Mitología griega

Mundo Clásico. Leyendas. Orígenes. Dios Zeus. Titanes. Titanomaquia. Gigantes. Gigantomaquia. Tifón. Amores. Horas. Musas. Gracias. Parcas. Templos

  • Enviado por: Yop
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Habilidades Directivas en Hostelería
Estudios Superiores Abiertos de Hostelería, ESAH
El sector túristico en España requiere profesionales muy bien formados. En una industria tan importante para el...
Solicita InformaciÓn

Programa Superior en Dirección y Gestión Hotelera
Universidad Francisco de Vitoria-CESAE
Si alguna vez has pensado en dirigir y gestionar tu propio hotel quizás ha llegado el momento de hacer realidad ese...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Índice

PÁGINAS

  • Introducción 2

  • 1.1 General

    1.2 Atributos

    1.3 Animal

    1.4 Atribuciones

  • Nacimiento de Zeus 2

  • Lucha contra los Titanes o Titanomaquia 2 y 3

  • Lucha con los gigantes o Gigantomaquia 3

  • 4.1Relación de los dioses y su participación en la batalla.

  • Lucha contra Tifón 4

  • Lucha contra Zeus

  • Descendencia

  • Delfine

  • Pan 5

  • 5.4.1Características y atributos 5

    • Otros mitos: 5 y 6

    6.1 Gaminides 5

    6.2 Filemón y Baucis 6

    6.3 Rapto de Europa 6

    6.4.Ixión

    • Amores 6 y 7

    7.1 Leda 6

    7.2 Dánae 7

    7.3 Ío

    • Horas 7 y 8

    • Musas 8

    • Gracias 9

    • Parcas 9

    • Templos estatuas y otras dedicaciones 10

    • Bibliografía

    1 Introducción

    1.1 Es el dios más importante de la mitología griega, ya que se le considera el soberano de dioses y hombres. Como todos los olímpicos es de la segunda generación divina, el hijo más joven de Cronos y Rea (para Hesíodo es el mayor). Su nombre muestra que es de origen indoeuropeo, pues se encuentra también el Dyaus pita, dios del cielo; en el Júpiter romano y en el Tues-Day germánico.

    Se le ubica en la cima del monte Liceo de Arcadia , en el monte Ida (cerca de Troya) y especialmente, en el Monte Olimpo, la montaña más alta al norte de Tesalia.

    1.2 El rayo y la égida con las que siempre se le representa, simbolizan su poder.

    1.3 El animal de Zeus es el águila, su árbol es el roble o encina y su mineral es el diamante.

    1.4 Preside las manifestaciones celestes, provoca la lluvia y lanza el rayo y el relámpago, pero sobre todo, su función es la de mantener el orden y la justicia, no sólo entre los hombres sino también entre los dioses. De sus atribuciones cabe destacar la de purificar a los homicidas, velar por el respeto del juramento y los deberes para con los huéspedes, y garantizar el poder real y, en general, la jerarquía social. A pesar de su inmenso poder, él también estaba sometido a los Hados. Se le considera el dios de la luz, del tiempo atmosférico, del cielo y del rayo. También (por si fuera poco) es el rey de los dioses

    • Nacimiento de Zeus

    Como ya hemos estudiado, Cronos, padre de Zeus, había sido advertido por un oráculo de que uno de sus hijos le destronaría y, por miedo a esta profecía, los engullía nada más nacer. Rea, harta de esta situación, resolvió engañar a su esposo y salvar a su sexto hijo. Dio a luz por la noche, en secreto, y al día siguiente le dio a Cronos una piedra envuelta en pañales, que éste, como era su costumbre, se comió sin darse cuenta del cambio. El lugar de nacimiento de Zeus varía de una tradición a otra.

    Se le suele situar en Creta, en el monte “Egeo”, en el Ida o en el Dicte, aunque según Calímaco en su himno a Zeus nació en Arcadia. Pero generalmente, se acepta que Zeus pasó su infancia en Creta, donde fue criado por los curetes y ninfas. Su nodriza fue la ninfa ( o la cabra) Amaltea, que la amamantó. Muerta ésta, cogió su piel para usarla de armadura ( lo que habitualmente se conoce como égida).

