Odisea; Homero

Literatura antigua universal. Letras griegas. Épica. Poemas épicos

  • Enviado por: Anita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

Todos los gatos, que si se nombran en singular cada uno se denominaría un gato, pretenden ser como “el gato”, es decir, pretender ser como el ideal; pues pasa lo mismo con la Odisea, todas pretenden tener algo en común con ésta, o por lo menos eso es lo que se quiere al principio de escribirla. Con este ejemplo platónico, quiero decir que para ser un buen escritor, tienes que tener en cuenta La Odisea, o por lo menos tenerla en el subconsciente. Casos parecido, son los de los cantares de gesta y los romances, la gran epopeya, la Odisea es un ejemplo a seguir, una obra maestra. El Cid si se pudiese comparar, sería lo que Ulises, la historia de uno de los vencedores de la Guerra de Troya, lo que el Cid en la Reconquista. El Cid es uno de los héroes de la Historia, Literatura de España, Ulises lo es en la Griega y en la mundial. Lo que les diferencia es que El Cid tenga más posibilidades que de haya podido existir de verdad, y Ulises sólo ser un personaje que nació de la cabeza de Homero, o referirse indirectamente a un guerrero famoso de la Época.

También nos muestra una buena clase de mitología griega, Sobretodo nos enseña de los odios de Poseidón, La ayuda de Atenea, la diosa ojizarca y Zeus, la feminidad de Afrodita, el egoísmo de la ninfa Calipso, Hermes, que avisa a Calipso de la orden de Zeus. También dentro de los dioses hay un juicio moral, sobretodo al final. La odisea termina con la muerte física del cuerpo en el que ese momento se aloja Atenea, y gracias a esta muerte por fin se acaban todas las guerras. Esto la deja con un juicio moral muy aceptable, pudiendo ser la predilecta del autor, o destacándola adrede para que se vean sus logros, por encima de los de Afrodita, más carnales. Atenea era la diosa guerrera, pero en diferencia de Ares, en ésta reina la astucia en vez del instinto violento. Participa en la lucha al lado de los aqueos, pues odia a los troyanos desde que Paris le negó el premio a la belleza en el monte Ida. Atenea también es considerada como la diosa de la Razón, por lo que es lógico que apoye a Ulises. Tiene relación con la Filosofía y protege a las hilanderas, tejedora, bordadoras. Penélope borda y cose de día y deshace de noche, lo que le relaciona con Atenea, y Ulises es el rico en ingenios y en astucias, protege a toda la familia protagonista. Un ejemplo en el que Atenea tiene el destino entre sus manos, es el encuentro de Nausicaa con Ulises, en el que Atenea le hace más apuesto y ésta le acoge en su palacio.

La Odisea la escribió Homero en el griego culto de Platón o Aristóteles. Homero tuvo que ser un buen hombre, muy culto y muy admirado en su época. Influyó a muchos autores de su época y posteriores, como Virgilio. Datos históricos sobre él son un poco inseguros, pero lo que está claro que gracias a la Odisea y a la Iliada, el primer intérprete de la espiritualidad griega, el poeta épico por excelencia. Pude leer un libro en el que un autor decía la posible posibilidad que los versos de Homero fueron cambiados por una princesa y la versión actual es la de la princesa. A los poetas y juglares que cantaban versos eran llamados “Hijos de Homero”, por lo que era raro que una mujer fuera poeta. Por lo este puede ser otro ejemplo en la literatura en la que el mérito y el reconocimiento puede que no se lo lleve el verdadero autor.

Este libro que he podido leer es una traducción. Cada lengua es distinta, y Homero la tuvo que escribir con una armonía divina, que parte de ella no podemos admirar, porque algunos relatos al traducirlo pierden la gracia. A la versión que he podido leer, conservaba algo de la armonía natural, y todavía queda un juego de palabras muy hermoso. Cuando Ulises todavía esta cautivo con la ninfa Calipso Homero utiliza una expresión muy bonita y lírica, como “Al mostrarse la Aurora temprana de dedos de rosa”. Es castellano tiene sus “cosas” y el griego de los clásicos las “suyas”. Además, puede que La Odisea que tengamos no sea tan extensa como la original o que se haya producido cambios a lo largo de la historia en su composición.

