Marinero en tierra; Rafael Alberti

Literatura española contemporánea del siglo XX. Poesía y lírica de la Generación del 27. Añoranza del mar. Biografía. Estilo. Lírica neopopular. Recursos estilísticos

  • Enviado por: Antone
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad
publicidad

VIDA Y ESTILO

Nació en el Puerto de Santa María en 1902. Estudió con los jesuitas. De allí irá a Madrid en 1917. En 1925 recibe el Premio Nacional de Literatura por su obra Marinero en Tierra (ex-aequo con G. Diego). Afiliado al P.C.E., abandona España al concluir la Guerra Civil. Reside en París, Argentina y Roma. En 1977 regresa a España. En 1983 recibe el Premio Cervantes.
En la obra de Alberti se da una gran variedad de temas, tonos (del humorístico y juguetón al angustiado) y estilos (poesía pura, tradicional, popular, barroca, vanguardista). En 1931 descalificó toda su poesía anterior, llamándola "poesía burguesa" y se dedicó a hacer poesía "revolucionaria". Senabre destaca su continua vuelta a sus raíces, la búsqueda ininterrumpida de la arboleda perdida, la irreprimible nostalgia por lo perdido: su tierra, el mar, España...
Etapas en su obra (no siempre cronológicas):
1)Lírica neopopular:
Marinero en Tierra (1924). Nostalgia del mar (=pureza) y su tierra natal. La amante (1926). El alba de alhelí (1927).
2)Barroquismo y vanguardismo.
Cal y canto (1926-27). Gongorino y futurista a la vez. Gran dominio de la técnica. Trata el mundo de los mitos modernos
Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos (1929). Dedicado a las figuras del cine mudo.
3)Surrealismo: Sobre los ángeles (1929).
Responde a una crisis religiosa y vital del poeta. Es, quizás, su obra maestra. Está escrita en versos libres, cortos al principio, progresivamente mayores (versículos).
El poeta se ve sin luz para siempre, expulsado del paraíso perdido. Va errando por un mundo caótico y sin sentido. Los "ángeles" simbolizan la crueldad, la tristeza, la desesperanza, la muerte... es decir, distintos aspectos del Hombre. En la misma línea surrealista escribe Sermones y moradas (1929-30).
4)Poesía cívica.
Poesía social y política, revolucionaria. Elegía cívica (Con los zapatos puestos tengo que morir) (1930), El poeta en la calle (1930-31), 13 bandas y 48 estrellas (1930), Poemas del mar Caribe (1936), De un momento a otro (1938). Es una poesía de urgencia, a veces buena, a veces panfletaria.
5)Poesía en el exilio.
Mezcla diversos estilos: obras sobre el destierro, de añoranza; poesía política (Coplas de Juan Panadero)... Destaquemos Roma, peligro para caminantes y Retornos de lo vivo lejano.

TEMA

La nostalgia del mar se halla sujeta, de forma inseparable, a este poema. En efecto, lo que da la pauta de estos versos es la distancia de una orilla gozosa. Aquí se plantea el dilema  del ser “desterrado del mar”. Muchas veces los límites de mar y tierra se borran y son la misma cosa.

El mar. La mar.

El mar. ¡Sólo la mar!

¿Por qué me trajiste, padre,

a la ciudad?

Esta distancia es la que el poeta exterioriza en cada momento como un anhelo.

Si mi voz muriera en tierra,

llevadla al nivel del mar

y dejadla en la ribera.

Para expresar dicho malestar, el marinero gime al viento que es quizá el único que escucha sus penas y lo llega a comprender, el viento es conocido por realizar largos viajes y quizá recuerde el mar. Alberti introduce una típica característica marina(viento) para dar más realismo al verso.

El sentimiento de la nostalgia de Alberti abarca no sólo a su infancia, sino que lo proyecta hacia el futuro, trasformándolo en un recuerdo que sucede en el presente a modo de choque verbal

Zarparé, al alba, del puerto,

hacia Palos de Moguer,

sobre una barca sin remos.

De noche, solo, ¡a la mar,

y con el viento y contigo!

Con tu barba negra tú,

yo barbilampiño.