    También se alimentaba de la miel que las abejas del Ida hacían expresamente para él.

    • Lucha contra los titanes o Titanomaquia

    Cuando Zeus creció, quiso tomar el poder que tenía su padre y recurrió a Metis (prudencia) para que le ayudara. Ésta le proporcionó una droga que hizo vomitar a Cronos todos los hijos que había devorado y, con el apoyo de sus hermanos y hermanas, Zeus luchó contra su padre y los titanes. Fue una guerra larga que duro 10 años.

    Zeus, aconsejado por su madre, decidió liberar a los cíclopes y los Hecatonquiros para que les ayudaran, pues éstos, encerrados por orden de Cronos, deseaban vengarse.

    Dio muerte a Campe que los custodiaba y, una vez libres, los cíclopes dieron a Zeus: el trueno y el Rayo; a Hades, un casco mágico que le hacía invisible al que lo usara, y a Poseidón , el tridente, cuyo choque conmovía a la tierra y al mar (según el trabajo de nuestras compañeras de clase, fue Hefesto quien otorgó el tridente a Poseidón).

    Al final, Zeus y los olímpicos quedaron vencedores. Arrojaron a los titanes del cielo y los encerraron en el Tártaro.

    Tras la victoria, los dioses se echaron a suertes el reparto del poder. Se acordó que Reus se regiría el universo y tendría como reino del cielo; Poseidón, el mar y Hades, el mundo subterráneo.

    • Lucha contra los gigantes o Gigantomaquia

    Gea, irritada al ver a sus hijos, los titanes, encerrados en el Tártaro, engendró a los gigantes para vengarse. Nada más nacer, comenzaron a lanzar árboles encendidos y rocas enormes al cielo, lo que provocó la ira de los Olímpicos, que se prepararon para la lucha.

    En el mito inicial, Zeus y su hija Atenea fueron los principales combatientes, junto a Heracles que les ayudaba, ya que una profecía les había advertido que era necesaria la presencia de un mortal para que los gigantes murieran (algo parecido a la película de Disney). A veces, también Dionisio tomaba parte activa en la batalla. Sin embargo, a medida que el mito va enriqueciéndose, las distintas divinidades van participando más y más, hasta asignar prácticamente la muerte de cada uno de los gigantes a un dios distinto. De este modo, los gigantes fueron muriendo uno a uno hasta ser vencidos por completos.

    4.1 Relación de los dioses y su participación en la batalla.

    - Apolo y Heracles mataron a Efialtes lanzándole sendas flechas. La del dios atravesó el ojo izquierdo, mientras que el héroe acertó en el derecho.

    - Dionisio mató a Éurito de un golpe de tirso.

    - Hécate acabó con Clitio golpeándole con su antorcha.

    - Hefesto, usando proyectiles de hierro incandescente, terminó con Mimante.

    - Poseidón persiguió a Polibotes hasta la isla Cos y, una vez allí, rompió parte de la isla, la llamada Nisiros, y se la arrojó.

    - Hermes, invisible gracias a que llevaba el casco de Hades, mató a Hipólito.

    - Artemisa dio fin a Gratión.

    - Las Moiras mataron a Agrio y Toante, sirviéndose de sus mazos de bronce.

    - Atenea mató a Palante, con cuya piel se hizo una coraza que usó el resto del combate, y a Encélado, al cual persiguió hasta Sicilia e inmovilizó arrojándole la isla

    • Zeus dio muerte a Porfirión. Cuando este gigante estaba atacando a Heracles y Hera, hizo que sintiera una pasión irrefrenable por la diosa y, el momento que intentaba desnudarla, le fulminó con el rayo.

    • Lucha contra Tifón

    Gea, disgustada por la muerte de los gigantes y queriéndose vengar, calumnió a Zeus delante de Hera. Ésta pidió ayuda a Cronos, quien le entregó dos huevos impregnados con su semen para que los enterrara. Así lo hizo y de ellos surgió Tifón: ser alado monstruoso de tamaño descomunal capaz de despedir llamas por los ojos.

