Morirás en chafarinas; Fernando Lalana

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela juvenil. Argumento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

MORIRÁS EN CHAFARINAS

ARGUMENTO

Este libro trata de la mili y lo narra Esteban (el oficinista de la compañía).

Todo empieza un domingo de guardia. Se elegían los domingos porqué solían ser más tranquilos, pero aquel no.

Mientras los cabos jugaban al dominó les interrumpió Aguado para decirles que Júdez no estaba haciendo guardia en el patio de los jardines. Entonces llamaron al sargento Moreno y cuando él llegó estaba muy furioso, Esteban le dijo si podía ir a buscarle y le insistió, le dijo que de acuerdo pero que tuviera cuidado. Esteban y Aguado le siguieron la pista, hasta que Júdez se metió en una iglesia y ellos le hablaron pero él no contestaba, solo disparó a Esteban, afortunadamente no le dio. Seguidamente Júdez ascendió por las escaleras de la iglesia, ellos se lo pensaron de subir pero al final subieron. Esteban iba primero y se llevó un bueno susto al ver el arma en su frente, afortunadamente el arma estaba colgando. Rápidamente subieron y Judez ya no estaba allí, se había lanzado de arriba a bajo y su cuerpo estaba tendido al suelo. Se procedió al levantamiento del cuerpo y se fueron. Al llegar al cuartel todos empezaron a interrogar a Esteban y a Aguado, que contaron lo ocurrido muchas veces repetidas. Eso no fue todo ese día, si no que esa noche tuvieron que llevarse al hospital a Moliner sedado para poder aplacar sus convulsiones.

Lo malo de las guardias en domingo es que terminan en lunes. Ese día Esteban y aguado tuvieron que contar lo ocurrido a el teniente Fonseca, también se lo tuvieron que contar a Contreras, el cual sacó a Cidraque del calabozo a cambio de que le ayudase con la investigación, porque él solo no podía. Cidraque aceptó, Contreras le nombró su Mata-Hari.

Aquella tarde cuando Esteban iba paseando, un chico le robó el bolso a Elisa, Esteban le ayudó a Elisa a arreglarlo en comisaría, decidieron no denunciarle y que le sirviera de escarmiento. Al final Hassán que así se llamaba les dió las gracias y se hizo amigo de Esteban.

A la mañana siguiente, un martes de carnaval, al levantarse Esteban e ir hacia su oficina, vió a Cidraque sentado en su sillón, le preguntó que hacía allí y Cidraque le respondió, que hiba para ver si le podía ayudar con la investigación que le había mandado Contreras. Primero Esteban se negó, pero después aceptó y se fueron a desayunar.

Después del desayuno, decidieron empezar con la investigación y echar un vistazo a las pertenencias de Júdez y Moliner. También fueron al Metropol , Cidraque a la Cañada, mientras Esteban se encontró con Hassán que le proporcionó información ect...En definitiva al juntar la información sacaron, que habían muerto por una dosis de droga y que ese costo lo proporcionaba metiéndolo en la ropa una lavandería.

Cuando ascendían por unas escaleras que desembocaban en la calle superior, oyeron unos disparos. Corrieron a ver que pasaba y resultó ser que Sebastián Gayarre acababa de matar a tiros al soldado Villalba, que se encontraba de centinela en la garita del polvorín. Dijo que en defensa propia.

A la mañana siguiente tocaron diana como si la noche anterior no hubiese pasado nada. Contreras llamó a Cidraque y le dijo que su misión quedaba cancelada. Él le preguntó porque pero no le respondió. Todo lo que ocurría era muy raro, las tres muertes y después la cancelación de la investigación.

Ellos siguieron con la investigación porque querían saber lo que ocurría.

Tocó la corneta (reanudación de la jornada) Marmolejo le dijo a Cidraque que le acompañara al puerto y a Esteban que se pusiera a trabajar con la máquina que tenían que hacer media docena de oficios. Después al terminar Esteban, vio a Cidraque y Victoria paseando.

Al llegar al cuartel, por la noche se pusieron a pensar con los hechos haber si podían sacar algo.

Al día siguiente, Jueves, Esteban se encontraba mal pero no tenían ningún síntoma de nada. Cidraque esa mañana se fue a acompañar a Victoria al hospital Militar. Les atendió el doctor Sau, mientras Victoria firmaba los papeles Cidraque y Sau hablaban del tema.

Cuando Cidraque llegó, él y Esteban decidieron ir a dar un vistazo a los documentos (prohibidos), con ayuda de Medina que les habría la puerta y con cuidado para que nadie les pillase.