Pero la evocación de la infancia perdida con nostalgia y alegría y "con la voluntad de hacerlo porque así lo quiere el poeta", demuestra que no hay aquí dolor por la pérdida, ni malestar por el recuerdo.

Yo te hablaba con banderas,

hija de la panadera,

la que siempre eras de pan

entre la grey marinera.

Me perdí en la tierra,

fuera de la mar.

Yo te hablaba a los luceros,

con la luna del espejo

de una estrella volandera.

Fuera de la mar,

me perdí en la tierra.

ALUSIONES AL MAR Y SU TIERRA

  • Plinto: base cuadrada de poca altura.

  • Alfanjes: sable ancho, corto y curvo con dos filos en la punta

  • Adelfares: sitios poblados de adelfas.

  • Fanal: farol grande en la torre del puerto

  • Cantuesos: planta labiada de flores moradas

  • Escollera: obra de resguardo que se hace en puertos.

  • Henchido: lleno de agua.

  • Salitre: nitro.

  • Tajamar: tablón de borde curvo que hiende el agua cuando el buque navega.

  • Jarcia: aparejos y cabos de un buque.

  • Biznaga: planta de flores pequeñas y blancas.

  • Celosía: enrejado de listoncitos para las ventanas.

  • Escarpidor: peine de púas.

  • INTERVENCIÓN DEL AUTOR

    Así, se pregunta a sí mismo:

     

    -¿Adónde vas, marinero,

    por las calles de la tierra?

    -!Voy por las calles del mar!,   contesta

    O en Pregón submarino:

     

    !Tan bien como yo estaría

    en una huerta del mar,

    contigo, hortelana mía.

    En un carrito, tirado

    por un salmón, qué alegría

    vender bajo el mar salado,

    amor, tu mercadería!

    -Algas frescas de la mar,

    algas, algas!

     

    Aunque quizá vea con más fuerza, el poema titulado Funerales.

    RECURSOS ESTILÍSTICOS

    • A CLAUDIO TORRE, DE LAS ISLAS CANARIAS

    Cañonead con plátanos. METÁFORA

    • A FEDERICO GARCÍA LORCA, POETA DE GRANADA (1924)

    Sal tu bebiendo campos y ciudades. HIPÉRBOLE

    • SANTORAL AGRESTE

    El Santo Labrador peina la tierra;

    Santa Cecilia pulsa los pinares,

    Y el perro de San Roque, por el río. PERSONIFICACIÓN

    • ALBA DE NOCHE OSCURA

    Doró mi lengua el sol. HIPÉRBOLE

    • ROSA-FRIA, PATINADORA DE LUNA.

    ¡Adiós, patinadora!. ALITERACIÓN

    • MALVA-LUNA-DE-YELO

    Cabellos de marfil al viento. METÁFORA

    • MI CORAZÓN, REPARTIDO

    Mi corazón, repartido

    Entre la ciudad y el campo. HIPÉRBOLE

    • LA SIRENA DEL CAMPO

    Bajo la verde lluvia de los sauces,

    Sirena muerta, te columpia el aire. PARALELISMO

    • AYER Y HOY

    Silencioso espantapájaros. PERSONIFICACIÓN

    • ¡A VOLAR!

    ¡A volar,

    pajaritos,

    al mar! ANTÍTESIS

    • AMADA DE METAL FINO

    Amada de metal fino,

    de los más finos cristales. HIPÉRBOLE

    • MI AMANTE LLEVA GRABADO

    Mi amante lleva grabado,

    en el empeine del pie,

    el nombre de su adorado. HIPÉRBOLE

    • MI CORZA

    Los lobos la mataron

    dentro del agua. PARALELISMO

    • EL AVIADOR

    Y mar dicen que ha muerto

    de teniente aviador. PERSONIFICACIÓN

    • NANA DEL NIÑO MALO

    Y a la estrella de menta. METÁFORA

    • NANA DE LA TORTUGA

    ¡Ya se comió el perejil

    la hojita de la lechuga! PARALELISMO

    • NANA DE LA CABRA

    Un cabritillo de nieve. METÁFORA

    • TRENES

    Tren del día, detenido

    frente al cardo de la vía. PARALELISMO

    • JARDINERO

    Y en mi corazón guerrero

    plántame cuatro palmeras

    a modo de masteleros. HIPÉRBOLE

    • DONDIEGO SIN DON

    Ábrete de noche,

    ciérrate de día

    cuida no te corte

    quien te cortaría,

    pues no tienes don. ANTÍTESIS

    • EL MAR. LA MAR

    El mar. La mar.