    Se cuenta en las leyendas que su cabeza tocaba el cielo y que, si extendía los brazos , abarcaba todo el occidente. De cintura para abajo estaba cubierto de viboras y, en lugar de dedos, tenía cabezas de dragón.

    Ante su terrible aspecto, los Olímpicos huyeron al desierto de Egipto, donde tomaron forma de animal para ocultarse. Únicamente Atenea y Zeus combatieron al monstruo.

    Tifón cortó los tendones de los brazos y de las piernas a Zeus , encerró a éste en la caverna y ocultó los tendones y músculos del dios en una piel de oso que dio custodiar al dragón hembra Delfine. Hermes y Pan robaron los tendones y volvieron a colocarlos en el cuerpo del dios que, una vez recuperado, se puso a lanzar rayos al monstruo.

    Al final, Zeus arrojó el monte Etna y consiguió aplastarle.

    5.1 Lucha contra Zeus

    Como citado anteriormente, ante su terrible aspecto, los Olímpicos huyeron al desierto de Egipto y se metamorfosearon en distintos animales para no ser descubiertos: Hefesto en buey, Dionisio en macho cabrío, Ares en pez, Hermes en ibis, Apolo en milano, etc. Sólo Atenea permaneció al lado de su padre.

    La lucha tuvo lugar en el monte Casio. Zeus fulminó de lejos , y cuando se acercó, lo abatió con su sable, pero Tifón consiguió recuperarse y le quitó el sable. Cortó los tendones de los brazos y las piernas a Zeus, y encerró a éste en una caverna de Cilicia. Después escondió los tendones y músculos del dios en una piel de oso, que dio a custodiar al dragón hembra Delfine. Pero Hermes y Pan burlaron la vigilancia del dragón y le robaron tendones, que lograron poner de nuevo en el cuerpo de dios. Una vez recuperado, Zeus, montado en su carro de caballos alados, se puso a lanzar rayos al monstruo. Tifón, entonces huyó al monte Nisa, porque las Parcas le habían dicho que allí había frutos que aumentarían sus fuerzas. Más Zeus se puso a perseguirle y, aunque el monstruo le arrojaba montañas, el dios se las devolvía a fuerza de rayos. Por fin, el olímpico acertó a herirle con el monte Hemo y Tifón ya sólo se dedicó a escapar.

    Cuando éste atravesaba el mar de Sicilia, Zeus arrojó el monte Etna y consiguió aplastarle. El humo que arroja el monte se explica por las llamas que vomita el monstruo o por el resto de rayos de Zeus.

  • Descendencia de Tifón

  • Se le atribuye, de su unión con Equidna, el perro Ortro, Cerbero, la hidra de Lerna y Quimera.

  • Delfine (guardián de la gruta Cilicia)

  • Dragón medio mujer, medio serpiente al que Tifón le encomendó la tarea de custodiar los nervios y músculos de Zeus, encerrados en una gruta de Cilicia. Sin embargo, Hermes y Pan lograron arrebatárselos sin que se percatara. También esta relacionada con la guardián del oráculo de Temis.

    5.4 Pan

    Dios de los pastores y rebaños. Se cree que es un genio originario de Arcadia, cuyo culto se extendió por Grecia y, de ahí, trascendió al resto de las mitologías. En Roma, es identificado a veces con el dios Fauno y, más frecuentamente, con Silvano, el dios de los bosques.

    5.4.1Características y atributos.

    Es representado como un ser velludo, mitad hombre, mitad macho cabrío. Sus rasgos humanos de cintura para arriba (excepto por los dos cuernos de su frente) y está caracterizado por su mirada, pícara e inteligente, su cara arrugada y su barba. De cintura para abajo su parte animal, luce un par de patas de cabra, secas y nerviosas, que acaban en fuertes pezuñas. Tiene una gran agilidad, ya sea para correr, lo que le es muy útil pues vive en los bosques. Nos recuerda a “Phil” de la película de Hércules.