Puede ser difícil de comprensión, pero tenemos que tener en cuenta varios factores. Uno de ellos puede ser el contexto cultural. Nos puede quedar mucho de los griegos, pero los tiempos cambian. En este libro se pueden ver ciertas costumbres que nos pueden parecer raras, pero a la vez llenan de satisfacción y de saber, al conocer algo más de la vida en la Edad Antigua e imaginar la vida cotidiana de tus posibles ancestros.

Satisfacción de saber por saber algo más cada día. La forma de pensar de los griegos, también puede ser otro factor. El arrepentimiento de los pecados, la confesión cristiana, es paralelo en la vida de los griegos a echar la culpa a los dioses de las acciones de uno mismo, y de lo que le sucede. En la confesión cristiana, se recrimina al alma pecadora y en la cultura griega a los dioses. En este libro, todos los personajes se lavan las manos en cierto modo de los que hacen, diciendo que los dioses tienen culpa de todo, quedando como cobardes de ser responsables de sus actos, quedando los dioses como seres malvados o como seres angelicales y buenos, aunque de forma indirecta porque en la Odisea también hay un juicio moral a los Hombres y por la que la otra teoría pierde peso. Los galanes desde el primer momento son nombrados por los demás personajes como personajes malvados, y Ulises como un personaje con buen corazón, que por ayudar en la guerra de Troya estuvo veinte años fuera de su cara, pero desde mi punto de vista cultural de sociedad cristiana, no se tiene en cuenta cuando Ulises mata a todos los galanes sin perdonarles o desterrarles, pero esto entra dentro del contexto cultural. También podemos apreciar la hospitalidad, uno de los temas presentes en la Odisea, los banquetes y los recibimientos. Otro factor es la filosofía, muy presente en esta obra. El tiempo cíclico, como veían el tiempo los griegos, trataba explicar el paso del tiempo con la metáfora de la rueda celestial, con las estaciones etc, dicen que todo lo que sucede va a volver a ocurrir. Ulises se va de Ítaca, y va pasando por lugares, circulando por el mundo griego, emprendiendo un viaje que finaliza en el mismo punto de partida veinte años después, el viaje puede explicarse como una rueda celestial que tiene de periodo (término físico que determina el tiempo en dar una vuelta), veinte años más o menos. Actualmente tenemos otra perspectiva del tiempo, la del progreso, pero eso ahora no viene a cuento.

Esa gran rueda celestial, también puede ser como la agencia de viajes de la época. Antes el turismo no era un negocio en boga, sólo se conocían los pueblos de alrededor. Gracias a que cantara estos versos el juglar, podía llegar al pueblo y era en cierto modo didáctico. Les enseñaba la geografía del mundo griego Clásico, sus ciudades y sus héroes más importantes. También les enseñaba historia. Porque la guerra de Troya esta documentada, puede que sea metafóricamente refiriéndose a otra, igualmente siendo didáctico. Pudiera ser que esa gente del pueblo ya hubiera oído hablar de Creta, o de Esparta o de Pilo, pero estos versos podían ser fuente fidedigna, siempre ha habido muy mala lengua.

Algo presente en la cultura griega era la predilección por los oráculos y los sacrificios de animales. Ulises intenta hablar con los muertos sacrificando algunos animales, tradición antigua. Se intentaba bajar a los infiernos, al reino de Hades, para tratar con los muertos. En esta obra se detalla como se realiza, por lo que la Odisea nos acerca más al mundo de los clásicos.

He podido apreciar que tiene mucho ritmo, esta compuesta originalmente en verso y como pude leer en otro libro, La Hija de Homero, esos versos eran cantados y versionados por otros poetas, como los juglares de la Edad Media con los cantares de gesta. Los personajes, al nombrarlos, su nombre va precedido de una de sus virtudes, por ejemplo, “Ulises, el rico de ingenios” o como el caso de Penélope la llama “la discreta Penélope”. También, los nombres van precedidos de su padre o familia de antecesores, como por ejemplo, Penélope, la prole de icario. Esto, da ritmo en el poema original, evitando el aburrimiento del lector, y dándole más belleza a los versos aportando delicadeza, la que falta en algunas escenas más que violentas.