    El mar. ¡Sólo la mar! PARALELISMO

    • CRUZ DE VIENTO

    Dorada, clara de oro. METÁFORA

    • ¡A LOS ISLOTES DEL CIELO!

    Prepara la barca, niña.

    Yo seré tu batelero. ANÁFORA

    • EL MAR MUERTO

    No lo sabe nadie, nadie.

    ¡Mejor, si nadie lo sabe! PARALELISMO

    • DESDE ALTA MAR

    ¡Que dulce agua salada! ANTÍTESIS

    • YO TE HABLABA CON BANDERAS

    Yo te hablaba con banderas. PROSOPOPEYA

    • VERANO

    Que no es la mar y es la mar. ANTÍTESIS

    • ELEGÍA DEL COMETA HALLEY

    Ya era yo lo que no era. ANTÍTESIS

    • RETORCEDME SOBRE EL MAR

    Como si mi cuerpo

    fuera el jirón de una vela. METÁFORA

    • MADRIGAL DE BLANCA-NIEVE

    ¡Te habrás derretido ya! ANÁFORA

    • ¡POR EL MAR LA PRIMAVERA!

    ¡A bordo va! ANÁFORA

    • MALA RÁFAGA

    ¡Ardiendo está todo el mar! HIPÉRBOLE

    • A LA SOMBRA DE UNA BARCA

    Los hombros, contra la arena. ANADIPLOSIS

    • NACÍ PARA SER MARINO

    Dadme un cuchillo. ALITERACIÓN

    • ¿PARA QUIÉN, GALERA MÍA?

    ¿Para quién, galera mía,

    para quién este cantar? ANÁFORA

    • SI GARCILASO VOLVIERA

    Que buen caballero era. ALITERACIÓN

    • LA NIÑA QUE SE VA AL MAR

    ¡Que blanco tu corazón

    y que blanco tu mirar! METÁFORA

    • DIME QUE SÍ

    Dime,

    dime que sí. PARALELISMO

    • COLGADURA, NO MURALLA

    Sal. ALITERACIÓN

    • ¡NO PRUEBES TU LOS LICORES!

    Ojos abiertos

    labios despiertos. ANTÍTESIS

    • ILUSIÓN

    ¡A la playa,

    por las retamas saladas! ANÁFORA

    • LA MAR DEL PUERTO VIENE

    ¡No lo sé yo! PARALELISMO

    • RIBERA

    Ojos míos, ¿quién habría

    detrás de la celosía? PARALELISMO

    • SIN NADIE, EN LAS BALAUSTRADAS

    Velas nevadas. METÁFORA

    • LA SIRENILLA CRISTIANA

    ¡De los naranjos del mar! ANÁFORA

    • ¡QUIÉN CABALGARÁ EL CABALLO!

    Quiero cabalgar la mar. PERSONIFICACIÓN

    • A LA ESTEPA UN VIENTO SUR

    ¡Alegría! ALITERACIÓN

    • FUNERALES

    Giman las negras bocinas. PROSOPOPEYA

    ANÁLISIS LINGÜÍSTICO

    El lenguaje poético es sencillo pero muy complejo por la dinamicidad de sus expresiones : Alberti toma pictóricamente las formas verbales, los adjetivos y diminutivos - el malestar e inseguridad se muestra en la utilización de “marinerito”: el autor quiere remarcar que dicho marinero es poquita cosa en este extraño entorno. Para dar esta sensación de pequeñez, utiliza el diminutivo de marinero.-con que describe los recuerdos imaginados, con un ritmo frenético repleto de exclamaciones, onomatopeyas, interjecciones, en versos breves, rápidos es decir como pintando el lenguaje:

    La playa azul del Atlántico

    es un clavel negro y frío.