    ð ððρðσ ððððσ

    ððγðððððððð, ðð σðρ ðððσ ðð δððσ ρðγðδðρ δðð ððσððσ, ððρðððððð ðð ððððρðσðσ ðððððð δðσ ðð ððσ ðððð ðσðρðð δð ðððð ðð ððσ ðððρððððσ ðððððð ððððððρ ðð δðσðððð ððððσððγð δðððρðσðσ δðððððσ ðððð ððð ððððργð, ððρðσ ððððσ ððððð ðð ððððððððð ðρðððð ðððð ððððδð ðððδð ð ððρððððσ ðð σðσ ðρðððððσ, ρðððð ð ððððððδðσ, ð ððσððγð ð ððððσðð ððρ ððððρσð δð ððρðð δð ððρðð

    ðððððððððδðσ

    Jóven héroe descendiente de Dárdano, por lo que pertenece a la estirpe real de Troya. Su genealogía varía en los distintos mitos. Se le suele presentar como hijo de Tros y Calírroe; sin embargo, en otras leyendas figura como hijo de Laomedonte, o bien de Ilo, de Asáraco, o incluso, de Erictonio.

    Ganimedes era un guapo adolescente que cuidaba los ganados de su padre en las montañas que rodeaban Troya. Su belleza era tan célebre que llegó a ser considerado el más hermoso de los mortales, hecho por el que el mismísimo Zeus se prendó de él. La pasión del padre de dioses y hombres le llevó a raptarle él mismo.

    En ocasiones se contaba que esta misión se la había encomendado a su ave favorita, el águila, que lo cogió suavemente entre sus garras y se lo llevó por los aires, por lo que la divinidad, en agradecimiento, transformó a este pájaro en constelación. También existe una variante en la que el águila es el propio Zeus metamorfoseado. El episodio del rapto también ha sido atribuido a Minos, Tántalo o Eos (la Aurora). En cualquier caso, Zeus regaló al padre del joven unos caballos o una cepa de oro que Hefesto había fabricado para compensarle por la pérdida del muchacho.

    Ganimedes, ya en el Olimpo, fue designado para escanciar el néctar en la copa de Zeus. Este oficio de copero antes era ejercido por Hebe, diosa de la juventud.

    6.2 Filemón y Baucis

    Preocupado por el bienestar de la humanidad, Zeus y Hermes bajaron a la tierra disfrazados como viajeros atrasados; y se encontraron con una pareja de ancianos: Filemón y Baucis, éstos, al no tener más que ofrecer, decidieron matar a su único ganso.

    Éste, asustado, se cobijó tras las piernas de Zeus, y viendo la buena voluntad de la pareja decidió rebelarse y juró por el río Estigia (el juramento más solemne) que les cumpliría cualquier deseo. Ni cortos ni perezosos pidieron un gran templo como residencia. Tras la muerte de ambos, se transformaron en robles, permaneciendo como monumentos del amor y de la fe.

    6.3 Rapto de Europa

    Debido a los celos de Hera, Júpiter se vio obligado a disfrazarse en numerosas ocasiones. Para ganarse a Europa, hija de Agenor, se convirtió en toro. Un día, Europa se encontraba jugando con sus tres hermanos: Cadmo, Fénix y Cilix, cuando Zeus, disfrazado de toro, se acercó a ella. Arrodillado la incitó a montarse. Al hacerlo, salió disparado y cuando divisó el mar se zambulló en él, entonces se la reveló. Al llegar a la orilla de una nueva tierra la denominó Europa. Fruto de esta relación prohibida nacieron Minos, Radamanto y Sarpedón. Éste mito continúa (como bien nos relataron nuestras compañeras en clase).

    6.4 Mito de Ixión

    Ixión, en la mitología griega, el primer hombre que asesinó a un miembro de su familia. Mató a su suegro para evitar entregarle los regalos de boda prometidos. Después de obtener la purificación del dios Zeus, el ingrato Ixión intentó seducir a Hera. Para desbaratar los planes de Ixión, Zeus creó una nube semejante a su mujer; engañado, Ixión hizo el amor con el fantasma y engendró a los monstruosos centauros. Como castigo, Ixión fue atado a una rueda que giraba eternamente en el mundo inferior.

