Nietzsche

Filosofía contemporánea. Crítica a la moral, al cristianismo, a la filosofía occidental. Muerte de Dios. Nuevos valores: Nihilismo. Superhombre

  • Enviado por: Ana Soler
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Nietzsche
FRIEDRICH NIETZSCHE Nietzsche

PERIODOS DE SU VIDA

  • Período Romántico (1871-1878)

  • Está BAJO la influencia de Schopenhauer y Wagner, sus obras son las siguientes:

      • El nacimiento de la tragedia griega en el espíitu de la música”, crítica radica la la filosofía socrática y platónica, a las que considera decadente.

      • Sobre la verdad y mentira en sentido extramoral” (1876)

      • “consideraciones intempestivas”, son cuatro partes, la primera es un ataque a la cultura alemana, la segunda es una crítica al método histórico y la tercera y la cuarta están dedicadas a Schopenhauer y Wagner y hablan de la cultura del futuro.

  • Período Positivista.

  • Ataca directamente la religión, la metafísica y el arte, demostrando su carácter ilusorio.

      • Humano , demasiado humano. Trata de demostrar que los conocimientos y experiencias humanas pueden ser explicados sin necesidad de acudir a supuestos metafísicos o religiosos.

      • Aurora: pensamientos sobre los prejuicios morales, critica la moral.

      • La gaya ciencia: Trata de la liberación del hombre de sus esclavitudes, desenmascarando las figuras de santo, artista, sabio, y negando el sentido trascendente que puedan tener esos grandes ideales. Habla por primera vez del “eterno retorno” y “la muerte de Dios”.

  • Período Crítico. (1883-1889)

  • Es el período fundamental. Desarrolla sus ideas más originales y la parte más dura de su crítica, ataca a la filosofía y la moral tradicionales y ve que tiene que destruir al hombre tal y como es para que pueda venir el superhombre, que es el que conoce la muerte de Dios.

    Se propone eliminar el dogmatismo teórico de todos los valores y hacer una radical “transmutación de valores”.

    • Más allá del bien y del mal (1886): critica la filosofía, la religión y la moral: los filósofos son hombres dirigidos por prejuicios morales.

    • La genealogía de la moral (1887): Continúa los temas iniciados en Aurora y realiza una crítica de los valores tradicionales de la moral occidental.

    • El crepúsculo de lo ídolos (1888): critica todo lo que se ha llamado verdad porque en verdad es un ídolo y se va acercando a su final.

    • El Anticristo (1888): Es un ataque a la religión y en especial a la moral cristiana.

    • Ecce homo (1888): Es lo más parecido a una autobiografía.

    • Así habló Zaratustra (1883-1885): Es la obra básica; la más poética y profética: intenta ser como una nueva Biblia. Se trata de un conjunto de discursos simbólicos unidos por una fábula: Zaratustra se retira a las montañas al cumplir los treinta años y allí vive en compañía de los animales: el águila, que simboliza el orgullo, y la serpiente, que simboliza la inteligencia. En la primera parte describe al superhombre y la muerte de Dios. En la segunda parte, la voluntad del poder, y en la tercera parte, el eterno retorno.

    • La voluntad del poder (1901): Es la obra póstuma. En ella aparecen las cuatro ideas fundamentales de “ así habló Zaratustra”. Aparece la idea de nihilismo como la situación de nuestro tiempo, en la que se inicia el proceso de auto -superación de los ideales filosóficos, religiosos y morales que ha criticado en sus obras anteriores.

    CRÍTICA A LOS VALORES DE LA CULTURA EUROPEA

    Nietzsche parte de este supuesto: la cultura occidental está viciada desde su origen. Es una cultura racional y dogmática y por eso es decadente.

    Es preciso criticar el dogmatismo para eliminar el error de base. Nietzsche hace una crítica total que abarca todos los aspectos de la cultura europea: el mundo racional, el mundo religioso, el mundo moral. Los tres mundos inventados por el hombre occidental.

  • Crítica a la moral.

  • La crítica más profunda de Nietzsche a la cultura occidental es la crítica a los valores morales. El principal error de la moral tradicional es su “antinaturalidad”, o sea, el ir contra la naturaleza, contra la vida.