    El faro verde de Cádiz

    le raya de añil la arena.

    LA VIRGEN DE LOS MILAGROS

    Aquí encontramos la visión del pintor (esto lo digo porque también se dedicaba a pintar cuadros) al describir la Bahía de Cádiz, sus playas, o el aire, con un "ritmo pictórico":

    Ya era yo lo que no era,

    cuando apareció el cometa.

    Del mar de Cádiz, Sofía,

    saltaba su cabellera.

    ¡Ay, quién se la peinaría!

    Con un escarpidor fino,

    salí a la ribera mía.

    ¡Suéltale la cauda, madre,

    que se la peine Sofía!

    Ya era yo lo que no era.

    Nací para ser marino

    y no para estar clavado

    en el tronco de este árbol.

    Dadme un cuchillo.

    ¡Por fin me voy de viaje!

    -¿Al mar, a la luna, al monte?

    -¡Qué sé yo, nadie lo sabe!

    -¡Dadme un cuchillo!

    ELEGÍA DEL COMETA HALLEY

    ANÁLISIS METRICO

    En lo que se refiere al lenguaje poético, la obra queda lejos de la espontaneidad irreflexiva. Muy al contrario, analizado en las sucesivas ediciones —y mudanzas— que Alberti revisó,. «Desde “Sueño del marinero”, como prólogo en tercetos encadenados, pasando por los diez sonetos de la primera parte, las treinta y tres canciones de la segunda hasta los sesenta y cuatro poemas de la tercera , la obra entera se resume como un compendio de tradición y modernidad, donde se mezclan versos endecasílabos y alejandrinos con los de arte menor, las estrofas clásicas con las nuevas canciones, el lenguaje convencional con el experimental, los usos normales con los juegos de palabras, y las comparaciones más elementales con atrevidas, ilogicas metáforas».

    A continuación voy a analizar un poema:

    << Gimiendo por ver el mar,

    un marinerito en tierra

    iza al aire este lamento:

    ¡Ay mi blusa marinera!

    Siempre me la inflaba el viento

    al divisar la escollera. >>

    [GIMIENDO POR VER EL MAR]

    A simple vista nos hallamos ante un poema compuesto por dos estrofas. Estas estrofas consisten de dos tercetos octosilábicos, por tanto de arte menor. El primer verso es un heptasílabo agudo(mar) que por convención se toma como octosilábico(7+1). El poema responde a una rima consonante en el tercer y quinto verso(lam-ento / vi-ento) y asonante entre el segundo cuarto y sexto(ti-erra / marin-era / escoll-era). Concluimos que la métrica responde a la siguiente estructura:

    7+1, 8a; 8b. 8a; 8b; 8a.

    JUICIO CRíTICO

    Ha sido un libro muy extraño e incluso repetitivo, aunque no largo, porque siempre hablaba de lo mismo excepto en algunos poemas; a lo mejor le estoy dando el lado negativo de la obra porque la poesía no es de mi gusto. Lo que sucede es que no me atrae leer por imposición y las cosas hay que hacerlas por gusto y no por norma .

    No puedo decir que poema ha sido el mejor ya que no me han gustado, aunque supuso el reconocimiento de Rafael Alberti como poeta y el encumbramiento a una fama mundial que será perpetua en el resto de los años.

    INDICE

    PAG

    • VIDA Y ESTILO...................................... 1

    • TEMA............................................... 2 Y 3

    • ALUSIONES AL MAR Y SU TIERRA............ 3

    • INTERVENCION DEL AUTOR.................... 4

    • RECURSOS ESTILÍSTICOS............. 5,6,7,8 Y 9

    • ANÁLISIS LINGUISTICO..................... 10 Y 11

    • ANÁLISIS METRICO.......................... 11 Y 12

    • JUICIO CRÍTICO.................................. 12

    Marinero en Tierra

    Rafael Alberti

    Marinero en Tierra

    Madrid, España

    Alianza editorial

    5ª reimpresión en el “ Libro de bolsillo “ 1990