    7. Amores

    Como ya sabemos, Júpiter tiene incontables relaciones amorosas, tanto con hombres como con mujeres, aquí mencionaremos todas las que hemos podido encontrar:

    AMORES HIJOS

    • Metis (su primera mujer) Atenea

    • Temis (su segunda mujer) Horas y Moiras

    • Hera (su mujer “actual”) Hebe, Ilítia y Ares

    • Io Epafo

    • Mnemósine Musas

    • Leda: Castor y Polus

    • Perséfone Eirene

    • Leto: Apolo y Artemisa

    • Semele Dionisio

    • Diana Afrodita

    • Alcmena Heracles

    • Europa Minos, Sarpedón y Radamanto

    • Eurinome Gracias

    • Antíope Zetos

    • Danae .............c............... Perseo

    • Eaco

    • Electra Dardano, Yasión y Harmonía

    'Mitología griega'

    Descendencia de Zeus

    Como resultado de su unión con diosas y mujeres mortales, Zeus, dios supremo de la mitología griega, tuvo muchos descendientes que constituyen la mayor parte del panteón griego (izquierda). Entre sus hijos mortales (derecha) figuran dioses

    7.1 Leda:

    En la mitología griega, mujer de Tindáreo, rey de Esparta, y madre de Cástor y Pólux, Clitemnestra y Helena de Troya. Cuando Zeus la sedujo bajo la apariencia de un cisne, ella puso dos huevos. En uno incubó a Pólux y Helena, que eran los hijos inmortales de Zeus, y en el otro a Cástor y Clitemnestra, los hijos mortales de Tindáreo.

    7.2 Dánae

    Su padre deseaba un niño y, por ello, consultó el oráculo. Éste le anunció que su hija tendría un varón, pero que su nieto le mataría. Para evitar que se cumpliera la profecía, Acrisio encerró a su hija en una cámara; sin embargo, Zeus penetró en el recinto en forma de lluvia dorada y, al caer en el seno de Dánae, la dejó encinta. El fruto de esta unión dio como resultado a uno de los héroes más famosos de la mitología, Perseo. El abuelo hizo encerrar a su hija y al pequeño Perseo en un arcón y lo arrojó al mar. Bajo el auspicio de Zeus, el cofre arribó a la isla de Sérifos, donde fue acogida por Dictis, hermano de Polidectes, tirano de aquel lugar. Este último se prendó de la joven y, para alejar a Perseo, lo mandó a buscar la cabeza de Medusa. En su ausencia, trata de forzar a la muchacha y, cuando Perseo regresa, ve a Dictis y a su madre como suplicantes en el altar para tratar de liberarse del violento tirano. Entonces, el héroe convierte a Polidectes y sus seguidores en piedra, utilizando la cabeza de Medusa, y después ofrece el trono a Dictis. Tras esto, Dánae regresa a Argos junto a su madre, mientras Perseo va en busca de Acrisio. En otra mito se cuenta que, cuando Dictis recoge a Dánae la conduce ante Polidectes y éste, profundamente enamorado, se casa con ella y educa al niño.

    Hay una versión italiana, en la que el cofre que contenía a Dánae y Perseo llega a la costa del Lacio. Allí la joven se casa con Pilumno y funda con él Ardea.

    7.3 Ío:

    Ela mitología griega, hija del dios del río Ínaco.

    Amada por el dios Zeus, éste la transformó en una vaquilla blanca para protegerla de los celos de su mujer, Hera. Sin embargo, como ésta sospechaba que el animal era la amante de su marido, le pidió que se la regalara y, una vez conseguido, se la entregó a Argos, el monstruo de los cien ojos, para que la custodiara. Como el monstruo nunca dormía con todos sus ojos cerrados, a Ío le resultaba imposible escapar hasta que Zeus envió a su hijo, el dios Hermes, para que la rescatara. Hermes se las ingenió para matar al monstruo haciendo que se durmiera con todos sus ojos cerrados contándole una retahíla de aburridas historias. Entonces Hera envió un tábano para que la atormentara con sus picaduras. Ío vagaba por la tierra sin descanso hasta que atravesó nadando el mar y llegó a Egipto; en honor a ella este mar lleva su nombre, Jónico. Allí recuperó su forma física original y dio a Zeus un hijo, Épafo, antepasado del héroe griego Hércules.