    La base de la filosofía de esta moral contra - natura es el platonismo: el mundo de las ideas sirve de “más allá” religiosas para los cristianos, de tal manera que acaba convirtiéndose en la metafísica cristiana.

    Al afirmar que existe un orden moral del mundo que dirige la historia de los hombres, lo que se ha hecho ha sido afirmar que alguien desde fuera del mundo, fuera de la vida, dirige a los hombres. Y entonces han prevalecido los valores de los débiles: la compasión, la misericordia, el sacrificio..., en los que se ve la prevalencia de los instintos de decadencia sobre los de superación.

    Critica a l amoral porque la moral mata la vida, la vida es lo único real, la moral es ficción, falsedad, calumnia,...

    Nietzsche distingue dos tipos de moral:

      • Moral de los señores: Es una moral caballeresca, propia de los espíritus elevados, la que ama la vida, el poder, la grandeza, el placer, propia del superhombre, la del que quiere la muerte de Dios.

      • Moral de los esclavos: Es la inversión de los valores: el dolor, la pequeñez, la humildad, la amabilidad, la compasión, la resignación, la paciencia...El esclavo no crea estos valores, sino que los encuentra en sí mismo, por eso es una moral pasiva.

    Nietzsche examina la historia del a cultura occidental y constata un creciente ascenso de los valores de los débiles frente a los fuertes. Los débiles han tenido fuerza para imponer su criterio a los fuertes. Esta moral de esclavos culmina en los movimientos sociales de liberación que empiezan en la revolución Francesa y que se extiende a través del siglo XIX.

    Para superar esta decadencia de los valores cristianos, el occidente va a poner en supuesto al superhombre, libre de toda servidumbre religiosa, de todo dogmatismo católico.

  • Crítica a la religión cristiana.

  • Toda religión nace del miedo, de las angustias y de las necesidades de la impotencia que siente el hombre en sí mismo. Por lo tanto, ninguna religión ha contenido jamás ninguna verdad.

    El cristianismo se ha inventado valores de vida, y se han inventado un mundo ideal.

        • Solo fomentan los valores mezquinos como la obediencia, el sacrificio, la humildad, que son sentimientos propios del rebaño. Es el enemigo moral del superhombre.

        • Se extravían los instintos y se inventa otro mundo que desprecia este.

        • Habla del pecado, que es un atentado contra la vida. Con el concepto de pecado aniquila las formas y valoras más nobles de la vida y pervierte la vida en su raíz.

    La crítica que hace Nietzsche de la religión tiene precedentes muy claros en la filosofía de la ilustración: algunas de sus afirmaciones recuerdan la misma crítica de Feuerbach. Nietzsche interpreta el cristianismo como una “moral cristiana”, porque se opone a los valores específicos de la verdadera virtud. Esta vulgaridad de la religión cristiana no viene del hombre, sino de Dios, que ha sido el gran obstáculo contra la vida, y por eso hay que acabar con el.

  • Crítica a la filosofía tradicional.

  • La filosofía tradicional es dogmática: considera el ser como algo estático, fijo, inmutable, abstracto. Pero ese ser no existe. Sócrates hizo triunfar la razón contra la vida, Platón creó otro mundo, el de las ideas, desvalorizando el mundo real.

    “ Todo lo que los filósofos han venido manejando desde hace milenios son momias conceptuales, de sus manos no salió nada vivo ni real”. En definitiva, el supremo error de la metafísica es haber admitido un mundo aparente frente a un mundo real, cuando sólo es real este mundo en que vivimos. Admite la filosofía de Heráclito, Hegel y rechaza a Kant por esa separación entre fenómeno y noúmeno.

  • La muerte de Dios.

  • Significa la Nietzsche una crítica radical de religión, de la moral y dela metafísica.

    Nietzsche llega al convencimiento que la idea de Dios es l oque impide al hombre ser hombre, llegar a ser el superhombre. Dios es el gran obstáculo para que llegue el superhombre. por eso piensa que para que viva el hombre ha de morir Dios; si Dios vive no puede vivir el hombre.

