Oración gramatical y sus clases

Gramática. Oraciones. Yuxtaposición. Coordinación. Subordinación

  • Enviado por: Lorena
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad

LA ORACIÓN GRAMATICAL Y SUS CLASES

1.- LA YUXTAPOSICIÓN DE ORACIONES.

La yuxtaposición, en un sentido amplio, indica la unión sin conjunciones de dos o más términos -no sólo oraciones. Que se desempeñan la misma función.

La yuxtaposición une un grupo de oraciones independientes, sucesivas, que gráficamente suelen estar separadas por coma, punto y coma, y aun por punto. Es característica de un estilo impresionista.

2.- LA COORDINACIÓN DE ORACIONES.

Mediante la coordinación se combinan dos o más oraciones que podrían aparecer independientemente. Cada una de ellas posee independencia sintáctica y semántica y se corresponden con la definición dada para la oración. Mediante el empleo de ciertas conjunciones se puede unir ambas sin hacerles perder su independencia. Al resultado de esta unión se le denomina oraciones coordinadas.

Las conjunciones coordinantes sirven para unir no sólo oraciones, sino también dos o más elementos con la misma función dentro de la oración. La conjunción y une dos adjetivos en función de atributo. La conjunción une dos sustantivos que actúan como complementos del sustantivo y, a su vez, a éste con los otros dos SN que desempeñan la función de CD.

En la oraciones coordinadas se distinguen cinco grupos principales, según el significado de conjunciones que las unifican:

Copulativas

La unión implica la suma de las oraciones y de sus significados. Las conjunciones copulativas son y, ni:

-La conjunción y se convierte en e cuando la palabra siguiente comienza por i- o hi- Cuando las oraciones unidas son más de dos, sólo la última requiere la conjunción. En el habla infantil y en la coloquial se suele repetir la conjunción ante cada una de las oraciones. Esta reiteración puede aparecer también en el lenguaje literario; el recurso se denomina polisíndeton.

-La conjunción ni se emplea para unir dos o más oraciones negativas. A veces aparece en la dos oraciones, si en la primera no se utiliza ninguna otra partícula negativa.

La presencia de las conjunciones y, ni, encabezando una oración tras un punto o una pausa fuerte adquiere un valor ilativo, al establecer una relación lógica o afectiva con el discurso anterior o con un pensamiento no formulado.

El valor semántico de la unión copulativa puede variar según el significado de las oraciones reunidas. En la primera se advierte una relación semántica de consecución; en las otras dos, los significados opuestos de cada oración dan a la unión un significado adversativo. Otros adverbios y locuciones empleados para unir oraciones copulativas son: además, también, junto con, ni siquiera, etc.

Disyuntivas

En las oraciones coordinadas disyuntivas la unión puede indicar dos tipos de relación:

-Los contenidos de las oraciones se excluyen, esto es, no se pueden dar simultáneamente.

-Las oraciones se presentan como posibilidades alternativas para referirse a una misma realidad.

Las conjunciones son: o, o bien. La conjunción o se transforma en u ante palabras que empiezan por o-, ho-. Cuando se unen más de dos oraciones, la conjunción puede aparecer sólo al final, o, si se quiere reforzar la oposición, al inicio de cada una de ellas.

Adversativas

La unión se produce entre dos oraciones que quedan contrapuestas o enfrentadas. Hay dos tipos principales de adversativas.

-Las exclusivas: oponen significados incompatibles.

-Las restrictivas: la segunda oración recorta el significado de la primera, pero no es incompatible con ella.

Las conjunciones adversativas son: pero, mas, aunque, sino y la locuciones conjuntivas, no obstante, sin embargo, con todo, antes bien, etc.

La conjunción pero indica restricción; es la usada con más frecuencia. Al comienzo de oración tiene un valor enfático. Mas se circunscribe al uso literario. Sino indica exclusión o incompatibilidad y exige una negación previa. Cuando el segundo elemento es una oración, adopta la forma sino que.

Distributivas

Las oraciones así enlazadas indican acciones alternadas que no se excluyen. En realidad, no se unen por medio de conjunciones, sino por yuxtaposición. La relación entre las oraciones se consigue mediante palabras correlativas (éste...aquél, cerca...lejos, aquí...allí, etc.) o por la repetición de palabras iguales: cuando...cuando, tal...tal, quién...quién. No obstante, hay quien considera como conjunciones las expresiones ora...ora, bien...bien, ya...ya.

Explicativas

Una oración sirve para aclara el significado de la anterior. Los enlaces más habituales son las fórmulas fijas esto es, o sea, es decir, mejor dicho, a saber.

3.- LA SUBORDINACIÓN DE ORACIONES.

3.1.- ORACIONES SUBORDINADAS SUSTANTIVAS.

Este grupo de oraciones desempeña en la oración compleja las funciones propias del sustantivo. La conjunción que permite reconocer estas oraciones es que, también llamado que anunciativo, distinto del que relativo. También aparece si, distinto del si condicional, para las interrogativas generales sustantivadas. Las oraciones interrogativas con pronombre interrogativo se enlazan directamente sin conjunción. A continuación se ofrecen ejemplos de las distintas funciones que pueden desempeñar las oraciones subordinadas sustantivas:

-Sujeto: Si el sujeto está compuesto por varias oraciones subordinadas sustantivas coordinadas entre sí, el verbo mantiene el número singular.

-Atributo: En oraciones copulativas.