    8 HORAS

    Divinidades de las Estaciones. Son hijas de Zeus y Temis y, por lo tanto, hermanas de las Moiras. Estas diosas tienen una doble naturaleza: por un lado, responden a la personificación del ciclo vegetal, del que son sus custodias, y por otro, como hijas de Temis (la Ley), aseguran el equilibrio social. Las tres hermanas se llamaban Eunomia, Dice y Eirene ("Disciplina", "Justicia" y "Paz", respectivamente), nombres que responderían al segundo plano. Sin embargo, los atenienses las denominaban Talo, Auxo y Carpo (evocaciones de la idea de brotar, crecer y fructificar), marcando más su papel como divinidades de la naturaleza. A pesar del nombre castellanizado -traducción literal del Horae latino -, sólo se las asoció tardíamente con las Horas del día. Se las suele representar como tres muchachas jóvenes y bellas, con una flor o una planta en la mano.

    En el Olimpo desempeñan diversas funciones serviles: ora se presentan cuidando las puertas de la mansión celeste, ora desenganchando los caballos del Sol. En algunas versiones, se les atribuye la crianza de Hera.

    Su papel más habitual es como acompañantes en los cortejos de diversos dioses.

    De este modo, aparecen formando parte del séquito de Afrodita junto a las Cárites, entre los sátiros y ninfas que acompañan a Dionisio, con las muchachas que rodean a Perséfone y, por supuesto, como compañeras del Pan, dios de los bosques y rebaños.

    En general, se las suele considerar seres abstractos que no desempeñan ningún papel en los mitos. Sólo en uno tardío aparece una de ellas casada con Céfiro, del que da a luz a Carpo (el Fruto).

    9 MUSAS: Son nueve hermanas, fruto de tantas noches de amor. Presiden el pensamiento en todas sus formas: elocuencia, percusión, sabiduría, historia, matemáticas, astronomía.... Son las que acompañan a los reyes y les dictan palabras convenientes, fuentes de inspiración y entusiasmo creativo para todo lo que tiene que ver con las artes y las ciencias.

    Existen 3 grupos de musas: las de Tracia, las de Piera y las de Beocia. Son:

    Calíope poesía épica

    Clío historia

    Polimnia pantonimia

    Euterpe flauta

    Terpsícore poesía ligera y danza

    Erato lírica coral

    Melpómene tragedia

    Talía comedia

    Urania astronomía

    10 GRACIAS

    Cuadro de las gracias:

    Las tres gracias, cuadro pintado hacia 1635 por Petrus Paulus Rubens. Esta obra se encuentra en el Museo del Prado, Madrid

    Las Gracias, en la mitología griega, las tres diosas de la alegría, el encanto y la belleza. Hijas del dios Zeus y la ninfa Eurínome, son identificadas con las Cárites helenas. Eran deidades que encarnaban la Gracia, la Belleza y la Fertilidad. Su número varía, pero generalmente las virginales diosas eran tres: Aglaya o Áglae ('la brillante'), Eufrósine ('la alegría del corazón') y Talía ('la que hace florecer las plantas'). Aparecen en distintos cortejos acompañando a diversos dioses, como el de Apolo, Venus, Minerva o Baco.

    Las Gracias presiden los banquetes, las danzas y todos los demás acontecimientos sociales placenteros, y proporcionan alegría y buena voluntad tanto a dioses como a mortales. Eran especial compañía de las divinidades del amor, Afrodita y Eros, y junto con sus compañeras, las musas, cantaban a los dioses en el monte Olimpo y danzaban al ritmo de la hermosa música que Apolo interpretaba en su lira. En algunas leyendas, Áglae estaba casada con Hefesto, el artesano de los dioses, y su boda explica la tradicional asociación de las Gracias con las artes. Al parecer, y al igual que las musas, otorgaban a artistas y poetas la habilidad para crear bellas obras de arte. Raramente se trataba a las Gracias de forma individual; sí, en cambio, como una especie de triple encarnación de la gracia y la belleza.