Los personajes están muy bien tratados. El verdadero protagonista de la obra se debate según las partes. Al principio el verdadero protagonista es Telémaco, él es quien realiza todas las acciones, y Ulises sólo está presente en sus pensamientos y sólo es una sombra, van cambiando las situaciones geográficas gracias a Telémaco, pero a medida que transcurre, vuelve a cambiar a la morada de la ninfa Calipso, y Ulises entra en acción. Deja de ser una sombra y se convierte en un personaje que aporta acción a esta obra, convirtiéndose en el verdadero principal. Al final de la obra, es cuando los dos personajes se reencuentran y interaccionan, ocurre el contacto físico, el emocional ha estado presente en el resto de la obra.

Otro personaje importante es Penélope. Es la esposa de Ulises y la madre de Telémaco. Es otro eje importante de la obra, los galanes quieren llegan al poder gracias a su matrimonio con ésta, ella lo intenta posponer lo máximo posible, cose de día y deshace de noche. Esta bien caracterizada, aunque esta en un segundo plano. En el transcurso de la obra se le ve triste, melancólica, dolida, y cuando Ulises, está esplendorosa de alegría. Es el modelo moral de conducta y de sentimiento y sufrimiento que tendría que tener una mujer en una situación similar, en ese contexto cultural e histórico. Euriclea, es un personaje más secundario, pero también tiene su importancia. Es la primera que nota que es mendigo es el tan amado y anhelado Ulises. Los galanes son vistos como seres inmorales, como dije anteriormente, lo único que quieren es el poder y las riquezas, lo que les lleva a que Ulises se vengue y sean asesinados. Se les caracteriza como personas groseras, prepotentes y desde el primer momento el autor les deja ver como que los malos.

Los temas son muy variados. La ya tratada hospitalidad, el amor, la amistad, la fraternidad paternal y filial, los problemas de la guerra, la esencia del pueblo griego, nostalgia, dolor, la muerte, la esperanza, la cultura griega, la envidia, la gula, el odio, la alegría, la confianza, la fidelidad, el rencor, la confianza, la mitología, el ingenio, la picardía, la mentira, la historia e innumerables que serán completamente distintos para cada persona que lea la Odisea. Es una obra que abarca todo tipo de temas, porque tiene distintos pasajes, distintos entre ellos.

A lo largo de la obra, hay acciones entrelazadas. Un personaje actúa en cierto lugar y tiempo, y el cierto transcurso de la obra, produce un giro en la que se presenta otra situación situada en otro lugar y tiempo. Esto es algo que demuestra que el autor domina la historia y la desmenuza a su antojo, quedando historias paralelas, haciendo un cierto efecto como de película, que dos situaciones son simultaneas, o narradas con un orden simultaneo, pero puede que sean historias lejanas que tienen una diferencia entre sí de bastante tiempo; o que hayan ocurrido simultáneamente.

Es un libro muy recomendable, a mí me ha gustado mucho, sobre todo el ritmo y determinadas expresiones. También, la relación con la mitología. La mitología, la griega, la romana, la egipcia, la japonesa, es algo muy interesante y que forma parte de las culturas, y que es algo muy bonita. Son historias que al principio han sido tomadas como verdaderas, pero ahora pensamos que son totalmente inventadas con una gran imaginación y la mayoría están entrelazadas. Son como cuentos de fantasía.

Lo que más me ha extrañado es que los personajes digan y crean que los culpables de sus acciones sean los dioses, dejándoles en cierto modo, cobardes al tener miedo de hacerse responsables de sus actos. También, la descripción de ciertas costumbres griegas, es interesante saber parte de la vida diaria de los antiguos.

Ulises nos enseña el mundo clásico, por él mismo siendo, o siendo él el fin del viaje, Creta, Pilo, Esparta, y los problemas del mar Egeo, una descripción que nos puede hacer imaginar de cómo era la vida antigua.

La odisea

Homero