Los espermatofitos

Vegetales. Raíz. Tallo. Hojas. Seres autótrofos. Nutrición. Fotosíntesis

  • Enviado por: Chorbeleiro
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad

Los espermatófitos

Los espermatófitos son los vegetales mejor adaptados a la vida terrestre. Los pteridófitos tienen algunas de sus adaptaciones al medio terrestre, aun así, los espermatófitos están más perfeccionados y son más eficaces. Algunas de sus características son:

- Poseen raíces especializadas en absorber el agua y las sales minerales del suelo.

- Tienen un sistema de vasos conductores que transportan y distribuyen por toda la planta la savia bruta procedente de las raíces y la savia elaborada que producen las hojas.

- Están cubiertos por una cutícula impermeable que evita la pérdida de agua por evaporación. Esta cutícula presenta estomas para permitir el paso del dióxido de carbono y el oxígeno.

Poseen una nueva adaptación a la vida terrestre: presentan flores y semillas.

Las flores son el órgano reproductor de los vegetales. Esto es bueno, porque la fecundación y la formación del embrión se producen en su interior y no necesita agua.

La semilla contiene el embrión. Las semillas son muy resistentes y son capaces de quedarse inactivas hasta que las condiciones atmosféricas sean favorables.

Partes de los espermatófitos

Los espermatófitos constan de: raíz, tallo y hojas.

La raíz:

La misión de la raíz es fijar la planta al suelo y absorber de él el agua y las sales minerales que necesita para la vida. Por eso la raíz está bajo la tierra.

En la raíz podemos distinguir: la región suberosa, la región pilífera, la región lisa y la cofia.

En la región suberosa se producen las ramificaciones laterales de la raíz.

La región pilífera es la que se encarga de la absorción del agua y las sales minerales. Para facilitar la entrada de estas sustancias, las células más externas de esta región presentan unas prolongaciones llamadas pelos absorbentes.

El crecimiento en longitud se produce en la región lisa.

La cofia se encarga de perforar la tierra para avanzar. Es la parte más dura.

Las raíces se clasifican en dos tipos: axonomorfas y fasciculadas.

- Axonomorfas: Se distingue claramente una raíz principal más desarrollada que las demás ramificaciones.

- Fasciculadas: No se distingue una raíz principal. Todas las ramificaciones están muy desarrolladas.

El tallo:

El tallo da firmeza y solidez a la planta. Podemos distinguir en el tallo las siguientes estructuras: ápice, nudo y entrenudo.

El ápice es el extremo superior del tallo. En él se encuentra la yema terminal (se encarga del crecimiento del tallo y la formación de nuevas hojas). Las zonas del tallo engrosadas reciben el nombre de nudos, y el espacio entre los nudos se denomina entrenudo. El tallo principal se ramifica dando lugar a tallos secundarios que crecen a partir de las yemas axilares.

El tallo puede ser herbáceo o leñoso. Las plantas pueden clasificarse en: hierbas, arbustos y árboles.

- Hierbas: Plantas pequeñas con el tallo herbáceo. Estas plantas viven entre uno y dos años.

- Arbustos: Plantas con el tallo leñoso que se ramifican a nivel del suelo. Los ejemplares adultos miden entre 1 m y 5 m de altura. Los arbustos que miden menos de 1 m reciben el nombre de matas.

- Árboles: Plantas con el tallo leñoso que comienza a ramificarse a un nivel más alto del suelo. Los ejemplares adultos pueden medir más de 5 m.

Por el interior del tallo circulan los vasos conductores. Estos son de dos tipos: leñosos y liberianos.

Los vasos leñosos o xilemas, transportan la savia bruta.

Los vasos liberianos o floemas, conducen la savia elaborada de las hojas al resto de la planta.

Las hojas:

La función de las hojas es realizar la fotosíntesis para producir los alimentos que la planta necesita para vivir. Para ello, las células utilizan los cloroplastos. En las hojas se distinguen las siguientes partes: limbo, pecíolo y base.

El limbo es la parte plana y delgada de la hoja. Tiene dos caras: el haz y el envés. En el envés se observan una gran cantidad de estomas, que se encargan de la entrada y salida del vapor de agua, el oxígeno y el dióxido de carbono. Los vasos conductores constituyen la nervadura. El pecíolo es la parte de la hoja que sujeta el limbo al tallo.

Las hojas se clasifican según la forma del limbo y de sus borde, y según la disposición de la nervadura:

- Según la forma del limbo: Linear, acicular, lanceolada, ovada, sagitada, cordiforme.

- Según la forma del borde del limbo:

  • Simple: Entera, dentada, aserrada, lobulada, partida.

  • Compuesta: Paripinnada, imparipinnada, bipinnada, trifoliada.

- Según la distribución de la nervadura: Paralelinervia, pinnatinervia, palmatinervia.

La nutrición

Los espermatófitos, son seres autótrofos, capaces de elaborar sus propios alimentos. En la nutrición tienen lugar los siguientes procesos: captación de las sustancias necesarias, fotosíntesis, respiración y transpiración.

Captación de sustancias necesarias:

Las plantas fabrican su propio alimento a partir del agua, el dióxido de carbono y las sales minerales. Veamos cómo capta la planta estos elementos:

- Captación del agua y de las sales minerales: El agua y las sales minerales penetran en el interior de la planta a través de los pelos absorbentes de la raíz. Una vez en su interior, constituyen la savia bruta. Ésta es conducida hacia las hojas por los vasos leñosos.

- Captación del dióxido de carbono: El dióxido de carbono penetra a través de los estomas de las hojas. Los estomas son dos células en forma de judía, llamadas células oclusivas, que dejan entre sí un espacio denominado ostíolo, por donde penetra el dióxido de carbono.

- Captación de la energía del Sol: La energía del Sol es captada por lo cloroplastos. Éstos poseen en su interior un pigmento de color verde, la clorofila, que es la verdadera responsable de esta captación.

La fotosíntesis:

La fotosíntesis tienen lugar en el interior de los cloroplastos. La energía del Sol captada por la clorofila es utilizada para que el dióxido de carbono y el agua se combinen y formen un compuesto orgánico rico en energía, la glucosa. Como resultado de esta reacción también se produce oxígeno, que es liberado a la atmósfera:

6 CO2 + 6 H2O + Energía del Sol C6H12O6 + 6 O2

Dióxido de carbono Agua Glucosa Oxígeno

Utiliza la energía para realizar las funciones vitales.

La respiración:

La respiración tiene lugar en las mitocondrias. Mediante este proceso, los seres vivos obtienen energía par realzar todos sus procesos y actividades a partir de los alimento. Para ello es necesaria la presencia del oxígeno.

La savia elaborada penetra en el interior de los vasos liberianos y son transportados y distribuidos a todas las células de la planta.

En las mitocondrias, los compuestos orgánicos se combinan con el oxígeno para producir compuestos inorgánicos sencillos y liberar la energía química que puede ser utilizada por las células. Durante las respiración se libera dióxido de carbono a la atmósfera.

C6H12O6 + 6 O2 6 CO2 + 6 H2O + Energía química

Glucosa Oxígeno Dióxido de carbono Agua

Las plantas siempre respiran para obtener energía química.

La transpiración:

Una parte del agua que la raíz absorbe y que los vasos leñosos conducen hasta las hojas se evapora y sale al exterior a través de los estomas. Este fenómeno recibe le nombre de transpiración.

La abertura o cierre del ostíolo permite regular la pérdida de agua. En períodos de sequía, los estomas se cierran y en períodos de humedad se abren.