hacia el corion subyacente, empujando la lámina basal, formándose masas de células endodérmicas, rodeadas de lámina basal. A cada una d esas masas se la denomina folículo epitelial, y a su conjunto, bolsa de Fabricio.

Sobre la lámina basal de los folículos epiteliales van a llegar células linfoblásticas que se van a dividir y van a emigrar hacia el interior del folículo epitelial.

La llegada de estas células linfoblásticas induce a las células epiteliales a transformarse en células epitelio reticulares .

Las células linfoblásticas que han penetrado se diferencian en linfocitos B, y saldrán al exterior para penetrar en el interior de los vasos sanguíneos que se han formado en el exterior de los folículos epiteliales.

La región externa a la lámina basal recibe el nombre de corteza, y todo el tejido que se encuentra en el interior del folículo recibe el nombre de médula.

Durante toda la vida del ave estarán llegando células linfoblásticas a la corteza. Allí se dividirán, pasarán a la médula y se diferenciarán en linfocitos B.

MÉDULA ÓSEA

Es un órgano que se encuentra en el interior del hueso esponjoso. Dentro de la red tridimensional que forma el hueso esponjoso, existe otra red que forman las fibras reticulares y reticulocitos que constituyen el estroma de la médula ósea.

Acompañando este estroma existe una red tridimensional de capilares sanguíneos de tipo sinusoides; su epitelio es continuo; no existen espacios entre sus células endoteliales. En estos sinusoides no hay lámina basal; tan sólo pueden aparecer algunas porciones de material grumoso parecido a la lámina basal. Alrededor de los sinusoides se disponen células reticulares aplanadas que reciben el nombre de células adventiciales.

PARÉNQUIMA

Existen 3 tipos de médula ósea, en función del tejido que forme su parénquima:

  • Médula ósea roja. El parénquima está formado por tejido hematopoyético. Durante el desarrollo embrionario, la médula ósea de todos los huesos del cuerpo es roja. Tras el nacimiento, la medula ósea roja va desapareciendo de la mayor parte de los huesos del cuerpo, quedando tan sólo los siguientes:

· Diáfisis de los huesos largos.

· Huesos planos del cráneo.

· Pelvis

· Huesos cortos.

  • Médula ósea amarilla. En el hueso esponjoso desaparece la médula ósea roja, y aparece tejido adiposo blanco.

  • Médula ósea gris. En los animales viejos, la médula ósea amarilla se sustituye por un tejido gelatinoso de color gris que constituye el parénquima de la médula ósea gris.

DIAPOSITIVAS

  • Folículos linfáticos

  • Bazo

  • Senos esplénicos

- Timo