-CD: Al igual que en el caso del sujeto, puede aparecer el artículo ante la conjunción. En esta función, la conjunción que nunca va precedida por una preposición. El llamado dequeísmo es el vulgarismo por el que se coloca la preposición de ante la conjunción.

-Suplemento: En esta función aparece que precedida por la preposición correspondiente.

-CI: Para algunos gramáticos no existen estas oraciones sustantivas, pues las consideran oraciones adverbiales finales.

-En función de complemento preposicional, pueden complementar a un nombre, a un adjetivo, o a un adverbio.

3.2.- ORACIONES SUBORDINADAS ADJETIVAS O DE RELATIVO

Los enlaces de las oraciones de relativo son los pronombres y adverbios relativos. En ellos, además de la función de subordinar la oración a la que preceden, se da la peculiaridad de que, a la vez, cumplen una función dentro de la propia oración subordinada. Esto se debe a que reproducen en ella el significado aparecido previamente en el antecedente.

Los pronombres relativos son las siguientes:

-Que: es el relativo más general. Es invariable. Su antecedente puede ser un sustantivo, un adjetivo o un adverbio. Lo más frecuente es que lleve por antecedentes un sustantivo y que, por tanto, sea ésta la función que desempeñe dentro de la oración subordinada. Con antecedente de significado temporal se le añade un preposición, aunque también es frecuente su omisión. Se ha hecho habitual en el habla y en la escritura la interposición del artículo cuando el relativo va precedido de una preposición exigida por su función en la oración.

-Quien, quienes: sólo puede llevar antecedentes de persona o cosa personificada y concuerda con él en número.

-Cuyo, -a, -os, -as: es un relativo propio de la lengua culta y escrita. Añade el significado del antecedente un valor de posesión. Siempre precede a un sustantivo con el que concuerda en género y número. Son vulgarismo la sustitución de cuyo por que y un posesivo y el uso de cuyo sin valor posesivo, en vez de el cual.

-El cual, la cual, lo cual, los cuales, las cuales: Funciona como sustantivo y suele emplearse si hay posibilidad de confusión sobre cuál es el antecedente o cuando a los relativos les ha de preceder una preposición.

Los adverbios relativos son cuatro: donde, cuando, como, cuanto. Los tres primeros se emplean con significado de lugar, tiempo y modo, respectivamente, significados que también tienen sus antecedentes cuando existen. Por eso pueden ser sustituidos, a veces, por el relativo general que, precedido de la preposición adecuada.

Por su parte, cuanto, -a, -os, -as admite variación genérica, que depende del sustantivo al que determina. Su antecedente casi exclusivo es todo, -a, -os, -as.

Al igual que los adjetivos, las oraciones subordinadas de relativo pueden ser de dos tipos, según la relación con el sustantivo: especificadas y explicativas. Las primeras reducen la amplitud de significado del sustantivo. Las explicativas son innecesarias, simplemente amplían nuestro conocimiento sobre el sustantivo; por eso van entre pausas marcadas.

Es muy frecuente que las oraciones de relativo queden sustantivadas, siempre que el relativo no sea cuyo o el cual: la aparición de quien sin antecedente, el artículo colocado ante que, o la omisión del antecedente ante los adverbios relativos son los procedimientos de sustantivación. Pero en el tercero de los casos ya advertimos que, cuando esto ocurre, las oraciones pasan a ser subordinadas adverbiales. En lo otros dos, una vez sustantivada la oración puede desempeñar funciones propias del sustantivo:

-Sujeto: Quienes quieran hacer alguna pregunta deberán escribirla en un papel; La que sabía la verdad no quiso decirla.

-CD: No conocía a quienes se acercaron a él; Compré lo que me pedisteis.

-CI: A quienes vinieron a buscarte a casa no le dije dónde habías ido; Haz bien a los que te quieren bien.

-Suplemento: Pienso en quienes ya no están aquí; Habló bien de las que acababan de marcharse.

-Atributo: Cristina es quien tiene más posibilidades de triunfo; Tú eres el que ha roto el jarrón. En estas construcciones, cuando el sujeto es de primera o segunda persona, hay fluctuaciones en la concordancia del verbo de la oración subordinada. O bien concuerda con el sujeto, o bien con el relativo: eres la que dijiste eso; Tú eres la que dijo eso. Ambas posibilidades son empleadas indistintamente. La primera implica una mayor afectividad; la segunda se atiene a la construcción lógica de la oración.

-Complemento agente: Esta pared fue pintada por quienes habitan en la casa. Antonio fue auxiliado por los que presenciaron su caída.

También pueden aparecer como complemento de un nombre: Expuso las razones de los que nunca tienen voz; de un adjetivo. Esas frases son impropias de quien ostenta al poder; o de un adverbio: Colócate cerca de los que hacen cola.

LAS ORACIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES

-Oraciones subordinadas de lugar: DONDE

-Oraciones subordinadas de tiempo. CUANDO

-Oraciones subordinadas de modo. COMO

-Oraciones subordinadas comparativas. MÁS, TAN, TANTO, MENOS

-Oraciones subordinadas finales: PARA QUE

-Oraciones subordinadas causales: PORQUE

-Oraciones subordinadas consecutivas: LUEGO, CON QUE, PUES, POR CONSIGUIENTE, POR LO TANTO, ASI ES QUE

-Oraciones subordinadas concesivas: AUNQUE

-Oraciones subordinadas condicionales: SI