    11 PARCAS

    Parcas, en la mitología griega, las tres diosas que determinaban la vida humana y el destino. Conocidas como Moiras en griego y como Parcae en latín, las Parcas asignaban a cada persona al nacer una parte del bien y del mal, aunque la gente podía acrecentar el mal por su propio desatino. Retratadas en el arte y la poesía como ancianas severas o como melancólicas doncellas, se las representaba siempre como tejedoras.

    Cloto (la Hilandera hila el hilo de la vida), Láquesis (la Distribuidora de Suertes), decidía su duración y asignaba a cada persona su destino y Átropo (la Inexorable), llevaba las temibles tijeras que cortaban el hilo de la vida en el momento apropiado. Las decisiones de las Parcas no podían ser alteradas, ni siquiera por los dioses.

    Divinidades que personifican el destino, identificadas con las Moiras griegas. Son hijas de Júpiter y Temis; aunque aparecen a veces como hijas de la Noche. En la primitiva religión itálica eran demonios del nacimiento, pero pronto se asimilaron a la figura de las hilanderas helénicas. También eran tres: una preside el nacimiento; otra, el matrimonio, y la tercera, la muerte.

    También se las llamaba las Tres Hadas o Tria Fata (los tres destinos). Se las suele agrupar en unión a Ilitía, diosa de los alumbramientos, y a Tique (la Fortuna).

    12 Templos estatuas y otras dedicaciones:

    Zeus presidía a los dioses en el monte Olimpo, en Tesalia. Sus principales templos estaban en Dódona, en el Epiro, la tierra de los robles y del templo más antiguo, famoso por su oráculo, y en Olimpia, donde se celebraban los juegos olímpicos en su honor cada cuatro años. Los juegos de Nemea, al noroeste de Argos, también estaban dedicados a Zeus.

    Dódona, el más antiguo de los santuarios griegos, en el interior de la región del Epiro, a 80 km al este de Corfú. En la mitología griega, estaba consagrado a Zeus y a su amante Dione. Los sacerdotes del templo interpretaban el movimiento de un gran roble, la actividad de las palomas en su copa, el tintineo de las ollas de cobre colgadas de sus ramas y los murmullos de una fuente como respuestas de Zeus. Tanto Homero como Hesíodo mencionan a Dódona. El oráculo de Dódona era uno de los más respetados de la antigüedad y lo consultaban griegos de muchas ciudades y extranjeros; se decía que Creso, rey de Lidia, había visitado el templo. El santuario fue destruido durante la guerra por los etolios en el 218 a.C., pero probablemente fue restaurado después. En su emplazamiento se han realizado hallazgos arqueológicos

    'Mitología griega'

    THE BETTMANN ARCHIVE

    Estatua de Zeus

    La estatua de Zeus de oro y marfil y 10 metros de altura (conocida como Crisoelefantina) esculpida hacia 435 a.C. por Fidias fue la más famosa de la antigua Grecia y está considerada como una de las siete maravillas del mundo. Solo se tiene noticia de ella a través de las descripciones que realizaron Platón, Pausania o Plinio.

    OTRAS DEDICACIONES:

    en Olimpia se celebraban los juegos olímpicos en su honor cada cuatro años. Los juegos de Nemea, al noroeste de Argos, también estaban dedicados a Zeus.

    BIBLIOGRAFÍA

    FUENTES SECCIONES

    1 Enciclopedia Universal 1.2.3.4.5(1,2,3,4,5[4])

    2 Encarta 99 1.2.4(2).5(1,2,4[1]).6.7(1,3)

    3 Encarta 02 6(1,2,3,4).7(1,2,3,)8.9.10.11.12

    4 Mitos griegos (Material del aula) 6(1,2,3).7

    5 Dioses y mitos griegos (Material del aula) 1.6(1)

    6Dioses y héroes griegos (Material del aula) 1.6(2,3).8.9.10

    7Mitología griega y romana (Material del aula) 6(1).8.10

    8Teoría de clase 1.2.3.7.8.9.10.11