    La muerte de Dios en fruto del modernismo, sus raíces se encuentran en el Renacimiento, Racionalismo, Ilustración y Positivismo.

    El pensamiento resultante es que no hay .¡lugar para Dios en a cultura moderna. Ese es el pensamiento que recoge Nietzsche.

    Por fin, la cultura occidental se ha liberado del peso de Dios: ”Nosotros hemos matado a Dios”, se han subvertido todos los valores de la vieja humanidad para que pueda nacer el superhombre.

    Con la muerte de Dios el hombre se libera así mismo, quitando del medio lo que no le había dejado ser hombre. Con ello se acaba la Historia antigua y comienza una nueva historia, la verdadera historia. En ella el hombre, liberado de mitologías y supersticiones, se puede convertir en creador de su propio destino, y llegar, por fin, a ser hombre.

    LA NUEVA JERARQUIA DE VALORES

    Para Nietzsche, la cultura europea ha llegado a su propia ruina, a la declaración total de ahí la necesidad de restauración, de ir preparando el gran mediodía de la humanidad. Esta es la tarea del filosofo liberar al hombre de todos los valores ficticios, decadentes, devolviéndole el derecho a la vida, a la existencia. El primer paso debe consistir en un cambio profundo de valores, de todos los valores de nuestra cultura tradicional.

  • El nihilismo.

  • Es la consecuencia de la historia de nuestra cultura occidental, la esencia del destino de los pueblos occidentales. La fuerza dl espíritu de occidente, cansada ya , agotada por los valores inadecuados y ficticios, se vuelve nihilista.

    ¿Qué significa nihilismo?

    “que los supremos valores se devalúan”

    el nihilismo radical es el convencimiento de la absoluta inconsistencia de la existencia.

    Es decir, la civilización occidental se quedara sin los valores que ha tenido hasta ahora: esos valores eran falsos, como un globo lleno de aire que se pincha y queda reducido a nada. ¿Por qué no valen? Porque son la negación de la vida misma, porque proceden de “la voluntad de la nada”. La voluntas de poder es la encargada de destruir esos valores; ellos no se caen por si mismos, pero es la condición para que la voluntad de poder pueda crear otros valores nuevos. El sí a la vida del superhombre. Esta es el que dará nuevo sentido a la existencia.

    El nihilismo, por tanto, es la consecuencia propia de la ausencia de valores, de metas, de respuestas a los porque que se habían respondido desde Dios, que había sido la base de toda la cultura occidental. Con la muerte de Dios se ha perdido el sentido de la orientación de nuestra existencia, de nuestra vida: estamos perdidos, sin brújula, en el desierto de la historia.

    Es negar para afirmar, destruir para crear, aniquilar para producir.

  • La nueva moral.

  • Nietzsche pretende ofrecer una moral nueva que se base en el proceso natural del hombre, en la vida.

    En su obra “El origen de la tragedia griega” contrapone a Dionisios y a Apolo:

      • Dionisios: Dios de la vida, del vino, de la embriagez; es el símbolo de la alegría desbordante de vivir, del desorden y del caos.

      • Apolo: dios de las formas extremas, de la apariencia llena de belleza. Es el símbolo de lo ordenado, coherente, racional, medible, y proporcionado.

    En la tragedia se armonizan lo dionisiaco con lo apolíneo. Lo esencial de la embriagez es la sensación de fuerza, de plenitud de vida.

    La nueva moral está basada en este deseo apasionado de vivir, está apoyada en la exaltación por la vida sin traba alguna. La vida tiene valor por si misma, y no hay que buscar otra explicación. No hay que imponer ninguna norma a la vida, sino gozar de ella.

    La nueva moral se traduce en la exaltación de las fuerzas primarias de la vida: hay que valorar la moral de los señores frente a la moral de los esclavos. Frente a laresignación, a la humildad..., la fuerza, el poder, la pasión, el placer. Esto es lo que piden los instintos, y estos instintos se debe basar la moral.

  • La nueva misión del hombre.

  • La antropología de Nietzsche está en la misma línea crítica de los valores culturales de occidente. El hombre entra en esa visión pesimista de la decadencia occidental.