Después cuando tuvimos un momento miramos las notas que habíamos tomado de aquellos documentos, no había nada de especial, solo una curiosidad, que los dos capitanes tenían que hacer guardia en las Islas Chafarinas y no acudían nunca, solo cuando estaban en Melilla.

Por la tarde Esteban y Cidraque fueron a despedirse de Victoria y después decidieron ir a la lavandería para ver si podían sacar más información. Cidraque entró dentro y Esteban se esperó fuera, al ver que Cidraque no salía decidió entrar en su busca. Se inventó una excusa para despistar al dependiente y colarse dentro, el dependiente lo buscaba pero él ya se había colado dentro, entonces Esteban vió como habría una trampilla del suelo y allí estaba Cidraque atado a una silla. Rápidamente Esteban decidió actuar y lo pillaron, se defendió como pudo, rescató a Cidraque y salieron de allí.

Seguidamente cogieron el autobús y se dieron cuenta de que un tipo les perseguía, en una parada Cidraque saltó a un árbol pero a Esteban no le dio tiempo de reaccionar y siguió hacia delante. Al bajar vió como un tipo le perseguía y decidió refugiarse en casa de Elisa, la mujer de Contreras. Estuvieron hablando y la información que sacó es que Contreras y Gayarre llevaban el negocio de la lavandería, al llegar al cuartel se lo contó a Cidraque que estaba todo preocupado por él.

El Viernes Esteban y Marmolejo se fueron de funeral. Al volver Cidraque le contó a Esteban lo que había deducido él del tema: que Contreras y Gayarre formando sociedad controlan el mercado de la droga dura en Melilla y que su centro de operaciones es la lavandería Moderna.

En definitiva Gayarre da una droga a Villalba para matarle, (sea porque sospecha o por la escasez de heroína en Melilla) se la traspasa a Júdez y Júdez como estaba en deudas con Moliner le pasa una dosis. Entonces Júdez y Moliner mueren y Gayarre tiene que matar a Villalba de otra forma.

Después por la noche fue Marmolejo al toque de corneta viruta, para decir que Cidraque y dos más se van a las Islas Chafarinas.

A la mañana siguiente, sábado, Cidraque estaba recogiendo las cosas para irse a las Islas Chafarinas y Esteban le dice que él también va pero de visita turística. Más tarde embarcaron hacia las islas, al llegar allí Esteban le presenta a Cidraque a León y Bereci. Mientras comieron hablaron de si existían galerías subterráneas en las islas y después fueron a la oficina para estudiarlo en un mapa. En ese momento llaman a la puerta y se asustan, al abrir era un amigo de León y Bereci que llevaba una noticia para Contreras que no se atrevía a dársela, al leerla todos quedaron conmocionados, su mujer había sido asesinada. En definitiva ellos pensaron que Contreras había mandado matar a su mujer para tener una excusa para volver a Melilla con la droga, ahora faltaba saber de donde sacaban la droga y como a la mañana siguiente tenía que volver hacia Melilla por la noche hicieron guardia para vigilarlo.

Esa noche se alarmaron al ver que estaba en su habitación y había desaparecido sin haber salido por la puerta, la actuación fue rápida, fueron hacia la habitación y al ver que había desaparecido por bajo el suelo, accedieron a las galerías por la iglesia.

Después de subir, bajar escalones y caminar mucho; llegaron al sitio clave donde Contreras intercambió un maletín de billetes por la droga (que la transportaba un gran barco). Se acercaron unas patrullas de policía por allí y primero tiraron un misil pero después no les podían despistar y el barco de la droga huyó.

Con los disparos y todo, se dispersaron todos y Esteban al volver al sitio se vió a sus compañeros muertos, de la rabia cogió unas bombas para poder ir a matar a Contreras.

Por las galerías se oían unos pasos y Esteban se creía que era Contreras y preparaba la bomba, pero enfocó la linterna a su cara y era Cidraque con el maletín de droga que quería negociar con Esteban para ser los dos ricos y Esteban no quería.

Finalmente Cidraque empieza a disparar, Esteban tira una bomba que no explota al tocar el suelo y se salvan, Cidraque sigue disparando y la segunda bomba que tira Esteban si explota al tocar el suelo. Entonces Esteban corría desesperadamente porque esa bomba había hecho una agujero en la galería y el Mar Mediterráneo empezaba a recorrer la galería, Esteban corría y corría para no se arrastrado por el agua, aunque finalmente el agua lo arrastró unos metros antes de la salida. Se quedó dormido y el sargento primero Teodoro le despertó.

OPINIÓN PERSONAL

Éste libro me ha gustado mucho, aunque el final no esta muy claro, yo creo que

Vale la pena leérselo, además cuando estás leyendo te engancha y no puedes parar.