    Características conceptuales:

    • El hombre es un ser miserable: Porque desprecia la tierra, el cuerpo, el instinto. Es un paso intermedio entre la animalidad y la superhumanidad.

    • El hombre es un animal defectuoso es el único animal del universo que aun no ha llegado a consolidarse. Este hombre se resiste a abandonar los valores del pasado y a dar un nuevo sentido a la humanidad.

    • El hombre es algo intermedio: el hombre tiene que superarse, transformarse en el superhombre. El hombre no es un ser estático, inmóvil; está dotado de una enorme capacidad creadora.

    • La vida tiene una fuerza enorme expansiva: está en un proceso evolutivo constante sin terminar, que le hace ir hacia especies superiores.

    • Sentido de superación: tiene que superar la moral tradicional, decadente, alienante y llegar a la nueva moral, a la que está de acuerdo con su naturaleza, no a la que va contra ella. Este afán de superación de debe llebar a expulsar a a Dios de su interior.

  • El Superhombre.

  • La transformación del hombre en superhombre pasa por tres cambios sucesivos:

  • Camello: el espíritu del hombre es un animal de carga, que obedece a su amo sin quejarse. Este le manda y el obedece.

  • León: el hombre- camello cansado por el peso de la carga, se revela contra su amo y lo derriba se convierte en el hombre león crítico y dueño de si mismo e impone su voluntad.

  • Niño: A medida que se va quitando las cargas, se va haciendo el creador se sus propios valores; se convierte en el hombre- niño que busca la afirmación de si mismo

  • Características:

    • Ansia de vivir: El superhombre se preocupa, sobre todo de la vida sin traba alguna. Valora la vida corporal, la salud , el placer, las pasiones , la violencia, la victoria el éxito...Ama la fuerza física, el poder, la rebeldía, del fuert ey del poderoso.

    • Superación: No está sometido a ningún precepto moral, porque se situa por encima del bien y del mal. Su conciencia es la conciencia de la naturaleza: lo que favorece la naturaleza es bueno y lo que la perjudica es malo.

    • Superior: Es un ser superior que dice si a la jerarquías entre los hombres: la igualdad sólo lleva a la moral de rebaño, de esclavos. El superhombre debe practicar la moral de los señores que dominan por la fuerza y por la violencia.

    • Valores: Ha cambiado no sólo los valores sino la misma forma de valorar, es decir, la forma de vivir. Se ríe de los valores tradicionales

    • Tierra: Es fiel a lo terreno, a lo que pisa, olvidando las elucubraciones espirituales. Es el más acá lo que le preocupa hasta que lo vive con toda intensidad.

    • Poder: el superhombre vive la voluntad de poder, que es la consecuencia de las ansias de vivir. Se debe dejar llevar por el deseo de dominar, de ser señor y no esclavo.

    • Retorno: Es el ser que vive el eterno retorno. Querer el futuro es volver a querer el pasado; todo ha existido ya.

  • La voluntad del poder.

  • Voluntad de poder significa voluntad de dominio, fuerza, impulso vital, emoción, pasión y voluntad de poderío, la ley del más fuerte...

    Es la exaltación de la fuerza y de la agresividad. El superhombre es el que debe fundar una sociedad de nobles y tiranos dominadores.

  • El eterno retorno.

  • Dijo Nietzsche que era su pensamiento más profundo, pero es el menos elaborado.

    Es un sí a la vida tan fuerte que no solamente afirma los valores de esta tierra, sinó su deseo de que se repita eternamente. No se resigna a que se termine esta vida: “ Toda alegría quiere eternidad de las cosas, quiere profunda eternidad”.

    Perece ser que el eterno ciclo del morir y el volver a existir se repite eternamente para todos. Parece ser que su pensamiento es que esta vida hay que vivirla infinitas veces con cada dolor y cada alegría... El eterno retorno es la repetición de los mismos acontecimientos en los mismos individuos.

    Ante la contradicción con la fuerza creadora que tiende a transformarse y a crear el superhombre, algunos autores tratan de interpretar el eterno retorno como el retorno de lo selectivo: lo que retorna no es lo mismo, sino lo más excelso y desaparece lo decadente.

    Nietzsche

    NIETZSCHE